Bloomberg.com, autor en Runrun

Chevron está jugando un juego largo en los campos petroleros de Venezuela

DONALD TRUMP PUDO HABER GOLPEADO A VENEZUELA con sanciones en un esfuerzo por cambiar el régimen del presidente Nicolás Maduro, pero la industria energética del país tiene un aliado improbable: Chevron Corp.

A pesar del esfuerzo del gobierno de los Estados Unidos para interrumpir los recursos financieros disponibles para el liderazgo de Venezuela, la segunda compañía petrolera más grande de los Estados Unidos está trabajando para reforzar uno de los principales pilares económicos del gobierno de Maduro: su capacidad para producir petróleo crudo. Chevron está ayudando a aprovechar cuatro campos en el país mientras prueba nuevas tecnologías de inyección para maximizar la producción en uno, dice una persona familiarizada con las operaciones que pidió no ser identificada. Chevron también está ayudando a pagar los suministros, los gastos e incluso la atención médica de los trabajadores del productor petrolero estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) para mantener el flujo de crudo, informó la fuente anónima.

Las acciones de Chevron son un intento de jugar el juego largo en una Venezuela económicamente devastada. Los rivales estadounidenses y europeos han abandonado en gran parte el país, pero Chevron está apostando a una recompensa futura si permanece en un país con 303 mil millones de barriles de reservas probadas de crudo, o unos 7 mil millones más que Arabia Saudita. Si Maduro retiene el poder, Chevron mantendrá su tenue pero rentable posición en Venezuela. Si se ve obligado a retirarse y las sanciones de los Estados Unidos terminan, la compañía podría ser la primera en la fila en beneficiarse de la vasta riqueza geológica del país.

“Intentarán aguantar el mayor tiempo posible”, dice Francisco Monaldi, profesor de economía de la energía en el Instituto Baker para la Política Pública de la Universidad Rice. “Creo que se dan cuenta de que en el pasado habrá una apertura de petróleo diferente de Brasil, México o Venezuela. Tendrán que abrir los mejores campos ”a las compañías petroleras internacionales.

La apuesta coloca a Chevron en el mismo grupo que los productores controlados por el estado de Rusia y China que han apoyado el régimen de Maduro, y potencialmente en desacuerdo con su país de origen. La compañía está trabajando bajo una exención del Departamento del Tesoro de las sanciones estadounidenses contra Venezuela que expira el 27 de julio.

Una decisión del Gobierno estadounidense de no renovar la exención podría paralizar la producción de más de 200,000 barriles por día en los cuatro proyectos que Chevron tiene para mantenerse a flote, aunque la mayor parte de esa producción va a PDVSA.

Esto podría llevar a Maduro a entregar las participaciones de Chevron en estos campos a otros exploradores. “Si los productores occidentales se van, los chinos y los rusos dominarán las reservas de petróleo más grandes del planeta”, dice Raúl Gallegos, director asociado de la consultora Control Risks y autor de Crude Nation: Cómo las riquezas petroleras arruinaron a Venezuela. “¿Trump quiere hacer eso? No lo creo.”

“Nuestras operaciones en Venezuela continúan cumpliendo con todas las leyes y regulaciones aplicables”, dijo un portavoz de Chevron por correo electrónico.

Chevron exploró petróleo por primera vez en Venezuela hace casi 100 años. Descubrió el campo de crudo pesado de Boscan en la región del lago de Maracaibo en 1946, lo perdió en la nacionalización en la década de 1970 y recuperó los derechos operativos en la década de 1990. La refinería Pascagoula de Chevron en Mississippi está diseñada para manejar el crudo pesado que viene del campo. También tiene una pequeña empresa de petróleo ligero en Maracaibo y otros dos proyectos en la Faja del Orinoco en la parte oriental del país. En abril, el Director Ejecutivo Mike Wirth dijo que las propiedades de Venezuela no se incluirán en un plan de desinversión de $ 20,000 millones que la compañía anunció junto con su oferta de $ 33,000 millones para Anadarko Petroleum Corp.

Ali Moshiri, jefe de exploración y producción de Chevron para África y América Latina hasta que se retiró en 2017, desarrolló estrechos lazos con Hugo Chávez cuando lideró a Venezuela de 1999 a 2013. Moshiri hizo apariciones en el programa de televisión semanal Aló Presidente de Chávez.
Continúa leyendo en Bloomberg.
 
