Cristina Fernandez de Kirchner archivos - Runrun

Cristina Fernandez de Kirchner

Exjuez de Corte Suprema argentina asume defensa de Evo Morales
La fiscalía boliviana emitió una orden de detención contra el expresidente el 18 de diciembre bajo los cargos de terrorismo, financiamiento del terrorismo y sedición

Un exjuez de la Corte Suprema de Argentina y otro experto en derecho constitucional asumieron el jueves la defensa del expresidente boliviano Evo Morales y sostuvieron que es infundada la orden de detención en su contra por terrorismo y sedición.

El propio Morales presentó en conferencia de prensa en Buenos Aires a Raúl Zaffaroni, exmiembro del máximo tribunal, y al constitucionalista Gustavo Ferreyra, “grandes abogados, no solamente de Argentina sino de América Latina y de todo el mundo”.

“Quiero decirles que los procesos de terrorismo y sedición ya los enfrenté tantas veces… Las acusaciones siempre vendrán, pero en este momento hay que decir fuera al golpismo. El que protesta contra el gobierno de facto es sedicioso, pero siempre estaremos con la verdad y con la justicia”, dijo el exmandatario boliviano, quien se encuentra desde mediados de diciembre radicado en la capital argentina en condición de refugiado político.

La fiscalía boliviana emitió una orden de detención contra Morales el 18 de diciembre bajo los cargos de terrorismo, financiamiento del terrorismo y sedición. Se lo acusa de supuestamente promover los violentos enfrentamientos en su país que dejaron 35 muertos a partir de un audio en el que presuntamente se lo escucha ordenar un cerco a las ciudades para derrocar a la presidenta interina Jeanine Áñez. El líder indígena ha calificado la acusación de un montaje de la derecha.

“Por delito de sedición, terrorismo y financiación del terrorismo hay órdenes de detención firmadas por fiscales, no hay todavía orden firmada por un juez. Eso para nosotros, en caso de que se tramitase pedido de extradición, no sería procedente”, indicó Zaffaroni, quien fue juez del máximo tribunal argentino entre 2003 y 2014 y está ligado al kirchnerismo, la corriente de centroizquierda del peronismo liderada por la actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Agregó que “si llegase un pedido a la cancillería argentina y se tramitara en la justicia federal argentina estaríamos hablando de una situación de no derecho”.

Ferreyra, por su parte, acotó que “Argentina no debería responder a ningún pedido que venga de Bolivia porque no es un Estado constitucional”.

Además de estos dos abogados argentinos, también integra la defensa de Morales el exjuez español Baltazar Garzón.

Morales, el primer mandatario indígena en la historia de su país, renunció el 10 de noviembre en medio de protestas sociales y presionado por la falta de apoyo de las fuerzas de seguridad tras acusaciones de fraude en las elecciones del 20 de octubre en la que buscaba su cuarto mandato.

Luego se exilió en México y tras un breve paso por Cuba para una consulta médica llegó a Argentina con el beneplácito del presidente Alberto Fernández y la propia Fernández de Kirchner.

Para sus abogados argentinos, Morales es presidente constitucional de Bolivia hasta el 23 de enero, cuando debía finalizar su mandato.

“A partir de la cero hora del 23 de enero se terminó su mandato constitucional. ¿Qué correspondería hacer?… Lo correcto es que asuma la presidencia provisional el presidente de Tribunal Supremo y convoque a elecciones”, opinó Zaffaroni. Sobre Áñez, sostuvo que “no sabemos si está ejerciendo el poder. Esta señora ni siquiera está en la línea sucesoria. No sé qué es. Es una situación de facto”.

La Asamblea Legislativa de Bolivia tratará en enero la carta de renuncia de Morales que hasta ahora no ha sido aceptada ni rechazada formalmente, anunció la presidenta del Senado Eva Copa, quien pertenece al Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido de Morales.

Zaffaroni adelantó que analizan hacer una presentación ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas “para que intervenga sobre el gobierno de Bolivia”.

“Lo que ha pasado ya no es una cuestión que hace a cualquier irregularidad institucional, esto ha roto normas elementales de derechos de gente y respeto entre Estados”, sentenció el también académico experto en derecho penal.

Mientras tanto, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador dijo que su país hará prevalecer el derecho de asilo para los nueve exfuncionarios del gobierno de Morales que están en la residencia de la embajadora mexicana en La Paz desde hace un mes debido a que el gobierno boliviano rechaza concederles un salvoconducto, los acusa de delitos comunes y ha pedido que México los entregue a la justicia.

“Si nosotros entregamos a estas personas estaríamos acabando con el derecho de asilo que para México es sagrado”, agregó el mandatario mexicano.

El 27 de diciembre cuatro funcionarios de seguridad de la embajada de España en Bolivia acudieron con el rostro cubierto y presumiblemente armados a la residencia de la embajadora mexicana, tras lo cual Bolivia expulsó a su embajadora y a los diplomáticos españoles.

Alberto Fernández gana elecciones presidenciales en Argentina, según primeros datos oficiales
El actual presidente, Mauricio Macri, obtuvo 41,15 %, un resultado mejor del anticipado por las encuestas

El candidato peronista a la Presidencia de Argentina Alberto Fernández logró este domingo el 47,42 % de los votos en las elecciones generales, con el 77,75 % de las mesas computadas, lo que supondría una victoria en primera vuelta, según los datos del escrutinio provisional.

Por su parte, el actual presidente, Mauricio Macri, cosechó el 41,15 %, un resultado mejor del anticipado por las encuestas.

De mantenerse esta tendencia, no será necesaria una segunda vuelta prevista para el 24 de noviembre en el caso de que ningún candidato alcance el 45 % de los votos o mas del 40 % y diez puntos de ventaja sobre el segundo.

Según el escrutinio provisional, por detrás quedaron las propuestas de Roberto Lavagna, con el 6,14 %, seguido de lejos por los otros tres postulantes: Nicolás del Caño (Frente de Izquierda y de los Trabajadores), con el 2,07 %; Juan José Gómez Centurión (Frente Nos), con el 1,72 % y José Luis Espert (Unite por la Libertad y la Dignidad), que obtuvo el 1,47 %.

