Octavio Lepage archivos - Runrun

Octavio Lepage

Los que se marcharon en 2017: Cantantes y actores fueron la constante

@franzambranor

NACIONALES E INTERNACIONALES. CANTANTES Y ACTORES, en su mayoría secundarios, dejaron este mundo durante el año que está por terminar.

Desde Adrián Guacarán, el apodado “Niño que le cantó al Papa” hasta Chester Bennington de Linkin Park, pasando por Blanquito Man, “Memo” Morales, Tom Petty y David Cassidy, la escena de la música dentro y fuera de nuestras fronteras se enlutó de pies a cabeza.

Asimismo hubo una constante con los actores, si en Venezuela vimos partir a entrañables de la televisión como Freddy Galavis, Luis Rivas, Esther Orjuela y Roberto Lamarca, en Hollywood lloraron las partidas de Bill Paxton, Adam West, Mary Tyler Moore, Martin Landau, entre otros.

Tambien el mundo de la cultura y política nacional perdió con el adiós definitivo a figuras como Sofía Imber, Pompeyo Márquez y Octavio Lepage

A continuación una lista cronológica de los fallecimientos más notables de 2017:

1 de enero

“Memo” Morales

Así como desean partir los grandes se fue Guillermo Enrique Morales Portillo, conocido popularmente como “Memo” Morales. En pleno escenario, durante una presentación para despedir el 2016 en la Hermandad Gallega de Caracas, el cantante apodado “El Gitano maracucho” falleció víctima de un infarto. Morales formó parte de la Billo’s Caracas Boys e interpretó clásicos de la música popular nacional e internacional como Ni se compra ni se vende”, “Viva España”, “Parece mentira”, “Qué Tontería”, “Dámele Betún”, “Juanita Bonita”, “Le Lo Lay”, entre otras. Con su inseparable “Cheo” García formó la banda “La orquesta de Cheo y Memo” hasta el deceso de este primero en 1994. El día que murió actuó también en Venevisión y el Círculo Militar.

6 de enero

Octavio Lepage

Fundador del partido Acción Democrática, murió a los 93 años. Nacido en Santa Rosa, estado Anzoátegui fue el primer secretario general del partido en 1949, luego fue detenido por la Seguridad Nacional y tras ser liberado en 1954 partió hacia el exilio. A su regreso ya en plena era democrática fue diputado, embajador de Venezuela en Bélgica y Ministro de Interior durante las administraciones de Carlos Andrés Pérez (1975) y Jaime Lusinchi (1984-1989). Se lanzó a precandidato presidencial por su partido, pero perdió frente a CAP en 1988. Cinco años después fue presidente interino de la República, luego que la Corte Suprema de Justicia inhabilitara por presuntos actos de corrupción a CAP.

6 de enero

Esther Orjuela

Conocida por sus papeles como actriz secundaria, Orjuela comenzó desde muy temprano en la actuación junto a Doris Wells en La Fiera (1978). Intervino en más de veinte producciones en cine y televisión entre ellas Ligia Elena, Las Amazonas, Y la Luna también y Cangrego II, esta última de la mano de Roman Chalbaud. Murió víctima del cáncer a los 61 años.

12 de enero

Ramón Pasquier

A la temprana edad de 52 años, el locutor y moderador de televisión perdió la batalla contra el cáncer de pulmón. Poseedor de un particular humor negro, supo ganarse al público en La Mega 107.3 y luego en Éxitos, donde compartió con Albany Lozada la revista vespertina, “Agenda Éxitos”. El graduado en la Universidad Católica Andrés Bello pasó por Globovisión, CMT y más reciente Vivo Play, donde conducía el programa “Forma y Fondo”.

15 de enero

Arnaldo Albornoz

La farándula venezolana se estremeció por el asesinato del animador de Televen, Arnaldo Albornoz. Saliendo de una fiesta, el conductor de La Bomba fue interceptado por unos delincuentes que pretendían despojarle de su vehículo en la entrada de su residencia en Caricuao y falleció luego de recibir varios impactos de bala. El homicidio de Albornoz desencadenó manifestaciones del gremio artístico en rechazo a la inseguridad que tuvieron su punto más álgido en el marco de las marchas y protestas antigubernamentales.

19 de enero

Loalwa Braz

La brasileña saltó a la fama por ser la vocalista principal de la banda Kaoma, que popularizó el ritmo de la Lambada y específicamente temas como “Llorando se fue” y “Bailando Lambada”. Kaoma llegó a vender más de 25 millones de discos y obtuvo 80 discos de oro y platino. Fue encontrada muerta dentro de un auto quemado en una zona al norte de Río de Janeiro. La policia determinó que Braz fue secuestrada y posteriormente asesinada por par de delincuentes.

23 de enero

Luis Rivas

Popular por interpretar a Marcos Pérez Jiménez en la telenovela “Estefanía”, el actor falleció a la edad de 76 años de edad por complicaciones con la diabetes, coincidencialmente en la conmemoración de la caída del dictador y la llegada de la democracia. Además de T.V. y teatro, el merideño tuvo un dilatado paso por el cine, en películas como Homicidio culposo (1984), Colt Comando 5.56 (1987), Aguasangre, crónica de un indulto (1987), La casa de agua (1983) y Coctel de camarones en el Día de la Secretaria (1984).

23 de enero

Bimba Bosé

Fue una modelo, diseñadora, actriz, DJ y cantante española. La sobrina de Miguel Bosé, apareció en portadas de revistas como Vogue y Harper’s Bazaar y trabajó para diseñadores como Karl Lagerfeld, Tom Ford, Alexander McQueen y John Galliano. Hizo un cover del tema “Como un lobo” para el álbum “Papito”, junto a su tío Miguel y recientemente apareció en la película “Julieta” de Pedro Almodóvar. Murió de cáncer a los 41 años en Madrid.

25 de enero

Mary Tyler Moore

Actriz de teatro, cine y televisión fue todo un ícono en el show bussiness mundial. Atesoró una carrera artística de más de cuarenta años que tuvo sus picos con The Dick Van Dyke Show y The Mary Tyler Moore Show. Es una de las figuras más premiadas en suelo norteamericano, ganó Emmys, Globos de Oro, Tonys y múltiples reconocimientos en el mundo del entretenimiento. Fue nominada al Oscar en 1981 por su papel en la laureada Ordinary People. Murió a los 80 años.

12 de febrero

Al Jarreau

A escasos días de haber anunciado su retiro del mundo del espectáculo, el músico falleció a los 76 años producto de complicaciones respiratorias. El nacido en Wisconsin fue uno de los pilares del jazz, soul, rhythm and blues y pop en los Estados Unidos. Ganador de cuatro premios Grammy y nominado en nueve oportunidades, se hizo famoso a nivel internacional al interpretar el tema de la serie de televisión Moonlighting, protagonizada por Bruce Willis y Cybill Shepherd.

