Prensa Codhez, autor en Runrun

Codhez exhorta al gobierno a garantizar acceso a alimentos en medio de pandemia
5 de cada 10 hogares de Maracaibo, adquieren sus alimentos todos los días

 

En atención a la cuarentena colectiva anunciada por el gobierno de Nicolás Maduro, que implica la suspensión de actividades laborales y educativas, desde la Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez) se exhorta al Estado venezolano a garantizar el acceso y la disponibilidad de alimentos adecuados y suficientes para los habitantes de la región zuliana.

Ante la confirmación de casos positivos de Covid-19 en el país y la declaración del Estado de Alarma previsto en el artículo 338 de la Constitución de la República, el Estado debe establecer los mecanismos idóneos para la provisión y el acceso a los alimentos, garantizando el abastecimiento de los mercados de la región y, eventualmente, mediante su distribución directa sin discriminación alguna.

Codhez alerta que la emergencia por la pandemia del Covid-19 puede intensificar la inseguridad alimentaria de la población zuliana debido a las dificultades para alimentarse que, como se ha advertido desde hace unos años, se derivan del alto costo de los alimentos y su escasez.

Un gran porcentaje de la población marabina, 5 de cada 10 hogares de Maracaibo, compra sus alimentos todos los días de acuerdo con el último estudio de seguridad alimentaria realizado por la organización no gubernamental. Por ello, contar con reservas de alimentos para una cuarentena no es una realidad que aplique en muchas familias marabinas. 

De acuerdo al último monitoreo de alimentos realizado por la organización en la primera quincena de marzo, los granos incrementaron su precio en +14%, el queso blanco semiduro +13%, y los cortes de carnes de res +7%, respecto de la quincena anterior. Esta tendencia al aumento de precios es visible en el comportamiento del precio del kilo de queso. Para agosto de 2019 su costo equivalía en bolívares a USD 2,55 y para esta quincena de marzo, su equivalente en bolívares es de USD 5,18.

Entre tanto, adquirir productos como la leche líquida y en polvo puede significar gastar más de lo que se percibe con el salario mínimo vigente. Solo el precio promedio de un kilo de leche en polvo se ubica en Bs. 870.643,91, lo que representa más de cuatro salarios mínimos.

Durante el periodo de cuarentena anunciado por las autoridades gubernamentales venezolanas es necesario que tanto niños, como adultos mayores y toda población en situación de vulnerabilidad, pueda acceder a productos que le permitan disfrutar de una alimentación adecuada.

Asimismo, en medio de la declaración de alarma por la Covid-19, Codhez insta a las autoridades gubernamentales a garantizar la distribución de agua potable en todos los sectores de la región, así como asegurar condiciones de transporte adecuadas, sobre todo para las personas que requieran trasladarse a centros de asistencia hospitalarios, tomando en cuenta la aguda escasez de combustible.

La alimentación adecuada, el acceso al servicio de agua potable y de atención médica de calidad son derechos humanos cuya interdependencia es notable en las circunstancias actuales. Es momento que el Estado venezolano mueva toda su capacidad para responder de manera adecuada y efectiva ante este nuevo desafío que se presenta para el país y evitar la propagación del virus en la región, en procura de la salud y el bienestar de los zulianos.

Ago 26, 2019 | Actualizado hace 7 meses
Marabinos no están consumiendo carnes rojas ni blancas

La Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia hizo un monitoreo de los precios de los alimentos en la ciudad. El pollo, la carne, los huevos y el pan son los productos que más subieron de precio.

La Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez) hace un monitoreo cada quincena en Maracaibo, estado Zulia, para mostrar disponibilidad y precios de los alimentos. En el último estudio, que presentaron para los días 14 y 15 de agosto, se muestra que el precio de la pechuga de pollo con hueso aumentó 81% en apenas 15 días, indica El Pitazo.

Hasta esta semana, por un kilo de pechuga de pollo hay que pagar 43.020 bolívares. Lo mismo sucedió con el precio del muslo de pollo, que subió 60% de acuerdo con Codhez. El kilo está en los mercados y los supermercados en 39.240 bolívares; mientras que por un kilo de carne de primera hay que pagar 37.629.