Fernández, que lleva como candidata a la Vicepresidencia a la exmandataria Cristina Fernández (2007-2015), llegaba como favorito a estas elecciones presidenciales, las novenas de la actual democracia argentina, después de haber aventajado en 16 puntos en las primarias de agosto pasado a Macri y su segundo, el peronista disidente Miguel Ángel Pichetto, que han sufrido el desgaste de la larga crisis económica que arrastra el país.

El escrutinio provisional de las elecciones de hoy, que tuvieron un 80,81 % de participación, es responsabilidad del Ministerio del Interior y, aunque no tiene validez legal, tiene valor informativo sobre el resultado de la elección el mismo día de los comicios.

El recuento definitivo, que hará la Justicia electoral a partir del martes próximo, es el que tiene peso legal para confirmar los resultados.

Juan José De Antonio, de 46 años, expresó su felicidad. “Estábamos esperando este cambio desde hace rato y  cansados de todo lo que estaba pasando… Tenés un amigo que perdió el trabajo, o un vecino que no logra llegar a fin de mes, y te pega, aunque a vos no te pase”.

De Antonio indicó que “la gente se dio cuenta” de que Macri “era una mentira grande, y esto es la verdad, y esperamos que vaya a salir bien”.

En el complejo de exposiciones a la vera del Río de La Plata, donde el oficialismo levantó su centro de campaña, prevalecía la cautela. Salvo por una partidaria envuelta en una bandera argentina y otro con una blanca y la leyenda “Sí, se puede”, los asistentes permanecían pendientes de sus móviles mientras en los altavoces sonaba música latina.

Alberto Alonso, un empleado de un comercio de 32 años, dijo a AP mientras caminaba por el centro de la ciudad que votó por Fernández porque es la única salida “para que termine con Macri”, al que acusó de ser “una farsa y un desastre” porque propició la “fuga de capitales” y no apoya a los trabajadores.

Macri, bien visto por los mercados, Estados Unidos y otras potencias, afronta el veredicto de las urnas en medio del descontento social por sus promesas incumplidas de reducir la pobreza y la inflación y reactivar la economía.

La pobreza se incrementó en el primer semestre del año alcanzando al 35,4% de la población, el desempleo subió en el segundo trimestre al 10,6% y la inflación acumulada en los primeros nueve meses fue de 37,7%, según datos oficiales.

El resultado favorable a Fernández en las primarias profundizó una fuga de capitales y derrumbó el peso argentino por el temor de los inversores al regreso del populismo kirchnerista, lo que recalentó la inflación y agudizó la crisis social.

Aun así, la imagen de Fernández no se resintió, según las encuestas. Tampoco pareció afectarle demasiado el recelo que provoca la exmandataria, quien afronta varias investigaciones judiciales y un juicio por supuesta corrupción cometida durante su gestión.

Bernarda Nidia Guichandut y su hermano, Esteban Carlos, que llevaron a sus padres nonagenarios a votar, dijeron a AP que esperan que Fernández no consiga el apoyo suficiente y haya una segunda vuelta en noviembre.

“Recibí una cadena de WhatsApp para rezar diez Ave Marías, para llegar aunque sea al ballotage y que no se defina todo hoy. Es importante porque si volvemos a la época de Kirchner que hubo tanto robo, tanta malversación de fondos y distintas cosas”, dijo la mujer.

Sebastián Gramajo, de 39 años, que circulaba en bicicleta con unos amigos, votó por “una tercera opción”. “No estoy de acuerdo con ninguno”, dijo al criticar a Macri por haber gobernado “para demostrar que podía mejorar las cosas y no las mejoró” y cuestionar también al opositor por pertenecer a un espacio que estuvo 12 años en el poder sin tampoco lograr avances.

Macri intenta prolongar su presidencia cuatro años más en un contexto de caída de la actividad económica e inflación y Fernández aspira a reemplazarlo en el poder con el apoyo de los votantes que desean la reinstalación de políticas que mejoren el bienestar social.

En las elecciones se eligen presidente y vicepresidente, gobernadores de tres provincias, jefe de gobierno de Buenos Aires, 130 diputados nacionales, 24 senadores nacionales y alcaldes regionales.

Además compiten otros cuatro candidatos que representan espacios desde la izquierda hasta la derecha y que tienen un apoyo muy limitado.

Las elecciones en Argentina tienen lugar en un contexto regional convulsionado por el estallido social en Chile, la crisis política en Bolivia y las recientes movilizaciones en Ecuador contra el aumento del combustible. Se celebran además de forma simultánea a las de Uruguay, donde la coalición oficialista de izquierda Frente Amplio no tiene asegurada su revalidación en el poder.

Con información de EFE y AP

Finaliza votación en Argentina y Fernández aventajaría a Macri
Los resultados se darán a conocer a partir de las 9:00 pm, hora local

 

La votación para elegir presidente en Argentina concluyó el domingo en unas elecciones que podrían poner en riesgo la reelección del conservador mandatario Mauricio Macri y dar pie al regreso del kirchnerismo al poder.

Los primeros resultados oficiales se darán a conocer a partir de las 21.00 hora local.

Las encuestas de boca de urna que difundieron los canales de cable Todo Noticias, C5N y América -las principales cadenas periodísticas- señalaban que el candidato opositor Alberto Fernández, que va acompañado en la fórmula del Frente de Todos por la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), aventajaba a Macri, líder de Juntos por el Cambio.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, dijo a periodistas que la jornada electoral “transcurrió mayormente en tranquilidad y paz” al margen de “alguna irregularidad” en localidades de las afueras de Buenos Aires y otros puntos del interior del país “que la justicia electoral deberá analizar”.

Según el funcionario, más del 80 % del padrón concurrió a votar, un porcentaje considerado alto.

“A medida que ingresen telegramas escaneados al correo va a comenzar el escrutinio provisorio”, puntualizó el ministro.

Se esperar contar con al menos 10% de los votos computados de la capital y las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba antes de dar a conocer los primeros datos oficiales.

Macri intenta prolongar su presidencia cuatro años más en un contexto de caída de la actividad económica e inflación y Fernández aspira a reemplazarlo en el poder con el apoyo de los votantes que desean la reinstalación de políticas que mejoren el bienestar social.

En las elecciones se eligen presidente y vicepresidente, gobernadores de tres provincias, jefe de gobierno de Buenos Aires, 130 diputados nacionales, 24 senadores nacionales y alcaldes regionales.

