Jorge Urosa Savino archivos - Runrun

Jorge Urosa Savino

La lluvia que nunca cayó, la solidaridad de los presos políticos y los casi 13 kilómetros de despedida para Albán

@franzambranor / Fotos y video: Abrahan Moncada @Monkda92

DE LA PLAZA LAS TRES GRACIAS, en las inmediaciones de la Universidad Central de Venezuela, hasta el Cementerio del Este en La Guairita hay 12,9 kilómetros. Esa distancia fue recorrida este miércoles por cientos de personas que desafiando el sol del mediodía y la posterior amenaza de lluvia rindieron homenaje al concejal del municipio Libertador, Fernando Albán, muerto el pasado lunes 8 de octubre al presuntamente arrojarse del décimo piso de la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia en Plaza Venezuela, según versión oficial.

Minutos después de una misa oficiada por el arzobispo emérito de Caracas Jorge Urosa Savino en la capilla de la UCV, miembros de partidos políticos, familiares, amigos, estudiantes y simpatizantes de la oposición emprendieron la caminata hacia el camposanto ubicado en el municipio El Hatillo.

“Los hechos ocurridos en el Sebin con el supuesto suicidio de Fernando generan profundas dudas, porque todo detenido está bajo custodia de los órganos de seguridad”, dijo Urosa Savino en la homilía.

El diputado suplente por el estado Miranda, Gilber Caro, fue uno de los más saludados a la salida de la capilla universitaria. Caro no fue el único expreso político que asistió al homenaje. También estaban Daniel Ceballos, Renzo Prieto, Roberto Picón y el periodista Carlos Julio Rojas. Había una especie de solidaridad con conocimiento de causas con Albán, por parte de aquellos quienes conocieron al monstruo por dentro.

Caro estuvo un año detenido en el centro penitenciario Fénix en el estado Lara y habla con propiedad de abusos policiales en centros de reclusión.

“En ese edificio del Sebin de Plaza Venezuela los sótanos tienen ocho pisos, más dos niveles de mezzanina y 10 hacia arriba son 20 pisos. No sé qué hace una persona de los calabozos que están abajo en el baño de un piso 10. De los 18 meses que estuve preso nunca estuve solo, siempre acompañado por alguien”.

El lunes 8 de octubre, el fiscal general designado por la asamblea nacional constituyente, Tarek William Saab, declaró sobre Albán: “Había solicitado ir al baño y estando allí se lanzó al vacío desde un piso 10”. Ayer mientras un grupo de venezolanos marchaba hacia el Cementerio del Este, negó haber dicho que el concejal se había arrojado desde la ventana de un baño. La tesis gubernamental apunta ahora a que el miembro de Primero Justicia estaba almorzando y salió corriendo hacia una ventana panorámica.

Abriéndose espacio entre el tumulto y con una pequeña toalla en la cabeza estaba Katy Hernández. Peluquera de Albán y de sus hijos Fernando y María Fernanda cuando eran niños. “Lo conocía desde hace 30 años, éramos vecinos aquí en Los Chaguaramos. Yo ya estoy mayor, pero voy a caminar hasta el cementerio porque el señor Fernando se lo merece, era un hombre bueno”.

Una inmensa bandera de Venezuela fue desplegada y sostenida desde el punto de partida hasta la llegada por el ex gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, así como por los diputados Alfonso Marquina, Dinorah Figuera, Williams Dávila, Jose Gregorio Graterol, Jorge Millán y Yajaira Forero. El tricolor ondeando por los políticos siempre estuvo flanqueando la carroza que trasladaba el cuerpo de Albán y la velocidad con el que se movía rememoraba el ritmo frenético de Capriles cuando era candidato presidencial.

Después de sortear la Universidad Bolivariana y emprender la ruta hacia Bello Monte, Patricia de Ceballos caminaba junto a su esposo Daniel.

“En el Sebin torturan y eso lo sabe Nicolás Maduro. A Fernando Albán lo mataron por denunciar al régimen en la ONU”, dijo la ex alcaldesa de San Cristóbal.

“Las torturas suelen ser con electricidad y bolsas plásticas en la cabeza”, agregó. “Esto tiene que ser investigado por alguien imparcial, el pueblo ya no cree en nada de lo que diga el gobierno”.

