negociación entre gobierno y oposición archivos - Runrun

negociación entre gobierno y oposición

AP: EE UU hace contacto secreto con Diosdado Cabello

ESTADOS UNIDOS HA INICIADO COMUNICACIONES SECRETAS con el presidente de la asamblea nacional constituyente, Diosdado Cabello, mientras funcionarios cercanos al presidente Nicolás Maduro intentan obtener garantías de que no sufrirán represalias si ceden a las crecientes demandas para que deje el poder, dijo un alto funcionario gubernamental a The Associated Press.

Cabello, considerado el hombre más poderoso de Venezuela después de Maduro, se reunió el mes pasado en Caracas con una persona que está en contacto cercano con el gobierno del presidente estadounidense Donald Trump, señaló el funcionario. Se está organizando una segunda reunión, pero aún no se ha llevado a cabo.

La AP no está revelando el nombre del intermediario ni los detalles sobre el encuentro con Cabello por temores a que esa persona pudiera sufrir represalias. El funcionario estadounidense habló a condición de guardar el anonimato porque no está autorizado a declarar sobre los contactos, que aún son preliminares.

Cabello ejerce mucho poder dentro de Venezuela y su influencia en el gobierno y en las fuerzas de seguridad ha aumentado a medida que el poder de Maduro se ha debilitado. Pero las autoridades estadounidenses también han acusado a Cabello de estar detrás de enormes actos de corrupción, narcotráfico e incluso amenazas de muerte hacia un senador estadounidense en funciones.

El funcionario estadounidense dijo que bajo ninguna circunstancia Washington intenta promover a Cabello ni facilitar el camino para que sustituya a Maduro. En lugar de eso, la meta del contacto es incrementar la presión sobre el régimen al contribuir con la lucha que Estados Unidos cree está ocurriendo tras bambalinas entre círculos de poder rivales dentro del partido gobernante.

Se están llevando a cabo contactos similares con otros altos funcionarios venezolanos, señaló el funcionario estadounidense, y la Casa Blanca está limitándose a escuchar qué se requeriría para que traicionen a Maduro y respalden un plan de transición.

Cabello no respondió a una solicitud de comentarios.

Sin embargo, un asesor de Cabello dijo que Estados Unidos ha estado realizando crecientes y desesperados intentos por contactarlo. El asesor rechazó la idea de que el dirigente socialista estuviera traicionando a Maduro de alguna forma, y dijo que Cabello sólo se reuniría con estadounidenses contando con el permiso del presidente y si ello contribuye a que Washington cancele las sanciones que él responsabiliza de doblegar a la economía venezolana, fuertemente dependiente del petróleo. El asesor habló a condición de guardar el anonimato porque carece de autorización para declarar públicamente sobre asuntos políticos.

Una persona al tanto del encuentro en julio dijo que Cabello parecía tener amplios conocimientos y llegó bien preparado a la reunión con el enviado respaldado por Estados Unidos, con una comprensión clara de los problemas políticos de Venezuela. La persona también habló a condición de guardar el anonimato porque no tiene autorización para declarar sobre el asunto.

A medida que la crisis de Venezuela se alarga, ha surgido un patrón predecible en el que Juan Guaidó, al que Estados Unidos y docenas de otros países reconocen como presidente legítimo de Venezuela, no ha logrado granjearse el respaldo de las fuerzas armadas y con ello ascender al poder. A la vez Maduro carece de fuerza suficiente para aprehender a su rival o rescatar la maltrecha economía en medio de sanciones estadounidenses cada vez más intensas. Este mes, Washington aplicó una nueva ronda de sanciones que incauta todos los activos del gobierno de Maduro en Estados Unidos y amenaza con penalizar a compañías de terceros países que continúen realizando negocios con él.

Las conversaciones patrocinadas por Noruega entre la oposición y el gobierno han avanzado lentamente y fueron suspendidas este mes por Maduro, que acusó a Guaidó de celebrar el “bloqueo brutal” de Estados Unidos. Ni Cabello, ni las fuerzas armadas venezolanas ni la Casa Blanca están participando en esas conversaciones.

Secretario general de la ONU celebra mediación de Noruega en conversaciones entre gobierno y oposición

EL SECRETARIO GENERAL DE LA ONU, Antonio Guterres, respalda la ronda de conversaciones entre los representantes de Nicolás Maduro y los de Juan Guaidó, con la “facilitación” del gobierno de Noruega, como vía para “lograr una solución pacífica a la crisis” que vive Venezuela.

