Lenín Moreno archivos - Runrun

Lenín Moreno

Gobierno de Maduro busca sacar provecho a protestas en América Latina
Expertos en materia internacional coinciden en que Venezuela no es el responsable directo, pero alienta manifestaciones en países donde la izquierda es oposición

 

@franzambranor

 

En Chile fue por el aumento del precio del boleto de Metro, en Ecuador por el incremento del transporte y en Perú fue por la disolución del Congreso. Tres protestas apenas en el mes de octubre. Todas contra gobiernos a quienes el chavismo considera adversarios.

“Ustedes me entienden. Todas las metas las estamos cumpliendo una por una, el plan va en pleno desarrollo. Vamos mejor de lo que pensábamos”, dijo Nicolás Maduro el domingo 20 de octubre en el cierre del I Congreso Internacional de Comunas.

El presidente de la Asamblea Nacional y presidente interino Juan Guaido responsabilizó a Maduro de las manifestaciones en territorio sudamericano. “Es evidente que Maduro es un incapaz y no puede controlar la producción petrolera en Venezuela, pero sí tiene la capacidad de financiar, a través del oro que extrae del arco minero, a grupos para generar violencia y desestabilizar la región”. 

El politólogo y profesor universitario Miguel Ángel Martínez Meucci dijo que existe la posibilidad de que el chavismo esté involucrado en las recientes protestas.

“Ello no quiere decir que el chavismo causa las protestas, sino que operaría como uno más dentro de un conjunto de elementos que, en alguna medida, contribuyen a configurar el tipo de movilizaciones que finalmente tienen lugar. La lógica de la acción colectiva que se desarrolla en acciones de este tipo difícilmente responde a la voluntad de un único actor”, dijo Martínez Meucci.

 

La internacionalista Elsa Cardozo sostuvo que el discurso de Maduro alienta las manifestaciones y sugiere que todo obedece a un plan trazado en Caracas. 

“Se han ventilado algunas evidencias de injerencia que deberán examinarse con la necesaria atención, pero sin duda el aliento es explícito. Por otra parte, se quiere transmitir la impresión de influencia decisiva en un momento en que el régimen venezolano está muy deslegitimado y, si bien convocó a una disminuida concurrencia del Foro de Sao Paulo en Caracas, no tiene representación alguna entre los progresistas del Grupo de Puebla”, indicó Cardozo. 

La protesta es un derecho

La protesta pacífica como manifestación de desacuerdo social está contemplada en todas las constituciones de los países democráticos del mundo y para expertos en materia internacional es un derecho irrefutable. 

“Las protestas son válidas para quienes las organizan e inválidas para quienes están en contra. Todas las protestas en el mundo tienen un componente organizativo y un componente espontáneo”, dijo el politólogo y experto en materia internacional, Ángel Álvarez.

“En cada caso existen malestares sociales que obedecen a la realidad concreta de cada país, así como actores políticos organizados que orquestan, al menos parcialmente, los mecanismos de protesta”, indicó Miguel Ángel Martínez.

“Son protestas por razones y con propósitos declarados muy diversos que en principio las validan: desde las de Perú, que fueron, por rechazo a la corrupción, contra el Congreso y su negativa a despolitizar la selección de magistrados del Tribunal Constitucional hasta las de Ecuador y Chile, contra medidas de ajuste de bienes y servicios críticos para la población anunciadas por el poder ejecutivo. La gran objeción sobre la validez de cada una aparece en estos dos últimos casos, en los que en nombre de una legítima demanda ciudadana se atenta contra la institucionalidad democrática”, dijo Elsa Cardozo. 

 

Argentina: la casa que podría desaparecer 

 

La izquierda mete la mano 

La internacionalista Elsa Cardozo sostuvo que tanto en Chile como en Ecuador los movimientos de izquierda adversos a los gobiernos de Sebastián Piñera y Lenín Moreno han aprovechado para levantar la voz. 

“En los dos ha habido aliento explícito de líderes de izquierda para aprovechar la protesta como confirmación del fracaso de los gobiernos de y, justificando la vandalización  y alentando el desvío de los medios y canales institucionales para afrontar las dificultades”, dijo Cardozo. 

 

“Cuando un gobierno es de izquierda la derecha protesta y cuando es de derecha, la izquierda lo hace, eso es así no solamente en América Latina, sino que también en Estados Unidos y Europa, porque en eso consiste la política”, indicó Ángel Álvarez.

Para Miguel Ángel Martínez Meucci la protesta se desvirtúa cuando se desvía de sus verdaderas exigencias y comienza la injerencia de otras instancias.

