Latinoamérica archivos - Runrun

Latinoamérica

Chavismo, amenaza regional, por Brian Fincheltub

HAY QUIENES EN LATINOAMÉRICA pensaron que podían convivir con el chavismo, que los abusos y desmanes cometidos en Venezuela desde 1998 eran un asunto exclusivo de los venezolanos y que correspondían a nosotros y solo a nosotros resolverlos. La lista de presidentes de la región que tuvieron la misma postura es larga, sin importar que fuesen de derecha o de Izquierda. El “tema Venezuela”, como algunos lo llamaban viendo los toros desde lejos, era un problema de “política doméstica”, nada más. Por eso todo el mundo se fotografiaba con Chávez y hasta se reían de sus chistes. Todos se preocupaban por mantener las mejores relaciones diplomáticas con el régimen socialista y la mejor manera de lograrlo era guardando silencio sobre lo que ocurría en nuestro país. 

No es extraño que Latinoamérica haya tenido esta posición durante años, esta también fue la postura de una parte de la oposición en Venezuela, que pensaba que era posible convivir con un régimen criminal. Pero ni para esta oposición ni para Latinoamérica fue posible coexistir con el chavismo. Como las plagas, la plaga socialista no se contenta con entrar a una nación, sus efectos pronto comienzan a hacer estragos. Al principio solo   los países vecinos resultaron afectados, pero el socialismo, como las pandemias, se expande y rápido. De norte a sur el chavismo ha dejado su marca, pero lo más grave es que sus efectos apenas comienzan a sentirse. 

La amenaza hoy es regional y no hablamos de la masiva migración venezolana que, aunque a corto plazo puede ser una carga para los servicios de asistencia pública regional, en el largo plazo se traduce en una oportunidad para las economías de los países receptores. Hablamos de lo que significa el chavismo para la seguridad y la estabilidad regional. El grupo criminal que secuestró el poder sería muy modesto si se contentara con solo tener su campo de operaciones en Venezuela. El chavismo como mafia delincuencial tiene pretensiones transnacionales y en este camino ha tejido alianzas no solamente con el narcotráfico sino también con grupos terroristas como las FARC y Hezbollah.

Lo que pasó esta semana en nuestro territorio confirma que quienes han alertado sobre la amenaza que representa el chavismo para la región no han exagerado en nada. Quizás se hayan quedado cortos. Un grupo públicamente definido como narcoterrorista le declara la guerra al Estado colombiano y lo hace desde territorio venezolano donde tienen protección y cobijo. Es evidente que, si el concierto de las naciones no actúa a tiempo, si es que queda aún tiempo, las consecuencias pueden ser desastrosas no solo para Latinoamérica sino para el mundo. Quizás las naciones que no se han animado a emprender acciones más contundentes contra el chavismo ahora entiendan lo que está en juego y lo que está en juego es mucho más que la libertad de Venezuela.

 

[email protected]

@Brianfincheltub

La solución europea, por Brian Fincheltub

EUROPA NO SIEMPRE FUE EL CONTINENTE ESTABLE Y PRÓSPERO que es hoy en día. Hubo una época en la que la destrucción y la miseria llevaron a miles de europeos fuera de sus fronteras. Latinoamérica fue uno de los horizontes a los que llegaron miles de inmigrantes buscando refugio y Venezuela, en aquel momento una tierra prometedora para propios y extraños, fue de los países que más inmigrantes recibió. Esa es la historia de la Europa de las guerras y las postguerras, un continente de ciudades destruidas, miles de muertes y millones de desplazados. Pero aun en su peor momento Europa no estuvo sola, la solidaridad internacional se hizo presente y seguramente la historia sería muy distinta para Europa si el mundo no hubiese intervenido frente a aquella tragedia.

Es cierto que para algunos esta solidaridad llegó tarde. Que el nazismo haya podido avanzar hasta donde lo hizo y asesinar a más de seis millones de judíos no es más que el resultado de años de inacción de la comunidad internacional, que creyó no solo que podía controlar a Hitler, sino dialogar con él. La salvación para los europeos llegó cuando las grandes potencias entendieron que todo acuerdo al que se llegará con Hitler sería irrespetado y que la solución que se imponía era combatirlo militarmente y derrotarlo. El mundo no solo fue vital para alcanzar la paz en el viejo continente, sino en su reconstrucción, el Plan Marshall le devolvió a Europa su esplendor y en este proceso los EE UU. jugaron un rol importantísimo.

