AD archivos - Runrun

AD

TSJ provoca cambios en correlación de partidos políticos dentro de la Asamblea Nacional
Hasta ahora son 30 los diputados en condición de clandestinidad, exilio o en embajadas de Caracas por allanamiento de su inmunidad por parte del TSJ
Primero Justicia ha perdido la mayoría dentro del Hemiciclo mientras que Acción Democrática toma el primer lugar

@Saracosco 

“EN VENEZUELA NICOLÁS MADURO DIO UN GOLPE DE ESTADO”, fueron las palabras que dijo Julio Borges, expresidente de la Asamblea Nacional, el 30 de marzo de 2017, antes de romper la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) donde asumió las competencias del Poder Legislativo.

12 meses después de ese gesto teatral en los jardines del Palacio Federal Legislativo, Borges está en el exilio. Vive en Colombia junto con su familia. Salió del país, en principio para hacer una gira para buscar más apoyo internacional, pero luego el gobierno emitió una orden de captura en su contra por los hechos del 4 de agosto, cuando explotaron unos drones en un acto presidencial en la avenida Bolívar. Su historia es hoy la de varios de sus colegas y parecer ser la fase final de un proceso de persecución que comenzó hace cuatro años. 

Desde que la oposición ganara sorpresivamente la mayoría en las elecciones de la Asamblea Nacional (AN) en diciembre de 2015, el régimen de Nicolás Maduro ha intentando por distintas vías, reducir el Parlamento al punto de emitir sentencias a través del TSJ para allanar la inmunidad de los diputados. 

Uno de los momentos más convulsos fue durante ese mismo año 2017, cuando posterior a la sentencia se iniciaron una serie de protestas en distintas ciudades del país – especialmente en Caracas – donde Julio Borges como presidente de la Asamblea Nacional y coordinador de Primero Justicia, cobraron mayor importancia. 

Primero Justicia fue el partido que obtuvo mayor cantidad de curules dentro del Hemiciclo en las elecciones legislativas, lo que les permitió tener la presidencia de la Comisión de Finanzas, con José Guerra – ese mismo año 2017- Medios de Comunicación con Jony Rahal y Desarrollo Social, primero con Juan Requesens y luego con Miguel Pizarro. 

Pero al mismo tiempo de ser la mayoría dentro de la oposición – conformada en ese momento en la Mesa de la Unidad Democrática- también ha llevado a que sea el partido político con mayor cantidad de perseguidos por el régimen de Maduro. 

En una base de datos hecha por el equipo de Runrun.es se determinó que un 34% de los parlamentarios de la tolda de Primero Justicia – que son 32 en total- están en el exilio, clandestinidad o presos, como es el caso de Juan Requesens.

En este caso el quórum sigue garantizado gracias a los suplentes, que son en su mayoría de Voluntad Popular, que también ha sufrido bajas por las sentencias del TSJ. Del total de diputados de la tolda naranja – 16  parlamentarios en total – un 31% ha tenido que salir del Palacio Federal Legislativo para irse a otro país como exiliado o igualmente esconderse dentro del país. Lo que se traduce en que es el segundo partido político con mayor cantidad de persecuciones. 

Primero Justicia es el que se ha visto más afectado en este caso y la correlación de fuerza partidista ha sufrido cambios. Ahora la mayoría de diputados – según el partido político – lo tiene Acción Democrática que cuenta con 24 parlamentarios actualmente en las sesiones.

Pero el partido blanco no ha escapado de las sentencias del TSJ y actualmente cuenta con 3 diputados menos, entre ellos el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, quien se encuentra en la cárcel – en Fuerte Tiuna – desde el 8 de mayo, acusado de traición a la patria luego de participar en los hechos del 30 de abril. 

Igualmente a Henry Ramos Allup, expresidente del Parlamento, le allanaron la inmunidad parlamentaria y aunque no se encuentra en situación de clandestinidad, exilio o en alguna embajada, ha decidido no asistir a las sesiones por seguridad. 

El presidente encargado de Venezuela y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó – quien pertenece a Voluntad Popular – también tiene su inmunidad allanada desde principios de abril de este año. A pesar de eso sigue en el ejercicio de sus funciones y asiste a las sesiones del Parlamento, además de recorrer cada fin de semana alguna ciudad de Venezuela. 

