Runrunes de Bocaranda: BAJO - DIRECTV NO ES RCTV - Runrun
Runrunes de Bocaranda: BAJO – DIRECTV NO ES RCTV

DirecTv, un autogol del régimen. Foto en Adncuba.com

DIRECTV NO ES RCTV

Si bien es cierto que aquel día aciago para la libertad de información y entretenimiento de los venezolanos, el 27 de mayo de 2007, la pérdida de la señal de Radio Caracas Televisión nos impactó a todos sus televidentes y mucho más a los que habíamos trabajado en ese canal (a mí me tocó hacerlo en Decisión 73, El observador, Lo de hoy  y A puerta cerrada) el cierre de una señal como la de DirecTV, que alcanzaba casi 200 canales de opciones tan variadas de entretenimiento, información, educación y hasta porno, es hoy aquel disgusto elevado a la “n potencia” en medio de la crisis más seria de los últimos siglos en el globo y, peor aun, adentro de Venezuela.

De allí lo que más arriba comenté sobre los cacerolazos nocturnos en los barrios más pobres de todo el territorio nacional. Su abanico de opciones para todas las edades a un precio irrisorio y pagable se ha perdido. El encierro en cuarentena con una pandemia que nos inunda y asusta con solo salir a la calle, multiplica por miles los estragos que en muchos de nosotros puede dejar la covid-19.

Las ventanas que nos abría daban para todos. ¿Pensó el régimen en todas las consecuencias antes de calibrar lo fácil que hubiera sido desconectar a Globovisión y a un canal cuasi inexistente como la petrolera que le da su nombre? Veamos…  

CUCHILLO PARA SU CUELLO

La excusa que dieron Maduro y sus pendencieros para alegar la imposibilidad de sacar los dos canales cuestionados era que no podían hacerlo, pues entonces había que tumbar todas las señales del sistema.

Un audio que está en las redes donde conversan los sicofantes Mario Silva y Andrés Eloy Méndez da cuenta de que cuando este último presidía Conatel le tocó sacar a CNNE del aire: “Fue el 19 de abril de 2017, día de un golpe preparado (*que nunca ocurrió), yo exigí a los directivos de DirecTv que sacaran del aire a CNN, y ellos de una manera contumaz pidieron un procedimiento administrativo que se les envió pero alegaron que debían mandarlo a Atlanta”. Luego de achacarles que estaban confabulados con un canal colombiano, otro de Argentina y CNN.

Más adelante cuentan que, con autorización de Maduro, Reverol y El-Aissami, se metieron en la sede de DirecTV: “fuimos a máster y demostramos que físicamente se podía sacar CNNE y no había nada que esperar de Atlanta. Sacamos a CNNE y a los otros dos canales de Argentina y Colombia sin problema”.

Esta confesión tumba la declaración del régimen cuando, ante el pedido de sacar a Globovisión y a PDVSA-TV, alegaron que sería “imposible sacar esos dos canales pues era una operación muy difícil de realizar sin daños a la plataforma”. Otra mentira más.

¿Qué habrá sentido el Mazo sin la audiencia semanal acostumbrada en todos los medios controlados u obligados?

LA PRIMERA REACCIÓN

Resumiendo: por no querer retirar los dos canales cuestionados, Maduro acabó con todo DirecTv. El informe que tiene que presentar DirecTv ante sus directivos en El Segundo, California ha de tener unas líneas que parecerán de ciencia ficción, humor negro, ingenuidad, torpeza o desconocimiento de la realidad tecnológica que nos rodea 24/7.

Apenas uno de los jefes de Conatel se enteró el 19/5 de que la empresa estadounidense cerraba sus operaciones, lo único que se le ocurrió fue pedirle a quien le comunicó la decisión: “por favor, ¿pueden dejar Netflix al aire que es el canal donde mi presidente Maduro ve a diario las series, especialmente las turcas?”. ¿Lo ascenderán?