Tamara Suju Roa, autor en Runrun

Venezuela: Reconocer para enfrentar urgentemente (I), por Tamara Suju Roa

 

Venezuela es reconocida hoy en dia, por analistas y especialistas internacionales, como un Estado forajido. John Rawls, filosofo norteamericano, definió como Estado forajido  “aquellos cuyos gobiernos estructuran decisiones internas y externas sin ninguna consideración por los derechos humanos, donde la juridicidad es una ficción unilateral, y en los que la articulación ética que brindan la moral y las leyes, ha sido sustituida por un comportamiento propio de bandidos que son integrantes aventajados de una cínica puesta en escena, donde todo se finge y en la que a todo se responde con dosis de histrionismo inverosímil”.   En la nomenclatura internacional, lo definen como aquellos Estados nacionales, cuyas autoridades tienen un comportamiento contrario o al margen de la comunidad internacional, incumpliendo los convenios internacionales válidamente suscritos y vigentes, y descartando las decisiones tomadas por los organismos internacionales encargados de garantizar la paz y el orden mundial.

Si nos metemos tierra adentro en nuestro país, estas definiciones se quedan cortas. Venezuela es hoy, un problema de calibre internacional. Aquellos que todavía no lo ven así, y creen o afirman – tanto desde el exterior como internamente –  que son los venezolanos los que deben resolver su situación, o desconocen o se quieren hacer los locos ante la dimensión de lo que esta mafia criminal, instalada en el poder desde hace 20 años, es y ha sido capaz de hacer. No solo es la corrupción que practican, los carteles de la droga que han conformado, el lavado de dinero que tienen regado por el mundo, la entrega traicionera y vergonzosa de nuestras riquezas naturales, minas, y hasta pedazos de nuestro territorio a grupos irregulares extranjeros,  sino también, la estructura represiva y criminal para controlar a la población civil y a militar disidentes, que pasará a la historia, así como paso el stalinismo, o el nazismo, pero con el nombre de quien lo engendró: “ el chavismo”.

Para nadie en la Venezuela adentro, es secreto como iraníes, chinos, rusos y otros están haciendo fiestas en nuestras minas del Estado Bolívar, junto con nuestros ladrones propios, destruyendo parques naturales ancestrales, sin ningún tipo de control, sin que nadie pueda imaginarse cuanto se están robando, que están sacando de estas tierras y como lo están traficando.  Solo imaginen que las bombas distribuidoras de gasolina, que existen desde Ciudad Bolívar hasta Tumeremo, son controladas por el Frente Bolivariano de Liberación (FBL), la guerrilla que Chávez creó, para defender sus fechorías, quienes se encargan de distribuir el combustible y así saben quienes entran y quienes salen por esos caminos.

Pueblos completos en Barinas, Apure, Táchira, Mérida y el Sur del Estado Zulia, son paraderos de miembros de la FARC y del ELN.  En nuestro territorio, incluyendo estados como Guárico, Lara y Aragua, la guerrilla recluta a nuestros jóvenes, intimidan a nuestra población, y la Fuerza Armada Nacional lo sabe y lo permite. Los carteles de la droga tienen en nuestro territorio, aéreo, marítimo y terrestre, su gran aliviadero, y son esas rutas y la complicidad con algunas Islas Caribeñas las que dan grandes dividendos, con el transito de la droga para Estados Unidos y Europa.

No debemos olvidar el tema de los grupos terroristas internacionales y su relación con el régimen. ¿Pasaportes venezolanos en manos de terroristas buscados internacionalmente y no pasa nada?

La injerencia del régimen cubano, la infiltración en todo el aparato de inteligencia de nuestro país, en nuestro sistema de identificación, en nuestros registros y notarias, etc., incluso donde los rusos e iraníes están también metidos, no son juegos, ni debemos tomarlo a la ligera.  Venezuela sigue siendo el país con las mayores reservas petroleras del mundo, y además, con grandes minas de oro, coltan, diamantes, hierro y otros minerales que atraen la atención de países que necesitan mantener su hegemonía mundial, y que la Tiranía de Nicolás, así como lo hizo Chávez en su momento, le mantiene las puertas abiertas para seguir obteniendo su apoyo, y su salvación, ya que son quienes le suministran las armas y el flujo de caja.

Para ayudar a Venezuela, debemos llamar las cosas por su nombre.  No existe en la historia de los últimos tiempos, un problema como el venezolano.  Son las grandes mafias internacionales, las que hoy, mantienen a Nicolás Maduro y sus criminales en el poder.  Venezuela es territorio de nadie! Y mientras tanto, cientos de venezolanos mueren semanalmente por hambre y sin medicinas.  Las enfermedades erradicas como el Sarampión, la Malaria, la Poliomielitis, la Tuberculosis, el Mal de Chagas, han vuelto, y hacen estragos. Las infecciones por insalubridad se llevan a nuestras parturientas, a nuestros recién nacidos, a nuestros enfermos.   Miles y miles de personas huyen del país semanalmente, creando el mayor éxodo que Latinoamérica ha vivido esta ultima década, convirtiéndose en un gran problema para los países que reciben a este gentío, y tienen que adecuar su legislación, su sistema social, de salud y educación, para poder recibirlos.

Ante esto, es irresponsable decir que el problema de Venezuela deben arreglarlo los venezolanos.  Una población cuyo 80% vive en la pobreza, y por lo menos el 60% en pobreza extrema, disminuida, hambrienta, intimidada y perseguida, que cuando ha salido a reclamar sus derechos ha sido asesinada, encarcelada y torturada, que camina por las calles buscando entre la basura que comer para sobrevivir y que muestra imágenes que vienen a la mente de aquellos campos de concentración nazi, donde miles de personas deambulaban por las calles sin destino cierto, no puede hoy, salir sola de esta pesadilla, sin la ayuda franca, decidida y solidaria de la comunidad internacional democrática. Aunque lo agradecemos,  ya no bastan las resoluciones y sus “abajo firmantes”. Está llegando la hora de la acción. Venezuela puede ser la nueva Cuba del Siglo XXI, pero con grandes riquezas y mayores codicias de las mafias internacionales del poder.