Que para aquel entonces la buena fe o la ausencia de mecanismos multilaterales para combatir un régimen totalitario hayan llevado al mundo a equivocarse no es justificable pero quizás comprensible. Pero que hoy, frente al drama venezolano sea precisamente Europa quien habiendo sufrido en carne propia los desmanes del nazismo pretenda ofrecer a Venezuela una agenda de conversaciones estériles es por lo menos contradictorio. Y no se trata aquí de establecer paralelismos forzados, guardando las distancias, en el conflicto venezolano también son vida las que están en juego, son miles de vidas pérdidas y millones de desplazados. Frente a una realidad que se deteriora rápidamente y frente a un régimen sin escrúpulos, cualquier acto de dilación no es otra cosa que complicidad. 

La llamada solución europea no se adapta al rol al que está llamado a ejercer el viejo continente en el concierto de las naciones. La defensa de la democracia y los DDHH no es una tarea exclusiva de los EE UU, es lo que une a occidente frente a la barbarie. Europa debe asumir un papel mucho más protagónico con respecto a la realidad venezolana, debe entender que el madurismo no es solo un problema para el hemisferio, sino del mundo. Para avanzar en el combate de la dictadura se necesita unanimidad en cuanto a los mecanismos para combatirla y es más que evidente que la hora de los diagnósticos y las conversaciones ya pasó.

Llegó la hora de las acciones.

[email protected]
@Brianfincheltub

Aumenta el hambre en Latinoamérica por crisis de Venezuela y desaceleración económica

LA ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS (ONU) publicó un informe sobre el estado mundial de la seguridad alimentaria y la nutrición en Venezuela. El texto señala principalmente que el número de personas subalimentadas creció en América Latina y en especial en Suramérica en los últimos años.

En el informe sobre el estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2019, se detalla que el aumento del hambre es mayor en América del Sur, donde la cantidad de personas subalimentadas creció a un 5,5% el año pasado, frente a un 4,6% en el 2013.

“Durante los primeros 15 años de este siglo, América Latina y el Caribe redujeron la subalimentación a la mitad. Pero desde 2014, el hambre ha ido aumentando”, dijo el representante regional de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés), Julio Berdegué, a la agencia Reuters.

Marco Sánchez, director adjunto de la FAO precisó que en vista de la desaceleración y la dependencia del comercio de esos productos, “los ingresos tributarios se han aminorado fuertemente”.

En total en el mundo 821,6 millones de personas pasaban todavía hambre en 2018, cifra que ha aumentado por tercer año consecutivo en parte por la débil recuperación de la última gran crisis económica, según la ONU.

De los 77 países que experimentaron un aumento de la desnutrición entre 2011 y 2017, 65 sufrieron una desaceleración o una contracción de sus economías de manera simultánea y, entre estos, 52 dependían altamente del comercio de productos básicos y el vaivén de sus precios.

De los más de 820 millones de personas con hambre, 513,9 millones se localizan en Asia (el 11,3 % de la población), 256 millones en África (19,9 %) y 42,5 millones (6,5 %) en América Latina y el Caribe.

La situación más alarmante está en África, donde la subalimentación ha crecido en casi todas sus regiones, mientras que en países de Oriente Medio como Siria o el Yemen no para de incrementarse desde 2010 por la inestabilidad.

 

*Con información de EFE y Reuters

Juan Guaidó anunció que barco hospital sale de EEUU para atender a venezolanos en Latinoamérica

LA ATENCIÓN A LOS VENEZOLANOS víctimas de la Emergencia Humanitaria Compleja traspasa las fronteras, y así lo informó el Presidente (e) de Venezuela, Juan Guaidó, al anunciar que el barco hospital USNS Comfort parte este martes 18 de junio para atender a los venezolanos desplazados en Latinoamérica.

“Hoy está saliendo el barco USNS Comfort en alianza con los Estados Unidos para tender la Emergencia Humanitaria que ha causado el régimen durante 20 años, y que ha obligado a millones de venezolanos a abandonar el país para huir de la crisis”.