Además compiten otros cuatro candidatos que representan espacios desde la izquierda hasta la derecha y que tienen un apoyo muy limitado.

Para ser elegido presidente es necesario alcanzar al menos 50% de los votos o por lo menos 40% y una diferencia de diez puntos respecto del segundo candidato más votado.

La Venezuela que podría verse en un espejo argentino

De haber un cambio de gobierno en el país, al sucesor de Nicolás Maduro le tocaría un escenario similar al de Mauricio Macri en Argentina hace cuatro años

A Macri le acusan de aplicar medidas económicas impopulares y haber hecho ajustes de manera extemporánea

 

@franzambranor

 

LUEGO DE CUATRO años de mandato y de tratar de enderezar la hecatombe económica que dejaron Cristina Fernández y su difunto esposo Néstor Kirchner tras tres períodos de gobierno, el presidente de Argentina, Mauricio Macri está a las puertas de despedirse de la máxima silla en la Casa Rosada de Buenos Aires.

El líder del movimiento de derecha “Juntos por el Cambio” trató, pero no pudo. No complació a los sectores sociales más populares y estos le pasaron factura en la primera vuelta electoral del pasado 11 de agosto, donde perdió por una diferencia de algo más de 15 puntos ante el candidato del peronismo, Alberto Fernández, quien hace tándem con la ex presidenta Cristina Fernández.

Analistas venezolanos ven en el caso argentino una especie de espejo de lo que podría suceder en Venezuela si hay un cambio político y el chavismo sale del poder. Quien suceda a Nicolás Maduro en Miraflores probablemente deberá aplicar una serie de medidas impopulares, reducir el gasto fiscal, levantar paulatinamente el control de cambio, renegociar la deuda interna y externa, pedir auxilio a mercados internacionales y sincerar el cobro de los servicios públicos.

“Macri encontró una complicada situación económica. Resultado de la orientación redistributiva que sobre lo acumulado en la gestión de Néstor Kirchner impuso su sucesora, de quien Macri recibió un país empobrecido, golpeado internamente por la inflación, la pobreza, la pérdida de producción y empleos productivos, a la vez que externamente endeudado, en mora y recurrente default con los acreedores y con el tesoro en ruinas”, dijo la internacionalista Elsa Cardozo.

A juicio de Cardozo, el presidente Macri no tomó las medidas adecuadas en el lapso correspondiente. “Optó por no acometer de inmediato las medidas que serían necesarias y apostó por estrategias para alentar la producción y las inversiones, pero sin las reformas de fondo, coherentes y amplias que dieran piso sostenible al crecimiento”, dijo la experta en materia internacional.

“El presidente Macri tomó una serie de medidas graduales para no generar malestar en la población y la estrategia no le resultó”, comentó el economista Jesús Casique. “No tomó en cuenta el Merval (índice de mercado de valores argentino) y dejó a un lado el factor social”.

Según Casique, los países en América Latina se han acostumbrado a las políticas sociales y cuando un mandatario deja de lado ese factor puede convertirse en un cuchillo para su garganta.

“No puedes tomar medidas económicas sin tomar en cuenta el factor social, Macri subió el precio de los servicios y se olvidó de algunos subsidios a los más vulnerables”, dijo Casique. 

“Desde que Macri llegó al poder ha incrementado todos los servicios que antes eran subsidiados por el kirchnerismo: luz, agua y electricidad. Además hay una inflación galopante”, dijo el comerciante venezolano Carlos Núñez, quien emigró hace poco más de un año a Argentina.

Comparen, pero no ofendan 

Para la internacionalista Elsa Cardozo el inminente regreso del peronismo al poder en Argentina en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales que tendrán lugar el 27 de octubre de 2019 no deja de sorprender.

“Entre los factores que explican el crecimiento de la ventaja de la oposición sobre la fórmula de Macri pesan especialmente el esfuerzo reunificador del peronismo y la compleja y empobrecida situación económica presente en Argentina. Tanto lo primero como lo segundo merecen más atención de la que han recibido”, dijo Cardozo.

El peronismo ha gobernado desde 1945, más que cualquier otro partido, es una fuerza política importante en el país”, dijo el comerciante venezolano Núñez. “El asunto es que cualquier gobierno que no satisfaga las expectativas es reemplazable como paso cuando ganó Macri en 2015”, añadió

Para la internacionalista Elsa Cardozo el retorno del peronismo a la presidencia de Argentina no significa la continuidad de la políticas de Cristina Fernández, semejante a la ruta empobrecedora, personalista y socialmente insensible del régimen venezolano. 

“No parece que sean solo las razones electorales las que han llevado a Alberto Fernández a expresar su rechazo al modelo político y económico venezolano. De modo que de un triunfo de la fórmula AF-CF cabe esperar una posición de menos o ningún compromiso con el Grupo de Lima, pero bastante pragmática y como tal no alineada con el régimen venezolano”, sentenció Cardozo.

Los peronistas no creen que aqui pase algo similar a lo que sucede en Venezuela”, dijo el microempresario Núñez. “Las condiciones geopolíticas son distintas. Aquí los militares no están involucrados en la toma de decisiones, en teoría hay alternabilidad de poderes”, agregó. Alternabilidad sustentada en la frase del general Juan Domingo Perón: “En Argentina hay un 30% de radicales, lo que ustedes entienden por liberales, un 30% de conservadores y otro tanto de socialistas, pero peronistas somos todos”. Tan vigente es la frase que el propio Macri incluye en su fórmula para vicepresidente al peronista, Miguel Ángel Pichetto.

En apariencia, la propuesta peronista no quiere que la relacionen con el gobierno de Venezuela. “Alberto Fernández ha tratado de desvincularse del gobierno de Maduro, creo que por eso la mayoría de los venezolanos que vivimos acá pensamos esperar a ver qué pasa y ahora más que se han limitado las posibilidades de emigrar a Chile y Perú por la exigencia de visas. A nivel personal voy a paralizar ciertas inversiones que tenía planeadas para llevar a cabo, puesto que debo esperar de qué forma reaccionará la economía”, dijo Núñez.

Pese a que las economías de Argentina y Venezuela están en declive, para Jesús Casique hay una brecha considerable entre una y otra. “Los niveles de endeudamiento son distintos. Al gobierno de Venezuela nadie lo va a financiar, en cambio el de Argentina ha recibido el apoyo del Fondo Monetario Internacional”.