 

@TAMARA_SUJU

Almagro llama a los países de América a actuar ¡Ya! por Venezuela, por Tamara Suju Roa
LuisAlmagro-1
Estimados lectores, si usted todavía no se ha leído el segundo informe presentado el día de ayer, 14 de Marzo, por el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, ante el Embajador Patrick Andrews, representante permanente de Belice, quien funge como actual presidente del Consejo Permanente y a quien Almagro le ha pedido distribuir el informe entre todos los Estados miembros de dicha organización, le imploro que lo haga, no sólo como venezolana o como cualquier persona preocupada por las calamidades que sufre la gente en Venezuela, sino por el ejercicio intelectual de conocer como el país más rico de América Latina pasó a ser el más corrupto, el más violento, el de los índices de pobreza extrema más alto, cuya crisis de salud, estado de los hospitales, y muerte de pacientes por falta de medicina es conocido mundialmente y cuyos reportajes, fotos y vídeos en las principales cadenas de televisión y prensa de compatriotas comiendo basura, han  llegado hasta los lugares más recónditos del planeta, poniéndonos como el ejemplo de lo que no se debe hacer cuando se está en el poder, de como se derrumba una economía y se destruyen las bases de una democracia, hasta transformarla en lo que es hoy el gobierno venezolano: una Narco Dictadura.
Les confieso que leer y releer cada línea ha sido doloroso. Recordar como la dictadura nos robó el Referendo Revocatorio, único mecanismo constitucional que nos permitía sacarlos del poder y que más de un millón de venezolanos avalaron el año pasado, en 7 días de recolección de firmas, donde inclusive muchas de ellas  arriesgaron sus puestos de trabajo ante un CNE secuestrado por el ejecutivo, ha sido indignante. Además, el informe determina como el organismo electoral se ha burlado de la gente, poniendo trabas, condiciones, lapsos no existentes en la ley, para acabar con cualquier esperanza de elecciones justas y transparentes y la última, para acabar con la mayoría de los partidos políticos de la democracia.
Las cifras de los presos y perseguidos políticos y de las víctimas de las torturas, son escandalosas, y demuestran como a través de la represión y la utilización de los peores mecanismos de tortura, la dictadura venezolana ha pretendido controlar a través del miedo, al pueblo que se manifiesta en la calle, que se atreve a denunciarlos y que a pesar de todo el sufriendo infringido, se levanta y sigue, convirtiéndolos en héroes que luchan y mártires que sufren al mismo tiempo, de la tiranía.
El desconocimiento y amedrentamiento contra la Asamblea Nacional, elegida por millones de venezolanos que en Diciembre del 2015 se atrevieron a desafiar al régimen buscando cambios fundamentales de gobierno, está extraordinariamente reflejado en el informe, paso a paso, con todas las sentencias de anulación de los actos emanados del parlamento, efectuadas por el Tribunal Supremo de Justicia, brazo derecho de la dictadura venezolana y todas las acciones que ha efectuado para neutralizar al poder elegido por el voto directo de los venezolanos.
El Secretario General ha pedido la aplicación del artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana, si en 30 días el régimen autoritario venezolano no da señales inequívocas de retomar el rumbo institucional y menciona como señales:
“- Elecciones Generales, – La liberación inmediata de los presos políticos- El establecimiento inmediato de un canal para prestar asistencia humanitaria (con énfasis en los alimentos y la asistencia médica), -El retorno al orden constitucional con pleno respeto de la separación de poderes de cada una de las ramas del Gobierno, de acuerdo con las normas establecidas en la Constitución de Venezuela. Estas medidas deben incluir:
a. El restablecimiento de los poderes y competencias constitucionales de la Asamblea Nacional;
b. El nombramiento por procedimientos constitucionales de los integrantes del Consejo Nacional Electoral; y
c. El nombramiento por procedimientos constitucionales de los magistrados del TSJ”.
Además ha dicho que es fundamental continuar con las sanciones bilaterales de cualquier país, que  vinculen  al gobierno o a autoridades del gobierno que estén involucrados en casos de corrupción o narcotráfico y ha pedido el inicio de una campaña internacional que investigue el despilfarro de los recursos nacionales y la corrupción y que los fondos robados al pueblo sean devueltos, una vez restaurado el orden constitucional.
La descripción en el informe, paso a paso, del fracaso del “diálogo” impuesto por el tirano de Miraflores, debe ser la lección de hoy para todos aquellos pro- dialogantes que no han entendido que la banda de gánster que están hoy en el poder, sólo quieren perpetuarse para continuar apoderados de nuestro país y seguir desfalcando las  arcas públicas, además también de atrincherarse  y evadir la justicia internacional, que si los observa y conoce lo que hacen.
Al Secretario General de la OEA, Luis Almagro, llegue mi infinito agradecimiento en nombre de la mayoría del pueblo venezolano, que si es decente, y que ama la libertad y lucha con dignidad por el regreso de la democracia a nuestro país. ¡Gracias Secretario General por desnudar a la tiranía y por su solidaridad! Usted ha demostrado desde su cargo, que la OEA puede velar por los pueblos y su sufrimiento, y que corresponde ahora a todos los gobiernos que la conforman, demostrar su compromiso con los valores y principios que crearon a la organización y asumir su responsabilidad histórica, dejando a un lado la membresía del club de amigos en la que han querido transformar al máximo organismo regional por el caso venezolano, para velar por la gente, por quienes realmente importan, y ayudarnos a recuperar la libertad y la Democracia. Ante un régimen criminal, los venezolanos necesitan a la comunidad internacional, y es bueno saber que ¡no estamos solos!

