Nicaragua archivos - Página 3 de 16 - Runrun

Nicaragua

Nicaragua: Allanan y cierran televisora crítica del gobierno

Las autoridades de Nicaragua allanaron y cerraron las oficinas de una televisora crítica del gobierno, una semana después de allanar oficinas de organizaciones no gubernamentales y un periódico.

Lucía Pineda, director de prensa de la estación 100% Noticias, envió mensajes de WhatsApp a otros periodistas diciendo que el director de la estación Miguel Mora fue detenido durante la redada del viernes por la noche. Simpatizantes del presidente Daniel Ortega habían presentado quejas criminales acusando a Mora de fomentar el odio.

Pineda también dijo que la policía estaba incautando equipo de la estación, que dejó de transmitir. Otros periodistas dijeron que no se pudieron comunicar con ella tras recibir esos mensajes.

El regular nacional de transmisiones televisivas también emitió un comunicado prohibiendo a los operadores de cable que transmitan la señal de la estación.

El 14 de diciembre, la policía allanó cuatro organizaciones no gubernamentales, incluyendo el Centro para Derechos Humanos de Nicaragua, aparte del diario Confidencial. Las autoridades incautaron los bienes de las oficinas. La estación 100% Noticias ya había sido obligada a salir del aire durante varios días en abril, pero se le permitió volver a transmitir.

El presidente Daniel Ortega, de 73 años, ha estado usando mano dura contra las protestas que surgieron en abril, que inicialmente denunciaron un recorte de seguro social pero después pidieron su renuncia.

Al menos 25 personas han muerto desde el inicio de las protestas, y el centro de derechos humanos dijo antes de ser cateado que unas 565 personas han sido encarceladas. Miles de personas han abandonado el país y se han auto exiliado.

Ortega dice que las protestas son parte de un plan de golpe de estado para derrocarlo.

Nicaragua: allanan ONG y medio crítico de Daniel Ortega

LAS OFICINAS CENTRALES DE CINCO ORGANIZACIONES no gubernamentales y de Confidencial, un medio de comunicación crítico que dirige el hijo de la expresidenta nicaragüense Violeta Chamorro, fueron allanadas por la policía luego de que el Parlamento les anuló sus personerías jurídicas.

Los directores de las organizaciones denunciaron las tomas que se produjeron entre la noche del jueves y la madrugada del viernes.

Las instalaciones del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), el Instituto de Liderazgo de Las Segovias, la Fundación del Río, el Centro de Investigaciones de la Comunicación y Popol Na fueron ocupadas por agentes de la policía que se llevaron documentos, computadoras y automóviles.

“Policías antimotines se metieron a las oficinas como ladrones, entraron por el techo, actuaron como delincuentes”, dijo la presidenta del Cenidh, Vilma Núñez, quien desde la noche del jueves había hecho circular un audio en las redes sociales alertando sobre la posibilidad de un asalto a sus oficinas.

El periodista e hijo del mártir de las libertades públicas Pedro Joaquín Chamorro, asesinado en la dictadura de Anastasio Somoza, y la expresidenta Violeta Chamorro, dijo que las acciones son parte de un plan del gobierno contra las organizaciones y medios de comunicación independientes.

“Vinieron a llevarse a la fuerza computadoras, cámaras, documentos, papeles… lo que hicieron fue afectar el trabajo de medios de comunicación independientes para callarnos”, añadió Carlos Fernando Chamorro.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos manifestó el viernes en un comunicado que “expertos en libertad de expresión de la ONU y del Sistema Interamericano manifiestan su condena por los reiterados ataques, allanamientos y formas de censura contra periodistas y medios independientes en Nicaragua y llaman de manera urgente al Estado a cesar toda forma de hostigamiento y persecución”..”La situación de la libertad de expresión en Nicaragua es sombría debido a las agresiones, censura y persecución policial y de elementos parapoliciales contra la prensa”, indicaron Edison Lanza y David Kaye, relator especial de la ONU sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y expresión y relator especial para la libertad de expresión de la CUDH, respectivamente.

Tanto el Cenidh como el resto de las organizaciones fueron despojados de su permiso de trabajo entre el miércoles y el jueves por los diputados del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional, que suman 70 de los 92 escaños del Congreso.

