Migración Colombia archivos - Página 2 de 5 - Runrun

Migración Colombia

Migración Colombia prohíbe entrada al hijo de Alejandro Andrade

MIGRACIÓN COLOMBIA PROHIBIÓ el ingreso a su territorio al venezolano Emanuel Andrade Colmenares, hijo de Alejandro Andrade Cedeño, ex tesorero de Venezuela entre 20017 y 2010. 

Christian Krüger Sarmiento, Director General de Migración Colombia aseguró que la medida viene impulsada por el Gobierno Nacional poner un cerco al régimen de Nicolás Maduro y a las personas cercanas al mismo.

“No vamos a permitir que personas que le han hecho tanto daño al pueblo venezolano, se paseen libremente por nuestro país y disfruten, mientras que su pueblo muere de hambre, condenados al exilio por una Dictadura que desangró al país más rico de la región”, afirmó Christian Krüger.

Según el portal  El Tiempo de Colombia Emanuel Andrade está bajo la lupa de las autoridades de inteligencia colombianas por el presunto interés que tiene el joven de invertir parte de su fortuna, de dudosa procedencia, en esa nación.

Emanuel Andrade forma parte de la lista de más de 300 personas vinculadas a Nicolás Maduro y a su gabinete, a quienes se les prohibió el ingreso a territorio colombiano.

 

Emanuel Andrade Colmenares es hijo del exmilitar Alejandro Andrade Cedeño, quien fue uno de los hombres más cercanos de Hugo Chávez y que actualmente se encuentra detenido en los Estados Unidos, condenado a más de diez años de prisión por lavado de activos y entregar sobornos por más de un millón de dólares.

Se conoció que Emanuel Andrade abandonó Colombia con destino a República Dominicana.

Migración Colombia: Más de 34.000 venezolanos ingresaron al país

Más de 70.000 personas entraron y salieron del territorio colombiano por los pasos fronterizos de Norte de Santander durante el primer día de apertura de frontera en el estado Táchira, medida tomada por Nicolás Maduro.

La jornada, que fue supervisada por el equipo de Migración Colombia, se caracterizó por una alta afluencia de viajeros que retornaban a Venezuela, gran parte de ellos venezolanos que ingresaron a comprar alimentos y productos de primera necesidad, así como los que en su momento habían ingresado para recibir asistencia médica pero por su estado de convalecencia no habían podido regresar a su país, ya que les hubiese tocado hacerlo cruzando por una trocha. 

El director general de Migración Colombia, Christian Krüger Sarmiento, señaló que fueron más de 34.000 los ciudadanos venezolanos que ingresaron al territorio nacional, mientras que cerca de 40.000 regresaron a su país. 

“Con la reapertura de los cruces fronterizos en el estado Táchira por parte de Maduro comienzan a registrarse, nuevamente, altos flujos de viajeros en los diferentes pasos habilitados entre Colombia y Venezuela, en Norte de Santander. Así mismo, esta reapertura trae consigo una disminución del uso de trochas por parte de las personas, un aspecto positivo ya que no continúan poniendo en riesgo su integridad para cruzar la frontera y mucho menos pagar para que se les permita hacerlo, como estaba sucediendo”, afirmó Sarmiento. 

Adicionalmente, insistió en que la voluntad de apertura debe estar acompañada de acciones reales, “y con los flujos que se registraron hoy y que creemos se mantendrán en los próximos días, mantener los contenedores sobre los puentes es poner en riesgo la integridad y la vida de las personas que transitan por ahí”.

Crímenes sin Castigo | Razones para desertar, por Javier Ignacio Mayorca
Las defecciones se han convertido en una práctica común en la Fuerza Armada. Cualquier motivo parece valedero. Al final, el régimen las aprovecha para quedarse con quienes considera “leales”

 

@javiermayorca

 

EL 6 DE MAYO, UNA COMISIÓN de la Guardia Nacional se presentó en uno de los edificios de Fuerte Tiuna utilizados como vivienda en guarnición para los oficiales subalternos. Los uniformados buscaban al capitán Jesús Ramos, quien comandaba una de las compañías del Destacamento de Seguridad Urbana de ese componente en el estado Vargas.

Ramos debía presentarse en su unidad el 2 de mayo, luego de disfrutar un permiso autorizado por la superioridad. Ante su ausencia, ordenaron la activación del llamado “plan de localización”. Esto implica que lo buscarán en su residencia y la de sus padres y parejas.

