bolivia archivos - Página 2 de 23 - Runrun

bolivia

El examandatario boliviano aseguró que recibió llamadas de varios países para irse a esas naciones al dejar Bolivia

Evo Morales, expresidente de Bolivia, tuvo una discusión con el periodista Gerardo Lissardy, de la BBC Mundo, cuando el trabajador de la prensa le preguntó por qué no se exilió en Venezuela.

En medio de la entrevista, Lissandry le consultó a Morales por qué no fue a Venezuela en lugar de México, alegando que el país suramericano es uno de sus “principales aliados”.

“¿Qué? No te entiendo (…) ¿Por qué Venezuela, dígame ¿ Por qué insinúa eso? (…) Tengo tantos aliados, Rusia, China, tantos países en Europa. Países de derecha que nos admiran bastante, Francia, España”, dijo Morales.

 

El exmandatario prosigue con que Venezuela es aliado de Bolivia, y agrega: “Lo respeto y admiro mucho. Mi admiración a Hugo Chávez, derrotó el golpismo, intervencionismo y la guerra económica. Es el pueblo venezolano. Tengo mucha admiración, así como al pueblo de Cuba…y no por eso me voy a ir allá”.

Según las afirmaciones de Morales, muchos países lo llamaron para que se fuera para esas naciones, tanto de izquierda como de derecha.

Posteriormente, Morales aprieta al periodista y le dice: “Espero que usted me pase esta grabación de esta entrevista, porque no es una entrevista, es un debate ideológico y estoy dispuesto, debatamos”.

“Cuando no tiene argumentos para algo, directamente salta a por qué Venezuela. Ese es mi derecho. Usted no puede insinuar si Cuba o Venezuela. Ese es mi derecho”, agregó Morales.

Informe Otálvora: Instauran nuevo gobierno constitucional en Bolivia

La presidente de Bolivia Jeanine Añez juramentando al nuevo Alto Mando Militar el 13NOV19. Foto: Agencia ABI

Estos son los primeros anuncios realizados por la ministra de Relaciones Exteriores de Bolivia, la académica Karen Longaric, designada por la presidenta Jeanine Áñez

Abandono de la alianza izquierdista ALBA, inicio de trámites para abandonar Unasur, virtual ruptura con el gobierno de Nicolás Maduro con expulsión de los diplomáticos venezolanos en Bolivia, reconocimiento al gobierno de Juan Guaidó, acuerdo con Cuba para el retiro de cientos de agentes cubanos que operan en Bolivia lo cual comenzó a ejecutarse el 16NOV19 desde el aeropuerto de Santa Cruz. Estos son los primeros anuncios realizados por la ministra de Relaciones Exteriores de Bolivia, la académica Karen Longaric, designada por la presidente Jeanine Añez. La consigna procubana de “patria o muerte” fue retirada de los cuarteles de Bolivia por orden de Añez.

*****

La operación para evacuar a Evo Morales de Bolivia se ha convertido en la primera acción internacional de gobierno del llamado Grupo de Puebla, el nuevo frente creado por la izquierda castrochavista del Continente. Aun en condición de presidente electo, el argentino Alberto Fernández habría sido el motor de las intensas comunicaciones entre diversos gobiernos del Continente para garantizar transporte y seguridad a Morales en su salida de Bolivia.

 

*****

Desde varios días antes de la renuncia de Morales a su cargo, actuado en coordinación con el gobierno de México, Fernández habría entrado en contacto con los mandatarios o cancilleres de Perú, Ecuador, Chile, Paraguay, Uruguay, Brasil y España para procurar una ruta para la evacuación del boliviano. Diversas fuentes aseguran que el presidente de Paraguay Mario Abdo Benítez habría incluso ofrecido recibir a Morales aunque ya la opción aceptada fue la de viajar a México en una operación a ser ejecutada por la fuerza aérea mexicana.

El 05NOV19, en su primer viaje al extranjero luego de ser electo presidente de Argentina, Fernández fue recibido por López Obrador en Ciudad de México. La visita a México del electo argentino había sido coordinada por el chileno Marco Enríquez-Ominami como una actividad del Grupo de Puebla. La versión oficiosa del encuentro, que no tuvo carácter oficial, señala que AMLO habría manifestado su decisión de no vincular su gobierno al Grupo de Puebla aunque él personalmente se reconoce como uno de sus impulsores y fundadores. La creación de un “Eje México-Buenos Aires” al menos en términos publicitarios no pareciera del gusto del mandatario mexicano pero en la práctica, el gobierno de AMLO está decidido a actuar en combinación con el próximo gobierno argentino.