Guaidó asumió la presidencia de la Asamblea Nacional el 5 de enero – como lo indica la Constitución – y luego asumió la presidencia encargada del país el 23 de enero, apalancado en la legitimidad de la Asamblea Nacional que actualmente es el único poder de Venezuela con reconocimiento a nivel internacional, con el apoyo de al menos 60 países. 

Vaciando curules

En esta nueva estrategia del régimen de Maduro de allanar la inmunidad parlamentaria sin pasar por la aprobación de la Asamblea Nacional- como lo establece el artículo 200 de la Constitución- los suplentes también se han visto afectados. En este caso la mayoría son de Voluntad Popular.

De las tres curules vacías que hay actualmente dos están conformadas por diputados de la tolda naranja.

Sergio Vergara y Freddy Guevara pertenecen a Voluntad Popular – Vergara en clandestinidad y Guevara en la embajada de Chile. Sus suplentes, Rosmit Mantilla – preso político desde 2014 hasta 2016- y Juan Andrés Mejía también son de VP y actualmente se encuentran en Francia y Argentina, respectivamente.

La tercera curul vacía se divide entre AD con el caso de Henry Ramos Allup y Primero Justicia con el suplente Ramón López, que – como indica el Informe sobre la Situación de los Diputados de la AN- salió del país luego de recibir amenazas por parte de Diosdado Cabello en la ANC, por denunciar ante distintos organismos el caso del parlamentario Juan Requesens.

Aunque por el momento el TSJ no ha publicado alguna nueva sentencia sobre los diputados de la Asamblea Nacional, otras dos curules corren el riesgo de quedarse vacías ante la mención del presidente de la ANC, Diosdado Cabello y de Freddy Bernal, actual protector del estado Táchira.

El suplente Renzo Prieto ha tenido que asumir la curul de su principal, Gaby Arellano, quien se encuentra en el exilio desde el año pasado luego de que el TSJ emitiera una orden de captura en su contra.

Prieto denunció en julio de este año haber recibido amenazas de muerte y además Cabello presentó un video, en su programa Con El Mazo Dando, donde se le acusa de haber contratado a una persona para asesinar a Freddy Bernal y Valentín Santana.

Igualmente el diputado Franklyn Duarte – suplente de Laidy Gómez, actual gobernadora del Táchira- ha sido acusado por Freddy Bernal de promover la persecución de venezolanos en el exterior e incitar a la xenofobia.

El llamado protector del Táchira solicitó al fiscal designado por la ANC, Tarek William Saab, iniciar una investigación en contra del parlamentario. Hasta el momento no ha habido decisión al respecto, pero de decidir allanar su inmunidad podría ser otra curul vacía dentro del Parlamento.

Jugando en unidad

Aunque la correlación de fuerzas dentro de la Asamblea Nacional ha cambiado por la persecución del TSJ, el presidente encargado, Juan Guaidó ha buscado apoyo de los parlamentarios que han tenido que salir del país para afianzar su gabinete de Gobierno.

Tal es el caso de Julio Borges – coordinador de Primero Justicia- nombrado en un principio como representante diplomático ante el Grupo de Lima y ahora como Comisionado Presidencial para las Relaciones Exteriores.

Del mismo partido, están dentro del Gabinete de Guaidó, Miguel Pizarro y José Guerra – ambos en el exilio – como presidente de la Comisión Especial para el seguimiento de la Ayuda Humanitaria y vicepresidente de la Comisión Especial del Plan País.

Igualmente el partido Acción Democrática con Henry Ramos Allup lideró un acto en Maracay el pasado fin de semana, donde también estuvo el presidente del Parlamento, Juan Guaidó. 

En el mitin, Ramos Allup aseguró que la “artillería adeca debe organizarse para llevar con éxito las políticas anunciadas por el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó”. 

Mientras que Guaidó elogió la labor partidista de AD y que “el respeto que se deber tener a las instituciones es la fortaleza de los contrapeso al poder para preservar la democracia, y si alguien lo enseñó sin duda es un partido histórico como Acción Democrática”.