Esta información la dio a conocer en el cierre del debate del “Proyecto de Acuerdo Para la garantía de transparencia, en el manejo de los recursos destinado a la asistencia del ciudadano profesional militar y funcionarios de organismos de seguridad, que decidieron actuar para reponer el Orden Constitucional”, dado en la sesión de este martes en la Asamblea Nacional (AN).

Asimismo indicó Guaidó, que no se detendrá en la búsqueda de ayuda necesaria sea adonde sea para atender a los venezolanos. Explicó que el barco hospital cumplirá una misión humanitaria durante cinco meses en varios países latinoamericanos donde se encuentran venezolanos.

Agradeció a los países que han brindado apoyo y ayuda para atender la Emergencia Humanitaria Compleja que está en vías de convertirse en catástrofe humanitaria.

Cero tolerancia

El Presidente encargado ratificó que tendrá “cero tolerancia” contra actos que vayan en contra de los venezolanos. Dijo además que la Venezuela que viene es una Venezuela de respeto y que da la cara.

Señaló al régimen como el responsable de “la olla” (informaciones falsas) sobre la presunta malversasen de fondos para atender a los militares venezolanos que se pusieron del lado de la Constitución el pasado 23 de febrero y que se encuentran en Cúcuta.

“Sabemos claramente de dónde viene la olla. Usaron un Comunicado falso de Venezuela Aid Live para decir cualquier sandez”.

Destacó el también Presidente del Parlamento que el régimen no los va a distraer del objetivo que es atender la Emergencia Humanitaria Compleja y lograr el cese de la usurpación que dé paso al gobierno de transición y a las elecciones libres.

Buque hospital de EE.UU. irá a 11 países de Latinoamérica para asistir a venezolanos

ONCE PAÍSES ENTRE ELLOS Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador y Panamá, se beneficiarán de la misión de asistencia médica que realizará un barco hospital de la Armada de EEUU para responder a los efectos de la crisis humanitaria en Venezuela, según informó este jueves el Comando Sur.

Los médicos del USNS Comfort también prestarán sus servicios a bordo o en instituciones médicas locales en Granada, Haití, Jamaica, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves y Trinidad y Tobago.

“Este despliegue responde de manera directa a la crisis”, dijo el almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur de EE.UU., en un comunicado difundido este jueves sobre la misión, que se había anunciado el pasado 7 de mayo.

El Comando Sur hasta ahora no había informado de los países en los que se desarrollará esta misión de cinco meses y todavía no ha dicho la fecha exacta de partida del Comfort, que tiene base en Norfolk (Virginia), aunque sí que será a mediados de junio.

“Los equipos médicos del Comfort trabajarán junto con los profesionales médicos de las naciones anfitrionas que han acogido a miles de migrantes y refugiados venezolanos”, señaló Fuller.

Este es el séptimo despliegue del Comfort desde el año 2007.

La misión anterior se llevó a cabo entre octubre y diciembre de 2018 en Ecuador, Perú, Colombia y Honduras, duró 11 semanas y ayudó a más de 26.700 pacientes necesitados.

Informe Otálvora: EEUU moviliza su diplomacia militar en Latinoamérica

Presidente de Colombia Iván Duque reunido el 22ABR19 con el almirante Craig Faller. Foto: Presidencia Colombia

 

Diario Las Américas

 

EL MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES de Colombia, Carlos Holmes Trujillo,  inaugura el 27ABR19 un encuentro de enviados diplomáticos de Juan Guaidó quienes fueron llamados para concentrarse en Bogotá.

En la reunión en la capital colombiana, la cual tiene a Julio Borges como coordinador, participan los representantes diplomáticos designados por Guaidó ante más de una decena de gobiernos americanos que lo reconocen como Presidente encargado.

La designación de enviados ante gobiernos extranjeros, que era evaluada como una operación de corto plazo, adquirió otras dimensiones  en la medida que el proceso de cambio de régimen en Venezuela no ha tenido la velocidad que inicialmente le asignaban sus primeros propugnadores. Compartir experiencias y establecer mecanismos de una virtual cancillería para la coordinación de acciones son los objetivos del encuentro según varias fuentes consultadas.

