ecuador archivos - Runrun

ecuador

Casi 11 mil visas humanitarias entregó Ecuador a venezolanos en tercer trimestre del 2019
La emisión de la visa de excepción por razones humanitarias concluirá el 31 de marzo de 2020

 

Ecuador entregó cerca de 11.000 visados de Excepción por Razones Humanitarias a ciudadanos venezolanos desde agosto pasado, informó este sábado el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana.

En un comunicado, la Cancillería detalló que entre el 19 de agosto y el 26 de diciembre de este año, emitió un total de 25.780 visas a favor de ciudadanos venezolanos.

De ellas, 10.976 corresponden a Visas de Excepción por Razones Humanitarias (VERHU), emitidas en el marco del proceso de regularización de ciudadanos venezolanos establecido mediante un Decreto Ejecutivo del 26 de julio de 2019.

Desde el 26 de octubre de este año, fecha en que inició el proceso de regularización, se han otorgado 2.824 visas por razones humanitarias a través de los consulados de Caracas (Venezuela), Bogotá (Colombia) y Lima (Perú).

El resto corresponde a visas de excepción por razones humanitarias otorgadas a través de las coordinaciones zonales y el Centro de Emisión de Visas de Excepción (CEVE).

En su comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores apuntó que existen solicitudes de visas que han sido rechazadas por diversos motivos, entre los más recurrentes figuran el registro erróneo de nombres o apellidos, de fechas de nacimiento, o problemas al momento de subir los documentos escaneados a la plataforma del Consulado Virtual.

El proceso de emisión de la visa de excepción por razones humanitarias, de acuerdo con la normativa, concluirá el 31 de marzo de 2020.

Por ello, la Cancillería invitó a los ciudadanos venezolanos a realizar con la anticipación del caso los trámites correspondientes, y hacer uso de este mecanismo creado por el Gobierno Nacional, presidido por Lenín Moreno, para que puedan acceder a una migración segura, ordenada y regular.

Al proceso se puede acceder a través de la página web www.consuladovirtual.gob.ec y en lo referente al registro o censo migratorio, dicho proceso corresponde exclusivamente al Ministerio de Gobierno, a través del portal https://registro.migracion.gob.ec, detalló en el Ministerio de Exteriores en el escrito.

A raíz de la situación económica y política que vive Venezuela, más de 4,5 millones de sus habitantes han tenido que salir de su país desde el 2015, según la ONU.

Ecuador, de acuerdo con cifras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), acoge a 263.000 venezolanos.

Ecuador rechazó lo que consideró una “audaz e infundada” declaración del ministro de Comunicación e Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, sobre la supuesta participación de este país en un reciente incidente militar en Venezuela.

En un comunicado difundido poco antes de la pasada medianoche, la Cancillería apuntó que “rechaza con firmeza” la “frívola declaración”, que “no es sino un mero intento por desviar la atención del descalabro económico, vulneración de los derechos humanos, emigración masiva e ilegitimidad institucional que sufre el pueblo venezolano”.

 

Añadió que solo la “recuperación de la legitimidad democrática abrirá las puertas para una permanente solución a la severa crisis que vive Venezuela”.

 

“Ecuador renueva sus votos por que se alcance una pronta salida pacífica y democrática que incluya a todos los venezolanos a través de elecciones libres, transparentes, en el marco de la ley, con plenas garantías de participación, en un clima de respeto a los derechos humanos y con observación electoral independiente”, agregó.

 

 

El lunes, el ministro de Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, dijo que Colombia, Perú, Ecuador y Brasil facilitaron los movimientos del grupo armado responsable del ataque el domingo a un fuerte militar en el sur del país, una acción que, aseguró, encabezan los líderes opositores Leopoldo López y Juan Guaidó.

El régimen de Maduro ha culpado a distintos países de la región por un ataque a un cuartel en la Gran Sabana
El país vecino aseguró que estos señalamientos buscan distraer de los problemas de Venezuela 

 

El Gobierno de Colombia rechazó las acusaciones del régimen de Nicolás Maduro sobre el ataque al cuartel en el estado Bolívar.