“El secretario general de la ONU acoge con beneplácito el anuncio del Ministerio de Asuntos Exteriores de Noruega del 2 de agosto señalando que los representantes de los principales actores políticos de Venezuela continúan las negociaciones iniciadas en Oslo”, se lee en un tuit de la cuenta @NoticiasONU, que también divulgó un breve comunicado con la opinión de Guterres al respecto.

El texto también señala que el secretario general de la ONU invita “a los principales actores políticos de Venezuela, y a sus representantes en las negociaciones, a seguir comprometidos con estos” acercamientos en Barbados. 

Negociación, elecciones y proporcionalidad, por Luis Fuenmayor Toro

EN EL CASO ACTUAL VENEZOLANO, todo el campo opositor señala a las elecciones como el elemento que definitivamente marcaría el inicio de una transición, para la salida de la grave crisis existente y la reinstitucionalización del país. Algunos la colocan al final de una senda inicial, que arrancaría con lo que llaman el cese de la usurpación y continuaría con un gobierno de transición, cuya duración no ha sido señalada y para cuya integración el pueblo soberano no sería consultado.

El cese de la supuesta usurpación se produciría por obra y gracia del Espíritu Santo, que convencería a Maduro de renunciar, a los militares que lo apoyan de dar un golpe o al gobierno estadounidense de invadirnos. Y digo supuesta usurpación porque Maduro, guste o no guste, fue electo en unas elecciones, muy similares a todas las anteriores de los últimos tiempos, realizadas el 20 de mayo del año pasado.

Otros colocamos las elecciones, es decir la obligatoria consulta popular establecida en la Constitución, en el inicio formal de un proceso de transición, para que el pueblo decida la ruta a seguir y ésta no le sea impuesta por una cúpula política. Se haría a través de un referendo consultivo en el que la gente decidiría cuál o cuáles opciones prefiere.

Otra posibilidad, igualmente probable, sería que las elecciones se realicen para elegir el gobierno que instrumentará la transición, si esta situación surgiere del desarrollo de un proceso de negociaciones entre el gobierno y las oposiciones existentes. En cualquiera de los dos casos o en otro que apareciere, se requeriría la designación de un Consejo Nacional Electoral nuevo, de consenso entre todas las partes, imparcial, equitativamente integrado y no sujeto de tutelaje por parte del TSJ o de la ANC.

El CNE recién nombrado tendría la tarea de preparar las elecciones que se haya decidido hacer en las negociaciones, si fuere el caso, o realizar el referendo consultivo mencionado o los comicios que toquen según los plazos constitucionales vigentes. Esto implica cambios en la organización del CNE para hacerlo un organismo pluralmente constituido en todos los niveles, lo que no necesariamente significa pluralmente repartido.

Actualizar y depurar el REP, controlar el voto asistido, integrar las mesas con electores escogidos al azar, acabar con la práctica de no informar a los miembros seleccionados, para suplirlos el día de las votaciones por quienes primero se encuentren en la fila de espera del inicio del proceso. Corregir las inhabilitaciones de partidos y de candidatos y controlar efectivamente el usual ventajismo gubernamental.

Algo que no se menciona o es dejado de lado, pero es de vital importancia si queremos reales cambios para el futuro, es el rescate de la proporcionalidad electoral establecida en el artículo 63 de la Constitución, la cual fue violentada por la LOPRE de 2009. Esta Ley tiene varios artículos inconstitucionales, que así podrían ser declarados por el TSJ, los cuales son la base de la ausencia de proporcionalidad, de la emergencia del sistema mayoritario excluyente actual y de la nefasta polarización que hemos vivido. Si esto no se realiza, volveremos a tener fracciones hegemónicas en los cuerpos deliberantes, que actuarán sólo según sus bastardos intereses sin control ninguno. Unos cuerpos legislativos muy plurales son la única vacuna contra este tipo de perversiones.

Las elecciones definirían entonces si el gobierno actual continúa y, si la decisión fuere contraria, el chavecismo pasaría entonces a ser oposición. Se iniciaría así la transición política, pero sería el pueblo quien lo decidiría y quien designaría democráticamente a los gestores de la misma y no como algunos hoy pretenden. Las negociaciones, de ser exitosas, no sólo lograrían lo señalado, sino podrían iniciar la transición económica y social desde antes de la realización de las elecciones, para de esa manera lidiar rápido con las desgracias actuales que sufren los venezolanos.

Medidas anti inflacionarias, de estabilización del tipo de cambio, de recuperación de la producción para combatir la escasez, de enfrentamiento profesional del gravísimo problema sanitario y, prioritariamente, de rescate y recuperación de PDVSA y de la producción de crudo y de gas natural.