La escogencia de los representantes diplomáticos respondió a varios criterios entre ellos que los designados contaran con la aprobación política de los jefes del proceso, que estuvieran  en el extranjero y preferiblemente en el país donde serían designados y, que se mantuviera una representación equilibrada de las distintas organizaciones partidistas y sectores  que conforman la alianza alrededor de Guaidó. Hasta la fecha Guaidó se ha abstenido de realizar designaciones para cargos de gobierno dentro del país y las anunciadas han sido para cumplir funciones en el extranjero tanto diplomáticas como de representación legal y ejercicio de la titularidad en empresas del Estado y, todas ellas han recaído en personas prelocalizadas fuera de Venezuela.

El status de los representantes diplomáticos ante los gobiernos receptores no es homogéneo. Algunos de ellos han sido reconocidos como Embajadores e incluso han sido recibidos por los jefes de Estado en ceremonias protocolares de entregas de credenciales. Otros sólo han sido recibidos por los respectivos ministros de relaciones exteriores. Todos ellos laboran desde locales ad-hoc y han ido organizando equipos de trabajo voluntarios básicamente con venezolanos residentes en cada país. Los gobiernos receptores les han proporcionado las respectivas visas diplomáticas confiriéndole las inmunidades diplomáticas salvo en dos casos en los cuales los representantes cuentan con doble nacionalidad.

*****

El jefe del Comando Sur de EEUU, almirante Craig Faller, realizó el 25ABR19 una visita oficial a Ecuador para una sesión de trabajo con el ministro de la Defensa Oswaldo Jarrín, confirmándose el giro que la política exterior ecuatoriana ha tomado durante el gobierno de Lenin Moreno. Ese nuevo estado de las relaciones de Ecuador con EEUU quedó marcado con la visita a Quito del vicepresidente de EEUU Mike Pence y su esposa el 27JUN18.

Por cierto, el gobierno de Ecuador se está incorporando al Grupo de Lima, la instancia continental de coordinación de acciones sobre Venezuela. Ecuador por primera vez envió un representante para participar en calidad de “observador” en la reunión número 12 del Grupo de Lima realizada en Santiago de Chile el 15ABR19.

*****

Lenin Moreno y su ministro Jarrín rompieron con la línea impuesta por el gobierno izquierdista de Rafael Correa el cual excluyó a las Fuerzas Armadas de Ecuador de los usuales ejercicios militares que se realizan en la región bajo patrocinio de EEUU. Correa no renovó acuerdos de cooperación militar con EEUU obligando en 2009 la salida del personal  estadounidense que operaba un  Puesto de Operaciones Avanzadas  en la base de Manta en el Pacífico ecuatoriano. Jarrín, quien es general de división en condición de retiro, fue Ministro de Defensa del gobierno de Alfredo Palacio en 2005 y mantiene fluidas relaciones con  instituciones universitarias militares de EEUU como la  Universidad Nacional de Defensa de Washington donde ha sido profesor.

Desde la llegada de Moreno al gobierno el 24MAY17, Ecuador ha incrementado el envío de oficiales a escuelas militares de EEUU; se abrió en Quito una oficina de enlace bajo la figura de “Oficina de Cooperación de Seguridad”, Ecuador retomó su participación en las maniobras internacionales enviando la fragata misilística Los Rios a Unitas 2019 celebrada en aguas caribeñas colombianas; acordó que una aeronave de EEUU, un Lockheed P-3 Orion, opere desde Ecuador en tareas de patrullaje antinarcóticos y de custodia de la zona económica exclusiva de Galápagos donde se han registrado numerosos pesqueros chinos en faenas de pesca ilegal. En presencia del almirante Faller, el ministro de Defensa ecuatoriano anunció el 25ABR19 que su país será sede del ejercicio naval Unitas del año 2020 con lo cual Ecuador asumirá tareas de coordinación del evento que reunirá a dos decenas de delegaciones navales.

