Goicoechea: Me están cobrando la factura por desmontar la Operación Alacrán - Runrun
Goicoechea: Me están cobrando la factura por desmontar la Operación Alacrán
El dirigente político aseguró que nunca ha tenido contacto con Jordan Goudreau o Silvercorp

El exjefe del despacho de la Asamblea Nacional, Yon Goicoechea aseguró que las acusaciones del fiscal nombrado por la ANC, Tarek William Saab, son un pase de factura por desmontar la Operación Alacrán a finales del año pasado.

En rueda de prensa virtual, el también dirigente de Voluntad Popular, ratificó que no tiene o ha tenido contacto con Jordan Goudreau, o algún otro miembro de la empresa Silvercorp.

Goicoechea indicó que semanas después de la llamada Operación Gedeón, lo acusan -al igual que a la organización Futuro Presente- por haber colaborado en el desmontaje de la operación Alacrán, que fue la denuncia del soborno a varios diputados para votar en contra de Juan Guaidó el 5 de enero.

Señaló que hasta el año pasado estuvo sirviendo al presidente encargado y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como jefe de despacho, después de la encarcelación de Roberto Marrero y el exilio del diputado Sergio Vergara (VP-Táchira).

“En ese trabajo me tocó desmontar la Operación Alacrán. En enero me pasaron la factura, allanaron la oficina del presidente y supimos que el plan era meterme preso y acusarme de legitimación de capitales”, relató.

Goicoechea explicó que en diciembre habló con cada uno de los diputados de la Asamblea Nacional, y trabajó con los jefes de fracción “para evaluar y medir qué diputados estaban en riesgo de ser sobornados. Ellos saben que en mi oficina llevábamos la cuenta y el monitoreo para convencer a los indecisos”. 

Denunció que funcionarios de seguridad han ido al edificio donde residía, pero recordó que ahora se encuentra en el exilio. 

Sin relación y sin conocimientos

El dirigente político indicó también que desde hace una década no mantiene relación con la Fundación Futuro Presente. “Es una separación que he hecho pública desde hace mucho tiempo”.

Igualmente Goicoechea expresó su respaldo al asesor JJ Rendón y al diputado Sergio Vergara, aunque señaló que no tenía conocimiento de las gestiones que llevaban a cabo con Goudreau y su empresa Silvercorp.

“No sabía que se estaban haciendo gestiones con esa empresa, más allá de lo que dijeron Vergara y JJ Rendón. Es evidente no apoyaron la operación, porque el propio Goudreau lo dijo”, expresó.

Además dijo que hay preguntas que hacerse respecto a la Operación Gedeón. “Si un mercenario dice públicamente que el presidente Guaidó no le pagó, entonces cómo decide llevar a cabo la operación. ¿Estamos frente al primer mercenario pro bono? obviamente no”, exclamó.

Por eso Goicoechea aseguró que la administración de Nicolás Maduro infiltró, dirigió y posiblemente financió ese plan. 

“La COVID-19 ha puesto de manifiesto otra gran crisis, que pretenden distraer con shows macabros, con Tarek William Saab, que es un triste personaje”, expresó. 

Goicoechea señaló que está viviendo su segundo exilio. “Todo aquel que se ha sentado al lado del presidente ha terminado perseguido por la injusticia venezolana”. 

Sobre la gasolina

Yon Goicoechea también fue coordinador del área de energía del Plan País y aseguró que la importación de gasolina desde Irán es un “paño de agua tibia”. 

Sobre la posibilidad de traer gasolina de Citgo, Goicoechea señaló que no es posible ahora, porque la empresa que se encuentra en Estados Unidos, está sancionada por el Departamento del Tesoro y tiene varios procedimientos en curso.

Explicó que dentro de Citgo participa la OFAC y otros organismos del gobierno estadounidense, así que no solo se trata de la voluntad del gobierno interino. 

“Citgo no tiene instalaciones en Venezuela para poder distribuir, si no Pdvsa y no veo a Pdvsa pagándole gasolina a Citgo”, agregó.

Goicoechea señaló que actualmente la República no puede obtener un dólar de Citgo, porque las ganancias también están controladas. “Son medidas por una parte negativa porque no podemos decidir traer gasolina a Venezuela, no podemos disponer del dinero para comprarle gasolina a otra empresa”.

En el aspecto positivo, según Goicoechea, es que por los momentos Citgo sigue siendo de los venezolanos. “Si Maduro tuviera el control de Citgo, ya sería de los bonistas”. 

“Quisiéramos hacer algo más hoy, porque sabemos los difícil que es decirles a los venezolanos que aguantes. Pero lo digo con toda responsabilidad que se está haciendo un esfuerzo gigante para que la recuperación en el futuro no sea tan costosa”, puntualizó.