La Causa R archivos - Runrun

La Causa R

Abstención amenaza elección del aliado más cercano al ciudadano
Este domingo 9 de diciembre se elegirán 2459 concejales en 335 municipios de Venezuela
Encuestadoras pronostican una abstención superior a 80%
Alcaldes del área metropolitana aceptaron apoyo de tres partidos: La Fuerza del Cambio, Por Amor a los Pueblos (PAP) y Movimiento Ecológico

 

@franzambranor

 

EL CONCEJAL ES EL FUNCIONARIO público más cercano al ciudadano común. Es el encargado de promover el desarrollo del municipio en distintas áreas y entre sus funciones están las de fiscalizar la labor del alcalde, emitir ordenanzas que rigen la entidad, nombrar al Contralor Municipal y aprobar el presupuesto municipal.

Este domingo 9 de diciembre se llevarán a cabo los comicios para seleccionar 2459 concejales para 335 municipios, 1704 se escogerán de forma nominal, 686 por lista y 69 serán representantes de la comunidades indígenas.

De acuerdo al artículo 93 de la Ley Orgánica del Poder Público Municipal, quien desee optar por este tipo de responsabilidad debe tener más de 21 años, ser venezolano de nacimiento o naturalizado y haber residido en el municipio al menos por tres años antes de la elección. El cargo de concejal en Venezuela dura cuatro años y puede someterse a reelección.

Pasando por encima del CNE y de la Asamblea Nacional, en marzo de este año la asamblea nacional constituyente a través de un decreto adelantó las elecciones presidenciales para el 20 de mayo e igualmente propuso las de concejos legislativos y municipales, pero solo se hicieron estas dos primeras porque el CNE alegó razones técnicas.

Para el ex secretario ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, el concejal es el mejor aliado o adversario de la principal autoridad municipal. “La Cámara Municipal puede ayudar a un alcalde o estorbar su trabajo, incluso puede destituirlo”.

“El concejal es el agente de cambio más cercano al ciudadano, es quien desde la Cámara Municipal gestiona todas aquellas políticas públicas que van a incidir de manera directa en la calidad de vida de los vecinos”, dijo Gorka Carnevali, aspirante a la Cámara Municipal de El Hatillo por el movimiento Acción Ciudadana en Positivo.

Aveledo sostuvo que una elección acertada de concejales es fundamental para ejercer algún tipo de contraloría municipal. “Cada ciudadano debe evaluar su entorno y tomar responsablemente su decisión. ¿Hay en su municipio a quién vale la pena ayudar? Si es así, no le niegue esa ayuda. ¿Le parece que su alcalde debe responder ante un Concejo que lo controle? Pues actúe en consecuencia. Hay partidos ilegalizados y posibles candidatos injustamente inhabilitados o perseguidos, pero también criterios locales a tener en cuenta. Así que piénselo bien primero. No se deje llevar por el prejuicio o la comodidad”, dijo.

Irregularidades por doquier

A juicio del Observatorio Electoral Venezolano, estos comicios suceden en el marco de varias irregularidades. En primer lugar se convocan a destiempo con un año de retraso lo cual viola la norma constitucional (la elección anterior se produjo el 8 de diciembre de 2013 y correspondía en diciembre de 2017), se llevan a cabo separadas de la escogencia de alcaldes por capricho de la anc y con una reducida oferta electoral luego de la inhabilitación de partidos políticos como la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Primero Justicia (PJ), Voluntad Popular (VP), Acción Democrática (AD), Un Nuevo Tiempo (UNT), La Causa R y Alianza al Bravo Pueblo (ABP).

Asimismo, el OEV denunció que el CNE dejó por fuera del Registro Electoral Permanente a 2 millones de nuevos votantes y bajó la oferta de mesas en los centros de votación con respecto a las presidenciales de mayo de este año y los comicios para elegir diputados de la Asamblea Nacional en 2015. En esta ocasión instalarán 28783 mesas en 14382 centros, 5300 mesas menos que en las presidenciales y aproximadamente 12 mil menos que en las parlamentarias de hace tres años.

“Estas elecciones se separaron de las de alcaldes y se perdió la inercia que se genera escogiendo a las autoridades del mismo municipio. La gente siente que su voto no tiene valor”, dijo Carlos Medina, director del Observatorio Electoral Venezolano. “El mismo CNE sabe que la convocatoria será floja, por eso reduce el número de mesas”, agregó.