A través de un comunicado, la Cancillería colombiana calificó de “infundadas” y “malintencionadas” los señalamientos de Maduro.

Igualmente hicieron un llamado a la comunidad internacional “frente a estas temerarias acusaciones por parte de un régimen, que solo busca distraer la atención frente a los graves problemas frente a los graves problemas domésticos inventándose enemigos externos”.

Jorge Rodríguez, ministro de Información y Comunicación, aseguró el lunes que el ataque al cuartel militar en la Gran Sabana, estado Bolívar, contó con la participación de Colombia, Perú, Brasil y Ecuador. 

En declaraciones a la prensa, Rodríguez señaló que estos países “utilizan” a los militares de la Fuerza Armada Nacional, que desertaron a principios de año.

También el ministro y el presidente Maduro acusaron a diputados de la Asamblea Nacional, de formar parte de este ataque, entre ellos el presidente encargado y del Parlamento, Juan Guaidó.

Entre los acusados por el gobierno de Maduro se encuentra el diputado Gilber Caro (VP-Miranda) quien fue detenido el pasado viernes en horas de la tarde, por funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES). 

El domingo pasado se llevó a cabo la audiencia de presentación pero sus abogados no tuvieron acceso al tribunal, porque denunciaron se le intentó imponer un defensor público. Además denunciaron que no conocen de forma oficial su estado y los delitos que se le imputan. 

Recientemente en Bolivia, pero también en Chile, Ecuador, Perú y por supuesto Venezuela, los uniformados son determinantes a la hora de reafirmar o sustituir un gobierno 

 

En Perú, el presidente Martín Vizcarra encabeza una mesa con el alto mando militar; en Chile, el mandatario Sebastián Piñera lee un comunicado flanqueado por militares; en Ecuador, Lenin Moreno se dirige a la nación rodeado por uniformados de verde oliva y en Bolivia, la cúpula militar exhorta al presidente Evo Morales a renunciar, acción que tomó casi de inmediato para posteriormente exiliarse en México.

En Latinoamérica, la influencia de los militares en los gobiernos es notoria y cuando hay procesos de transición son ellos con los que los líderes civiles deben tomarse la foto.

Después de 13 años en el poder, Evo Morales renunció el pasado 10 de noviembre a la presidencia de Bolivia luego de una exhortación del alto mando militar. Acusado de cometer fraude electoral en las elecciones del pasado 20 de octubre, Morales optó por un dar paso al costado y refugiarse en México, donde aspira seguir luchando para volver a la máxima silla de su país.

La negativa militar  a confrontar las manifestaciones con la fuerza y la solicitud de renuncia por el comandante de las Fuerzas Armadas fueron muy importantes en Bolivia. A ello hay que sumar las protestas pacíficas y la presión internacional con la difusión de informes sobre el fraude electoral y el llamado a nuevas elecciones”, dijo la internacionalista, Elsa Cardozo.

Ante la salida de Morales, los gobiernos de Cuba, Nicaragua y Venezuela calificaron el movimiento como un golpe de Estado. “En Bolivia se ha perpetrado el más vil golpe de Estado, coordinado por las fuerzas imperiales. A Evo lo sacaron por ser indio y defender a los pobres”, dijo Nicolás Maduro en una alocución el pasado 12 de noviembre. Maduro nombró a cada uno de los militares que conforman el alto mando militar boliviano y pidió a su comandante Williams Kaliman que restituya a Morales en el poder a fin de evitar una guerra civil. 

 

“El golpe de Estado lo había dado Evo Morales, cuando desconociendo la Constitución. Desconociendo el referendo, decidió postularse un periodo más”, dijo el experto en materia internacional, Luis Daniel Álvarez.