Es fundamental reconocer las diferencias y matices entre Venezuela y Argentina. Entre los que parecen más relevantes están que el gobierno de Cristina Fernández nunca acumuló un nivel de destrucción y rechazo nacional o de presión internacional comparable al del régimen venezolano hoy en día. Tampoco terminó con el nivel de rechazo que este sigue acumulando; la oposición argentina nunca tuvo el apoyo internacional ni las ofertas de asistencia y cooperación internacional para su reconstrucción que Venezuela tiene ahora”.

Para Cardozo el error de Macri fue no atreverse a explicar con franqueza la situación del país. “Así como su tardanza y falta de coherencia en generar apoyos y echar a andar las medidas y políticas indispensables para la reconstrucción económica”.

La moraleja es que si en Venezuela se produce un viraje político, el nuevo presidente tendrá que echar una mirada al sur y evitar el “efecto Macri”. 

Argentina: la casa que podría desaparecer

Venezolanos en el país del Cono Sur temen que una eventual victoria de Alberto Fernández, candidato del kirchnerismo, en la segunda vuelta electoral presidencial en octubre de este año, decante en una realidad similar a la del llamado socialismo del Siglo XXI de Chávez y Maduro

@franzambranor

PARECIERA QUE el músico Fito Páez le dedicó una parte de la canción “La casa desaparecida” a los venezolanos que optaron por emigrar a Argentina. “Bienvenidos inmigrantes a este paraíso errante. Ya se sabe que el que no arriesga no gana. Y esa casa que dejaron escapando entre las balas. Era el caldo de cultivo a la nostalgia”.

El roquero argentino en la pieza que forma parte del disco “Abre” de 1999 hace una radiografía de la Argentina que considera ya no existe. De un país carcomido por la corrupción, la pobreza y las erradicadas dictaduras militares, ese que mismo que 20 años después recibió a 40 mil venezolanos en el primer trimestre de 2019, según cifras manejadas por la Dirección Nacional de Migraciones.

Este año, Argentina se ha convertido en una especie de oasis latinoamericano para los inmigrantes venezolanos en vista de las exigencias de visas en Chile, Perú y Ecuador, y los episodios de xenofobia en estos países.

Emigrando de una nación con un gobierno autodefinido como socialista y de izquierda, los venezolanos en Argentina podrían enfrentarse a otra administración con similares características si Alberto Fernández -quien se lanza en fórmula con Cristina Fernández de Kirchner- gana la segunda vuelta de las elecciones presidenciales el 27 de octubre de este año.

El candidato apadrinado por la ex mandataria y viuda de Ernesto Kirchner obtuvo 47% de las votaciones en la primera vuelta efectuada el pasado domingo 11 de agosto y le sacó 15 puntos de ventaja al presidente y aspirante a la reelección, Mauricio Macri.

“Sentí ese escalofrío que te da cuando piensas que todo se fue al infierno. Fue un deja vu espantoso”, dijo la venezolana María Emilia Jorge, quien vive en Buenos Aires desde febrero de 2018.

“Es como una pesadilla. Es estar de nuevo en el mismo lugar del que huí. Estos días he tenido una sensación de vulnerabilidad muy fuerte”, confesó la periodista que pasó por las redacciones de Ultimas Noticias y El Estímulo

A Fanny Sanguino Arellano le preocupa la incertidumbre que genera el eventual regreso de la izquierda al poder. “No sabemos qué puede pasar. Sería horrible que se convirtiera en otra Venezuela”, dijo la contadora pública.

Fanny y su esposo tienen apenas 10 meses que arribaron a Argentina, después de haber hecho un intento por establecerse en Chile. Siguieron el ejemplo de sus dos hijos y viven en un pueblo cercano a la ciudad de Buenos Aires llamado Dolores. 

“No queremos pasar por lo que pasamos en Venezuela. Yo me cansé de hacer cola para comprar cualquier cosa. De andar de farmacia en farmacia buscando una medicina porque soy hipertensa”, indicó Fanny.

“Siento preocupación. No tengo la certeza que vayan a repetir los pasos como en Venezuela. El asunto es que el discurso que emplean es bastante parecido”, expresó Daniel Gómez, comunicador social que vive en Buenos Aires desde 2016.“Tendré que empezar a hacer planes. Si gana el kirchnerismo no me quiero quedar para vivir todo de nuevo”, dijo Verónica Ríos, quien llegó a Argentina en septiembre del año pasado luego de una estadía en Perú.

El dólar criminal también en Argentina

Luego que ganara la fórmula respaldada por el kirchnerismo y el peronismo en las elecciones primarias los mercados argentinos se alteraron.

El dólar llegó a venderse con un alza de más del 30% con respecto a la cifra del viernes. Pasó de 46,15 pesos por dólar a 57,30 pesos por unidad monetaria estadounidense.

“Macri cometió muchos errores. Los precios son exorbitantes. La política económica de él estuvo errada. En lo que va de año ha habido dos aumentos de servicios”, dijo Fanny Sanguino. 

“Después de las elecciones, revisaba a cada rato el precio del dólar y lo comparaba con mi sueldo en pesos. Siento la sombra de un corralito”, indicó María Emilia Jorge.

“La gente nunca cree que lo malo le va a pasar, como los venezolanos que jamás pensábamos que íbamos a llegar al nivel de Cuba y allí estamos. Los que defienden a Cristina dicen que con ella se vivía mejor, pero no toman en cuenta el contexto político”, sostuvo Verónica Ríos.

“Macri tuvo que adoptar medidas impopulares y eso le pasó factura. Desde que llegué ha aumentado todo: el mercado, los alquileres, el transporte…y la gente se queja en la calle”, dijo Daniel Gómez.

El Plan B

Empezar desde cero. Adaptarse, conseguir trabajo y establecerse cuesta tiempo y dinero. Los venezolanos esperan no tener que salir en estampida de Argentina, pero no lo descartan. 

“El lunes luego de las elecciones nos lo planteamos. Si esto se pone mal, nos tocará salir de aquí y no es fácil. Yo tengo 60 años. Pero si nuestros hijos se van, nos iremos con ellos”, indicó Fanny Sanguino. “Irme sería una opción, pero obviamente no podría ser de inmediato”, dijo María Emilia Jorge.