@TAMARA_SUJU

De porqué Zapatero y su combo quieren sentar con el diablo a los demócratas en Venezuela, por Tamara Suju Roa

mesa-de-dialogo

 

Luego de mucho trajinar por el mundo para explicar lo que sucede en nuestro país, y de repetir decenas de veces ¿quienes son?, ¿que han hecho? y de que podrían ser culpables en la Justicia Internacional, no puedo dejar de preguntarme una y otra vez porque se insiste tanto desde distintas sillas del Poder en el mundo en carear a quienes luchan por la democracia y la libertad en nuestro país con gánster que no solo han demostrado ser capaces de matarlos, torturarlos y encarcelarlos, sino que además, se sienten en a sus anchas de repetirlo, sin el menor apropio posible.

El Vaticano, los ex presidentes encabezados por Zapatero, el designado por el Departamento de Estado, la canciller de Colombia, la canciller de Argentina, el Canciller de España y otros cuyos nombres se me escapan ( a quienes en lo adelante denominaré Zapatero y su combo) todavía andan abogando por el falso diálogo que les ha vendido la dictadura de Nicolás Maduro, para darse tiempo en la planificación de su vil plan del continuismo, arrasando con la mayoría de los partidos políticos, encarcelando o amaneando a sus voceros, prohibiendo la salida del país de parlamentarios, empadronando a la población hambrienta en su nueva trampa CLAP para sumarlos al partido de gobierno y tenerlos fichados, armando a la población civil a las que llama reserva, y designando a sus mas peligrosas fichas como jefes del comando de la represión denominado “comando anti golpe”.

Zapatero y su combo tratan de convencer a los líderes de la oposición de que tienen que sentarse en las fulanas mesas a conversar con quien por ejemplo acaba de ser acusado por el Departamento de Estado norteamericano de mantener presuntos vínculos con el narcotráfico, o con quienes encabezan las listas de cadena de mando por violaciones de DDHH y crímenes de lesa humanidad en la justicia internacional. Es decir, mientras en otros países impulsan diálogos para combatir de alguna manera a grupos insurgentes y narcotraficantes, en Venezuela,  los pro-dialogantes, promueven a la Narcodictadura que nos gobierna, y además pretenden que la oposición democrática se siente y se olvide de quienes son y que han hecho.

Quisiera decirle a todos los pro-dialogantes en el mundo, que para cualquier venezolano decente es irracional sentarse en la mesa con el diablo.  ¡Y me quedo corta!  

¿Sentarse a negociar derechos con quienes por acción u omisión son culpables del asesinato de nuestros jóvenes, de la tortura y tratos crueles cometidos contra cientos de compatriotas? ¿Sentarse a negociar derechos con quien mantiene a más de un centenar de presos políticos?  ¿Sentarse a negociar derechos con quienes permiten que nuestros compatriotas mueran por hambre, por falta de medicinas, por infecciones, por enfermedades que habían sido erradicadas y que han vuelto por negligencia gubernamental?

¿Sentarse a dialogar con quienes han anulado la voz del pueblo, desconociendo a la Asamblea Nacional, con quienes utilizan el sistema judicial y el Tribunal Supremo de Justicia para intimidar, perseguir y encarcelar o quienes usan a la Fuerza Armada Nacional y organismos de seguridad para acorralar a la población civil, vigilarla y atemorizarla? ¿Sentarse a dialogar con quien mantiene los índices de impunidad en un 99% provocando que un venezolano muera cada 20 minutos víctima de la violencia, situación que fue provocada por ellos mismos cuando permitieron que grupos irregulares se armaran y además anunciando que seguirán armando a quienes los siguen?  

¿Sentarse a negociar DERECHOS?

Esto, señores pro-dialogo, es irracional, indecente y degradante.

Los pro dialogantes del mundo saben que Nicolás no quiere dialogar. Ninguno es un lerdo ni un bebé de pecho. Ellos saben que Nicolás solo quiere mantener a la comunidad internacional expectante y en suspenso, mientras termina de consolidar su tiranía, entre trampas y artilugios.   ¿Me pregunto hasta donde están dispuestos a acompañarlo y seguir siendo cómplice de lo que sucede en nuestro país? Porque quiero que sepan que lo están haciendo a costa de la vida de los venezolanos, de su salud física y mental, de su libertad. Me pregunto si seguirán por el mismo camino interminable y agotador, para trancarle el paso a acciones verdaderas y contundentes, que si generarían cambios pronto, como la aplicación de la Carta Democrática Interamericana y las acciones que propone el secretario general de la OEA Luis Almagro, las acciones de bloqueo temporal internacional  que se han propuesto para forzarlos a ponerle fecha a las elecciones presidenciales, entre otras.

El combo de dialogantes parecieran recitar al unísono – con el perdón de Rubén Darío-:  “Zapatero esta triste, que tendrá Zapatero, sus suspiros se escapan de su boca fruncida,  que ha perdido la risa, que ha perdido el color”…y por eso lo siguen aunque no tenga razón…

 

@TAMARA_SUJU

Ene 23, 2017 | Actualizado hace 3 años
Carta abierta a Vladimir Padrino, por Tamara Suju Roa

vladimirpadrinolopez

 

A lo largo de estos 17 años de deterioro moral de la Fuerza Armada, y digo deterioro moral porque no se que es peor, si verlos cantar consignas alusivas a una corriente política, formados como batallón de focas, verlos usar mujeres y niños para justificar una actividad militar propia de un desquiciado que argumenta que se prepara para una guerra imaginaria que ya estaba en mente del difunto Chávez, y que parece que se la inoculo antes de morirse a su sucesor, o ver como los hijos de esta patria nuestra son torturados y maltratados, incluso asesinados por manifestar y pensar distinto, por algunos miembros de esa Fuerza Armada que juró defender a Venezuela y su Constitución.