Los argumentos de los diputados oficialistas es que las organizaciones han actuado al margen de la ley y han sido parte de un supuesto golpe de Estado, como ha llamado el gobierno del presidente Daniel Ortega a las protestas sociales que comenzaron en abril contra una reforma al sistema de seguro social y que fueron reprimidas con el saldo de más de 320 personas fallecidas, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Los diputados dieron un plazo de 72 horas a cada organización para presentar documentos, sellos e inventarios, tiempo que no se cumplió. “Denuncio al responsable de este asalto brutal que es el dictador Daniel Ortega, que es el jefe de la Policía Nacional”, aseguró el periodista Chamorro.

Ana María Tello, coordinadora del Mecanismo de Seguimiento para Nicaragua de la CIDH, se presentó en las instalaciones donde se encontraba Chamorro y constató la denuncia.

“Nosotros condenamos esta situación de medidas contra medios de comunicación y ONG. No cabe duda que las acciones demuestran un incremento de hostigamiento importante, lo cual rechazamos”, dijo Tello a los medios.

La exguerrillera Mónica Baltodano, directiva del organismo Popol Na, dijo que lo que busca el gobierno de Ortega es que la población se sienta indefensa.

“Quieren implantar el terror cerrando y asaltando las oficinas de organismos que trabajamos con la población. (Creen que) se va a terminar el malestar de la gente que pide justicia, libertad y democracia; pero se equivocan”, afirmó Baltodano, que fue parte del gobierno de Ortega en los años ochenta.

Contracción de Venezuela, Nicaragua y Argentina frustraron recuperación económica de la región

LA ESPERADA RECUPERACIÓN ECONÓMICA de Latinoamérica se vio frustrada en 2018, un año que será de recesión especialmente para Argentina, Nicaragua y Venezuela, mientras en Estados Unidos el presidente Donald Trump presume del sólido avance de su país.

Tras una previsión inicial de crecimiento para 2018 del 2 %, el más alto desde 2013, las expectativas para Latinoamérica se fueron rebajando hasta llegar a cerca de 1,2 %, una décima menos que el año pasado.

El estancamiento se atribuyó al contexto interno en un año electoral, a la situación en Argentina y las dudas sobre el futuro en Brasil, además de los altibajos de las materias primas, la desaceleración china y la guerra comercial.

“Muchos esperaban un mejor comportamiento en el 2018. Esto sin embargo se fue desinflando”, dijo a Efe el panameño Carlos Eduardo Troetsch Saval, nuevo presidente de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban).

“Los temores de una guerra comercial (China-EE.UU.) afectaron los mercados financieros” y “debilitaron las monedas de muchos mercados emergentes”, agregó Troetsch Saval al apuntar que el alza de las tasas de interés en EE.UU. trajo turbulencias en naciones emergentes como Turquía y Argentina, generando volatilidad cambiaria.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que este año se reportó un comportamiento divergente, con crecimientos notables en República Dominicana (cerca de 6,4 %), Panamá (4,6 %) y Paraguay (4,4 %).

En el otro extremo se ubican Venezuela, con una contracción estimada de entre el 15 y el 18 % y una inflación que rondará este año el 2.500.000 %; Dominica (-14,1 %), que afronta aún los efectos de los huracanes del año pasado; y Nicaragua (-4 %), que ostentó una robustez económica del 4,9 % en 2017 pero cayó tras la crisis política que estalló en abril.

A ellos se suma Argentina, que se contraerá cerca del 2,6 % debido al periodo de inestabilidad financiera que le llevó a sellar un acuerdo millonario de asistencia con el FMI, bajo el cual se comprometió a una fuerte ajuste fiscal.

La rebaja de expectativas se extendió a Uruguay (2 %) y Ecuador, que pasará de un avance de 2,4 en 2017 a cerca del 1 % este año, ante el viento en contra que representó la consolidación fiscal.

Brasil, la mayor economía regional y cuya proyección se rebajó a 1,4 % para 2018 tras un año de incertidumbre política que culminó con la elección como presidente del ultraderechista Jair Bolsonaro, quien se espera que implemente un programa favorable al mercado.

México, con un crecimiento previsto de 2,1 %, también muestra un estancamiento en medio de dudas por el nuevo Gobierno, presidido por el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, pese a que se redujo la incertidumbre comercial tras la firma de un nuevo acuerdo con Canadá y Estados Unidos, conocido como T-MEC.