También una parte de lo partidos minoritarios dentro de la Asamblea Nacional decidieron darle respaldo a la presidencia de Juan Guaidó para que continúe en el cargo hasta que logre el cese de la usurpación. En 2015 los partidos políticos que conformaban la MUD, habían firmado un acuerdo en el que se establecía qué partido tomaría la presidencia año tras año.

En 2020 – último año legislativo antes de las elecciones – el turno le corresponde a estos partidos, pero el viernes 6 de septiembre, ofrecieron una rueda de prensa en la sede del partido Voluntad Popular en la que dejaron claro que “nuestro país merece que todos pongamos a Venezuela por encima de cualquier aspiración personal. Éste es el momento en el que debemos dejar nuestros proyectos particulares a un lado para poner por delante el interés nacional”.

Tribunal envía a Edgar Zambrano a cárcel militar en Fuerte Tiuna

EL TRIBUNAL ESPECIAL SEGUNDO de Primera Instancia en Función de Control, con competencias en casos vinculados a “terrorismo”, dictó medida privativa de libertad contra el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, luego de que fuera detenido el miércoles 8 de mayo por funcionarios del Sebin tras el allanamiento ilegal de su inmunidad parlamentaria por la impuesta asamblea constituyente.

De acuerdo a una nota de prensa del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), los ciudadanos Rosario Pedro, Abrahan Rodríguez, Martín Hernández y Martín Peña, quienes estaban junto a Zambrano al momento de su detención en las inmediaciones de la sede de Acción Democrática en La Florida, fueron también privados de libertad pero por el delito de obstrucción a la justicia.

Según las autoridades, el parlamentario habría cometido flagrantemente los delitos de traición a la patria, conspiración, rebelión civil, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes y el odio continuada durante los sucesos del 30 de abril, en el contexto de la llamada “Operación Libertad”.

Zambrano, junto a los diputados Henry Ramos Allup, Luis Florido, Mariela Magallanes, Simón Calzadilla Peraza, Américo De Grazia y Richard Blanco Delgado, estuvieron al lado de Juan Guaidó durante las acciones en el Distribuidor Altamira con un puñado de militares, hecho que el gobierno que preside Nicolás Maduro califica de “escaramuza de intento de golpe de Estado”.

El TSJ decidió que los supuestos delitos cometidos por Zambrano, junto a otros seis diputados a los que ordenó el allanamiento a su inmunidad, son comunes, por lo que la figura del antejuicio de mérito no procedió.

Los diputados Américo De Grazia, Mariela Magallanes y Richard Blanco se encuentran resguardados en las embajadas de Italia y Argentina, mientras que Luis Florido aseveró que se encuentra “a resguardo”.

Sin embargo, la única institución que puede allanar la inmunidad parlamentaria a los legisladores es la propia Asamblea Nacional, órgano que según el Poder Judicial se encuentra en desacato desde 2016 y por tanto, todas sus acciones son consideradas “írritas”.

Por otro lado, el referido tribunal acordó que continúe la investigación de estos hechos por los canales ordinarios mientras fijó como sitio de reclusión para Edgar Zambrano la sede de la Policía Militar, ubicada en Fuerte Tiuna.

Lilia Camejo, directora ejecutiva de la ONG Justicia Venezolana y abogada defensora del primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, denunció el 9 de mayo que la detención del parlamentario viola el debido proceso, el derecho a la defensa y las garantías constitucionales.

A las afueras de la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), Camejo planteó que el dirigente político debe ser liberado de inmediato junto a las cuatro personas que lo acompañaban y en su defecto debe ser presentado dentro de las 48 horas posteriores a su detención.

Desde la noche del jueves 9 de mayo, Zambrano se encontraba desaparecido, luego de que fuese sacado de El Helicoide.

El partido Acción Democrática, del cual Zambrano es vicepresidente, denunció que la noche del jueves el parlamentario iba a ser trasladado al Palacio de Justicia pero se encontraba cerrado; a pesar de esto, no fue devuelto a esa sede del Sebin.

Esas preguntas se pueden responder con el piloto automático según las posiciones; sin embargo, son legítimas y merecen alguna reflexión.