En la avenida Miguelangel de Bello Monte, empleados de negocios aledaños abarrotaban las aceras oteando el cortejo fúnebre. “Se pasaron esta vez”, comentó un hombre frente a la sucursal de una red de licorerias. “Acaban con la gente buena, no tienen perdón de Dios”, dijo una señora mientras secaba sus lágrimas con un pañuelo. “¿Entonces se suicidó o lo suicidaron?”, preguntó otro sujeto.

Verdad y justicia: juntas y separadas

El sol no cedía y el periodista Carlos Julio Rojas alentaba a integrantes del grupo de protesta pacífica “Dale Letra”, quienes sostenían  pancartas y formaban las palabras “verdad” y “justicia”. Ya la caminata había llegado a la avenida principal de Las Mercedes a la altura del Centro Venezolano Americano.

Rojas, quien estuvo cautivo del 6 de julio al 24 de agosto de 2017 en la cárcel de Ramo Verde, coincidió con Caro en que nunca los guardias se separan de los presos políticos cuando están fuera de los calabozos.

Así estés en celda de castigo, los custodios siempre te acompañan al baño, no te dejan solo ni un segundo”.

Aseguró que mientras estuvo preso fue víctima de torturas duras y blandas. Considera que fue liberado porque organismos como el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa y el Colegio Nacional de Periodistas hicieron presión.

“A mi me pusieron una bolsa en la cabeza y le echaron gas pimienta, me golpearon en las costillas. Tuve ocho días sin ir al baño y cuatro sin tomar agua”.

Hacia el final de la principal de Las Mercedes, en la avenida Veracruz para seguir a Chuao, se escucharon las notas del himno nacional. Ya el cansancio se notaba en la cara de las personas, pero el sol hizo un favor y se escondió: una nube gris amenazaba con estropear el recorrido.

A escasos metros del hotel Eurobuilding, todas las miradas se centraban en el Centro de Salud Integral Salvador Allende, estructura desolada y donde un par de obreros veían con rostro de incógnita a los marchantes, sin saber que minutos más tarde una granada estallaría en las adyacencias del recinto, producto del enfrentamiento entre funcionarios del FAES y supuestos delincuentes. Suceso que concluyó con dos fallecidos.

Cuando empezaba a subir por la avenida principal de El Cafetal, Yajaira de Forero soltó la inmensa bandera que sujetaba junto a otros colegas desde Los Chaguaramos.

Con aliento entrecortado destacó que la situación de vulnerabilidad de los presos políticos es evidente y alarmante.

“Todos sabemos que en el Sebin hay tortura física y psicológica”, indicó la cónyuge de Lázaro Forero, comisario de la extinta Policía Metropolitana que fue condenado a 30 años de prisión por los sucesos del 11 de abril de 2002 y quien recibió medida de casa por cárcel por padecer de cáncer de próstata.

“A mi esposo lo llevaban funcionarios con armas largas a tomar el sol. Extraño que Albán andaba sin esposas y sin vigilancia”.

A medida que avanzaba la caminata en El Cafetal, gente de los edificios salía o se asomaba por las ventanas. Por la urbanización Santa Paula un par de conductores que esperaban el paso de la marcha para continuar el tránsito se bajaron de sus automóviles y empezaron a aplaudir. La nube gris seguía arriba, amenazando.

Saliendo de Libertador y terminando en El Hatillo

Frente al centro comercial Plaza Las Américas la caminata hizo una parada. Había que tomar aire porque aún faltaba una cuesta hacia La Guairita. Se acababa el municipio Baruta y venía el de El Hatillo.

Renzo Prieto era de los que apoyaba la estrategia de apurar el paso antes que comenzara a llover. “Si Albán se lanzó al vacío o lo lanzaron, para mi ambas cosas son homicidio. Cuando uno está preso es responsabilidad del Estado”, dijo.

Prieto estuvo 4 años y 23 días detenido en la sede del Sebin en El Helicoide. Nunca fue torturado físicamente, pero presenció escenas que no desea recordar. “El Sebin es el reflejo de la maldad pura, la escalada de violencia parece no tener límites”.

