jorge ramos archivos - Runrun

jorge ramos

Los #Runrunes de Bocaranda de hoy 12.06.2019: ALTO: Argucia
ALTO
ARGUCIA 1: 
 

Las que demostró con el caradurismo de costumbre el ocupante de Miraflores ante el colega Jorge Ramos de Univisión. Como bien dice el refrán “las mentiras tienen patas cortas”, parte de lo allí expresado por Nicolás Maduro Moros quedó desmontado y desmentido tan solo días después tras “reaparecer” la entrevista perdida por unas semanas. Comenzando por aquella afirmación al hacerle Ramos referencia al diputado ante la Asamblea Nacional y Mayor General Hugo Carvajal, cuando dijo Maduro que lo había despedido “ipso facto” al llegar a Miraflores en 2013. La verdad es que Carvajal estaba fuera de ser el jefe de Dirección General de Contra Inteligencia Militar desde el 2011. Había ocupado el cargo desde 2004. Estaba libre cuando llegó Maduro a la presidencia y de “ipso facto” lo llamó para que volviera a asumir la jefatura del DGCIM. Allí estuvo de abril de 2013 a enero de 2014 bajo el gobierno de Maduro cuando éste lo nombra Cónsul en Aruba donde estuvo solo tres meses hasta el día de aquel incidente con las autoridades que lo detuvieron. De allí regresó como un héroe y es la foto que Ramos le mostró donde Nicolás le da la bienvenida con un efusivo abrazo.

 

ARGUCIA 2: 

La mas grave de todas fue la afirmación de que era un hombre sencillo, profundamente cristiano y practicante diario de una religiosidad profunda. Bien oportuno el artículo del portal cuando reproduce aquella historia sobre el M/G Carlos Osorio a quien Carvajal denunció como el artífice de la brujería en el entorno presidencial. Para que no quedaran dudas publicaron tres fotografías de los supuestos salones en un sótano del palacio presidencial donde se practican esos ritos. Nadie lo ha desmentido y esa forma de tratar de ignorar las verdades que se revelan es ya costumbre roja rojita. Otros funcionarios han revelado la traída de babalaos del África (Nigeria y Congo) y de Cuba para esas oscuras ceremonias.

Por algo le temen a Carvajal quien esta en España esperando traslado a los Estados Unidos. Aquí el link: https://www.lapatilla.com/2019/06/08/estas-fotos-de-las-salas-de-brujeria-en-miraflores-confirman-lo-dicho-por-el-pollo-carvajal/

Siguen saliendo pruebas por todos lados y todos los días del deterioro de la función pública en dos décadas. Cada una mas grave que la otra.

 

EL GRAN NEGOCIO: 

En medio de la escasez de gasolina y mientras le achacan -con feroces mentiras- la culpa del desabastecimiento y la escasa producción de PDVSA a las sanciones de Estados Unidos, la Unión Europea y otros entes globales, las fotos y videos que inundan la red dieron cuenta, una vez mas, del contrabando de extracción de gasolina, en gandolas oficiales de PDVSA, hacia Colombia con el apoyo de los militares enchufados y del mismísimo alto gobierno. Otra farsa mas pero que les da todo el dinero que quieren mientras en el vecino país comparten el negocio haciéndose los ciegos, mudos y sordos. Con descaro y absoluta impunidad los mismos camioneros hasta saludan a los testigos en las trochas fronterizas. Son 20 años de esa franquicia de la robolución militarizada de Chávez continuada por Maduro…¿Y que dice el ministro éste y el ministro aquél? Como Shakira: ciego$, $ordo$ y mudo$.

 

 

 

 

 

Maduro a Jorge Ramos: Si fueras venezolano tendrías que enfrentarte con la justicia

LA CADENA Univisión transmitió anoche en Estados Unidos los 17 minutos de entrevista que le hizo el periodista Jorge Ramos a Nicolás Maduro.

Antes de que terminara la conversación, Maduro se levantó de su silla, ordenó confiscar la grabación, teléfonos, cámaras, y expulsar del país al presentador y a su equipo.

Acá un relato de cómo transcurrió la accidentada entrevista:

1- Nicolás Maduro accedió a darle una entrevista al periodista Jorge Ramos de Univision Noticias que fue pautada para la tarde del 25 de febrero en patio central del palacio de gobierno.