Gobierno y oposición negocian en Noruega, según medios

REPRESENTANTES DEL GOBIERNO DE NICOLÁS Maduro y de la oposición venezolana mantienen conversaciones en Oslo, con Noruega como mediador para solucionar la crisis en el país sudamericano, informaron hoy varios medios de este país nórdico.

Según la televisión pública NRK, que cita fuentes próximas a las conversaciones, los contactos se iniciaron en Cuba y se han mantenido varias reuniones en un lugar secreto en Oslo, con la mediación del Ministerio de Asuntos Exteriores noruego, que ha declinado hacer comentarios.

La delegación del Gobierno la forman el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, y el gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez, mientras que por la oposición están el segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, Stalin González; el exdiputado Gerardo Blyde y el exministro Fernando Martínez Mottola, según NRK.

Las dos delegaciones viajarán a Caracas hoy después de una nueva ronda de contactos, de acuerdo con la televisión pública noruega.

Gobierno y oposición habían celebrado varias rondas de diálogo en la República Dominicana entre septiembre de 2017 y febrero de 2018, pero cuando todo estaba listo para firmar un acuerdo, los opositores se desmarcaron al considerar insuficientes las garantías dadas para las elecciones presidenciales.

La oposición presentó a su vez otro texto, que fue rechazado por el Gobierno venezolano, por lo que el diálogo -que contó con el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero como facilitador- entró en un “receso indefinido”.

A diferencia de otros países europeos, Noruega -que no forma parte de la Unión Europea- no reconoció al líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente interino cuando este se autoproclamó como tal a finales de enero, aunque sí le ha mostrado su apoyo y ha pedido diálogo y nuevas elecciones.

“Mantenemos la petición de respeto por los derechos democráticos y de nuevos comicios. La situación en Venezuela ha empeorado. Invitamos a las partes a establecer un proceso político incluyente que lleve a elecciones”, declaró hace tres meses la ministra de Exteriores, Ine Eriksen Søreide.

Søreide aseguró entonces que Noruega mantenía “diálogo” con las partes y que les había ofrecido ayuda para impulsar un proceso político “cuando y si lo desean”.

Noruega ha ejercido como facilitador en una veintena de procesos de diálogo en las últimas décadas, como el que llevó a la firma de los acuerdos de Oslo entre israelíes y palestinos o las conversaciones entre el Gobierno colombiano y las FARC.

Gobierno y oposición retoman este #11Ene el diálogo en Santo Domingo

dialogo301_1

El Gobierno y la oposición venezolana tienen previsto retomar mañana en Santo Domingo las conversaciones, después de que la última ronda de diálogo concluyera el pasado 15 de diciembre con avances, aunque sin lograr un acuerdo.

En un comunicado, el canciller dominicano, Miguel Vargas, señaló hoy que “los representantes del Gobierno y la oposición venezolana han mostrado un gran compromiso con este diálogo. Por eso, esperamos que, cuando este jueves retomemos las negociaciones, arribemos a acuerdo definitivo”.

Agregó que el Gobierno dominicano mantiene su disposición de acompañar a las partes en este camino hacia una solución “estable, pacífica y democrática, que beneficie al pueblo de Venezuela.”

Al término de las conversaciones de diciembre, ambas partes destacaron los avances, pero reconocieron que necesitaban más tiempo para llegar a un acuerdo que permita una salida a la grave crisis política y económica que vive el país.

En esa ocasión el anfitrión del diálogo, el presidente dominicano, Danilo Medina, explicó que, aunque había “grandes avances”, todavía quedaban algunos temas por discutir, por lo que se fijó una nueva cita para el 12 de enero, precedida por una reunión de trabajo el día anterior en la que habrá dos comisiones.

Hasta que “no se aborde el conjunto total de los temas y se llegue a acuerdos o desacuerdos sobre ellos no podemos anunciar ninguno porque de un tema depende el siguiente”, señaló Medina.

La Cancillería dominicana informó hoy de que en la reunión de mañana participarán representantes del Gobierno y la oposición venezolana, así como el expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, y el canciller Vargas; mientras que el viernes se integrará a las conversaciones el presidente Medina, que dirigirá las negociaciones, y los cancilleres de los países acompañantes.

En el marco de ese diálogo fueron liberados la víspera de Nochebuena 44 políticos presos en Venezuela, una de las solicitudes que ha hecho la parte opositora en esas conversaciones, aunque todavía se exige la excarcelación de más de 200 antichavistas privados de libertad.