El horror plasmado en las caras de las víctimas del uso excesivo y abusivo de la fuerza pública, aquellas que nunca olvidarán quienes son esos soldados usados vilmente para torturarlos y maltratarlos, es algo que no podré borrar de mi memoria. Cada vez que escucho o recibo un nuevo testimonio, me indigna pensar que esos soldados puedan gozar al agredir a sus compatriotas con tanta saña, enfermos de mente, porque nadie en su sano juicio puede arremeter de esa manera contra un joven, una mujer o un anciano.

Quizás sea este el mayor daño que el desgraciado proyecto de poder llamado “revolución del siglo XXI” le ha hecho a quienes han sido utilizados y de alguna manera adoctrinados para servirla, y garantizar su subsistencia y perpetuidad. Esa especie de odio al ciudadano, al que exige sus derechos y defiende su libertad, el que manifiesta su descontento por este barco a la deriva que es hoy nuestro país, conducido por la mafia de la corrupción, del narcotráfico y de los mas viles delitos de violación de DDHH del continente.

Lo más indignante es oírlos hablar de “democracia” y respeto a la Ley, cuando persiguen, encarcelan, torturan, matan, conculcan los derechos constitucionales civiles y políticos de todos, y usando el dinero de la renta nacional, viajan por el mundo para justificar la quiebra de un país petrolero, que tiene a sus hijos comiendo basura, a sus enfermos muriendo por falta de medicinas, a sus presos y ancianos muriendo por desnutrición, y a la oposición, a quienes piensan distinto, a quienes se oponen valientemente a esta mafia que nos gobierna armada y vil, perseguida, presa o exiliada, e incluso siendo juzgada por tribunales militares, utilizados para demostrar que la Institución es un brazo más de la Tiranía.

Usted, General Padrino, sabe y conoce quienes son. Usted sabe cómo han formado guerrillas urbanas, paramilitares que han hecho de barrios enteros, territorios donde ni la misma Fuerza Armada puede acceder. Usted conoce perfectamente las alianzas del régimen con el narcotráfico internacional, conoce el peligro que significa las relaciones con Irán y el fundamentalismo islámico, conoce como están acabando con nuestra selva, patrimonio de la humanidad, permitiendo desesperadamente la explotación minera, sin estudiar el daño ecológico ni pensar en que le vamos a heredar a nuestros hijos y nietos.

Usted debe conocer el malestar interno, porque esos soldados, esos oficiales también son venezolanos y tienen familia, y yo estoy segura que la gran mayoría no quiere para sus hijos el horror que se esta viviendo hoy, y no quieren que crezcan bajo la amenaza, la delincuencia desatada, el adoctrinamiento, la desidia y el abandono en el que están las instituciones y los servicios públicos, la mala educación que se complementa con la mala alimentación, afectando su desarrollo intelectual y su crecimiento. Muchos han sido desincorporados, otros se están yendo en masas y la mayoría aguanta porque necesita el sueldo. Pero pregúntese usted, General, cuantos están dispuestos verdaderamente a enfrentarse contra sus propios compatriotas, esos que Maduro insiste en llamar enemigos de la revolución, si en algún momento sucediera.

La historia lo juzgará General. Porque solo Usted ha escogido estar del lado de la historia que ante los ojos del mundo, es la de la tiranía y la opresión. Usted ha escogido estar del lado de los opresores, de los que han permitido que el Castro comunismo se infiltre en nuestros sistema de identificación, registros y notarias, sistema de salud, inteligencia social y educación y además, en los cuarteles. El entreguismo de Venezuela a los Castro por parte del régimen de Chávez-Maduro debe ser estudiado minuciosamente por expertos que nos expliquen y dejen constancia en la historia, como fueron capaces de poner en manos de la dictadura más longeva e inepta del mundo, el futuro de nuestro país, de Venezuela.

Los venezolanos si estamos en guerra General Padrino, en guerra contra la corrupción, el despilfarro de nuestras riquezas, por el respeto de nuestros derechos constitucionales, contra la alevosía de un Tirano que quiere que los venezolanos nos enfrentemos los unos con los otros, provocado por el miedo que tiene a medirse y perder el poder, porque sabe que cuando esto suceda, la olla podrida que encontraremos en la administración pública, será recordada como la peor en toda la historia latinoamericana.

Venezuela clama hoy por sus ciudadanos. Venezuela necesita de todos aquellos que puedan trabajar para devolverle el Estado de Derecho y de justicia, la Independencia de los Poderes y las Instituciones del Estado, la seguridad y verdadera paz social, el respeto a la libertad de pensamiento y opinión, de concordia y solidaridad, y ante todo, el uso de sus riquezas naturales y su renta petrolera para beneficio de los venezolanos.

@TAMARA_SUJU

Noticiero Digital

Ene 09, 2017 | Actualizado hace 3 años
El poder de los sin poder, por Tamara Suju Roa

marcha-1sept

Donde quiera que me encuentro a un venezolano, o a quienes conocen el tema de Venezuela, me preguntan que hacer, que va a pasar, como me parece todo lo que ocurre, e incluso lanzan frases que casi ya parecen un cliché: “lo veo difícil”, “poco se puede hacer mientras la gente no despierte”, “el momento paso”, entre otras.

