condena archivos - Runrun

condena

Adultos mayores: Entre el riesgo de contagio y la necesidad de abastecerse
En cada hogar la cuarentena se vive de manera diferente, pero son los mayores de 60 años de estratos sociales bajos los que tienen menos posibilidades de enfrentar la pandemia
Sufragar el costo de un mercado para 15 o 20 días es difícil para una persona de la tercera edad que vive sola
Es necesario que los adultos mayores creen alianzas cercanas con vecinos o allegados que desde la buena voluntad puedan ayudarlos

 

@yeannalyfermin

 

Agustín Fernández es un adulto mayor, tiene 70 años y vive en Petare, municipio Sucre del estado Miranda. Desde noviembre de 2018 se quedó solo porque su único hijo, en vista de la grave crisis económica, tomó la decisión de emigrar a Perú para trabajar y ayudarle con los gastos de la comida y el alquiler. Agustín se gana la vida reparando televisores, neveras y otros electrodomésticos que le llevan sus clientes. 

Con lo que cobra de la pensión, lo que le manda su hijo y los bonos que le da el gobierno lleva una vida normal, pero que nada de eso puede compensar el vacío, la soledad y el miedo que siente, ahora que el coronavirus llegó a Venezuela. “A mí me da mucho miedo contagiarme con esa enfermedad tan fea. Yo salgo a la calle a comprar lo que necesito y me devuelvo rápido, uso mi tapabocas y me baño apenas llego, pero esto es una zozobra, el país está paralizado y mi mayor miedo es que a mi hijo le pase algo por allá”, dijo. Agustín es parte de la población que corre mayor riesgo de llegar a contagiarse con COVID-19, diversas organizaciones de salud concuerdan en que la tasa de letalidad del coronavirus en adultos mayores es más alta que en los otros grupos.

La situación de Agustín es considerada por él como “buena” en comparación con la de otros adultos mayores que viven en su comunidad. Asegura que muchos que son contemporáneos con él están desnutridos y sin nadie que los ayude.

Desde que el pasado 13 de marzo Nicolás Maduro anunció que en el país había dos casos positivos por COVID-19, el nerviosismo y la desesperación se apoderaron de las personas jóvenes, pero un análisis de la Organización Mundial de la salud (OMS) indica que los mayores de 60 años son los que necesitan más cuidados preventivos y atención, pero en Venezuela es justo este grupo -4 millones según cifras gubernamentales- los más desasistidos y doblemente vulnerables por la crisis económica, social y sanitaria que se vive desde el año 2016, y ahora por la pandemia.

En emergencia desde hace tiempo

El Índice Global de Envejecimiento mide el bienestar de las personas mayores de 65 años en 96 países, el cual se centra en los ingresos, acceso a los servicios de salud y entornos favorables. Según el último estudio que realizó la organización no gubernamental Help Age International en el año 2015, Venezuela se ubicó en el segundo país de América Latina con las peores condiciones para envejecer.

Luis Francisco Cabezas, director general de la Asociación Civil Convite -organización que vela por los derechos sociales de personas o grupos vulnerados, como la tercera edad- afirmó que desde hace mucho tiempo los adultos mayores en Venezuela están en emergencia.

“La situación ya era bastante comprometida antes de que llegara el coronavirus. Vivimos en un país donde la pensión equivale a tres dólares mensuales, en donde una caja de pastillas para la tensión como el Losartán potásico cuesta más caro que la misma pensión”, dijo el director de Convite.

La escasez de medicinas y los altos precios de los alimentos son el talón de Aquiles para muchos ancianos que ahora deben enfrentar la covid-19. Según cifras de la Federación Farmacéutica Venezolana (Fefarven) el desabastecimiento de medicamentos se ubicó en 80% para el mes de febrero de 2020, mientras que el precio de la Canasta Alimentaria Familiar en febrero se ubicó en 26.590.000, unos 350 dólares, según el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM).

La imposibilidad de encontrar efectivo es un problema para la población de la tercera edad. “Muchas personas mayores no han podido cobrar su pensión. Desde que los bancos dejaron de emitir plásticos todo se ha complicado, y ahora no pueden salir a la calle a cobrar su menguada pensión porque los bancos están trabajando pocas horas al día”, dijo. 