Tras su visita a México, Fernández regresó a Buenos Aires donde sería el anfitrión de la Segunda Reunión plenaria del Grupo de Puebla. La noche del 08NOV19 en un local conocido como Café Las Palabras, Fernández celebró y brindó por Lula da Silva quien ese mismo día abandonaba la cárcel. Las fotografías divulgadas por el propio grupo muestran levantando copa al colombiano Ernesto Samper, a la brasileña Dilma Rousseff, al uruguayo Pepe Mujica, al paraguayo Fernando Lugo y el chileno Marco Enríquez-Ominami entre otras celebridades de la izquierda local y regional. Las celebraciones por la suerte de Lula habrían rápidamente dado paso a la consideración de los acontecimientos en Bolivia donde ya la policía había decidido desconocer las órdenes de Morales.

*****

El sábado 09NOV19 Morales salió de La Paz en dirección al Chapare aunque previamente ofreció una rueda de prensa desde las instalaciones presidenciales del aeropuerto de El Alto. Ante la evidencia de la falta de respaldo militar, Morales regresa al Chapare el domingo desde donde anunció su decisión y del vicepresidente García Linera de presentar sus renuncias. Según la Constitución de Bolivia, la renuncia presidencial debe ser admitida o negada por la Asamblea Legislativa Plurinacional formada por diputados y senadores y en la cual el partido de Morales cuenta con sobrada mayoría. Según fuentes consultadas, la carta datada el día 10NOV19 y en la cual califica su decisión como una “renuncia obligada (…) producto de un golpe de estado político cívico policial”, buscaba provocar una sesión parlamentaria en la cual se negara la renuncia de Morales quien regresaría a La Paz triunfante.

Durante su mandato, Morales ha cuidado de no confrontar públicamente a los jefes de las fuerzas militares y en su carta no se refirió a un “golpe militar”. El rápido deterioro de la situación de orden público, el fracaso de los “movimientos sociales” de Morales para frenar las protestas opositoras y tomar control de La Paz, la posición pública del alto mando militar que sugirió la renuncia presidencial, la difusión el 10NOV19 de un comunicado del Grupo de Auditores Proceso Electoral en Bolivia de la OEA mostrando evidencias de fraude electoral y, el consejo de sus socios internacionales llevan a que Morales el 10NOV19 considere la opción de salir del país. Nuevamente el régimen cubano optó, como lo había recomendado Fidel Castro a Hugo Chávez durante la crisis venezolana de abril de 2002, por preservar su activo político mediante su salida del país.

La retoma del poder por parte de Morales como consecuencia de maniobras legislativas, el regreso para presentarse como candidato en unas inminentes elecciones en un marco de ingobernabilidad eran escenarios que corría ese día en la mente de Morales y sus socios extranjeros. Dado el cerco de protección que Cuba mantiene sobre Morales, desde sus médicos y enfermeros personales hasta servicios de inteligencia, todo señala que el régimen cubano “permitió” la caída de su aliado boliviano.

 

*****

La Fuerza Aérea de México destino un Gulfstream G550 para la operación de evacuación de Evo Morales. La aeronave realizó una ruta desde México, con dos paradas en Perú camino a Bolivia, llegando a media tarde del 11NOV19 al aeropuerto de Chimoré (departamento de Cochabamba) donde embarcan Morales, el vicepresidente renunciante Álvaro García Linera y otros miembros del saliente gobierno boliviano. El viaje prosiguió a Asunción y tras cuatro horas de espera, la aeronave parte a México volando sobre Brasil bordeando Bolivia para luego sobrevolar Perú evadiendo Ecuador y buscando espacio aéreo internacional sobre el Pacífico. En las coordinaciones, además de la cancillería de México, habría actuado el argentino Alberto Fernández.

Además de coordinar el salvataje de Morales, el Grupo de Puebla comenzó pronto a respaldar internacionalmente la opción electoral para el regreso de Evo Morales a la Presidencia. Mientras Morales se mostraba deshojando margaritas en Ciudad de México, el abogado español Baltasar Garzón, actuando en nombre de un “Consejo Latinoamericano de Justicia y Democracia” adelantaba acciones ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA para que le garanticen el “derecho” de Morales a participar nuevamente en las venideras elecciones bolivianas. El denominado “Consejo Latinoamericano de Justicia y Democracia” es en realidad unas siglas creadas por el Grupo de Puebla.

Evo Morales quien alcanzó la Presidencia de Bolivia para su tercer mandato en 2014 violando las reglas constitucionales sobre reelección y se presentó en 2019 para un cuarto mandato, alega que la reelección indefinida sería un “derecho humano” en una dudosa interpretación de la Convención Americana sobre Derechos Humanos de 1969. Los abogados del Grupo de Puebla con Garzón al frente insisten en el “derecho” de Morales a presentarse nuevamente como candidato pese a lo establecido en la Constitución de Bolivia.