20 de febrero

Sofía Imber

Un día antes que la Universidad Simón Bolívar le confiriera un doctorado Honoris Causa, la periodista falleció a la edad de 92 años. Nacida en Moldavia en 1924, Imber llegó a Venezuela a inicios de los años 30, comenzó a estudiar medicina, pero luego se decantó por comunicación social. Contrajo nupcias con el escritor Guillermo Meneses (La balandra Isabel llegó esta tarde) y posteriormente con el periodista Carlos Rangel, con quien condujo el programa matutino de entrevistas por Venevisión “Buenos días”. Además de dejar huella en los periódicos El Nacional, El Universal, Últimas Noticias y Diario 2001, Imber fue la fundadora del Museo de Arte Contemporáneo de Caracas, donde llegaron a exhibirse más de cuatro mil obras y a reposar creaciones de Mattise, Botero, Miró, entre otros.

22 de febrero

Iván Loscher

Tras sufrir tres accidentes cerebrovasculares, la vida del emblemático locutor se apagó a la edad de 71 años. Comenzó su carrera en Radio Capital y posteriormente pasó al Circuito Exitos, donde se mantuvo por espacio de 24 años. Compartió micrófono con César Miguel Rondón, Eli Bravo y Polo Troconis. Además de su longeva trayectoria en las cabinas radiales, fue la voz de más de 20 mil cuñas publicitarias y escribió varios libros, entre ellos La venganza de la momia aztecaElla era tan bella que levantaba sospechasEl hombre devastadoTodas son de izquierda y Alternativas a la imposibilidad de sembrar el petróleo. Para el momento de su muerte tenía programas en Radio Tiempo Network (Colombia), Actualidad Radio (Miami), Pop Radio (Argentina), Radio Mágica y Americatel (Perú).

25 de febrero

Bill Paxton

Fue un actor estadounidense que trascendió básicamente por sus papeles secundarios en películas como “Titanic”, “Apollo 13”, “Terminator”, “Aliens”, “Mentiras Verdaderas” y “Límite Vertical”.  Junto a Helen Hunt protagonizó la taquillera “Twister” en 1996 y más recientemente tuvo una notable acogida de la crítica por su rol de un polígamo en la serie de HBO, “Big Love”. Ganó un premio SAG, otorgado por los mismos actores y fue nominado al Globo de Oro y al Emmy. Murió a los 61 años por complicaciones derivadas de una cirugía de corazón.

18 de marzo

Chuck Berry

Para muchos es el verdadero padre del rock and roll. El músico nacido en Saint Louis, Misuri, en 1926, fusionó  los elementos del rhythm and blues, creando las bases de lo que hoy conocemos como rock. “Johnny B. Goode” es considerada la mejor canción de guitarra de la historia del rock and roll, según la revista Rolling Stone. “Si quisieran darle un nuevo nombre al rock and roll, podrían llamarlo Chuck Berry”, dijo John Lennon.

https://www.youtube.com/watch?v=MEtLeoNW6Sw

28 de abril

Miguel Ángel Bastenier 

Fue un periodista, columnista y editor español que ejerció como profesor de la escuela de periodismo del periódico El País; de la Fundación Ortega y Gasset en Historia Contemporánea y de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano de Cartagena. Estaba especializado en el conflicto árabe-israelí, sobre el que escribió libros como La guerra de siempre (1999) e Israel-Palestina: la casa de la guerra (2002).

18 de mayo

Chris Cornell

Junto con Nirvana, Pearl Jam, y Alice in Chains, Cornell al frente de la banda Soundgarden fue precursor del movimiento conocido como “grunge”, gestado en la ciudad estadounidense de Seattle. Su hit “Black Hole Sun” es uno de las mas radiados a nivel mundial y ganó el Grammy por “Mejor Interpretación de Hard Rock”. Luego de dejar Soundgarden, Cornell se enlistó en Audioslave junto a los ex integrantes de Rage Against The Machine y volvió a colocar un tema en las principales carteleras del planeta: “Like a Stone”. Este año volvió a reunirse con Soundgarden y luego de un concierto en Detroit, se ahorcó con un cinturón en el baño de la habitación de un hotel. Tenía 52 años. De las agrupaciones precursoras del grunge, solo el cantante de Pearl Jam, Eddie Vedder, está vivo. Kurt Cobain de Nirvana se suicidó con una escopeta y Layne Staley de Alice in Chains murió de una sobredosis de heroína.

23 de mayo

Roger Moore

Siete veces interpretó el actor nacido en Londres a James Bond, en la saga del agente 007 de Ian Fleming. Luego de saltar a la fama mundial con la serie de T.V. “El Santo”, Moore reemplazó a Sean Connery en la franquicia y rodó “Vive y deja morir”, “El hombre de la pistola de oro”, “La espía que me amó”, “Moonraker”, “Sólo para tus ojos”, “Octopussy” y “Panorama para matar”. Murió a la edad de 90 años, víctima de cáncer.

9 de junio

Adam West

Quedó encasillado con su papel de Batman en la serie de televisión del mismo nombre transmitida por la cadena ABC entre 1966 y 1968. Con grandes referencias a la cultura kitsch y hippie de la época, Batman se convirtió en un fenómeno de la pantalla chica. Tenían invitados especiales y un elenco de lujo entre quienes se encontraban los veteranos actores Burgess Meredith, César Romero y Frank Gorshin. Luego de su paso por la serie, West nunca pudo despojarse del personaje y pasó a engrosar la lista de actores que prestaban sus voces a animaciones como “Los padrinos mágicos”, “Chicken Little”, “Meet the Robinsons” y más recientemente “Padre de familia”. El oriundo de Seattle murió de leucemia a los 88 años.

https://www.youtube.com/watch?v=7VPNDHTeS14

21 de junio

Pompeyo Márquez

Fundador del Movimiento al Socialismo, diputado, diplomático y ministro, el nacido en Ciudad Bolívar fue un furibundo activista del marxismo y la izquierda en Venezuela. Se sumó a la guerrilla en los sesenta y asumió la lucha armada contra los gobiernos de Rómulo Betancourt y Raúl Leoni. Estuvo preso en el Cuartel de San Carlos y escapó junto a Teodoro Petkoff y Guillermo García Ponce. Apoyó a Rafael Caldera en su candidatura de 1993 y una vez en el gobierno fue nombrado Ministro de Estado para el Desarrollo de Fronteras. Se desligó de Hugo Chávez, pese a que el MAS apoyó al “Comandante” en 1998 y pasó al partido Izquierda Democrática, en 2007 se enlistó en Un Nuevo Tiempo. Falleció a los 95 años, como uno de los políticos más ancianos del mundo.

https://www.youtube.com/watch?v=-Uq3tRy1WTY

30 junio

José Antonio Bordell

Víctima del hampa, murió a la edad de 55 años el cantante y miembro de la extinta banda Unicornio, José Antonio Bordell. El intérprete fue baleado por delincuentes que lo interceptaron en la carretera de Caucagua, mientras aguardaba con dos amigos por auxilio vial. Bordell pasó a la posteridad junto al resto de los miembros de Unicornio luego de alzarse con la victoria en el Festival de la OTI en Perú en 1982 con la canción “Puedes contar conmigo”. Bordell también se hizo famoso por interpretar el tema de la telenovela “Kassandra”.

