migración venezolana archivos - Página 2 de 13 - Runrun

migración venezolana

Panamá retiene a 174 venezolanos por irregularidades de estatus migratorio

UN TOTAL DE 481 EXTRANJEROS, en su mayoría colombianos y venezolanos, fueron retenidos entre enero y noviembre pasados por los agentes de Migración de Panamá por diversas faltas legales relacionas con su estatus migratorio, informó este miércoles una fuente oficial.

El 37 % de los retenidos son hombres y 63 % mujeres, y lo fueron por haber incurrido principalmente en irregularidades como trabajar sin el permiso correspondiente (116), tener la estadía vencida (105) o contar con antecedentes penales (71).

La mayoría de los retenidos son ciudadanos colombianos (181), seguidos de venezolanos (174), dominicanos (49), nicaragüenses (38), filipinos (12) y otros países (27).

Además de las retenciones se ha dado la verificación de 3.944 personas en diversos operativos realizados por los agentes de migración a nivel nacional, señaló el Servicio de Migración de Panamá.

Duque desestima cerrar la frontera para no empeorar situación de migrantes

 

 

EL PRESIDENTE COLOMBIANO IVÁN DUQUE desestimó la posibilidad de cerrar las fronteras con Venezuela, como se ha planteado desde algunos sectores, y dijo que de hacerlo empeoraría la situación de los migrantes.

“No podemos dejarnos llevar por esos sentimientos que algunos están empezando a plantear que cierren la frontera. Como si con el cierre de la frontera dejara de ocurrir la migración”, dijo el jefe de Estado en una reunión con gobernadores departamentales realizada en Yopal, capital del Casanare.

Duque recordó que en una reunión anterior con los gobernadores habló del problema de la migración y de las acciones urgentes que debían adoptarse.

Según los datos de Naciones Unidas, más de 3 millones de venezolanos han abandonado el país desde 2014 a causa de la crisis socioeconómica que atraviesa la nación.

Esos desplazamientos han tenido por destino principal a Colombia, que actualmente acoge más de un millón 200 mil ciudadanos venezolanos, según las últimas cifras migratorias.

Duque explicó que el Gobierno de Colombia no solamente elevó la discusión a nivel internacional para darle visibilidad el problema y lanzó los fondos multidonantes, sino que también puso en marcha un documento del Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) que permite hacer un trabajo integrado entre todas las agencias del Estado para enfrentar esa situación.

“Lo que ocurre, si se cierran las fronteras, es que la migración es desordenada, no tiene caracterización y representa una amenaza. Pero si se adelanta responsablemente, con la debida caracterización, con programas como el Rutec (Registro Único de Trabajadores Extranjeros en Colombia), que fueron lanzados en estos cuatro meses, podremos tener un mejor manejo”, sostuvo.

Según Duque, el problema de la migración puede convertirse “en una gran oportunidad, como lo han tenido otros países, apostando también a que cuando venga la reconstrucción de Venezuela, ahí esté presente Colombia” y eso se convierta también en un gran impulsor de desarrollo.

La relación entre Colombia y Venezuela, que comparten una extensa frontera, ha pasado por altibajos en los últimos años y se ha vuelto especialmente agria por cuenta de los ataques verbales del mandatario Nicolás Maduro hacia su colega colombiano Duque y su antecesor, Juan Manuel Santos.

Este mismo lunes, Maduro acusó a Duque de dirigir planes militares contra la llamada revolución bolivariana, por lo que pidió a la Fuerza Armada de su país prepararse para defender y atacar.

Bienestar de los venezolanos: nuestro único interés, por Carlos Valero

 

 

EN EL ÚLTIMO AÑO HEMOS SEGUIDO DE CERCA la situación de cada venezolano en el exterior, que se vio obligado a huir de la crisis humanitaria propiciada por el régimen de Nicolás Maduro y que hoy en algunos de los países de la región vive una nueva pesadilla.

Los casos más dramáticos como el de Curazao, República Dominicana y Trinidad y Tobago los tenemos bajo lupa. Recientemente, pudimos constatar en persona el sufrimiento de cientos de hermanos venezolanos detenidos en las principales cárceles de Trinidad y Tobago.

Mi visita a Trinidad y Tobago tuvo como finalidad atender el problema de los venezolanos en la isla e interceder ante las autoridades para lograr la libertad de los encarcelados por problemas migratorios.

Dadas las condiciones del cautiverio he demandado que se les garanticen sus derechos humanos. Las reuniones con activistas de los derechos humanos y las comparecencias públicas tuvieron como norte exclusivo encontrar una solución a la situación de unos compatriotas de la diáspora que no tienen quien los defienda.