La migración forzada también ha puesto en emergencia a los adultos mayores, cerca de 4,8 millones de venezolanos han abandonado el país, según la actualización correspondiente al 5 de febrero de 2020 del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

De la cifra, son muy pocos los que se han llevado a sus padres o abuelos, lo que a juicio de Francisco Cabezas contribuye significativamente con el deterioro de la salud mental y con el incremento de los cuadros depresivos en los ancianos.

Una condena para los adultos mayores

Ninoska Sánchez tiene 63 años y vive en el Barrio José Félix Ribas en Petare, municipio Sucre, estado Miranda. Desde hace dos años se encarga del cuidado de sus dos nietos, porque su hija se fue a trabajar a Colombia para poder costear los gastos de colegio y alimentación. Sánchez quedó viuda hace 10 años, tiene a toda su familia en el estado Táchira y es la única que tiene que salir a hacer las compras. Afirma que sufre de hipertensión y por eso su temor a contagiarse es mayor.

“Los adultos mayores que están cuidando niños e incluso adolescentes, llevan sobre ellos una carga emocional nada fácil de soportar, en un país donde la atención a las personas de la tercera edad es casi nula”, afirmó Luis Francisco Cabezas.

La campaña #QuédateEnCasa que se hizo viral rápidamente en redes sociales y televisión, es una de las medidas más efectivas para frenar la propagación del coronavirus. Sin embargo, para los adultos mayores que viven solos es imposible cumplir la medida a cabalidad.

“Las personas de la tercera edad son las más vulnerables a la letalidad del coronavirus y en Venezuela están doblemente expuestos. Primero por el deterioro previo de sus condiciones de vida: pérdida de peso, mala alimentación, sistemas inmunológicos debilitados; segundo porque no existe ningún tipo de alternativa para la atención médica domiciliaria, de tal forma que pueda hacérsele llegar comida y medicinas a sus hogares y atención psicológica”, aseguró Luis Francisco Cabezas.

Un estudio de la organización Convite realizado en los estados Lara, Bolívar y Miranda afirmó que 23% de los adultos mayores vive en situación de soledad y se ven obligados a salir a la calle para poder adquirir alimentos y medicinas.

El mismo estudio aseguró que tres de cada cinco personas mayores se acuestan regularmente sin comer y una de cada diez se acuesta cada noche sin comer, y 77% de las personas mayores no tienen acceso suficiente a alimentos.

Los estragos de la cuarentena

Miriam Mujica de Rangel tiene 60 años, trabaja como empleada de limpieza en varias oficinas en Altamira. El mayor temor para ella es contagiarse con covid-19. Asegura que es su esposo, también adulto mayor, el que se encarga de salir a la calle y hacer las compras de alimentos. “Yo no salgo por ningún motivo, pero me aburro mucho en la casa. Estoy acostumbrada a trabajar”.

Elizabeth Rangel tiene 61 años y afirma que el encierro le está afectando. “No me gusta estar sin hacer nada y cada vez que pienso en el coronavirus me duele la cabeza”. Su temor es a que la cuarentena se extienda y no pueda comprar comida ni medicinas. “El problema de la gasolina también me preocupa porque por ahí se puede armar el problema”, dijo.

La socióloga del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello, María Gabriela Ponce aseguró que la cuarentena para los adultos mayores será más prolongada lo que generará en ellos un cambio de hábitos y rutinas.

Ponce afirmó que la cuarentena no se vive igual en todos los hogares. En el caso de los estratos medios y altos llevan la situación con mayor facilidad porque cuentan con mayores recursos.

“En los estratos bajos es más complicado. Hay abuelos cuidando de sus nietos, padeciendo la escasez de medicinas y servicios básicos. La recomendación principal es mantenerse informado cumplir la cuarentena, hay que echar mano de las redes de solidaridad para ayudarnos unos a otros y sobrellevar la pandemia”, enfatizó.

