Niño archivos - Runrun

Niño

Niño muere quemado en Valles del Tuy en presunto crimen pasional
Los padres y el hermano menor del pequeño de 5 años también sufrieron quemaduras
@loremelendez
70% del cuerpo de Yandris Sebastián Acosta Cisneros, de 5 años, quedó cubierto por las quemaduras. Murió cuando lanzaron una bomba Molotov a su habitación, la misma en donde dormía con sus padres y su hermano menor, de 3 años. Todos resultaron gravemente lesionados.
El hecho ocurrió la madrugada del martes 29 de enero, a la 1:00 am, en los Valles del Tuy, específicamente en el sector Las Tres Letras de la carretera Charallave – Ocumare.
Familiares denunciaron como presunto victimario a una ex pareja de la madre del niño, quien desde hace tres meses, cuando ella acabó con la relación, empezó a perseguirla. La amenazó de muerte varias veces y también dijo que asesinaría a sus padres. Lo último que le aseguró fue que pronto lloraría “lágrimas de sangre”.
Yandris Sebastián estaba en preescolar y tenía síndrome de Down. Su hermano tiene 40% del cuerpo quemado y sus padres, que están en terapia intensiva, entre 80 y 90%.
#MonitordeVíctimas | Fiscalía imputa a cuatro PNB por homicidio de niño en la Av. Bolívar

CUATRO FUNCIONARIOS DE LA POLICÍA NACIONAL BOLIVARIANA fueron privados de la libertad por su presunta responsabilidad en la muerte del niño Kevin Antonio Segovia Carrero de 12 años de edad, ocurrida el 11 de octubre cuando se dirigía a su colegio junto a su familia y quedaron atrapados en medio de un tiroteo entre funcionarios policiales y un presunto asaltante.

El hecho se registró en la avenida Bolívar de Caracas, a un lado del Museo de los Niños.

De acuerdo con la investigación preliminar, un supuesto delincuente habría despojado a una transeúnte de una cartera en las proximidades de la estación de Bellas Artes del metro. Al percatarse del hecho un grupo de funcionarios de la PNB emprendieron la persecución del desconocido, quien abordó una moto y en su huida rebasó el vehículo donde viajaba la víctima.

Según testigos del suceso, el presunto asaltante disparó en una oportunidad el arma de fuego contra los funcionarios que lo seguían lo que provocó reacción de los policías quienes dispararon en respuesta.

Un disparo atravesó la ventana del asiento trasero del vehículo, donde estaba sentada la víctima y lo alcanzó en la cabeza, junto al niño muerto viajaba su hermano menor, quien no fue alcanzado por las balas.

Después de lo ocurrido, los cuatro policías se pusieron a la orden del Ministerio Público, razón por la cual los fiscales 34º y 79º nacional imputaron a los oficiales Cristhian Chacón (23), Ronald Sifontes (34) y Jonathan Acosta (29), por la presunta comisión de los delitos de homicidio intencional calificado con alevosía en grado de coautoría y uso indebido de arma orgánica.

Mientras que a Rosmary Rengifo (22), le fue imputado el delito de homicidio intencional calificado con alevosía en grado de cómplice necesario.

Todos los delitos fueron imputados con el agravante del artículo 217 de la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente a los efectos del cálculo de la pena, en virtud de que la víctima es un menor de 12 años de edad.

Los cuatro funcionarios fueron presentados ante el Tribunal 36º de Control del Área Metropolitana de Caracas, instancia que acogió la precalificación fiscal, decretó la medida privativa de libertad y acordó como sitio de reclusión la sede del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, en Caracas.

¿Madre desnaturalizada o desesperada? Por Carolina Jaimes Branger

HACE UNA SEMANA LOS VENEZOLANOS  nos estremecimos con la noticia de que un bebé de aproximadamente dos años había sido abandonado en un edificio de la urbanización El Marqués, en Caracas. La foto que circuló por las redes sociales mostraba al pequeño de pie dentro de una caja, sosteniendo en su mano un paquete de galletas de soda.