*****

Previo a su paso por Ecuador, el almirante Craig Faller llegó a Bogotá el 21ABR19 para una visita de dos días acompañado de otro importante jefe militar de EEUU para el hemisferio occidental, el mayor general Mark Stammer comandante del Ejército Sur quien visitaba Colombia por segunda ocasión en lo corrido del año 2019. En la agenda de Faller figuró una reunión de alto nivel en el Palacio de Nariño con el presidente Iván Duque con participación de los ministros de Relaciones Exteriores y Defensa de Colombia Carlos Holmes Trujillo y Guillermo Botero y del alto mando militar. Narcotráfico y Venezuela, dos temas de la agenda de la Casa Blanca de Donald Trump, estuvieron entre los asuntos tratados en un encuentro en el cual Duque sentó a su derecha al Embajador de EEUU  Kevin Whitake.

*****

Además de las gestiones bilaterales, Faller encabezó personalmente junto a Stammer una reunión de dos días entre altos jefes militares de EEUU, Brasil, Colombia, Perú y Ecuador. El evento denominado “Conferencia Multilateral de Fronteras” reunió al general Cesar Astudillo Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas de Perú y al Comandante General del Ejército peruano general Jorge Céliz Kuong. Ecuador envió al general de división Roque Moreira Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y al general de brigada Orlando Fuel. El Ministerio de Defensa de Brasil estuvo representado por el mayor general José Pereira y el general Laerdete Souza. Los anfitriones fueron el mayor general Luis Fernando Navarro Comandante General de las Fuerzas Militares de Colombia, el Comandante del Ejército mayor general Nicacio Martinez y el Comandante de la Armada vicealmirante Evelio Ramírez. “Fortalecer los mecanismos de coordinación y cooperación para la seguridad regional garantizando el actuar de manera coordinada contra las amenazas transnacionales” fue el objetivo del encuentro según un vocero colombiano.

*****

El desmoronamiento de Unasur comienza a materializarse formalmente. Colombia que denunció el Tratado de Constitución el 27AGO18 ya legalmente está fuera del organismo desde el 27FEB19.

Las cancillerías de Paraguay, Argentina y Brasil notificaron individualmente a Ecuador como depositario del Tratado sus respectivas denuncias del Tratado los días 11, 12 y 15ABR19 respectivamente con plazo de seis meses para hacerse efectivas. Los gobiernos de Chile y Ecuador que han manifestado su decisión de denunciar el Tratado deben previamente realizar gestiones internas. De acuerdo con la Constitución chilena, el gobierno debe “pedir la opinión de ambas Cámaras del Congreso” antes de proceder a la denuncia de un Tratado en lo cual ya avanza el gobierno de Sebastián Piñera. La Constitución ecuatoriana exige la aprobación previa por parte de la Asamblea Nacional para la denuncia de un Tratado.

La Presidencia rotativa anual de Unasur correspondía a Jair Bolsonaro a partir del 17ABR19 en reemplazo de Evo Morales. El gobierno de Brasil optó por no aceptarlo por lo cual formalmente el organismo se encuentra sin Presidencia pro tempore la cual en todo caso correspondería a Guyana ante la renuencia de Brasil, Chile, Colombia y Ecuador. En todo caso el organismo está paralizado.

 

@ecotalvora

Contracción de Venezuela, Nicaragua y Argentina frustraron recuperación económica de la región

LA ESPERADA RECUPERACIÓN ECONÓMICA de Latinoamérica se vio frustrada en 2018, un año que será de recesión especialmente para Argentina, Nicaragua y Venezuela, mientras en Estados Unidos el presidente Donald Trump presume del sólido avance de su país.

Tras una previsión inicial de crecimiento para 2018 del 2 %, el más alto desde 2013, las expectativas para Latinoamérica se fueron rebajando hasta llegar a cerca de 1,2 %, una décima menos que el año pasado.

El estancamiento se atribuyó al contexto interno en un año electoral, a la situación en Argentina y las dudas sobre el futuro en Brasil, además de los altibajos de las materias primas, la desaceleración china y la guerra comercial.

“Muchos esperaban un mejor comportamiento en el 2018. Esto sin embargo se fue desinflando”, dijo a Efe el panameño Carlos Eduardo Troetsch Saval, nuevo presidente de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban).