La ausencia de partidos tradicionales con estructura y militancias amplias hacen cuesta arriba la defensa del sufragio una vez cerrados los centros electorales. Ante eso el candidato a concejal en el municipio El Hatillo, Gorka Carnevali, aseguró que poseen una estrategia. “El mismo ejercicio que hicimos en la consulta del 16 de julio de 2017. Nos acompañó el vecino que no milita en partidos políticos y así vimos que 7 millones de venezolanos se presentaron en los centros de votación sin CNE ni Plan República”.

Se avecina participación baja

Un informe del OEV revela que apenas tres elecciones de concejos municipales se han llevado a cabo en los últimos 18 años: el 3 de diciembre de 2000 (junto a Juntas Parroquiales), el 7 de agosto de 2005 (también junto a Juntas Parroquiales) y el 8 de diciembre de 2013 (junto a alcaldes). Todas se han caracterizado por elevados índices de abstención, aunque han venido en descenso. En 2000 hubo 76,2%, en 2005 se registró 69,18% y en 2013 se ubicó en 41,08%.

La inhabilitación de partidos políticos de oposición, el cambio arbitrario de circunscripciones, la injerencia de la asamblea nacional constituyente en materia electoral, el desequilibrio entre los rectores del CNE, la diáspora, la escasa promoción que han tenido los comicios, los puntos rojos cercanos a los centros electorales y hasta el reciente episodio de la designación vía Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia de Jessica Bello, candidata simpatizante del chavismo en las elecciones de la FCU de la Universidad de Carabobo, pudiesen ahuyentar a los votantes este domingo 9 de diciembre.

“La imparcialidad del CNE está en entredicho y no hace nada por siquiera fingirla. Sabiendo eso, en una elección local hay otros factores a considerar y creo que lo responsables es ponderarlos”, dijo Ramón Guillermo Aveledo.

De acuerdo a una encuesta de Meganalisis, 82,4% de los consultados afirma que no votará en la consulta, 68,3% desconoce que habrá elecciones el domingo, 79.8% no milita en partido alguno, 11,3% apoya al Psuv y 5,4% a la MUD. Por su parte, Datanálisis arrojó que apenas 14,6% de los encuestados se mostró dispuesto a ejercer su derecho.

“Al no participar partidos con militantes y representación en el parlamento la abstención va a ser elevada. A esto le agregas el desánimo que tiene la gente por ver a un CNE parcializado”, indicó Carlos Medina del Observatorio Electoral Venezolano.

“Históricamente las elecciones con más participación son las de presidente de la República, seguidas de las de la Asamblea Nacional, gobernadores, alcaldes y por último concejales. No esperamos porcentajes de participación elevados, pero nuestra esperanza es que la gente entienda que desde la Cámara Municipal debemos elevar nuestra voz para generar el cambio”, dijo Gorka Carnevali, candidato a concejal y coordinador de Caracas Ciudad Plural.

A juicio de Carlos Medina, la premura en la convocatoria de elecciones es una especie de estrategia del gobierno para aprovechar la desmovilización y el descontento del votante opositor. “La elección de gobernadores se convocó con 38 días de antelación, las elecciones presidenciales con 80 días, ni hablar de las de la asamblea nacional constituyente. Son lapsos muy cortos, en el resto de los países de Latinoamérica se convocan de 9 a 18 meses antes”.

Medina indicó que luego de las elecciones parlamentarias de 2015, donde la oposición obtuvo la mayoría de los curules en la Asamblea Nacional, el gobierno ha buscado la manera de sembrar apatía e incredulidad entre los electores que percibían al voto como una herramienta de cambio.

“Ya para las elecciones de gobernadores se sentía eso y los niveles de abstención así lo demostraron. Por supuesto que los partidos de oposición tuvieron fallas a la hora de defender el voto, pero las irregularidades como la inhabilitación arbitraria de candidatos, cierre de algunos centros, cambio de circunscripciones e instalación de puntos rojos cerca de instituciones donde se sufragaba, contribuyeron a que la gente no acudiera a ejercer su derecho y algunos que si lo hicieron se decepcionaran y pasaran al bando de la abstención”.