 
 
 
 
Venezuela en

VENEZUELA HA INCUMPLIDO un contrato de swap de oro valorado en $ 750 millones con Deutsche Bank AG, lo que incita al prestamista a tomar el control del metal precioso que se usó como garantía y cerró el contrato, según dos personas con conocimiento directo del asunto.

Como parte de un acuerdo firmado en 2016, Venezuela recibió un préstamo de dinero del Deutsche Bank y puso 20 toneladas de oro como colateral. El acuerdo, que se estableció para expirar en 2021, se resolvió temprano por pagos de intereses perdidos, dijo el individuo, quien pidió mantenerse en el anonimato al hablar de este tema.

Mientras tanto, el gobierno paralelo de Juan Guaidó pidió al banco depositar $120 millones en una cuenta fuera del alcance de Nicolás Maduro, que representa la diferencia de precio de cuando el oro fue adquirido. Como parte de sus esfuerzos por derrocar a Maduro, los Estados Unidos y más de 50 países han reconocido a Guaidó como el líder legítimo de Venezuela aunque todavía no tenga control de las instituciones clave dentro de su país, incluyendo el Banco Central.

“Estamos en contacto con el Deutsche Bank para negociar los términos bajo los cuales la diferencia debida al Banco Central se pagará al gobierno legítimo de Venezuela,” dijo Jose Ignacio Hernandez, el Fiscal General con sede en los Estados Unidos de Guaidó. “El Deutsche Bank no puede arriesgar negociar con las autoridades ilegítimas del Banco Central,” particularmente luego de que los sancionara el gobierno de los Estados Unidos, dijo Hernández. 

Un vocero del Deutsche Bank se negó a comentar. Un oficial de prensa del Banco Central de Venezuela no respondió inmediatamente a la solicitud de comentarios.

Es la segunda oportunidad en este año que el régimen de Maduro ha fallado en acuerdos financieros que han resultado en pérdidas en un momento en el que las reservas están en su momento más bajo en la historia. La disminución de la tenencia de oro se han convertido en uno de los últimos recursos de Maduro para mantener su régimen a flote y sus fuerzas militares leales. El Banco Central perdió un plazo de marzo para recomprar oro del CityGroup por alrededor de $1.1 billones. Antes de eso, el Bank of England se rehusó a devolver $1.2 millones en oro venezolano.

Venezuela vende $570 millones de la reserva de oro a pesar de sanciones

VENEZUELA VENDIÓ ALREDEDOR DE 570 MILLONES DE DÓLARES en oro de las reservas del Banco Central de Venezuela (BCV) en las últimas dos semanas, y evitó las sanciones del Departamento de Tesoro de los EE.UU. diseñadas para congelar los activos de la administración de Nicolás Maduro, según personas con conocimiento del asunto.

Caracas vendió cerca de 9.7 toneladas de oro el 10 de mayo y 4 toneladas adicionales tres días después, dijeron fuentes. Las operaciones ayudaron a que las reservas totales del BCV cayeran a un mínimo de 29 años de $ 7.9 mil millones, según los datos proporcionados por la autoridad monetaria. Las ganancias se utilizarán en parte para financiar importaciones a través de la oficina de comercio exterior del país.

Un funcionario de prensa del BCV no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios sobre las ventas.

Venezuela ha vendido 23 toneladas de oro desde principios de abril, desafiando un bloqueo económico destinado a detener el comercio lucrativo que Maduro ha estado usando para mantener a los militares leales a su régimen. El mes pasado, la Oficina de Control de Activos Extranjeros de la Tesorería de los Estados Unidos incluyó al Banco Central de Venezuela en su lista de entidades sancionadas.

Maduro ha estado vendiendo oro a empresas en los Emiratos Árabes Unidos y Turquía, a medida que las sanciones eliminan cada vez más a su Gobierno del sistema financiero global. Mientras mantiene un dominio absoluto sobre el poder en el terreno, incluida la burocracia militar y gubernamental, el líder opositor Juan Guaidó está utilizando el apoyo de docenas de países para apoderarse lentamente de los activos financieros de Venezuela en el extranjero.

El oro constituye la mayor parte de las reservas de Venezuela. Eso incluye $ 1.2 mil millones del metal precioso con el Banco de Inglaterra, que recientemente ha bloqueado los repetidos intentos de retiro de Maduro.