  1. Guaidó sigue siendo el factor de aglutinación de la esperanza; no hay otro líder que lo sustituya, al menos hasta el momento y hasta donde se ve; sin embargo, al lado de esa realidad existe otra: ha perdido momentum. Su figura como jefe de una insurrección en marcha se transfigura, a veces, como la de un predicador que sabe los arcanos del camino o la de un candidato en campaña electoral. A pesar de esto, Guaidó no tiene sustituto como aglutinador en el corto plazo.
  2. La falla estratégica fue ofrecer lo que no se pudo –¿se podía?– cumplir. Después se pueden echar todos los cuentos del universo, pero la idea era que el 23 de febrero o alrededor de esa fecha se producirían la entrada de la ayuda humanitaria, el quiebre del Alto Mando Militar y la salida de Maduro. Esa fue la oferta que se entendió. Y falló.
  3. Se puede decir que eso que se creyó –la salida de Maduro– no fue exactamente lo ofrecido. En realidad fue lo asumido y no desmentido por el liderazgo encabezado por Guaidó. Hago un breve inciso: Carlos Andrés Pérez en la campaña electoral de 1988 no ofreció volver a la Gran Venezuela de su primer período porque sabía lo que ocurría en la economía; pero el país entusiasmado leyó en el regreso de CAP el de la bonanza de los setenta. Cuando volvió, llevó a cabo un programa económico exitoso liderado por Miguel Rodríguez y el país creció a las más altas tasas del mundo, pero como la Gran Venezuela no volvió, CAP perdió base social y el apoyo de AD, entonces se montó la conspiración de los “notables” y de Chávez.
  4. Ahora se cometió el error de creer que Maduro estaba fuera de juego. Y no estaba. Cierto que está cercado; que no preside un gobierno sino una mafia; que no es reconocido; que no inspira apoyo sino miedo; que está muy débil. Su falta de respuesta inicial puede haber sido porque estaba grogui de la tunda de mazazos recibida; pero respiraba y sobre todo se preparaba para actuar.
  5. La acción de Maduro no podía ser contra Guaidó, inicialmente. Se replegó, y sitiado en su ciudadela reorganiza su juego: desmantela el entorno de Guaidó; promueve apoyos en los centros de poder (“hands off Venezuela”); hace de China su aliado cercano; impulsa negociaciones “a la dominicana”; reprime brutalmente; gana tiempo y, sobre todo, nos recuerda que los rusos también juegan. Y rudo.
  6. Frente a esta realidad, con el inmenso apoyo que tiene Guaidó, con la desesperación ciudadana por salir del caos, con el sustento internacional existente, hay la oportunidad de reorganizar las fuerzas internas si se abandona el sectarismo y se replantea la lucha.

 

@carlosblancog

El Nacional 

La larga despedida de la MUD, por Carlos Blanco

 

La MUD murió no porque AD se haya ido, ni por “los egos”, ni por las competencias innobles, ni por conspiraciones. Murió de política. La política la construyó y la política la destruyó.

En las teorías más acabadas de este tiempo largo y amargo se tiene a la MUD como una experiencia tan exitosa que valía la pena conservar. Fue tanta la convicción que despertó en algunos dirigentes y los intelectuales que los rodeaban que, aún después de fallecida, querían conservarla en formol. Esa pasión enmudecida impidió un análisis más ponderado de lo que significó.

Su construcción fue una conquista porque logró darle rostro político a una oposición que andaba dispersa y a un sentimiento ciudadano que clamaba por la unidad. Durante años fue la referencia y la dirección para procesos electorales tanto dentro de las filas opositoras como en las convocatorias más o menos legales. No todo fue suave en su interior, pero los partidos que dominaban y la conducción de Ramón Guillermo Aveledo, primero, y de Jesús Chúo Torrealba, después, garantizaron victorias importantes, la mayor de las cuales fue la de diciembre de 2015 cuando se ganó abrumadoramente la Asamblea Nacional.

Antes hubo disparates graves. El de 2014, cuando el movimiento estudiantil, los jóvenes y las fuerzas encabezadas por María Corina Machado, Antonio Ledezma y Leopoldo López, promovieron la Salida. Aquel vigoroso movimiento de masas que se proponía el cambio de régimen fue no solo abandonado por la MUD sino que esta buscó apagarlo, mediante diálogos que el régimen habilidosamente proponía desde entonces (no se sabía que la farsa del diálogo apenas se iniciaba y duraría cuatro años más). López y más adelante Ledezma fueron hechos prisioneros; María Corina fue golpeada, despojada de su investidura parlamentaria y sometida a acoso judicial.

