Crecimiento Económico archivos - Runrun

Crecimiento Económico

Contracción de Venezuela, Nicaragua y Argentina frustraron recuperación económica de la región

LA ESPERADA RECUPERACIÓN ECONÓMICA de Latinoamérica se vio frustrada en 2018, un año que será de recesión especialmente para Argentina, Nicaragua y Venezuela, mientras en Estados Unidos el presidente Donald Trump presume del sólido avance de su país.

Tras una previsión inicial de crecimiento para 2018 del 2 %, el más alto desde 2013, las expectativas para Latinoamérica se fueron rebajando hasta llegar a cerca de 1,2 %, una décima menos que el año pasado.

El estancamiento se atribuyó al contexto interno en un año electoral, a la situación en Argentina y las dudas sobre el futuro en Brasil, además de los altibajos de las materias primas, la desaceleración china y la guerra comercial.

“Muchos esperaban un mejor comportamiento en el 2018. Esto sin embargo se fue desinflando”, dijo a Efe el panameño Carlos Eduardo Troetsch Saval, nuevo presidente de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban).

“Los temores de una guerra comercial (China-EE.UU.) afectaron los mercados financieros” y “debilitaron las monedas de muchos mercados emergentes”, agregó Troetsch Saval al apuntar que el alza de las tasas de interés en EE.UU. trajo turbulencias en naciones emergentes como Turquía y Argentina, generando volatilidad cambiaria.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que este año se reportó un comportamiento divergente, con crecimientos notables en República Dominicana (cerca de 6,4 %), Panamá (4,6 %) y Paraguay (4,4 %).

En el otro extremo se ubican Venezuela, con una contracción estimada de entre el 15 y el 18 % y una inflación que rondará este año el 2.500.000 %; Dominica (-14,1 %), que afronta aún los efectos de los huracanes del año pasado; y Nicaragua (-4 %), que ostentó una robustez económica del 4,9 % en 2017 pero cayó tras la crisis política que estalló en abril.

A ellos se suma Argentina, que se contraerá cerca del 2,6 % debido al periodo de inestabilidad financiera que le llevó a sellar un acuerdo millonario de asistencia con el FMI, bajo el cual se comprometió a una fuerte ajuste fiscal.

La rebaja de expectativas se extendió a Uruguay (2 %) y Ecuador, que pasará de un avance de 2,4 en 2017 a cerca del 1 % este año, ante el viento en contra que representó la consolidación fiscal.

Brasil, la mayor economía regional y cuya proyección se rebajó a 1,4 % para 2018 tras un año de incertidumbre política que culminó con la elección como presidente del ultraderechista Jair Bolsonaro, quien se espera que implemente un programa favorable al mercado.

México, con un crecimiento previsto de 2,1 %, también muestra un estancamiento en medio de dudas por el nuevo Gobierno, presidido por el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, pese a que se redujo la incertidumbre comercial tras la firma de un nuevo acuerdo con Canadá y Estados Unidos, conocido como T-MEC.

Sin embargo, “hay una percepción de un deterioro en la política fiscal, en un momento de alta inflación y una política monetaria restrictiva”, explicó a Efe Luiz Eduardo Peixoto, economista del BNP Paribas para Latinoamérica.

Mientras, Colombia fue una de las pocas naciones donde mejoraron las previsiones, hasta un 2,7 %, tras el triunfo en las elecciones presidenciales del derechista Iván Duque, que se cree que dará un impulso fiscal en 2019.

A pesar de la situación, “el comercio intrarregional seguirá creciendo durante 2018”, afirmó a Efe el secretario general de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), Alejandro de la Peña Navarrete, al señalar que se proyecta que las exportaciones intrarregionales aumenten 13,2 % respecto a 2017, superando las exportaciones hacia afuera de la región (+10,6 %).

“Esto es muy importante en tanto que la participación de China en Latinoamérica es cada vez mayor, compitiendo principalmente con el comercio de manufacturas regionales”, sostuvo.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el FMI calculan que Suramérica avance 0,7 % este año, con crecimientos en Bolivia (4,3 %), Chile y Perú (4 %).

Mientras en Centroamérica se prevé un 2,8 %, 5 décimas menos de lo inicialmente pronosticado; y en el Caribe la actividad sigue recuperándose ante el aumento del turismo gracias al sólido crecimiento de Estados Unidos.

Sobre EE.UU., los organismos mantienen la proyección de crecimiento de 2,9 %, tras el 2,2 % de 2017, pero creen que se moderará en 2019, cuando comiencen a verse los efectos de la guerra comercial con China y se diluya el impulso del estímulo fiscal de Trump.

Venezuela tendrá en 2018 la peor economía del mundo por quinto año consecutivo

The Economist 2018 On The Rise

La crisis en Venezuela continuará empeorando de acuerdo a las previsiones económicas que publica The Economist, en que ponen al país caribeño como el líder en peor rendimiento económico de todo el mundo en 2018.

La contracción de la economía venezolana, la mayor en el mundo por quinto año consecutivo, preve ser de -11,9 % para el 2018. A Venezuela solo la acompañan otros tres países en la lista de crecimiento negativo: Puerto Rico con -8 %, Guinea Ecuatorial con -3.7 % y Corea Del Norte con -1 %.