En nuestras reuniones observamos bastante preocupación por el acuerdo de gas firmado entre ambas naciones, el que no obtuvo la evaluación obligatoria de la Asamblea Nacional.

Hoy vemos con extrañeza como el primer ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowley se refiere a un supuesto intento por parte de la oposición en su país de acabar con este acuerdo de gas. Señala que ella es apoyada por “fuerzas opositoras” en Venezuela casualmente luego de nuestra visita a la isla.

Rowley no puede desviar el foco de atención sobre el maltrato que reciben nuestros hermanos defendiendo un acuerdo con serios cuestionamientos legales.

No hago conjeturas sobre hechos futuros que puedan incidir en las relaciones de nuestros dos países. Solo afirmo que la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela exige que los contratos de interés nacional sean aprobados por la Asamblea Nacional, poder legítimo del cual soy miembro.

Como integrante de la Comisión de Política Exterior del poder legislativo actúo como defensor de los emigrantes y contribuyo a organizar la solidaridad con la diáspora en todos los países receptores, igual que mis colegas de Comisión.

Al tomar nota de las declaraciones de Rowley, le hago nuevamente un llamado para en lugar de levantar acusaciones sin base, se encarga más bien de adoptar medidas para asegurar la atención médica que requieren algunos de los venezolanos detenidos y en especial compatriotas embarazadas, de las cuales una de ellas perdió a sus bebés días atrás por la falta de atención médica requerida.

Una vez más, aunque sea clamar en el desierto de su irresponsabilidad, le exijo a Nicolás Maduro y al canciller Jorge Arreaza que en cumplimiento de sus atribuciones gestione la libertad de los venezolanos presos en Trinidad y Tobago y que propicien la atención consular que merecen nuestros hermanos en todo el mundo.

 

@carlosvalero08

¿Cómo será el plan de la ONU para atender a los migrantes venezolanos?

 

 

 

LA ONU PRESENTÓ EL VIERNES EN GINEBRA, Suiza, el Plan regional de ayuda para los refugiados y los migrantes de Venezuela. Estas son las cuestiones claves de la propuesta.

¿Cómo ayudará a Colombia el plan de la ONU para atender a los migrantes y refugiados venezolanos?

El plan con el que la ONU responderá a la migración de venezolanos costará 738 millones de dólares. El 43 % de estos recursos se destinarán a programas de atención en Colombia.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) lanzaron el viernes el Plan Regional de Respuesta para los Refugiados y Migrantes de Venezuela, quienes llegan a diario a por lo menos 16 países latinoamericanos y del Caribe.

Se trata del primer plan de esta naturaleza en América Latina y consiste en un programa de acción que ayudará a los Estados de la región a responder de manera coordinada para brindar a la población migrante bienes y servicios básicos, protección contra la violencia y la explotación y facilidades para su integración socioeconómica.

Al divulgarlo el viernes en Ginebra, Eduardo Stein, representante especial conjunto del Acnur y la OIM para los refugiados y migrantes venezolanos, señaló que el Plan ha sido “una carrera contra el tiempo por la naturaleza, alcance, ritmo y complejidad de este fenómeno de desplazamiento humano”.

“Hay quienes se refieren a este como un plan estratégico. Creo que debemos ser lo suficientemente modestos como para reconocer que se trata, más bien, de un primer acercamiento a la emergencia, y que no tiene ninguna intención de sustituir a las autoridades, sino de complementar lo que los Gobiernos ya están haciendo”, precisó.

Este Plan cuenta con programas específicos para atender las situaciones de Brasil, Colombia, Ecuador y Perú. Los demás países receptores de población migratoria serán cobijados por tres planes subregionales: Caribe, Centroamérica y México, y Cono Sur.

¿Por qué un plan especial para Colombia?

De acuerdo con las agencias de la ONU, Colombia recibe el 50 % de los migrantes venezolanos. Datos de Migración Colombia citados en el Plan de Respuesta indican que, entre 2015 y 2018, el número de personas que migraron desde Venezuela con la intención de permanecer en Colombia aumentó un 2.550 %. En el mismo periodo, los migrantes en tránsito pasaron de 14.000 a 511.000, lo que equivale a un incremento del 3.550 %.

¿A quiénes está dirigido?

Además de los refugiados y migrantes de Venezuela, la población objetivo son los colombianos que retornaron al país, los migrantes en tránsito o pendulares y las comunidades de acogida.

 

¿Cómo será el plan de la ONU para atender a los migrantes venezolanos?

Colombia organiza refuerzo especial por entrada de venezolanos en Navidad

MIGRACIÓN COLOMBIA TENDRÁ UN REFUERZO ESPECIAL del 20 % debido a la temporada y la dinámica que se ha venido presentando durante todo el año, con la migración venezolana.