3 de julio

José Luis Cuevas

El polémico artista mexicano fue conocido como el “enfant terrible” de la pintura azteca y tuvo también el apodo del “Gato Macho”. Se opuso al movimiento muralista mexicano y a su principal intérprete, Diego Rivera. Trascendió por sus peleas con colegas y escritores. A principios de los noventa se inauguró el Museo José Luis Cuevas en el centro histórico de la Ciudad de México, donde se albergan muchas de sus pinturas y esculturas. Falleció a los 84 años, víctima de cáncer de colon.

15 de julio

Martin Landau

Es recordado por su estelar rol en la serie de televisión Misión Imposible, debutó en el cine de la mano del director Alfred Hitchcock en 1959 en Con la muerte en los talones. Asimismo formó parte del seriado televisivo británico Espacio 1999, transmitido en Venezuela por Venevisión. Fue nominado al Oscar en tres oportunidades: por Tucker: un hombre y su sueño, Crímenes y pecados de Woody Allen y Ed Wood de Tim Burton, por la que finalmente ganó la estatuilla. Su última aparición en la gran pantalla fue en la adaptación cinematográfica de la serie de HBO, Entourage en 2015.

20 de julio

Chester Bennington

El cantante había sugerido el nombre de Lincoln Park para la banda, pero debido a un detalle de dominio de internet debieron mutar a Linkin Park. Con esa agrupación el vocalista ganó fama mundial, luego de probar con varios proyectos musicales. El album Hybrid Theory es uno de los mas influyentes en la historia y su exótica combinación de rock con rap atrapó a millones de seguidores. Bennington se suicidó el día del cumpleanos de Chris Cornell, padre de sus dos ahijados y a quien lo unía una gran amistad, lazo que le llevó a cantar en su funeral. Se ahorcó con un cinturón al igual que el cantante de Soundgarden. Tenia 41 años.

27 de julio

Sam Shepard

Escritor, guionista, actor y músico. Shepard fue considerado uno de los personajes más importantes e influyentes de Estados Unidos. Alcanzó fama por su faceta como guionista y actor en películas como Paris, Texas; Magnolias de acero; El informe Pelícano y Black Hawk Down, entre otras. Murió de supuesta causas naturales a la edad de 73 años. Fue pareja de la actriz Jessica Lange, con quien tuvo dos hijos.

31 de julio

Jeanne Moreau

Considerada por el director Orson Wells como “la mejor actriz del mundo”, la francesa también fue directora de cine, teatro y ópera, además de guionista y escritora. Inspiración de actrices galas como Juliette Binoche y Marion Cotillard, Moreau trabajó en La noche con Marcello Mastroianni, El amante de Jean-Jacques Annaud y Ese amor, donde interpretó a su amiga, la escritora Marguerite Duras. Fue abanderada del movimiento conocido como nouvelle vague y además cantante. Murió a los 89 años en París.

20 de agosto

Jerry Lewis

Precursor de la comedia física o slapstick, que después llevaron a escena actores como Robin Williams y Jim Carrey, Jerome Levitch, mejor conocido como Jerry Lewis, hizo un tandem por décadas en cine, televisión, conciertos y grabaciones de discos c0n el también actor, Dean Martin. Lewis hizo más de sesenta películas entre las que destacan “El profesor chiflado”, adaptada posteriormente por Eddie Murphy; “El Rey de la comedia”, junto a Robert De Niro y de Martin Scorsese y “Max Rose”, su última aparición en la gran pantalla en 2016. El comediante murió en su casa de Las Vegas a la edad de 91 años producto de una enfermedad cardíaca terminal.

19 de septiembre

Jake LaMotta

Considerado un bully y alguien que creció entre hampones, LaMotta fue un boxeador estadounidense de ascendencia italiana que hizo fama en el cuadrilátero por su furia y coraje. Llegó a ser campeón en la categoría de los pesos medios y luego de colgar los guantes ingresó al mundo del entretenimiento. Su vida dio pie a la película Raging Bull (Toro Salvaje) dirigida por Martin Scorsese y protagonizada por Robert De Niro, ubicada entre los mejores largometrajes de deportes de todos los tiempos.

https://www.youtube.com/watch?v=4nUNLmFHFek

28 de septiembre

Hugh Hefner

Fundador de una de las revistas para adultos más famosas del mundo: Playboy, “Hef”,  como era apodado coloquialmente, hizo de la revolución sexual a mediados de los cincuenta una próspera industria. Pese a que tuvo múltiples relaciones con “conejitas”, se casó tres veces, la última con la modelo de entonces 26 años, Crystal Harris, Hefner tenía 85 entonces. Fue productor y protagonista de series de TV, entre ellas la transmitida por el canal E, “Girls of the Playboy Mansion”. Amasó una gigantesca fortuna que ahora disfrutan su viuda y cuatro hijos.

2 de octubre

Tom Petty

Autor e intérprete de temas como “Free Fallin”, “Runnin’ down a dream” y “You dont know how it feels”, Petty ingresó al Olimpo del rock and roll junto a su banda Tom Petty and the Heartbreakers. Vendió más de ochenta millones de discos a nivel mundial y en 2002 ingresó en el Salón de la Fama del Rock and Roll. Murió de un infarto a los 66 años de edad en Los Ángeles.

20 de octubre

Federico Luppi

Uno de los actores mas prolíficos del cine argentino. Llegó a participar en más de cien películas para cine y televisión en Argentina y España. Considerado el antecesor de Ricardo Darin, Luppi fue el predilecto de directores como Adolfo Aristarain: Tiempo de revancha, Un lugar en el mundo, Lugares comunes y de Guillermo del Toro: Cronos, El espinazo del diablo y El laberinto del fauno. Ostenta el récord de ser el argentino con más premios Cóndor de Plata al mejor actor con seis. Falleció a los 81 años de edad en un centro hospitalario de Buenos Aires tras no recuperarse de un hematoma en la cabeza que sufrió en abril.

21 de octubre

Freddy Galavis

El actor de teatro y televisión falleció a la edad de 76 años en el Hospital Universitario de Caracas a raíz de una complicación posterior a una intervención quirúrgica. El oriundo de Barquisimeto participó en telenovelas como Luisana Mía, La inolvidable, Viva la pepaCiudad benditaJuana la virgenLa invasoraMariú y su más reciente, ¿Vieja yo?, en 2008. También era recordado por intervenir en un comercial de una conocida sopa instántanea con la frase que se hizo popular: “A la mía que le pongan huevo”.