*****

Al anochecer del 10NOV19, la situación en Bolivia era de un virtual vacío de poder tras las renuncias de Evo Morales, el vicepresidente García Linera, la presidenta del Senado Adiana Salvatierra y el primer vicepresidente del Senado Rubén Medinacel ambos del partido de Morales, además de la renuncia del Presidente de la Cámara de Diputados Victor Borda. La senadora opositora Jeanine Áñez Chávez, Segunda Vicepresidenta del Senado decidió convocar a una sesión conjunta de las Cámaras para considerar la renuncia presidencial. Los parlamentarios seguidores de Morales, alegando falta de protección, decidieron no atender la convocatoria en lo que era una clara maniobra para impedir que la carta de renuncia fuera aprobada o rechazada. Morales quien a esa hora sobrevolaba el Pacífico, estaba jugando al caos institucional en su país. La carta de Morales finalmente no fue considerada por los parlamentarios para decidir la sucesión presidencial.

La senadora Añez tomó posesión de la Presidencia del Senado y automáticamente asumió la Presidencia de la República amparada en el mandato constitucional que estable el abandono del cargo como una “ausencia o impedimento definitivo”. “Se materializa la ausencia definitiva por el abandono del territorio nacional por parte del presidente y el vicepresidente” proclamo Añez.

 

Los líderes opositores cívicos encabezados por Luis Fernando Camacho, había estado propugnando la renuncia de Morales, la disolución del parlamento y la instalación de un gobierno transitorio integrado por “notables” representantes de diversos sectores y departamentos. El abandono de los cargos directivos de la Asamblea Legislativa por los seguidores de Morales abrió la opción para que la oposición asumiera la Presidencia de Bolivia dentro de un esquema totalmente apegado a la Constitución.

*****

La presidente Añez rápidamente logró conformar un gobierno mediante la designación parcial de un gabinete ministerial el cual fue juramentado la noche del 13NOV19 y que incluye a representantes de diversas tendencias opositoras. Las designaciones ministeriales quedaron completadas el 15NOV19. El Añez igualmente procedió a cambiar a todos los altos jefes militares incluyendo al Comandante de las Fuerzas Armadas, al Jefe del estado Mayor y los comandantes del Ejército, Fuerza Aérea y de la Armada. Los militares designados por Añez, según fuentes consultadas, serían oficiales con altas calificaciones que habrían sido relegados por Morales por consideraciones políticas. El nuevo gabinete incluye a la dirigente indígena Martha Yujra.

Desde la instalación de Añez, se produjeron encuentros entre el nuevo gobierno, dirigentes de diversos sectores políticos y representantes del MAS en procura de reglas de convivencia y para acordar los términos de las elecciones. La Unión Europea, el gobierno español y la Iglesia Católica han servido de puentes para estas negociaciones a las cuales se sumaría en breve el enviado de la ONU Jean Arnault. El 14NOV19 los seguidores de Morales que hacen mayoría en el parlamento fue designada una nueva directiva del Senado de Bolivia el cual quedó presidido por la senadora Eva Copa del partido MAS el partido de Morales quien el 15NOV19 dijo que él continúa siendo presidente de Bolivia.

El tema del regreso de Morales a Bolivia y su participación como candidato son de los asuntos que claramente distancian a las dos fuerzas en pugna. El MAS pide garantías para que Morales no sea encarcelado y sometido a procesos judiciales en su eventual regreso a lo cual el gobierno de Añez se niega a comprometerse. Mientras las cabezas políticas del MAS participan en las negociaciones, en varios lugares del país se registran bloqueos de rutas que impiden el suministro de alimentos y combustible a las principales capitales, mientras se han registrados actos e intentos de sabotaje contra instalaciones gasíferas.

 

Maniobras legislativas, mantener focos de violencia callejera con apoyo de agentes extranjeros tratando de ahorcar la economía, cooperar en la organización de nuevas elecciones son parte del repertorio que analiza Morales con sus aliados internos y externos.

@ecotalvora

Tomado de Diario Las Américas

Unión Europea apoya a Bolivia para que celebre elecciones creíbles
La Unión Europea (UE) ofreció este domingo a Bolivia su cooperación para la celebración de nuevos comicios “creíbles” en el país como alternativa para superar la crisis que afronta desde la renuncia de Evo Morales hace una semana.

El representante de la UE en Bolivia, León de la Torre Krais, se reunió por varios minutos en el Palacio de Gobierno de La Paz con la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez.

El diplomático mencionó en un contacto con los medios que la reunión sirvió para “reiterar el ofrecimiento” del organismo europeo de manera que Bolivia pueda celebrar en el menor tiempo posible elecciones “transparentes y creíbles”.

“Vamos a hacer un esfuerzo para apoyar este periodo transitorio para que desemboque en elecciones creíbles”, recalcó.