No hay nada peor que tratar de subirle el animo a quienes no quieren que se lo suba, o a quienes quizás buscan la excusa definitiva para desentenderse, o quienes en ellas buscan refugio para su desesperanza o su inacción. Por eso siempre comienzo diciendo que yo no tengo la bola de cristal, que no soy pitonisa sino que simplemente trabajo, trabajo y mas trabajo para aportar con ello soluciones, ayuda, concientización sobre lo que nos esta pasando y denunciar la situación de aquellos que están mas vulnerables, pasándola peor o al borde entre la vida y la muerte, los presos y perseguidos políticos.

Algunas veces me consigo gente en las redes que son capaces de denigrar el trabajo de quienes estamos afuera, incluso tratan de apartar a esa gran diáspora de compatriotas que están ansiosos por aportar su grano de arena, por no desconectarse de su Patria, a pesar del trabajo que tienen para sobrevivir.

Quisiera plasmar hoy en estas líneas mi desahogo para quienes esperan…para quienes no saben que rumbo seguir. Vaclav Havel, ex Presidente de la República Checa, escribió en su libro “El Poder de los sin Poder” lo siguiente:

“Así, la ideología actúa como “coartada – puente” entre el sistema y la vida, referenciando erróneamente las necesidades vitales con lo que ofrece el sistema. Los eslóganes se utilizan como signos, y son aprehendidos sin ningún criterio propio por la gente de a pie. Dichos símbolos sirven para ocultar los “fundamentos ínfimos de la obediencia” y los “fundamentos ínfimos del poder”. Son la “portada” de la ideología. Dicha ideología es la careta que el sistema ofrece al hombre para dignificar su lóbrega y concupiscente vida real (atravesada por una red de hipocresía y mentiras: poder burocrático = poder del pueblo; esclavización obrera en su propio nombre; aislamiento de informaciones = divulgación, etc.…). En definitiva el hombre vive en una mentira, que a veces no se cree, pero que se cuida mucho de no combatirla”.

Esto precisamente describiría el “Socialismo del Siglo XXI” con el que Chávez y su séquito de hampones llegó al poder, engañando a la gran mayoría de la gente que buscaban un cambio que les mejorara su calidad de vida. Sus eslóganes mas conocidos fueron repetidos hasta la saciedad, por ese pueblo que veía en Chávez a alguien como ellos, capaz de decirles lo que querían escuchar, de hablar con groserías, bailar, cantar y cambiar todo lo que quería a su manera, pero que no traía nada en la “bola” para hacer de Venezuela un país próspero y digno de sus riquezas naturales y humanas. El “Patria, Socialismo o Muerte” se instaló en las escuelas, en los cuarteles, en los barrios, en las comunidades, sin que la gente supiera a que se referían, porque ese 90% de la gente que lo admiraba, nunca obtuvo un proyecto de país que les diera una mejor calidad de vida.

Hoy, cuando Venezuela esta en bancarrota, hipotecada en su futuro económico por estos vagabundos que se apoderaron de todo y lo despilfarraron a diestra y siniestra para comprar conciencias y votos nacionales e internacionales, vale la pena recordar a que se refería el Presidente Havel en su libro “El poder de los sin poder”… quienes son aquellos que no tienen poder “político” pero si tienen la fuerza suficiente para generar cambios y movilizar conciencias.

Estimados lectores, el poder esta en manos de la Sociedad Civil. ¡De los Ciudadanos! Son todos ustedes que preguntan que hacer, que pasará, y que buscan a quien seguir o un líder! Usted que me lee puede ser el líder de su comunidad, de su trabajo, de su escuela. Es la Sociedad Civil organizada, en la calle. Venezuela necesita en estos momentos de todos, los gremios, las universidades, las escuelas, los profesionales, los trabajadores, los campesinos, las amas de casa, los que día a día salen al amanecer a echarle pichón a ese “sacrificio” que es ahora vivir en nuestro país. No existe nada más poderoso en contra de los regímenes totalitarios que la sociedad civil dispuesta a decirle ¡Ya Basta! Y los venezolanos tenemos un millón de “Ya Basta” para querer salir del peor gobierno en toda nuestra historia. La Sociedad Civil movilizada exigiendo el cambio de modelo político imperante, exigiendo sus derechos constitucionales, exigiendo el cese de la persecución y hostigamiento, arrastrará a los partidos políticos que parecieran están perdidos entre el poder que les otorgó el soberano y el compás que les marca la tiranía.

Decía Havel en su libro: “No se trata de cambiar una élite por otra, sino de empoderar al pueblo, haciéndolo consciente de su deber para con la sociedad civil antitotalitaria. Dicho proceso se debe cuidar mucho de los intentos por parte del poder oficial de asimilar el descontento, ofreciendo prebendas y migajas a los adalides de la subversión. También hay que cuidarse de los intentos del sistema por lavar su cara, “autoformándose”, dejando incólumes las estructuras pos totalitarias, lo que provocaría una perpetuación del sistema que combaten los disidentes.

“Otro proceso peligroso es el de la cooptación de asociaciones y grupos, originalmente disidentes, por el poder, permitiéndoles una cierta actuación independiente, encorsetada en los principios inamovibles del sistema. El ejemplo de lo sucedido espontáneamente en 1968 (“Primavera de Praga”), nos debe ilustrar bien el sentido de cambio que deseamos: una serie de procesos deslavazados, dieron lugar a un estallido espontáneo, de una potencialidad incalculable, que dejó escrita la primera página de la liberación de la sociedad contra el sistema. Sin embargo, dicho intento chocó con la desorganización de la sociedad civil, que no tenía estructurado un proyecto de cambio sistémico, lo que permitió que un ilusionante principio, concluyese en un mero cambio cosmético en la élite del poder. Por ello debemos intentar que las intenciones de la “esfera secreta” de la sociedad estén claras, antes de lanzarnos a la lucha final contra y por el poder”.