Al diputado, que fue electo mientras estaba en prisión en 2015 y juramentado en junio de este año luego de recibir un beneficio procesal por parte de la anc, le parece llamativo que un preso tome la determinación de acabar con su vida en un lapso tan corto. “Apenas tenía 48 horas detenido, porque lo agarraron el viernes y murió el lunes, ni siquiera lo habían presentando en tribunales. No digo que no pueda ocurrir, pero es sumamente extraño”.

La carroza fúnebre se detuvo en la entrada del Cementerio del Este, integrantes de otro cortejo se pararon a mirar, empleados del camposanto, taxistas, motorizados, todos hicieron silencio y de nuevo, y esta vez espontáneo, el himno nacional.

La parcela Q fue la destinada para albergar el cuerpo del concejal del circuito 3 del municipio Libertador.

Después de elevar varias plegarias, el presbítero de la Universidad Central de Venezuela pidió un minuto silencio. El abogado Eduardo Torres, amigo y colega de Albán, leyó un comunicado de la Escuela de Ciencias Jurídicas de la UCV: “Consideramos que la declaración del fiscal designado por la anc es  imprudente”, dijo.

También leyo unas palabras enviadas por Meudy, viuda de Albán, y sus hijos Fernando y Maria Fernanda. El trío no pudo venir al país. Residen en Estados Unidos y actualmente tramitan un documento que les permita estabilizar su estatus migratorio.

“Nos enseñaste valores importantes para la vida, fe, justicia, verdad, responsabilidad, trabajo, humildad y caridad…Siempre creíste que nuestro país saldría de esta dictadura y luchaste por ello”.

Los padres de Albán, Fernando y Amparo Salazar, se mantuvieron de pie frente al foso donde yacía el ataúd envuelto en una bandera de Primero Justicia con el cuerpo de su hijo. “Me lo mataron”, dijo ella. “Hasta luego hijo, te amamos”, se despidió él.

La lluvia que amenazó a mitad de camino y que colapsó otras zonas de Caracas nunca cayó.

Baltazar Porras: Las protestas son un derecho en cualquier sociedad democrática

Foto cortesía @CEVMedios

 

Durante la toma de posesión como Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Caracas, el Cardenal Baltazar Porras dijo que las protestas son un derecho en cualquier sociedad democrática.

“No podemos pensar que no se puede hacer nada, que es lo que nos quieren inocular, pero no es así ante esta represión tan brutal”, manifestó durante la misa que llevó a cabo este martes en la mañana  en la iglesia de La Chiquinquirá en Caracas.

En el sermon prometió no defraudar la confianza depositada en el.  “Hay que escuchar y atender los clamores, necesidades y expectativas del pueblo”.

Porras reemplaza a Jorge Urosa Savino, quien decidio renunciar tras cumplir 75 años.

A continuacion la homilía completa del Cardenal Porras:

Queridos hermanos: con mi saludo cordial y fraterno, agradezco la presencia de todos ustedes, en el inicio de mi ministerio episcopal como Pastor y Administrador Apostólico de esta Iglesia arquidiocesana capitalina, en esta eucaristía compartida con el pueblo que peregrina en Caracas y que por Providencia divina coincide con la fecha aniversario del natalicio del más ilustre hijo de este pedazo de Patria, el Libertador Simón Bolívar. No es fecha para exaltar a un héroe prometeico, sino para rescatar los valores de libertad, igualdad, rompimiento de las cadenas de cualquier esclavitud, la exaltación de la civilidad por encima de las gestas guerreras, y la entrega generosa de la vida por la causa de los oprimidos.
La palabra de Dios que acabamos de proclamar y escuchar nos recuerda, en la primera lectura tomada del libro del Éxodo cuál no debe ser la actitud del creyente ante el forastero, la viuda, el huérfano o el necesitado de ayuda. Por vía negativa es un espejo de la tentación de omisión insolidaria subyacente a la situación omnipresente, dramática y angustiosa que vivimos por la pobreza e incluso miseria generalizadas.
Es el reverso negativo de la opción preferencial por los pobres hecha de solidaridad y misericordia como sello distintivo de encarnación evangélica en un presente con claros rasgos de inhumanidad insoportable. La pobreza aquí es múltiple: la material, clara y primariamente; pero también social, moral, espiritual. Pobreza espiritual doble: en su aspecto rechazable: caer en la mentira, la denigración, la doblez, el ansia violenta de poder, la acción sin escrúpulos. Pobreza, sin embargo, como actitud de humildad, de apertura a la Gracia, de abrirse a todo otro por “prójimo”, porque no se vive al nivel del tener, poder, placer.
Respondemos con el salmo: “yo te amo, Señor, tú eres mi fortaleza”. Pero no nos quedamos sólo en palabras, como nos dice San Pablo a los Tesalonicenses. El testimonio, siendo imitadores del apóstol y sus discípulos, lleva “a probar la alegría del Espíritu Santo en medio de fuertes oposiciones”. El breve evangelio de Mateo que escuchamos nos pone también a prueba a nosotros. El primer mandamiento es amar al Señor con todo el corazón y con toda el alma. Este es el principal y primero, pero el segundo es semejante: “amarás a tu prójimo como a ti mismo. Estos dos mandamientos contienen la ley entera y los profetas”.
Aquí radica lo más bello y transformante de la vocación cristiana: tener y comunicar esperanza contra toda desesperanza. Es la cara positiva de la realidad negativa que denuncia la primera lectura y que cargamos sobre nuestros hombros. En efecto, venimos a anunciar la alegría del evangelio, resumido en las bienaventuranzas, en particular las relativas a la vida, la paz y la esperanza. En nuestra cotidianidad ellas corresponden a los tres niveles del Bien Común: la supervivencia, la convivencia social, política, y el “buen vivir” moral trascendente, espiritual. Todo ello asentado en los “bienes mesiánicos”: la libertad de los hijos de Dios; la justicia como igualdad de fraternidad; la caridad como reconciliación y misericordia. Todo un programa evangélico de fidelidad al Señor y de dignificación de nuestros hermanos.
Inicio esta nueva etapa de mi ministerio episcopal con la convicción profunda de pedir al Espíritu Santo el don del discernimiento que debemos ejercer todos, ustedes y yo, en la seguridad de la unidad que nos otorga la gracia divina, mediante el análisis permanente de la realidad, la confrontación con el mensaje evangélico y la creatividad de acciones que den razón de la alegría y la esperanza. “Sin la sabiduría del discernimiento podemos convertirnos fácilmente en marionetas a merced de las tendencias del momento”. “El discernimiento no solo es necesario en momentos extraordinarios, o cuando hay que resolver problemas graves, o cuando hay que tomar una decisión crucial. Es un instrumento de lucha para seguir mejor al Señor. Nos hace falta siempre, para estar dispuestos a reconocer los tiempos de Dios y de su gracia, para no desperdiciar las inspiraciones del Señor, para no dejar pasar su invitación a crecer. Muchas veces esto se juega en lo pequeño, en lo que parece irrelevante, porque la magnanimidad se muestra en lo simple y en lo cotidiano” (G et E. 169).