Victoria Tirro, psicogerontóloga ‒rama de la psicología que se centra en las personas mayores- afirmó que los niveles de angustia por la cuarentena se están dando más en los adultos jóvenes y contemporáneos que en los adultos mayores.

“Las personas de edad avanzada sufren y se preocupan más por otras personas que por sí mismos. Los riesgos psíquicos en las personas mayores pueden ser igual o hasta menores que en las personas jóvenes en estos tiempos de cuarentena”, dijo.

Como recomendaciones para los adultos mayores que se encuentran solos en medio de esta cuarentena, Tirro explicó que es necesario que los adultos mayores creen alianzas cercanas con vecinos o allegados que desde la buena voluntad puedan ayudarlos e incorporarlos en actividades que logren recrearlos y sacarlos de la rutina.

Tirro enfatizó que a los adultos mayores no se les debe subestimar y que todo debe ser negociado para no imponerles las cosas. “Tener paciencia, escuchar sus dudas y sugerencias, así sea a distancia es muy importante en estos tiempos de cuarentena”, agregó la psicóloga. 

Estrategias económicas para sobrevivir en cuarentena

Uno de los mayores temores desde que se confirmaron los primeros casos de la covid-19 fue el de la comida. Desde el año 2016 la escasez de alimentos hizo mella en la memoria de todos los venezolanos que asociaron inmediatamente la enfermedad con el posible desabastecimiento de comida.

Ante la situación, muchas son las estrategias que han adoptado los  venezolanos para rendir los alimentos. Nelson Paredes, un hombre de 78 años aseguró que solo come dos veces al día. “El desayuno me lo como a las 12 del mediodía y luego vuelvo a comer como a las siete de la noche y listo”, dijo.

Francisca Landaeta tiene 73 años, vive con su hija y dos nietas, ella afirma que han dejado de comprar proteínas como la carne y el pollo para comprar más mortadela y huevos porque son más económicos.

Otra estrategia que están implementando es la compra de los alimentos en los mercados chinos, porque según son más económicos que los que venden en supermercados. Eliana Sequera afirma que los chinos venden productos de varios países a buen precio y de calidad. “Es por eso que en Petare siempre hay gente comprando”, aseguró.

Nelson Afiuni, hermano de la jueza María Lourdes Afiuni, informó este lunes que tras la ratificación de la condena por “corrupción espiritual”, la defensa introducirá un nuevo recurso ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para exigir su libertad plena.

Afiuni indicó que llevarán ante la Sala Penal un “recurso de casación” y espera que el presidente de este órgano emita una decisión a favor de la jueza, excarcelada en julio de este año por un acuerdo entre el régimen de Nicolás Maduro con la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

“No tenemos mucho optimismo porque todo el mundo sabe quién es el presidente del TSJ en este país, y bueno me imagino que seguiremos con corrupción espiritual, algo que pasará a la historia”, dijo en entrevista a Unión Radio.

La semana pasada, un tribunal venezolano ratificó por cinco años la condena sobre la jueza María Lourdes Afiuni, quien fue encarcelada en diciembre del 2009 y posteriormente condenada por corrupción propia.

En marzo de este año se emitió la sentencia sobre Afiuni, quien permaneció detenida durante tres años y nueve meses en Instituto Nacional de Orientación Femenina (INOF), acusada de irregularidades en el caso del banquero Eligio Cedeño.

Afiuni actualmente posee libertad condicional con medidas cautelares de prohibición de salida del país y no puede dar declaraciones ante los medios de comunicación.

SIP lamenta

LA SOCIEDAD INTERAMERICANA DE PRENSA (SIP) lamentó este jueves que el Tribunal Supremo de Venezuela (TSJ) haya condenado “sin debido proceso” al medio digital La Patilla a pagar una “desproporcionada” indemnización al “número 2” del chavismo, Diosdado Cabello.

Estamos “de nuevo ante un caso de persecución perpetrado por una Justicia politizada y parcializada, como lo es la venezolana, que siempre actúa con la intención de defender a los funcionarios del régimen en detrimento del derecho del público a la información”, dijo la presidente de la SIP, la colombiana María Elvira Domínguez.

