La Florida archivos - Runrun

La Florida

#MonitordeVíctimas | “A mi hermano lo confundieron y lo masacraron como a un malandro”

A Henry Javier Campos lo asesinaron de ocho disparos, luego de observar cuando un par de asaltantes robaba a un militar vestido de civil, a pocos metros de la Iglesia Chiquinquirá de La Florida. Los familiares aseguran que lo confundieron con uno de los ladrones y por eso fue acribillado. Él laboraba en el hospital Vargas. Allí falleció, después de narrarle a su hermana lo ocurrido

 

@nmatamoros

“A MI HERMANO LO CONFUNDIERON. Pensaban que era un malandro y creo que por eso lo masacraron, pero era un hombre que se paraba temprano a trabajar para llevar el pan para la casa”. Estas fueron las palabras de Gabriela Rodríguez, hermana de Henry Javier Campos Hernández, de 25 años de edad. A él lo asesinaron, luego de ser testigo de un asalto, cuando se dirigía a su trabajo.

Él era vigilante en el hospital José María Vargas. Su hermana relata que todos los días a las 10:30 am salía del trabajo a buscar el almuerzo a casa de su tía que vive en La Florida. El miércoles como ya era una costumbre, fue a buscar la comida. “Mi mamá a veces no tenía comida para prepararle y por eso mi tía lo ayudaba. Cuando regresaba con su vianda, a pocos metros de la Iglesia Chiquinquirá de La Florida, observó cuando un par de hombres armados asaltó a un funcionario de la Guardia Nacional. El agente no portaba uniforme y tras ser víctima del robo. Persiguió a los ladrones. Se produjo un tiroteo. Henry corrió, pero fue alcanzado por los proyectiles. Recibió ocho disparos.”

Un grupo de transeúntes lo auxilió y lo trasladó al hospital José María Vargas. Sus compañeros de labores lo reconocieron e hicieron las gestiones para que lo atendieran de forma inmediata. Así fue, pese a las carencias de insumos y de personal lo asistieron. A su hermana Gabriela, que también trabaja en ese centro de salud, en el departamento de nutrición, le avisaron: “epa tu hermano está mal herido, baja a la emergencia cuanto antes”. Ella se encontraba elaborando un cronograma de citas médicas y acudió a averiguar lo que pasaba.

Al llegar a la emergencia vio a su hermano agonizando. El logró contarle lo sucedido y a los pocos minutos murió. No se sabe si él recibió los disparos del militar o de los asaltantes. “Lo único que se es que perdió la vida un inocente y en este tipo de hechos siempre paga el que no tiene que la culpa, el que estuvo en el momento y en el lugar equivocado”, expresó la mujer.

La víctima no solo trabajaba como funcionario de seguridad, también laboraba como camillero. “Él buscaba la forma de obtener más ingresos porque estaba consciente de que la situación es difícil. Ayudaba a mi mamá con los gastos de la casa. No era azote. En lugar de delinquir y ganarse la vida fácil, él prefería trabajar. Se levantaba temprano a cumplir su turno y al terminar también hacía guardias de camillero, a veces de redoblaba para llevar más dinero”.    

 

De la Andrés Bello a Chacaito: Represión y centros electorales vacíos fue la constante este #30Jul

alianza

Centros de votación vacíos y represión fue el común denominador ayer en la jornada electoral para elegir a la Asamblea Nacional Constituyente, entre la avenida Andrés Bello y la Plaza Brión de Chacaito.

Esta vez no fueron las bombas lacrimógenas las que despertaron a los vecinos de La Florida, La Campiña y Las Palmas, un “cohetazo” alrededor de las 5 de la mañana hizo saltar de la cama a más de uno pensando que la Policía y la Guardia Nacional ya estaba detonando sus armas como desde hace más de cien días.

Pocos vehículos transitaban por la Andrés Bello a media mañana y ni los colegios Cervantes y La Consolación servían de centros electorales como en antiguos procesos, solo la Unidad Educativa La Florida poseía presencia de efectivos del Plan República y una notable escasez de ciudadanos ejerciendo su derecho.

“Allí los que están son los Guardias”, dijo una persona asidua a la Iglesia La Chiquinquirá, colindante con la U.E. La Florida.

Al otro lado del río Guaire, en Colinas de Bello Monte, habitantes de la zona sorteando aún barricadas colocadas en la jornada del “Paro Cívico” ondeaban una mega bandera de Venezuela.

“Estoy aquí por mi hijo de 18 años, por la seguridad, la salud, porque haya trabajo para todos”, comentó César Salazar.

En la Plaza Brión de Chacaito, uno de los puntos de concentración fijados por la Mesa de la Unidad Democrática, dirigentes como el diputado Richard Blanco y la alcaldesa encargada Helen Fernández se aprestaban para dirigirse al distribuidor Los Ruices, el epicentro de la reunión dominical opositora.

“Denuncio al alcalde de Caracas Jorge Rodríguez por la violencia en las residencias Los Verdes de El Paraíso, quemaron el sótano y ni siquiera permitieron que los bomberos ingresaran para apagar el fuego”, manifestó Blanco.

“El silencio también es una forma de protesta y la soledad de las calles de Caracas esta mañana era notable”, confesó Helen Fernández, alcadesa metropolitana (encargada).

“Nicolás Maduro no solo eres una raya para el movimiento sindical, eres una raya para esa gente que está pasando hambre, que los obligaste a ponerse un carnet de la patria y cuando metiste el tuyo para votar hoy, ni siquiera estabas inscrito, eres un falso y por eso el pueblo te va a sacar”, indicó Iván Freites, secretario de profesionales y técnicos de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros en Venezuela.

“Es importante recalcar que hoy los empleados públicos no salieron a votar, pese al chantaje y la persecución del gobierno”, agregó Marcela Máspero, coordinadora de la Unión Nacional de Trabajadores.

A solo minutos que Máspero conversara con los medios de comunicación social, un contingente motorizado de la PNB irrumpió en la escena y sin mediar palabras detonó lacrimógenas, disparó perdigones y hasta arrojó piedras contra los presentes. “Aquí nos vamos a quedar, podrán lanzar lo que sea, pero seguimos en la calle”, dijo Blanco.

No había transcurrido media hora y la misma PNB dispersó a los manifestantes que estaban en Altamira, fue el mismo modus operandi en toda la jornada “electoral”.