Debido al estado de crispación en la FAN, se sospechaba que este capitán podía estar incorporado a la causa de Juan Guaidó, quien el 30 de abril había respaldado un alzamiento en los alrededores de la base aérea La Carlota junto a numerosos efectivos militares, en su mayoría de la Guardia Nacional.

De acuerdo con fuentes castrenses, al profundizar en las pesquisas se determinó que el oficial pudo haber cruzado la frontera con Colombia. Fue allí donde se detectó por última vez la utilización de su número telefónico.

Era, con toda probabilidad, el caso de otro militar cobijado por Acnur en Cúcuta.

Ramos, hasta el momento de redactar esta columna, no ha colgado ningún video en YouTube, explicando las razones de su defección. La publicación de mensajes en las redes sociales es casi un patrón de conducta entre los oficiales y tropas que salen del país, y que según Migración Colombia ya sobrepasan el millar.

Este caso fue distinto. El 9 de mayo, Ramos se comunicó con sus superiores utilizando un número colombiano, como para despejar dudas de su paradero. Confirmó que se unió al alzamiento del 30 de abril, aunque curiosamente sin llamar a las tropas a su mando. Es decir, en términos estrictamente personales. Sostuvo que durante sus diez años largos de servicio conoció la corrupción y la ausencia de criterio y objetividad de la alta oficialidad de su componente. Algo que, según su punto de vista, contrastaría con el “sufrimiento” de la tropa.

El capitán no teme que lo llamen traidor. Prefiere ese calificativo a que lo vean como cómplice de una “pantomima”, y aseguró que al marcar distancia con respecto al régimen no será copartícipe de la “destrucción del país”.

El nombre de este capitán probablemente aparecerá en algún decreto presidencial, junto a docenas de oficiales y tropas degradados y expulsados de la Fuerza Armada. Así es como Maduro despacha en este momento la crisis cada vez más profunda en la institución castrense.

Luego del 30 de abril, el “goteo” de deserciones y pronunciamientos no ha cesado. Cualquier razón pareciera válida para huir de los cuarteles.

Mientras que Ramos argumentaba la separación anímica de lo que una vez fue su proyecto de vida, el mayor del Ejército José Gregorio Basante también hacía los preparativos para cruzar la frontera por Santa Elena de Uairén, rumbo a Brasil. Este oficial, quien hasta la semana pasada comandó el Escuadrón de Caballería Motorizada del Ejército 5102, ha sido señalado por presuntas violaciones a los derechos humanos durante la represión a los manifestantes indígenas, a partir del 23 de febrero. Pero lo que propulsó su defección no fue esto, sino la investigación sobre un presunto contrabando de diésel en un convoy que trasladaba blindados BTR-80, desde Puerto Cabello hasta la unidad comandada por él, el 30 de abril. Por este caso habían sido detenidas en flagrancia cuatro personas, entre ellas un coronel de la misma fuerza que Basante.

De un lado, entonces, están las razones morales y políticas. Del otro, motivos que parecieran netamente pragmáticos. Ramos y Basante aparecen como dos extremos opuestos, pero que convergen en el mismo resultado: romper filas.

Desde 2017, las deserciones empezaron a ser maquilladas con un eufemismo, que llaman “permanencia arbitraria fuera de la unidad militar”. La razón de fondo, según explicaron fuentes de la FAN, es que si todos los casos de deserción fuesen procesados como delitos, no se darían abasto. Son demasiados, y entonces prefieren procesarlos por vía administrativa.

En otros tiempos, la deserción de efectivos de tropa ocurría ocasionalmente. Buscar a quienes se ausentan ha sido una de las funciones de la Policía Militar, según lo indica el reglamento de Servicio en Guarnición. Ahora, como se ve, las deserciones abarcan no solo a sargentos sino también a oficiales jóvenes y a generales.

En las policías también están “desertando”. Esa es una de las razones por las que la PNB solo dispone realmente de poco más de la mitad de su nómina. En el caso de Cicpc, lo que molesta no es la ausencia del funcionario, sino que luego se distancie públicamente del régimen mediante un comunicado o un video. Por eso los jefes de algunas regiones en el centro del país pidieron a los subalternos que eviten las declaraciones públicas, y se limiten a solicitar la jubilación por los canales regulares.

Todo esto habla de un gran desencanto, que no conduce a un esfuerzo organizativo sino acciones netamente personales y aisladas. Al final, esta dinámica termina beneficiando al régimen, pues aprovecha para depurar sus filas y quedarse estrictamente con quienes considera “leales”.