La sentencia del TSJ ordenó que La Patilla pague el equivalente a más de cinco millones de dólares estadounidenses a Cabello, presidente de la Asamblea Constituyente, por “daños morales”.

La SIP recuerda en un comunicado que Cabello demandó en 2015 a La Patilla y a los diarios El Nacional y Tal Cual por haber reproducido denuncias publicadas por el periódico español ABC respecto a investigaciones judiciales de Estados Unidos sobre los supuestos vínculos de Cabello con el narcotráfico.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, Roberto Rock, indicó que “el delito de desacato, algo que ha sido erradicado de América Latina como vestigio de épocas coloniales o monárquicas, sigue en plena vigencia en el Código Penal de Venezuela y en su sistema de Justicia”.

El último informe de la SIP sobre Venezuela denuncia que “se cumplieron más de tres años en noviembre desde que por solicitud de Diosdado Cabello, se prohibió la salida del país a 22 ejecutivos del diario El Nacional, La Patilla y Diario Tal Cual”.

De los 22, 14 están en el exilio, 6 se acogieron a la reparación de daños, uno no lo aceptó, y otro, Teodoro Petkoff, murió, dice la SIP.

El año pasado una Corte de Apelaciones de Estados Unidos desestimó una demanda por difamación de Cabello contra el periódico The Wall Street Journal, a raíz de un artículo sobre la presunta participación de funcionarios venezolanos, entre ellos él, en el narcotráfico y lavado de dinero.

Con sede en Miami, la SIP es una entidad sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión y compuesta por más de 1.300 publicaciones del continente americano. 

Alejandro Andrade ingresó a una cárcel de EEUU para cumplir condena de 10 años

EL EXTESORERO DE LA NACIÓN durante el gobierno del fallecido Hugo Chávez, Alejandro Andrade, se entregó el pasado lunes 25 de febrero a las autoridades de los Estados Unidos, para cumplir una condena por corrupción.

El hombre que comenzó siendo guardaespaldas del máximo líder de la “revolución bolivariana”, pasará 10 años en una cárcel norteamericana.

Andrade, de 54 años, fue sentenciado el 27 de noviembre de 2018 por el juez federal del distrito en West Palm Beach, Robin Rosenberg, por los delitos de lavado de dinero y conspiración.

El teniente retirado había confesado que aceptó cerca de1 mil millones de dólares en sobornos que posteriormente blanqueó con inversiones de todo tipo, en el marco de una red que se extiende desde Venezuela hasta Estados Unidos.

 

Lea más de Alejandro Andrade AQUÍ: Quién es Alejandro Andrade, el venezolano de las cuentas ocultas en Suiza

 

“Buenos días, su Señoría. Deseo pedir perdón. Asumo con plena responsabilidad los hechos por los que me he declarado culpable. He ayudado al pueblo de Venezuela en estos 10 años”, dijo Andrade durante su intervención.

El retardo de Andrade para ingresar a prisión a cumplir su condena, se debió a su colaboración para esclarecer otras investigaciones sobre corrupción y blanqueo de capitales por parte de dirigentes venezolanos. Por este motivo la fiscalía podría evaluar la sentencia.

 

Estados Unidos subastó todos los caballos de Alejandro Andrade

 

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos vendió en subasta los 14 caballos de salto confiscados a Alejandro Andrade, quien fue tesorero nacional de Venezuela y en 2018 fue condenado a 10 años de cárcel en EE.UU.

Se desconoce la cifra total de la venta, pues en el caso de 6 de los 14 caballos no se alcanzó el precio de reserva establecido, aunque el Departamento del Tesoro finalmente aceptó la oferta más alta en la subasta, que concluyó este martes.

Un representante de la compañía especializada CWS Marketing, que organizó la subasta por encargo del Departamento del Tesoro de EE.UU., y que pidió no ser identificado, indicó este miércoles a Efe que entre las razones para no revelar la cifra final está que las autoridades deben comprobar antes si los compradores cumplen los requisitos.

Las bases de la subasta establecían que la familia y personas con conexiones con Andrade y los bienes que le fueron confiscados no podían participar en la subasta.

El total recaudado de los otros ocho caballos vendidos ascendió a más de 1,23 millones de dólares.