Estimados lectores, afortunadamente los venezolanos tenemos una hoja de ruta: la Conferencia Episcopal Venezolana, el Secretario de Estado del Vaticano, el Secretario General de la OEA, ex presidentes amigos de Venezuela y de su democracia, así como los pronunciamientos hechos por líderes políticos como Leopoldo López, Henrique Capriles, Antonio Ledezma, María Corina Machado y otros intelectuales en cuanto al camino a seguir, están claros. Solo me queda decirles: ¿Vamos por ellos? Aquí tienen un soldado al pie del cañón para lo que haga falta!

@TAMARA_SUJU

¿Prepararse para más masacre y muerte? por Tamara Suju Roa

violenciaenvenezuela

 

“Preparense para un tiempo de masacre y de muerte, si fracasara la revolución bolivariana, prepárense…pónganse las pilas todos”. Nicolas Maduro.

Según cifras del Observatorio Venezolano Contra la Violencia, 24.980 personas fallecieron de forma violenta el año pasado, 82 por cada 100 mil habitantes, ubicando a nuestro país como el segundo mas violento del mundo. En el mes de Marzo de este año, fallecieron 485 personas por hechos violentos, sólo en el Area Metropolitana de Caracas y 468 en el recién finalizado mes de Mayo. 58  policías  han sido asesinados al 31 de Mayo, en su mayoría, para robarles el arma.

Un Venezolano muere cada hora víctima de la violencia en Venezuela. El abogado y criminólogo Fermin Mármol Garcia, dijo en una entrevista, que en Venezuela convivian más de 18 mil bandas criminales, de las cuales por lo menos 12 mil están en el delito violento, como los robos, secuestros y asesinatos. Mármol Garcia también afirmó que de cada 100 delitos que se cometen,  solo 6 son castigados, que los  colectivos armados, el Frente Bolivariano de Liberación Nacional y sus distintas fracciones  en Apure, Barinitas y Táchira,  los sindicatos de la construcción y las mega bandas criminales de los pranes en las cárceles, son intocables.

En los últimos 15 años, los venezolanos hemos sido testigos de  cómo el gobierno nacional ha promovido y protegido a estas bandas, permitiendo que se creen micro estados dentro del Estado, donde impera la ley de estos grupos, y donde los mismos organismos de seguridad tienen prohibido entrar. Las armas que se supone están controladas por el Estado, están en manos de la delincuencia, incluso las más modernas, adquiridas en el gobierno de Chávez.   La descarada impunidad ha permitido que la delincuencia se reproduzca, como la forma más  fácil de obtener dinero y poder, porque nadie los castiga, nadie los busca y por lo tanto, actúan a sus anchas a todo lo largo del territorio nacional. Es decir, no sólo  la delincuencia organizada consigue el camino libre para actuar,  sino que la amateur se cobija  en la impunidad para mantener en zozobra y pánico a la población.

Además  de lo anterior, el gobierno de Maduro ha fomentado la creación de nuevos grupos. Provea, ONG Venezolana en su informe anual, denunció la creación de los Comandos Populares Antigolpe, las Milicias Estudiantiles y Campesinas, las Brigadas contra los Grupos Generadores de Violencia y la Fuerza Choque de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, que se suman a las  Milicias Obreras —creadas en 2010— cuyo objetivo es enfrentar a sectores que protestan o disienten políticamente del gobierno. Grupos generadores de violencia para acallar el malestar social que actúan “legalmente”.

En muchas de las bandas de la delincuencia organizada, hay funcionarios de los distintos organismos de seguridad del Estado, eso explica por ejemplo casos de secuestro express donde las víctimas han sido monitoreadas y bien escogidas. El empobrecimiento de la población, es uno de los principales  factores del incremento de los índices  de criminalidad.  Provea indicó, que si no hay cambios urgentes en las políticas del gobierno, a finales del 2015 habrá 12 millones de pobres, en un país donde los dividendos que producen los recursos petroleros y naturales, no son invertidos en el bienestar social ni en infraestructura.

Para rematar este panorama, los organismos de seguridad del estado están dedicados a perseguir a manifestantes que a lo largo del todo el país tienen más de un año protestando por las calamidades diarias que padece la población. Según cifras de Foro Penal Venezolano, más de 3700 personas han sido detenidas entre Febrero del 2014 y Mayo de 2015. 2053 de esos detenidos están siendo procesados penalmente, y 135 casos de torturas fueron registrados, denunciandose ensañamiento y crueldad especial en los jóvenes. Más de 600 personas fueron víctimas de tratos crueles, inhumanos y degradantes. Provea registró 1032 heridos en el marco de éstas protestas.

Nos preguntamos entonces, cual es el significado exacto de las palabras pronunciadas por Maduro. Masacre y muerte es lo que ha padecido el pueblo venezolano, entre el hampa y la persecución política.  A que se refiere cuando dice ¿“prepárense”? Porque los venezolanos decentes podríamos presumir que la intención es alertar a sus radicales para un enfrentamiento civil, donde sólo  un lado está armado y es justamente el gobierno nacional y sus bandas  identificadas, a las que se suman los grupos criminales que han hecho del delito una fuente fácil para obtener ganancia, gracias a la impunidad.  ¿Podríamos entonces presumir que la impunidad y la permisividad de grupos civiles armados es política de estado?

