sueño archivos - Runrun

sueño

El miedo se muda, por Laureano Márquez

EL FENÓMENO DEL MIEDO FORMA PARTE de la vida de los seres humanos, todos los tenemos y gracias a él, animales y hombres –o mejor dicho: todos los animales y entre ellos, el hombre– hemos sobrevivido. El miedo nos previene contra el peligro de muerte. Pero el miedo también puede ser un instrumento de dominación. No es casual que el hato de Doña Bárbara se llame justamente “El Miedo”. La celebérrima protagonista de la obra de Gallegos infunde temor en el llano y somete así a su entorno.

El poder, cuando es ejercido de manera arbitraria, abusiva y dictatorial usa el miedo para doblegar. Es imposible defenestrar a 30 millones de personas, pero basta con hacerlo con algunas emblemáticas y difundirlo, para que la gente saque sus propias conclusiones: “si esto le hacen a una personalidad pública y notoria, protegida por fueros, qué no harán conmigo”. Maquiavelo teorizó sobre el uso de la violencia en la política: el gobernante que es temido por su pueblo ejerce una mejor dominación. La fama de cruel del gobernante, lejos de causar perjuicio, le favorece.

En Venezuela conocemos bien del ejercicio de la crueldad y la violencia, de la utilización del miedo como mecanismo de sometimiento: miedo a la muerte, miedo a la cárcel, miedo a la tortura, miedo a perder el empleo, miedo a no poder comer. Sin embargo, todo tiene un límite y como bien señaló Étienne de La Boétie (Francia 1530-1563) en su trabajo sobre “la servidumbre voluntaria”: el ser humano se comporta según la educación que ha recibido.

Así, a los pueblos acostumbrados a la ausencia de libertad les resulta más sencillo vivir sin ella (como China, Rusia o Cuba) que aquellos que la han conocido y aprendido a valorar. A los tiranos les conviene educar en la servidumbre para que a sus súbditos les parezca cosa natural su esclavitud. La libertad es, entonces, para La Boétie, consecuencia no solo de la tenacidad de la gente para conservarla y defenderla, sino también de haberla conocido y de haber sido formados para ella.

Los venezolanos no hemos podido olvidar que alguna vez fuimos libres, lo recuerdan incluso aquellos más jóvenes que no lo vivieron. Por más de que sean dos décadas, no nos termina de parecer cosa normal la esclavitud

En estos últimos días parece que “desde el Empíreo el Supremo Autor un sublime aliento al pueblo infundió”. Las acciones de la esperanza están en alza y hay que invertir. Tal vez es que comenzó el año con Mercurio en la casa ocho. Quizá es que hay una alineación planetaria que está generando una atracción de fuerzas gravitacionales positivas, quién sabe, pero se percibe un renacer de la ilusión que asusta a los desilusionadores. Una conjunción de factores externos e internos se han dado cita. El monstruo ya no asusta. Monster Inc está en quiebra.

Ahora son ellos los que tienen miedo de no asustar y eso a los monstruos les produce pánico terrible. El miedo cruzó la calle, se mudó de acera, eso a veces pasa

Para lograr el sueño de La Boétie, los que son muchos y pisoteados deben comportarse como uno solo. La unidad es la clave y como suele decirse en criollo: “mucho ayuda el que no estorba”.

Maduro firma acta de defunción chavista, por Armando Martini Pietri

maduroTibisay

 

Delirante e intoxicado de fascismo, convoca a una Asamblea Constituyente a su retorcido saber y entender, al mejor estilo de los “soviets” bolcheviques de la desaparecida Unión Soviética y la castro-tiranía. Retuerce el marco constituyente para suspender el Estado de Derecho con base en una supra constitucionalidad en su beneficio, y oficializa un tiempo dictatorial. Es un golpe contra la Constitución promovida por Chávez, la muerte definitiva del proyecto chavista. El final de la Quinta República.

Maduro se instala en la ilegalidad y la Asamblea que busca estaría integrada por miembros de organismos afectos al PSUV, tratando de retrasar el definitivo fin del chavismo, algo que hace tiempo resulta inevitable. Tiene miedo, que participen en la elección de los constituyentistas,  aquellos sectores que hoy le adversan y constituyen no menos del 80% del país. Se saca de la manga roja una especie de “Constituyente Proletaria” obediente para instaurar, la dictadura maduro-comunista totalitaria. Abre la puerta para la formalización definitiva del Estado Asociado o colonia que será Venezuela de Cuba. El sueño madurista de su propia Sexta República.