Sin embargo, “hay una percepción de un deterioro en la política fiscal, en un momento de alta inflación y una política monetaria restrictiva”, explicó a Efe Luiz Eduardo Peixoto, economista del BNP Paribas para Latinoamérica.

Mientras, Colombia fue una de las pocas naciones donde mejoraron las previsiones, hasta un 2,7 %, tras el triunfo en las elecciones presidenciales del derechista Iván Duque, que se cree que dará un impulso fiscal en 2019.

A pesar de la situación, “el comercio intrarregional seguirá creciendo durante 2018”, afirmó a Efe el secretario general de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), Alejandro de la Peña Navarrete, al señalar que se proyecta que las exportaciones intrarregionales aumenten 13,2 % respecto a 2017, superando las exportaciones hacia afuera de la región (+10,6 %).

“Esto es muy importante en tanto que la participación de China en Latinoamérica es cada vez mayor, compitiendo principalmente con el comercio de manufacturas regionales”, sostuvo.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el FMI calculan que Suramérica avance 0,7 % este año, con crecimientos en Bolivia (4,3 %), Chile y Perú (4 %).

Mientras en Centroamérica se prevé un 2,8 %, 5 décimas menos de lo inicialmente pronosticado; y en el Caribe la actividad sigue recuperándose ante el aumento del turismo gracias al sólido crecimiento de Estados Unidos.

Sobre EE.UU., los organismos mantienen la proyección de crecimiento de 2,9 %, tras el 2,2 % de 2017, pero creen que se moderará en 2019, cuando comiencen a verse los efectos de la guerra comercial con China y se diluya el impulso del estímulo fiscal de Trump.

HRW advirtió de un empeoramiento de los derechos humanos en Latinoamérica

EL DIRECTOR PARA LAS AMÉRICAS DE LA ONG Human Right Watch (HRW), José Miguel Vivanco, dibuja un oscuro presente para los derechos humanos en Latinoamérica y advirtió sobre su “empeoramiento” en el futuro cercano.

“Se viene un periodo complejo, entramos en una etapa compleja, difícil, aún más difícil que la que hemos enfrentado desde el punto de vista de los derechos humanos”, asegura Vivanco en una entrevista con Efe tras concluir en Nueva York unas jornadas de reflexión de su ONG.

En su conversación, Vivanco desgrana los que a su juicio son los problemas más graves que afrontan muchos de los países de la región, aunque dejó claro que existen realidades “muy distintas” en Latinoamérica.

“Entre las cuestiones que son preocupantes, lo primero que me parece necesario destacar es el tema de la inseguridad, el crimen organizado y la criminalidad”, asegura el responsable de HRW, que hace hincapié en lo duro de su trabajo, “donde normalmente, lo usual es perder, no ganar”.

Para Vivanco, muchas veces, la respuesta a esta inseguridad que, “en distintos grados”, preocupa a toda la zona, “es la mano dura, y con argumentos demagogos de que el incremento de penas, la militarización de la policía o el descenso de la edad penal” contribuyen a su mejora.

Desde HRW consideran que estas medidas son “una fuente de abusos casi inagotable”, con un aumento de “la brutalidad y prácticas como la tortura, ejecuciones y cárceles repletas de procesados sin condena”.

El responsable para la Américas de HRW advirtió de que esto constituye “un problema muy serio” en países como México, Brasil o en Venezuela, país este último “con las tasas de homicidios y de delitos violentos más alta”, así como en Centro América, por el problema de la “violencia brutal” de las maras en Honduras, El Salvador o Guatemala.

“Frente a esto, muy pocos países han encontrado una respuesta profesional y que genere confianza sin que signifique más violaciones”, subraya.

Vivanco, para quien “lo que empuja (a un trabajador humanitario) es un elemental principio de solidaridad con los más vulnerables”, va más allá y cree que otro grave problema en la zona es el “surgimiento de gobiernos civiles populistas” como el de Nicolás Maduro en Venezuela y el de Daniel Ortega en Nicaragua.

“Venezuela y Ortega ven en Cuba un modelo y caminan abiertamente en esa dirección. La clave es impedir que se consoliden dictaduras propias de los 70. Aún no lo han logrado, pero están muy cerca de hacerlo”, dice, antes de acentuar que en solo tres meses de represión en Nicaragua en 2018 murieron más del doble de personas que en Venezuela en los últimos años.