Luego hubo ocasión de rehacer la experiencia unitaria en 2015 con la victoria electoral. Sin embargo, la indudable eficiencia electoral no pudo ser acompañada por políticas que impidieran la destrucción de lo obtenido con los votos. Era observable que la unidad electoral estaba acompañada por una desunión política y una fractura afectiva inmensa; las propias propuestas electorales fueron resultado no siempre de juego limpio sino también de trácalas y maniobras dentro del campo opositor. A veces dirigían siete partidos, a veces cinco, llegaron a ser cuatro y al final dos o dos y medio. Este fue el drama.

En el futuro, la nueva unidad debería tomar en cuenta esa experiencia. Precisar objetivos estratégicos y no confundir objetivos con medios.

@carlosblancog

El Nacional

AD, Ramos Allup, la MUD y otras historias, por Eduardo Semtei

 

Ramos Allup anunció que AD salía espantada de la MUD. Dijo que sus miembros no habían cumplido los compromisos acordados, firmados y recontra firmados por incontables partidos, organizaciones, personalidades, sociedades civiles, transeúntes, mirones de palo, testigos, curas, rectores y demás bichos de toda uña, pelambre y  clase. Que AD sí había cumplido, que AD si era un partido serio, que AD mantenía su palabra, que AD era unitario, que AD era auténtico, que AD era respetuoso y responsable, que AD no se equivocaba nunca, que AD mantenía una línea clara, que AD no había cambiado nunca su estrategia, que AD se dedicaría a recorrer a Venezuela y el Mundo, que AD no había hablado nunca con ningún miembro del gobierno de Maduro, que AD había mantenido una posición digna en Santo Domingo. Que adeco es adeco hasta que se muera. En resumen que AD era chévere cambur.  Que no dijo Míster Allup. También dijo Míster Allup que abandonaba la MUD lo que, léase bien, significa que AD no es la MUD. Si yo abandono un barco por mera lógica estoy reconociendo que yo no soy el barco. Si yo renuncio a un club de baseball estoy entonces admitiendo que yo soy yo y el club es el club. Hasta ahora todo claro. Pero surge la pregunta ¿Quién es entonces la MUD? Según nuestra experiencia, me refiero a Avanzada Progresista, Freddy Guevara con Leopoldo López sumados a María Corina Machado, los más radicales, han dejado su impronta, su huella indeleble, su marca de fábrica en las decisiones de la MUD. Han sido la voz cantante. Los timoneles. Los estandartes. Los líderes históricos que han conducido a la MUD a sucesivos y rotundos éxitos. 18 años de  victorias épicas, históricas y ejemplares. Borges de PJ al lado de los Guanipa, que de por si no son tan radicalones, el menos de ellos, Henrique Capriles Radosnky, pues se suman a los Cruzados antes mencionados…porque les da mucha pena que los vayan a criticar por cobardones, colaboradores del régimen, amigotes de Maduro, pusilánimes. Le tienen terror a los imbéciles que se hacen llamar ellos mismos “Los Guerreros del Teclado” Ya son dos PJ y VP. AD que según Allup es la pepa del frasco, el reino de la sabiduría, la sensatez y la prudencia, entonces viendo a PJ y VP uniditos, se hacen los turcos, se hacen o son, a todos los efectos es lo mismo, y se quedan calladitos otorgándole validez a las decisiones extremas alentadas por la Mini-MUD, como esa de 2017 de aplaudir y  alentar a unos niños con escudos de cartón piedra a que se enfrentaran a brigadas armadas hasta los dientes de Guardias Nacionales y Policías, con los saldos de muertos, heridos y presos que todos sabemos. Pues en esos casos AD se quedaba muda. Nunca criticó esas posiciones erráticas y extremistas. Y finalmente UNT que no tienen ni brújula ni rumbo ni política ni personalidad propia se sumaba para formar el famoso G4. Pues amigos, Allup se cansó de ser convidado de piedra, de merendar con platos de segunda mesa, de corear canciones cuya letra y melodía no compartían y se largaron largo al cipote. En Avanzada Progresista respetamos el derecho de AD a salir y a entrar en cuantas alianzas, acuerdos, coaliciones, mancomunidades y condominios les dé la perra gana. Ese mismo derecho lo hemos ejercido nosotros contra viento y marea, contra críticas sanas e insanas, contra ataques, vituperios y también con celebraciones y reconocimientos. Y en esa libertad que ofrecemos y exigimos constituimos la Concertaciòn por el Cambio y hemos anunciado nuestro propósito de concurrir a las elecciones de concejales;  hemos anunciado nuestro propósito de votar NO por la nueva constitución madurista que pretenden aprobar y finalmente; que votaremos contra las intenciones de revocar a 30 diputados de la Asamblea Nacional en un intento de Diosdado Cabello de hacerse con la mayoría del Auténtico y Único Poder Legislativo. Ningún otro partido de la MUD o de la no MUD o del Frente o de al Lado, ha anunciado política alguna, están como el mono aquel…no oigo..no veo..no hablo, mutis al cuadrado, quizás pensando en profundidades filosóficas muy por encima del trajinar diario del hombre común y vulgar, de nosotros pues, a ellos, los profundos, por ahora les proponemos declarar como candidatos a concejales a todos los opositores que hoy detentan tales curules, los que son concejales actuales quedan de candidatos por consenso, alejados de la locura que podría significar elegir en primarias unos 5.000 candidatos, propuesta en donde por cierto AD y PJ tienen centenares de concejales y nosotros unos 10. Ese ofrecimiento lo hacemos como contribución a la unidad y como una prueba que para nosotros lo principal es derrotar al gobierno.