Además, la oposición demanda en este diálogo cambios en el Consejo Electoral, del que desconfía; la restitución de los poderes del Parlamento, de mayoría opositora, y la apertura de un canal humanitario para la entrada de alimentos y medicinas al país.

El oficialismo pide, por su parte, la aceptación de la Asamblea Nacional Constituyente y el levantamiento de las sanciones financieras de Estados Unidos.

El diálogo político venezolano se inició formalmente el 1 de diciembre en República Dominicana, después de que quedaran en el aire durante varias semanas las conversaciones de septiembre.

Las conversaciones cuentan con la participación de los países acompañantes del proceso, representados por sus cancilleres, así como del expresidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.

Chile y México son los países observadores del diálogo a instancias de la oposición, mientras que Bolivia, Nicaragua y San Vicente y Granadinas son los invitados por el Gobierno de Nicolás Maduro.

El 8 de enero, el canciller de México, Luis Videgaray, dijo que su país buscará promover una solución a la crisis venezolana, pero siempre y cuando las condiciones para su participación como observador en este proceso sean “idóneas”,

Sobre la participación de México como observador, Videgaray aseguró que el país actúa “de buena fe” y de manera “diplomática” y afirmó que la negociación política “entre venezolanos” debe llevar a una solución.

El canciller declaró el domingo en una entrevista en televisión que la permanencia de México y Chile como observadores del diálogo estaba en entredicho debido a “algunas decisiones que ha tomado el Gobierno venezolano después de la última ronda de negociación”.

Por qué las negociaciones de gobierno y oposición en Dominicana son diferentes a las anteriores

Diálogo 2 Dic RD

La liberación de los presos políticos es un paso que mejora el ambiente para la próxima ronda de enero en República Dominicana. Hasta los mediadores están sorprendidos con el número de liberaciones. Todo parece indicar que llegó la hora del sentido común. Una fuente diplomática afirma a ALnavío que esta vez gobierno y oposición se tomaron el diálogo en serio.

Un detalle abre la puerta a la conjetura de que esta vez el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición venezolana se tomaron en serio esta ronda de negociaciones que entrará en nueva fase en la segunda semana de enero en República Dominicana. El simple detalle de que la información no se ha filtrado. Que los aspectos cruciales son de manejo exclusivo del grupo de negociadores, los cancilleres que acompañan el proceso, y los mediadores del mismo, el presidente Danilo Medina y el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero.

En otras ocasiones, no había manera de contener la fuga de información, lo cual ya indicaba que el ánimo estaba más del lado de que el diálogo no condujera a ninguna parte, que entrara en un callejón sin salida, que fracasara, pues. Como en efecto pasó hace un año y como en efecto ocurrió a finales de julio de 2017.

Más información en ALnavio.

Gobierno y oposición reunidos en Dominicana mientras los venezolanos enfrentan un oscuro panorama

mesadedialogovenezuela

El gobierno de Nicolás Maduro y una oposición fracturada se reúnen en República Dominicana en nuevas negociaciones para resolver la grave crisis venezolana, con una agenda centrada en la devastada economía.

Luego de tres acercamientos fallidos entre 2014 y 2017, volverán a la mesa para intentar frenar el choque de poderes y el profundo deterioro social.

Las partes “han dado muestras de buena voluntad a fin de que este proceso avance y esperamos que las discusiones culminen de forma satisfactoria, por el bien del pueblo venezolano”, dijo el canciller dominicano, Miguel Vargas, en un comunicado divulgado este jueves.

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) plantea como principales puntos “un canal humanitario” para la entrada a Venezuela de alimentos y medicinas, en severa escasez, y “condiciones justas” para las elecciones presidenciales de 2018.

En tanto, Maduro exige a la MUD que abogue por el cese de las sanciones de Estados Unidos, que prohíben a funcionarios y entidades de ese país negociar nueva deuda de Venezuela y de su petrolera PDVSA.

“La política es un elemento fundamental, pero los dinamizadores de la negociación son económicos”, dijo a la AFP Luis Vicente León, presidente de la encuestadora Datanálisis.

La ronda de conversaciones, que se extenderá hasta el sábado, tendrá lugar luego de que el miércoles el vicepresidente Tareck El Aissami anunciara que Maduro buscará la reelección.

Según dirigentes opositores y analistas, los comicios previstos para diciembre de 2018 podrían ser adelantados para el primer trimestre, aprovechando las fracturas en la MUD y antes de que la crisis económica empeore.