El directivo chileno de HRW sostiene que la opinión pública debe entender que en la lucha por la defensa de los derechos humanos no puede haber un “doble rasero”, insistiendo en que hay que perseguir las violaciones tanto en países con gobiernos de derechas como de izquierdas, populistas o con legitimación popular.

“Todos tienen que estar sujetos a las mismas reglas, si uno hace la vista gorda hacia algunas violaciones, ese es probablemente el principal cáncer contra el avance de los derechos humanos a nivel global”, sentencia.

Además de los “fenómenos extremos” de Venezuela o Nicaragua, Vivanco advierte contra el surgimiento de “líderes populistas fundamentalistas” en “los países más grandes”, como el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y el brasileño Jair Bolsonaro, a quienes acusa de no tener “conciencia de respetar las reglas del juego democrático”.

“Están convencidos de que su sola presencia y el ejercicio del poder les permitirá abordar los graves problemas de esos países”, agrega Vivanco: “El ciudadano está en la indefensión total y expuesto al ejercicio arbitrario del poder”.

Otras cuestiones denunciadas por HRW en la región es la violencia de género o la persecución de periodistas y minorías, como los indígenas o la comunidad LGTBI.

Desde “el punto de vista jurídico y de las políticas públicas, cada vez se progresa más en el respeto y los derechos de la comunidad LGTBI”, pero apunta que “esto aún va acompañado de incidentes de violencia y discriminación muy serios y muy graves”.

Asimismo, agrega: “Los indígenas no han logrado, lamentablemente, los avances de la comunicad LGTBI y siguen siendo en muchos de nuestros países los más pobres”.

Más allá de estas malas prácticas y violaciones, Vivanco pone en valor al actual presiente peruano, Martín Vizcarra, por “restablecer los principios de la lucha contra la corrupción”, o al presidente ecuatoriano, Lenin Moreno, por sus esfuerzos “notables” y “por mejorar las condiciones de los derechos humanos y para restablecer los derechos democráticos que fueron pisoteados por (su antecesor) Rafael Correa”.

Finalmente, Vivanco también resalta el caso de Costa Rica, que para el directivo de HRW “sigue siendo un importante aliado en la promoción de los derechos humanos”

Nicaragua autoriza el ingreso de venezolanos sin necesidad de visa

La Embajada de Venezuela en Managua informó hoy a la comunidad venezolana residente en Nicaragua que el Gobierno del presidente Daniel Ortega decidió cambiar el estatus migratorio de los venezolanos para que los ciudadanos de ese país puedan ingresar sin la necesidad de visa.

A través de una circular, el embajador venezolano en Managua, José Francisco Arrúe, explicó que el Gobierno nicaragüense informó que los venezolanos pasaron de categoría migratoria C, visa consultada, a categoría migratoria A, es decir, que quedan exentos de visa.

Los venezolanos, según el texto oficial, gozarán de las disposiciones especiales contenidas en el Convenio de Creación de la Visa Única Centroamericana para la libre movilidad entre Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua.

El Gobierno nicaragüense precisó que los venezolanos podrán ingresar al país por un período de 90 días, prorrogables hasta cumplir 180 días, señaló la embajada venezolana en la circular filtrada a los medios.

La disposición 006-2018, aprobada por las autoridades nicaragüenses, entró en vigencia de inmediato, continuó la legación diplomática.

La noticia se confirma luego de conocerse que la línea aérea Conviasa reactivará los vuelos entre Caracas y Managua.

El pasado 23 de octubre, el Gobierno de Nicaragua anunció que la línea aérea Conviasa (Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos) conectará Caracas con Managua, en fecha que no precisó.

Conviasa ofrece boletos a países del Caribe, Suramérica, Europa y Estados Unidos.

Nicaragua y Venezuela mantienen relaciones estrechas desde que el mandatario Daniel Ortega retornó a la presidencia en 2007.

Ortega es el principal aliado político y económico del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en Centroamérica, y lo fue de su predecesor, el fallecido Hugo Chávez.