El caballo que mayor precio alcanzó en la subasta fue Hardrock Z, que se vendió por 282.000 dólares, seguido de Joli Jumper, que se remató en 228.000 dólares en la subasta iniciada el 19 de febrero.

Los precios mínimos de venta iban desde 5.000 a 35.000 dólares y para poder pujar era necesario haberse registrado previamente y depositado 50.000 dólares.

 

*Con información de El Pitazo y EFE

 

Michelle Bachelet condena violencia en las fronteras de Venezuela

LA  ALTA COMISIONADA de Naciones Unidas para los Derechos Humanos Michelle Bachelet condenó el domingo los hechos violentos tanto en diversos puntos de las fronteras de Venezuela con Colombia y Brasil, como en el interior del país. En particular, Bachelet condenó el uso excesivo de la fuerza empleado tanto por las fuerzas de seguridad venezolanas, como por grupos pro-gubernamentales armados que tuvieron como resultado al menos cuatro muertos y más de 300 personas heridas el viernes y el sábado.

“Se ha disparado a personas y algunas han muerto, hay quien ha recibido heridas de las que nunca se recuperará, incluyendo la pérdida de un ojo”, dijo Bachelet. “Estas son escenas deplorables. El Gobierno venezolano debe obligar a los cuerpos de seguridad a dejar de emplear el uso excesivo de la fuerza contra manifestantes desarmados y ciudadanos comunes”.

Bachelet dijo que ha recibido informes de varios incidentes violentos -en algunos casos prolongados- en diferentes puntos de las fronteras con Colombia y Brasil vinculados al bloqueo por parte de las fuerzas de seguridad de la asistencia que se dirigía hacia el interior de Venezuela a través de fronteras cerradas.

La Oficina de la Alta Comisionada también recibió varios informes que apuntan al involucramiento de grupos armados pro-gubernamentales en los ataques violentos en contra de manifestantes, y Bachelet urgió al Gobierno a “frenar a estos grupos y arrestar a aquellos que utilizaron la fuerza de manera ilegal en contra de manifestantes. El uso de fuerzas paramilitares o parapoliciales tienen una larga y siniestra historia en la región,” añadió Bachelet. “Y es muy alarmante verlas operar de manera tan clara en Venezuela. El Gobierno puede y debe frenar que estos grupos sigan exacerbando una situación ya de por si altamente inflamable”.

Juez encargado del caso de Lula da Silva ratificó la condena del exmandatario

 

El juez João Gebran Neto, instructor del caso Lava Jato en un tribunal de segunda instancia, revocó este domingo la orden de excarcelación “inmediata” de Luiz Inácio Lula da Silva dictada por otro magistrado y decidió mantener al expresidente brasileño en prisión.

Gebran Neto es uno de los tres jueces que integran la octava sala del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF-4) de Porto Alegre, corte que condenó a Lula en segunda instancia a 12 años y un mes por corrupción pasiva y lavado de dinero.

El magistrado bloqueó la decisión dictada horas antes por el juez federal de turno Rogerio Favreto, también de segunda instancia, quien este domingo concedió a Lula un “habeas corpus” solicitado por diputados del Partido de los Trabajadores (PT), formación liderada por el expresidente.

En un auto, Gebran Neto determinó que la Policía Federal de Paraná, en cuya sede Lula está preso desde abril pasado, se “abstenga de practicar cualquier acto que modifique la decisión colegiada” de la octava sala del TRF-4.

De esa forma, la decisión de Gebran Neto dejó sin efectos la orden de libertad concedida horas antes a Lula de forma “inmediata” por el magistrado Rogerio Favreto.

Favreto acató hoy de manera sorpresiva un recurso interpuesto por diputados del PT, quienes argumentaron que no había fundamentos para el encarcelamiento de su máximo líder y además pedían que fuese liberado para que participase en eventos de campaña de cara a las elecciones presidenciales del próximo octubre.