Una de las prioridades es encaminar un nuevo proceso electoral de forma que tenga “todas las garantías” y cumpla con los estándares internacionales “más exigentes”, indicó De la Torre.

Para ello, el funcionario del organismo internacional consideró que será fundamental que en el futuro el Órgano Electoral boliviano cuente con los recursos necesarios para su trabajo además de un “personal adecuado y capacitado”.

Añadió que un elemento de importancia también será la designación de los nuevos vocales del Tribunal Supremo Electoral que el país deberá elegir por “consenso” de manera que sean autoridades de “prestigio” y con “trayectoria”.

De la Torre consideró que uno de los pasos más importantes que se deben dar para ese objetivo es consolidar el diálogo en Bolivia ya que cada muerte que se produce a raíz de los conflictos “dificulta el proceso de pacificación”.

 

En Bolivia se han registrado 23 muertes en las protestas que comenzaron después de las elecciones del 20 de octubre y se han reportado más de 700 heridos en las manifestaciones que se han dado de parte de detractores partidarios de Morales.

 

Este encuentro entre el Gobierno transitorio boliviano y la UE se suma al que sostuvieron el pasado sábado las autoridades del país con el enviado de las Naciones Unidas, Jean Arnault, con el horizonte de atenuar las protestas que han sostenido algunos sectores del país.

Fuente: EFE

Evo Morales: Tengo miedo de una guerra civil en Bolivia

El expresidente de Bolivia Evo Morales tiene “mucho miedo” a que la actual crisis, con al menos una veintena de muertos, desemboque en una guerra civil por lo que apela al “diálogo nacional” y a que sus seguidores no se dejen llevar por la violencia.

En una entrevista con Efe, Morales reclamó este domingo un “gran diálogo nacional” como única manera de acabar con la violencia y abrió la puerta a la mediación internacional con presencia de la ONU, la Unión Europea o la Iglesia Católica.

Con su nueva vida en México, país al que llegó como asilado político el pasado 12 de noviembre, agradece al presidente Andrés Manuel López Obrador salvarle la “vida”, pero no descarta “amenazas y atentados” de países “exageradamente industrializados”, en referencia a Estados Unidos.

P: ¿A quiénes atribuye las muertes violentas tras su renuncia el pasado 12 de noviembre?

R: Renunciamos justamente para que no haya más agresiones a mis compañeros. Para que no haya ese racismo. Hasta el domingo (día de la renuncia) hubo en Santa Cruz enfrentamientos entre civiles, muertos y heridos. Me duele mucho. Pero desde el lunes (11 de noviembre), son ya 23 muertos de bala.

P: ¿Recae la culpabilidad de estas recientes muertes en las fuerzas de seguridad?

R: Las Fuerzas Armadas y los policías que conspiraron y se amotinaron ahora están matando al pueblo. Para que no haya hechos de sangre, renunciamos. Pero ahora viene el golpe de estado y una dictadura con semejante matanza.

P: ¿Hay riesgo para que se produzca una guerra civil?

R: Tengo mucho miedo. En nuestra gestión hemos unido campo y ciudad, oriente y occidente, profesionales y no profesionales. Ahora vienen grupos violentos. Pandilleros, drogadictos, pagados. Incluso se han infiltrado en las universidades. Y se organizan como paramilitares.

Hago un llamado a mi pueblo, del campo o de la ciudad; pobres, humildes o pudientes que ostentan el poder económico, a que no podemos estar enfrentados, peleando.

P: ¿Cómo resolver la cada vez más compleja situación?

R: Quiero que sepa la población que el día domingo (10 de noviembre) yo dije ‘si quieren vamos a nuevas elecciones y si tiene mucho miedo al Evo, sin Evo Morales’. Pero tampoco aceptaron. Era ‘Evo fuera’, y renuncié para evitar un baño de sangre pero fue peor porque así es la derecha boliviana.

P: Le han advertido que tiene cuentas pendientes con la justicia en Bolivia.

R: No entiendo semejante mentira, vengo de una familia muy humilde y los valores que aprendí en la familia son “No robar, no mentir, no ser flojo”. He llegado a la presidencia con la verdad y con la honestidad.

P: ¿Hay posibilidades de que se convoquen en breve elecciones? ¿Se atrevería a regresar y a ser candidato?

R: No estoy aferrado a ser candidato. Aunque ganamos en la primera vuelta las elecciones lamento mucho ese informe de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que tomó una posición política, y no técnica o jurídica.

Después de tanta masacre la situación política ha cambiado. El pueblo se ha movilizado y dice ‘fuera la dictadura”.

P: ¿Es posible el diálogo como la única solución?