FMI suspendió acceso de Maduro a $400 millones en efectivo retenido

MIENTRAS NICOLÁS MADURO INTENSIFICA su búsqueda de efectivo en el extranjero, otra puerta se cierra de golpe.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) suspendió el acceso del líder venezolano a casi $400 millones en Derechos Especiales de Giro (DEG), y citó el caos político desde que el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, afirmó en enero que era el líder legítimo de la nación, aseguraron dos personas familiarizadas con el asunto. Venezuela ya redujo sus reservas de DEG de casi 1.000 millones de dólares en marzo de 2018.

La cautela del FMI marca al menos una derrota temporal para el gobierno de Maduro cuando busca reunir dinero en el extranjero para evitar un colapso económico devastador que podría socavar el apoyo clave de los principales comandantes militares. Los DEG representan una de las últimas fuentes de efectivo restantes del régimen. Casi dos tercios de las reservas extranjeras de $9 mil millones de Venezuela son en forma de oro, que ha sido difícil de liquidar debido a las sanciones de los Estados Unidos.

El portavoz del FMI, Raphael Anspach, dijo que no podía comentar sobre el estado de los DEG, que se valoran frente a un conjunto de cinco monedas mundiales y se establecieron en la década de 1970 para protegerse del exceso de confianza en el oro o el dólar estadounidense. Venezuela ha usado históricamente los DEG para reforzar sus reservas, que han disminuido a casi las más bajas en décadas.

El Ministerio de Finanzas de Venezuela declinó hacer comentarios. La portavoz del Banco Central, Yosendy Chirguita, no respondió a las llamadas y correos electrónicos en busca de comentarios.

El campamento de Guaidó ha declarado la victoria en la batalla sobre quién tiene acceso a los DEG. Ricardo Hausmann, profesor de Harvard y asesor económico de Guaidó, dijo que el FMI está protegiendo los activos hasta que un nuevo gobierno asuma el control. “Esos fondos estarán disponibles cuando termine esta usurpación”, dijo en una entrevista en la sede de Bloomberg en Nueva York.

Si el FMI reconoce formalmente a Guaidó como el líder de Venezuela es una pregunta abierta. Bajo las reglas del fondo, un gobierno debe ser reconocido por la mayoría de los países miembros para acceder a sus reservas de DEG. Ni Maduro ni Guaidó han obtenido el apoyo necesario, dijeron las personas que hablaron bajo condición de anonimato porque no están autorizadas a hacer comentarios públicos.

A fines de enero, el Banco de Inglaterra frenó el intento de Maduro de extraer $1,2 mil millones de oro de sus bóvedas, mientras que la administración Trump entregó el control de las cuentas bancarias clave de Venezuela en los EE.UU. a Guaidó. En su sitio web, el FMI enumera al ministro de finanzas de Maduro, Simon Zerpa, como representante de Venezuela. El Banco Interamericano de Desarrollo, por el contrario, ha reconocido a Guaidó y enumera a Hausmann en su sitio web como delegado oficial de Venezuela.

El limbo recuerda una crisis en Honduras hace una década. En aquel entonces, el FMI reconoció al gobierno del presidente Manuel Zelaya, a quien los militares habían obligado a exiliarse a punta de pistola. Como resultado, el gobierno interino no pudo aprovechar inmediatamente $163 millones en DEG hondureños para aumentar sus reservas de divisas.

La relación de Venezuela con el FMI ha sido polémica durante mucho tiempo. En 2007, el entonces presidente Hugo Chávez se comprometió a cortar los lazos con el fondo. Ese plan nunca se llevó a cabo porque el FMI se arriesgó a desencadenar un incumplimiento técnico en el que los inversores podían exigir el reembolso inmediato de algunos bonos. Desde entonces, Venezuela ha incumplido más de $10 mil millones en pagos.

Bloomberg: Venezuela derrama petróleo por todas partes

DESDE LA DISTANCIA, LA ESCENA ES HERMOSA, una piscina oscura brillando bajo el sol del mediodía, reflejando nubes ondulantes. Pero cuando te acercas al camino lleno de suciedad que conduce a un trío de tanques de almacenamiento, un olor acre lo deja claro. No es lindo, es un derrame de petróleo.

