demanda archivos - Runrun

demanda

Demandarán a Jair Bolsonaro por poner en riesgo a periodistas al anunciar su positivo en Covid-19
Al anunciar que era positivo, no respetó la cuarentena, la distancia de seguridad y se quitó la mascarilla al terminar la rueda de prensa

 

La Asociación Brasileña de Prensa (ABI) anunció ayer que presentará una demanda ante la Corte Suprema contra el presidente Jair Bolsonaro, a quien acusan de “poner en peligro” la vida de los periodistas que acompañaron el anuncio de su positivo al nuevo coronavirus.

“A pesar de saber que estaba infectado con la Covid-19 , el presidente Jair Bolsonaro continúa actuando de forma criminal y poniendo en peligro la vida de otras personas”, dijo el presidente de la ABI, Paulo Jerónimo de Sousa, a través de un comunicado.

De Sousa denunció que el mandatario “rompió el aislamiento recomendado por los médicos” y “recibió a periodistas de medios de comunicación que considera afines” a sus políticas para “informarles personalmente” que está infectado con el virus.

Bolsonaro compareció ante la prensa con una mascarilla blanca simple y sin respetar la distancia de seguridad con los informadores, quienes durante la comparecencia sostuvieron sus micrófonos cerca de la boca tapada del gobernante. Al final de su intervención, Bolsonaro dio unos pasos atrás para alejarse unos pocos metros de los periodistas y se quitó la mascarilla a fin de pronunciar unas últimas palabras.

Para la ABI, la actitud del presidente infringió el artículo 131 del Código Penal brasileño que castiga por “transmitir a otros una enfermedad grave de la que se está infectado” o “un acto capaz de producir el contagio”, bajo pena de uno a cuatro años de cárcel y multa.

En días anteriores, Bolsonaro calificó al coronavirus como una simple “gripecita”, por eso acudió a manifestaciones y se paseó varia veces por Brasilia provocando aglomeraciones. Brasil es el epicentro latinoamericano de la pandemia y el segundo país más golpeado por el coronavirus, después de Estados Unidos, al registrar 1,66 millones de contagios y cerca de 67.000 muertes, con 1.254 fallecidos en el último día.

*Con información de EFE

Owens-Illinois demanda a Venezuela por $500 millones por expropiación en 2010

LA COMPAÑÍA ESTADOUNIDENSE Owens-Illinois (OI), empresa que estuvo en Venezuela hasta que fue expropiada en 2010 por el presidente Hugo Chávez, presentó una demanda contra el Estado venezolano por $500 millones el 11 de febrero por este motivo.

En la demanda se nombra a Petróleos de Venezuela y la filial Citgo, que según OI, son “alter egos y meros instrumentos de Venezuela”, según refiere Reuters. Y que al no tener flujo de caja, es posible que exija pago en activos.

La empresa ganó en 2015 la demanda interpuesta ante el Centro Internacional para la Resolución de Disputas de Inversión. El documento dice que OI tiene derecho a cobrar $372 millones más los intereses por la nacionalización de esas empresas en Venezuela.

El tribunal determinó que Venezuela violó sus obligaciones en virtud de un tratado de inversión de 1991 con Holanda.

Esta expropiación, que consistió en dos fábricas en el occidente de Venezuela, fue efectuada bajo el criterio de que la empresa “había ejecutando prácticas que devienen en la violación del ejercicio de la libre competencia”, afectando presuntamente a otros productores.

Dicha acción fue ratificada por Elías Jaua, quien era vicepresidente de la República ese año, quien calificó la expropiación como una “acción legal, constitucional del Estado”.

En 2010 -recuerda Reuters– Jaua acusaba a opositores y a empleados de Empresas Polar de propiciar protestas de trabajadores de Owens Illinois que se oponen a la medida.

“Hacemos un llamado a nombre del Gobierno bolivariano a los dueños de la Empresa Polar. Es extraño que sus trabajadores en vez de estar trabajando están tomando e impidiendo o tratando de impedir la acción del estado venezolano”, dijo Jaua.