“Los temores de una guerra comercial (China-EE.UU.) afectaron los mercados financieros” y “debilitaron las monedas de muchos mercados emergentes”, agregó Troetsch Saval al apuntar que el alza de las tasas de interés en EE.UU. trajo turbulencias en naciones emergentes como Turquía y Argentina, generando volatilidad cambiaria.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que este año se reportó un comportamiento divergente, con crecimientos notables en República Dominicana (cerca de 6,4 %), Panamá (4,6 %) y Paraguay (4,4 %).

En el otro extremo se ubican Venezuela, con una contracción estimada de entre el 15 y el 18 % y una inflación que rondará este año el 2.500.000 %; Dominica (-14,1 %), que afronta aún los efectos de los huracanes del año pasado; y Nicaragua (-4 %), que ostentó una robustez económica del 4,9 % en 2017 pero cayó tras la crisis política que estalló en abril.

A ellos se suma Argentina, que se contraerá cerca del 2,6 % debido al periodo de inestabilidad financiera que le llevó a sellar un acuerdo millonario de asistencia con el FMI, bajo el cual se comprometió a una fuerte ajuste fiscal.

La rebaja de expectativas se extendió a Uruguay (2 %) y Ecuador, que pasará de un avance de 2,4 en 2017 a cerca del 1 % este año, ante el viento en contra que representó la consolidación fiscal.

Brasil, la mayor economía regional y cuya proyección se rebajó a 1,4 % para 2018 tras un año de incertidumbre política que culminó con la elección como presidente del ultraderechista Jair Bolsonaro, quien se espera que implemente un programa favorable al mercado.

México, con un crecimiento previsto de 2,1 %, también muestra un estancamiento en medio de dudas por el nuevo Gobierno, presidido por el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, pese a que se redujo la incertidumbre comercial tras la firma de un nuevo acuerdo con Canadá y Estados Unidos, conocido como T-MEC.

Sin embargo, “hay una percepción de un deterioro en la política fiscal, en un momento de alta inflación y una política monetaria restrictiva”, explicó a Efe Luiz Eduardo Peixoto, economista del BNP Paribas para Latinoamérica.

Mientras, Colombia fue una de las pocas naciones donde mejoraron las previsiones, hasta un 2,7 %, tras el triunfo en las elecciones presidenciales del derechista Iván Duque, que se cree que dará un impulso fiscal en 2019.

A pesar de la situación, “el comercio intrarregional seguirá creciendo durante 2018”, afirmó a Efe el secretario general de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), Alejandro de la Peña Navarrete, al señalar que se proyecta que las exportaciones intrarregionales aumenten 13,2 % respecto a 2017, superando las exportaciones hacia afuera de la región (+10,6 %).

“Esto es muy importante en tanto que la participación de China en Latinoamérica es cada vez mayor, compitiendo principalmente con el comercio de manufacturas regionales”, sostuvo.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el FMI calculan que Suramérica avance 0,7 % este año, con crecimientos en Bolivia (4,3 %), Chile y Perú (4 %).

Mientras en Centroamérica se prevé un 2,8 %, 5 décimas menos de lo inicialmente pronosticado; y en el Caribe la actividad sigue recuperándose ante el aumento del turismo gracias al sólido crecimiento de Estados Unidos.

Sobre EE.UU., los organismos mantienen la proyección de crecimiento de 2,9 %, tras el 2,2 % de 2017, pero creen que se moderará en 2019, cuando comiencen a verse los efectos de la guerra comercial con China y se diluya el impulso del estímulo fiscal de Trump.

HRW advirtió de un empeoramiento de los derechos humanos en Latinoamérica

EL DIRECTOR PARA LAS AMÉRICAS DE LA ONG Human Right Watch (HRW), José Miguel Vivanco, dibuja un oscuro presente para los derechos humanos en Latinoamérica y advirtió sobre su “empeoramiento” en el futuro cercano.

“Se viene un periodo complejo, entramos en una etapa compleja, difícil, aún más difícil que la que hemos enfrentado desde el punto de vista de los derechos humanos”, asegura Vivanco en una entrevista con Efe tras concluir en Nueva York unas jornadas de reflexión de su ONG.

En su conversación, Vivanco desgrana los que a su juicio son los problemas más graves que afrontan muchos de los países de la región, aunque dejó claro que existen realidades “muy distintas” en Latinoamérica.

