cola archivos - Runrun

cola

Así estuvo el primer día de cobro de pensiones por terminal de número de cédula

Foto: Stephanie Armas – La Patilla

 

A través de las redes sociales se conoció que una gran cantidad de adultos mayores tuvieron que hacer largas colas para poder cobrar la pensión. A pesar de que el gobierno nacional anunció un plan de pago por el terminal del número de cédula para humanizar el proceso, esto generó que muchos abuelos tuvieran que permanecer varias horas bajo el sol.

En Caracas, específicamente en Altamira se registró una protesta por parte de los abuelos quienes estaban molestos debido a que en algunas entidades bancarias no estaban cancelando la totalidad del monto a los pensionados.

La situación no fue distinta en otros estados del país. La organización Vente Venezuela en Cojedes informó que en la entidad los pensionados se desmayaron esperando para ser atendidos.

“Personas de la tercera edad protestan en Mérida para que se les cancele su Pensión Las colas en Banco de Tovar son kilométricas, en algunos Bancos los abuelos durmieron en las afueras para asegurar su dinero”, indicó Adan Contreras, periodista de la entidad.

 

 

*Con información de El Nacional y La Patilla

Maltratos a los adultos mayores durante el cobro de pensiones persisten sin respuesta del Estado

adultoscolapension

 

El arrollamiento de un anciano que se dirigía a cobrar la pensión en horas de la madrugada estremeció a los zulianos. Este fallecimiento se suma a otros lamentables hechos ocurridos como producto de las adversas condiciones que deben enfrentar los adultos mayores para cobrar las pensiones del Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS).

El día anterior se registró una manifestación de pensionados en las inmediaciones de la sede del Banco Bicentenario ubicada en la calle 72 con avenida 3Y de Maracaibo, en la cual los adultos mayores cerraron la avenida en protesta por el incumplimiento por parte de la entidad bancaria de las medidas anunciadas el viernes 16 de febrero por Nicolás Maduro, que instaban a las instituciones bancarias públicas a extender el horario de trabajo para atender a un mayor número de personas.

Raúl Leal, pensionado de 66 años de edad, comentó que “El 60% de las personas que tú ves aquí de la tercera edad, están desde hace una semana haciendo guardia y esperando el día de pago para la pensión que es una sola vez al mes, la cual no alcanza ni para los medicamentos ni para la alimentación […] Ellos, miserablemente, nos humillan con esta actuación”.

Otro caso es el de Arturo Martínez, un pensionado de 68 años, quien murió de un infarto tras esperar siete horas  para cobrar la pensión del IVSS en el Banco Bicentenario del Centro Comercial Costa Verde. A través de otros medios de comunicación se ha conocido que muchos adultos mayores que presentan complicaciones de salud cuando están en la cola para la pension.

El artículo 80 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece que “El Estado garantizará a los ancianos y ancianas el pleno ejercicio de sus derechos y garantías. El Estado, con la participación solidaria de las familias y la sociedad, está obligado a respetar su dignidad humana, su autonomía y les garantizará atención integral y los beneficios de la seguridad social que eleven y aseguren su calidad de vida”. Pero la apatía del Estado ante las penurias de las personas de la tercera edad evidencia la falta de medidas efectivas para evitar la situación.

La Comisión para los Derechos Humanos del estado Zulia, exhorta al Estado venezolano a emprender soluciones que contribuyan a dignificar el cobro de las pensiones otorgadas por el IVSS a los adultos mayores y a ratificar la Convención Interamericana de los Derechos Humanos de las Personas Mayores.

Fotos | Las colas que han invadido Venezuela

cola-banco-2

Desde que el presidente ordenó la salida de circulación de los billetes de Bs. 100, una nueva especie de colas han nacido en Venezuela: las colas canjearlos en las entidades bancarias, las cuales han doblado la longitud de las ya normales colas que los ciudadanos deben hacer para comprar alimentos, medicinas y otros productos regulados; surtirse de combustible en algunos estados del país y de bombonas de gas en otros, y para retirar dinero de cajeros automáticos.

La inseguridad apremia en las colas de los bancos. Las cajas, carretas y bolsos llenos de billetes de 100 bolívares que sus portadores esperan horas por cambiar en las entidades bancarias de todo el país han llamado la atención de la criminalidad, provocando robos en los que han resultado asesinados los mismos ladrones.

 

Se mantienen largas colas para surtir combustible en varios estados del país

cola-por-gasolina-4

En las estaciones de servicio de la región central se mantienen largas colas de vehículos esperando para surtirse de combustible, situación que inició hace unas semanas y no ha mejorado a pesar de que Pdvsa afirma contar con suficiente inventario para suplir la demanda del país.

En el estado Carabobo las colas para combustible empezaron el martes pasado y se han mantenido, de acuerdo a El Carabobeñosiendo los más afectados los municipios de la Gran Valencia y el eje oriental.