 

@eduardo_semtei

MUD considera que elecciones presidenciales deben hacerse en diciembre de 2018

 

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) consideró a través de un comunicado oficial que las elecciones presidenciales en el país, deberían realizarse el primer o segundo domingo del mes de diciembre de este 2018.

En el comunicado que leyó la diputada de la Asamblea Nacional (AN), Delsa Solórzano, a través de una rueda de prensa, dijo que la realización de la elección el 20 de mayo “es una precipitación con fines ventajistas“.

Sobre las decisiones a tomar de qué hará la oposición venezolana después de llevarse los comicios presidenciales, aseveraron que “intensificarán la lucha de calle“. “Para lograr el cambio político vamos a visibilizar la crisis social, participar y convocar protestas y articular los sectores sociales a través de la Unidad los partidos y el Frente Amplio Venezuela Libre“, dicta la misiva de la MUD.

El parlamentario, Henry Ramos Allup, enfatizó que durante el anuncio, estuvieron presentes los dirigente de Primero Justicia (PJ), Voluntad Popular (VP), Acción Democrática (AD), Un Nuevo Tiempo (UNT), entre otros.

Finalmente, aseguraron que el 20 de mayo “no se producirá el cambio anhelado, por el contrario: aumentará hambre, crisis humanitaria”. A partir del 20 de mayo habrá un antes y un después en cuanto a la percepción del régimen de Maduro en la comunidad internacional”.

Oposición todavía no decide si participa en elecciones presidenciales

MUD2 (1)

La Mesa de la Unidad Democrática lleva dos reuniones con agenda abierta para fijar una posición clara sobre la convocatoria del CNE a las elecciones presidenciales del 22 de abril. Sin embargo, hasta ahora no ha salido humo blanco, señalan fuentes de la alianza opositora.

Después de la negativa a la firma del acuerdo de la negociación, en la que el presidente Nicolás Maduro y el ex presidente Rodríguez Zapatero insisten, no se ha presentado al país una hoja de ruta clara para los próximos días.  La decisión no está exenta de riesgos y está precedida por los señalamientos dentro y fuera del país sobre las irregularidades de los comicios cuyo adelantó ordenó la ANC el 23 de enero pasado.

Voceros de la coalición indicaron que en AD, cuyo secretario general Henry Ramos Allup aspira a la Presidencia de la República, se decantan por ir a los comicios. Igual ocurriría con Alianza Progresista, movimiento liderado por el ex gobernador Henri Falcón, otro de los precandidatos.