Christian Krüger Sarmiento, director de Migración, señaló mediante un comunicado que se estima un incremento del 15% en el número de viajeros respecto al año anterior.

El Grupo de Estudios Institucionales sobre Migración resaltó que entre el 14 y 21 de este mes se registrará el mayor número de viajeros que salen del país, mientras que entre el 4 y 7 de enero se espera el mayor número de ingresos.

“Hemos dispuesto de un completo plan de contingencia para atender esta temporada y evitar así generar traumatismos en los viajeros. Sin embargo, esto solo va a ser posible si tenemos la colaboración de cada una de las personas” puntualizó Krüger.

El segundo punto de mayor refuerzo es el Aeropuerto Rafael Núñez de Cartagena de Indias, donde el flujo de personas aumentará en un 32% respecto al año anterior.

Cae la migración de haitianos a Chile mientras la de venezolanos sigue en aumento

LA LLEGADA DE INMIGRANTES HAITIANOS A CHILE ha caído drásticamente durante este año, mientras la de venezolano ha superado las cifras registradas en todo el 2017, según datos del Ministerio del Interior que publica hoy el diario El Mercurio.

Así, la entrada de haitianos a Chile cayó desde 113.548 durante todo el 2017 a 35.773 entre enero y noviembre del 2018, mientras la de venezolanos se incrementó desde 176.269 en 2017 a 211.747 en los primeros once meses del año en curso.

Los haitianos que llegaron en enero de este año sumaron 15.000 y apenas 44 el pasado noviembre.

En tanto, el saldo migratorio de los venezolanos (diferencia entre los ingresos y salidas), pasó desde 115.101 el año pasado a 139.846 en noviembre pasado.

El pasado abril, y en el marco de una nueva política migratoria, el Gobierno que preside Sebastián Piñera estableció la exigencia de un visado consular de turismo para los haitianos y uno denominado “de responsabilidad democrática” para los venezolanos.

También implementó un programa de expulsión de extranjeros que hayan cometido delitos, que ha supuesto la salida de más de 2.000 personas, principalmente colombianos, bolivianos y peruanos.

Asimismo, el Gobierno creó un programa de retorno humanitario que hasta ahora ha cumplido dos vuelos con más de 300 haitianos que decidieron regresar a su país, aunque las autoridades no descartan extenderlo a inmigrantes de otras nacionalidades.

En los últimos días se ha abierto en Chile un debate por la decisión del Gobierno de no unirse al Pacto Migratorio de Naciones Unidas, decisión criticada por la oposición y los expertos, por contradecir, a su juicio, los principios que han regido la política internacional de Chile durante décadas, favorable a la protección y defensa de los derechos humanos.

Pese a algunas visiones contradictorias entre los ministerios de Exteriores y del Interior en torno al asunto, el presidente Sebastián Piñera ha reiterado dos veces públicamente en las últimas horas su decisión de mantener a Chile fuera del Pacto Migratorio, que debe ser ratificado el 19 de noviembre por la asamblea de la ONU.

Este viernes, desde La Moneda, Piñera subrayó que su Gobierno decidió no Pacto de Marrakech “porque contradice principios de nuestra propia política de migraciones y porque no resguarda adecuadamente los legítimos intereses de Chile y de los chilenos”.

Afirmó que el Pacto “incentiva la migración irregular al fomentar el trabajo informal, al promover el ingreso de los llamados migrantes vulnerables, al dificultar la detención de inmigrantes irregulares (…), y hace difusa la distinción entre migrantes y refugiados, y migrantes regulares e irregulares”.

Este sábado, en una declaración pública, el mandatario reiteró sus críticas al Gobierno de su antecesora, Michelle Bachelet, a la que acusó de haber creado “un caos migratorio”.

“Cuando asumimos el Gobierno, la situación migratoria en Chile reflejaba un desorden alarmante”, y que unos 700.000 extranjeros entraron como turistas a Chile durante la administración de la actual Alta Comisionada de Naciones Unidas para los derechos humanos.

“Cientos de miles de ellos (llegaron) con la clara intención de quedarse en forma irregular o engañados por verdaderas mafias de tráfico de personas”, sostuvo Piñera, que precisó que cuando asumió su cargo, el pasado marzo, “había más de 250.000 migrantes irregulares” y que “unos 45.000 mil documentos falsos fueron entregados a las autoridades migratorias chilenas”

Insistió en que su tarea es ordenar este tema y aseguró que promoverá la migración “segura, ordenada y regular” y que las puertas estarán abiertas para quienes lleguen en busca de oportunidades “respetando las leyes, pero no para aquellos que intenten ingresar a nuestro país para causarnos daño, como bandas de delincuentes, crimen organizado, narcotraficantes o trata de personas”.