En este lugar en la Faja del Orinoco, una región en Venezuela llamada así por el río que fluye por encima de los depósitos de crudo más grandes del mundo, se han escapado tantos barriles de tuberías subterráneas que un pozo de 2.150 pies cuadrados alrededor de los tanques se llena hasta el borde. El país está lleno de estos problemas, ya que la infraestructura de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) se pudre después de años de negligencia, escasa inversión y escándalos de corrupción bajo los regímenes del difunto Hugo Chávez y su sucesor como presidente, Nicolás Maduro.

Venezuela, un miembro de la Opep que depende de las ventas de petróleo para casi la mitad del presupuesto nacional, está bombeando a los niveles más bajos desde la década de 1940.

Los derrames son signos evidentes de lo que ha salido terriblemente mal en Pdvsa. La compañía estatal no publica estadísticas, pero los ambientalistas, analistas y trabajadores mantienen listas interminables de ejemplos de derrames crudo, desencadenados por válvulas rotas, empaquetaduras rotas, tuberías rotas y así sucesivamente, que dicen que han contaminado los cursos de agua y las tierras agrícolas, y probablemente se ha filtrado en los reservorios de agua.

Más información en Bloomberg (en inglés). Traducción de La Patilla.

Bloomberg Businessweek: Dentro del complot fallido para derrocar a Nicolás Maduro

Foto: Carlos Becerra / Anadolu Agency / Getty Images

 

La conspiración para enjuiciar a Maduro fue frustrada el mes pasado, y docenas de arrestos le siguieron

 

Por Ethan Bronner, Andrew Rosati y Fabiola Zerpa

Artículo original de Bloomberg Businessweek 

Traducido por Runrun.es

 

El complot, de nombre código “Operación Constitución”, involucraba a cantidades de capitanes, coroneles y generales, provenientes de todas los componentes de las Fuerzas Armadas venezolanas. El objetivo era directo y sísmico – capturar el Presidente, Nicolás Maduro, y llevarlo a juicio. Se suponía que los conspiradores, utilizando brazaletes azules marcados “OC”, asaltarían el Palacio Presidencial y la principal base militar, y detendrían la elección presidencial del 20 de mayo. Parte de la logística tuvo lugar en Bogotá, pero autoridades colombianas y estadounidenses, que supuestamente conocían del complot y miraron hacia otro lado, se negaron a proveer apoyo activo.

 

Después algo salió mal. A mediados de mayo, varias docenas de militares, incluyendo a una mujer, como también un par de civiles, fueron arrestados secretamente – algunos han sido acusados de traición – y encarcelados por el tribunal militar. Varios dicen que han sido torturados. Los conspiradores creen haber sido traicionados, posiblemente por un doble-agente. Esta reconstrucción del complot está basado en entrevistas con un coordinador que logró escapar del arresto, dos personas que atendieron sesiones de planificación, y abogados y familiares de los acusados. Todos hablaron en condición de anonimidad, temiendo por su seguridad. Bloomberg también observó un reporte de un tribunal militar que establece la versión del gobiernos de los eventos, que corrobora muchos de los detalles de los conspiradores.

 

Detalles del golpe fallido, probablemente la amenaza más grande a Maduro en sus cinco años de presidencia, no han sido reportados antes, aunque un blogger militar venezolano lo ha aludido. Una vez rica y relativamente democrática, la Venezuela socialista ha seguido un camino regresivo, y se ha vuelto en un petro-estado disfuncional y autoritario. El país es acosado por la hiperinflación y escasez severa de alimentos y medicina. Cientos de miles han huido a su vecina Colombia, que por décadas batalló guerrillas Marxistas apoyadas por Maduro y su predecesor, Hugo Chávez, que también dirigió un golpe de estado fallido en 1992. Una década después, como Presidente de la República, él venció un golpe.

 

Algunos miembros de la milicia venezolana dicen que la única esperanza para retornar a la estabilidad es reemplazar a Maduro por la fuerza. Eso se mantiene improbable después del fracaso del golpe. El Presidente mantiene su influencia sobre todas las principales instituciones; nunca fue un militar, pero ha trabajado duro para ganar la lealtad del alto mando. Aunque se reelección en mayo ha sido ampliamente condenada como fraudulenta, reafirmó el sentimiento que está firmemente en el poder. Aún así, el intento a un golpe de estado indica que partes de las fuerzas armadas están descontentas – y Maduro se ha dado cuenta. En un desfile militar el 23 de Junio declaró, “¡Es hora de cerrar filas y hacerse fuerte en contra de la traición! Necesitamos una milicia unida leal al glorioso país de Venezuela y su legítimo comandante en jefe!”.