2- Ramos comenzó la entrevista preguntándole: “Usted sabe, usted no es el presidente legítimo. Entonces, ¿cómo le llamo? Para ellos (el Parlamento) usted es un dictador”. Y Maduro, tomando una copia en miniatura de la Constitución que tenía sobre la mesa, le respondió: “¿Tú reconoces qué es esto? La Constitución. Me tienes que llamar como dice la Constitución”.

3- La pregunta desencajó a Maduro y como parte de su respuesta, también le dijo a Ramos: “Te estoy recibiendo en el Palacio de Miraflores, donde legítimamente llegué por el voto popular (…) Quizás en la televisora en la que tú trabajas nos presentan como una minoría acorralada, pero somos una fuerza de verdad, en la profundidad del pueblo venezolano”.

4- Ramos continuó argumentándole a Maduro que, además del Parlamento controlado por la oposición, más de 50 países tampoco lo reconocen como presidente legítimo porque no consideran válida la elección adelantada que su gobierno convocó en 2018 para reelegirlo en la presidencia. Y ese debate transcurrieron los primeros tres minutos de la conversación.

5- Ya a partir de ese momento la mirada de Maduro se pierde: mira al piso, a los lados, no fija la mirada su interlocutor sino por segundos en lo que resta de la entrevista.

6- También a partir de ese momento, Nicolás Maduro comienza a acusar a Ramos de tener una agenda partidista: “Tú tienes una posición contra la revolución bolivariana, yo la respeto. Tú eres un opositor de derecha que vive en Estados Unidos, muy antirrevolucionario. No eres solo periodista, Jorge”.

7- “He aceptado tu entrevista porque sabía que iba a ser así”, le dice Maduro a Ramos en el minuto 4:28, refiriéndose al tono incisivo de sus preguntas.

8- En ocasiones, Maduro mira a su esposa y a los funcionarios que siguen la entrevista dentrás de cámaras, mientras se explaya en comentarios sobre Donald Trump y la posibilidad de que promueva una “invasión militar” en Venezuela.

9- Continúa la entrevista y Ramos le pregunta a Maduro por su responsabilidad en el asesinato y tortura de manifestantes que salieron a las calles a protestar contra su gobierno en 2017. “Lo acusan a usted de ser responsable”, dice Ramos y Maduro le responde con esta amenaza: “Si fueras venezolano tendrías que enfrentarte con la justicia porque tú estás haciendo afirmaciones falsas de casos que están juzgados”.

10- En este punto, Maduro comienza a llevarse las manos a la cara y le dice a Ramos: “No tiene sentido hacer una entrevista para una confrontación estéril (…) Son sucias tus acusaciones, son sucias, muy sucias tus acusaciones (…) Tu entrevista ha tomado el camino de la suciedad”.

11- Al cabo de cinco minutos, Ramos le propone hablar de la crisis social que vive Venezuela y le dice: “Su revolución ha fracasado terriblemente”. Y es cuando Maduro se levanta de su silla para dar por concluida la entrevista: “Esta entrevista, te digo, no tiene ningún sentido ni para mí ni para ti, ¿oíste? Yo creo que es mejor suspenderla, ¿oíste? Te agradezco todo. Hasta luego”.

12- “Déjeme enseñarle el video de lo que vi ayer (en Caracas)”, le dice Ramos y toma su iPad para mostrarle a Maduro las imágenes de niños y adultos comiendo directamente de un camión de basura.

13- Maduro trata de tomar el iPad de Ramos y la señal de la entrevista, que duró 17 minutos con 35 segundos, se corta.

 

EL PERIODISTA DE UNIVISIÓN, JORGE RAMOS, reveló un segundo fragmento de la entrevista que le hizo a Nicolás Maduro en febrero pasado, en el cual el gobernante venezolano lo amenaza con cárcel por haberle preguntado por los homicidios a manos de las fuerzas de seguridad ocurridos en medio de las protestas en su contra.

“Es muy grave que me acuses a mí de asesinatos. Nadie puede pretender acusarme a mí de delitos que jamás he cometido (…) Tú traes afirmaciones, acusaciones. Si fueras venezolano, tendrías que enfrentarte con la justicia porque estás haciendo afirmaciones falsas de casos que están juzgados”, dijo Maduro en la entrevista que, según Ramos, fue recuperada a través de las gestiones de un funcionario venezolano cuya identidad no será difundida. 

Aunque el periodista explicó a Maduro que las acusaciones las había hecho el ex director de Inteligencia y Contrainteligencia Militar, Hugo “El Pollo” Carvajal, este insistió en la amenaza y aseguró que desde que había alcanzado el poder lo había botado de su gabinete.