“Sería un adelanto tipo Pearl Harbor: un ataque por sorpresa. Pueden fijarlas incluso en enero o febrero. Debe ser un punto para la oposición en las negociaciones: fijar fecha y condiciones claras”, dijo a la AFP el politólogo Luis Salamanca.

“Presión económica” 

Los cancilleres de México y Chile -propuestos por la MUD- y de Bolivia y Nicaragua -aliados del gobierno- acompañarán el proceso, así como el presidente Dominicano, Danilo Medina, y su ministro de Exteriores.

Los contactos ocurren mientras Maduro trata de refinanciar la deuda externa, estimada en unos 150.000 millones de dólares. Para ello necesita la aprobación del Parlamento, de mayoría opositora, y declarado en desacato por la justicia.

Ante atrasos en pagos de intereses de bonos, Venezuela y PDVSA fueron declaradas recientemente en default por un grupo de acreedores y calificadoras de riesgo.

Los venezolanos enfrentan un oscuro panorama, pues al desabastecimiento se suma la inflación más alta del mundo, que el FMI proyecta en 2.300% para 2018.

El gobierno “no se sienta en la mesa por presión política, sino por presión económica, porque tiene una crisis brutal y sanciones internacionales que reducen su margen de maniobra”, subraya León.

La MUD, por su parte, necesita éxitos para superar las divisiones que se acentuaron tras la derrota en los comicios de octubre, cuando el oficialismo ganó 18 de 23 gobernaciones entre denuncias de fraude.

“¡Diálogo es traición!”

Sin embargo, la oposición está lejos de respaldar en bloque las reuniones en Santo Domingo. Entre gritos de “¡diálogo es traición!”, diputados opositores se enfrentaron el martes cuando el Parlamento aprobaba un informe en apoyo a la negociación.

Un sector estima que las conversaciones denotan incoherencia tras masivas protestas que exigían la salida de Maduro y dejaron unos 125 muertos entre abril y julio.

Evocan además el diálogo celebrado a fines de 2016, a instancias del Vaticano, que fracasó con acusaciones mutuas de incumplimiento de acuerdos.

“Sabemos a lo que nos enfrentamos. No somos ingenuos”, pero “es un deber” intentar que “se abra la cooperación internacional con medicinas y comida”, defendió Julio Borges, presidente del Legislativo.

El gobierno considera que esa iniciativa abriría las puertas a “una intervención militar”.

Borges encabeza la comisión de negociadores de la MUD, respaldada por un grupo de asesores que incluye a empresarios, sindicalistas y activistas de derechos humanos.

Maduro pidió expresamente a Borges mediar para que Washington levante las sanciones que denuncia como “una persecución financiera”.

Según el mandatario, esas medidas fueron aplicadas por pedido de la MUD.

“Mandé a exigir a la oposición que desde ya lleguemos a un acuerdo para que haya elecciones presidenciales con garantías económicas”, expresó.

Maduro enfrenta una creciente presión internacional, pues varios países lo acusan de quebrar el orden democrático con medidas como la convocatoria a una Asamblea Constituyente que rige con poderes absolutos desde agosto.

[Video] Ledezma sobre diálogo: Es hora de establecer los términos para la salida de Maduro

Antonio-ledezma-fuga

El alcalde metropolitano y ex preso político, Antonio Ledezma, ofreció este domingo un primer informe sobre sus primeros días en el exilio donde sostuvo que lo que realizará a partir del primero de diciembre en República Dominicana es un diálogo ficticio que no producirá resultados para Venezuela, afirmó que es momento de establecer los términos para la salida de Maduro.

“Un diálogo ficticio que lo que ha traído es más desventura para los venezolanos, lo que se va a hacer en Santo Domingo no producirá los resultados que necesita Venezuela. Lo que hay que hacer es establecer en este momento son los términos para negociar la salida de Maduro”, afirmó.

Afirmó que adonde llegue este mensaje, será siempre el de “sacar al país de las fauces voraces del chavismo-madurismo del siglo XXI, que nos tiene pasando hambre, miseria y muerte” expresó.

Asimismo anunció que el los próximos días viajará a Estados Unidos (EEUU), Centroamérica y varios países de Europa, para abogar por el camino que conduzca a la libertad de Venezuela, al tiempo que cuestionó la crisis moral del país, e indicó que el verdadero diálogo deber ser impulsado por los movimientos religiosos.

Ledezma sostuvo que la posición de Soy Venezuela, como un nuevo escenario de participación ciudadana, es abogar por un verdadero diálogo con resultados para el país.