 

El reporte del tribunal militar del complot, según los participantes, contiene una combinación entre realidad y ficción. Su afirmación principal no es negada: En mayo, oficiales de rango alto de todas los cuatro componentes de las fuerzas armadas intentaron llevar a cabo una insurrección. Aún así, aquellos entrevistados niegan los detalles más dramáticos, incluyendo que los gobiernos colombianos y estadounidenses proveyeron apoyo financiero. También niegan la existencia de una segunda conspiración, “Operación Armagedón”, que indicaba que asesinarían a Maduro en un desfile militar en Julio del 2017.

 

E.E.U.U tiene “ninguna intención para desestabilizar o derrocar al gobierno venezolano”, dijo un representante del Departamento de Estado, pero quiere “el retorno a la Venezuela estable, próspera y democrática”. En Texas, en febrero, el ex-Secretario de Estado de E.E.U.U, Rex Tillerson destacó que los militares en Latinoamérica tienden a involucrarse en tiempos de crisis. “Si la cocina se le calienta mucho [a Maduro], estoy seguro que tiene amigos en Cuba que le podrían dar una bonita hacienda en la playa,” dijo. Colombia y Venezuela ambos se negaron a dar algún comentario.

 

El fiscal militar afirmó que María Corina Machado, una de las líderes de la oposición, participó en el complot. Ella y participantes negaron esto, indicando que es ficción, en un intento para incriminarla y encarcelarla. “Este régimen está una vez más intentando incriminarme”, dijo Machado en una entrevista en Caracas. “No tengo conexión alguna a estas conspiraciones. Quieren silenciar mi voz, porque los he etiquetado como una narco-dictadura. Quiero ser clara: quiero a Nicolás Maduro fuero del poder inmediatamente. Pero quiero que sea expulsado vivo, para que se enfrente a la justicia que su régimen le ha negado a los venezolanos.” El gobierno y los conspiradores tienen razón para exagerar o minimizar lo ocurrido: Los conspiradores quieren apoyo extranjero y más oficiales que se unan al próximo intento y esperar proteger a aquellos que han sido capturados. El gobierno busca justificar una purga, que ya empezó, mientras que afirman estar en control.

 

Los participantes dicen que el golpe originalmente fue planificado para Abril del 2017, para detener a Maduro en su expansión de poder sobre la legislación de Venezuela, pero una rebelión militar no relacionada y mucho más pequeña que esta causó que los participantes abortaran la misión. La planificación continuó hasta 2018, con reuniones secretas en casas de áreas exclusivas de Caracas. En un punto, un participante cruzó la frontera entre Colombia y Venezuela utilizando identificación falsa y un bigote de mentira.

 

Elementos de descontento entre las fuerzas armadas empezaron a aparecer alrededor de hace un año, cuando Oscar Pérez, un oficial de policía y piloto, agarró un helicóptero y lanzó granadas a edificios gubernamentales. Maduro culpó al Mayor General Miguel Rodríguez Torres, un ex-jefe de inteligencia que rompió con el gobierno en 2015. Posteriormente, Pérez fue asesinado en una incursión. En enero, empezaron los arrestos de tenientes de fuerzas especiales. En marzo, Rodríguez Torres y algunos comandantes de batallones blindados fueron arrestados por insurrección. Sigue detenido.

 

El grupo más grande de arrestos ocurrieron alrededor la reelección de Maduro. Participantes y sus abogados dicen que las autoridades detuvieron un ciudadano colombiano, el médico novio de la única mujer que participó en el atentado. Dicen que ha sido torturado, aunque no sabía nada del complot.

 

Maduro ha cultivado cuidadosamente su relación con la milicia. El año pasado, cuando más de un millón de personas se unieron a las protestas anti-gubernamentales, dependió de sus fuerzas de seguridad para sofocar los disturbios. Desde la muerte de Chávez en 2013, Maduro le ha dado gran parte de la economía a los militares, incluyendo altos cargos en la petrolera nacional y el control sobre la distribución de los alimentos. Ha ascendido a cientos de generales y almirantes, y oficiales militares (activos y retirados) tienen nueve de 34 puestos en el gabinete minsterial.