Informe Otálvora: EEUU unificaría política hacia Cuba, Nicaragua y Venezuela
Juan Carlos Varela y el Secretario de Estado de EEUU Mike Pence el 18OCT18 en el Palacio de las Garzas, Panamá. Foto: Departamento de Estado EEUU

 

“Migración forzada” fue el concepto utilizado por Eduardo Stein, el representante especial conjunto de Acnur y OIM, para referirse a la masiva migración de venezolanos hacia los países vecinos. Stein quien fue designado por los dos organismos de la ONU para coordinar las acciones internacionales para los refugiados y migrantes venezolanos, visitó el 15OCT18 el departamento colombiano de Norte de Santander para conocer de primera mano la situación del flujo de venezolanos y la atención que reciben.

El uso del término “migración forzada” por parte de Stein tiene una connotación de alta relevancia polìtica ya que contradice la posición oficial del regimen chavista según la cual la salida de los venezolanos sería una “migración voluntaria”.

La definición de migrantes forzados, según la Organización Internacional de Migraciones OIM, se corresponde con quienes abandonan su país escapando de “persecución, conflicto, represión, desastres naturales y provocados por el hombre, degradación ecológica y otras situaciones que pongan en peligro su vida, su libertad o su forma de subsistencia”. Stein, quien fue canciller y vicepresidente de Guatemala, igualmente fue en la década de los años noventa un funcionario de la propia OIM. Stein al calificar la migración venezolana como “forzada” estaba utilizando la definición oficia que apunta al gobierno Maduro como responsible de la salida masiva de venezolanos.

**

El gobierno de EEUU comienza a presentar a los regímenes de Venezuela y Nicaragua como casos distintos pero análogos. El 18OCT18, el Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, visitó Panamá para un encuentro con el presidente Juan Carlos Varela y la vicepresidente y canciller Isabel de Saint Malo. Según la version oficial del Departamento de Estado uno de los temas tratados fue “el restablecimiento de la democracia en Venezuela y Nicaragua”. En la agenda del gobierno estadounidense el tema “Venezuela” se estaría conectando, a los efectos de su análisis y para definición de políticas, con el tratamiento hacia Cuba y Nicaragua.

La perspectiva del Secretario de Estado Pompeo se suma a la posición del asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca John Bolton, sobre ese enfoque hacia Latinoamerica. Englobar la política de mano dura contra el regimen cubano con las acciones sobre los gobiernos de Nicolás Maduro y Daniel Ortega pareciera una tendencia que gana cuerpo. La puesta en marcha de ese esquema se vería reforzada con la designación del cubanoestadounidense Mauricio Claver-Carone como responsible de los asuntos del hemisferio occidental en el Consejo de Seguridad Nacional y la más reciente incorporación de Kimberly Breier como secretaria de Estado Adjunta para el hemisferio occidental. En el alto gobierno estadounidense se estaría conformando un equipo, tanto en la Casa Blanca como en el Departamento de Estado y el Departamento del Tesoro, orientados hacia una línea dura contra los gobiernos castrocomunistas de la región.

**

Donald Trump tardó casi la mitad de su mandato para ocuparse de designaciones relevantes en el Departamento de Estado lo que, a juicio de analistas que siguen desde Washington la política exterior hacia el continente, habría dificultado concretar una orientación que reemplace la seguida por el gobierno de Barack Obama. La renuncia de la representante de EEUU en la ONU, Nikki Haley, dejó en evidencia además que la rápida rotación de caras que Trump ha impuesto en la Casa Blanca también opera en su polìtica exterior. Haley se había convertido en una pieza relevante de la diplomacia de EEUU más allá de los límites del edificio de la ONU y con una especial dedicación a las crisis de Venezuela y Nicaragua.

La agencia de noticias EFE distribuyó el 17OCT18 un reportaje fechado en Washington según el cual EEUU se apronta a incrementar su presión sobre Cuba como respuesta al papel que el regimen castrista cumple en Venezuela como proveedor de servicios de espionaje y de asistencia militar. Todo indica que la información divulgada por EFE procede de la Casa Blanca donde el asesor de seguridad nacional John Bolton pareciera campear a sus anchas,

**

Faltando una semana para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales brasileñas, pareciera existir una clara tendencia a favor del candidato Jair Bolsonaro derrotando a Fernando Haddad el candidato de Lula da Silva.