“Bastante no costó adaptarnos para ahora empezar de cero en otro lado. Sin embargo, uno tiene que tener un Plan B, ojalá que no. Tendríamos que evaluar y tener una plataforma económica para salir nuevamente”, expresó Daniel Gómez. 

Para atrás, ni para conseguir impulso

Volver a Venezuela luego de años o meses de planificación, de inversión de dinero y esfuerzo, no es una opción lógica para quienes están en Argentina. Prefieren esperar y darle un chance al candidato kirchnerista y posible presidente de la República. Además, piensan que Argentina no llegará a los niveles de miseria que tiene Venezuela.

“Con el chavismo en el poder no creo que regrese”, confesó María Emilia Jorge. “A mí me ha ido bien, por fortuna he trabajado en profesiones relacionadas con la comunicación. Estuve en Disney Latinoamérica de manera temporal y ahora estoy como editora de una empresa de asesorías de inversión”.

“Regresar a Venezuela no”, dijo tajantemente Fanny Sanguino. “Por más que haya un gobierno nuevo, eso va a tardar mucho en arreglarse”. 

A Verónica Ríos ni le pasa por la cabeza la posibilidad de volver a Caracas a establecerse nuevamente. “El Plan B es ahorrar lo más posible para trasladarse a otros destinos como España o Chile, en todo caso”, dijo la periodista que trabaja en una agencia de traducciones.

Mientras los venezolanos desconocen el futuro que les deparará ante una casi segura victoria del peronismo en segunda vuelta, Fito Páez sigue cantando en sus conciertos: “Que pasó en la Argentina, es la casa desaparecida. Bienvenidos a casa Argentina, es la desaparecida”. 

Juicio por corrupción contra Cristina Fernández de Kirchner inicia el 26 de febrero

UN TRIBUNAL ARGENTINO RECHAZÓ este lunes aplazar el inicio del primer juicio por corrupción que afecta a la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015), que comenzará el próximo 26 de febrero y que la actual senadora pidió postergar al alegar que no ha finalizado una instrucción suplementaria.

Según confirmaron fuentes de la defensa de la viuda del también expresidente Néstor Kirchner (2003-2007), el Tribunal Oral Federal (TOF) 2 rechazó el pedido al considerar que las pericias que todavía quedan por hacer no son indispensables para que comience el juicio, ya que podrán ser incluidas mientras se desarrolla el mismo.

En la causa, la primera que llega a juicio de las que afectan a Fernández, se investigan presuntas irregularidades en la adjudicación, durante su mandato presidencial, de obras públicas viales al Grupo Austral, propiedad del empresario Lázaro Báez, en la sureña provincia de Santa Cruz, tierra natal de Kirchner.

Además de la exmandataria -que por ser senadora cuenta con fueros que impiden su eventual arresto-, en el banquillo deberán sentarse los ya detenidos Báez, el exministro de Planificación Julio de Vido, el exsecretario de Obras Públicas José López y el exsubsecretario de Coordinación de Obra Pública Federal Carlos Santiago
Kirchner, primo de Kirchner.

Al elevar el caso a juicio, el juez Julián Ercolini indicó que Fernández, en su carácter de presidenta, “habría perjudicado los intereses confiados al violar su deber de administrar y cuidar fielmente los bienes del Estado nacional que estaban bajo la órbita de su responsabilidad”.

El juez cree que las maniobras investigadas habrían tenido el “objeto de procurarle al empresario Lázaro Antonio Báez un lucro indebido, en perjuicio de las arcas del Estado nacional”. No obstante, la expresidenta está procesada en otras causas en las que es acusada de alquilar a empresarios algunas de sus propiedades inmobiliarias a altos precios para recibir supuestamente retornos de dinero público.

Fernández había pedido que se suspendiera el inicio del juicio, fijado para el día 26, debido a que sigue abierto un proceso de instrucción suplementaria, pero el TOF 2, encargado de la vista, entendió que los resultados de esas pericias no serán necesarios antes de mitad de año.

Ya la semana pasada, la Fiscalía se opuso a cambiar el inicio del juicio. Fuentes de la defensa de Fernández dijeron a Efe que la decisión es “una arbitrariedad absoluta”, al considerar que es la primera vez que el TOF 2 inicia un juicio “sin que se encuentre terminada la instrucción suplementaria”.

“Esto a nuestro criterio demuestra persecución judicial. Y por sobre todas las cosas, un tribunal parcial e inquisidor que no respeta el debido proceso y las garantías de defensa en juicio. Esto podría costar en otra instancia en una nulidad absoluta. Es incomprensible”, aseveraron.

El hecho de que la vista comience sin las pericias concluidas “afecta a la defensa por cuanto la estrategia defensiva depende del resultado de esa pericia”, añadieron. “Iniciarla sin ella es derrumbar por completo el Estado de Derecho”, remarcaron.

Entre los varios procesos contra Fernández, para cuatro de ellos ya fue citada a juicio oral pero tan solo el de la causa por corrupción en la obra pública tiene su fecha fijada.

Informe Otálvora: Juez Moro lideraría presión de Bolsonaro sobre Maduro

Sergio Moro (der.) junto a Jair Bolsonaro el 20NOV18 en la sede de la Fiscalía General de Brasil en Brasilia.  Foto: Agência Brasil     

 

LOS PARTIDARIOS DE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR INTENTAN CONVERTIR su toma de posesión como presidente de México en una suerte de convención de la izquierda castrista del continente con la realización de una sesión del Foro de São Paulo. Aparte de la invitación a Nicolás Maduro que generó críticas en México, entre los invitados al evento se encuentran, entre otros, la expresidente argentina Cristina Kirchner, la cúpula de las Farc colombianas y el destituido presidente de Honduras Manuel Zelaya quienes se unirían a Evo Morales y al cubano Miguel Díaz-Canel. Kirchner, quien para ausentarse del país debe obtener autorización del tribunal que actualmente la enjuicia por corrupción, desistió de viajar a México. Los jefes guerrilleros colombianos Rodrigo Londoño y Rodrigo Granda recibieron autorización del tribunal de “Justicia Especial” para salir de Colombia y se aprestaban a viajar a México pese a que sobre Granda penden ordenes de captura internacional por secuestro y terrorismo.