La Iglesia se construye en la pluralidad y diversidad de sus miembros, señal positiva de fruto abundante por la riqueza de dones y cualidades puestas al servicio de todos, en particular de los más pobres y necesitados. Tomo pues, sobre mí, con “temor y temblor” (San Pablo), pero con la ayuda de la gracia, esta inesperada nominación que me hace el Papa Francisco. Intentaré, por tanto, con la ayuda de todos y cada uno, no defraudar la confianza depositada en mí por el Santo Padre. Una primera actitud es la que nos señala San Agustín: “para ustedes soy el obispo, con ustedes soy el cristiano”, aquél es el oficio, éste la gracia. Hay que serlo con apertura a todos, para que ninguno se pierda. Nuestra actitud, la mía y la de ustedes, debe ser la de la escucha, la fraternidad y la paternidad espiritual compartidas en espíritu de continuidad y renovación.
Esto sólo es posible si somos “iglesia en salida”, “con olor a oveja”, es decir, inmersos con lucidez y valentía en una sociedad herida, desorientada, desanimada. El sufrimiento de la inmensa mayoría es, debe ser, también nuestro, y exige una actitud samaritana de entrega sacrificada, pero generosa y alegre. Las líneas trascendentales del Evangelio nos tienen que llevar a superar partidismos y visiones miopes y estrechas. El futuro de nuestra esperanza es una sociedad reconciliada en la verdad, la justicia y la misericordia, sin venganzas fratricidas ni memorias selectivas; este servicio se impone cristiana y patrióticamente, sin injerencias clericales ni maniqueísmos entre fe y política, para caminar con creatividad y coraje, en la seguridad de que quien da el incremento o el “más y mejor” es el Señor.
Como nos dice el Papa Francisco: “Todos tienen el derecho de recibir el Evangelio. Los cristianos tienen el deber de anunciarlo sin excluir a nadie, no como quien impone una nueva obligación, sino como quien comparte una alegría, señala un horizonte bello, ofrece un banquete deseable. La Iglesia no crece por proselitismo sino «por atracción»” (EG. 14). “Por consiguiente, un evangelizador no debería tener permanentemente cara de funeral. Recobremos y acrecentemos el fervor, ‘la dulce y confortadora alegría de evangelizar, incluso cuando hay que sembrar entre lágrimas (…) Y ojalá el mundo actual que busca a veces con angustia, a veces con esperanza pueda así recibir la Buena Nueva, no a través de evangelizadores tristes y desalentados, impacientes o ansiosos, sino a través de ministros del Evangelio, cuya vida irradia el fervor de quienes han recibido, ante todo en sí mismos, la alegría de Cristo’” (EG. 10).
El crédito moral, la confianza social de que disponemos como Iglesia a partir de una vivencia religiosa presente en nuestro pueblo descansa en dos pilares: la “piedad” expresada hacia Cristo, la Virgen y algunos santos; y la aceptación por el servicio social-caritativo desplegado en circunstancias adversas. Esto no podemos ni debemos hacerlo solos. La colaboración de todos es urgente. Pero colaboración no es seguimiento ciego a “mi” proyecto o propuesta. Ni siquiera puede cerrarse a “los míos”, a los católicos, a los que piensan como yo; relegando ese inmenso mundo civil, bautizados o no, a la vera del camino o a la exclusión.
La reciente exhortación de la Conferencia Episcopal nos convoca a un “sursum corda”, a un arriba los corazones de humanización contra la desesperanza; de compromiso con obras que expresen la solidaridad de rigor; de plantear la exigencia de acción a largo plazo que exige formación y cultivo del espíritu para encarar los desafíos. La tarea que tenemos por delante es de todos. En continuidad y creatividad con lo que esta iglesia de Caracas ha desplegado a lo largo del tiempo, debemos reforzar los valores y virtudes que nos permitan que cualquier acción que emprendamos esté signada por el respeto, la ayuda mutua, la reconciliación, el perdón y la misericordia, con la actitud samaritana de que estamos salvando la vida, curando heridas con la satisfacción interior de ser hermanos y no enemigos.
Los invito a que juntos emprendamos la suave carga de ser los auténticos constructores del mundo que deseamos, preludio de los bienes eternos en esta porción patria y del Pueblo de Dios que es Caracas. Me pongo a la disposición de todos, cuenten no sólo conmigo, sino también con mis colaboradores más cercanos, dispuestos a ser discípulos misioneros al servicio de todos, mujeres y hombres, niños, adultos y ancianos, pero primeramente de los más pobres y excluidos. En este quehacer nos acompañan la protección maternal de María Santísima y la fuerza transformadora del Señor, que en la imagen del Nazareno de San Pablo renueva el milagro del limosnero del Señor. Que así sea.