22 de octubre

Roberto Lamarca

El famoso actor venezolano conocido por su papel del “doctor Valerio” en la telenovela “Por estas calles” murió debido a una complicación respiratoria a los 57 años. Lamarca debutó en la televisión a la edad de siete años y desde entonces labró su leyenda en producciones como El Desprecio, Contra Viento y Marea, El País de las Mujeres y la última en la que trabajó, Entre tu amor y mi amor en 2016.

 

16 de noviembre

Adrián Guacaran

“El niño que le cantó al Papa” dejó de existir como consecuencia de una insuficiencia renal a la temprana edad de 44 años. Guacarán, quien trabajaba en la Asamblea Nacional, quedó marcado en la cultura popular venezolana en 1985 cuando le cantó el tema “El Peregrino” al Papa Juan II en Ciudad Guayana. De “El Peregrino” se llegaron a vender hasta 100 mil copias. Hasta su último suspiro, la familia de Guaracán estuvo clamando por medicamentos.

16 de noviembre

Blanquito Man

Luego de batallar por años contra un cáncer de colon, el cantante de la banda “King Changó”, falleció a la edad de 42 años en un hospital de Nueva York. Diagnosticado en 2014, José Andrés Blanco se dedicó a curarse por todas las vías, pero al final cedió ante la progresiva enfermedad. Será recordado por los temas “Sin Ti”, “Confesión” y “Brujería”. Blanquito Man era además diseñador gráfico y creó el logo del equipo de beisbol de Grandes Ligas, Marlins de Miami.

19 de noviembre 

Charles Mason

Emblema de la locura, la violencia y lo macabro. Mason fue uno de los criminales con mayor notoriedad en los Estados Unidos debido a su constante exposición en los medios. A comienzos de los setenta fue el responsable de una de las masacres más cruentas en suelo norteamericano, en ella murió la actriz Sharon Tate, para entonces esposa del cineasta, Roman Polanski. Paradójicamente, Mason tenía un clan de seguidores y miles de admiradores que le enviaban cartas a la cárcel donde se encontraba recluído. Sentenciado a cadena perpetua, falleció en cautiverio a la edad de 83 años. La estrella de rock Marilyn Mason, escogio ese nombre simbolizando lo más bello (Marilyn Monroe) y horrible de su país (Charles Mason).

21 de noviembre

David Cassidy

Se convirtió en uno de los ídolos adolescentes más famosos de la cultura pop de la década de los setenta al interpretar a Keith Partridge en la serie de T.V. “La Familia Partridge”. Tuvo una modesta carrera como músico llegando a tener varios hits como “Cherish” y “I Think I Love You”. Falleció a los 67 años de edad, en un hospital de Florida, donde había ingresado para recibir un transplante de hígado.

El señor Octavio Lepage, por Carolina Jaimes Branger

OLepage

 

En estos tiempos tan extraños, cuando en vez de honrar a los constructores de la patria, se hace lo propio con los destructores, tenemos que volver la mirada hacia quienes con su vida dieron ejemplo de civilidad, honor y sobre todo, honradez. Hacia quienes dedicaron su vida a cimentar la democracia. Hacia quienes vivieron de acuerdo a lo que proclamaron.

Aunque ya no me asombra nada de lo que hace este régimen, encuentro que es una bofetada al pueblo la apología que se ha hecho de Ezequiel Zamora, un matón rico, esclavista, violador de niñas y otros tantos calificativos a cual peor. El ejemplo no puede ser Zamora. Al menos, no debería serlo. Lo malo es que Zamora es el espejo donde se ven los altos jerarcas del chavismo.

Mi abuelo Buenaventura Jaimes una vez cuando era senador por el estado Táchira asistió a un evento donde había sido invitado a dar una conferencia. Fue presentado por el moderador como “el señor Buenaventura Jaimes”. Acto seguido, una de las organizadoras se disculpó: “no es el señor, es el doctor Jaimes”. Mi abuelo tomó el micrófono y dijo: “no se preocupe, señora. Me ha gustado mucho que me llamaran “señor”, porque en Venezuela era más fácil ser doctor que ser señor.” Eso lo repitió siempre. Y es que la palabra “señor” involucra muchas cosas. Dieciocho acepciones tiene en el Diccionario de la RAE, pero me refiero específicamente a la cuarta: “persona que muestra dignidad en su comportamiento o aspecto”. Dignidad. Una palabra cada vez más desaparecida del escenario venezolano.

Quiero hablar de Octavio Lepage, en esta búsqueda de referentes de dignidad. Octavio Lepage fue un señor en toda la extensión de la palabra. En su libro “La conjura final”, Javier Conde hace unas muy sesudas entrevistas a quien nos dejó hace poco, pero cuyo legado de discreción, ponderación, honestidad, reflexión y objetividad nos acompañarán siempre.

Lepage tuvo tres ejes en su vida: sus afectos, su pasión por la política y su amor por la vida.

Sus compromisos afectivos con su familia, sus amigos y sus copartidarios fueron muy fuertes. Como pareja apreció en su esposa a la amiga y compañera. Verónica Peñalver de Lepage fue la mujer perfecta para el animal político, pero con méritos propios: fue Procuradora de Menores, Miembro del Consejo de la Judicatura, vocera de los temas de las mujeres, una activista tenaz en la lucha clandestina y hasta el último día compartió la pasión política con su marido.

Octavio Lepage nunca ejerció su profesión de abogado, porque se dedicó en cuerpo y alma a la política. Nació en Santa Rosa, cerca de Anaco. Estudió en Barcelona, donde vivió con unos tíos. Fue el primer secretario de AD en la clandestinidad cuando tenía apenas 24 años. Y se alejó del partido para darle paso a la gente más joven. Sus últimos años los dedicó a reflexionar y a escribir sobre el país.

Vivió la vida intensamente con inteligencia, equilibrio, discreción. Buscó el placer en cada cosa, pero invariablemente sobrio. Siempre tuvo una enorme sensibilidad hacia su entorno.

Me alegra que se le hayan rendido los honores que a otros políticos serios no les rindieron en la Asamblea Nacional. Sus amigos de toda la vida lo despidieron con hidalguía. Carlos Canache Mata en la AN, en el cementerio Marco Tulio Bruni Celli y Alfredo Coronil. La misa fue oficiada por Monseñor Adán Ramírez, quien al terminar la homilía dijo: “Hombres como éste no se lloran, se aplauden”. Salió del cementerio en hombros de sus compañeros de partido, que cantaban el himno de AD. Y el aplauso por el señor Octavio Lepage fue atronador.

@cjaimesb

Murió Octavio Lepage, el último expresidente vivo de Venezuela

lepage

 

La mañana de este viernes 6 de enero se conoció la muerte del expresidente interino de Venezuela, Octavio Lepage, a sus 93 años de edad.

Lepage, oriundo de Santa Rosa, estado Anzoátegui, ocupó el cargo de Jefe de Estado interino en 1993 tras la destitución de Carlos Andrés Pérez y durante la presidencia de Jaime Lusinchi, fue designado como ministro del Interior.

Asimismo, se desempeñó como abogado, actor político y fue uno de los fundadores del partido Acción Democrática.