 

Breves

 

El régimen avanza en estos días de relativa calma post 30-A, y toma medidas ante el inminente incremento de la conflictividad política y social. Comenzaron a ejecutarse dos decisiones: 1) se avanza en la constitución de las llamadas “cuadrillas de paz”, entidades en las que convergen efectivos de la Milicia Bolivariana y de la Guardia Nacional con colectivos armados, miembros de las UBCHs y empleados del programa Clap. Ya convocaron para las prácticas de estos grupos en unidades de la FAN; y 2) se ordenó a la Guardia Nacional iniciar los cursos de formación para facilitadores en materia de orden público en cada región policial. En el caso de la Policía Nacional, la orden es conformar escuadras de 200 efectivos en cada estado del país, con conocimiento de las técnicas para aplacar manifestaciones.

 

La súbita remoción del director de la Policía Nacional, general de división (GN) Carlos Pérez Ampueda, y de otros integrantes de la directiva de ese cuerpo está íntimamente ligada a la conducta de este oficial durante el alzamiento del 30 de abril y las manifestaciones del 1 de mayo. Fuentes de la institución indicaron que este general no transmitió debidamente la orden impartida por el ministro de Relaciones Interiores, Néstor Reverol, en el sentido de no permitir aglomeraciones ni bloqueos en la autopista, en especial en los alrededores de Altamira. Esta omisión hizo que titular del MRI tuviese que saltar varios eslabones en la cadena de mando para mandar directamente al jefe de Orden Público, comisionado Valentín Hernández, una actuación inmediata contra los manifestantes. Los cambios que desde entonces han implantado en el principal cuerpo civil armado del país han causado estupor. Para la subdirección fue designado un teniente coronel de la Guardia Nacional, Rubén Santiago Servigna, quien venía de desempeñarse como Administrador del MRI; al jefe de Investigaciones Penales, el comisario general Cicpc Alirio Cermeño lo reemplazaron por un capitán de la Guardia Nacional; otro oficial del mismo grado estará al frente de la Dirección contra la Delincuencia Organizada. Esto se une al cambio ya anunciado en la jefatura de la Fuerza de Acciones Especiales, ahora ejercida por el comisario del Sebin José Miguel Domínguez, alias Miguelito, conocido por su estrecha relación con los colectivos armados.

Colombia reabre pasos fronterizos con Venezuela con algunas restricciones

A PARTIR DE LA MEDIA NOCHE DE ESTE MARTES QUEDÓ HABILITADO el paso fronterizo entre Colombia y Venezuela en los puntos que comunican al departamento de Norte de Santander con el Vecino país. No obstante, Migración Colombia alertó sobre falta de garantías de seguridad en la zona.

Migración Colombia confirmó que en la media noche de este martes quedó reabierto el paso fronterizo que comunica a Colombia con Venezuela, concretamente, en el departamento de Norte de Santander. No obstante, el director de la entidad, Christian Krüger, aclaró que se mantendrán algunas restricciones por considerar que no hay plenas garantías de seguridad en la zona.

Según el funcionario, se hizo una evaluación de los obstáculos que se han venido presentando del lado venezolano en los puentes Simón Bolívar, Francisco de Paula Santander y La Unidad, y enfatizó en que los mismos han venido dificultando la movilidad de los viajeros. Además, añadió que aún hay presencia e personas armadas que representarían un riesgo para quienes crucen el paso fronterizo.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores y Migración Colombia han tomado la decisión de restringir el paso sobre los Puentes Internaciones Simón Bolívar, Francisco de Paula Santander y La Unidad, hasta que no haya garantías para los transeúntes”, informó el gobierno a través de un comunicado emitido a la media noche. No obstante, se confirmó que el proceso para sellar el pasaporte de los viajeros estará habilitado.

“Migración Colombia ha anunciado que prestará sus servicios de manera normal en los Puestos de Control Migratorio habilitados e invita a quienes así lo requieran a que se acerquen y realicen sus trámites migratorios con tiempo. Aquellas personas que no cuentan con el sello de salida de Venezuela, debido a la decisión de la dictadura de Maduro de cerrar la prestación del servicio de migración en en el vecino país, podrán acercarse a Migración Colombia para realizar su trámite de ingreso al territorio nacional”, concluyó el comunicado.