El diario reporta que, a pesar de que este domingo 6 en algunas estaciones de servicio mejoró la situación con la llegada de gandolas, en otras estaciones continuaban alargándose las colas. Usuarios declararon que podían pasar más de dos horas esperando por el despacho de combustible.

Un comunicado de Pdvsa el domingo 6 de noviembre expresa que se trabaja en la normalización del suministro de combustible en los estados Carabobo, Lara y Aragua, y asegura que cuenta con suficiente inventario para atender la demanda en todo el país.

En la ciudad de Barquisimeto, estado Lara, al igual que en varios municipios del estado Aragua, las estaciones de servicio presentan largas colas y las que no, están cerradas por falta de combustible. El Siglo reseña como algunos conductores han debido recorrer la ciudad buscando estaciones abiertas que estén surtiendo, a pesar de que tengan que hacer cola para ello.

El estado Barinas, Táchira y Portuguesa también han tenido problemas con la insuficiencia de combustible en los últimos meses.

Alcabalas generan fuerte cola en la autopista Caracas - La Guaira

ccslaguaira

 

La autopista Caracas – La Guaira está fuertemente congestionada debido a las alcabalas.

Usuarios de la vía denuncian que los autobuses que retienen son de la oposición, que convocó para hoy la “Toma de Caracas”.

“Nos cerraron la autopista Caracas – La Guaira para que no podamos llegar a la marcha”, indicó una tuitera.

 

Golpean y maltratan a mujeres embarazadas en cola del Bicentenario en Maracaibo

embarazadas

 

Los disturbios del pasado sábado por pañales en Abastos Bicentenario del centro comercial Costa Verde en Maracaibo, mantienen sus secuelas.

La joven Ailin Carrasquero dio a luz durante la madrugada de ayer en la Maternidad Castillo Plaza. El estrés tras la estampida por los perdigones y las lacrimógenas que lanzaron los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en el Abastos Bicentenario del centro comercial Costa Verde le adelantó el parto. Ella y su bebé, que nació a término, están bien. Ya les dieron el alta médica.

La situación no es igual para Kelly González, quien sigue con dolores. Denunció que un uniformado la golpeó con un fusil en la barriga mientras la gente corría para entrar a la fuerza al establecimiento y comprar pañales. A la joven de 18 años le diagnosticaron principio de aborto. Apenas tiene 25 semanas de gestación. Estaba recluida con Carrasquero, pero la dejaron ir a su casa porque no hay medicamentos.

“Me dicen que si cumplo el tratamiento como debe ser, me hacen la cesárea en una semana. El problema es que no consigo las medicinas. Solo me están inyectando la que le madura los pulmones a la bebé. De resto, nada”, dijo González en entrevista telefónica con La Verdad.

Relató lo sucedido el pasado sábado. “Yo estaba haciendo la cola desde las 2:30 de la mañana porque necesito los pañales. La gente se alzó porque quería comprar. Los guardias nos golpeaban con los escudos sin importarles que estamos embarazadas. Nos agarraban por los brazos y nos echaban a un lado”, dijo la muchacha que llegó a Maracaibo desde Santa Cruz de Mara únicamente para adquirir pañales

Relató que la jóven que parió dentro del supermercado, lo hizo después de que un guardia la golpeara con el escudo en la barriga. “Ella empezó a sangrar y a gritar diciendo que no sentía su cuerpo. Él se asustó y de una vez la llevó hacia adentro. Cuando la vimos salir, ya iba con su bebé. Otro guardia me golpeó con un fusil en el vientre y se fue. Me ayudaron una miliciana y una paramédico. Ellas me montaron en la ambulancia. Tenía la tensión a 110”.

“Si están embarazadas pa’ qué vienen a hacer cola”, les gritaban los uniformados a las mujeres. La situación parece común en cuanto al trato a las embarazadas en las colas. Una fémina, quien optó por no identificarse, testificó que los gritos y las ofensas son frecuentes. “Hace semanas, me tocó ir a Farmatodo por pañales. Los guardias nos gritaban. Nos decían que qué hacíamos allí si estábamos embarazadas, pero uno lo hace por la necesidad. No me golpearon, pero me gritaban. Hasta ganas de llorar me dieron. Mi marido me dijo que no fuera más”.

No estaba la GNB

Durante la mañana de ayer, el Abasto Bicentenario del centro comercial Costa Verde en Maracaibo, ya no estaba custodiado por la GNB, sino por Polimaracaibo. A tempranas horas de la mañana, la gente se alzó porque les dijeron que ya no había pañales. La calma imperó minutos después, cuando reactivaron la venta, programada para los terminales de cédula de identidad que van desde el cinco hasta el número nueve.

Motorizados disparan contra cola de Mercal en Guatire y matan a niña de 4 años

mercal

 

Una niña de 4 años de edad murió al ser herida durante el ataque de pistoleros motorizados a una cola de Mercal en Guatire. En el incidente también resultaron heridas otras cinco personas, entre ellas un menor de 11 años de edad, quien recibió un disparo en la cara.