R: No tengo otra alternativa que tener una gran diálogo nacional. Es importante la participación de partidos que han perdido las elecciones. Nosotros, yo, quiero participar en el diálogo. Pasaron del racismo al fascismo, y del fascismo al golpismo que estamos viviendo en este momento.Mi delito es ser indígena, es una cuestión de clases, no nos perdonan que nacionalizáramos los recursos naturales.

P: ¿La violencia pone en peligro el camino del diálogo?

R: Algunos dirigentes dudan. Y el pueblo se ha ido por encima de los dirigentes en El Alto. Ahora dicen: ‘¿Cómo vamos a dialogar con masacradores?’. En cinco días son 23 muertos de bala. Ya no quieren diálogo. Estamos haciendo esfuerzo para el diálogo, pero quienes vayan al diálogo pueden ser declarados como traidores.

P: ¿Se pueden llevar a cabo los cambios en Bolivia sin Evo Morales?

R: Tal vez mi error fue aceptar la candidatura (que le ofrecieron) los militantes y los movimientos sociales. Una candidatura basada en una sentencia constitucional. Quién sabe si fue un error pero a mí me dijeron: ‘Evo, tu vida no depende de vos, depende del pueblo’.

P: ¿Quién podría ser su sucesor?

R: Nosotros nos manejamos orgánicamente. Como fuerzas sociales tenemos que debatir. Aunque sí cueste consensuar quién quisiera ser candidato, quién quisiera ser presidente.

P: ¿Pero sí costará encontrar al nuevo Evo Morales?

R: Yo soy muy optimista.

El deseo de Evo

P: ¿Qué papel puede jugar la comunidad internacional?

R: Mi gran deseo es que haya diálogo con mediadores. Pero el primer planteamiento va a ser recuperar la democracia. Mi posición es que haya diálogo con mediadores y va a ser por tres cosas: por la vida, por la democracia y por la patria.

Qué bueno sería que España o (José Luis Rodríguez) Zapatero, experto en mediación o Pepe Múgica u otros gobiernos se sumen a la mediación para la pacificación.

P: ¿Considera viable la mediación de la Unión Europea?

R: Lamentablemente algunos países de la Unión Europea tomaron una posición. No me gustó. Pero pese a esto, bienvenido, para nosotros el diálogo es importante. Y no solamente la Unión Europea, la Iglesia Católica y también las Naciones Unidas.

P: ¿Y en el caso específico de España, con un gobierno de izquierdas, cómo vería su papel a futuro?

R: Todos, excepto algunos países como Inglaterra. Pero puede ser España. Tengo buena relación con el presidente de Francia, buena relación con la canciller de Alemania. Bienvenidos, necesitamos en este momentos mediadores.

P: ¿Ha tenido algún contacto ya con la diplomacia española?

R: No, últimamente no. No después de mi renuncia. Con toda Europa y organismos siempre estamos en contacto, pero a partir de mi renuncia ya no.

P: ¿Ha acercado posiciones con la OEA tras decir que está “al servicio del imperio norteamericano”.

R: Ha sido una decepción. Yo por lo menos tenía cierta esperanza con la OEA y su auditoría electoral. Pero dieron el informe preliminar, donde se tomaron decisiones políticas.

Intenté comunicarme con (su secretario general) Luis Almagro y no se quiso comunicar conmigo.

El domingo de madrugada la OEA se suma al golpe de estado, entre comillas. Esto es un golpismo. Nunca permitieron que entre la OEA a Nicaragua ni a Venezuela. Y ahora me doy cuenta qué rol juega la OEA en América Latina. Lo mejor sería cómo revisar, reestructurar, refundar o finalmente enterrar a la OEA.

P: ¿Qué papel juega Estados Unidos?

R: Estoy convencido que detrás de este golpe hay intereses trasnacionales y especialmente de Estados Unidos. El primero en reconocer el golpe de estado ha sido Estados Unidos, y ahí se demuestra su participación. (Y cuando buscábamos salir del país) Estados Unidos llamó al canciller (boliviano) ofreciendo su avión. Me dijeron que me llevaban donde quisiera, pero me negué. Quién sabe donde me hubieron llevado, a lo mejor a Guantánamo.

Una vida de asilado

P: ¿Qué espera de México y de su presidente, Andrés Manuel López Obrador?

R: Como asilado político no tengo que inmiscuirme en temas internos de México. Estoy muy agradecido con el presidente, el gobierno y el pueblo mexicano por haberme salvado la vida.

P: ¿Teme aquí en México por su seguridad? ¿Cree que podría padecer algún tipo de atentado?

R: Algo que no nos perdonan algunos países exageradamente industrializados es que un país socialista pueda demostrar que con política de izquierdas hay futuro. Eso no nos lo perdonan. Cuando hemos empezado programas de industrialización, esto no conviene a países industrializados como Estados Unidos.