“El hecho de que legítimos reclamos populares se vean entremezclados con acciones violentas y agendas de poder de actores políticos vinculados al Foro de Sao Paulo complica el modo en que dichos reclamos pueden ser gestionados por los respectivos gobiernos”, dijo Martínez Meucci . “Lo que debería ser un tratamiento a demandas populares termina incorporando un elemento de defensa contra lo que se percibe como injerencia exterior. El FSP propicia así una creciente polarización política en el hemisferio que debilita las posiciones de centro y los grandes consensos nacionales dentro de cada país. Así, cabe esperar mayor conflictividad y zozobra intraestatal e interestatal en nuestro hemisferio”, añadió Martínez Meucci, experto en conflicto político y procesos de pacificación.

Posible reacomodo de fuerzas 

Para Ángel Álvarez, las manifestaciones de rechazo a los gobiernos de Ecuador y Chile, así como las protestas en Argentina en septiembre 2019 solicitando un aumento del salario mínimo,  podrían ocasionar un viraje en la geopolítica del hemisferio.

Los argentinos acaban de elegir en segunda vuelta el pasado domingo 27 de octubre al peronista Alberto Fernández eligió como su presidente, en reemplazo de Mauricio Macri.

“Estamos en países donde se están haciendo elecciones y hay partidos polarizados tanto a la izquierda como a la derecha. Los gobiernos de derecha privilegian los ajustes económicos, lo cual conduce a una insatisfacción de un sector importante de la población. Los gobiernos de izquierda priorizan políticas regulatorias que generan inflación y muchas veces corrupción lo cual también genera insatisfacción de un sector de la población. De forma tal que hay un ciclo de surgimiento de unos gobiernos y decaimiento de otros. Tuvimos una ola de izquierda a comienzos de 2000, esa ola se agotó y vuelve a la palestra la derecha y por consiguiente surgen problemas económicos importantes con la implementación de ajustes económicos neoliberales. Es un ciclo difícil de cerrar en economías altamente vulnerables y afectadas por su vinculación al mercado internacional con estados débiles¨, dijo Álvarez.

“Hay una lucha dentro y fuera de los gobiernos, por la preservación de la democracia: el final del ciclo de bonanza, el fracaso económico de los llamados progresismos, las expectativas insatisfechas por quienes llegaron al poder para reemplazarlos, la estela de debilitamiento de los compromisos de protección de los derechos humanos y la democracia sometidos a la alta presión de la crisis venezolana, con su fuerte impacto material y humano en el vecindario”, sostuvo Cardozo.

Para Cardozo, todas las acciones que se están llevando a cabo en agenda diplomática a nivel del Foro de Sao Paulo y en las calles con protestas no terminarán por darle un carácter de legitimidad al gobierno de Venezuela, que a su juicio puede ser uno de los objetivos de Maduro. “Todo lo contrario”, puntualizó.

Moreno llama

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, tildó este lunes de “asno” al gobernante venezolano, Nicolás Maduro, y le culpó de estar detrás de los actos violentos durante las últimas manifestaciones sociales desatadas contra un aumento del precio de las gasolinas, que finalmente tuvo que derogar.

Durante un encuentro con dirigentes sindicales, Moreno insistió, sin dar pruebas, de que sospecha de que la financiación de las acciones violentas durante las protestas entre el 3 y 13 de octubre, provino del oficialismo venezolano.

“No nos llega a asombrar la alegría de (Diosdado) Cabello (el número dos del chavismo venezolano), la alegría del asno que gobierna venezuela (Maduro), la alegría de (Rafael) Correa; definitivamente era porque las manos se habían metido acá”, apuntó Moreno en declaraciones reproducidas por el canal Ecuavisa.

El mandatario ecuatoriano dijo sospechar de la aparente satisfacción de los líderes venezolanos por el alzamiento popular en Ecuador, que concluyó con ocho personas muertas del lado de los manifestantes, más de mil detenidos y otro millar de heridos.

Y reiteró sus críticas contra el expresidente ecuatoriano, Correa (2007-2017), su más enconado rival político y a quien ha dirigido sus principales sospechas por los actos violentos de las manifestaciones.

Unas acusaciones que el Gobierno ecuatoriano viene repitiendo desde hace semanas y a las que, este domingo, Maduro respondió llamando “estúpido” al dirigente ecuatoriano, deslindándose asimismo de las manifestaciones antigubernamentales y contra el FMI que han ocurrido en Ecuador y en Chile.

Moreno refutó al venezolano.

“No dudo, bajo ninguna circunstancia, que para la agresividad, para el contratar bandas organizadas de criminales a los cuales se pedía que garroteen (apaleen), que asalten, que quemen Quito, hubo dinero extraño”, afirmó.