Inapropiado considerar la parte jurídica, cuando especialistas calificados en derecho constitucional, han emitido opiniones diversas que exhiben razones que fundamentan a favor o en contra. Hay razonamientos para todos los gustos y conveniencias, también el oficialismo tiene constitucionalistas de ocasión y bien pagados para que detecten, inventen e implementen distorsiones y trampas.

Después de haber utilizado el control de los poderes públicos y al TSJ para dar un golpe de interpretación interesada, aprovecharon al Papa para enfriar la calle. Han usado como sádicos las armas y los aberrantes colectivos irregulares, para embestir cualquier protesta, saquear y atemorizar. Ahora pretende que una asamblea elegida por él elabore una nueva Constitución, sin molestarse en justificar por qué cree que la actual -redactada por su venerado mentor como elemento fundacional de la pretendida revolución bolivariana- ha caducado.

Lo malo para él y su corte de los milagros mediocres, es que no han podido silenciar al pueblo. El oficialismo necesita tiempo, se está asfixiando por los gases de su propia estulticia al punto de haber sacrificado por su desatino, la confianza de sectores que le brindaban apoyo y sostén de estabilidad y gobernabilidad; más dramático aun, con su torpeza y estupidez, ha logrado que el chavismo se canse de ser engañado y burlado.

Por todo ello, está obligado a recurrir a esta payasada circense de poca monta, acudiendo a una falsa estrategia de demócratas. La verdad es que no tienen el coraje para definirse claramente como comunistas, reverenciadores y servidores de los Castro y confesar que se mantendrán en el poder, utilizando sin recato ni pudor, el engaño, la mentira y victimización.

Socavaron la educación, la formación y los medios de comunicación, para mutilar la libertad de pensamiento; ignorantes y poco patrióticos oportunistas, bolichicos y enchufados, entregaron el país a cubanos que vienen a medrar y llevarse el dinero que el pueblo necesita para siquiera comer; eliminaron el sistema representativo para imponernos el participativo y también lo echaron a la basura, al anunciar que el voto secreto, directo y universal será eliminado a favor de serviles comunas inventadas.

¡Al carajo con el fraude, aceptarlo es peor que proponerlo! Esta demencia conservatoria del poder a costa de lo que sea, no puede ser permitida por el ciudadano al cual engaña y burla, no se debe continuar con la irracionalidad de maduristas que tienen a Venezuela por cárcel y como pranes defienden su territorio. La justicia se encargará de cobrar todo el dolor que está infligiendo, también llegara a quienes han celebrado y aplaudido sus despropósitos cuando tenían la posibilidad de impedirlo.

El conflicto generalizado se vuelve cada día más confuso y complicado. El escenario es variante, lo cual presume problemas de gobernabilidad y convivencia. Pareciera que no hemos visto aun la luz al final del túnel, por lo que el ambiente es volátil e incierto, difícil predecir. Lo que sí luce es que estamos en un punto de no retorno. No es posible apuntalar el país sin cambios profundos en el sistema político y económico actual, la base insustituible de esos cambios es remplazarlos, para enfrentarlos a una justicia renovada, seria, profesional, democrática y, por todo ello, incorruptible, imparcial y confiable. 

El ofrecimiento de elecciones regionales era un calmante de corta duración y con efecto temporal. La mayoría ciudadana está molesta, frustrada por lo devastador de la crisis y la realización de elecciones no garantiza mejora. Las elecciones son necesarias, pero nunca suficientes.

El oficialismo no es inmune a las divisiones, la profundización de las fisuras se hace evidente. Los últimos acontecimientos hacen mella, se sienten y aumentarán las contradicciones. La ruptura podría precipitar cambios, la desesperación y el fiasco diario los está llevando al precipicio cuando se les pide votar a favor de su propia destrucción. El engaño final de Maduro.

Oficialistas sectarios y fanáticos están convencidos, que al convocar el poder originario, se sabrá si se respeta la constitución o se tiene miedo al pueblo y a los diferentes movimientos sociales, porque es allí donde se produce el diálogo y el debate. Es una prueba de fuego, entran a medirse con el pueblo, serán ellos quienes defiendan sus derechos. ¿Cuál modelo de país y democracia defienden? Si se niegan demuestran no creer en el poder originario, depositario de la soberanía nacional. Es una jugada osada, atrevida, peligrosa y riesgosa que entrampa por grosera, manipuladora y embaucadora.  

No existe la menor duda que la convocatoria apresurada demuestra mortificación, angustia, tribulación, es anticonstitucional, sin partida de nacimiento ni forma refrendaría que la certifique, es el acta de defunción que confirma la muerte del chavismo. Con un agravante, que no es la solución a la crisis política-económica, por el contrario, es su profundización.