Como era de esperarse, las reacciones de ira no se hicieron esperar en las redes sociales: llamaron a la madre desnaturalizada, inhumana, cruel, asesina, desalmada y todos los adjetivos que caben dentro de esta categoría. La verdad es que pensar que una madre abandonó a su bebé es algo que desafía todo entendimiento. Sin embargo, después de la estupefacción -mi primera reacción- me puse a pensar qué podría llevar a una madre a abandonar a un hijo. Y recordé la historia de una prima hermana de mi abuela, que adoptó a uno de los niños alemanes que trajeron durante la II Guerra Mundial. El creció con la angustia de que su madre biológica lo había dejado y no se explicaba por qué. Fue un adolescente atormentado. Cuando se hizo adulto logró localizarla en un pequeño pueblo de la Selva Negra y para allá se fue a buscarla. Ella le explicó que si no los hubiera entregado a él y a su hermano, todos hubieran muerto de hambre. Que había sido la decisión que más le había costado en su vida, pero que los había salvado. Que todos los días se alegraba de saber que sus hijitos habían encontrado hogares lejos de ella, donde habían sido amados y protegidos. Cuando regresó era otro. Había entendido y perdonado a su madre.

¿Y si la mamá venezolana –que en estos momentos está detenida- dejó a su bebé para que tuviera la vida que ella no podía darle? Para nadie es un secreto que en los barrios pobres de nuestro país hay niños que mueren de hambre. El bebé no parece hijo de una madre desnaturalizada: está gordito, limpio, bien cuidado… Tal vez quien esté pasando hambre sea ella. ¡Cuántas madres en Venezuela no han dejado de comer para alimentar a sus hijos!

No me atrevo a juzgar a la madre. La situación es terrible desde el ángulo que se la mire. Si lo abandonó por maluca o irresponsable, o si lo abandonó para que no muriera de hambre. Esta última es terrible también, quizás peor. No quisiera estar en su pellejo. Ésta es la Venezuela que muere cada día…

 

@cjaimesb

MonitorDeVíctimas | A puñaladas asesinaron a niño sin hogar y arrojaron cadáver al río Guaire

Tenía 11 años y estaba en situación de calle desde hace tres

Francisco Zambrano @franzambranor

Yonjaiverson Ríos de apenas 11 años de edad vivía desde 2015 en la calle. Al menos un día a la semana se aparecía en la casa de su mamá Yuleima Ríos en el barrio La Bombilla de Petare. Pero desde hace un mes sus familiares no sabían nada de su paradero. Esta semana el cadáver de Jhon fue identificado en la morgue de Bello Monte.

A Yonjaiverson lo mataron a puñaladas se supone a inicios de mayo y su cadáver fue arrojado al río Guaire a la altura del puente de Las Mercedes. Tenía al menos una herida provocada por un arma blanca en la cara y otra en el estómago. Familiares identificaron a Yonjaiverson por una pulsera que portaba en un tobillo y por una uña negra que tenía en el pie debido a un golpe que se había dado previamente.

El pasado 6 de mayo, efectivos de Protección Civil sacaron del río Guaire un cadáver, en ese momento se pensó que era un adulto, hasta se manejó que tenía una edad aproximada de entre 35 y 40 años.

Según la versión que maneja la mamá del niño, Jhon y un amigo se habrían conseguido un arma de fuego. Eso detonó que otros menores de edad los atacaran para despojarlos del instrumento. El resultado fue una riña que culminó con un desenlace fatal para Yonjaiverson.

Yuleima en compañía de tres de sus diez hijos, y exhibiendo un avanzado embarazo, asegura que nada de esto hubiese sucedido si algún organismo le hubiese brindado ayuda para atender a Yonjaiverson.

“En la Lopna (sic) nunca me dieron una solución, lo único que me decían era que yo debía buscar las herramientas para sacarlo de la calle, él estuvo en un refugio para menores en Los Chorros, pero se escapó”, dijo.

“La última vez que lo vi me comentó que no estaba robando ni drogándose, solo pedía para los cigarrillos que se fumaba”, agregó.

Otros dos hijos de Yuleima también frecuentan las calles, un varón de 13, quien fue el que le dio la noticia del asesinato de John Jaiverson y una adolescente de 15; otro par está en Colombia con su ex pareja, uno vive con una madrina y cuatro con ella y su actual marido. Yuleima clama porque alguien asuma la responsabilidad y acabe con la mendicidad de niños en el país.

Jhon era de los menores de edad que pululan por Las Mercedes pidiendo dinero, descalzos, con ropa sucia y durmiendo donde les encuentre la noche.

Niños víctimas de la violencia

Según cifras recopiladas por el Monitor de Víctimas, 110 menores de edad han sido asesinados en Caracas en el último año, de ese total 17 tenían menos de 12 años. Seis de las víctimas murieron al ser heridos por balas perdidas o al quedar atrapados en la línea de fuego durante intercambios de disparos entre bandas. El 64,1% de los 17 casos de muertes de niños ocurrieron en el municipio Libertador. Siete de los asesinos conocían a sus víctimas.