Durante la cita de hoy con delegados de la Confederación de Trabajadores del Ecuador (CTE), Moreno recalcó que una de las responsabilidades más importantes del Ejecutivo es la generación de empleo y que por ello ha invitado al diálogo a los sindicatos.

No obstante, el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), la mayor central obrera del país y que no participó en el encuentro de hoy, ha convocado a una manifestación de protesta para el próximo 30 de octubre.

Un Gobierno responsable tiene que solucionar el problema del desempleo mediante la convocatoria a encuentros para dialogar con todos los sectores, añadió el gobernante.

“Diálogo, no de sordos; diálogo, no de que conversemos de lo que conversemos vamos a un paro (protesta). Esa no es la forma de hacer las cosas”, recriminó Moreno.

Asimismo, dijo que su Gobierno ha tomado medidas económicas para tratar de mejorar la situación del país, afectada por un “hueco fiscal” muy grande que se heredó del anterior administración de Correa.

Por esa razón, justificó el mandatario, se ha acudido a fuentes de financiación como el Fondo Monetario Internacional (FMI), que en marzo pasado suscribió un acuerdo crediticio por 4.200 millones de dólares.

“Antes (durante el periodo de Correa) cuando se hacían créditos con los chinos, nadie sabía los términos, ahora todo es transparente porque uno de los objetivos de enviar la Ley Económica (…) es lograr la transparencia, justicia y la optimización de los recursos”, acotó el gobernante.

Sobre las manifestaciones y actos de violencia ocurridos durante las manifestaciones, aseguró que tras esas protestas “la Patria queda partida, porque la sensación de las ciudades es de haber sido violentadas” por la actitud de los manifestantes, la mayor parte del movimiento indígena.

“Este es un régimen democrático en el cual se dialoga, se pregunta, se oye, se escucha”, agregó Moreno que ha invitado a la mesa de conversaciones a diferentes sectores de la sociedad, menos a los afines al expresidente Correa.

Maduro: El pueblo de Ecuador se alzó contra el FMI y el estúpido de Moreno dice que yo envié a 200 hombres allá

El domingo 20 de octubre, Nicolás Maduro llamó “estúpido” al presidente de Ecuador, Lenín Moreno, y al mismo tiempo negó su responsabilidad en las protestas que recientemente han tenido lugar en ese país y en otros de la región. 

“Ahora me echan la culpa de todo a mí y a Venezuela”, expresó Maduro en un acto oficilista, recordando la ola de manifestaciones en Ecuador y Chile.

“Se alzó el pueblo de Ecuador contra el Fondo Monetario Internacional (y) dice el estúpido de Lenín Moreno que fue que yo envié a 200 hombres allá, es una ofensa al movimiento indígena, es una ofensa al pueblo de Ecuador del estúpido de Lenín Moreno”, dijo al respecto.

Asimismo, afirmó que los verdaderos motivos de las protestas son el modelo capitalista que, a su juicio, reina en estos países, y la desigualdad generada por medidas impuestas por el Fondo Monetario Internacional.

“No es culpa de Maduro”, reiteró.

Con información de EFE

Presidente de Ecuador promete habilitar un corredor humanitario para migrantes venezolanos

EL PRESIDENTE DE ECUADOR, Lenín Moreno, prometió habilitar un corredor humanitario para migrantes venezolanos que necesiten pasar por territorio ecuatoriano para llegar a otros destinos en Sudamérica.

En una entrevista ofrecida a Voz de América, Moreno señaló que la llegada masiva de venezolanos a Ecuador “ha desbordado” la capacidad de su país.

Según el mandatario colombiano, con este fenómeno migratorio se han incrementado las cargas sociales que venían enfrentado dificultades, como consecuencia del modelo socialista adoptado por el expresidente Rafael Correa.

“El socialismo del Siglo XXI sólo sirvió para endeudar agresivamente al país y que un grupo de pillastres se lleven gran parte de la riqueza nacional”, aseguró Lenín Moreno.

Lea también: Borrell abordará crisis migratoria de Venezuela durante visita a Colombia

Para hacer frente a esta crisis generada por los migrantes, Moreno hizo un llamado a la comunidad internacional, en especial a los países desarrollados, para asistir financieramente el proceso de atención a la crisis humanitaria.

Canciller de Ecuador denuncia que Maduro y la guerrilla colombiana han instigado los disturbios y la violencia

EL CANCILLER DE ECUADOR, José Valencia, denunció este martes 15 de octubre que el régimen de Nicolás Maduro y la guerrilla colombiana instigaron los disturbios y la violencia en ese país durante las protestas contra el presidente Lenín Moreno.