Medina dijo que ni ganando una elección, el candidato opositor posee garantía de que se respetará la voluntad del pueblo. “Como sucedió en el estado Zulia que Juan Pablo Guanipa ganó la gobernación y fue destituido porque no quiso juramentarse ante la anc o los gobernadores que son electos e inmediatamente les nombran a un Protector…esto también resquebraja la confianza en el voto”.

Los que no renuncian

Para dirigentes como María Corina Machado, de Vente Venezuela, participar en las elecciones de este 9 de diciembre es darle la espalda a las verdaderas preocupaciones del país. Henry Ramos Allup de Acción Democrática sostiene que no hay condiciones idóneas para participar, Juan Pablo Guanipa de Primero Justicia calificó el evento como una farsa y Juan Andrés Mejía de Voluntad Popular indicó que hacer elecciones en Venezuela no significa que haya democracia.

Sin embargo, hay políticos de oposición que apuestan por defender los espacios y no desaprovechar la oportunidad de votar pese a la parcialidad del órgano electoral.

Los alcaldes de Chacao (Gustavo Duque), Baruta (Darwin González), El Hatillo (Elías Sayegh) y Los Salias (Josy Fernández) aceptaron el respaldo a sus candidatos a concejales de partidos emergentes como La Fuerza del Cambio, Por Amor a los Pueblos (PAP) y el Movimiento Ecológico. “Estamos yendo con tres tarjetas prácticamente nuevas. Respetamos a los partidos que quieran participar y a los que no. Hay que defender a nuestros municipios. Esta es una elección donde los vecinos tienen la batuta”, dijo el alcalde de Chacao, Gustavo Duque, en una entrevista de televisión.

Además de estas tres opciones que tiene el votante contrario al chavismo, también aparecerán en el tarjetón electoral los partidos: Avanzada Progresista, del ex candidato a la presidencia Henri Falcón, MAS, Copei, Soluciones, Cambiemos, Acción Ciudadana en Positivo, El Cambio y Lápiz Procomunidad.

“Los alcaldes de oposición están en una posición difícil. No tienen soporte de sus toldas naturales y es natural que busquen el apoyo de sus vecinos. Se les hace muy cuesta arriba convencer a los votantes porque carecen de la maquinaria de los partidos tradicionales”, dijo Carlos Medina del Observatorio Electoral Venezolano.

Según Gorka Carnevali, en el municipio El Hatillo están prestos para defender sus votos. “Vamos a estar en cada uno de los 18 centros del municipio hasta que se impriman y transmitan todas las actas. Estaremos donde se haga la verificación ciudadana por sorteo. Nos trasladaremos a la Junta Municipal de El Hatillo que funciona en el liceo Juan de Escalona. Esto no es algo que compete solo a los candidatos, involucra a todos los vecinos, hay que vigilar el voto y darle garantía al elector de que el voto que depositó en la urna se totalizó de manera adecuada”.

Cuando la rectora principal del CNE, Tibisay Lucena, salga en la noche del 9 de diciembre a leer los resultados, Carnevali espera celebrar, algo que probablemente no harán en otros municipios donde el chavismo sacará el jugo a su maquinaria electoral y a la vaticinada abstención del simpatizante opositor.

Cuatro grupos y dos tesis sacuden la unidad de la oposición venezolana

@pppenaloza

DE AQUELLA MESA DE LA UNIDAD DEMOCRÁTICA (MUD) solo quedaron cuatro patas. La conclusión se desprende del análisis que ofrece un diputado sobre las corrientes opositoras.

En un extremo se ubicaría Soy Venezuela de María Corina Machado y Antonio Ledezma, quienes apoyan la “intervención humanitaria” y afirman que la salida está en la “fuerza”. En el otro está la Concertación de Henry Falcón, dispuesto siempre a dialogar y a participar en cualquier elección sin importar las condiciones.

En el medio –entre la línea insurreccional y el sufragio- estarían Primero Justicia (PJ), Voluntad Popular (VP) y La Causa R (LCR), que desde noviembre del año pasado intentan crear una especie de bloque bajo la consigna “Venezuela está primero”. Y el cuarto grupo lo conformarían Acción Democrática (AD), Un Nuevo Tiempo (UNT) y Henrique Capriles Radonski, más inclinados hacia el voto y la negociación.