 

Nov 02, 2016 | Actualizado hace 3 años
En política no se nace aprendido, por Octavio Lepage

política

 

Una joven de mi confianza me emplazó a darle respuesta corta y rápida a una pregunta sobre el acontecer político nacional ¿Por qué la MUD se dispone a participar en el diálogo que ahora reiniciaría bajo el patrocinio del Vaticano? Mi respuesta fue rápida, casi automática: “Porque si no, se derrumbaría el apoyo internacional que hasta ahora la ha acompañado”. El mundo democrático, el mundo civilizado, no habría entendido la negativa a pesar de que desde el punto de vista político interno tendría plena justificación.

En las filas fanáticas del chavismo, llegó a imponerse el criterio de que en Venezuela, si la “revolución” quería tener éxito, habría que aplicar 100% el modelo cubano, con todo y fusilamientos. Sus enemigos eran tan poderosos, encabezados nada menos que por el imperio gringo, que aplastarían la “revolución” en un tiempo más o menos corto. La historia enseña que no fue así, al punto de que terminaron por aceptar la aplicación del modelo cubano adaptado a la circunstancia venezolana. En Venezuela vivimos 40 años en democracia con alternancia en el poder de Acción Democrática y Copei, con libertad de prensa, con levantamientos militares encabezados por jóvenes oficiales en alianza con el Partido Comunista (Carupanazo y Porteñazo), con guerrillas, con terrorismo urbano; sin embargo, no se sacrificó la libertad ni el pluralismo.

Sobre este sustento vivo, reciente, se apoyó Chávez cuando las elecciones le dieron el triunfo en 1999. Su temperamento inocultablemente autoritario, imperativo, triturador de las libertades y de la dignidad humana, en alguna forma, sin embargo, fue domesticado y el país pudo vivir con cierto disfraz democrático.

Por desgracia, ni el modelo original ni el modelo corregido ni el comunismo cubano han dado resultado. En 17 años, pasamos a ser uno de los dos países más arruinados de América Latina, estamos al lado de Haití. Por otra parte, aferrado a extraña e incomprensible ortodoxia, Maduro, lejos de aplicar la autocrítica para corregir fallas y fracasos del modelo, se empeña por el contrario en aplicarlo con más intransigencia e inflexibilidad. El país se muere de hambre y de enfermedades para las cuales no hay medicamentos. Desde Miraflores, Maduro, con los brazos cruzados no hace absolutamente nada para remediar esta situación tan espantosa.

Este es el cuadro político, económico y social en que a la MUD le ha correspondido, por dinámica histórica, asumir la dirección del país. La acompaña un apoyo aplastante de los venezolanos, como se evidenció en las elecciones del 6D y en las gigantescas manifestaciones del 1S y del 26S. La impaciente, la incontrolable aspiración y voluntad de cambio encarnó en el pueblo el reclamo imperioso del Referendo Revocatorio.

La MUD, con Chúo Torrealba a la cabeza, hasta el presente se ha movido con inteligencia y pulcritud. Sin manifestaciones de entreguismo. Es de esperar el transcurso de los días que vienen, Vaticano de por medio, lo que va a permitirnos despejar incógnitas en cuanto a las intenciones últimas y recónditas de Maduro y sus gorilas.

 

Octavio Lepage: “En Venezuela impera una dictadura totalitaria”

@diegoarroyogil

OCTAVIO LEPAGE ES EL ÚNICO EXPRESIDENTE VIVO que tiene el país. Considera que “en Venezuela ha faltado garra y sobra resignación” para enfrentar los abusos de los gobiernos chavistas, a los que compara con la dictadura de Marcos Pérez Jiménez

—Ya que esta entrevista es para la página web de Runrunes, te pido que le saques a Bocaranda el secreto de la eterna juventud y me lo transmitas –dice Octavio Lepage.

—¡Pero usted se ve muy bien! El 24 de noviembre va a cumplir 92 años. ¿Cómo es la vida de un político retirado a esa edad y en Venezuela?

–Es una vida tranquila. Uno después de haber dedicado tanto esfuerzo, tanto tiempo, tantas preocupaciones, tantas angustias, tantas satisfacciones a la lucha por la democracia en Venezuela, debería estar absolutamente tranquilo y feliz, pero por desgracia esta tragedia, este drama que se ha abatido sobre Venezuela no me permite estar tranquilo y mucho menos indiferente. Dreno mis angustias y mi indignación a través de una columna de opinión que reparto exclusivamente por correo electrónico desde hace mucho tiempo. Se llama “Hoja de ruta”. Escribo dos artículos a la semana.

–¿Cuál es su diagnóstico de lo que sucede actualmente en Venezuela?

–En Venezuela impera una dictadura: una dictadura de la modalidad más peligrosa, que es la dictadura totalitaria. El pequeño margen de libertades que todavía existe es una cosa perfectamente calculada para proyectar hacia el exterior una imagen de cierta flexibilidad, pero en la práctica la represión es brutal.

–¿Es una dictadura peor que la de Pérez Jiménez?

–Peor que la de Pérez Jiménez. La de Pérez Jiménez era una dictadura primitiva, de esas que consideran al opositor como enemigo, tratan de acabar con él y cuando menos lo encarcelan durante mucho tiempo. Yo estuve preso 4 años y luego 4 más en el exilio. Nunca fui llevado ante un tribunal, pero tampoco me torturaron. Claro que tuve la suerte de caer preso en el 50, cuando todavía la Seguridad Nacional estaba dirigida por un hombre más o menos civilizado, Jorge Maldonado Parilli, y no había llegado ese psicópata asesino que fue Pedro Estrada, que mató a Leonardo Ruiz Pineda, a Antonio Pinto Salinas, etcétera. Mientras estuve preso en San Juan de los Morros, trasladaron allí a Alberto Carnevali, que había caído. Estaba en el pabellón Hospital, de la Penitenciaría. Había otros 180 adecos encarcelados y pedimos permiso para visitarlo. Nos lo negaron rotundamente. Cuando Carnevali muere, en plena cárcel, nos prohibieron verlo en su lecho de muerte. Una crueldad extrema. Pero la vida nacional, durante el perezjimenismo, seguía con normalidad. En cambio el actual es un gobierno que persigue, inventa delitos, condena con base en documentos amañados y no le importa la opinión pública nacional ni internacional, característica típica de la dictadura totalitaria, como la cubana.

–¿Por qué usted tiene prohibición de salida del país?