“Entre las cuestiones que son preocupantes, lo primero que me parece necesario destacar es el tema de la inseguridad, el crimen organizado y la criminalidad”, asegura el responsable de HRW, que hace hincapié en lo duro de su trabajo, “donde normalmente, lo usual es perder, no ganar”.

Para Vivanco, muchas veces, la respuesta a esta inseguridad que, “en distintos grados”, preocupa a toda la zona, “es la mano dura, y con argumentos demagogos de que el incremento de penas, la militarización de la policía o el descenso de la edad penal” contribuyen a su mejora.

Desde HRW consideran que estas medidas son “una fuente de abusos casi inagotable”, con un aumento de “la brutalidad y prácticas como la tortura, ejecuciones y cárceles repletas de procesados sin condena”.

El responsable para la Américas de HRW advirtió de que esto constituye “un problema muy serio” en países como México, Brasil o en Venezuela, país este último “con las tasas de homicidios y de delitos violentos más alta”, así como en Centro América, por el problema de la “violencia brutal” de las maras en Honduras, El Salvador o Guatemala.

“Frente a esto, muy pocos países han encontrado una respuesta profesional y que genere confianza sin que signifique más violaciones”, subraya.

Vivanco, para quien “lo que empuja (a un trabajador humanitario) es un elemental principio de solidaridad con los más vulnerables”, va más allá y cree que otro grave problema en la zona es el “surgimiento de gobiernos civiles populistas” como el de Nicolás Maduro en Venezuela y el de Daniel Ortega en Nicaragua.

“Venezuela y Ortega ven en Cuba un modelo y caminan abiertamente en esa dirección. La clave es impedir que se consoliden dictaduras propias de los 70. Aún no lo han logrado, pero están muy cerca de hacerlo”, dice, antes de acentuar que en solo tres meses de represión en Nicaragua en 2018 murieron más del doble de personas que en Venezuela en los últimos años.

El directivo chileno de HRW sostiene que la opinión pública debe entender que en la lucha por la defensa de los derechos humanos no puede haber un “doble rasero”, insistiendo en que hay que perseguir las violaciones tanto en países con gobiernos de derechas como de izquierdas, populistas o con legitimación popular.

“Todos tienen que estar sujetos a las mismas reglas, si uno hace la vista gorda hacia algunas violaciones, ese es probablemente el principal cáncer contra el avance de los derechos humanos a nivel global”, sentencia.

Además de los “fenómenos extremos” de Venezuela o Nicaragua, Vivanco advierte contra el surgimiento de “líderes populistas fundamentalistas” en “los países más grandes”, como el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y el brasileño Jair Bolsonaro, a quienes acusa de no tener “conciencia de respetar las reglas del juego democrático”.

“Están convencidos de que su sola presencia y el ejercicio del poder les permitirá abordar los graves problemas de esos países”, agrega Vivanco: “El ciudadano está en la indefensión total y expuesto al ejercicio arbitrario del poder”.

Otras cuestiones denunciadas por HRW en la región es la violencia de género o la persecución de periodistas y minorías, como los indígenas o la comunidad LGTBI.

Desde “el punto de vista jurídico y de las políticas públicas, cada vez se progresa más en el respeto y los derechos de la comunidad LGTBI”, pero apunta que “esto aún va acompañado de incidentes de violencia y discriminación muy serios y muy graves”.

Asimismo, agrega: “Los indígenas no han logrado, lamentablemente, los avances de la comunicad LGTBI y siguen siendo en muchos de nuestros países los más pobres”.

Más allá de estas malas prácticas y violaciones, Vivanco pone en valor al actual presiente peruano, Martín Vizcarra, por “restablecer los principios de la lucha contra la corrupción”, o al presidente ecuatoriano, Lenin Moreno, por sus esfuerzos “notables” y “por mejorar las condiciones de los derechos humanos y para restablecer los derechos democráticos que fueron pisoteados por (su antecesor) Rafael Correa”.

Finalmente, Vivanco también resalta el caso de Costa Rica, que para el directivo de HRW “sigue siendo un importante aliado en la promoción de los derechos humanos”