La decisión de AD de retirarse de la MUD, hirió de muerte a la coalición que hace menos de tres años conquistó la victoria electoral más importante en la historia de la oposición al régimen chavista. “En este momento no hay una instancia unitaria de partidos”, admite el portavoz de una de las organizaciones minoritarias de la alianza.

Los líderes sí han seguido conversando. Con la excepción de Machado y Ledezma, continuarían los intercambios entre Henry Ramos Allup, Capriles Radonski, Manuel Rosales, Falcón, Tomás Guanipa, Leopoldo López y Julio Borges, estos últimos dos vía Skype. Tratan de “recomponer la unidad”, dicen, pero hasta la fecha no han anunciado al país el resultado de sus esfuerzos.

El único espacio donde coinciden los antiguos jefes de la MUD –sin Machado ni Falcón- es el Frente Amplio Venezuela Libre, plataforma que trasciende a la oposición política tradicional para sumar a la lucha por el cambio a las organizaciones de la sociedad civil y representantes del chavismo disidente.

Las diferencias también se registran en el seno de los partidos. Luis Florido acaba de renunciar a VP, donde llegó a ocupar cargos directivos y tuvo la responsabilidad de presidir la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional e intervenir en la fracasada negociación de República Dominicana con el gobierno. Por su parte, Capriles ha ratificado que milita en PJ, aunque mantiene su independencia y marca distancia con respecto a algunas de las iniciativas defendidas por Borges y sus correligionarios.

Dos caminos

Al margen de las agendas particulares y la desconfianza que agriaría la relación entre los principales líderes opositores, la división en el debate público parece marcada por dos tesis: quienes respaldan la salida de “fuerza” y abogan por la “intervención humanitaria”, y aquellos que apuestan por revivir la ruta electoral.

“Los debates fértiles en política son los que tratan asuntos bajo nuestro imperio y control. Me entristece ver al talento político venezolano entrampado en un debate sobre alternativas que ninguno tiene bajo su dominio, ni siquiera, incluso, bajo su influencia”, lamenta Óscar Vallés, jefe del departamento de Estudios Políticos de la Universidad Metropolitana (Unimet).

Vallés destaca: “El solo hecho de que se solicite, mediante discursos y proclamas en los escenarios internacionales, una intervención militar en el país por razones humanitarias, no incidirá un ápice en los centros de decisión para que eso se produzca. Asímismo, el solo hecho de afirmar, mediante notas de prensa y mensajes de Twitter, que aquí la salida es electoral y que ‘hay que seguir luchando por ella’, tampoco hará que se produzca porque no es verdad que ‘están luchando’ porque así sea, y temo que ni siquiera creen en esa salida”.

“Creo que ambas posiciones, la de la intervención y la electoral, están fuera de foco. La primera, porque hasta alguien como Iván Duque (presidente de Colombia), de cuya orientación política no se puede dudar, ha dicho claramente las razones por las que una intervención armada no es viable ni deseable”, expone Luis Gómez Calcaño, sociólogo del Centro de Estudios del Desarrollo (Cendes) de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Con respecto al voto, Gómez Calcaño plantea: “Veo muy difícil creer en un proceso electoral organizado por el régimen en el que valga la pena participar. Si, por ejemplo, lanzaran un referendo aprobatorio de la nueva Constitución, ¿se van a atrever a convocar a una elección universal, cuando ya tienen el recurso de la elección corporativizada, con la que ‘eligieron’, precisamente, a la Asamblea Nacional Constituyente?”.

El académico de la UCV estima que eventualmente se podría llamar a participar en la consulta sobre la Carta Magna, “pero no creyendo que se pueda ganar, sino como un medio de agitación y para denunciar el fraude. Pero sea que se participe o no, debe ser una actitud unida y unitaria, no como el desastre propiciado por Falcón” en el proceso del 20 de mayo.

¿El reencuentro?

¿Será posible que se concrete la reunificación de la oposición? “Aunque tiene todo en contra, me preocupa más si una unificación, bajo las actuales condiciones, será políticamente eficiente. Creo que estamos viviendo un tiempo donde mejor es que consideremos un nuevo tablero opositor bajo mensajes, organizaciones y liderazgos descentralizados”, responde Vallés.