Las encuentas conocidas afirman que Bolsonaro supera a Haddad en todas las regiones del país. Una encuesta levantada los días 12 y 13OCT18 por la empresa RealTime Big Data para la televisora evangélica RecordTV asignó a Bolosnaro el 59% de los votos válidos. Una semana después, la misma empresa liberó una nueva medición, con una muestra de 5000 entrevistados que dió 60% a Bolsonaro.

La encuestadora Ibope, contratada por el diario O Estado de Sao Paulo divulgó el 15OCT18 los resultados de su encuesta nacional otorgandole 59% de los votos válidos a Bolosnaro.

**

En mediciones a nivel estadal realizadas por Ibope, finalizadas el 17OCT18, la cifras de Bolsonaro en las tres principales concentraciones electorales, los estados de Sao Paulo, Río de Janeiro y Minas Gerais, son de 63%, 65% y 62% de los votos efectivos. Según estas mediciones, en el Distrito Federal que incluye a Brasilia y a sus ciudades satélites, el 70% de los encuestados que afirmaron que irían a votar aseguraron que  lo harían por Bolosnaro.

La encuesta realizada por la empresa Datafolha concluída el 18OCT18 le dió  a Bolsonaro el 59% de los votos válidos. Según Datafolha, el nivel de rechazo al candidato de Lula llegó a 54% superior incluso al rechazo que genera el “odiado” Bolosnaro quien es descartado por el 48% de los electores.

Salvo que se produzca un poco probable terremoto electoral siempre posible en el mundo politico, Jair Bolsonaro ganará las elecciones del 28OCT18. El ciclo politico brasileño marcado por el dominio del izquierdista Partido de los Trabajadores desde el año 2002 estaría llegando a su fin.

**

Los intentos de la cancillería brasileña y del gobierno de Evo Morales para reactivar Unasur fracasaron. El 20AGO18, el canciller brasileño Aloysio Nunes y quien ejercía como canciller boliviano Fernando Huanacuni Mamani, acordaron abrir consultas para convocar a una reunión a mediados del mes de septiembre para explorer posibles acuerdos entre los doce miembros del club de gobiernos suramericanos. Explorar los términos para la designación de un nuevo secretario general que ocupe el cargo vacante y definer un plan de trabajo eran los temas que Brasil y Bolivia llevarían a esa reunión que tendría como sede a Montevideo. La iniciativa murió ante la indiferencia general de los gobiernos involucrados y el retiro ya oficial de Colombia del organismo. Con las elecciones en Brasil en puertas, la cancillería brasileña optó por suspender  las gestiones anunciadas por Nunes en su visita a Bolivia a mediados de agosto.

@ecotalvora 

Diario Las Américas

CIDH evaluará crisis de Venezuela en cuatro audiencias

LA CRISIS EN VENEZUELA, la violencia de las protestas en Nicaragua y la lucha contra la corrupción en Guatemala centrarán las audiencias que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) celebra a partir de este lunes primero de octubre en el municipio estadounidense de Boulder, en Colorado.