Para la internacionalista Milagros Betancourt, el deber de las Fuerzas Armadas es defender la Constitución y no actuar guiados por intereses particulares.

“En todas partes del mundo, las Fuerzas Armadas son las que tienen el control de las armas. Su papel es y debe ser institucional. Tienen que salvaguardar al Estado y a la población”, dijo Betancourt. “Eso es lo que han hecho en Bolivia, Ecuador, Perú y Chile en los acontecimientos recientes en esos países. Son institucionales y garantes de la Constitución”, agregó.

 No todo es verde oliva

Para el internacionalista Luis Daniel Álvarez no todo pasa por el plano militar. Es preciso también un acompañamiento de la sociedad civil para lograr procesos de transición.

“Evo Morales se robó las elecciones de una forma grotesca y descarada y después lo que hubo fue una presión ciudadana de la mano de la comunidad internacional para que se desconociera ese proceso”, señaló Álvarez.

Álvarez sostiene que hubo un quiebre militar producto de la presión ciudadana. “Lo que se termina evidenciando allí es que para que haya ese detonante, para que se rompan las lealtades tiene que haber una fuerza ciudadana suficientemente fuerte, que sea capaz de motivar”, dijo el internacionalista.

“En Bolivia, los militares ni siquiera actuaron, solo le dijeron a Evo que se fuera porque eso le garantizaba la tranquilidad al país”, añadió Álvarez.

 

A juicio de la internacionalista Elsa Cardozo, el gobierno de Evo Morales perdió la legitimidad y el sector militar actuó en procura de recuperar el Estado de derecho. “Y perdió legitimidad no solo en la oposición tradicional, sino en sectores que le habían sido cercanos, como el líder indígena Marco Antonio Pumari, la Central Obrera Boliviana, La Confederación Única de Trabajadores Sindicales y Campesinos y el grupo aymara Ponchos Rojos”, dijo Cardozo.

Para Cardozo ese terreno fértil de la sujeción al estado de derecho, la separación de poderes y la autoridad civil es respetado solo por algunos militares de la región. “Terreno sobre el cual los regímenes más radicales de Bolivia y Ecuador, y especialmente Venezuela y Nicaragua, desarrollaron sus medidas de instrumentalización política del sector militar”, dijo la internacionalista.

Aquí en Venezuela el tema es distinto. Los militares perdieron precisamente su carácter institucional y se convirtieron prácticamente en una fuerza política armada”, aseveró la internacionalista y abogada, Milagros Betancourt. 

El caso venezolano

Con Evo en México dispuesto a regresar a su país y la senadora Jeanine Áñez nombrada presidente provisional de Bolivia mientras se convoquen unas elecciones, el gobierno de Nicolás Maduro apostará por la victimización del líder indígena, aliado incondicional del chavismo.

Apenas este 13 de noviembre, Áñez reemplazo al alto mando militar que destituyó a Morales y nombró a Sergio Carlos Orellana Centellas como nuevo comandante de las Fuerzas Armadas en sustitución de Williams Kaliman. Las fuerzas militares y policiales han reprimido y detenido a manifestantes afectos a Morales en La Paz, El Alto y otras ciudades bolivianas.

“Es pronto para saber cómo se estabilizará la situación boliviana, en medio de la cual el régimen venezolano aboga por el retorno de Morales. Se pretende alentar una supuesta polarización regional entre liberales golpistas y progresistas, pero el balance geopolítico regional es otro y más complejo, de exigencias sociopolíticas a la democracia. Y muy distinto para el régimen venezolano, que no ha sido invitado a las reuniones del Grupo de Puebla, ni considerado como destino para el asilo de Morales y sus colaboradores más cercanos”, sostuvo Elsa Cardozo.

Gobierno de Maduro busca sacar provecho a protestas en América Latina
Expertos en materia internacional coinciden en que Venezuela no es el responsable directo, pero alienta manifestaciones en países donde la izquierda es oposición

 

@franzambranor

 

En Chile fue por el aumento del precio del boleto de Metro, en Ecuador por el incremento del transporte y en Perú fue por la disolución del Congreso. Tres protestas apenas en el mes de octubre. Todas contra gobiernos a quienes el chavismo considera adversarios.