Trascendió que en el caso de Voluntad Popular la tendencia es participar con un abanderado que denuncie las irregularidades del proceso electoral. En Primero Justicia hay diferencias internas entre quienes creen que no se pueden convalidar unos comicios viciados de fraude y los que piensan que no se debe abandonar la lucha por el país.

“Lo que hagamos tenemos que decidirlo juntos, con racionalidad y sin sectarismo, pero dejar de luchar no es una opción. Yo soy opositor y creo en las decisiones de consenso, en el marco de la racionalidad y dejando a un lado la mezquindad, la respuesta al reto electoral debemos darla en unidad”, señaló Henri Falcón en su cuenta de Twitter.

El también presidente de Alianza  Progresista reconoció que existe abuso y ventajismo del gobierno en el venidero proceso, cuyas postulaciones comienzan en 14 días, pero subrayó que “la no participación es un arma de doble filo, que en el pasado no ha logrado ni deslegitimar ni sacar al gobierno”.

AD, Un Nuevo Tiempo, AP y Copei para un candidato único

El CNE informó que 18 partidos están habilitados para postular candidatos a las presidenciales. En el caso opositor,  luego de la imposibilidad, vía sentencia del TSJ, de que la MUD se validara como partido, de las trabas para que Primero Justicia fuese a la fase de reparos,  solo cuentan con las tarjetas de AD, Un Nuevo Tiempo, AP y Copei para presentar un candidato único. Esto si la decisión consensuada es concurrir al proceso para el que quedan 71 días.

En el caso de Copei, que ha vivido varias divisiones, hay dudas debido a la intervención que ha tenido el partido mediante sentencias del Poder Judicial.

AD pica adelante y PJ supera sus tensiones internas para sobrevivir a la validación
Los adecos lo volvieron a hacer. Como con las regionales, se enfocaron rápido en el objetivo y lograron recoger las firmas para mantenerse con vida
Los justicieros, atrapados en su debate interno, se tardaron al momento de fijar una posición y ahora dependen de la etapa de reparos para legalizarse nuevamente

 

ACUSADO DE JUGAR EN POSICIÓN ADELANTADA, Henry Ramos Allup ya ha marcado un par de goles. Ocurrió con las elecciones regionales y ahora lo repite con la rápida validación de Acción Democrática (AD). En cambio, Primero Justicia (PJ) tendrá que someterse a la fase de reparos y sufre las consecuencias de una segunda salida en falso en una carrera que, además, está llena de obstáculos.

Ramos Allup aplicó la misma fórmula. “Ya decidirán de aquí a dos o tres días las organizaciones políticas si participarán o no en las elecciones regionales. AD va a participar en las regionales”, dijo el 2 de agosto en una entrevista en Globovisión el secretario general de los blancos, provocando una ola de críticas en su contra. Un par de horas antes, Smartmatic, compañía encargada del voto automatizado, había denunciado la manipulación de las cifras oficiales de la elección de los constituyentes por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Al final, de los 23 candidatos que inscribió la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), 11 provenían de las filas adecas. El resultado de los comicios del 15 de octubre fue un verdadero desastre para la oposición, pero cinco abanderados sobrevivieron a la debacle y ganaron en las urnas: cuatro dirigentes de AD en los estados Táchira, Mérida, Anzoátegui y Nueva Esparta, y Juan Pablo Guanipa, fundador de PJ, en el Zulia.

Violando la Carta Magna y la voluntad de los electores zulianos, la Asamblea Constituyente removió a Guanipa en represalia por su decisión de no juramentarse ante esa instancia, que tanto la MUD como las democracias de Occidente consideran “fraudulenta” e “ilegítima”. Esto dejó a la oposición con solo cuatro mandatarios regionales. Todos adecos: Laidy Gómez (Táchira), Ramón Guevara (Mérida), Antonio Barreto Sira (Anzoátegui) y Alfredo Díaz (Nueva Esparta).

Blanco y amarillo

La Constituyente ilegalizó el 20 de diciembre a AD, PJ y Voluntad Popular (VP) y les ordenó inscribirse nuevamente ante el CNE, castigándolos por no haber participado en los comicios municipales del 10 de diciembre. Para superar esta exigencia, las organizaciones en cuestión tenían que recabar las firmas del 0,5% de los votantes en al menos 12 de los 23 estados del país.