La violencia atrae violencia. Quien siembra odio, cosecha tempestades. La ciudadanía está como volcán a punto de hacer erupción. Aguanta callada hasta ahora, la humillación de hacer colas para obtener alimentos según su número de cédula, que la delincuencia le mate a los hijos, a los esposos, a las madres, a los padres y el gobierno sólo se vanaglorie por detener a los presuntos culpables de la muerte de Serra, uno entre miles de venezolanos asesinados.  La población observa como el gobierno en vez de atender la emergencia sanitaria y la crisis por la escasez de medicinas, se ocupa  de fabricarle expedientes a quienes disienten, de perseguir a los periodistas y medios de comunicación, de hacer pataletas porque Ex Presidentes exigen liberar a los presos políticos, y sobre todo, como pierden  el tiempo que deben emplear en gobernar, en montar circos de TV para seguir haciéndose propaganda  y tratar de remontar en las encuestas, que no le dan más del 15%.  El tiempo de los shows terminó. Las consecuencias del desgobierno, de la corrupción y del despilfarro, les está tocando la puerta a marrazos.

@Tamara_Suju

May 20, 2015 | Actualizado hace 5 años
Democracy Award 2015 por Tamara Sujú

DemocracyAward

 

En el marco de la entrega del Democracy Award 2015, reconocimiento que hizo la Fundación Nacional para la Democracia en el Capitolio, Washington, EEUU, en honor a los presos políticos venezolanos, tuve de nuevo la gran suerte y satisfacción de poder abrazar a dos venezolanas admirables, Lilian Tintori y Mitzi Capriles de Ledezma, esposas de Leopoldo López y Antonio Ledezma, presos políticos venezolanos. También estaban con ellas sus hijas, Manuela y Mitzi y los padres de Leopoldo López. En los rostros de estas dos mujeres, cansancio pero compromiso y valentía. ¡Qué gran trabajo están haciendo por la democracia y los presos políticos de nuestro país y que orgullo siento por la mujer venezolana y el rol que le ha tocado vivir en este momento histórico de nuestra nación!

Quiero hacerle llegar a mis lectores, mis palabras esa noche, mi compromiso con ustedes y con mi país, con mis compañeros de lucha, los defensores de Derechos Humanos, con los presos y los exiliados políticos.

 

Honorables Senadores y honorables Representantes al Congreso de los Estados Unidos de América, Honorables miembros de la Junta Directiva de la Fundación Nacional para la Democracia,

 

Señoras y Señores:

 

Mi país vive hoy uno de los momentos más oscuros de toda su historia republicana. Nunca la represión había sido tan dura, tan cruel, tan bien planificada. Nunca el sistema de justicia, especialmente la justicia penal, había sido utilizado como arma de la intolerancia, como la herramienta para imponer un sistema político y económico dirigido a abolir los derechos de los venezolanos.   Después de décadas de convivencia democrática, nos sentimos indefensos ante un gobierno arbitrario y opresor, que tortura y trata cruelmente a manifestantes y presos políticos indefensos, y que mata a sus compatriotas con balas en la cabeza. Ante esto, las democracias latinoamericanas callan.

Es para mí un privilegio y un honor recibir, en nombre de todos los defensores de Derechos Humanos de Venezuela, que abarca no solamente a las organizaciones no-gubernamentales que todos conocen, sino también a los 77 presos políticos, que justamente por defender los derechos humanos, hoy se encuentran privados de su libertad.

Acepto agradecida este reconocimiento otorgado por la Fundación Nacional para la Democracia, que se entrega en el lugar donde se congregan los representantes elegidos por el pueblo estadounidense, y que significa para los venezolanos demócratas, una muestra de su solidaridad para con el pueblo venezolano.

En los últimos 16 años las ONG de Derechos Humanos hemos registrado más de 5000 personas detenidas y sometidas a procesos penales por motivos políticos, y la cifra de más de 3700 detenciones ocurridas el año pasado nos habla del incremento sin freno de la persecución.

Ante esto, las organizaciones de DDHH hemos acudido reiteradamente a las diferentes Instancias Internacionales de Protección que han respondido en su mayoría, instando al gobierno venezolano a respetar los Pactos Internacionales de los cuales es parte, exigiendo justicia y respeto de los DDHH de las víctimas. Pero el Gobierno ha hecho caso omiso de sus dictámenes, denunciando además, la Convención Americana de Derechos Humanos para substraerse de la jurisdicción de la Corte Interamericana. Los pactos internacionales de protección de DDHH son de obligatorio cumplimiento. El compromiso de los Estados es cumplir de buena fe y con transparencia con sus fundamentos y principios, y vigilar que los demás Estados también los cumplan.

Los defensores de DDHH nos hemos enfrentado siempre con la ley en la mano a éste gobierno que la viola, denunciándolo nacional e internacionalmente. Por ello hemos sido perseguidos, amenazados y sometidos a supuestas investigaciones penales. Para los gobiernos de Chávez y Maduro defender los DDHH es un acto de “Traición a la patria”.   En mi caso, desde hace seis meses estoy asilada en la República Checa, baluarte en la defensa de las democracias del mundo y los Derechos Humanos, la patria de Vaclav Havel, a quien tuve el honor de conocer en el 2007, cuando con su ejemplo de bondad y constancia en su lucha por sus ideales de libertad y justicia, fue una de las primeras personalidades del mundo que se interesó en los presos y perseguidos políticos de nuestro país en aquel entonces. Havel, una vez me dijo que los defensores de DDHH debíamos reconocer cuando pisábamos la raya amarilla que nos llevaría a la cárcel, y tomar entonces la decisión de seguir siendo útil para la causa de la libertad, aunque esto significara el destierro y la lejanía. Yo seguí su consejo.