 

Sin embargo, una persona con conocimiento de las fuerzas armadas dice que las encuestas realizadas por el servicio de inteligencia encuentraron que el índice de aprobación de María Corina Machado entre los oficiales es especialmente alto. Esto podría explicar por qué el gobierno ha tratado de conectarla al complot. Rocío San Miguel, presidente de la organización Control Ciudadano, dice que Maduro también mantiene control a través del miedo, regularmente deteniendo o purgando otros oficiales y soldados.

 

“No creo en esta idea que Maduro está colgando de un hilo”, dice San Miguel. “Maduro ha desarrollado una política de estado de persecución y monitorear entre las fuerzas armadas. Es paranoico. El gobierno está creando una pared de fuego.”

 

Venezolanos recurren a monedas virtuales de videojuegos para sobrevivir

orovirtual

Comienzan a llegar incluso antes de que se cierren las persianas de seguridad en la fachada oeste de Caracas, alrededor de las 8:30 a.m. Durante 11 horas al día, se encorvan sobre los anticuados monitores de tubos de rayos catódicos y golpean los teclados en un espacio oscuro con una ventana con tablones y una manta de polvo. Se detienen lo suficiente para fumar cigarrillos en el hueco de la escalera. Y si alguien se demora demasiado, otra persona ansiosa reclama su asiento y comienza a cazar monstruos ficticios.

La crisis venezolana se ha convertido en suelo fértil para lo que es conocido como cultivo de monedas virtuales. Las personas pasan horas jugando juegos en línea como Tibia y RuneScape para adquirir monedas virtuales, puntos de juego o personajes especiales que se pueden vender a otros jugadores por dinero real o cripto-monedas como el bitcoin. La práctica, que previamente ha surgido en otras economías de caja como la de Corea del Norte, se ha vuelto tan popular entre los venezolanos que actualmente están esparciendo inflación dentro de los mundos virtuales.

“Nunca habíamos hecho tanto dinero”, dijo Efraín Peña, de 29 años, quien juega siete días a la semana en el cibercafé Mona Pizza, para mantener a su esposa e hijo. La mayoría de los cultivadores de monedas virtuales venezolanos ganan el equivalente de un par de dólares por día, pero de muchas maneras están mejor que los trabajadores salariados, ya que sus ingresos están vinculados al mercado negro cambiario venezolano. “¿Qué trabajo puede igualar lo que estamos ganando ahora?” expresó el alguna vez diseñador gráfico.

La inflación se ha disparado hasta llegar a los cuatro dígitos. El bolívar ha perdido casi todo su valor frente al dólar este año. Para el 4 de diciembre el dólar cotizaba a 108.279 bs. en el mercado negro. “Es una pena. Yo nunca pensé que las ganancias a través de videojuegos valdrían más que eso en nuestro país”, manifestó Enegebe Sención, de 30 años, un programador de computadoras retirado, quien durante los últimos cinco meses ha jugado Tibia para mantener a su familia.

El régimen socialista ha mantenido estrictos controles de divisas durante más de una década, y la amenaza de una quiebra o una prohibición ha hecho que muchos productores de oro virtual se muestren reacios a compartir demasiados detalles sobre la mecánica del negocio. Empresas en línea como PapusGold, SoliderGold, y Tibia Venezuela Coins han surgido, pagando a mineros en bolívares por su oro virtual a través de transferencias bancarias. El mercado en línea, Mercadolibre, está inundado de listas de tesoros virtuales.

Afectados por conexiones de Internet inestables y hardware obsoleto, los productores de monedas virtuales en Venezuela han gravitado hacia los juegos de la vieja escuela que tienen bajos requisitos de sistema y comunidades de jugadores establecidas. William Natera, de 23 años, llegó a jugar tiempo completo en su juego favorito de la infancia, Tibia hace siete meses. Antes de eso, Natera estuvo luchando para sobrevivir como albañil en un programa de vivienda del gobierno. “Era el trabajo de un burro, y apenas alcanzaba para pagar un desayuno”, afirmó Natera, recordando como tuvo que transportar sacos de cemento por las escaleras de estas viviendas. Actualmente, pasa sus días liderando una banda de héroes a través de un mundo medieval virtual.

Los juegos más nuevos a menudo venden monedas virtuales directamente a los jugadores, pero millones siguen enganchados a los clásicos donde las monedas virtuales deben ganarse. “Los juegos viejos no mueren. Solo dejamos de prestarle atención”, afirmó Edward Castronova, profesor en la Universidad de Indiana, quien ha investigado la economía de los juegos en línea. “Siempre va ha haber espacio para los mineros de oro virtual”.