El profesor de la Unimet espera que la dirigencia “recapacite a tiempo para que evalúen opciones aún en nuestras manos”, mientras sugiere “a los venezolanos de buena voluntad, indistintamente de sus concepciones políticas, morales y religiosas, a unirse en sus barriadas y caseríos alrededor de sus capacidades y posibilidades”.

“Ha llegado la hora de no seguir esperando ‘el ejemplo que Caracas dio’. Quizás esa es la única posibilidad que aún abrigo de una unidad eficiente. Que sean las provincias unidas entre sí quienes den el ejemplo, marquen la pauta y dirijan la lucha. Posiblemente no uno, sino muchos líderes providenciales emerjan entre sus filas y logren, nuevamente, inspirar al país a emprender una lucha unitaria por la vida, la libertad y la democracia”, puntualiza Vallés.

Gómez Calcaño opina que “ni los partidos ni sus líderes resistirían el empuje de un outsider que todavía no ha surgido”. A su juicio, el escenario de hoy es similar al que se presentó a finales del siglo pasado, cuando de la nada irrumpió la figura del difunto comandante Hugo Chávez.

“Los partidos y grupos de la oposición política, o lo poco que queda de ellos, se unirán cuando una fuerza superior les obligue a hacerlo. Esta fuerza puede ser un nuevo caudillo, o un movimiento autónomo que logre emocionar de nuevo a la gente. Ellos, por sí mismos, han tenido muchas oportunidades de unirse y las han desperdiciado”, finaliza.

Andrés Velásquez: Debemos fajarnos a pelear por las condiciones electorales

andresvelazquez

Foto: Tal Cual

El líder de La Causa R y precandidato presidencial señala que “la unidad posible pasa por unas primarias”

@pppenaloza

Andrés Velásquez se lanza, pero no a una “piscina vacía”. El precandidato presidencial aclara que bajo las actuales condiciones, no estaría dispuesto a participar en las elecciones y por eso recalca que el primer objetivo de la oposición debe ser luchar por alcanzar las mayores garantías posibles.

“No podemos lanzarnos a una piscina vacía”, insiste el exgobernador del estado Bolívar que formalizó el miércoles 24 de enero su aspiración en un acto modesto y sin estridencias, celebrado en el hotel Pestana de Caracas. “En esas condiciones yo no iría, lo de sentido común es que nos fajemos a pelear por condiciones, esa convocatoria es irregular e ilegal”, enfatiza el líder de La Causa R (LCR), quien denunció fraude y mostró las pruebas en las pasadas elecciones para gobernador, en las que fue candidato en el estado Bolívar.

Ante la posibilidad de que gobierno y oposición retomen la negociación en República Dominicana este fin de semana, el veterano dirigente recalca que en esas conversaciones “el tema central deben ser las condiciones electorales”. “El régimen le dio una patada a la negociación, las reacciones del Grupo de Lima y de los cancilleres de México y Chile son completamente válidas”, considera el antiguo parlamentario.

A la base

Velásquez apuesta por el mecanismo de las primarias para escoger al abanderado de la oposición. “Da legitimidad en medio de la división, la unidad posible pasa por unas primarias”, opina el fundador de LCR.

“No es un tema principista, pero creo que las primarias son el mecanismo más democrático y por eso lo planteamos”, sostuvo tras subrayar que al margen de esta discusión, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) debe tener como prioridad “las condiciones en las que nos llevan a participar”.

WhatsApp Image 2018-01-24 at 5.11.39 PM

Diputada Magallanes no formará parte de la comisión opositora para diálogo

Mariela Magallanes

La diputada a la Asamblea Nacional (AN), Mariela Magallanes, manifestó este martes que como representante del partido Causa R decidió no formar parte de la comisión opositora que acudirá al proceso de diálogo con el Gobierno en República Dominicana el próximo 1 y 2 de diciembre, toda vez que considera que “la ANC no puede ser un tema de negociación”.

Durante una entrevista en el programa Primera Página, transmitido por Globovisión, Magallanes indicó que tiene “desconfianza por parte del régimen que no ha dado muestra de querer hacer algo en beneficio de la colectividad” y “la ANC es el meollo del asunto. Tiene que ser un punto de honor para nosotros”.

Por otro lado, dijo estar de acuerdo con el encuentro en la nación caribeña y destacó que “estamos confiados en que quienes nos van a representar van con las mejores expectativas (…) No estamos descalificando el proceso de negociación”, enfatizó.