Venezuela necesita que los gobiernos de Latinoamérica, y también la OEA y la ONU, asuman su responsabilidad histórica en defensa de nuestra democracia, ayudándonos a buscar las vías y herramientas necesarias para la reconciliación y el regreso al Estado de Derecho y de Justicia en nuestro país. El pueblo demócrata venezolano ya no puede enfrentarse sólo a un gobierno irracional, armado y peligroso. No hay paz sin perdón y sin tolerancia entre quienes piensan distinto, pero tampoco hay paz sin justicia para las víctimas de violaciones de DDHH. Todas las posiciones son merecedoras de respeto en una democracia, siempre que se sometan a los principios de convivencia civilizada que consagra la Constitución respetando los derechos humanos.

Quiero darle las gracias a través de ustedes, que son sus representantes, al pueblo estadounidense. A esta gran nación que ha acogido a miles de compatriotas que han tenido que salir de Venezuela sin boleto de regreso. Gracias por su solidaridad y por su denuncia de los gobiernos que se transforman en regímenes opresores y tiranos. Los venezolanos tenemos un compromiso histórico con nosotros mismos. Reencontrarnos en libertad y en democracia y reconstruir a nuestra nación. Gracias por tendernos su mano amiga.

 

@Tamara_ Sujú

 

Abr 27, 2015 | Actualizado hace 5 años
Desnudos e irracionales por Tamara Suju Roa

máscaras

 

El gobierno venezolano está cada día acentuando más su marcada sordez y ceguera ante la terrible situación que vive la sociedad venezolana, situación que pretende controlar a través del uso y abuso de la fuerza, usando la persecución, la intimidación y el amedrentamiento contra cualquiera que se atreva a denunciar, a informar verdades o simplemente a opinar sobre realidades.  Sólo ésta semana, el presidente Maduro amenazó  con cerrar el diario El Nacional, volvió a acusar a Fedecámaras  de ser los únicos responsables del desabastecimiento, la escasez y las colas, diciendo que no habrá más dólares para “ellos” -refiriéndose a Fedecamaras- y además acusó al gobierno español de apoyar al terrorismo y de ser parte de una “conjura” internacional para derrocarlo.  Esto trajo como consecuencia una fuerte réplica del gobierno Español y el llamado de su embajador en Venezuela.

Tampoco se quedó atrás el presidente de la Asamblea Nacional, que demandó al diario El Nacional, al Tal Cual y a la página web La Patilla, por reproducir noticias que han salido en medios internacionales que presuntamente lo vinculan con el narcotráfico.  Cabello también acusó a los medios de comunicación de estar incursos en una campaña mediática sobre la inseguridad, en referencia al incremento de asesinatos de policías.  Sobre esto,  el Ministro de Interior y Justicia,  Mayor General Gustavo González, puso la guinda en la torta al aseverar que la muerte de los funcionarios policiales formaban parte de un plan perverso, y que la muerte de estos policías no era casualidad, pues supuestamente persistía el paramilitarismo en los municipios Sucre, Baruta y Chacao – cuyos Alcaldes son de la oposición- y además dijo que las evidencias que poseen “dan cuenta de las pretensiones políticas de dichos hechos”.

A esto hay que sumarle los insultos y acusaciones y la declaración por parte del bando oficialista de la Asamblea Nacional, de declarar persona “nongrata” al Ex Presidente de Gobierno Español Felipe González, por su integración en el equipo de defensa de Leopoldo López como asesor técnico y su pronta visita al país, sumándose a todo esto la nueva y arbitraria requisa de la que fueron objeto Leopoldo López y Daniel Ceballos en sus celdas, luego de que la Comisión Interamericana de DDHH dictara medidas cautelares a su favor.

En fin, en una semana, el gobierno no ha hecho más que defenderse de la única forma en que sabe hacerlo, usando el lenguaje intimidatorio, amenazante, de instigación al odio y encubridor de aquellos que han sido señalados ante la opinión pública internacional por supuestamente estar vinculados con actos de corrupción, blanqueo de capitales, violaciones de Derechos Humanos y hasta de fraude electoral y supuesta colaboración con esos niños de pecho que se hacen llamar Hezbollah.  Nos preguntamos todos si el silencio sepulcral ante el escándalo del Banco de Andorra y la presunta vinculación de un pariente del actual embajador de Venezuela en las Naciones Unidas por ejemplo, no amerita por lo menos que alguien “anuncie” una investigación sería, aunque sepamos que entre bomberos no se pisan la manguera.

El gran problema del gobierno venezolano es que las consecuencias de estos 15 años de ineptitud, corrupción y desgobierno se les desbordó,  por la destrucción del aparato productivo nacional y se ha agravado por el reciente colapso de los precios del petróleo, por lo que ya no pueden seguir mintiendo porque las consecuencias que estamos viviendo son de tal magnitud, que ni sus más fieles seguidores ahora les creen.  Hoy no hay distinción de color político ante el desabastecimiento, la inseguridad, la inflación, y el caos social que se vive en Venezuela. Casi toda la información  que ha salido en la prensa internacional,   ha sido obtenida de la boca de sus propios funcionarios, muy cercanos al gobierno por cierto, que ahora se encuentran en  Estados Unidos, bajo la figura de testigos protegidos y que han soltado en el tiempo que llevan “cantando”  lo que durante años los venezolanos sospechamos pero que nadie había podido confirmar: la putrefacción y conculcacion de valores que trajo consigo la “revolución del siglo XXI”. Quedaron al desnudo y están irracionales.

Me pregunto cuando empezaran a perseguir a quienes escriben en “aporrea” y que últimamente han estado exigiendo explicaciones sobre todo lo anteriormente dicho.

@Tamara_Suju