Arzobispo de Caracas reitera condiciones para reunirse con Maduro

El arzobispo de Caracas, el cardenal Jorge Urosa Savino, mantuvo hoy las condiciones para que los representantes de la Iglesia católica en el país se reúnan con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, como parte de los llamados en “aras de la paz” del jefe del Ejecutivo en las últimas semanas.

“Por supuesto debería darse la libertad a todos los presos políticos, que todavía hay muchísimos. Debería por supuesto resolverse el problema de la crisis de alimentos que es otra de las cosas que hemos pedido”, afirmó Urosa Savino en declaraciones a periodistas.

Sostuvo también que deben de darse otras condiciones “como por ejemplo el cese a los ataques a los sacerdotes, porque hay sacerdotes que están siendo hostigados por gente del Gobierno y del oficialismo”, añadió.

La Iglesia católica apoya desde hace meses la postura de la oposición venezolana tanto de que se liberen todos los que califican de “presos políticos” así como que se abra un canal humanitario para enfrentar la escasez de alimentos y medicinas que sufre el país desde hace meses.

Esta y otras decisiones que no han sido bien vistas por el Ejecutivo han tensado las relaciones entre el Gobierno y la Iglesia en el país desde hace años.

Tras ser reelegido en el pasado 20 de mayo para el periodo 2019-2025, Maduro reiteró que las puertas de su despacho estaban abiertas para cualquiera que quisiera dialogar con él sobre cualquier tema.

Como muestra de que iba en serio, pidió a la justicia que estudiase los casos de los detenidos por “violencia política” en las manifestaciones antigubernamentales en el país en 2014 y 2017.

Desde entonces se han excarcelado, aseguró hoy la presidenta de la plenipotenciaria y oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Delcy Rodríguez, más de 200 personas.

En cuanto al canal humanitario, el Ejecutivo rechaza esta opción ya que defiende que daría pie a una “invasión militar encubierta” por parte de los países que ofrecen esta ayuda y entre los que está EE.UU., gobierno con el que Caracas mantiene unas relaciones marcadas por los altibajos desde hace más de una década.

Cardenal Urosa invita a los venezolanos a la beatificación de Madre Carmen

 

A pocos días de celebrarse la ceremonia, el representante de la Conferencia Episcopal asegura que se tratará de una gran fiesta religiosa

 

“Alabó a Dios con su vida, se entregó al servicio de los pobres y es un ejemplo para todos nosotros”, con estas palabras describe el Cardenal Jorge Urosa Savino a la Madre Carmen, próxima beata de Venezuela y primera de origen caraqueño, en un mensaje que envía a todos los venezolanos para que participen en la celebración de su beatificación que se celebrará el próximo sábado 16 de junio a partir de las 10 de la mañana, en el estadio de la Universidad Central de Venezuela.

El Cardenal Urosa aseguró que se trata de una gran fiesta religiosa a la que están invitados todos los miembros de la feligresía de la Arquidiócesis de Caracas. Recalcó además el carácter familiar de la celebración, un momento importante para reunirse en torno a la Fe y el testimonio de vida de una religiosa que será presentada como “ejemplo de santidad, de virtudes y perfección humana y cristiana”.

A su vez, el Cardenal Urosa recalcó la invitación a todos los movimientos de apostolado y miembros de la Conferencia Episcopal Venezolana, y aseguró que la actividad generará una gran movilización de creyentes que vendrán de las diócesis aledañas y de toda Venezuela; por lo que es importante la organización de cada parroquia para asistir al evento en grupos y llegar al estadio al menos dos horas antes de la ceremonia.

La invitación del Cardenal Urosa se suma al mensaje que semanas antes envió el Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, quien resaltaba el significado que tiene para todos los venezolanos y la Iglesia en general la beatificación de la Madre Carmen.

“Espero que haya una participación muy grande en el rito de beatificación (…) y que su ejemplo de santidad, ahora reconocido por la Iglesia, pueda ayudar a todos los venezolanos a renovarse en este sentido”, señalaba el Cardenal Parolin.

En una reunión de la comisión organizadora de la beatificación, Urosa también aprovechó el mensaje del Cardenal Parolina para recordar la cercanía que este ha tenido siempre con todo el pueblo venezolano: “El cardenal Parolin es el segundo hombre al mando de la Iglesia; ha sido nuncio en Venezuela entre 2019 y 2013; y los venezolanos en general y la iglesia en particular, siempre hemos contado con su invalorable aprecio”.

Para el acto beatificación está prevista la presencia del Cardenal Ángelo Amato, prefecto de la congregación para la causa de los santos, y enviado especial del Papa Francisco,quien será el encargado de presidir la ceremonia y de transmitir el mensaje que el Sumo Pontífice envía a todos los venezolanos.

Todos los detalles pueden consultarse en www.madrecarmenrendiles.com y seguir las redes sociales @madrecarmenvzla en Twitter, @madrecarmenvenezuela en Instagram y en facebook.com/madrecarmenvenezuela.