Al analizar el lugar donde ocurrieron los asesinatos, tenemos que nueve de los 17 asesinatos ocurrieron en las viviendas de los pequeños, seis ocurrieron en la vía pública y uno ocurrió en una institución educativa.

Niño de 3 años causó el peor incendio en Nueva York

new

 

Un niño de 3 años jugando con un fogón desató anoche el incendio más trágico que sufre Nueva York en un cuarto de siglo, con un saldo de doce muertos, cinco de ellos menores de edad, confirmaron hoy las autoridades.

El fuego se desató rápidamente en el edificio de cinco plantas del distrito neoyorquino de El Bronx, y a pesar de que los bomberos llegaron tres minutos después del primer aviso se habían encontrado ya con una enorme tragedia.

El máximo responsable del cuerpo de bomberos de Nueva York, Daniel Nigro, explicó hoy en una rueda de prensa que un niño de 3 años jugando con las hornillas de la estufa de la cocina fue el que desató el incendio.

“El fuego comenzó. La madre no se dio cuenta. Salió del apartamento, con una hija de 2 años y el niño de 3, y dejó la puerta abierta”, afirmó Nigro en declaraciones a los periodistas en el lugar del suceso.

El hecho de que la madre dejara abierta la puerta contribuyó a que las llamas se extendieran rápidamente. “Las escaleras actuaron como una chimenea”, declaró Nigro.

“Subió tan rápido el fuego que la gente tuvo poco tiempo para reaccionar, y ni siquiera pudieron bajar por las escaleras”, añadió.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, que el lunes comienza su segundo mandato al frente de la ciudad, calificó esta tragedia como el peor incendio en un cuarto de siglo, y destacó especialmente que se haya producido en medio de las fiestas navideñas.

El precedente más reciente se registró el 25 de marzo de 1990, cuando 87 personas perecieron por un fuego que se desató en la discoteca “Happy Land”, de El Bronx, un distrito con una fuerte presencia de representantes de la comunidad latina de la ciudad.

“La búsqueda (entre los restos del edificio) se completó anoche. No hay más personas que se estén echando en falta”, afirmó Nigro, con lo que descartó que, como temían las autoridades, entre los escombros se pudiera encontrar más fallecidos.

Niño fue amarrado y quemado con lacrimógena por supuestos GNB en Maracaibo

niñomaracaibo

 

En un video, divulgado por las redes sociales, una mujer denuncia que supuestos efectivos de la Guardia Nacional amarraron a un niño, de aproximadamente 11 años, y le quemaron la espalda con una presunta bomba lacrimógena.

Christian Pinillo, bajo el usuario @cpinillove, divulgó el hecho en dos videos, los cuales aseguró llegaron directamente a él por la persona que grabó la situación,ocurrida en Maracaibo, la noche de este miércoles.

En el audiovisual, una mujer relata que el niño fue amarrado y quemado en la espalda por una “bomba caliente”, mientras un hombre con un cuchillo desata al menor.

Pinillo indicó que el Ministerio Público lo contactó e iniciarán una investigación sobre las torturas al niño. En horas de la tarde de este 18 de mayo, esa instancia comisionó a la fiscal 35ª del estado Zulia, Nadia Pereira, para investigar las circunstancias en las que ocurrió el hecho registrado en el sector Sambilito de la capital zuliana.

La periodista Idania Chirinos informó a través de su cuenta en Twitter que logró conseguir ayuda médica para el menor.

 

 

*Con información de NTN24

Se fugó uno de los niños presuntamente involucrado en homicidio de dos sargentos en Sabana Grande

ninossabanagrande

 

Uno de los adolescentes detenidos por su presunta participación en el homicidio de los dos sargentos del Ejército, ocurrido el 19 de marzo en el bulevar de Sabana Grande, se fugó de la Casa Hogar Forjando el Futuro, ubicada en Mariches.

Fuentes judiciales indicaron que el jovencito, de 14 años, fue detenido por funcionarios del Cicpc el mismo día del doble homicidio y trasladado hasta la casa hogar.

En relación a la niña de 15 años, la fuente detalló que permanece recluida en la entidad de atención a niños y adolescentes en conflicto con la ley, Doctor José Gregorio Hernández, ubicada en Antímano. El resto de los detenidos permanecen en la casa hogar de Mariches.

Cabe destacar, que cuatro de ellos de 14, 15, 16 y 17 años fueron acusados por el Ministerio Público la semana pasada y se les dictó medida privativa de libertad por los delitos de homicidio calificado en la ejecución de un robo agravado en grado de coautoría en concurso real y agavillamiento.