Creado en 1997, Tibia todavía tiene más de 500000 jugadores, según su página web. RuneScape, lanzado en 1999, cuenta con alrededor de 1,6 millones de jugadores activos mensuales, según SuperData Research.

José Luis Fragoza, de 22 años, intentó minar oro virtual por algunos meses este año después de dejar el servicio militar, pero renunció a jugar por dinero cuando su servicio de internet dejó de funcionar. Fragoza indicó que fue un trabajo de baja categoría, pero mantuvo comida en la mesa. “Caza, mata, haz clic, repite”, dijo mientras su espada corta y corta minotauros. “Pero si me dieras una conexión de 10 megabytes o un trabajo, me quedaría en casa con Internet” afirmó.

Las velocidades de conexión a Internet en Venezuela están entre las más lentas del mundo. El país obtuvo una puntuación peor que la devastada por la guerra de Siria en un ranking de 2017 de 159 países. Muchos mineros de oro virtual trabajan turnos nocturnos para evitar el tráfico pesado.

La esposa de Peña, Ruth Villegas, de 37 años, afirmó que solía considerar los juegos nocturnos de su marido como una molestia porque la mantenían despierta por la noche. “Tuvimos peleas feas, en las que él me decía: ‘Te dejaré antes de rendirme a Tibia'”, recordó. “Pero no puedo discutir con lo que está haciendo”.

A menudo, los medios de producción desaparecen por completo. Una ola de robos de cobre en Caracas cortó internet en algunos vecindarios e impidió que Samuel Navas, un vendedor de seguros de 28 años, entrara a Tibia durante los últimos dos meses. Eso le costó casi dos tercios de sus ingresos y convirtió a su esposa en el sostén de la familia. “Como hombre de la casa debería estar pagando las cuentas”, afirmó, “pero de repente todo va más allá de su control”.

Los cultivadores de oro virtual son despreciados por muchos jugadores de primer mundo y por desarrolladores de los juegos, que dicen que la práctica es antideportiva y distorsiona el valor de las monedas digitales. Los editores de los juegos también afirmaron que rompe sus términos de servicio y fomenta actividades ilegales como el secuestro de cuentas y el fraude con tarjetas de crédito. Joe Wilcox, gerente de proyectos en Jagex en Cambridge, Inglaterra, desarrollador de RuneScape, dijo que la compañía prohíbe unas 10,000 cuentas por día. “Si permitiéramos el “cultivo de oro”, destruiría el juego”, dijo en un correo electrónico.

El equipo de productores de oro virtual de Romer Manuel Peña ha sido expulsado varias veces de RuneScape, lo que los ha obligado a comenzar de nuevo y pasar semanas nutriendo a nuevos personajes antes de generar ingresos. El piloto de 27 años, quien solía trabajar como ingeniero petrolero en las llanuras centrales de Venezuela, afirmó que los miembros de su equipo simplemente intentan sobrevivir, y Jagex debería apoyarlos. “¿No deberían estar orgullosos de que familias enteras estén siendo alimentadas por su juego?” expresó Peña.

Pero la ira por la afluencia de cultivadores en juegos como RuneScape es tal que un usuario del foro en línea de Reddit publicó una guía sobre “Asesinato de venezolanos” (desde que se eliminó) que ofrecía consejos sobre la eliminación de sus personajes.

El mayor enemigo de los mineros de oro virtual venezolanos puede demostrar que no son jugadores xenófobos, sino ellos mismos. Eso se debe a que a medida que más jugadores acuden a los mundos en línea para ganarse la vida, en última instancia reducen el precio del oro digital. “Están imprimiendo dinero”, dice Vili Lehdonvirta, un sociólogo económico de la Universidad de Oxford que estudia los mercados digitales. “Básicamente, los resultados son hiperinflación, ya que hay muchas más monedas entrando en el sistema”.

Bloomberg: Pdvsa solicita a sus socios más financiamiento

Pdvsa_!

Después de incumplir con la deuda, la crisis de Venezuela continúa desarrollándose, amenazando con empeorar la producción de Pdvsa.

Se supo que Pdvsa les dijo a los empleados que necesitaban llevar a cabo una campaña de austeridad, buscando formas de reducir los costos en un 50 por ciento. El memorándum interno decía que era necesario ahorrar en medio de la “emergencia económica nacional” y evitar cualquier golpe a la producción de petróleo de la compañía. Las ganancias en Pdvsa cayeron en un 90 por ciento en 2016 en comparación con el año anterior.