Aunque los tres partidos emitieron un comunicado para rechazar esta medida, los blancos dieron un paso al frente e informaron que sí cumplirían con este requisito para mantenerse con vida. “Nosotros vamos a validar nuestra organización política, si hay actores de la vida política nacional, allá ellos con su responsabilidad, lo digo por los partidos que han sido obligados de manera ilegal, como nosotros, a validarnos”, declaró el 12 de enero el vicepresidente y jefe de la fracción de AD en el Parlamento, Edgar Zambrano.

En contraste, PJ anunció el 23 de enero que firmaría por la tarjeta de la MUD y, luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) excluyera a la alianza de este proceso, tuvo que modificar el plan original y llamar al país a que apoyara sus símbolos prácticamente 24 horas antes de que se iniciara la recolección de firmas.

En las redes sociales se tachó de divisionista a los adecos por no respaldar desde el principio la tarjeta de la MUD, cosa que sí hicieron VP y PJ. “Si el argumento es que estamos reconociendo a la ‘prostituyente’, entonces, ¿cómo validamos la MUD? Ellos creen que por esa vía nos obligan al consenso. Todos contra AD, todos contra Ramos Allup”, argumenta en privado un legislador adeco que fija su mirada en la carrera presidencial.

“Somos una raza inextinguible”, afirma el diputado y secretario general de AD en Caracas, Carlos Prosperi, tras destacar que lograron validarse en 19 estados. El parlamentario agradece a sus bases, reivindica la importancia del voto para derrotar al chavismo y sostiene que Ramos Allup posee “el temple para gobernar a Venezuela en esta situación compleja”. “Aquí se firmó un acuerdo el año pasado para unas elecciones primarias, nosotros estamos de acuerdo con las primarias; no obstante, si eso cambia por decisión de la mayoría a favor del consenso, bienvenido sea el consenso y que nos organicemos de una vez por todas”, enfatiza Prosperi.

AD completó las rúbricas para su validación en el marco de un proceso lento, con pocas máquinas, largas colas y signado por la “operación morrocoy” del CNE, al tiempo que PJ tendrá que ir a una etapa de “reparos” que será los días 3 y 4 de febrero. “Nos afectó el fallo del TSJ. Decidimos participar 15 horas antes del inicio del proceso, no tuvimos tiempo de comunicarlo a la gente y, sin embargo, logramos la validación en la mayoría de los estados necesarios. Fuimos al proceso sabiendo que necesitaríamos la reparación”, precisa Tomás Guanipa, secretario general de los justicieros.

De acuerdo con los cálculos de Guanipa, alcanzaron la meta en ocho regiones. En esa lista son notables las ausencias de los estados Zulia y Miranda, así como del Distrito Capital, bastiones electorales de los aurinegros.

Muy duro

Dirigentes de PJ admiten que el debate interno fue “muy duro”. “Varios no querían validar nada”, comentan las fuentes consultadas. Mucho antes de que establecieran públicamente su hoja de ruta, Juan Pablo Guanipa sentenció desde el Zulia: “Nosotros ya validamos ante el CNE. En este caso ni es la Constituyente la que tiene competencia para convocar un proceso de validación de partidos, ni se está cumpliendo con la Ley de Procesos Electorales. Nosotros no hemos incumplido ninguna norma”.

El exgobernador y líder de PJ, Henrique Capriles Radonski, habría apoyado la tesis de firmar por la MUD, pero el TSJ desbarató esta propuesta. “Nos montamos tarde, hubo mucha contradicción interna, no estábamos preparados”, insisten fuentes del partido.

El liderazgo de PJ atraviesa un momento difícil. El presidente Nicolás Maduro amenaza con cárcel al coordinador nacional, Julio Borges, la Fiscalía investiga a Tomás Guanipa y la inhabilitación de Capriles Radonski liquida a su candidato presidencial natural. A pesar de esta situación adversa, el secretario general de los justicieros considera que la organización prevalecerá. “En todas las encuestas que hemos visto, PJ aparece como el partido con mayor aceptación y hemos dicho que en un proceso de primarias, Juan Pablo Guanipa será nuestro abanderado”, concluye el asambleísta.