Durante su 169 periodo de sesiones, que se desarrollará en la semana del 1 al 5 de octubre, la comisión realizará tres audiencias de “oficio”, es decir, convocadas por iniciativa propia.
Una de esas sesiones analizará el papel de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) en la lucha contra la corrupción y su impacto en los derechos humanos, reseñó Efe.
Esa sesión, que se celebrará el lunes, llega un mes después de que el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, anunciara que no prorrogaría el mandato de la CICIG, que expira en 2019, y ordenara prohibir la entrada al país del jefe de la comisión, el abogado colombiano Iván Velásquez.
Las otras dos sesiones que la CIDH convocó voluntariamente están relacionadas con Venezuela: la primera estudiará la situación de las personas privadas de libertad, mientras que la segunda evaluará si se están respetando los derechos humanos de los migrantes y refugiados venezolanos.
En declaraciones a Efe, el director del centro de análisis Diálogo Interamericano, Michael Shifter, destacó la relevancia de la CIDH como “referente” del sistema interamericano de derechos humanos y valoró positivamente que el organismo aborde la crisis en Venezuela, que tiene gran impacto en la región.
“Si bien es cierto que los abusos masivos de derechos humanos del régimen venezolano ya han sido bien documentados, es crucial que la CIDH siga su esfuerzo serio y profesional para llamar la atención al deterioro notable de las condiciones del país. Ha sido su tarea por muchos años frente a otras dictaduras de la región”, subrayó.
En febrero, la CIDH publicó un informe en el que llamaba la atención sobre el “profundo” deterioro de los derechos humanos en el país y hacía 76 recomendaciones al Estado, al que urgía a acabar con las detenciones arbitrarias, las torturas y el uso de la violencia sexual contra los privados de libertad.
En ese reporte, el organismo mencionaba el impacto de la crisis en grupos especialmente vulnerables, idea sobre la que profundizará en las audiencias.
En concreto, la comisión valorará el efecto de la crisis en las personas mayores y el colectivo Lgtbi (Lesbianas, gais, transexuales, bisexuales e intersexuales); y en otra sesión analizará la situación humanitaria y los “mecanismos de control social” en Venezuela, según figura en el calendario.
Por otro lado, el organismo prestará atención a la crisis en Nicaragua, donde las protestas contra el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, han dejado desde abril 322 muertos según datos de la propia CIDH, aunque algunos grupos cifran en 512 las víctimas mortales y el Ejecutivo solo reconoce a 199.
El martes, la comisión recibirá denuncias sobre “represión y violencia” en el contexto de esas revueltas y, además, estudiará la situación de los defensores de derechos humanos, que aseguran haber sufrido detenciones arbitrarias y tener dificultades para acceder al sistema judicial.
La CIDH ha jugado un papel fundamental en la crisis a través del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) que respaldó el diálogo nacional, actualmente suspendido, y mediante el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que apoya las investigaciones de los hechos.
En los últimos meses, el Gobierno de Ortega se ha encerrado en sí mismo al expulsar al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y restringir el acceso a la CIDH.
Este mes, el Ejecutivo nicaragüense no respondió a la solicitud que formuló el comisionado de la CIDH, Joel Hernández García, relator de las personas privadas de libertad, para visitar cárceles en Nicaragua.
En total, la CIDH mantendrá 37 audiencias públicas, entre ellas 4 sobre Perú, 4 sobre Venezuela, 3 sobre Colombia, 3 sobre Guatemala, 3 sobre El Salvador y otras 3 sobre Estados Unidos (EEUU).
Habrá dos sesiones de cada uno de estos países: Honduras, Ecuador, México, Bolivia y Nicaragua; así como una sesión de Cuba, otra sobre República Dominicana y una última sobre Panamá.
Es la primera vez que la Comisión, organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), realiza sus audiencias en Eeuu, pero lejos de su sede en Washington.
Asamblea General de las Naciones Unidas en tiempos de Trump

 

 

DONALD TRUMP NO ES MUY FAN DE LAS NACIONES UNIDAS, que a partir del 25 de septiembre celebran su Asamblea General en Nueva York.