El cambio en la política exterior mexicana, a partir del 01DIC18, se da como un hecho en diversas cancillerías del continente. El envío de un embajador a Caracas, violando los acuerdos del Grupo de Lima, pudiera ser uno de los pasos de la cancillería de AMLO.

*****

Eduardo Nantes Bolsonaro, abogado, capitán de la reserva del ejército brasileño y  diputado reelecto al Congreso de su país visitó Washington los días 26 y 27NOV18 donde fue recibido por altas figuras del gobierno y la política estadounidense. Hijo del presidente electo de Brasil, Eduardo Bolsonaro desarrolló una agenda que refleja el interés compartido entre el próximo gobierno brasileño y la administración Trump de tender puentes. Las visitas de Bolsonaro comenzaron en el Departamento de Estado donde fue recibido por la subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental Kimberly Breier. No hubo foto oficial del encuentro pero la subsecretaria Breier se encargó de publicitarlo en su cuenta Twitter.

Cuando Jair Bolsonaro viajó a EEUU en otoño de 2017 en una caótica gira acompañado de sus tres hijos mayores, era visto en la Casa Blanca como una curiosidad política suramericana a la cual el gobierno Trump no tomaba demasiado en serio, mientras la izquierda estadounidense boicoteaba sus actividades al extremo de oponerse a una conferencia prevista en la Universidad George Washington. Pero en el último año fueron tendiéndose puentes entre la familia Bolsonaro y el entorno más conservador del trumpismo. Según fuentes consultadas en Washington y Brasilia,  Steve Bannon, estratega electoral de Donald Trump y referente de la “nueva derecha” a nivel internacional, habría sido pieza importante para entroncar a Bolsonaro con el Washington oficial.

*****

Ahora, con su padre electo Presidente de Brasil, la lista de interlocutores de Eduardo Bolsonaro en EEUU fue particularmente amplia  incluyendo al yerno y asesor presidencial Jared Kushner, al subsecretario del Tesoro David Malpass, a los senadores Ted Cruz y Marco Rubio, al congresista James Sensebrenner, a un asistente del vicepresidente Mike Pence y funcionarios del Consejo Nacional de Seguridad y del Departamento de Comercio. En la agenda del brasileño en la capital de EEUU también figuró una visita al secretario general de la OEA Luis Almagro, además de una cena por el cumpleaños de Steve Bannon a quien Bolsonaro junior califica como “un ícono en el combate contra el marxismo cultural”. En Nueva York, Bolsonaro fue recibido por Rudolph Giuliani. De su encuentro con Jared Kushner, Bolsonaro salió llevando una gorra deportiva en su cabeza con un mensaje a favor de la reelección de Donald Trump en las elecciones del 2020.  Con Kushner, Bolsonaro habría conversado sobre la presencia de organizaciones terroristas en Brasil, el traslado a Jerusalén de la embajada brasileña en Israel y sobre el tema omnipresente en todas las conversaciones de los Bolsonaro con los funcionarios estadounidenses: coordinar política hacia Venezuela y Cuba.

Tras su viaje a EEUU, Eduardo Bolsonaro presidirá una “Cumbre Conservadora” convocada para el 08DIC18 en Foz do Iguaçu, en la triple frontera Brasil-Argentina-Paraguay. En el evento, según la convocatoria, intervendrían tres ponentes colombianos: el expresidente Álvaro Uribe Vélez, el general retirado Jorge Jerez Cuellar y la senadora uribista María Fernanda Cabal.  El ideólogo de la “nueva derecha” brasileña Olavo de Carvalho intervendría vía internet desde su residencia en Richmond, EEUU. Opositores cubanos y venezolanos, ponentes llegados de Chile, Paraguay y España formarían parte de los ponentes del evento organizado por Bolsonaro.

*****

Durante su estadía en Washington, Eduardo Bolsonaro explicó a sus interlocutores la línea de acción que el gobierno de su padre propone para aumentar la presión internacional sobre el gobierno de Nicolás Maduro. Bolsonaro anunció que se organizaría un equipo formado por los nuevos ministros de Relaciones Exteriores y de Justicia, el embajador Ernesto Araújo y el juez Sergio Moro para aplicar la Convención de Palermo (Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional) a los gobiernos de Venezuela y Cuba. Según el diario paulista Estadao, la estrategia conjunta de Brasil y EEUU podría implicar la utilización de equipos brasileños de investigación de crímenes financieros. Sergio Moro, quien asume el Ministerio de Justicia en el gobierno  Bolsonaro, fue el juez federal que lideró el proceso judicial denominado “Lava Jato” e impuso condena de nueve años de cárcel a Lula da Silva. Congelar todo lo que “remite y pasa por las dictaduras cubana y venezolana” es el esquema propuesto por Eduardo Bolsonaro.

*****

Tal como estaba previsto, el 29NOV18 el influyente Consejero de Seguridad Nacional de EEUU, John Bolton, hizo una parada en Brasil en su viaje hacia Buenos Aires. Jair Bolsonaro recibió a Bolton con un saludo militar en la puerta de su residencia familiar en Río de Janeiro tras lo cual se produjo un desayuno y un encuentro privado, que según varias fuentes fue en un clima distendido casi familiar. Bolsonaro se hizo acompañar de su hijo y diputado Flavio Bolsonaro, del actual canciller Aloysio Nunes así como de sus futuros ministros de Defensa, Relaciones Exteriores y del próximo jefe del Gabinete de Seguridad Institucional. El encargado del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional de EEUU, Mauricio Claver-Carone, formó parte del séquito de Bolton.  Las declaraciones de Bolsonaro y un tuiteo de Bolsonaro fueron poco explícitos sobre el contenido de las conversaciones pero, sin duda, el nuevo gobierno de Brasil pretende convertirse en un cercano aliado de EEUU con base en acciones coordinadas de política exterior sobre Venezuela, Cuba, Israel. Bolsonaro tiene esperanzas que esa alianza política se convierta en ventajas comerciales para Brasil, asunto que no puede darse por descontado dada la línea proteccionista del gobierno Trump.