“Ustedes me entienden. Todas las metas las estamos cumpliendo una por una, el plan va en pleno desarrollo. Vamos mejor de lo que pensábamos”, dijo Nicolás Maduro el domingo 20 de octubre en el cierre del I Congreso Internacional de Comunas.

El presidente de la Asamblea Nacional y presidente interino Juan Guaido responsabilizó a Maduro de las manifestaciones en territorio sudamericano. “Es evidente que Maduro es un incapaz y no puede controlar la producción petrolera en Venezuela, pero sí tiene la capacidad de financiar, a través del oro que extrae del arco minero, a grupos para generar violencia y desestabilizar la región”. 

El politólogo y profesor universitario Miguel Ángel Martínez Meucci dijo que existe la posibilidad de que el chavismo esté involucrado en las recientes protestas.

“Ello no quiere decir que el chavismo causa las protestas, sino que operaría como uno más dentro de un conjunto de elementos que, en alguna medida, contribuyen a configurar el tipo de movilizaciones que finalmente tienen lugar. La lógica de la acción colectiva que se desarrolla en acciones de este tipo difícilmente responde a la voluntad de un único actor”, dijo Martínez Meucci.

 

La internacionalista Elsa Cardozo sostuvo que el discurso de Maduro alienta las manifestaciones y sugiere que todo obedece a un plan trazado en Caracas. 

“Se han ventilado algunas evidencias de injerencia que deberán examinarse con la necesaria atención, pero sin duda el aliento es explícito. Por otra parte, se quiere transmitir la impresión de influencia decisiva en un momento en que el régimen venezolano está muy deslegitimado y, si bien convocó a una disminuida concurrencia del Foro de Sao Paulo en Caracas, no tiene representación alguna entre los progresistas del Grupo de Puebla”, indicó Cardozo. 

La protesta es un derecho

La protesta pacífica como manifestación de desacuerdo social está contemplada en todas las constituciones de los países democráticos del mundo y para expertos en materia internacional es un derecho irrefutable. 

“Las protestas son válidas para quienes las organizan e inválidas para quienes están en contra. Todas las protestas en el mundo tienen un componente organizativo y un componente espontáneo”, dijo el politólogo y experto en materia internacional, Ángel Álvarez.

“En cada caso existen malestares sociales que obedecen a la realidad concreta de cada país, así como actores políticos organizados que orquestan, al menos parcialmente, los mecanismos de protesta”, indicó Miguel Ángel Martínez.

“Son protestas por razones y con propósitos declarados muy diversos que en principio las validan: desde las de Perú, que fueron, por rechazo a la corrupción, contra el Congreso y su negativa a despolitizar la selección de magistrados del Tribunal Constitucional hasta las de Ecuador y Chile, contra medidas de ajuste de bienes y servicios críticos para la población anunciadas por el poder ejecutivo. La gran objeción sobre la validez de cada una aparece en estos dos últimos casos, en los que en nombre de una legítima demanda ciudadana se atenta contra la institucionalidad democrática”, dijo Elsa Cardozo. 

 

Argentina: la casa que podría desaparecer 

 

La izquierda mete la mano 

La internacionalista Elsa Cardozo sostuvo que tanto en Chile como en Ecuador los movimientos de izquierda adversos a los gobiernos de Sebastián Piñera y Lenín Moreno han aprovechado para levantar la voz. 

“En los dos ha habido aliento explícito de líderes de izquierda para aprovechar la protesta como confirmación del fracaso de los gobiernos de y, justificando la vandalización  y alentando el desvío de los medios y canales institucionales para afrontar las dificultades”, dijo Cardozo. 