Siempre puede haber algunas amenazas y atentados. Sin embargo, tengo mucha confianza en Dios y en nuestra Madre Tierra.

P: El 10 de diciembre Alberto Fernández asume la Presidencia de Argentina y ya le ha tendido la mano. ¿Aceptaría el asilo?

R: Si me iría a Argentina estaría más cerca de Bolivia. No lo he pensado. Durante esta primera semana en México cuesta quedarse en la ciudad. (Antes) cada día estábamos en tres departamentos de Bolivia. Eso lo extraño. Extraño aprobar o inaugurar obras, a veces entrar en campos deportivos, jugar, bailar. Cuesta, pero entiendo perfectamente mi situación.

P: ¿Su familia está con usted?

R: Estoy solo, y estamos haciendo algunas gestiones para que mis hijos puedan viajar.

P: Recientemente entraron en la Casa Grande del Pueblo y denunciaron que tenía una suite como la de un “jeque árabe”.

R: No han visto cosas lujosas. Se ha dicho que sacamos un gimnasio, unos cuadros. Yo no conozco eso, es otra mentira más. Hay jacuzzi y ducha pero también en la residencia (anterior) y yo no la había construido. No entiendo esta guerra sucia. La política de austeridad siempre ha sido nuestra política.

 

Evo el mártir hipócrita, por Brian Fincheltub

La izquierda mundial tiene nuevo mártir. El elegido esta vez es Evo Morales, quien hasta hace poco pretendía ser el presidente vitalicio de Bolivia, pero tras manipular de manera vulgar los resultados electorales de la elección del pasado 21 de octubre, fue invitado cordialmente a abandonar el poder, invitación la cual aceptó. Inmediatamente se activó el aparato de propaganda de la izquierda, por cierto, apoyado por los grandes medios de la progresía mundial. Titulares van y titulares vienen criticando  el nuevo gobierno de transición. Es injusto, cuánto  hubiesen querido los bolivianos tener ese mismo centimetraje durante los 14 años que estuvieron, sin mayor repercusión internacional, las derivas dictatoriales de Morales.

Evo es para la izquierda lo que para Delia Fiallo era la joven pobre que se casaba con el millonario, el perfecto cliché. Para ellos el “presidente indígena” ha sido víctima de un complot de la “ultraderecha blanca y racista”. Como si en Latinoamérica hubiese un tal cosa llamada “raza aria” capaz de enarbolar las banderas del nazismo. Lo que si hay es gente que aún viste franelas con una os y un martillo, una ideología que junto al fascismo debería estar proscrita de toda la faz de la tierra. Han llegado hasta al punto de decir que a Evo lo “tumbaron” porque era indígena. Dos mentiras en una misma frase, no lo tumbaron porque renunció y lo hizo porque quedó descubierto ante el mundo su gran patraña electoral. 

No es extraño que este sea el nuevo héroe de la izquierda Latinoamérica y mundial. Esta es la misma gente que idolatra a un asesino como el Che Guevara o que le prende velas al carnicero de Joseph Stalin. Que ahora suban a su altar a un expresidente que se burló de la voluntad popular al menos dos veces para perpetuarse en el poder no es nada extraordinario. Los que hoy gritan “golpe” nunca les interesó Bolivia, ni les interesa. Es más, si usted les muestra un mapa de Latinoamérica, no sabrían ubicarla. Solo la ven como parte de su tablero de enfrentamiento entre izquierdas y derechas, como si la gente que vive allí no importara, no tuviera derechos. 

Para ellos lo que cuenta es ser de izquierda. Si eres de izquierda, eso te da derecho a todo, destruir ciudades enteras, saquear iglesias, incluso a morir en el poder. Por el contrario, si no comulgas con estas ideas, eres no solamente golpista, sino que no tienes derecho a nada, ni siquiera a quejarte. Es la hipocresía de la izquierda, la misma que vende mentiras como verdades y victimarios como víctimas.

@BrianFincheltub

Presumen la participación de los hombres en actos violentos registrados en la nación en dos ciudades bolivianas

El gobierno interino de Bolivia informó sobre la detención de nueve venezolanos con carnet del Psuv, botas militares e insignias de la Policía Nacional Bolivariana. Los aprehendidos fueron presentados este viernes 15 de noviembre.

«Una vez verificada su identidad, se ha corroborado que son ciudadanos venezolanos. Los nombres corresponden a Julio César Ramos, Wilfredo José Toro, Diego Solórzano, Alberto Oramas, Dimas Antonio Ledezma, Pedro Antonio Colina, Orlando García, Edgar Cecilio Lecumberre y Jhon Mendez», detallaron las autoridades bolivianas.

En la requisa que se les hizo también encontraron unos microchips, en los cuales estaban archivadas imágenes de personas con armas de fuego.