Ramos, en respuesta, mostró una foto en la que Maduro aparecía abrazando a Carvajal, cuando este volvió al país tras ser arrestado en Aruba, debido a una causa abierta en su contra en Estados Unidos por tráfico de drogas.

Otro vínculo que demuestra la cercanía de Maduro con Carvajal es que este último se convirtió en diciembre de 2015 en diputado por el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), cargo que todavía detenta.

“Yo soy un hombre apegado a valores espirituales, a valores legales. (Soy cristiano) profundo, practicante, diario, cristiano de oración”, exclamó Maduro para defenderse. “Tú tienes un sentido, hacer una entrevista para una confrontación estéril”, sentenció.

En febrero pasado, Ramos y su equipo arribaron a Caracas para grabar una conversación exclusiva con Nicolás Maduro. Pero las preguntas del periodista enfurecieron al gobernante al punto de que ordenó que acabara la entrevista, confiscó sus equipos y materiales y los deportó de Venezuela en cuestión de horas. 

El jueves, en el primer fragmento revelado de la entrevista, Maduro negó que en Venezuela hubiese “prisioneros por su pensamiento político”. Ramos le mostró una lista de 400 personas que están en la cárcel por oponerse al gobierno venezolano.

“Tus listas… Tú y tus obsesiones. Tú te llevas tu basurita, Jorge Ramos. Tú vienes a provocarme. Te vas a tragar con Coca-Cola tu basurita”, le dijo Maduro. 

[VIDEO] “Te vas a tragar con Coca-Cola tu provocación”: Univisión recupera la entrevista completa de Jorge Ramos a Nicolás Maduro

NO HAY UN MINUTO LIBRE DE TENSIÓN en la entrevista con Nicolás Maduro realizada por el periodista Jorge Ramos en febrero, que el Gobierno de Venezuela logró censurar hasta hoy.

Este jueves Univision Noticias obtuvo el video íntegro de los 17 minutos de preguntas y respuestas que intercambiaron Ramos y el líder del chavismo, antes de que Maduro diera la orden de detener la entrevista, confiscar el material grabado y deportar de Venezuela a Ramos y al equipo de periodistas que lo acompañaban.

“Vienes a provocarme. Te vas a tragar tu provocación. Te vas a tragar con Coca-Cola tu provocación”, dijo Nicolás Maduro a Jorge Ramos cuando el periodista le entregó una lista con los nombres de 400 de los 989 presos políticos que las organizaciones no gubernamentales contabilizan en Venezuela.

Y esta fue solo una entre media docena de amenazas e insultos que Maduro lanzó contra Ramos como respuesta a sus interrogantes sobre la actual crisis humanitaria y política de Venezuela, que ha provocado el exilio de más de 3.5 millones de sus ciudadanos y la muerte y la prisión de centenares.

El tono de la conversación incomodó a Maduro desde la primera pregunta: “Usted sabe, usted no es el presidente legítimo. Entonces, ¿cómo le llamo? Para ellos (el Parlamento) usted es un dictador”, le dijo Ramos. Y a partir de entonces, el mandatario ya no logra sostener la mirada por más de unos segundos sobre su interlocutor.

El líder chavista contestó a la pregunta agitando una copia en miniatura de la Constitución venezolana: “Me tienes que llamar como dice la Constitución. Yo me llamo Nicolás, un solo nombre tengo: Nicolás Maduro Moros. Soy un obrero, un hombre sencillo, por voto popular he sido electo y reelecto presidente. Así que, bueno, ya te corresponde a ti cómo me quieras llamar”.

De seguidas, Maduro se rehúsa a confrontar el cúmulo de razones por las cuales el Parlamento venezolano y más de 50 gobiernos del mundo dejaron de reconocerlo este año como el legítimo presidente de la República: las denuncias de fraude consignadas por la oposición tras los comicios presidenciales de abril de 2013; el desconocimiento del Poder Legislativo por parte del Ejecutivo en 2015; y el adelanto de comicios presidenciales en 2018, sin la participación de la oposición y sin observación internacional, que resultaron en la reelección del chavismo por seis años más.

“Tienes que ser un poco más equilibrado”, instruye Maduro a Ramos y luego le dice: “Tú tienes una posición contra la revolución bolivariana. Tú eres un opositor de derecha que vive en Estados Unidos, muy anti revolucionario. No eres solo un periodista, Jorge”.