 

“Cuando un gobierno es de izquierda la derecha protesta y cuando es de derecha, la izquierda lo hace, eso es así no solamente en América Latina, sino que también en Estados Unidos y Europa, porque en eso consiste la política”, indicó Ángel Álvarez.

Para Miguel Ángel Martínez Meucci la protesta se desvirtúa cuando se desvía de sus verdaderas exigencias y comienza la injerencia de otras instancias.

“El hecho de que legítimos reclamos populares se vean entremezclados con acciones violentas y agendas de poder de actores políticos vinculados al Foro de Sao Paulo complica el modo en que dichos reclamos pueden ser gestionados por los respectivos gobiernos”, dijo Martínez Meucci . “Lo que debería ser un tratamiento a demandas populares termina incorporando un elemento de defensa contra lo que se percibe como injerencia exterior. El FSP propicia así una creciente polarización política en el hemisferio que debilita las posiciones de centro y los grandes consensos nacionales dentro de cada país. Así, cabe esperar mayor conflictividad y zozobra intraestatal e interestatal en nuestro hemisferio”, añadió Martínez Meucci, experto en conflicto político y procesos de pacificación.

Posible reacomodo de fuerzas 

Para Ángel Álvarez, las manifestaciones de rechazo a los gobiernos de Ecuador y Chile, así como las protestas en Argentina en septiembre 2019 solicitando un aumento del salario mínimo,  podrían ocasionar un viraje en la geopolítica del hemisferio.

Los argentinos acaban de elegir en segunda vuelta el pasado domingo 27 de octubre al peronista Alberto Fernández eligió como su presidente, en reemplazo de Mauricio Macri.

“Estamos en países donde se están haciendo elecciones y hay partidos polarizados tanto a la izquierda como a la derecha. Los gobiernos de derecha privilegian los ajustes económicos, lo cual conduce a una insatisfacción de un sector importante de la población. Los gobiernos de izquierda priorizan políticas regulatorias que generan inflación y muchas veces corrupción lo cual también genera insatisfacción de un sector de la población. De forma tal que hay un ciclo de surgimiento de unos gobiernos y decaimiento de otros. Tuvimos una ola de izquierda a comienzos de 2000, esa ola se agotó y vuelve a la palestra la derecha y por consiguiente surgen problemas económicos importantes con la implementación de ajustes económicos neoliberales. Es un ciclo difícil de cerrar en economías altamente vulnerables y afectadas por su vinculación al mercado internacional con estados débiles¨, dijo Álvarez.

“Hay una lucha dentro y fuera de los gobiernos, por la preservación de la democracia: el final del ciclo de bonanza, el fracaso económico de los llamados progresismos, las expectativas insatisfechas por quienes llegaron al poder para reemplazarlos, la estela de debilitamiento de los compromisos de protección de los derechos humanos y la democracia sometidos a la alta presión de la crisis venezolana, con su fuerte impacto material y humano en el vecindario”, sostuvo Cardozo.

Para Cardozo, todas las acciones que se están llevando a cabo en agenda diplomática a nivel del Foro de Sao Paulo y en las calles con protestas no terminarán por darle un carácter de legitimidad al gobierno de Venezuela, que a su juicio puede ser uno de los objetivos de Maduro. “Todo lo contrario”, puntualizó.

Gobierno estadounidense ve con preocupación focos de violencia en Latinoamérica
La administración de Trump está monitoreando el posible involucramiento de actores externos en las manifestaciones

 

El Departamento de Estado de Estados Unidos manifestó preocupación por los focos de violencia surgidos durante manifestaciones en países de la región.

Namita Beggins, vocera del Departamento de Estado EE.UU. le dijo a la Voz de América: “nos preocupa mucho la violencia, la destrucción que hemos hemos visto, no solo en Chile, sino en otras partes del hemisferio. Pedimos que haya respeto al estado de derecho y que haya soluciones pacificas”.

