Bernard Horande, autor en Runrun

Mar 24, 2015 | Actualizado hace 5 años
Los Incluidos Excluidos por Bernard Horande

PobrezaenVenezuela2

¿Por qué ahora hay más pobres que hace 16 años?

Chávez llegó al poder gracias a una promesa central: adelantar con urgencia acciones que representaran un cambio drástico en el país.

Parte muy importante de la esperanza en general del país era que los venezolanos en situación de pobreza mejoraran sus condiciones de vida. En otras palabras, hacer de los pobres los protagonistas de su acción de gobierno. Incluirlos dentro de una sociedad que, en alguna medida, los había olvidado.

Cuando Chávez ganó las elecciones en 1998, el índice de pobreza era del 45%. Su gobierno tuvo la suerte de disfrutar de la mayor bonanza económica que ha experimentado Venezuela en toda su historia.

Con las Misiones, creó una serie de mecanismos de ayudas sociales que lograron mejorar la situación de los sectores más pobres. No se puede negar que se lograron reducir las cifras sobre pobreza. Para 2004, la cifra andaba por el 33%. Con todo y que fueron cambiados y manipulados los mecanismos de medición, hubo resultados palpables. Admitamos que se logró incluir a muchos venezolanos excluidos económicamente.

El régimen chavista-madurista en 16 años se tragó una cifra a la que le sobran muchos ceros a la derecha: más de $1.000.000.000.000. 1 millón de millones de dólares. 1 billón de dólares. Como quieran.

Por supuesto, los resultados se pueden considerar exiguos frente a las enormes cantidades de dinero “invertidas”. O mejor dicho: robadas, dilapidadas, saqueadas, transferidas hacia cuentas en el exterior, como se está descubriendo en denuncias recientes.

Pues bien, según un estudio titulado “Estudio sobre condiciones de vida, Venezuela 2014”, realizado por tres de nuestras más prestigiosas universidades (UCV, USB, y UCAB), el índice de pobreza en el año pasado 2014 volvió a subir hasta el 48,4%. Es decir, se incrementó más del 3% con respecto al de hace 16 años.

Hoy, esto representa más de 3.5 millones de hogares en estado de pobreza. Casi 14 millones de venezolanos. Más pobreza en términos porcentuales y más pobres en términos absolutos que cuando comenzó la pesadilla chavista.

Estamos, después de una desenfrenada borrachera de dinero, peor que en el año 98. Grave, porque la pobreza es una de las materias más delicadas, sensibles y explosivas para un país.

La inclusión social y económica fracasó.

La promesa de incluir a los pobres ha terminado en una gran mentira.

Ha sido una excusa discursiva para apoderarse de una nación y pretender el absoluto y total dominio de ella. Un argumento para saquear a manos llenas los recursos de un país petrolero.

Chávez y Maduro se las arreglaron para que los incluidos resultaran al final aún más excluidos.

 

@bhorande

Mar 19, 2015 | Actualizado hace 5 años
¿Y si ganamos…? por Bernard Horande

EjercicioMilitar

Mientras llegan los marines, los venezolanos seguimos haciendo colas interminables en supermercados, farmacias y otros comercios.

A la misma hora de unos “ejercicios militares” absolutamente risibles, muy bien retratados en el video titulado “El ejercicio Escudo Bolivariano según PDV-Hollywood” y que nos sirven de sustituto parcial a nuestra antigua Radio Rochela, el venezolano de a pie estaba buscando productos de primera necesidad por todas partes, sin conseguirlos.

Sin embargo, contamos con unos poderosísimos y modernísimos misiles, debidamente amarrados con mecate, para defendernos de una invasión norteamericana. Por cierto, una afrenta a nuestras costumbres venezolanas es que hayan usado mecate y no nuestro típico alambrito, con el que solemos “componer” en nuestro país casi todas las cosas.

Como el Ministro de Finanzas y el Presidente del BCV prometieron amplísima oferta de dólares, ahora la gente también hace colas en las casas de cambio. Por supuesto, tampoco hay.

Por su parte, Obama decidió abrir la olla inmensa de la corrupción chavista. Su gobierno tiene información de sobra. Las denuncias y sanciones van directamente contra algunos personajes.

Aclaremos algo. La orden ejecutiva de Obama dice: “Yo, Barack Obama, Presidente de los Estados Unidos, determino que la situación en Venezuela, incluida la erosión de garantías de derechos humanos por parte del Gobierno de Venezuela, la persecución de oponentes políticos, las restricciones a la libertad de prensa (…) constituyen una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de EEUU, y declaro una emergencia nacional para lidiar con esa amenaza“.

Como se ve, el texto se refiere a que “la situación” en Venezuela es una amenaza. Y… ¿quién nos ha llevado a esta “situación”? ¿Quién maneja y es el responsable de esta “situación”? Un régimen corrupto y peligroso que ya lleva 16 años, y que ha tergiversado el texto (con la ayuda ingenua de algunos opositores) para hacer creer que lo que se dice es que “Venezuela es una amenaza”. Lean bien.

Lo otro es que las denuncias de Obama le darían oxígeno al régimen madurista. Que desvían la atención de lo económico a lo político. Bien, esa sería, según el librito, la lectura tradicional.

Pero como nos hemos salido bastante del librito, la realidad es que ya no hay tema “político” que haga olvidar el agotador calvario que tiene que padecer cada venezolano diariamente para conseguir lo mínimo que le permita sobrevivir.

Mientras tanto, Maduro sueña con que un escenario de fantasiosa confrontación bélica lo pueda salvar de perder las próximas elecciones parlamentarias.

En sus noches de insomnio, visualiza una supuesta guerra contra los EEUU y, al igual que en la película ‘Rugido de Ratón’, se pregunta…

“¿Y si ganamos…?”

 

@bhorande