Contó que “la gente que fue consultada en el proceso nos pedía a nosotros que teníamos que ser enfáticos en nuestras peticiones. La ANC es gran responsable de lo que estamos pasando los venezolanos. Sobre todo su presidenta (Delcy Rodríguez) no reconoce que estamos pasando situación de hambre. La ANC es ilegal e inconstitucional y debe tener límites en sus funciones”.

La parlamentaria agregó que “tenemos que ser lo garantes de los puntos que se están llevando a la mesa de negociación. El canal humanitario es muy importante, ni siquiera debe ser un punto de negociación”.

Se dirigió a los venezolanos expresando que “no vamos a negociar ni su dignidad, ni sus derechos”.

Oposición aceita su maquinaria para primarias de este domingo

primarias

Los partidos de la Mesa de la Unidad Democrática elegirán este domingo en primarias a sus candidatos unitarios en diecinueve de los veintitrés estados del país para los comicios a gobernadores regionales, que en teoría deberían efectuarse en octubre de este año.

Alrededor de sesenta aspirantes tomarán parte en las primarias, que no se celebrarán en los cuatro estados (Vargas, Carabobo, Nueva Esparta y Anzoátegui) en los que ha elegido por consenso a los candidatos.

Los partidos con más contendientes en las primarias son Primero Justicia, Voluntad Popular y Acción Democrática.

Partidos como Un Nuevo Tiempo (UNT), Avanzada Progresista, Copei y La Causa R también presentan candidatos a estas primarias.

Más de 14 millones de ciudadanos están llamados a las urnas, para las que se habilitarán 977 centros de votación y más de 3.000 mesas y serán supervisadas por cinco auditorías internas, por supuesto sin la participación del Consejo Nacional Electoral.

Los comicios a gobernadores debían haberse celebrado en diciembre de 2016, pero el oficialismo los aplazó hasta en dos ocasiones antes de anunciar este año que tendrían lugar en diciembre.

La cita electoral fue adelantada después por la plenipotenciaria Asamblea Nacional Constituyente. Pese a que figuras de la propia Constituyente han hablado del 15 de octubre como fecha de las votaciones, el organismo electoral encargado del proceso aún no ha anunciado el día en que deben celebrarse de manera oficial.

La oposición se presenta pese a no confiar en el CNE, al que acusa de estar al servicio de Maduro, tras haber inflado los resultados de participación en la elección el pasado 30 de julio de la Constituyente, fraude denunciado por la MUD y por la empresa Smartmatic.

 

El oficialismo ganó en las pasadas regionales, celebradas en 2012, veinte de las veintitrés gobernaciones.

Los partidarios de concurrir a las regionales esperan forzar a Maduro y a sus poderes alineados a aceptar unos resultados que prevén desfavorables al chavismo o, en su defecto, a afrontar el coste político de manipular el recuento o no respetar lo dictado por las urnas.

Maduro pidió el jueves a la Constituyente que destituya de inmediato a todos los gobernadores surgidos de los comicios de octubre que no reconozcan a este suprapoder, considerado por la MUD, un instrumento para consolidar el totalitarismo.

 

La Causa R introdujo amparo contra Maduro por bonificación y devaluación del salario

Nicolas-Maduro-preocupado-por-crisis-economica-en-Venezuela-800x533

El Secretario General Nacional de La Causa R, José Ignacio Guédez, acudió al Tribunal Supremo de Justicia para introducir un recurso de amparo en contra del presidente Nicolás Maduro, por considerar que se ha atentado en contra del poder adquisitivo al “bonificar y devaluar” el salario de manera progresiva.

En compañía de la diputada Mariella Magallanes, Guédez informó que este gobierno ha pulverizado el ingreso de los venezolanos y consideró que se ha cometido un fraude a las prestaciones sociales.

“Según las últimas devaluaciones anunciadas por el propio gobierno, hace un año el salario, de acuerdo con la tasa Simadi, se situaba en 130 dólares, en febrero de este año se ubicó en 57 dólares y ahora se encuentra en 39 dólares, lo que claramente demuestra que no ha habido aumento sino una disminución progresiva en términos de poder adquisitivo”, dijo.

Asimismo, resaltó que “el 60% del ingreso del salario mínimo no computa para la antigüedad y no genera prestaciones. El Cestaticket debe ser un complemento no una sustitución del salario”.