Sobre si estas protestas o focos de violencia en los países de Latinoamérica podrían tratarse de injerencia de intereses ajenos en las naciones convulsionadas, la vocera dice que éstas se deben a los pueblos “alzando sus voces”, pero señaló que cada situación es diferente y que son puntuales.

El presidente Lenín Moreno señaló durante las protestas presentadas en su país, que el régimen de Nicolás Maduro, y su gobierno podrían tener intereses en estos hechos. Al respecto, Beggins le dijo a la VOA que EE.UU. está monitoreando “el involucramiento de un actor externo en estas manifestaciones”.

Así mismo Beggins manifestó que para su gobierno la prioridad es proteger a los ciudadanos estadounidenses en el exterior: “Nuestra embajada en Chile ha trabajo mucho y en otras embajadas en la región para emitir instrucciones, para mantener la seguridad de nuestros ciudadanos en el exterior”.

La funcionaria reiteró que seguirán colaborando con los socios democráticos de la región para ver una solución democrática en los diferentes países.

Así mismo, se refirió a la declaración conjunta de Argentina, Brasil, Colombia y Estados Unidos sobre las elecciones en Bolivia, pera pedir el trabajo de “las autoridades electorales con la misión de observación electoral de la OEA para asegurar o verificar lo que sucedió en la primera vuelta y si esta misión no puede verificar lo que sucedió, pedimos al gobierno de Bolivia que trabaje para tener una segunda vuelta de elecciones”.

Sobre Venezuela, la vocera del departamento de Estado señaló que el gobierno de Estados Unidos continuará apoyando de manera continua al gobierno encargado de Juan Guaidó y a la Asamblea Nacional.

Así mismo, sobre la emisión de una licencia que prohíbe por tres meses las transacciones relacionadas con el bono de la petrolera estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) 2020, Beggins le dijo a la VOA que “es nuestro intento (el de EE.UU.) por proteger los recursos que pertenecen al pueblo de Venezuela”.

Casi 600 mil venezolanos cruzaron la frontera en los últimos 4 meses
Ecuador, Chile y Perú, principales países de acogida, establecieron restricciones para el ingreso a sus territorios

 

La emergencia humanitaria crece en Venezuela y sus fronteras continúan desbordándose. En los últimos 4 meses, 595.707 venezolanos han huido en estampida, de acuerdo con el conteo que realiza mes a mes la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur). Es como si en ese tiempo se vaciara la población total del estado venezolano Nueva Esparta.

Desde junio, los principales países de acogida Ecuador, Chile y Perú establecieron restricciones para el ingreso de venezolanos a sus territorios. Pero la exigencia de visado no detuvo al éxodo considerado por la Acnur el más grande en la historia reciente de la región. En junio emigraron 163.717, en julio 144.720, en agosto 108.340 y en septiembre 178.930. Para un total de 595.707 nuevos migrantes solo 120 días.

“En Venezuela hay una violencia silenciosa que está expulsando a la gente, que la está matando. Por eso deciden salir. No hay una guerra expresa con armas, bombas, como sucede en Siria. Se trata de una violencia psicológica, silenciosa, que hace que haya migración y que los ciudadanos se vengan a menos, que sus capacidades mermen”, explica la socióloga y especialista en Migración de la Universidad Simón Bolívar, Claudia Vargas.

Vargas destaca que este desplazamiento, que ya suma 4,5 millones de migrantes y refugiados en el mundo, avanza aceleradamente: “En tan solo 3 años ha salido más gente de Venezuela que los que han emigrado desde 2011 de Siria”.

Se trata de un éxodo creciente, solo comparable con el sirio. En ocho años más de 5,6 millones de personas han huido de Siria. Desde que comenzó la guerra en 2011, van 6,6 millones de desplazados internos. Estos escapan de las bombas y de las balas, en Venezuela del hambre y la crisis de salud.