En una ocasión se refirió a la ONU como “un club en el que la gente se reúne, habla y pasa un buen rato” y cree que sus gastos están “totalmente fuera de control”.
El presidente estadounidense aprovechó el año pasado su estreno en la Asamblea General para amenazar con la aniquilación al líder norcoreano, Kim Jong Un, despertando en todo el mundo el temor a una guerra. Este año, el conflicto con Corea del Norte seguirá presente, pero desde un punto de vista muy diferente después de que Trump celebrase una histórica cumbre con Kim y de que este se comprometiese a desnuclearizar su país.
El presidente surcoreano, Moon Jae In, informará el lunes a Trump sobre su última reunión con Kim. Aunque el debate de la Asamblea General comienza oficialmente el martes, el lunes ya habrá encuentros de alto nivel.
Hay convocada una cumbre sobre la lucha contra las drogas y Trump ofrecerá una recepción a los jefes de Estado y de Gobierno. El martes arrancan los discursos de los líderes ante la ONU, que se prolongarán hasta el 1 de octubre.
Como es tradición, el primero en hablar será el presidente de Brasil, en esta ocasión Michel Temer, que dejará el puesto tras las elecciones del 7 de octubre. Inmediatamente después intervendrá Trump y ese mismo día también subirán al estrado el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, el iraní Hassan Rohani y la primera ministra británica Theresa May.
Entre los líderes latinoamericanos estará el martes el argentino Mauricio Macri, que llega con su país sumido en una crisis económica e intentará aprovechar la ocasión para tejer nuevas redes de contención e intentar mantener una reunión con Trump. También hablará ese día el mexicano Enrique Peña Nieto, que a final de año pasará el testigo a Andrés Manuel López Obrador.
Entre las caras nuevas estarán el miércoles el colombiano Iván Duque y el jueves el español Pedro Sánchez, quien llegó al Gobierno en junio tras una moción de censura. También se espera que se estrene ante la Asamblea General el nuevo presidente cubano, Miguel Díaz-Canel.
No está claro si viajará a Nueva York el presidente venezolano, Nicolás Maduro, cuyo país está en el foco de la atención internacional por la crisis política y económica y el éxodo de venezolanos hacia otros países. Maduro afirmó recientemente que está evaluando las condiciones de seguridad antes de confirmar si viajará a Nueva York. “A mí me tienen en la mira para matarme”, dijo.
La situación de Venezuela será una de las principales cuestiones latinoamericanas que sobrevolarán la Asamblea General.
El presidente colombiano, Duque, pedirá que se cree un fondo multilateral para atender la crisis que vive la región por el éxodo de venezolanos. Además, Duque podría firmar en Nueva York junto a Macri y los presidentes de Chile, Paraguay y Perú una petición que se presentará ante la Corte Penal Internacional para que abra una investigación por crímenes de lesa humanidad contra Venezuela.
En cuanto a Nicaragua, sumida en una grave crisis política con casi 500 muertos, su presidente, Daniel Ortega, expresó su intención de asistir al cónclave de la ONU, aunque su presencia no ha sido confirmada.
En la lista oficial de la Asamblea figura como uno de los últimos oradores el día 26 y los nicaragüenses residentes en Estados Unidos están preparando una protesta en su contra ante la sede de la ONU.
En cuanto a Trump, el miércoles presidirá además una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU. El plan era que esta girase en torno a Irán y los supuestos peligros que entraña este país, pero la Casa Blanca lo ha puesto en duda.
Tras la controvertida decisión de Trump de retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán, esta cuestión será “el tema dominante” para el presidente estadounidense, dijo el experto Richard Gowan, del Centro de Investigaciones Políticas de la Universidad de Naciones Unidas.
Pero, ¿estará dipuesto Trump a enfrentarse a la vista de todo el mundo con aliados como Francia o Reino Unido? En lugar de eso, el Consejo de Seguridad podría centrarse en el desarme nuclear a nivel global. También es posible que Trump y los integrantes de su delegación intenten abordar a puerta cerrada y al margen de la Asamblea General un plan de paz para Cercano Oriente.
Sí así fuera, habría que ver si trasciende algo a la opinión pública. Todas las vistas estarán puestas en el discurso del presidente estadounidense, aunque este año ya no sea el primero. “La pesadilla de todos es que se comporte como en la OTAN, acuse a otros países de no aportar suficiente dinero a la ONU y amenace con reducir su contribución”, apunta Gowan.
Estados Unidos sigue siendo el mayor contribuyente de la ONU. El año pasado, Trump exigió reformas y recortes que en parte se han puesto en marcha o al menos están planificados.
Gowan cree que el secretario general de la ONU, António Guterres, y la embajadora estadounidense ante el organismo, Nikki Haley, han conseguido convencer a Trump sobre ese tema. “No creo que Trump conozca los detalles sobre esas reformas, pero puede presentarlo como una victoria”, señala.
Pero Estados Unidos no sólo se ha posicionado contra la mayoría de los miembros de la ONU en la cuestión de los costes, sino también en otros muchos temas, como el pacto nuclear con Irán o el acuerdo climático, en los que ha generado un bloqueo.
Estados Unidos está perdiendo su “poder blando”, dijo recientemente Guterres en una entrevista con “The Atlantic”. Eso podría tener graves consecuencias, advirtió, ya que “no hay forma de resolver la mayoría de los problemas mundiales sin Estados Unidos”.
Para Gowan, en la era Trump el debate de la Asamblea General de la ONU ya no es lo que era. “Antes había esa sensación de que la Asamblea General era un momento en el que se tomaban decisiones”, recuerda. “Ahora todos están a la defensiva. No parece que nadie tenga planes ambiciosos para la Asamblea, se trata solo de salir vivo”.