Guédez manifestó que por concepto legal el bono de alimentación equivale a una comida balanceada diaria, “y si el salario mínimo es menor al Cestaticket, quiere decir que el salario es menor a una comida diaria en Venezuela, y con esto ellos mismos están admitiendo el fracaso en materia laboral y económica. Ahora la única política que encuentran es darle a la gente el día libre para que se rebusquen porque nadie vive de su salario”.

El dirigente enfatizó que con el objetivo de seguir apoyando a los trabajadores en su justo reclamo, La Causa R decide introducir el recurso de amparo por tres razones fundamentales: la primera, es que solicitan que se aumente nuevamente el salario y se restituya el límite de 30% del bono de alimentación, es decir que el ingreso sea al menos de un 75% del total que devenga un trabajador, lo segundo piden un cupo de dólar oficial destinado a los trabajadores para que puedan protegerse de la devaluación, y por último exigen se apliquen medidas económicas para que en un lapso no mayor a un año se restituya el valor del salario para que sea equivalente a la cesta alimentaria.

Prensa La Causa R.

Solicitan investigar a Jaua por peculado de uso

eliasjauaa

 

En un intento por romper el cerco al caso Jaua-niñera-Brasil, Primero Justicia, Acción Democrática y La Causa R se unirán para iniciar a partir de esta semana visitas a instancias clave, en las que solicitarán material que dejaría al descubierto el presunto peculado de uso cometido por el ministro de las Comunas, Elías Jaua, con aviones del Estado.

La diputada de PJ Dinorah Figuera precisó que preparan una agenda para dirigirse el viernes próximo, de manera formal, a la Embajada de Brasil, donde consignarán una comunicación en la que pedirán un informe del viaje del vicepresidente de Desarrollo del Socialismo Territorial a Sao Paulo en octubre.

“Queremos saber en qué unidad aérea entró el funcionario y la familia porque eso constituye peculado de uso, pues la flota de aviones del Estado debe estar al servicio de autoridades pero no de familias de ministros o directores públicos”, manifestó la parlamentaria.

Figuera y sus homólogos Ángel Medina (PJ) y William Dávila (AD) también programaron visitas a la Fiscalía y a Petróleo de Venezuela la semana próxima.

“Vamos a ir a Pdvsa, independientemente de que el gobierno pretenda callar las colitas, porque es obligación nuestra como parlamentarios ejercer el control en el uso de los fondos públicos, así que esperamos un cambio de política y que el pueblo pueda conocer lo que pasó y pasa con la flota de aviones. Hay un despilfarro de los fondos públicos, pero el gobierno pretende silenciar la situación”, dijo la legisladora.

Avión bajo sospecha. Los diputados Ángel Medina (PJ) y Andrés Velásquez (LCR) fueron ayer a la Contraloría General, donde presentaron un documento en el que solicitan que se averigüe el uso de aviones por Jaua.

“Hay una práctica indebida; peculado de uso, según las leyes, por lo que el Estado debe investigar y determinar las responsabilidades. Nuestra preocupación es que el gobierno quiere echarle tierrita a este caso, que es relevante por las implicaciones internacionales”, expresó Medina.

Velásquez solicitó a la Comisión de Contraloría del Parlamento que el asunto se incluya en la agenda y espera que hoy se debata y se decida.

En los documentos entregados en el Legislativo y en la Contraloría se exige precisar el itinerario de vuelos del avión YV2627, propiedad de Pdvsa, durante los últimos cinco meses, así como la lista de pasajeros.

Medina señaló que las autoridades deben responder por la seguridad, porque no entiende cómo la niñera de la familia Jaua salió del país con un arma sin que fuera detectada por los sistemas en Maiquetía o de aeropuertos auxiliares: “¿Por dónde salió? ¿Por qué la seguridad no funcionó? Ni Jaua ni sus familiares o empleados gozan de inmunidad diplomática; él la perdió cuando dejó de ser canciller”.

El Dato
Diputados de oposición acudirán también a la Comisión de Familia de la Asamblea Nacional, donde pedirán investigar la denuncia surgida en Brasil contra Elías Jaua por el supuesto traslado de niños de esa nación con el propósito de adoctrinarlos en el oriente de Venezuela.