Otros dos niños implicados en el mismo caso, de 8 y 12 años, recibieron medida de protección y están cumpliendo con un cronograma de actividades especiales, y recibiendo ayuda psicológica y médica.

El niño creció, por Elías Pino Iturrieta

solonino

 

En una hora determinada y contra todo pronóstico, el párvulo salió del aula en cuya estrechez estuvo condenado desde el día de su nacimiento. Apenas vino al mundo, los preceptores se encargaron de la tarea de formarlo para cuando le tocara enfrentarse con la realidad circundante, después de una pedagogía tan paciente que parecía interminable. Como la formación del infante dependía de la voluntad de los maestros, es decir, de cómo considerasen ellos su crecimiento, topamos con una lección cercana a lo interminable. Solo el educando podía determinar el momento propicio para desanudar la situación de dependencia, si se atrevía a alejarse de un magisterio respetado y antiguo. Lo encontró en nuestros días, por fin, para asumir el desafío de una existencia regida por los criterios de su albedrío.

Usted es incompetente, se le dijo al chamito desde que tuvo la ocurrencia de presentarse ante sus mayores. Desde un púlpito que remonta al período colonial, el sacerdote descubrió que no estaba capacitado para entender los misterios de la religión, ni los fundamentos de la civilización del conquistador. Por consiguiente, debía quedar al cuidado de un grupo de “padres de familia”, quienes se encargarían de la fiscalización de sus pasos para que entrara sin estrépito en la gracia de la fe y en la obediencia del monarca. ¿Hasta cuándo? En este caso se planteó una pedagogía infinita, quizá por considerar que el alumno era presa de una idiotez irremediable. Los manuales dispusieron un proceso de enseñanza que debía permanecer hasta el advenimiento del juicio final, es decir, hasta el fin de los tiempos.

Con el movimiento del almanaque se consideró que el plazo no debía ser tan alejado de lo que en propiedad se puede considerar como un plazo. No hay que esperar a que el escolar se presente ante el juez definitivo, se pensó en los principios del siglo XX, porque es un proceso que puede tener desenlace terrenal. Los nuevos encargados de la cátedra no hablaban desde el púlpito, ni representaban a la Corona. Por eso prometieron al chiquillo un aula más corta, aunque pródiga en exigencias. Ahora no importaba que salvara el alma, sino que se proveyera de “Moral y luces”. Una meta más accesible, siempre que dependiera de la guía de unos profes proclamados como libertadores de la patria. “La libertad es un menú peligroso”, dijo uno de ellos en célebre discurso a través del cual se ofreció como brújula del nuevo destino del paciente pupilo que aún no se hartaba de educadores porque consideraba que no servía para mayor cosa, de tanto que se lo habían dicho.

De allí que los aguantara cuando después lo metieron en el aula agitando un estandarte de “Orden y Progreso”, o a través del llamado de los cuadernos de urbanidad. Era una pulitura distinta, un esmeril de cuño más fino, pero igualmente le tocaba someterse a la pastilla de jabón que lo haría más tratable, en especial si la vitrina de las prendas escolares debía mostrarse ante los extranjeros. Y así anduvo el pobre angelito, hasta cuando se le dijo que podía abandonar el correccional porque del asunto se ocuparían los partidos políticos del siglo XX. Si entre clase y clase le habían tocado conferencias de tortol y horario especial con los esbirros, sintió que le llegaba el tiempo del recreo, o la posibilidad de jubilarse para siempre. Error de aprendiz: ahora entraba en una escuela más sutil que no parecía escuela, pero que lo era en términos engañosos porque le ofrecía un diploma de madurez mientras lo seguía considerando como un imberbe.

Los partidos educadores no permanecieron en el plantel porque se ganaron la impaciencia del colegial a quien mantenían en el salón de primaria, o porque las escuelas de las curiosas organizaciones metidas a preceptistas de lo sagrado y lo profano se fueron arruinando por falta de anzuelos. Fue entonces cuando los aventureros y los hombres de presa encontraron la ocasión de ocuparse del proceso de enseñanza, faena en la que se encuentran con más pena que gloria porque el destinatario, ante el tamaño de la calamidad, ante la magnitud del fraude de los maestros más incompetentes y deshonestos de un programa empeñado desde siempre en convertirlo en minusválido, se despidió por fin de la escuela. El niño creció y ahora da lecciones.

 

@eliaspino

El Nacional