Cardenal Urosa pide ayuda y solidaridad por la crisis en Venezuela

 

El cardenal venezolano Jorge Urosa Savino solicitó este jueves a la comunidad internacional “benevolencia” con sus compatriotas emigrados, difundir “la realidad” de su país y el envío de víveres ante “la situación de crisis integral” que atraviesa.

El también arzobispo de Caracas intervino telefónicamente en la presentación de una campaña solidaria en Roma y describió “la situación muy grave y de crisis integral, política, social y económica” que vive el país.

Urosa Savino criticó que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro “ha querido imponer un sistema totalitario y marxista que ha arruinado Venezuela” y que ha hecho que “la ruina política haya degradado todos los aspectos de la vida” del país.

Además, consideró que las elecciones del pasado 20 de mayo, en las que Maduro fue reelegido presidente y que han sido puestas en entredicho por parte importante de la comunidad internacional, “han sido totalmente inválidas”.

Vaticano aprobó milagro y beatificación de la Madre Carmen Rendiles

CarmenRendiles

 

El cardenal Jorge Urosa Savino, anunció este lunes que el Papa Francisco ha firmado el decreto por el cual se aprueba la próxima beatificación de la Madre Carmen Rendiles Martínez, fundadora de la congregación religiosa Siervas de Jesús.

En efecto, el pasado 21 de noviembre fue aprobado un milagro presentado ante la Congregación para las Causas de los Santos, por lo cual será beatificada en el curso del próximo año”.

“Es una inmensa alegría para toda la iglesia católica de Venezuela, y muy especialmente, para la Arquidiócesis de Caracas”.

Así se expresó el Cardenal Jorge Urosa Savino, tras conocerse este 19 de diciembre que la religiosa caraqueña se ha convertido en la tercera beata venezolana, luego que la Santa Sede estudiara y aprobara, una curación milagrosa “instantánea, perfecta, estable y duradera”, ocurrida en la doctora Trinette Durán de Branger, el 18 de julio de 2003, según nota de prensa de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV).

El arzobispo de Caracas extendió su alegría y felicitaciones a la Congregación Siervas de Jesús, fundada por Madre Carmen, por el incansable y laborioso trabajo realizado a través de la comisión que lleva el proceso de beatificación y canonización.

“Ha sido un arduo trabajo realizado por la doctora Silvia Correale, postuladora de la causa, la Hermana Rosa María Ríos, vice postuladora, y las superioras generales de la Congregación, entre ellas la actual, Madre María Eugenia Noreña”, apuntó el Purpurado.

“Más adelante brindaremos detalles del proceso, así como la fecha de la ceremonia de beatificación, la cual se dará a conocer muy pronto a todos los venezolanos. Es un momento de mucha alegría para la Iglesia y para los venezolanos”, destacó Urosa en un comunicado.

¿Quién fue la Madre Carmen Rendiles?

Carmen Rendiles Martínez fue una monja venezolana que nació en Caracas el 11 de agosto 1903, y falleció el 9 de mayo de 1977. Llegó al mundo sin uno de sus brazos, el izquierdo; sin embargo, ello no le impidió actuar con normalidad desde pequeña y luego sentirse atraída por la vida religiosa. El 25 de febrero de 1927, entró a una comunidad de origen francés llamada Congregación Siervas de Jesús en el Santísimo Sacramento.

Tenía 33 años de edad cuando asumió como maestra de novicias en Caracas. En 1947, fue nombrada Superiora de la misma casa; y en 1951, es designada Superiora Provincial. En 1950 fundó una casa en San Cristóbal para que funcionara como colegio, y en 1951 sus hermanas comienzan a trabajar en el Seminario Diocesano de San Cristóbal. En 1952 inician labores en Cúcuta; y en 1954, se ocuparon del Palacio Arzobispal y de la Catedral de Caracas, a petición del Arzobispo Rafael Arias Blanco.

En 1955, se pone en funcionamiento el Colegio Belén de Caracas en un terreno donado por un cuñado a Madre Carmen cuatro años antes; y en ese mismo año, en La Punta, Estado Mérida, comienzan las actividades del Colegio Nuestra Señora del Rosario. En 1959, la religiosa donará a la Congregación su casa paterna ubicada en El Paraíso, Caracas, para atender la educación de niñas de escasos recursos.