–Tengo prohibición expresa desde mayo de 2008 por lo que llaman “la masacre de Yumare”. Yo era ministro del Interior de Jaime Lusinchi. En la época de la guerrilla, el gobierno había creado teatros de operaciones para facilitar la movilización de las Fuerzas Armadas en la persecución de los grupos rebeldes. Uno de esos teatros de operaciones estaba en Yumare y no había sido clausurado porque en los valles cercanos, los valles del río Aroa, seguía operando un pequeño núcleo de resistencia armada que no se había acogido a la conocida política de pacificación. La pacificación permitió que se reintegraran a la vida civil normal muchos de los jefes guerrilleros y dirigentes como Pompeyo Márquez, Teodoro Petkoff, Germán Lairet. Algunos fueron hasta ministros. Manuel Quijada y Lairet fueron hechos presos en el Porteñazo. Sin embargo, Lairet fue ministro de Trabajo de Carlos Andrés Pérez y embajador en Uruguay, y Quijada fue ministro de Justicia con Rafael Caldera. Pompeyo fue ministro de Fronteras, los cinco años del gobierno, también con Caldera. La pacificación fue una cosa real. Ahora, esos guerrilleros de los valles del río Aroa no se habían acogido a la ella y sobrevivían básicamente mediante la vacuna, es decir, pidiéndoles dinero a los ganaderos y agricultores de la zona, quienes, por supuesto, insistían con terquedad ante el gobierno para que se reestableciera la paz en el lugar. Entonces se dio la instrucción de que las fuerzas oficiales salieran a perseguir a ese núcleo de guerrilleros reacios a pacificarse. Iba una columna de la Disip, comandada por el comisario Henry López Sisco, y cuando llegó a la entrada de una colina boscosa, le dispararon. López Sisco fue herido en el abdomen y estuvo entre la vida y la muerte varios meses. Perdió el bazo. Eran 9 guerrilleros y todos fueron muertos en el tiroteo. Ahora dicen que eran unos jóvenes idealistas, unos jóvenes a los que les gustaba la vida bucólica, la vida campesina, que eran poetas… Por lo demás, ningún ministro del Interior tiene una instalación que le permita seguirles la pista a todos y cada uno de los funcionarios policiales dependientes de organismos adscritos a su despacho. Si un policía comete un abuso o un exceso, el ministro no puede pagar por eso.

–Pero cuando alguien ocupa la titularidad de un despacho ministerial, doctor Lepage, es responsable de su funcionamiento.

–Es responsable políticamente, pero no de los abusos de cualquier policía desquiciado. Si así fuese, todos los presidentes estarían en la cárcel.

–Podríamos incluir aquí el caso de Jorge Rodríguez padre, que fue torturado y asesinado mientras usted era ministro del Interior.

–Fue un abuso policial. Yo estoy en mi despacho y me llama Arístides Lander, director de la Disip. Me dice: “Ministro, se nos acaba de morir Jorge Rodríguez en un interrogatorio”. Le pregunto de qué ha muerto y me contesta que de un infarto. Le digo: “Véngase inmediatamente junto con los policías que lo interrogaban y el médico”. Cuando llegaron a verme, les dije que aquello era un embuste. “Se les fue la mano y lo mataron”. Yo ni siquiera me había enterado de que Jorge Rodríguez estaba preso. Delante de ellos llamé de inmediato, por el teléfono interministerial, a José Ramón Medina, que era el fiscal general, y le dije: “José Ramón, aquí tengo a unos funcionarios que quieren hacerme creer que Jorge Rodríguez murió de un infarto durante un interrogatorio. Estoy convencido de que lo mataron en la tortura, así que te ruego abrir una investigación e ir hasta el fondo del asunto”. Esa es la historia.

–Pero el chavismo lo sigue tildando a usted de asesino.

–Y seguirán, de la misma manera en que yo podría llamar a Maduro “el asesino de los 43 estudiantes”. Pero no lo voy a hacer porque él no fue el asesino de esas personas sino las fuerzas represivas. Sin embargo, hay que decir, la naturaleza de este gobierno es perfectamente compatible con esos excesos.

 

“Yo tengo mucha sangre fría, sí. No soy un hombre que se deja arrastrar por sus reacciones elementales”

 

–Fue ministro del Interior tanto de Carlos Andrés Pérez como de Lusinchi. Siempre se ha dicho que ese ministerio es el más difícil, porque requiere de un hombre de sangre fría. ¿Es usted un hombre de sangre fría?

–Yo tengo mucha sangre fría, sí. No soy un hombre que se deja arrastrar por sus reacciones elementales, sino que se controla, razona, piensa, mide las consecuencias de sus actos. No soy un hombre inclinado a la violencia.

–Además de ministro, fue diputado, embajador, incluso presidente encargado de la República, ¿no extraña el poder?

–Creo que sí, pero siempre estuve resignado a no estar en el poder porque creía y creo en la renovación generacional.

–Al morir Ramón J. Velásquez, usted se convirtió en el único expresidente venezolano con vida. ¿Se había dado cuenta?

–Me lo han recordado, y me parece curioso. Yo no estaba consciente de eso. La primera vez que se refirieron a mí como “el expresidente Octavio Lepage” me sentí medio raro. Pero es verdad, yo fui presidente constitucional. Por 15 días, pero constitucional.

–¿Cómo fue ese día de mayo de 1993 cuando destituyen a Pérez y usted asume el control del gobierno?

–No recuerdo los detalles. Yo lamenté muchísimo y consideré una arbitrariedad infinita esa decisión de la Corte Suprema. En ese caso no se administró justicia. Fue una vaina movida por el odio, por ese grupo que animaba lo que se llamó la antipolítica y que gracias a un fiscal vengativo logró una sentencia contraria a Carlos Andrés.

–Habla usted de los llamados Notables, a cuya cabeza estaba Uslar Pietri, y del fiscal Ramón Escovar Salom.

–¿Y de quiénes más?

–¿Cómo se explica que un hombre tan despierto como CAP nombrara como fiscal general de la República a un hombre que él sabía que le tenía rencor?

–Es una muestra de la fibra democrática de Carlos Andrés. Esto se ha contado muchas veces. Seguramente tú conoces la historia pero te la voy a repetir. Todos los lunes, en un desayuno en La Casona, se reunía el presidente con el buró político de Acción Democrática, del cual yo formaba parte. Un día, uno de los puntos a tratar era escoger candidatos para la Fiscalía General. Surgió el nombre de (Rafael) Pérez Perdomo, pero alguien dijo que no porque había sido abogado de Pérez Jiménez. Carlos Canache Mata, por generosidad, por descuido o falta de malicia, tomó la palabra y echó este cuento: “En mi reciente viaje al exterior, pasé por París y allí me invitó a comer el embajador Escovar Salom y me dijo: ‘Mire, Canache, he visto por la prensa que están buscando a un candidato a fiscal. Yo ofrezco mi nombre”. Carlos Andrés escuchó y respondió que no tenía ningún inconveniente. Incluso yo, que estaba distanciado de Escovar desde la época de la resistencia contra la dictadura, voté en favor de su designación. David Morales Bello intervino: “Presidente, usted se va a arrepentir de esta decisión. Ese hombre lo va a enjuiciar”. Profético.

–¿Y qué dijo Pérez?

–Dijo que no, y que iba a nombrar fiscal a Escovar Salom. Y lo nombró.

–¿A qué se debía el distanciamiento de usted con Escovar?