La rectitud, pundonor, decoro y respeto pasa por impedir a quien se instale en el peor golpismo, siga destrozando al país y a sus ciudadanos.

 

@ArmandoMartini

¿Cuántas horas al día deben dormir los niños y los adolescentes?

ninodurmiendo

 

Especialistas en desórdenes del sueño han creado nuevas recomendaciones sobre cuánto deben dormir los menores de edad dependiendo de la etapa de la vida en la que se encuentren.

Las directrices de la Academia de la Medicina del Sueño de Estados Unidos oscilan entre 16 horas para los bebés y 8 horas para los adolescentes.

En contraste, la falta de sueño puede conducir a problemas que incluyen la depresión y hasta los pensamientos suicidas.

También se hacen recomendaciones de las actividades que los menores deben dejar de hacer antes de ir a la cama para conciliar el sueño.

Las recomendaciones se publicaron este lunes, con la anuencia de la Academia de Pediatría de EE.UU. en la revista Journal of Clinical Sleep Medicine.

La Academia de Pediatría de EE.UU. recomendó además que todas las pantallas, como las televisiones y computadoras, se apaguen media hora antes de ir a la cama y que los padres no deben permitir a sus hijos tengan estos aparatos en sus dormitorios.

Para los menores de todas las edades, los beneficios de un buen y prolongado sueño incluyen mejor atención, comportamiento, aprendizaje, memoria, regulación emocional, calidad de vida y mejoría en la salud física y mental, según los especialistas.

En contraste, los niños que no duermen lo suficiente todas las noches están expuestos a un mayor riesgo de lesiones, hipertensión, obesidad y depresión.

Los adolescentes que no logran dormir lo suficiente podrían correr el riesgo de  hacerse daño a sí mismos o de contemplar el suicidio, dicen los investigadores.

Sin embargo, los autores de las guías señalaron que los menores que duermen más de lo recomendado para sus edades también pueden sufrir repercusiones adversas para su salud incluyendo presión arterial alta, diabetes, obesidad y problemas de salud mental.

En caso de que el menor esté durmiendo muy poco o demasiado, se aconseja a los padres consultar al médico para determinar si padece un posible trastorno del sueño que se pueda tratar, según las guías.

Estas no incluyen recomendaciones para bebés menores de 4 meses porque los patrones y duración del sueño en infantes tan pequeños varían muchísimo y no hay suficiente evidencia científica para establecer vínculos entre el sueño y sus efectos sobre la salud para este grupo.ç

 

Captura de pantalla 2016-06-14 a la(s) 09.23.13

Mar 30, 2016 | Actualizado hace 4 años
Estas son las consecuencias de no dormir bien

horassueno

 

El sueño es una función fundamental que permite a las personas mantenerse alerta, activas y saludables, mental y físicamente.

Según Mirta Averbuch, jefa de Medicina del Sueño del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro de Argentina, “mientras dormimos, el cerebro permanece activo para reparar y reponer nuestro organismo, serenar nuestra mente, estabilizar el humor y afianzar la memoria y el aprendizaje entre otras cosas”.

“La gente ocupa la tercera parte de su vida en dormir; por lo tanto, todo lo que perturbe el sueño y disminuya su calidad afecta su salud”, dice la experta.

¿Qué pasa cuando dormimos mal?

1. Al día siguiente empeora nuestra capacidad para prestar atención, para recordar cosas y para aprender.

2. Los efectos a largo plazo aún son objeto de estudio, pero se ha observado que el sueño de mala calidad se asocia con problemas graves de salud como obesidad, diabetes, debilitamiento del sistema inmunológico o incluso algunos tipos de cáncer.

3. La falta de un buen descanso también afecta el funcionamiento del organismo. El metabolismo se altera muchísimo.

4. Se presentan cambios hormonales, porque la alteración que ocurre en el cerebro desencadena la estimulación de la hormona del estrés denominado cortisol, que afecta cada una de las células del cuerpo humano.

 

¿Cómo sabemos si estamos descansando correctamente?

 

1. Si el sueño dura lo necesario como para despertarse lo suficientemente descansado para mantenerse alerta durante el día.

2. Si se duerme de corrido, sin interrupciones o despertarse a lo largo de la noche.

3. Si el sueño es lo suficientemente profundo como para lograr un descanso reparador.

Según la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, casi la mitad de la población mundial tiene problemas de sueño.