Con estas cuentas, el informe de Codhez precisa que los marabinos no están consumiendo carnes ni rojas ni blancas porque se les hace cuesta arriba adquirir estos productos. “El acceso a las proteínas es cada vez más limitado con el salario mínimo vigente, que resulta insuficiente para comprar más de un producto de la cesta alimentaria”.

El salario diario que se gana un marabino no alcanza ni para comprar un cartón de huevos. El monitoreo de los precios destaca “el incremento del precio de huevos por unidad, que asciende a 125%. En la última quincena de julio, se podían adquirir, en promedio, por Bs. 1.162,50, pasando ahora a costar Bs. 2.610,00”.

EL PASADO miércoles, 17 de julio, la Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia realizó el taller ¿Cómo difundir violaciones a los derechos humanos?, dirigido a activistas y organizaciones de la sociedad civil con interés en realizar labores de documentación y difusión sobre la situación de derechos humanos en la región.

La actividad de formación estuvo dirigida por Gabriela Buada, coordinadora de la ONG Caleidoscopio Humano y contó con la participación de distintas organizaciones regionales como Azul Positivo, Transparencia Venezuela Capítulo Zulia, Venezolanos en Acción, Rehabilitarte, La Papelera Tiene Hambre, Ciclovías Maracaibo, entre otras.

Entre los aspectos a considerar por la organizaciones de derechos humanos, Buada destacó la importancia de respetar el espacio de las víctimas y dejar a un lado las actitudes que solo buscan atención y el protagonismo. “Hay que tomar en cuenta a la víctima y preguntarnos si es oportuno difundir su caso o si debemos trabajar por debajo de la mesa para obtener soluciones”.

La activista también compartió varias apreciaciones sobre el manejo comunicacional de las situaciones de derechos humanos en Venezuela y la necesidad de utilizar un lenguaje no estigmatizante y discriminatorio. “No se utiliza la palabra enfermo para calificar a una persona, eso estigmatiza; no se dice diáspora, en Venezuela existe una migración forzada”.

El taller forma parte de las actividades de formación que realiza Codhez para la promoción de los derechos humanos en la región. La organización busca brindar las herramientas que necesitan los ciudadanos para la defensa de sus derechos y el acompañamiento conjunto en la exigencia de mejores condiciones de vida para todos en el contexto de la emergencia humanitaria compleja que vive el país.

Codhez registró al menos 240 muertes que involucran a funcionarios policiales en el Zulia

La Comisión para los Derechos Humanos del estado Zulia (Codhez) divulgó su boletín relativo a la documentación de los hechos de violencia en los que están involucrados funcionarios de seguridad del Estado venezolano, y que han supuesto la muerte de, al menos, 240 personas desde enero hasta junio de este año en el Zulia.

En el monitoreo realizado en los medios de comunicación de la región, se contabilizan al menos 182 hechos violentos con intervención policial que dejaron 240 personas muertas: 239 calificadas como presuntos delincuentes y un funcionario.

En 126 de los 182 hechos violentos (69,23%) estuvo involucrado algún cuerpo de seguridad nacional, 41 correspondieron a operaciones policiales con participación de algún cuerpo de policía regional (22,53%), y en 19 estuvieron involucrados cuerpos de seguridad municipales (10,44%). En algunos de estos casos, los cuerpos de seguridad actuaron conjuntamente. 

En este sentido, las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana (FAES) son el órgano nacional que acumula más acciones violentas, participando en 46 con una incidencia porcentual del 25%, seguido del Cuerpo de Investigaciones Civiles, Penales y Criminalísticas (CICPC) con 32 hechos violentos (17%). Asimismo, entre los cuerpos de seguridad regionales involucrados en hechos violentos, destacó el CPBEZ que participó en 26 con una incidencia del 14,29%.