“Hacemos un llamado de advertencia a los propietarios de Empresas Polar a que tomen cartas en el asunto y se distancien de la posición que hoy mantienen algunos trabajadores y trabajadoras de Empresas Polar (…) de participar en una protesta que es ilegal”, puntualizó.

Las 4 noticias petroleras más importantes de hoy #19Oct

Pdvsa participa en Conferencia Ministerial en China

Autoridades del Gobierno venezolano y de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) participan en la Conferencia Ministerial de la Franja y la Ruta en materia energética, evento que realiza en Suzhou, Jiangsu, China y que cuenta con la participación de 35 países y más de 100 empresas. Últimas Noticias

Escasez de divisas pone cuesta arriba recuperación de la producción petrolera de Pdvsa

Pdvsa ha perdido más de la mitad de su producción en los últimos ocho años. Si en 2010 elaboró 2.779.000 barriles diarios de petróleo, en septiembre de 2018 produjo 1.197.000 b/d, según la Opep. La caída es aún más pronunciada si se considera desde el año 1998, cuando la producción se ubicó en un tope de 3.279.000 b/d. Efecto Cocuyo

Precios del petróleo suben ante creciente demanda de crudo de China
Los precios del petróleo aumentaron hoy debido a los signos de la creciente demanda en China, aunque los precios caerán por segunda semana consecutiva en medio de las preocupaciones de la guerra comercial entre Beijing y Washington. 20 minutos

Exxon apunta a África para gran descubrimiento de petróleo

Exxon Mobil Corp. ha puesto sus miras en el oeste y sur de África para el próximo descubrimiento importante de petróleo en tanto la empresa de exploración recorre el mundo para repetir el éxito obtenido en Guyana. Yahoo! Finanzas

Los Runrunes de Bocaranda de hoy 21.08.2018: BAJO: improvisados petroleros rojitos
¿MENOS DÓLARES?:

ConocoPhillips anunció ayer que había llegado a un acuerdo con Petróleos de Venezuela, SA (PDVSA, para recuperar aproximadamente US$ 2 mil millones, el monto total otorgado a ConocoPhillips por un tribunal arbitral constituido bajo las reglas de la Cámara de Comercio Internacional (CCI/25 abril 2018), más los intereses a través del período de pago. PDVSA acordó reconocer el fallo de CCI y realizar pagos iniciales por un total de aproximadamente $ 500 millones en un período de 90 días a partir de la fecha de la firma. El saldo del acuerdo se pagará trimestralmente durante un período de 4,5 años, reseñó MarketWatch. Como resultado del acuerdo, ConocoPhillips acordó suspender sus acciones legales de cumplimiento del laudo del CCI, incluso en el Caribe holandés donde se veían afectadas las operaciones de PDVSA/Citgo en Bonaire, Curazao y Aruba. ConocoPhillips ha garantizado que el acuerdo cumpla con todos los requisitos normativos de los EE.UU., incluidas las sanciones aplicables impuestas por los EE.UU. contra Venezuela. Los detalles adicionales del acuerdo son confidenciales. “Tanto nadar para morir en la orilla” dice el refrán. No fue culpa del “imperio” sino de los improvisados petroleros rojitos…

¿ENCHUFE?:

El inefable Winston Vallenilla lanzó este tuit que indica su bonita percepción tras las medidas anunciadas desde Miraflores: “Tendremos una recuperación económica exitosa, con instituciones y funcionarios fuertes que hagan cumplir las leyes, estamos escribiendo la historia buena d nuestra patria ante quienes trataron d quebrar a Venezuela”. ¡Ommm!

 

Carreño: Si El Nacional no paga la demanda, Diosdado Cabello sería nuevo dueño de El Nacional

Pedro Carreño, diputado a la asamblea nacional constituyente  aseguró  que si El Nacional se niega a pagar  a Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Partido Socialista de Venezuela , este pasaría a ser el nuevo dueño de dicho medio.

Según Carreño el periódico tendrá que pagarle a Cabello 1.000 millones de bolívares “por producto de daño moral causado”.

“Lo único que se le pidió a El Nacional es que presentara pruebas de que Diosdado Cabello es narcotraficante. No las tienen”, sentenció.