El suceso fue reportado a las afueras del Mercal del sector El Rodeo, en el municipio Zamora, informó El Pitazo.

Según versión de testigos del suceso, dos desconocidos llegaron en una moto a la cola de comida, uno de ellos sacó un arma de fuego y disparó contra el grupo de personas sin una razón aparente.

Los heridos fueron remitidos a centros asistenciales cercanos y hasta el momento, no han sido suministrados todas las identidades de las víctimas. La niña fallecida fue identificada como Britani Alejandra Larga de 4 años de edad y el niño herido fue Eduardo Romero Averiano, de 11 años.

La niña de 4 años, estaba con su madre de 28 años de edad en el sitio. La pequeña fue trasladada al Pronto Socorro de la zona, donde falleció, reportó la periodista Vanesa Morena en una nota para el portal Efecto Cocuyo.

El niño de 11 fue recluido en el Seguro Social de Guarenas con un disparo en la cara y otro en el fémur. El Cicpc investiga lo ocurrido.

 


Con información de El Pitazo y Efecto Cocuyo.

 

Colas

 

Me gusta conversar con la gente. Siempre me ha gustado. Cuando vivía en Maracay iba todas las semanas al centro. Aunque no fuera a comprar nada, disfrutaba de esa interacción con las personas. A algunas de ellas las entrevisté en mi programa “Gente como tú” que transmitía TVS. Todos tenemos una historia que contar. Pero las historias que me contaban antes tenían sus tristezas, pero también sus alegrías. Tenían sus bajos, pero también había altos. Había derrotas, pero igualmente había triunfos. Las de hoy, están todas llenas de desesperanza.

El jueves pasado, mientras hacía cola en una farmacia, me puse a conversar con una señora que estaba al lado mío. Su historia de “caza de alimentos” se parece a la de todos y a la vez es única, porque es su problema, su angustia, su tiempo.

Me contó que el día anterior había hecho cola en el Mercal de Graveuca en El Llanito desde las 12 de la medianoche. A pesar del peligro que significa estar en la calle a esa hora. Un policía trató de convencerlos de que se fueran con el argumento de que “el gobierno prohibió que hicieran cola en la noche”, pero el amotinamiento de quienes estaban allí lo desalentó a seguir en su prédica. “Y es que si no llegamos a esa hora, llegan otros. Hay lujos que no podemos darnos porque todo está carísimo”.

A las 10,30 de la mañana, diez horas y media después, “llegó el camión”. Ella dice que quienes organizan la cola se llaman entre ellos “colectivos”, pero no supo decirme si pertenecían a alguno de esos grupos, o si era sólo un nombre. Pero son quienes entregan los números, cuidan la cola y arman los paquetes que reparten adentro. Cuando finalmente pasó, cerca del mediodía –llevaba ya 12 horas en cola- le vendieron dos Harina PAN (porque las que hace el gobierno hace rato que no las ve, “si no fuera por Polar”), un kilo de leche en polvo y medio kilo de caraotas negras. Cuando estaba en la cola para pagar vio que los “colectivos” entraron, tomaron lo que quedaba, “cargaron con varios kilos de todo mientras que a nosotros nos habían dado ese poquito” y dejaron en la cola afuera a gente que estaba desde la madrugada. “Se armó un zafarrancho”, me dijo. “Pero yo me fui para ver si en otra parte conseguía algo más”. Si dedica un día de trabajo a buscar comida, no puede perder tiempo. “Además me da mucho miedo que empiecen a disparar”… Sin comentarios … En Venezuela parece que todos los que están fuera están más armados que los que están dentro de los cuerpos de seguridad.

Llegó a Locatel de Petare: el saldo de su viaje, dos jabones y dos pastas de diente. “De allí salí rápido”. Y se fue al Bicentenario de Terrazas del Ávila. Eran ya las 2 de la tarde. La fila era infernal de lo larga. Una muchacha que hacía cola tenía una niña pequeña que ardía en fiebre. Varios se acercaron al policía de la puerta a pedirle que la dejara entrar y su respuesta fue “a mí no me importa que tenga fiebre, váyase para su casa”. Los insultos no se hicieron esperar. Indigna también la insensibilidad del funcionario, cosa que ni es nueva, ni poco frecuente. A las 8 de la noche cerraron el hipermercado. La señora se quedó con seis horas de cola a cuesta y nada que comprar. “Demasiada humillación”, me dijo. “Y a este señor lo único que le preocupa es que sacaron a Dilma”…

“Ese señor que lo único que le preocupa es que sacaron a Dilma” algún día responderá ante Venezuela y en la Corte de La Haya por esas humillaciones, entre otras muchas cosas. El país es una olla de presión a punto de estallar. Que Dios nos agarre confesados.

 

@cjaimesb