Migración Colombia prolonga restricción de paso en los puentes internacionales de norte de Santander

LUEGO DE REALIZAR UN RECORRIDO por los diferentes pasos fronterizos habilitados en Norte de Santander, validar los daños ocasionados a la infraestructura de Migración Colombia y evidenciar los desmanes que aún se vienen presentando en los mismos, de forma ocasional, el Director General de esta entidad, Christian Krüger Sarmiento, tomó la decisión de restringir el paso de viajeros por los mismos, 24 horas más.

Es así como los Puentes Internacionales Simón Bolívar, Francisco de Paula Santander, la Unión y la Unidad, tendrían restricción en el paso para los viajeros hasta las 12 de la noche de mañana, 26 de febrero, salvo casos de fuerza mayor, que serán analizados por la autoridad migratoria colombiana de forma individual.

“Debemos garantizar la prestación de un buen servicio y en eso venimos trabajando a paso redoblado. El miércoles 27 cuando abramos nuevamente el paso no estaremos al 100% pero no será una excusa para ser esa mano amiga que reciba al pueblo venezolano. Quiero agradecerle a aquellos venezolanos que exponiendo su vida cruzaron la frontera para recuperar parte de las vallas que nos habían sido robadas durante los desmanes del día sábado. Hacemos un llamado al orden y a la tranquilidad en este momento de transición. El pueblo venezolano reclama la libertad de esa tiranía y nosotros seguiremos apoyando todas las acciones que lleven a su consecución”, afirmó el Director General de Migración Colombia, Christian Krüger Sarmiento.

Así mismo, el jefe de la autoridad migratoria colombiana ratificó que sólo los pasos fronterizos en Norte de Santander presentan restricción por parte de Colombia y que en los demás puntos de control entre Colombia y Venezuela se viene prestando el servicio normalmente.

Más de 100 miembros de la Fuerza Armada solicitaron refugio en Colombia

DESDE EL SÁBADO 23 hasta la tarde del domingo 24, Migración Colombia registró que ha atendido a más de cien miembros de las Fuerzas Armadas de Venezuela que pidieron refugio en la frontera después de tomar la decisión de desertar.

96 de estos funcionarios, en su mayoría militares pero en los que también se encuentran miembros de los cuerpos policiales del Estado, ingresaron a Colombia por diferentes puntos del Norte de Santander. Ocho de ellos lo hicieron por la zona fronteriza de Arauca.

“Hasta el momento, Migración Colombia ha atendido a un poco más de cien miembros de las Fuerzas Armadas de Venezuela, que han salido de su país, escapando de la dictadura de Maduro”, indicó el organismo en un comunicado.
Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por medio centenar de países, ofreció amnistía a los miembros de la Fuerza Armada que rompan con el gobierno de Nicolás Maduro, cada vez más aferrado a los militares para mantenerse en el poder.

Cónsules retornaron a Colombia

Después de que el gobierno de Nicolás Maduro anunciara el sábado la ruptura de relaciones con el país vecino, desde Migración Colombia certificaron que hasta las 11:22 de la mañana del domingo habían retornado a territorio colombiano, cuatro de los cónsules que permanecían en Venezuela.

Los cónsules que llegaron a Colombia son los que estaban designados en funciones en las ciudades de San Cristóbal, San Antonio, Puerto Ayacucho y San Carlos del Zulia.

 

*Com información de EU y TC

MIGRACIÓN COLOMBIA denunció el viernes 22 de febrero que funcionarios de la Fuerza Armada Nacional venezolana (FAN), soldó los contenedores que obstaculizan el paso en el puente binacional Tienditas, en la frontera.

El organismo colombiano precisó que los contenedores puestos por los chavistas para evitar el ingreso de la ayuda humanitaria, fueron soldados en horas de la noche por efectivos de la Guardia Nacional (GN).

“Anoche, mientras Cúcuta y el mundo se preparaban para alzar la voz al unísono por la Libertad de Venezuela, la Dictadura de Nicolás Maduro soldaba los contenedores a la estructura del Puente de la Unidad, como si fuese una metáfora del Dictador aferrándose al poder”, precisó Migración Colombia en un texto enviado a medios de comunicación.

La oposición venezolana anunció en días pasados que el 23 de febrero ingresaría la ayuda humanitaria a Venezuela para atender a miles de familias que están en riesgo por la crisis que azota al país petrolera. Ante esto, el gobierno de Maduro aseveró que tales insumos no entrarán al país y por esa razón ordenó a la Fuerza Armada a desplegar en las zonas fronterizas del país para evitar cualquier “violación a la integridad” del suelo venezolano.