Ramos utiliza con Maduro el mismo estilo incisivo con el que suele conducir sus entrevistas a políticos y otras figuras de poder, su marca personal en décadas de carrera. Maduro dijo saber a qué se enfrentaba: “He aceptado tu entrevista porque sabía que iba a ser así”, le dice, pero luego no queda conforme con su desempeño y opta por censurar la conversación entera.

“Esta entrevista, te digo, no tiene ningún sentido ni para mí ni para ti, ¿oíste? Yo creo que es mejor suspenderla, ¿oíste? Te agradezco todo, hasta luego”, le dice Nicolás Maduro a Ramos cuando este intenta mostrarle en su iPad un video captado días antes en las calles de Caracas, donde se ve a niños y a adultos alimentarse directamente de un camión de basura.

Y hasta allí llegó la conversación, hasta el minuto 17:35. Luego Maduro se levantó de su silla y ordenó detener temporalmente a los periodistas y apropiarse del material que habían grabado hasta ese momento.

Este jueves, en el noticiero de las 6:30 de la tarde, Univision Noticias transmitirá un fragmento de la entrevista censurada por Maduro en febrero y recuperada tres meses más tarde gracias a una filtración.

La entrevista íntegra será transmitida este domingo 2 de junio en el programa Aquí y Ahora, a las 7:00pm ET y 6:00pm hora centro.

 

Feb 26, 2019 | Actualizado hace 8 meses
Jorge Ramos: Mi fallida entrevista con Maduro

EL PERIODISTA DE UNIVISION NOTICIAS CUENTA LO QUE OCURRIÓ EN EL PALACIO DE MIRAFLORES. “Le mostré un video, que yo grabé en mi celular, de unos muchachos comiendo de la basura de una camión. Ahí se terminó la entrevista. Se levantó, trató de tapar las imágenes en mi ipad y se fue. Le dije que eso es lo que hacían los dictadores, no los demócratas”.

 

 

Acabo de llegar al hotel en Caracas. No tengo celular. Me lo confiscaron. Estoy bien al igual que todo el equipo. Pero pasamos momentos muy tensos.

Llegamos a Caracas el sábado para entrevistar a Nicolás Maduro. Su ministro de comunicaciones, Jorge Rodríguez, había sido el contacto e inmediatamente nos enviaron los permisos para entrar a Venezuela.

La entrevista comenzó tres horas después de lo planeado. Empecé preguntándole a Maduro cómo llamarlo, ya que millones de venezolanos no lo consideran el presidente legítimo de Venezuela. Le mencioné que muchos lo llaman “dictador” y que Juan Guaidó, el presidente interino de Venezuela, lo considera un “usurpador”.
Jorge Ramos: Mi fallida entrevista con Maduro
Liberan a Jorge Ramos y su equipo tras cinco horas retenidos en Miraflores

EL EQUIPO DE UNIVISIÓN, encabezado por el periodista Jorge Ramos, fue liberado este lunes tras pasar cerca de cinco horas retenido en el Palacio Presidencial de Miraflores, en Caracas, donde le realizaba una entrevista al gobernante Nicolás Maduro, confirmó el Sindicato de Trabajadores de la Prensa de Venezuela.

“Liberado todo el equipo de Univisión @UniNoticias. Acaban de salir de Miraflores, donde se encontraban desde las 4:30 pm al volver de almorzar tras la segunda reprogramación de una entrevista pautada con Nicolás Maduro”, dijo el sindicato en su cuenta de Twitter.

La información de su liberación ocurrió minutos después de que tanto la cadena hispana como el sindicato denunciaran su retención.

El sindicato detalló que a los periodistas les “robaron todo el equipo técnico” que llevaron a la entrevista y que mientras salían fueron grabados y escoltados.

“A Nicolás Maduro le molestaron las preguntas hechas por el periodista Jorge Ramos”, dijo el sindicato que agregó que el mandatario venezolano “se disgustó cuando fue cuestionado sobre los señalamientos de fraude y salió de la sala cuando el reportero le mostró un vídeo de niños comiendo de la basura”.

“Al salir Maduro, entraron el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez y la vicepresidenta Delcy Rodríguez, quienes ofendieron al equipo de @UniNoticias y tildaron a Ramos de ‘provocador convencional'”, apuntó.

En el momento en que la cadena hispana denunció la retención de sus periodistas detalló que se trataba de María Martínez, Claudia Rondón, Francisco Urreiztieta, Juan Carlos Guzmán, Martín Guzmán y Jorge Ramos.

No es la primera vez que ocurren retenciones de periodistas en Venezuela, en enero pasado se registraron varias detenciones de trabajadores de la prensa, incluidos cuatro de Efe.