En una entrevista ofrecida a ABC.es, Valencia fue consultado sobre si tiene confirmación de que venezolanos participaron como “agitadores” en las protestas de Ecuador. Ante esta interrogante, el canciller ecuatoriano respondió lo siguiente:

“Tenemos una serie de indicios muy serios y la justicia está investigando conexiones entre ciudadanos venezolanos que han estado involucrados en las manifestaciones y que no sabemos cómo han entrado en nuestro país”.

Por otra parte, señaló que además de que muchos de esos ciudadanos son ilegales en Ecuador, “han participado de actos de delincuencia, sobre todo actos violentos”.

“Esos actos son ilegales, y más para un extranjero, que no puede hacer agitación política en un país al que no pertenece”, agregó.

En cuanto a la guerrilla colombiana, Valencia señaló: “Han recibido el apoyo de algún miembro activo de la guerrilla y las tácticas empleadas en las protestas urbanas y los disturbios callejeros son copiados de lo que ocurría en su momento en Colombia”.

Lea también: Maduro: “El pueblo de Ecuador le torció el brazo al FMI, lo derrotó”

Valencia logró el respaldo ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) que, reunido de urgencia en Washington, Estados Unidos, condenó en una resolución “cualquier acción encaminada a desestabilizar al Gobierno legítimamente establecido y el Estado de derecho, así como las interferencias de toda clase que alteren la democracia y la convivencia pacífica”.

La conexión venezolana en las protestas de Ecuador

SALIÓ EL PRESIDENTE LENÍN MORENO a decir que lo que está pasando allá es culpa mía, que yo muevo mis bigotes y tumbo gobierno. Estoy pensando qué próximo gobierno puedo tumbar con los bigotes. Yo no soy Supermán, ¡soy superbigotes!”. Más allá del sarcasmo de Nicolás Maduro, una batería de datos aportados por el gobierno de Quito sostienen las acusaciones presidenciales contra el “plan sistemático” de Rafael Correa y el “hijo de Chávez”, que son más que aliados.

Los últimos los hizo públicos ayer María Paula Romo, ministra de Interior, quien anunció la detención en el aeropuerto de la capital de 17 extranjeros (la mayoría venezolanos), “con información sobre la movilización del presidente y vicepresidente. Cada nuevo evento confirma todos los intereses que están detrás del caos en el país”.

Previamente, el propio vicepresidente Otto Sonnenholzner confirmó que 27 ciudadanos extranjeros (“del país del señor de los bigotes”) fueron detenidos durante los saqueos multitudinarios de la semana pasada en Guayaquil. Aquel día, una marea de 3.500 saqueadores asaltó comercios y negocios, con una violencia tan exagerada como sorprendente. Los detenidos venezolanos, que serán deportados o encarcelados, recibieron hasta 50 dólares por participar en el pillaje, según han reconocido durante los interrogatorios.

“Buscan desestabilizar al Gobierno de Ecuador. No sabíamos lo que se cocinaba en Caracas”, sentenció Lenín Moreno, quien desde el primer día señala sin complejos a su predecesor, antiguo jefe político y hoy archienemigo. En los órganos de la Inteligencia ecuatoriana no pasaron desapercibidos los últimos movimientos del llamado correísmo, así como el viaje del líder de Revolución Ciudadana, que está exiliado en Bélgica, a Caracas en agosto para reunirse con los dirigentes de su partido llegados desde Quito.

En la capital venezolana estuvieron el ex canciller Ricardo Patiño, el ex asambleísta Virgilio Hernández y la prefecta (gobernadora) de Pichincha, Paola Pabón, salpicada hoy por los disturbios en su provincia, donde se encuentra Quito. La ministra Romo acusó sin paliativos a la colaboradora de Correa: “Usted tendrá que responderle a la Justicia. La prioridad es recuperar la paz, luego tendremos tiempo para probar el terrible papel que ha jugado creando caos y terror”.

Sigue leyendo esta nota de Daniel Lozano en El Mundo

ONU: Este domingo será la 1ª reunión entre gobierno e indígenas en Ecuador

LA PRIMERA REUNIÓN de diálogo entre el Gobierno de Ecuador y representantes del movimiento indígena tendrá lugar este domingo, adelantaron el sábado el sistema de Naciones Unidas en el país andino y la Conferencia Episcopal Ecuatoriana.

En un comunicado conjunto ambos organismos informaron hoy de que, “tras mantener contactos con el Gobierno y con las organizaciones del movimiento indígena, la primera reunión de diálogo está convocada para el día 13 de octubre a las 3 de la tarde en Quito”.