–Cuestión de estilo. Escovar Salom siempre fue demasiado prudente para mi gusto. Cuando yo dirigía la resistencia de AD, lo llamé para unas tareas y lo encontré vacilante. Le dije: “No, chico, tú lo que tienes es miedo. No te busco más”.

–Insisto en esto: ¿cómo fueron sus días como Presidente?

–Normales. Me senté a esperar que el Congreso nombrara al verdadero sucesor de Carlos Andrés. No tomé ninguna decisión importante. Hubiera sido ridículo. Lo que hice fue mantener la formalidad.

–Me gustaría leerle un fragmento del libro Memorias proscritas, donde Carlos Andrés dice algo interesante sobre usted: “Después de destruir la armazón constitucional y de hacer cómplices a AD y a Copei de esa situación, y también a mí mismo, los dos partidos tienen que asumir la responsabilidad de dar una solución sobre quién será la persona que asumirá la Presidencia de la República. Inicialmente se tiene la idea de que el presidente del Congreso, que asumió la presidencia, continuará, pero esto crea dificultades en AD. Será muy difícil que los otros grupos políticos acepten a Lepage como Presidente sustituto. Por lo que me contaron, fue muy traumática la reunión que tuvieron (Luis) Alfaro y otros compañeros con Lepage para hacerle ver que él no terminaría mi mandato, que vendría Ramón J. Velásquez u otra persona como Presidente. Lepage esperaba ser el sustituto definitivo”.

–Eso no es verdad. No voy a elogiarme a mí mismo, pero yo entendí perfectamente bien lo que estaba pasando. Era una gran crisis política. Una crisis política de fondo. Y yo no podía esperar que una crisis que había determinado la renuncia y el enjuiciamiento de Carlos Andrés Pérez, me abriera a mí un camino.

 

“Olvidamos, que además de construir obras materiales, había que fortalecer… y la conciencia de la gente”

 

–¿En qué falló la generación a la que usted pertenece?

–Creo que fallamos al olvidarnos de que, para arraigar y dar frutos, la democracia necesita una tierra abonada. Venezuela era un país muy atrasado económicamente, con un alto porcentaje de analfabetismo, azotado por el hambre y las enfermedades, y nosotros actuamos tácitamente como si Venezuela fuese un país con un mayor desarrollo educativo, cultural y ciudadano. Olvidamos que, además de construir obras materiales, había que fortalecer la capacidad y la conciencia de la gente para que fuese sustento poderoso de la democracia.

–Llegaron al poder y se sintieron guapos y apoyados.

–Solo apoyados.

–¿Cómo se explica que se hayan olvidado de algo tan sustancial?

–Entre otras cosas, por inexperiencia política.

–¿Esa es la explicación de por qué llegamos a la situación actual? ¿Cómo es posible que, a pesar de eso que usted está diciendo, Venezuela se lanzara al abismo y, para colmo, con aires de fanfarria?

–Yo tampoco me lo explico. Creo que los demócratas no actuamos, de forma homogénea, desde el primer día, para cerrarle el paso a la instauración de este modelo totalitario importado desde Cuba. Desde el principio los miembros del chavismo comenzaron a faltar a la Constitución, ¡aprobada por la Constituyente convocada por el mismo Chávez!, y los líderes de la oposición no se enfrentaron resueltamente a ese atropello. Así fue como los “revolucionarios”, entre comillas, ganaron terreno y ocuparon parcelas de poder que no les correspondían.

–¿Hubo un cierto adormecimiento?

–¿Cierto? ¡Hubo un total adormecimiento! ¡Sospechoso adormecimiento!

–¿Por qué sospechoso?

–Porque no se concibe que dirigentes políticos no hayan sido lo suficientemente inteligentes para darse cuenta de lo que estaba en marcha y actuar en consecuencia.

–¿Se refiere a dirigentes adecos?

–Básicamente a dirigentes adecos.

–¿A quiénes?

–No voy a mencionar nombres porque no me interesa. Nosotros, padres de esta criatura, debíamos haber estado más alertas en la defensa de la Constitución y de la estructura del estado democrático. Yo me imagino que habrá gente que pensará que actuar así es lo normal, porque no hubo, desde el principio, un grupo de líderes que hicieran las denuncias correspondientes y con fuerza.

–¿Cómo evalúa la resistencia de la sociedad civil a lo largo de estos casi 20 años?

–La sociedad civil ha hecho una resistencia pasiva. Es muy difícil que la sociedad civil reaccione si los partidos y otros organismos de poder no lo hacen.

–¿Cree que ha faltado garra?

–Totalmente. En Venezuela ha faltado garra y ha sobrado resignación.

–Pero es que la gente tiene miedo de que le quiten la vida, doctor Lepage.

–Y tiene razón, pero en política hay que crear condiciones para que la gente se anime a defender sus derechos. Ahora, si los dirigentes no actúan, es muy difícil que la gente lo haga espontáneamente… Salvo los estudiantes, que lo pagaron caro: 43 muertos en las manifestaciones del año 14.

–¿No le parece que La Salida fue un error?

–En absoluto. Si no hubiera sido porque los estudiantes agitaron la calle, hoy estaríamos peor que antes.

–¡Pero los dirigentes de La Salida prometían tantas cosas! Primero ilusionaron con que esto estaba listo y luego inventaron la Asamblea Constituyente, que no se sabe en dónde quedó, etcétera, etcétera.

–Ellos no prometían nada. Eran posibilidades que proponía un sector particular de la oposición. Lo que exigían era el derecho a manifestar pacíficamente.

–Lo que es innegable es que la unidad es una realidad dentro de la oposición, pese a las diferencias que todo el mundo sabe que existen.

–Sí, Chuo Torrealba ha hecho lo posible por acertar en su conducción de la oposición.

–¿Qué haría si tuviera 30 años?

–Me imagino que estaría con los muchachos.

–¿Va a votar el 6 de diciembre?

–Por supuesto. Aunque las elecciones del 6 de diciembre serán bajo estado de sitio, con amenazas. Eso es lo más atractivo para el Gobierno.

–Hay gente que piensa que no habrá elecciones.

–Sí habrá. El Gobierno las hace porque, aunque no le importa la opinión internacional y mucho menos la nacional, quiere evitar que se diga que esto es una dictadura por la calle del medio.

–¿Saldremos de esta larga crisis por elecciones?

–No sé si saldremos por elecciones, pero en todo caso las elecciones son un paso hacia la solución.

–¿Cuánto costará reconciliar al país?

–Mucho, mucho trabajo. Esta gente, que encontró un país unido, lo ha separado por barreras de odio: odio social y odio político.

–¿Conoció a Chávez?

–Nunca hablé con él. Lo vi en el Congreso el día de su investidura. Hoy lamento no haber tenido el coraje de levantarme y abandonar la sesión. No he debido quedarme. Me lo reprocharé siempre. Era inaceptable que un hombre hablara así en un parlamento. Tenía una actitud insoportable de pedantería, arrogancia e irrespeto a los principios de la democracia. He debido irme en un gesto de protesta individual.