Tras la detención y lo encontrado en las pertenencias de los nueve venezolanos, el Gobierno interino de Bolivia presume la participación de los hombres en actos violentos registrados en la nación, específicamente en dos ciudades bolivianas.

Los detenidos serán pasados a las Fuerzas de Lucha Especial contra el Crimen de Bolivia para que se realice la investigación preliminar y se proceda a juzgarlos de acuerdo a las leyes penales de esa nación.

Recientemente en Bolivia, pero también en Chile, Ecuador, Perú y por supuesto Venezuela, los uniformados son determinantes a la hora de reafirmar o sustituir un gobierno 

 

En Perú, el presidente Martín Vizcarra encabeza una mesa con el alto mando militar; en Chile, el mandatario Sebastián Piñera lee un comunicado flanqueado por militares; en Ecuador, Lenin Moreno se dirige a la nación rodeado por uniformados de verde oliva y en Bolivia, la cúpula militar exhorta al presidente Evo Morales a renunciar, acción que tomó casi de inmediato para posteriormente exiliarse en México.

En Latinoamérica, la influencia de los militares en los gobiernos es notoria y cuando hay procesos de transición son ellos con los que los líderes civiles deben tomarse la foto.

Después de 13 años en el poder, Evo Morales renunció el pasado 10 de noviembre a la presidencia de Bolivia luego de una exhortación del alto mando militar. Acusado de cometer fraude electoral en las elecciones del pasado 20 de octubre, Morales optó por un dar paso al costado y refugiarse en México, donde aspira seguir luchando para volver a la máxima silla de su país.

La negativa militar  a confrontar las manifestaciones con la fuerza y la solicitud de renuncia por el comandante de las Fuerzas Armadas fueron muy importantes en Bolivia. A ello hay que sumar las protestas pacíficas y la presión internacional con la difusión de informes sobre el fraude electoral y el llamado a nuevas elecciones”, dijo la internacionalista, Elsa Cardozo.

Ante la salida de Morales, los gobiernos de Cuba, Nicaragua y Venezuela calificaron el movimiento como un golpe de Estado. “En Bolivia se ha perpetrado el más vil golpe de Estado, coordinado por las fuerzas imperiales. A Evo lo sacaron por ser indio y defender a los pobres”, dijo Nicolás Maduro en una alocución el pasado 12 de noviembre. Maduro nombró a cada uno de los militares que conforman el alto mando militar boliviano y pidió a su comandante Williams Kaliman que restituya a Morales en el poder a fin de evitar una guerra civil. 

 

“El golpe de Estado lo había dado Evo Morales, cuando desconociendo la Constitución. Desconociendo el referendo, decidió postularse un periodo más”, dijo el experto en materia internacional, Luis Daniel Álvarez.

Para la internacionalista Milagros Betancourt, el deber de las Fuerzas Armadas es defender la Constitución y no actuar guiados por intereses particulares.

“En todas partes del mundo, las Fuerzas Armadas son las que tienen el control de las armas. Su papel es y debe ser institucional. Tienen que salvaguardar al Estado y a la población”, dijo Betancourt. “Eso es lo que han hecho en Bolivia, Ecuador, Perú y Chile en los acontecimientos recientes en esos países. Son institucionales y garantes de la Constitución”, agregó.

 No todo es verde oliva

Para el internacionalista Luis Daniel Álvarez no todo pasa por el plano militar. Es preciso también un acompañamiento de la sociedad civil para lograr procesos de transición.

“Evo Morales se robó las elecciones de una forma grotesca y descarada y después lo que hubo fue una presión ciudadana de la mano de la comunidad internacional para que se desconociera ese proceso”, señaló Álvarez.

Álvarez sostiene que hubo un quiebre militar producto de la presión ciudadana. “Lo que se termina evidenciando allí es que para que haya ese detonante, para que se rompan las lealtades tiene que haber una fuerza ciudadana suficientemente fuerte, que sea capaz de motivar”, dijo el internacionalista.

“En Bolivia, los militares ni siquiera actuaron, solo le dijeron a Evo que se fuera porque eso le garantizaba la tranquilidad al país”, añadió Álvarez.

 

A juicio de la internacionalista Elsa Cardozo, el gobierno de Evo Morales perdió la legitimidad y el sector militar actuó en procura de recuperar el Estado de derecho. “Y perdió legitimidad no solo en la oposición tradicional, sino en sectores que le habían sido cercanos, como el líder indígena Marco Antonio Pumari, la Central Obrera Boliviana, La Confederación Única de Trabajadores Sindicales y Campesinos y el grupo aymara Ponchos Rojos”, dijo Cardozo.