Por cierto, los enunciados de Bolsonaro sobre política exterior comienzan a crear reacciones en Europa. El presidente francés Emmanuel Macron, de visita en Buenos Aires, afirmó el 29NOV18 que el futuro del acuerdo comercial que negocian la Unión Europea y Mercosur ahora está en manos de Bolsonaro. “No podemos pedir a los agricultores y trabajadores franceses que cambien sus hábitos de producción para liderar una transición ecológica y firmar acuerdos comerciales con países que no hacen lo mismo”. Macron, de esta manera, hace depender la aprobación de un acuerdo comercial UE-Brasil al cumplimiento brasileño de lo pactado en el Acuerdo de París sobre cambio climático asunto al cual se opone Bolsonaro. La respuesta de Bolsonaro a Macron llegó pocas horas después vía Twitter: “Sujetar automáticamente nuestro territorio, las leyes y la soberanía a las imposiciones de otras naciones está fuera de discusión”. La posición de Bolsonaro de rechazo a controles ambientales internacionales podría convertirse en la excusa europea para no avanzar en un acuerdo comercial que tiene grandes objeciones entre agroproductores europeos. Por su parte, Bolsonaro tiene a los grandes empresarios de agronegocios de Brasil entre sus principales bases de respaldo, por lo que el brasileño no pretende debilitarlos con acuerdos comerciales.

*****

El tema de la masiva migración de venezolanos a los países del vecindario tiende a desaparecer de las pautas noticiosas, pero se mantiene como un serio y creciente problema para los gobiernos de los países receptores.

El secretario general de la ONU, António Gutterres, quien viajó a Buenos Aires para participar en la Cumbre del G20, declaró el 29NOV18 que pretendía solicitar a las grandes potencias presentes en el evento “garantizar los fondos necesarios para hacer llegar la ayuda humanitaria a los venezolanos (…) para dar una respuesta al dramático flujo de venezolanos”.

Pocas horas después, el 30NOV18, la sede de la cancillería ecuatoriana en Quito fue escenario para una reunión en procura de recursos financieros para dar respuesta a “las personas venezolanas en situación de movilidad humana”. A la mesa de reunión se presentaron enviados de EEUU, Unión Europea, Hungría, Canadá, Israel, Japón Corea del Sur, Suiza, Portugal, Alemania, España, Italia, Francia, Austria y Reino Unido, además de organismos como Banco Mundial, BID y CAF.

Por su parte, el presidente colombiano Iván Duque junto a su gabinete ministerial, aprobó el 23NOV18 la “Estrategia para la migración desde Venezuela” que incluye un plan a cuatro años para atender la llegada de venezolanos y de colombianos retornados. Según el “Documento Compes” aprobado por Duque, “en los últimos 16 meses, la migración venezolana se ha más que quintuplicado, pasando de 171.783 migrantes provenientes de Venezuela en mayo del 2017 a 1.032.016 en septiembre de este año”.

@ecotalvora

Diario Las Américas

Informe Otálvora: Castrochavismo se organiza para socavar gobiernos de Brasil y Argentina

 

La expresidenta de Argentina Cristina Fernández de Kirchner participa en el Primer Foro Mundial de Pensamiento Critico en la ciudad de Buenos Aires. EFE/Juan Ignacio Roncoroni

El 29NOV18 estará aterrizando en Río de Janeiro el Asesor presidencial de Seguridad Nacional de los EEUU John Bolton. Camino a Buenos Aires donde se celebrará la Cumbre del G20, Bolton hará escala para sostener una reunión con el presidente electo de Brasil Jair Bolsonaro. Las alianzas militares, la política hacia Cuba, Venezuela y Nicaragua, el comercio bilateral y la presencia de China en Latinoamérica serán temas en la primera reunión oficial entre el gobierno de EEUU y Bolsonaro.

*****

La izquierda continental se propone impulsar la creación de frentes “anti neoliberales y antifascistas” en aquellos países donde los gobiernos de filiación castrocomunistas han sido desplazados del poder. Brasil, Colombia y Argentina están en la mira de una internacional comunista que procura reestructurar vínculos, consignas y agendas comunes.

 “Debemos acuñar una nueva categoría de frente social, cívico, patriótico, en el cual se agrupen todos los sectores que son agredidos por las políticas del neoliberalismo” afirmó Cristina Kirchner el 19NOV18 en Buenos Aires. La expresidente participó en la primera sesión de un evento de políticos e intelectuales de izquierda denominado “Foro Mundial de Pensamiento Crítico” o “anticumbre” ante la inminente Cumbre del G20. A la expresidente brasileña Dilma Rousseff le correspondió abrir el evento y enunció la línea política: “hay que ser capaces de hacer todas las alianzas posibles para combatir a los movimientos de derecha” y agregó que “la columna vertebral o el corazón de los frentes debe ser antineoliberal y antifascista”.

La izquierda castrocomunista ya declaró la guerra al gobierno de Jair Bolsonaro al cual, sin haberse inaugurado, denominan como “neofascista”. La decisión del gobierno cubano de retirar miles de “médicos” de Brasil buscando crear una crisis sanitaria en el país pareciera el primer paso concreto de una línea para socavar al nuevo gobierno brasileño.

El diagnóstico político para la acción de la izquierda contra los gobiernos de Brasil, Argentina y Colombia lo presentó el vicepresidente boliviano Álvaro García Linera quien se ha ido convirtiendo en uno de los teóricos de la izquierda continental. Acompañado en el escenario por el español Juan Carlos Monedero, García dijo el 20NOV18 que “el neoliberalismo que ha triunfado recientemente en algunos países es fosilizado. Están repitiendo las viejas recetas que hace veinte años fracasaron. No hay inventiva, no hay creatividad, no hay esperanza. Lo que ahora tenemos es una especie de neoliberalismo zombie que sobrevive”. El boliviano agregó: “hay que ser fríos y reparar en los límites y los errores cometidos durante esa primera oleada, porque tenemos que prepararnos para la segunda de gobiernos progresistas en el continente”.

*****

El evento sobre “pensamiento crítico duró una semana y fue convocado por el denominado “Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales”, un organismo de fachada académica que forma parte del aparato propagandístico de la izquierda continental. Con Hugo Chávez muerto, con las arcas del gobierno venezolano empobrecidas y con la pésima imagen internacional del gobierno Maduro, la izquierda prefirió reunirse lejos de Caracas y sin incluir temas como “socialismo del siglo XXI” o “revolución bolivariana” entre la larga lista de conferencias.