El Sindicato de Prensa contabilizó solo en enero 40 agresiones por parte de cuerpos de seguridad del Estado contra trabajadores de la prensa.

El Ejecutivo de Maduro asegura constantemente que la prensa, particularmente la extranjera, crea “campañas mediáticas” en su contra y les acusa incluso de mentir sobre la situación de crisis que hay en Venezuela.

Además, en el país varios medios de comunicación, nacionales e internacionales, han sido sacados del aire por orden del Gobierno chavista, especialmente cuando son críticos con su administración, tal es el caso de CNN en Español en 2017, los colombianos NTN24 en 2014, RCN y Caracol en 2017 y en 2007 el nacional Radio Caracas Televisión (RCTV).

Jorge Ramos: “Me preocupa la figura racista, clasista y violenta que ahora estará en la Casa Blanca”

jorger_3

 

El periodista y escritor mexicano Jorge Ramos, compartió sus apreciaciones frente a la victoria del republicano Donald Trump, frente a la demócrata Hillary Clinton, en la disputa por la presidencia de Estados Unidos.

Durante una entrevista en La Cola Feliz por Circuito Éxitos, el comunicador comentó sus impresiones acerca del día después de las elecciones y aseguró que “es muy difícil escuchar historias de asombro e incertidumbre” por el triunfo del magnate, a propósito de las constantes amenazas de deportación hacia la población latina,  lo que calificó como el “Efecto Trump”.

“Me preocupa la figura racista, clasista y violenta que ahora estará en la Casa Blanca”, expresó Ramos, quien agregó que el gran plan de Donald Trump es el horror”

Se refirió también a las repercusiones en las relaciones internacionales de la nación norteamericana a partir del resultado electoral y destacó el primer discurso del recién electo presidente, cuestionando a qué Trump se debe creer, pues en su opinión “comenzó muy bonito, pero es parte de su actitud magnánima”.

 

Jorge Ramos: Sin latinos nadie llega a la Casa Blanca

JorgeRamos

El periodista Jorge Ramos solo entiende el oficio desde el compromiso, casi como si tuviera una misión redentora que no puede y no quiere esquivar. Nacido en México hace 57 años, vive desde 1983 en Estados Unidos, donde con esfuerzo, talento y coraje se ha situado entre los personajes más influyentes del país. Sus palabras, nítidas y precisas, atruenan desde los informativos de la cadena hispana Univisión, en un ejercicio diario de independencia y crítica al poder sin importar el color político. Temido por unos pocos, vituperado por otros tantos y respetado por una mayoría, Ramos se ha convertido en la conciencia hispana de Estados Unidos. Es una de las voces más representativas de los 55 millones de hispanos que viven en el país, pero es, sobre todo, la voz de los 11 millones de indocumentados que residen en la primera potencia mundial.

La causa de los inmigrantes es su causa. En esa clave hay que entender el célebre enfrentamiento que tuvo con el magnate Donald Trump, que aspira a ser el candidato republicano en las elecciones estadounidenses del próximo año y cuyo discurso xenófobo ha monopolizado la precampaña. Ramos le dijo en la cara a Trump que sus propuestas de deportar a los 11 millones de sin papeles o de construir un muro en la frontera con México son imposibles de cumplir. Se le ha reprochado que actuara más como un activista que como un periodista, pero él no tiene dudas: hizo lo correcto.

—¿Qué significa hoy ser hispano en Estados Unidos?

—Significa tener más peso que antes. Hemos pasado de ser invisibles a ser visibles y a tener poder. Esto es nuevo porque hasta hace poco los hispanos casi no contaban, no tenían influencia. Cuando yo llegué en 1983 había 15 millones de hispanos, ahora hay 55 y dentro de 35 años seremos más de 100. Influimos en la música, la comida, la forma en que se habla, la economía y la política…, en todo. Sin los latinos, este país no se mueve. Hay una nueva regla en la política de Estados Unidos: sin esta comunidad, nadie llega a la Casa Blanca.

—¿Qué ha permitido ese cambio?

—Son fundamentalmente dos cosas. Primero, los números. Es una ola demográfica, la ola latina es abrumadora. Actualmente somos el 18% de la población y vamos a ser un tercio en 35 años. Sencillamente somos muchos y cada vez seremos más. Hay una anécdota muy linda. A principios del siglo pasado había parques y tiendas en California y Arizona en los que se decía: “Prohibida la entrada a perros y mexicanos”. Hoy los hispanos tienen sus propios negocios con letreros donde pone “We speak English”. Es un cambio genial. La segunda gran transformación es que los hispanos nos hemos convencido de que todo es posible en Estados Unidos. Creemos que el sueño americano es algo que se puede tocar.