“Las heridas en Venezuela, que probablemente sean las de peor desempeño con una pérdida del 11.9%, son autoinfligidas, ya que la gran mala administración ha llevado a la hiperinflación y al inminente incumplimiento de la deuda soberana”, recoge el diario.

La economía global se recupera a un paso moderado y continuo de la crisis financiera de 2008, y la tendencia seguirá igual. El PIB mundial aumentará 2,7% este año, apenas un poco menos que el 2,9% registrado en 2017, recoge el reporte de la unidad de inteligencia de The Economist.

 

Mientras oriente siguen en la senda del crecimiento, y las naciones que venían experimentando crisis se recuperan lentamente –como Italia– la publicación señala a los cuatro que cerrarán en rojo el año que ahora empieza. Reseña que “Corea del Norte también está pagando el precio de sus políticas; se enfrenta a sanciones internacionales cada vez más estrictas en respuesta al crecimiento de su programa de armas nucleares”.

Asimismo denota que “se pronostica que la economía de Puerto Rico, técnicamente un territorio de ultramar de los Estados Unidos, se reducirá en un 8%, como consecuencia de un devastador huracán que ha dejado a gran parte de la isla sin electricidad”.

Inversionistas ven a Venezuela como la nota negativa de América Latina

Latinoamerica

Tras importantes giros políticos en Brasil y Argentina, se espera que la región latinoamericana reanude su crecimiento económico a partir del 2017, luego de dos difíciles años marcados por recesión y factores macroeconómicos externos.

“Las políticas estatistas que dominaron a la región en la última década finalmente se encontraron con su destino al ver sus ingresos desvanecerse tras el colapso en los precios de los commodities, lo cual dejó al descubierto la ineficiente planificación y manejo de los recursos soberanos que terminaron en populismos cortoplacistas y corrupción”, comentó David Osio, asesor de Davos Financial Group.

Para muchos, una muerte anunciada que representa una importante lección para los pueblos y líderes de la región.

A pesar del complicado marco político y de gobernabilidad en el que se encuentran estos dos países, principalmente Argentina, las nuevas políticas correctivas que se han venido implementando los alinea con las otras grandes economías de la región, como lo son México, Chile, Colombia y Perú.

“Para el segundo semestre del presente año esperamos todavía ver cierta desaceleración en la región que terminará estabilizándose a finales del año”, dijo David Osio.

El asesor de Davos Financial Group espera que, de mantenerse en curso la reestructuración de los sistemas macroeconómicos, Latinoamérica alcance un crecimiento cercano al 2% el próximo año, liderado por el continuo manejo progresista de las economías antes mencionadas (México, Chile, Colombia y Perú).

“La inflación, factor que ha afectado notablemente a la región, debería comenzar a estabilizarse en los próximos meses, a medida que las monedas continúen frenando su ritmo de depreciación y la demanda domestica se mantenga a niveles bajos”, explicó Osio.

La tormenta perfecta de Venezuela

Venezuela continúa siendo un caso atípico dada la profunda crisis política, social y económica que atraviesa. Con un descontento popular sin precedentes, el régimen de Maduro se enfrenta a una tormenta perfecta generada por sus mismas políticas y el sistema de gobierno.

El Fondo Monetario Internacional estima una reducción del PIB en 10% y una inflación superior al 700% para el presente año, lo que colocaría a Venezuela como la peor economía del mundo.

“Aun con la agudización del colapso económico, los analistas estiman que Venezuela todavía podrá encontrar la manera de atravesar el 2016 sin incumplir los pagos de la deuda”, indicó David Osio.

PDVSA tiene pendiente más de $4 billones en pagos de su deuda en lo que queda del año con $1.4 billones venciéndose en octubre y $2.7 billones en noviembre.

El presidente de la petrolera estatal, Eulogio Del Pino, ya adelantó que está en conversaciones para refinanciar la deuda que vence en los próximos 18 meses, en busca de un respiro y del tiempo necesario para que sus esperanzas se hagan realidad: suban los precios del petróleo, se incremente el valor de sus reservas en oro y se puedan lograr más acuerdos de financiamiento con China.

“El gobierno de Maduro ha dejado claro que hará todo lo posible para evitar el default, ya que pondría en peligro los ingresos generados por PDVSA, único pulmón del país”, expresó David Osio.

Perú, una promesa

Volviendo al lado positivo dentro de la región, Perú figura como la mejor promesa con una expectativa de crecimiento del 4% para el 2017.

Este país se ha visto beneficiado por el continuo aumento en la producción minera, que ha ayudado a contrarrestar los efectos negativos sufridos en otras industrias. Bajo la nueva administración, Perú busca mejorar aun más las condiciones de inversión y enfocarse en el desarrollo de infraestructura y políticas fiscales que continúen aportando al crecimiento interno.

“Algunas de las industrias que observamos con mayor potencial son la financiera y la de bienes raíces, que esperamos se vean directamente beneficiadas por el continuo crecimiento económico y las nuevas reformas que incentiven la inversión privada”, puntualizó el asesor de Davos Financial Group.

En su opinión, el éxito de la nueva administración dependerá en gran aparte de la habilidad política para poder entenderse y avanzar con el Congreso, el cual está dominado por el partido fujimorista, Fuerza Popular.