 

Retrasar la hora de acostarse durante la adolescencia favorece la obesidad

obesidadAdol

Los adolescentes y adultos más noctámbulos son más propensos a ganar peso que sus pares que se acuestan a horas más tempranas, asegura un estudio de la Universidad de California-Berkeley (EE.UU.), que ha encontrado una correlación entre el sueño y el índice de masa corporal (IMC). [El IMC es la medida del peso de una persona en kg dividido por su altura en metros al cuadrado; un adulto saludable se encuentra en el rango de IMC entre 18,5 y 24,9].

Los investigadores de Berkeley han analizado los datos de un grupo de más de 3.300 jóvenes y adultos que formaban parte del Estudio Nacional de Salud Adolescente, que ha seguido las influencias y los comportamientos de los adolescentes de EE.UU. desde 1994. Partiendo de tres periodos de tiempo -inicio de la pubertad, años de etapa universitaria y la juventud-, los investigadores compararon la hora de dormir y el IMC de los adolescentes entre 1994 y 2009.

Cada hora cuenta

Y los resultados muestran que por cada hora de sueño que perdieron, ganaron 2,1 puntos en el IMC; dicho incremento se produjo más o menos durante un periodo de cinco años. Además, ha visto que ni el ejercicio, el tiempo que están con dispositivos móviles ni el número de horas que dormían reducía dicho aumento del IMC.

Los resultados, señala Lauren Asarnow «señalan que la hora de acostarse y no únicamente el tiempo total de sueño, es un objetivo potencial para el control de peso durante la transición a la edad adulta», afirma el autor principal del trabajo.

El estudio de Berkeley, publicado en la «Sleep», sugieren que los adolescentes que se van a la cama más temprano tienen un peso más saludable a medida que van pasando a la edad adulta.

La razón de esta relación, comentan los investigadores, está por determinar, pero cada vez hay más estudios que sugieren que hay una relación entre los patrones del sueño, los ritmos de nuestro reloj biológico o ritmo circadiano (el ritmo circadiano humano regula las funciones fisiológicas y metabólicas, cambia a un ciclo del sueño más tarde en el inicio de la pubertad y la obesidad) y la obesidad. No hay que olvidar que muchos adolescentes no duermen las nueve horas recomendadas e informan que tiene problemas para mantenerse despiertos en la escuela.

El Comercio (PERÚ) Ago 28, 2015 | Actualizado hace 4 años
Cinco males que acarrea la obesidad

obesidad4

 

La obesidad es una enfermedad que suele asociarse a un tema estético y de imagen. Sin embargo, quizás más importante aún es que se trata de un mal que puede afectar fuertemente la calidad y la esperanza de vida, ya que impacta en el funcionamiento del cuerpo, dando origen a una serie de problemas de salud. Concretamente, cinco son las enfermedades que puede presentar una persona obesa:

1. Diabetes tipo 2:  Mal crónico que se caracteriza por altos niveles de azúcar en sangre. Es de lento desarrollo y aunque afecta a personas con obesidad o sobrepeso, también puede presentarse en personas delgadas.

2. Hígado graso:  Consiste en la acumulación excesiva de grasa en las células del hígado. No produce síntomas, de ahí que sea considerada una enfermedad “silenciosa”. Por esta razón, muchos pacientes que la padecen pueden llegar a presentar hepatitis, fibrosis y hasta cirrosis.

3. Síndrome de apnea del sueño:  Es un trastorno común, en el que la persona hace una o más pausas en la respiración mientras duerme. Sus consecuencias son diversas y van desde tener un sueño de mala calidad, hasta aumentar el riesgo de sufrir hipertensión arterial, infarto cardíaco y accidente cerebrovascular, entre otros.

4. Hipertensión arterial:  Patología crónica que consiste en el aumento de la presión arterial. Su síntoma principal es la cefalea, aunque no siempre se da en todas las personas. Es una enfermedad controlable, pero si no es tratada a tiempo puede derivar en complicaciones graves.

5. Problemas osteoarticulares: involucran el deterioro y disfunción del sistema óseo y articular del cuerpo. Tiene dos síntomas principales, dolor y dificultad para el funcionamiento de alguna articulación. Es importante tratarlos, ya que de lo contrario acarrean disfuncionalidad en la vida del paciente.

 

La solución

Es importante que el paciente con obesidad sea evaluado por un profesional para definir si algunas de estas enfermedades (destacadas a la izquierda) ya están presentes. De ser así, es fundamental realizar un tratamiento, explica   Jorge León,  médico del programa de obesidad y diabetes de la clínica de la Universidad de Los Andes.