—Usted es considerado una de las personalidades más influyentes del país. ¿Cómo gestiona este hecho, en el que se mezclarán vanidad, responsabilidad, vértigo…?

—El problema en Estados Unidos es que no hay representación política para los latinos. Somos 55 millones y solo tenemos tres senadores. Somos una población mucho mayor que la de España y casi no hay políticos que nos representen. A los periodistas latinos nos ha tocado la doble función de reportar como cualquier otro periodista en cualquier parte del mundo y, a la vez, hablar por los que no tienen voz. Tenemos una función periodística y una social. Estamos hablando de 11 millones de personas indocumentadas en este país a las que nadie representa.

—¿No es demasiada carga asumir la voz de los 11 millones de personas indocumentadas que viven en Estados Unidos?

—Lo que pasa es que yo soy igual que ellos. A fin de cuentas, únicamente soy un tal. En mi cuenta de Twitter, primero me defino como inmigrante y luego como periodista. La única diferencia con los inmigrantes que no tienen voz es que yo poseo un pequeño papel del tamaño de una de mis manos que dice que estoy legalmente en este país. La otra diferencia es que puedo salir en televisión y decir cosas, en inglés y en español, que muchos de ellos no pueden.

—Las imágenes de su enfrentamiento con Donald Trump dieron la vuelta al mundo. ¿Ha vuelto a ver el momento?

—Cada vez que entro en Internet me tropiezo con ellas. Y algunas veces las vuelvo a escuchar.

—¿Y qué piensa?

—Que hice lo correcto. Hice tres cosas que estuvieron bien. Lo primero, enfrentarme a Trump. Había que decirle en su cara que muchos latinos le odian. Segundo, que hice la pregunta de pie. Estaba convencido de que si hacía la pregunta sentado, iba a haber una disparidad del lenguaje corporal. Y tercero, hice bien en no irme hasta que acabé todas las preguntas. La televisión hay que producirla, nada ocurre porque sí. Estábamos buscando un momento para enfrentarnos al hombre que más odian los inmigrantes en este país. Previamente le había enviado una carta manuscrita, de esas que ya no se hacen, y le puse mi teléfono móvil. Él lo publicó en Internet y tuve que cambiar el número. A partir de entonces estuvimos planeando cómo hablar con él y hacerle todas las preguntas que estaba tratando de evitar.

—Para los inmigrantes se convirtió en un héroe, pero también recibió críticas que sostenían que se comportó más como un activista que como un periodista.

—Entiendo esas críticas, pero lo único que hicieron fue reforzar mi convicción de que el mejor periodismo se hace cuando tomas postura frente al racismo, la discriminación, la corrupción, las mentiras públicas, las dictaduras y los derechos humanos. Si como periodista no tomamos partido en estas seis áreas, no estamos haciendo bien nuestro trabajo. No puedes entrevistar a un dictador y hacerle la misma entrevista que a una víctima. No puedes tratar igual a un Gobierno que ha violado los derechos humanos que a los familiares de los desaparecidos. Y a Trump no puedes tratarlo igual que a los demás políticos cuando está discriminando y atacando a tus vecinos, a tus amigos y a tus hijos. El mejor periodismo se hace cuando los periodistas toman partido. En Estados Unidos tenemos el caso de los reporteros de The Washington Post que obligaron a la renuncia de Nixon, o el de Anderson Cooper, que denunció la gestión del Gobierno tras el paso del huracán Katrina. Tenemos a Oriana Fallaci, la gran periodista italiana, o a Elena Poniatowska, la maravillosa maestra a la que hay que agradecer que sepamos lo que pasó en la masacre de 1968 en México.

—¿El periodismo exige no solo narraciones asépticas, sino mancharse las manos?

—Sí, incluye enlodarse, meterse a fondo en un tema y luego tomar la decisión ética de no ser neutral. La neutralidad que nos han inculcado en las escuelas de periodismo me parece que está muy bien como primer paso. Si son dos muertos, decir que son dos muertos. Si es rojo, decir que es rojo. Hay que ser precisos, pero el segundo paso es tomar partido, no en todos los casos, pero sí tomar partido.

Sigue leyendo esta entrevista de Luis Barbero a Jorge Ramos en El País.