 

Diosdado Cabello pierde caso contra el diario estadounidense The Wall Street Journal

 

El vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, finalmente perdió la demanda contra el diario estadounidense The Wall Street Journal, así lo informó este miércoles la Corte de Apelaciones de EEUU.

La demanda fue impuesta por Cabello en 2015 por el artículo: “Funcionarios venezolanos con sospecha de convertir el país en centro global de cocaína”. El medio citó a más de una docena de fuentes anónimas que aseguraban que una unidad de élite de la Administración Antidrogas de Estados Unidos preparaba una acusación contra Cabello y otros funcionarios del Gobierno.

El exgobernador del estado Miranda demandó en 2016 a la empresa matriz de The Wall Street Journal por difamación en el Tribunal de Distrito de los EE. UU. por el Distrito Sur de Nueva York. La jueza de distrito de los Estados Unidos, Katherine Forrest, desestimó la demanda, después de rechazar que se presentara una demanda enmendada, luego de que Cabello no demostrara cómo las declaraciones en cuestión eran falsas, y no alegó adecuadamente el ensañamiento en su contra.

Los jueces de circuito Ralph Winter, Rosemary Pooler y Debra Ann Livingston, sostuvieron que independientemente del argumento de la falsedad, el requisito de malicia real falló. Cabello afirmó que las fuentes anónimas del WSJ deben haber sido ficticias y, si las reclamaciones no fueron inventadas, entonces las fuentes no fueron debidamente investigadas.

La teoría de Cabello afirma que, si bien el “periodismo histórico” se ha beneficiado claramente de la información filtrada por fuentes gubernamentales anónimas, el caso del oficialista no presentaba “nada intrínsecamente controvertido”, por lo que cualquier filtración sobre una investigación “no puede servir a ninguna causa noble” y debería haber causado WSJ para “cuestionar la confiabilidad de sus fuentes (en la medida en que tales fuentes realmente existan)”.

Diosdado pierde caso contra TWSJ  by Yeannaly Fermin on Scribd

Empresas petroleras amañaron contratos con PDVSA

Un fideicomiso vinculado a la petrolera estatal venezolana demandó a Glencore, Lukoil y otras empresas del sector por presuntamente pagar sobornos a funcionarios venezolanos corruptos a cambio de contratos con PDVSA.

La demanda civil interpuesta por el PDVSA Litigation Trust y dada a conocer el jueves en Miami afirma que tales actos de corrupción han significado que la compañía venezolana pierda ingresos por miles de millones de dólares desde 2004.

La demanda se presenta en momentos en los que Estados Unidos amplía su propia investigación criminal de corrupción en PDVSA. Se cree que durante la última década han desaparecido de la compañía al menos 11.000 millones de dólares, de acuerdo a un reporte de 2016 de la Asamblea Nacional, donde la oposición es mayoría. Los fiscales creen que entre las personas que aceptaron sobornos se encuentra Rafael Ramírez, el ex ‘zar petrolero’ de Venezuela, quien no fue mencionado en la nueva querella.

El ardid para manipular precios, amañar licitaciones y eliminar a la competencia, así como robar información altamente confidencial clonando los servidores de la compañía, supuestamente fue iniciado por dos ex operadores de PDVSA, Francisco Morillo y Leonardo Baquero.

Glencore, con sede en Suiza, y Lukoil, con sede en Rusia, son parte de los más de 40 acusados entre los que se incluye a operadores deshonestos de corredurías multinacionales, empresas fantasma, funcionarios de nivel intermedio de la PDVSA, y a un banco de Florida.

En 2004, los dos venezolanos establecieron un despacho de consultoría en Panamá, Helsinge Inc., que también contaba con oficinas en Miami, Ginebra y la isla de Jersey, en el Canal de la Mancha. La compañía era el conducto mediante el cual algunos de los principales clientes y proveedores de PDVSA supuestamente obtenían información privilegiada sobre las licitaciones de PDVSA para la venta de sus exportaciones petroleras así como para la compra de petróleo crudo ligero, con el que Venezuela refina su crudo pesado.