La nueva congregación venezolana. En tiempos en que estaba la Madre Carmen Rendiles al frente de la Congregación en América, se suscitaron en Francia importantes cambios que no fueron compartidos por las hermanas de Venezuela y Colombia.

Luego de consultar a las religiosas y autoridades eclesiásticas del momento, procedió a guiar el proceso de separación de la comunidad francesa hasta su culminación. Con ello nació la nueva comunidad religiosa de origen venezolano apoyada por el Cardenal José Humberto Quintero, Arzobispo de Caracas: la Congregación de Siervas de Jesús, en el año 1966. Carmen Rendiles fue nombrada Superiora General, cargo que desempeñó con dedicación hasta su fallecimiento, el 9 de mayo de 1977.

Cronología del Proceso de Beatificación

La causa de santidad de la Madre Carmen fue abierta en marzo de 1995, durante el papado de Juan Pablo II. El 5 de julio de 2012, el papa Francisco reconoció las “virtudes cristianas en grado heroico”, declarándola “Venerable” de la Iglesia, hecho que el cardenal Urosa Savino consideró como “un paso muy importante en el camino hacia la beatificación”.

Luego, del 1 de febrero al 18 de septiembre de 2014 se realizó en Caracas el estudio del presunto milagro atribuido a la intercesión de la Madre Carmen Rendiles. Ahora el milagro ha sido aprobado por la Santa Sede.

¡El milagro! La sanación del brazo

Trinette Durán de Branger experimentó en carne propia el milagro que lleva a los altares a la Madre Carmen Rendiles. Es médica cirujana y durante muchos años ejerció su profesión en el hospital Miguel Pérez Carreño de Caracas.

El 20 de mayo de 2003 mientras realizaba una operación a un paciente de tumor de colon como cirujana principal, recibió una fuerte descarga eléctrica en el brazo derecho que quemó su guante y los dedos índice y pulgar a causa de un cable sin protección. Afortunadamente, Trinette y el paciente quedaron con vida. Sin embargo, la doctora Durán de Branger quedó sufriendo en su brazo derecho, a tal punto que se consultó con más de veinte médicos que no lograban calmar los insoportables dolores.

Para el 18 de julio de 2003, tenía programado operarse el brazo, incluso, con el riesgo de perderlo. Ese día pasó temprano por el Colegio Belén de las Siervas de Jesús, en Caracas. Allí habló con Sor María San Luis, hermana de sangre de la Madre Carmen Rendiles. La religiosa le dijo que “Madre Carmen la curaría de su dolencia”.

Urosa exhortó a los venezolanos a votar en las municipales

CardenalUrosaS

El arzobispo de Caracas, Jorge Urosa, llamó a los venezolanos a que salgan a votar este 10 de diciembre en las municipales ya que la “abstención es un error”.

El cardenal indicó que a pesar de que las condiciones no son las correctas, el voto es la mejor manera para salir de la situación que presenta el país debido que esta es la mejor arma que tienen los venezolanos para protestar.

Además, expresó que “hay que proteger los espacios vecinales, los cinco municipios caraqueños merecen tener un buen gobierno”. También señaló que votar es defender los derechos de propios y de todos los demás venezolanos.

El papa y el cardenal Urosa hablaron sobre Venezuela en el Vaticano

UrosayVaticano

 

El papa Francisco recibió este viernes al cardenal Jorge Urosa Savino en El Vaticano donde conversaron, entre otros temas, sobre la situación de Venezuela y, tras el encuentro, aseguró que el sumo pontífice está “muy pendiente y muy interesado en los que más sufren en el país, que son los más pobres, y así me lo ha reafirmado en esta cordial audiencia que me ha concedido”.

En declaraciones a W Radio, el arzobispo de Caracas resaltó que los pensamientos del vicario de Cristo hacia la crisis venezolana representan un motivo de aliento para que los ciudadanos se unan en favor de la libertad, la justicia, la democracia y el progreso.

Urosa Savino calificó la situación venezolana como “muy difícil”; sin embargo, considera que las próximas elecciones regionales del 15 de octubre significan una oportunidad de los venezolanos para expresar su rechazo al gobiernoy demostrarle al mundo que el gobierno de Nicolás Maduro no cuenta con apoyo popular.