Sin ofrecer más detalles acerca del lugar de la reunión ni tampoco sobre quiénes integrarán las delegaciones de ambas partes, la Iglesia ecuatoriana y la ONU dicen confiar “en la buena voluntad de todos para establecer un diálogo de buena fe y encontrar una pronta solución a la compleja situación que vive el país”.

Horas antes, el sistema de Naciones Unidas en Ecuador avanzaba que este sábado iniciaría un contacto directo con dirigentes indígenas y otros actores para concretar los próximos pasos a fin de evitar la espiral de la violencia que vive Ecuador.

Ese anunció se produjo minutos después de que entrara en vigor un toque de queda y la militarización en el distrito metropolitano de Quito, anunciados por el presidente del país, Lenín Moreno, a fin de permitir a las fuerzas de seguridad sofocar las protestas por el recorte a los subsidios de los combustibles.

Esta directriz de excepción, adoptada por el Gobierno, y los anuncios confirmados y cuestionados de la dirigencia de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) sobre su disposición por primera vez en diez días de protestas a entablar contactos con el Gobierno, parecían enrarecer el terreno para que ambas partes se sentaran en la mesa de negociación.

El acercamiento entre las posturas inicialmente intransigentes del Gobierno y de los indígenas llega después de que se registraran a nivel nacional al menos cuatro muertos, más de 850 heridos y más de mil detenidos en las protestas iniciadas el 3 de octubre.

 

Puede leer también: Lenin Moreno ordena toque de queda y militarización de Quito

 

En una nueva declaración a la nación esta noche, el presidente Moreno indicó que el de hoy «es un día triste para el Ecuador, para Quito, para la historia de nuestro país», y se refirió a los sucesos acaecidos este sábado como de “violencia nunca antes vista”.

Con todo, indicó que el toque de queda que entró en vigor a las 15:00 de la tarde de hoy «tiene resultados tangibles» y que por la noche se había recuperado la calma en buena parte de la capital.

Lenín Moreno aclaró que las organizaciones indígenas que permanecen en Quito también tienen la misma obligación de cumplir con el toque de queda y que su Gobierno «no quiere confrontación entre hermanos».

Añadió que el proceso para el inicio de las conversaciones tenía avances y que las mantendrá con «quienes tengan la decisión de dialogar».

El mandatario dio a conocer una serie de resoluciones relativas a la situación de excepción así como una posible oferta a los sectores que han protagonizado las protestas.

Entre ellas, dijo que el toque de queda se mantendría en Quito y los valles que integran el distrito metropolitano hasta nuevo aviso.

También su disposición a analizar y revisar el polémico decreto 883, que incluye la eliminación de los subsidios a los combustibles, «conforme al pedido que han hecho las organizaciones indígenas y sectores sociales».

En relación a un proyecto de reformas económicas y laborales que afectaban a empleados de empresas públicas, que había levantado ampollas y que estaba programado que analice la Asamblea Nacional (Parlamento), Moreno dijo que también lo someterá a análisis.

Anunció una propuesta de que las empresas privadas paguen un bono mensual de 20 dólares a sus empleados, ayudas a industrias afectadas por las movilizaciones, como la láctea, y un impuesto a las grandes empresas.

Guaidó respalda a Lenín Moreno y acusa a Maduro por crisis en Ecuador

EL PRESIDENTE ENCARGADO DE VENEZUELA, Juan Guaidó, ofreció su respaldo al presidente de Ecuador, Lenín Moreno, a propósito de la ola de protestas que se registran en ese país. 

“Al pueblo ecuatoriano y al presidente Lenín Moreno, para manifestarles nuestra absoluta solidaridad y respaldo a la lucha que actualmente lleva a cabo el presidente Moreno en defensa de la democracia”, se lee en un comunicado firmado por Guaidó.

Para Guaidó, Moreno está defendiendo “las instituciones legítimamente electas por el pueblo ecuatoriano y la preservación del orden, la paz, y los intereses económicos y sociales privados y del Estado”.

Asimismo, señaló a Nicolás Maduro de estar detrás de esas manifestaciones en Ecuador.

“Detrás de los ataques a la democracia ecuatoriana, se esconden intereses egoístas de grupos facinerosos que bajo el falso argumento de proteger los derechos de los más desposeídos y vulnerables, apelan a la alteración de la paz y la tranquilidad de la mayoría del pueblo ecuatoriano bajo el amparo de intereses criminales foráneos que claramente involucran al régimen criminal de Nicolás Maduro”, reza el texto.

En opinión de Guaidó, Maduro “es un riesgo para todo el continente al que hay que enfrentar de manera decidida y determinante”.

Con información de EFE