Entre las demás actividades ilícitas, un trabajador de PDVSA apodado “el Nerd” supuestamente instaló un servidor espejo en las instalaciones de Helsinge de Miami para brindarles a los intermediarios y sus clientes acceso en tiempo real a la información sobre ofertas de competidores y licitaciones futuras.

A cambio del espionaje y otras ventajas desleales, Helsinge — que no estaba autorizada a realizar transacciones directas con PDVSA — supuestamente les cobraba a las compañías petroleras internacionales una cuota mensual de entre 15.000 y 150.000 dólares, más una compensación de hasta 22 centavos de dólar por barril comprado o vendido. Parte de ese dinero se usó para pagar sobornos desde las compañías fantasma en Panamá a cuatro directores de PDVSA, uno de los cuales, Ysmael Serrano, actualmente está a cargo del departamento de suministros, según la demanda.

No se recibió respuesta a un email enviado al sitio web de Helsinge, que no enlista un número telefónico ni dirección de la compañía.

Glencore y Lukoil no comentaron de momento. No hay evidencia de que las compañías alentaran los acuerdos corruptos, excepto por las comunicaciones entre Helsinge y los operadores de las compañías petroleras en las que se discuten transferencias electrónicas y la manera de cambiar los términos de licitaciones futuras antes de que salieran al mercado en general.

PDVSA tampoco comentó.

El mes pasado, fiscales de Houston levantaron los sellos a las acusaciones de soborno en contra de cinco ex altos funcionarios, incluyendo a un viceministro de Petróleo. Dicha demanda afirma que Ramírez fue una de las personas que recibió pagos ilegales. Ramírez salió de Estados Unidos con rumbo desconocido después de renunciar en diciembre como embajador ante Naciones Unidas, y desde entonces también ha sido objeto de una investigación por corrupción en Venezuela.

La evidencia en la demanda fue recabada, en parte, por un ex investigador de Scotland Yard contratado por el fideicomiso y a quien se le otorgó el año pasado acceso a los servidores de PDVSA en Caracas. También se basa en emails, registros bancarios y mensajes de texto que proporcionó la esposa de Morillo, de quien está distanciada. Algunos de esos documentos están incluidos en la demanda y detallan como se llevó a cabo la conspiración.

El fideicomiso está representado por abogados de Boies Schiller Flexner, el mismo despacho de Nueva York que defiende a los sobrinos de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores, en un proceso federal por narcotráfico.

Corte de EEUU: la acción de Crystallex es contra Venezuela y no Citgo

citgopet

Crystallex International busca recuperar 1.200 millones de dólares más intereses que en 2016 un tribunal del Banco Mundial ordenó pagar a Venezuela, lo que la nación caribeña se ha negado a realizar.

La compañía argumenta que operaciones financieras de Citgo en 2015 y 2016, incluidas emisiones de bonos y pagos de dividendos, fueron “transferencias fraudulentas” para evitar que Crystallex recupere su dinero.

La corte aceptó la solicitud del demandado para desestimar el caso porque la acción de Crystallex es contra Venezuela y no Citgo, que es propiedad de la petrolera estatal PDVSA.

“Si bien no condonamos las acciones del deudor y del cedente, debemos concluir que Crystallex ha fallado en establecer un reclamo”, dijo la resolución del tribunal el miércoles.

Un abogado que representa a Crystallex se negó a comentar y PDVSA no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

La demanda tenía como blanco a una subsidiaria de PDVSA que a su vez es propietaria de Citgo y calificaba las transferencias una violación de una ley de Delaware.

El caso es seguido de cerca por inversores que tienen bonos venezolanos ya que algunos han considerado apuntar a Citgo en caso de que el gobierno del presidente Nicolás Maduro, que lucha bajo una hiperinflación y una crisis económica, no cumpla con los compromisos de deuda.

Las naciones soberanas y las empresas estatales generalmente se consideran entidades legales separadas. Pero Crystallex ha argumentado que PDVSA es de hecho el “alter ego” de Venezuela.

El país tiene alrededor de 30.000 millones de dólares en bonos en circulación y pocos activos en el exterior, lo que ha alentado a los acreedores a considerar formas de perseguir a Citgo en un posible escenario de incumplimiento.