En la lista de celebridades de la izquierda presentes figuraron Dilma Rousseff, Cristina Kirchner, el vicepresidente boliviano Alvaro García Linera, la palestina Ahed Tamimi, los dirigentes comunistas brasileños Manuela D’Ávila y Guilherme Boulos, de Colombia llegaron Ernesto Samper Pizano y Gustavo Petro, el español Juan Carlos Monedero quien luego pasó a Brasil para visitar al encarcelado Lula da Silva, Ignacio Ramonet y Adolfo Pérez Ezquivel quien recolecta firmas para nominar a Lula al Premio Nobel. Entre las actividades se celebró un evento en homenaje a la “revolución cubana”, otro sobre la “infancia palestina” y una reunión de “movimientos sociales” de los países del ALBA. El expresidente uruguayo Pepe Mujica decidió a última hora abstenerse de intervenir en el evento para evitar choques entre su país y el gobierno argentino.

Se ignora la fuente de financiamiento para el evento. El portal brasileño O Antagonista publicó fotografías de Rousseff y otros dirigentes brasileños hospedados en un hotel cinco estrellas en la ciudad de Buenos Aires.

*****

Por cierto, un tribunal federal de Brasilia declaró el 23NOV18 a Dilma Rousseff como imputada, junto a Lula da Silva, en un proceso judicial por el funcionamiento durante sus gobiernos entre 2003 y 2016 de una “organización criminal” denominada “la pandilla del PT”. La acusación de la Fiscalía (Procuraduría General) de Brasil señala que “se verificó el diseño de un grupo criminal organizado que utilizó la estatal Petrobras para obtener una cifra estimada en US$ 500 millones como fuente de financiamiento del Partido de los Trabajadores. Además de Lula y Rousseff serán procesados los exministros de Hacienda Guido Mantega y Antonio Palocci así como el extesorero del PT  João Vaccari Neto.

*****

El gobierno de Nicolás Maduro, pese a estar invitado, no asistió a la segunda reunión convocada por el gobierno de Ecuador con el objeto de acordar una estrategia internacional para atender la masiva migración de venezolanos que impacta a los países vecinos. Venezuela y Bolivia fueron los únicos que no atendieron la convocatoria a la reunión que congregó en Quito, los días 22 y 23NOV18, a más de un centenar de representantes de trece gobiernos así como de organismos especializados de la ONU, Corporación Andina de Fomento (CAF), y el BID, además de enviados en calidad de observadores de una decena de gobiernos incluyendo a EEUU, Japón y la Unión Europea.

Los gobiernos representados en la mesa fueron Colombia, Costa Rica, Honduras, Panamá, Perú, Uruguay, República Dominicana, Paraguay, México, Ecuador, Chile, Brasil y Argentina. La reunión fue presidida por el canciller ecuatoriano José Valencia y por el representante Especial Conjunto de Acnur y la OIM para los migrantes y refugiados venezolanos Eduardo Stein.

*****

El gobierno de EEUU decidió respaldar abiertamente la posición de Guyana ante el reclamo territorial que mantiene Venezuela desde mediados del siglo pasado sobre el Territorio Esequibo y su proyección marítima.

El 25MAY18, el Departamento de Estado de EEUU emitió una comunicación saludando a la República Cooperativa de Guyana que al día siguiente celebraría los 52 años de su “independencia”.  Se trataba de un comunicado de prensa aparentemente rutinario, similar a los que el Departamento de Estado emite cada vez que un gobierno amigo celebra su fecha nacional. Pero la congratulación de Washington a Guyana del año 2018 tenía una frase que develaba notables cambios en la posición de EEUU ante el conflicto territorial por el Esequibo.  El párrafo final del texto suscrito por el secretario de Estado Mike Pence decía: “Deseamos a la gente de Guyana, desde Corentyne a Pacaraima, desde Tacutu a Amacura, y en toda la “Tierra de muchas aguas”, una feliz celebración del Día de la Independencia con paz y prosperidad durante todo el año venidero”. La aparente cadencia poética de la frase ocultaba que Pacaraima, Tacutu y Amacura son referencias geográficas situadas en el territorio reclamado por Venezuela.

*****

El 16NOV18 en la embajada de EEUU en Georgetown tuvo lugar una recepción con la cual el embajador Perry Holloway concluía su misión en Guyana. Entre los asistentes estaba Carl Barrington Greenidge, vicepresidente, ministro de relaciones exteriores y quien en ese momento se encontraba al frente del gobierno guyanés ya que el presidente David Granger permanecía en La Habana recuperándose de una operación quirúrgica. El orador de la velada fue el segundo de la misión diplomática, Terry Steers-Gonzalez, quien alabó el papel cumplido por su jefe en el cambio de la posición del Departamento de Estado en el tema del diferendo limítrofe entre Venezuela y Guyana. “Anteriormente EEUU simplemente había apoyado la resolución oportuna de la controversia fronteriza entre Venezuela y Guyana. En gran medida gracias al embajador Holloway, el gobierno de EEUU ahora pide a todas las partes que respeten la decisión de arbitraje de 1899”. El arbitraje que fijó límites entre la antigua colonia británica y Venezuela al cual hace referencia el diplomático estadounidense fue rechazado por Venezuela desde 1962 al considerar nulo el denominado Laudo Arbitral de París de 1899. Bajo el amparo de la ONU, desde 1965 y hasta la llegada del chavismo al poder, Venezuela intentó alcanzar un acuerdo limítrofe que restituyera el territorio bajo reclamo.

El enfrentamiento del chavismo contra EEUU en las últimas dos décadas, el abandono de Hugo Chávez al reclamo limítrofe, la entrega de concesiones petroleras costa afuera por Guyana a consorcios internacionales, el descubrimiento en 2015 por la empresa ExxonMobil de grandes reservas de crudo en la fachada marítima del territorio en disputa, han determinado el cambio formal de la posición de EEUU ante el diferendo Venezuela-Guyana. La propia empresa ExxonMobil que actúa en sociedad con la china CNOOC Nexen Petroleum, ha destinado recursos financieros para apoyar la acción judicial del gobierno de Guyana en contra de la posición venezolana. Pese a la oposición de Venezuela, el diferendo limítrofe fue llevado por Guyana a consideración de la Corte Internacional de Justicia donde ya comenzó el proceso sin que el gobierno Maduro muestre señales de contar con una estrategia política y jurídica ante la instancia judicial.

 

Edgar C. Otálvora

@ecotalvora 

Diario Las Américas