–Sigue usted hablando como ministro del Interior.

–Bueno… –dice Lepage, y lanza una carcajada.

 

 

Yo se donde vive Octavio Lepage y Juan José Caldera por Eduardo Semtei

Mapa

 

Sí señor. Yo sé dónde viven esos señores.  Grandes capitanes de los gobiernos del Pacto de Punto Fijo.  Uno de ellos fue presidente encargado y el otro fue encargado del presidente. Octavio Lepage y Juan José Caldera. Y no solo yo, hay un gentío que sabe la dirección y el paradero de esos viejos dirigentes.  Es que ellos parecen no tener miedo a que la gente sepa donde viven.  Es más, Octavio, conocido como “El Breve” (el cuento es que Lepage sustituyó a Pérez como presidente pensando que iba para largo pero fue corto, mayo y junio de 1993) le encanta, disfruta, le gusta, que los vecinos lo saluden, que le recuerden sus días de gloria.  Lo mismo ocurre con Juan José Caldera que sufre de la manía del saludo “politiquero” vale decir, al encontrarse a alguien en la calle, en la barbería o en el supermercado le recuerda que “tienen una conversación pendiente”.  Total que Lepage como muchos otros dirigentes adecos se acostumbró al saludo, a la asistencia  a parrilladas y a las adecadas, viven en mi memoria las llamadas “navidades blancas” que no eran sino grandes aquelarres, inmensos  festines donde se daban cita los principales dirigentes adecos para bañarse de masas y medir su popularidad. Y los adecos solían, menos que los copeyanos,  recibir a la gente en sus casas y oficinas y en firmar cuantas cartas de recomendaciones le pidieran para cargos, becas, ayudas y demás solidaridades propias de los gobiernos populistas y neopopulistas. Es conocido de todo el mundo que el viejo Alfaro, que en paz descanse,  le firmó a Diosdado y a su hermano José David sendas cartas de recomendación para su ingreso en la Academia Militar.  A bichos malagradecidos.  En aquellos años varios generales eran simpatizantes voluntarios de AD, de Copei y hasta del MAS, dije voluntarios, no como  ahora que los tenientes coroneles, coroneles y generales para seguir ascendiendo tienen que vestirse de rojo y jurar fidelidad a la “revolución”.  ¡Ay Señor! Con esa carta de Alfaro los hermanos Cabello Rondón entraron como empujados por un cañón, como río crecido por conuco. No se olviden que esos hermanos vienen de una familia absolutamente adeca, tanto es así que en la casa de AD en El Furrial, fue donde vivieron y se criaron esos pajaritos que al correr de los años se convertirían en cuervos.  Sigo el cuento, Lepage, Canache,  Álvarez Paz, Eduardo Fernández, Juan José Caldera y la inmensa mayoría de aquellos líderes de Punto Fijo y la llamada IV República les sigue gustando que los saluden en público.  Y se llegan de regocijo cuando alguien los reconoce fuera de las fronteras patrias. Yo he sido personalmente testigo en uno que otro encuentro festivo: cumpleaños, bautizos de libros o de tripones y hasta de asuntos ya no tan festivos como visitas a hospitales y hasta cementerios donde tales personajes reciben el saludo respetuoso y cariñoso de mucha gente.  Nunca he presenciado ni he sabido de ningún acto de repudio de sus vecinos.  Pero ahora me pregunto ¿Y los de la V República?  ¿A qué playa pueden ir libremente que no los piten, los abucheen? ¿En qué vecindario viven que parece siempre ser un ultra secreto, algo privado? ¿Quiénes son sus vecinos?  No conozco a nadie que sepa ni donde desayunan, ni almuerzan, ni cenan, o si van al cine, o al teatro, o al béisbol, o al básquet, o a la playa, o al río. Viven escondidos.  Miedosos.  Hasta en el exterior andan sigilosos, llenos de miedo, que les griten, los acusen, los señalen.  Le tienen miedo a ser fotografiados comprando, turisteando.  Puede ser una vida con dinero, pero esa no es vida. No se atreven a ponerse un traje baño. A meterse en un maratón o en una caminata. Verlos en una piscina: Nunca de los jamases.  Never han sido vistos en toros coleados o en tarimas de carnaval.  Viven una vida oscura. Secreta. Llena de temores y miedos. Errantes. Si fuera cierto que el cariño de las masas se advierte, se siente, se percibe,  precisamente donde las masas pululan, en donde  las masas están,  sería allí entonces, que los poco talentosos del chavismo debían exhibir sus humanidades,  nos preguntamos de seguida ¿Por qué los grandes capitanes del gobierno, los hombres de dos apellidos como Arias Cárdenas o Chacón Escamillo  nunca aparecen en tales sitios,  sino que viven en casas guardadas por esbirros y perros de presa, en camionetas blindadas de vidrios oscuros, en fiestas privadas y secretas en clubes cerrados? Una vaina igual a la vida de Fidel Castro que después de 55 años en el poder nadie sabe en Cuba donde vive el anciano dictador.  Carajo, entre la vida libertaria y hasta facilona, por cierto, sin grandes despliegues de dinero, de riquezas, ni  bienes ostentosos de los cuartarepublicanos y la otra vida secreta, privada, miedosa y escondida de los actuales mandatarios, llenas de riquezas mal habidas, yo, sin lugar  dudas, escojo la libertaria, la libre, la que no tiene que rendirle cuentas a nadie, la que no se ve rodeada de odio y desprecio.  No me lo digan,  lo que ya sé “Quien siembra vientos, recoge tempestades”   Por estas y otras razones parecidas; Canache, Caldera, Lepage, y hasta Claudio Fermín andan bien tranquilazos en cuanto a la política se refiere,  temerosos eso sí,  del  hampa, ese  otro mal que aqueja más a la oposición que al gobierno.  Para esos viejos líderes adecos y copeyanos, y hasta para los masistas, mepistas e incluso comunistas nunca fue problema dónde y cómo vivir después de terminar un gobierno, un período presidencial. Ahora, eso es un verdadero dilema, un desiderátum,  los jerarcas chavistas se preguntan todos los días, sin falta ¿Y si perdemos el gobierno, dónde vivimos, para dónde nos vamos, qué hacemos para no para que no se devuelva el odio?  Es que han hecho tantas marramuncias, tantas maldades, tantas trampas, tantas traiciones, tanto daño, tantas expropiaciones, tantas acusaciones que no conciben la posibilidad de una convivencia en paz.  Tienen el temor que se cumpla aquella maldición que reza así, se lo dijo un hombre sabio a su hijo recién estrenado de ministro “Hijo, todos los amigos que usted haga mientras sea ministro, serán falsos y durarán un instante, ahora, hijo, oiga bien, serán auténticos todos los enemigos que usted haga en ese mismo lapso; verdaderos y eternos”

@ssemtei