Colombia permitirá solicitar PEP a venezolanos que ingresaron con pasaporte sellado antes del 17 de diciembre

El gobierno de Colombia permitirá a los venezolanos que ingresaron a ese país antes del 17 de diciembre de 2018, solicitar el Permiso Especial de Permanencia (PEP) solo en caso de haber sellado su pasaporte en algún punto de control migratorio.

El PEP, que comenzará a expedirse este 27 de diciembre, permitirá a los venezolanos trabajar, estudiar y desarrollar cualquier tipo de actividad legal dentro del territorio colombiano, siempre que cumpla con los demás requisitos establecidos en el ordenamiento jurídico de ese país.

La decisión, señala el comunicado de Migración Colombia, se tomó “con el fin de mantener y preservar el orden interno y social, evitar la explotación laboral, velar por el respeto de la dignidad humana de los venezolanos y garantizar la seguridad nacional”.

Este es el comunicado completo:

Los ciudadanos venezolanos que ingresaron hasta el 17 de Diciembre al territorio colombiano, por un Puesto de Control Migratorio, sellando su pasaporte, podrán, a partir del 27 de Diciembre, tramitar la expedición del Permiso Especial de Permanencia – PEP, según lo anunció el Director General de Migración Colombia, Christian Krüger Sarmiento.

La medida beneficiaría a un poco más de 300 mil ciudadanos venezolanos, quienes ingresaron al país por un Puesto de Control Migratorio habilitado sellando su pasaporte y que al 17 de Diciembre, permanencían en Colombia, bien sea porque estaban dentro de los tiempos de ley otorgados o bien, porque, pese a cumplirse el tiempo de permanencia otorgado, no abandonaron el territorio nacional.

“El PEP hace parte de las disposiciones tomadas por el Gobierno Nacional con el fin de mantener y preservar el orden interno y social, evitar la explotación laboral, velar por el respeto de la dignidad humana de los venezolanos y garantizar la seguridad nacional. En repetidas ocasiones hemos dicho que no hay nada más peligroso para un país que no saber qué extranjeros se encuentran dentro de su territorio y que actividades están realizando. El PEP nos permite mantener esa migración ordenada y segura que necesita nuestro país y la región. Es una medida que busca no solo darle la mano al pueblo venezolano, sino también incorporarlos a la vida activa de nuestro país. Recordemos que los venezolanos que están migrando lo hacen no por gusto, sino por necesidad, y el mayor desafío que tenemos como país, ahora, está en volverlos productivos para nuestra sociedad, para el país que estamos construyendo en este Gobierno y que es el país que queremos dejarle a nuestros hijos”, afirmó Christian Krüger.

El Permiso Especial de Permanencia – PEP, que comenzará a expedirse este 27 de Diciembre, le permitirá a los ciudadanos venezolanos, como en las versiones anteriores, trabajar, estudiar y desarrollar cualquier tipo de actividad legal dentro del territorio nacional, siempre que se cumpla con los demás requisitos establecidos en el ordenamiento jurídico colombiano.

Para acceder al PEP los ciudadanos venezolanos deberán:

1. Encontrarse en el territorio colombiano al momento de publicarse la Resolución 10677 del Ministerio de Relaciones Exteriores. Esto quiere decir, haber estado en Colombia el 17 de Diciembre de 2018 y no haber salido aún del territorio nacional.

2. Haber ingresado a Colombia por un Puesto de Control Migratorio habilitado y autorizado, sellando su pasaporte, hasta el 17 de Diciembre de 2018.

3. No tener antecedentes judiciales a nivel nacional e internacional.

4. No tener medidas de deportación o expulsión vigentes.

Los venezolanos que cumplan con estos requisitos, podrán realizar la expedición del Permiso Especial de Permanencia, a partir del 27 de Diciembre, a través de la página web de Migración Colombia, www.migracioncolombia.gov.co

El trámite no tiene ningún costo y se podrá realizar hasta abril de 2019.

El Permiso Especial de Permanencia – PEP, será otorgado por Migración Colombia, previa verificación del cumplimiento de todos los requisitos y tendrá una vigencia de 90 días, prorrogables hasta máximo 2 años.

Es importante tener en cuenta que el Permiso Especial de Permanencia – PEP no es una visa, no reemplaza el pasaporte y no es un documento de viaje válido. Así mismo, los ciudadanos venezolanos que ya son portadores del PEP no podrán volver a solicitar este documento ante Migración Colombia.