Pero es difícil entender cómo la empresa puede evitar una caída más profunda de su producción después de reducir el gasto a tal grado. Bloomberg informó que Pdvsa está exigiendo planes de financiamiento a sus socios en las empresas conjuntas, y que cualquier proyecto se interrumpirá si no reciben financiamiento. La nota incluía una larga lista de otras medidas de ahorro: el uso de la tarjeta de crédito para los empleados será limitado, los empleados deberán usar videoconferencia en lugar de viajar; el uso de vehículos de la compañía debe ser reducido; y el uso de electricidad, agua, teléfonos celulares, internet, equipo informático y relaciones públicas, todos verán reducciones.

La producción de petróleo de Venezuela ha estado disminuyendo durante años, pero el descenso se aceleró en 2015 en medio de la caída de los precios del petróleo y el deterioro de la posición de efectivo para Pdvsa y el gobierno. La producción cayó por debajo de los 1,9 millones de barriles en las últimas semanas, el nivel más bajo en más de tres décadas.

Los problemas solo empeorarán, especialmente porque tienden a convertirse en un efecto bola de nieve. Sin efectivo, Pdvsa tendrá dificultades para importar el diluyente para mezclarlo con su petróleo pesado; el resultado podría ser pérdidas de producción más abruptas. Una vez más, sin efectivo, las instalaciones existentes no pueden mantenerse, lo que probablemente genere un ritmo acelerado de disminución de producción. Una serie de refinerías están “completamente paralizadas”, dijo el jefe de un sindicato de trabajadores petroleros a Bloomberg. Los incumplimientos en el pago de más deudas podrían provocar represalias por parte de los acreedores, lo que eventualmente podría poner en riesgo las exportaciones de petróleo.

En resumen, los problemas en la industria petrolera de Venezuela contribuyeron a la crisis, pero la difícil situación económica acelerará el declive de la producción de petróleo.

Un grupo de analistas le dijo a Bloomberg que esperan que la producción de Venezuela alcance un promedio de 1,84 mb / d en 2018, un nivel que parece sorprendentemente optimista dado el ritmo de declive en curso. Otros analistas predicen que la producción disminuirá mucho más.

El pretendido programa de austeridad no está limitado a Pdvsa. Venezuela está ordenando a sus embajadas en todo el mundo que renegocien las rentas en sus misiones diplomáticas, con la esperanza de sacar algunos centavos de cada rincón del gobierno. A algunos miembros del personal diplomático, según Bloomberg , les deben varios meses de salario. Caracas incluso está considerando cerrar algunas embajadas para siempre.

Mientras tanto, Pdvsa está solicitando a sus socios de empresas conjuntas que otorguen más financiamiento para los proyectos petroleros. “Estamos hablando con nuestros aliados, con nuestros socios estratégicos, que son Rosneft, Eni, Repsol, Statoil, y están dispuestos a seguir trabajando con nosotros, para continuar financiando nuestros proyectos para impulsar la producción de crudo y gas en el corto plazo” dijo César Triana, vicepresidente de gas de Pdvsa a Reuters.

Triana dijo que la compañía espera incorporar 500,000 bpd en 2018, una aseveración que parece bastante desligada de la realidad. La mayoría de los analistas ven que la producción de Venezuela continuará cayendo en el futuro previsible.

Sin efectivo y sin acceso a los mercados internacionales de bonos, Pdvsa está tratando de encontrar algún arreglo para evitar que los productores de petróleo y las empresas de servicios petroleros abandonen por completo el país, una situación que definitivamente llevaría a pérdidas de producción más severas. El año pasado, Pdvsa otorgó a compañías de servicios petroleros, como Halliburton y Schlumberger, pagarés en lugar del pago en efectivo por las facturas vencidas por sus servicios, una oferta que las firmas no tuvieron otra opción sino aceptar. Es probable que Pdvsa intente replicar esa estrategia. “Permanecerán en el país, trabajando con nosotros”, dijo Triana en una entrevista con Reuters.

A pesar de esa confianza expresada, la relación entre Pdvsa y sus socios casi seguramente se está deteriorando. En un informe separado, Reuters dijo que la compañía petrolera está desviando petróleo de sus socios de las empresas conjuntas para abastecer a sus refinerías nacionales.