Venezolanos suben 20,6 % y lideran cifra de extranjeros en España

 

VENEZOLANOS Y COLOMBIANOS FUERON LOS RESIDENTES EXTRANJEROS que más aumentaron en España en el primer semestre de este año, con incrementos respectivos del 20,6 % y del 10,5 %, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados hoy.

La ONU calcula que tres millones de personas han salido de Venezuela a causa, la gran mayoría, de la prolongada crisis económica, social y política que vive el país; de ellas, 2,4 millones se encuentran en países iberoamericanos.

También crecieron entre enero y junio los italianos que viven en España (4,4 %), argentinos (2,7 %) y marroquíes (1,5 %); por el contrario, bajaron los ecuatorianos (-2,3 %) y los británicos (-1,5 %), entre otras nacionalidades.

El número de extranjeros subió en 100.764 residentes en ese período (hasta 4,6 millones), principalmente venezolanos (18.749) y colombianos (16.794), seguidos, entre otros, por marroquíes (10.366), italianos (9.789) y argentinos (2.034).

Sin embargo, decrecieron los ecuatorianos (-3.205) y los británicos (-4.318). En este semestre, 43.882 ciudadanos obtuvieron la nacionalidad española.

España ganó 74.591 habitantes en el primer semestre del año, hasta 46,7 millones de personas, gracias en gran medida a un aumento de la inmigración, que sirvió para compensar el descenso demográfico debido a la caída de los nacimientos y la subida de las defunciones en este período, según los informes del INE Cifras de Población y Estadística de Migraciones (EM).

Entre enero y junio, el saldo migratorio español (llegadas menos salidas) fue de 121.564 personas, suficientes para compensar la caída demográfica (nacimientos menos muertes) de 46.273.

Así, se consolida el crecimiento de la población española iniciado en la segunda mitad de 2015 tras siete semestres de caídas consecutivas (desde 2012).

Brasil continuará acogiendo venezolanos a pesar de su retiro del Pacto de Marrakech

ERNESTO ARAÚJO, DESIGNADO MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES por el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció este lunes que su país se apartará del Pacto Global de Migración por ser “un instrumento inadecuado para lidiar con el problema”.

El Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular de la ONU fue aprobado este lunes en la cumbre que se celebra en la ciudad marroquí de Marrakech entre llamamientos a una cooperación multilateral para afrontar un fenómeno de dimensión global.

El futuro canciller, que se desempeña desde hace dos años como director del Departamento para Estados Unidos, Canadá y Asuntos Interamericanos de la Cancillería, hizo el anuncio este lunes a través de tres mensajes consecutivos publicados por las redes sociales.

“El gobierno Bolsonaro se disociará del Pacto Global de Migración que está siendo lanzado en Marrakech, un instrumento inadecuado para lidiar con el problema. La inmigración no debe ser tratada como una cuestión global, sino de acuerdo con la realidad y la soberanía de cada país”, señaló el diplomático en su cuenta de Twitter.

En los mensajes publicados, el futuro canciller aseguró que la inmigración es “bienvenida”, pero no debe ser indiscriminada y por ello debe contar con criterios que garanticen “la seguridad tanto de los migrantes como la de los ciudadanos” del país que los acoge.

En este sentido, Araújo informó que Brasil buscará un “marco regulatorio” que sea compatible con la realidad brasileña y con el bienestar de los connacionales y los ciudadanos extranjeros.

El futuro jefe de la cartera diplomática de Brasil también aseguró que su país continuará acogiendo a los venezolanos que “huyen del régimen Maduro”, pero agregó que “lo fundamental es trabajar por la restauración de la democracia” en ese país.

El anuncio de Araújo contradice el mensaje enviado la semana pasada por la Cancillería brasileña cuando dio a conocer que Aloysio Nunes Ferreira encabezaría la delegación de Brasil en el evento multilateral.

En la nota, la Cancillería señaló que el pacto “es el marco de cooperación más amplio ya creado para la gobernanza global de los flujos migratorios internacionales” y “será de gran importancia para la garantía de tratamiento digno a los más de 3 millones de brasileños que residen en el exterior”.

El pacto, que despertó las reticencias de varios países desde el primer momento de su elaboración, fue aprobado hoy por aclamación entre tímidos aplausos y sin gran entusiasmo por parte de los asistentes.

Países sobre todo receptores de emigrantes, como Australia, Italia, Israel y un numeroso grupo de los centroeuropeos, además de latinoamericanos como República Dominicana y Chile, se han retirado del pacto al cual Estados Unidos se opuso desde el principio.