En este sentido, la mejor opción la tiene la denominada cirugía bariátrica, la cual mejora y puede llegar a eliminar estas patologías. Este tipo de  cirugía contempla varias técnicas, de las cuales las de mayor uso actualmente son la gastrectomía vertical, conocida como manga gástrica, y el bypass gástrico. Ambos procedimientos se hacen por vía laparoscópica, es decir pequeñas incisiones en la pared abdominal que permiten una rápida recuperación general del paciente. Cada técnica tiene que indicarse de acuerdo a las características del paciente y deben ser discutidas en un grupo multidisciplinario dedicado a la obesidad.

 

El tamaño del cuello es un factor de riesgo para apnea del sueño

apnea

 

Tener una circunferencia de cuello mayor a 40,6 cm (16 pulgadas) y ser mujer, o más de 43 cm (17 pulgadas) y ser hombre, es uno de varios factores de riesgo vinculados con la apnea obstructiva del sueño, afección que se presenta cuando los músculos de la parte posterior de la garganta se relajan y restringen u obstruyen temporalmente el flujo de aire durante el sueño. Eso puede conducir a alteraciones del sueño y cansancio diurno, así lo indicó el Dr. Kannan Ramar, del Centro para Medicina del Sueño de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Los descensos repentinos en los niveles de oxígeno que ocurren con la apnea del sueño aumentan la presión arterial y ejercen presión sobre el sistema cardiovascular, explicó el Dr. Ramar, lo que eleva el riesgo de desarrollar problemas cardíacos, tales como presión arterial alta (hipertensión) e insuficiencia cardíaca.

El especialista indicó que en la mayoría de personas, un cuello mayor a 40,6 cm o 43 cm (16 o 17 pulgadas) es un signo de exceso de grasa en la zona del cuello, lo que puede contribuir a la falta de espacio y estrechamiento de la tráquea que, a su vez, hace más factible que se produzca una obstrucción o bloqueo de las vías respiratorias durante el sueño.

A fin de evaluar el riesgo general de apnea obstructiva del sueño, los médicos utilizan la circunferencia del cuello y otros indicadores, tales como la forma en que duerme la persona, si ronca y cómo se siente al despertar. El Dr. Kannan señaló que posiblemente también se evalúen otros factores de riesgo, tales como obesidad, presión arterial alta, el hecho de consumir tabaco o alcohol, y si la anatomía de la garganta es del tipo que congestiona la tráquea.

Si se sufre de esta condición, el médico posiblemente recomiende realizar primero un estudio nocturno en casa para ver si hay períodos en los que baja el oxígeno. Dependiendo de los resultados, concluyó el especialista,  puede decidirse que conviene realizar un estudio del sueño durante una noche, sea en el laboratorio del sueño o en casa, para diagnosticar definitivamente la apnea obstructiva del sueño, determinar su gravedad y evaluar las alternativas de tratamiento.

 

*Con información de Mayo Clinic

ABC.es Jun 03, 2015 | Actualizado hace 5 años
Dormir poco hace que comas más y peor

sueño

 

Un estudio elaborado por investigadores la Universidad de Nebraska-Lincoln (Estados Unidos), y publicado en ‘Journal of Health Psychology’, ha demostrado que dormir poco durante la noche provoca un aumento de la ingesta excesiva de comida, tanto en adultos como en niños.

Y es que, aunque se conoce que una mala noche de sueño puede afectar a la realización de las actividades cotidianas al día siguiente, todavía no se ha estudiado pormenorizadamente si, también, influye en el consumo abusivo de alimentos e, incluso, en la elección de estos.

«La ingesta de alimentos está implicada con muchos problemas de salud crónicos como, por ejemplo, la obesidad, diabetes o las enfermedades del corazón. Además, sabemos que la dieta es a menudo un objetivo del tratamiento para prevenir la aparición de estas patologías», han señalado los investigadores Lundahl y Timothy D Alyssa Nelson.

Sin embargo, prosiguen, no se han estudiado los mecanismos que vinculan los patrones de sueño interrumpido con el aumento del consumo de alimentos, lo cual puede ser «importante« a la hora de abordar las estrategias de prevención y los tratamientos de enfermedades crónicas.

En este sentido, los expertos han comprobado que después de una mala noche, la hormona que controla el apetito se ve afectada y provoca un mayor estrés emocional lo que, a su vez, hace que aumenten las ganas de comer para compensar la falta de energía.

«El estudio tiene implicaciones importantes para los tratamientos, los cuales a menudo sólo se enfocan en las intervenciones dietéticas. Es necesario que las personas sean conscientes de los resultados de este estudio para que, así, tengan cuidado con la calidad y cantidad de alimentos que ingiere cuando duerme mal», ha zanjado el editor del ‘Journal of Health Psychology’.