Para Cardozo ese terreno fértil de la sujeción al estado de derecho, la separación de poderes y la autoridad civil es respetado solo por algunos militares de la región. “Terreno sobre el cual los regímenes más radicales de Bolivia y Ecuador, y especialmente Venezuela y Nicaragua, desarrollaron sus medidas de instrumentalización política del sector militar”, dijo la internacionalista.

Aquí en Venezuela el tema es distinto. Los militares perdieron precisamente su carácter institucional y se convirtieron prácticamente en una fuerza política armada”, aseveró la internacionalista y abogada, Milagros Betancourt. 

El caso venezolano

Con Evo en México dispuesto a regresar a su país y la senadora Jeanine Áñez nombrada presidente provisional de Bolivia mientras se convoquen unas elecciones, el gobierno de Nicolás Maduro apostará por la victimización del líder indígena, aliado incondicional del chavismo.

Apenas este 13 de noviembre, Áñez reemplazo al alto mando militar que destituyó a Morales y nombró a Sergio Carlos Orellana Centellas como nuevo comandante de las Fuerzas Armadas en sustitución de Williams Kaliman. Las fuerzas militares y policiales han reprimido y detenido a manifestantes afectos a Morales en La Paz, El Alto y otras ciudades bolivianas.

“Es pronto para saber cómo se estabilizará la situación boliviana, en medio de la cual el régimen venezolano aboga por el retorno de Morales. Se pretende alentar una supuesta polarización regional entre liberales golpistas y progresistas, pero el balance geopolítico regional es otro y más complejo, de exigencias sociopolíticas a la democracia. Y muy distinto para el régimen venezolano, que no ha sido invitado a las reuniones del Grupo de Puebla, ni considerado como destino para el asilo de Morales y sus colaboradores más cercanos”, sostuvo Elsa Cardozo.

La Constitución boliviana establece que en ausencia del jefe de Estado asume la Presidencia, en este orden, el vicepresidente del país, el presidente del Senado y el del Congreso.

La senadora opositora Jeanine Áñez asumió este martes la presidencia interina de Bolivia dos días después de la renuncia de Evo Morales, en una sesión parlamentaria con la ausencia de los representantes del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS).

“Asumo de inmediato la Presidencia del Estado”, proclamó la senadora de Unión Demócrata, que activó la línea sucesoria tras haber quedado rota al dejar Morales el poder y con él todos los cargos oficialistas que hubieran podido sucederle.

Áñez antes de asumir de forma interina la jefatura de Estado fue designada presidenta del Senado, cámara de la que era una de las vicepresidentas.

La Constitución boliviana establece que en ausencia del jefe de Estado asume la Presidencia, en este orden, el vicepresidente del país, el presidente del Senado y el del Congreso.

Todos estos cargos habían renunciado tras haber anunciado el pasado domingo su salida del poder Evo Morales.

La nueva presidenta interina agradeció la confianza ante los “días duros” que se avecinan en Bolivia, en sus primeras palabras tras asumir el mando del país, en el que la salida de Morales había dejado un vacío de poder, con militares y policías como únicas autoridades.

“No va ser muy fácil”, reconoció, ante una Bolivia que desde las elecciones del 20 de octubre atraviesa una grave crisis política y social, con al menos siete muertos y cientos de heridos.

Jeanine Áñez se comprometió a “convocar elecciones lo más pronto posible”, en pos de una “Bolivia libre y democrática”.

“Dios les bendiga, felicidades Bolivia”, exclamó entre gritos de “Bolivia, Bolivia” en el Parlamento.

Los parlamentarios del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido de Morales, estuvieron ausentes de la Asamblea Legislativa, por lo que surgieron voces que comparan la situación ahora en Bolivia con la generada en Venezuela al proclamarse presidente encargado Juan Guaidó.

Además de las dudas sobre cómo reaccionará la comunidad internacional, en la que Morales mantiene importantes aliados políticos como el propio presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Áñez recibió el aval del Tribunal Constitucional de Bolivia al poco de su proclamación, en un comunicado en el que reconoció que se ajusta a la Constitución del país, promulgada por Morales en 2009.

La vía elegida fue un artículo que lo permite en caso de ausencia del presidente, quien se encuentra en México por mediación de ese país, porque aún el Parlamento no se pronunció sobre la carta de renuncia de Morales.

La nueva presidenta interina asumió el poder ante “el riesgo con el régimen democrático” en Bolivia, sumida en el caos desde la renuncia de Morales hasta el punto de que el Ejército patrulla las calles para intentar mantener el orden.

Los demócratas tienen 32 de los 130 diputados y 9 de 36 senadores, pero la ausencia de los oficialistas le permitió convertirse en la 79 presidenta de la nación a esta abogada de 52 años procedente de la región amazónica de Beni, quien está en la política desde 2010.

Áñez es la segunda mujer en la presidencia del país, después de Lidia Gueiler Tejada, ya fallecida, entre 1979 a 1980.