Los venezolanos se ven obligadas a buscar refugio lejos de sus hogares. Huyen de la inflación que se prevé en 200.000% al finalizar el año, mientras que el desempleo se podría ubicar en 47,2%, según el Fondo Monetario Internacional. Huyen de un salario mínimo de apenas 7 dólares, en que apenas pueden comprar un cartón de huevos y una harina. Se requieren al menos 41 salarios mínimos para adquirir la canasta alimentaria.

La alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en septiembre durante la presentación del cuarto informe sobre Venezuela destacó que “la situación económica y social sigue deteriorándose rápidamente”. Expresó que el país pudiera representar “el episodio hiperinflacionario más agudo que haya experimentado la región”. En reiteradas ocasiones Naciones Unidas ha dicho que 7 millones de venezolanos necesitan asistencia humanitaria.

“Hay una situación política que está afectando lo económico, social y cultural”, piensa Vargas, “es complejo porque en la medida en que esto no se resuelva la crisis de refugiados y migrantes no se detendrá”. Sostiene que al no tener condiciones mínimas de vida los ciudadanos, el no poder acceder a los recursos básicos, “está haciendo que salgan más rápidamente y en condiciones desfavorables”.

La Acnur prevé que la cifra de refugiados y migrantes al final del año alcance los 5 millones. Para entender la magnitud de este número, es como si se hubieran ido todas las personas de al menos 5 estados de Venezuela: Mérida, Monagas, Portuguesa, Falcón y Sucre. La proyección poblacional de cada uno de estos territorios está estimada en un millón de personas según cálculos del Instituto Nacional de Estadísticas.

Buscan protección

Las solicitudes de refugiados también se han incrementado: en septiembre se alcanzó la cifra de 650.606, es decir, 186.337 nuevos solicitantes de protección internacional con respecto a junio.

El informe de Tendencias Globales de Desplazamiento Forzado de 2018 de la Acnur expresó que por primera vez las solicitudes de asilo de venezolanos representan más de una por cada cinco presentadas en el mundo. En 2018 se generaron 341.800 nuevas solicitudes de refugio.

Pese a la demanda de asilo por parte de venezolanos, apenas han sido reconocidos como refugiados 21.000 personas. Naciones Unidas asegura que la mayoría de los venezolanos necesitan protección internacional.

El segundo país con más solicitudes de asilo fue Afganistán con 107.500. Mientras que los sirios ocupan el tercer lugar: Hubo 106.200 nuevas solicitudes en 2018.

La regulación de los migrantes venezolanos continúa siendo materia pendiente. De 4,5 millones, solo 2 millones cuentan con permisos de residencia y de estancia regular. Colombia regularizó, según la Acnur, a más de 677.000, Perú a otros 466.000 y Chile a 325.025. Estos son los países con la mayor cantidad de venezolanos con estatus regular.

Más de $500 mil costará la reparación del centro colonial de Quito

LAS REPARACIONES POR LOS daños causados en el Centro Colonial de Quito por las recientes protestas en Ecuador se estimaron en más de 500 mil dólares.

Raúl Codena, director del Instituto Metropolitano de Patrimonio (IPM) señaló en una entrevista al canal local Gamavisión que la valoración de los daños todavía no ha concluido y advirtió que esa cifra podría aumentar.

El funcionario indicó que el objetivo de las autoridades locales es poder recuperar en tres meses el estado que tenía antes de las protestas el centro histórico de Quito, declarado patrimonio cultural de la humanidad por la Unesco en 1978.

Las peores afectaciones se encuentran en los monasterios del Carmen Bajo y de las Agustinas, construcciones que tienen una antigüedad de aproximadamente 300 años.

También hay daños al mobiliario urbano de la plaza de San Blas y en calles como la Guayaquil, con multitud de grafitis en contra del Gobierno y del presidente Lenín Moreno, así como muros rotos y una unidad de policía comunitaria quemada, señaló Codena. 

Las autoridades locales han convocado otra minga (reunión solidaria entre personas) para el próximo domingo con la idea de borrar las manchas en las paredes de la parte más antigua de la capital ecuatoriana.

 

*Con información de EFE