En relación con el panorama territorial, Maracaibo es el municipio con más hechos de violencia policial (28,72%), seguido por San Francisco (13,19%), Cabimas y Jesús Enrique Lossada, ambos con 7,14%, y luego, Lagunillas y La Cañada de Urdaneta, ambos con 6,04%. 

Sobre los rangos de edad, 89,74% de las personas que murieron en hechos violentos en los que estuvo involucrada la policía tenían 35 años de edad o menos. De los que se tienen datos, el grupo más grande son jóvenes de 25 años de edad o menos, que representan la mitad de los casos (50,42%).

En sintonía con lo establecido en el Informe sobre Venezuela de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michele Bachelet, Codhez considera que ‘existen motivos razonables para creer que muchas de estas muertes constituyen ejecuciones extrajudiciales perpetradas por las fuerzas de seguridad, en particular por el comando policial de las FAES’.

Desde 2018, en el Zulia se desarrolló una política que siguió la estructura y el discurso de la Operación de Liberación y Protección del Pueblo. Es decir, con justificación en las graves circunstancias de inseguridad ciudadana, se han tomado acciones consistentes en allanamientos, detenciones arbitrarias, torturas y ejecuciones extrajudiciales.

En el Informe anual sobre la situación general de derechos humanos del estado Zulia de 2018, la organización no gubernamental alertó que al menos 279 personas fueron asesinadas por comisiones policiales y/o militares en supuestos enfrentamientos. En este sentido, Codhez exhorta al Estado venezolano dar cumplimiento a sus obligaciones de prevención, investigación, sanción y reparación integral a las personas víctimas de violaciones a la vida y al debido proceso.

Maltratos a los adultos mayores durante el cobro de pensiones persisten sin respuesta del Estado

adultoscolapension

 

El arrollamiento de un anciano que se dirigía a cobrar la pensión en horas de la madrugada estremeció a los zulianos. Este fallecimiento se suma a otros lamentables hechos ocurridos como producto de las adversas condiciones que deben enfrentar los adultos mayores para cobrar las pensiones del Instituto Venezolano de Seguros Sociales (IVSS).

El día anterior se registró una manifestación de pensionados en las inmediaciones de la sede del Banco Bicentenario ubicada en la calle 72 con avenida 3Y de Maracaibo, en la cual los adultos mayores cerraron la avenida en protesta por el incumplimiento por parte de la entidad bancaria de las medidas anunciadas el viernes 16 de febrero por Nicolás Maduro, que instaban a las instituciones bancarias públicas a extender el horario de trabajo para atender a un mayor número de personas.

Raúl Leal, pensionado de 66 años de edad, comentó que “El 60% de las personas que tú ves aquí de la tercera edad, están desde hace una semana haciendo guardia y esperando el día de pago para la pensión que es una sola vez al mes, la cual no alcanza ni para los medicamentos ni para la alimentación […] Ellos, miserablemente, nos humillan con esta actuación”.

Otro caso es el de Arturo Martínez, un pensionado de 68 años, quien murió de un infarto tras esperar siete horas  para cobrar la pensión del IVSS en el Banco Bicentenario del Centro Comercial Costa Verde. A través de otros medios de comunicación se ha conocido que muchos adultos mayores que presentan complicaciones de salud cuando están en la cola para la pension.

El artículo 80 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece que “El Estado garantizará a los ancianos y ancianas el pleno ejercicio de sus derechos y garantías. El Estado, con la participación solidaria de las familias y la sociedad, está obligado a respetar su dignidad humana, su autonomía y les garantizará atención integral y los beneficios de la seguridad social que eleven y aseguren su calidad de vida”. Pero la apatía del Estado ante las penurias de las personas de la tercera edad evidencia la falta de medidas efectivas para evitar la situación.

La Comisión para los Derechos Humanos del estado Zulia, exhorta al Estado venezolano a emprender soluciones que contribuyan a dignificar el cobro de las pensiones otorgadas por el IVSS a los adultos mayores y a ratificar la Convención Interamericana de los Derechos Humanos de las Personas Mayores.