TSJ ratifica condena en contra de Raúl Emilio Baduel y Alexander Tirado

La Sala de Casación Penal Accidental del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), con ponencia de su presidente, magistrado Maikel Moreno, desestimó el recurso interpuesto por la defensa de Raúl Emilio Baduel y Alexander Antonio Tirado en el que solicitaban la anulación de la decisión de la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del estado Aragua, que declaró sin lugar el recurso de apelación y confirmó la decisión del juzgado de juicio que los condenó a ocho años de prisión por la comisión de los delitos de instigación pública, intimidación pública y agavillamiento.

De acuerdo con la sentencia N° 051 existe una evidente contradicción en los argumentos de los accionantes, pues aunque señalaron una presunta omisión por parte de la Corte de Apelaciones al resolver la denuncia planteada en apelación, admitieron la existencia de una decisión emitida por la instancia, pero al resultar dicho pronunciamiento contrario a sus intereses le atribuyeron un vicio de forma subjetiva sin mostrar a la Sala una circunstancia que ameritara la revisión del fallo objetado.

Agrega la decisión del Alto Tribunal que en el contenido de la denuncia los defensores de los condenados pretendieron cuestionar la apreciación y análisis de las pruebas realizadas por el tribunal de juicio, lo que no puede ser atribuible a la Corte de Apelaciones; Asimismo, se reiteró en el dictamen la necesidad de la exigencia de la debida fundamentación del recurso de casación, al no ser meras formalidades sino requisitos inexcusables.

Cuatro venezolanos galardonados con el premio Sájarov están presos en El Helicoide

helicoide-sebin

 

Mientras este miércoles se entrega en Estrasburgo el premio Sájarov, cuatro de los venezolanos galardonados cumplen su condena en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) conocida como El Helicoide.

En esa construcción futurista, concebida como un centro comercial y convertida después en sede de la policía política, vive desde el 17 de agosto de 2015 Andrea González, detenida ese día al ser acusada por dos asesinos confesos de planear el asesinato de la hija de un potentado chavista.

González nació en Venezuela hace 31 años y emigró a Canarias de adolescente con su familia para regresar por amor en 2010 a su país natal, sin poder imaginarse que acabaría presa.

“Cuando Andrea volvió a Venezuela la situación ya estaba muy deteriorada y ella no estaba acostumbrada a una situación tan horrible para la gente. Le tocó muy de cerca”, dice su hermana Alejandra, remontándose al origen de la historia que la llevó a El Helicoide.

Andrea González participó en voluntariados en los que conoció a Liana Hergueta y empezó a ir a protestas en contra del gobierno, al que consideraba responsable del sufrimiento que veía.

Junto a Hergueta entró en contacto con Carlos Trejo, un supuesto opositor con el que pronto rompió relaciones por su comportamiento conflictivo.

González no volvería a saber de él hasta que Hergueta, a quien Trejo había estafado, le pidió ayuda para localizarlo, una misión en la que también se implicó otra persona vinculada a las protestas, Rafael Pérez Venta.

Después de que obtuviera de este el compromiso de encontrar a Trejo, Hergueta fue asesinada y descuartizada. Los responsables eran Trejo y Pérez Venta, quienes confesaron al ser detenidos.

Habían pasado días del asesinato cuando el Sebin se llevó a Andrea de su casa. Desde El Helicoide le pidieron que llamara a su novio, Dany, para que también testificara.

27 meses después, Andrea y Dany siguen allí encerrados, acusados por los dos asesinos de tener un plan para matar a la hija del dirigente chavista Diosdado Cabello.

Según varias fuentes, los asesinos de Hergueta eran infiltrados del gobierno en medios opositores.

“Como no le convenía al gobierno que se dijera que ese asesino estaba en sus filas lo pusieron a grabar varios vídeos en los que incrimina a Betty Grossi, a Andrea González, a Dany Abreu, y a Ángel Zerpa”, dijo Joel García, abogado de Andrea.

“Las pruebas no son más que un google maps en la que aparece la urbanización donde vive Diosdado Cabello y los dichos de Pérez Venta”, cuenta García, tras enumerar el rosario de ilegalidades que paralizan el juicio de Andrea.

Bajo el mismo techo duerme desde diciembre de 2016 el activista Lorent Saleh. Antes de llegar a El Helicoide, pasó 26 meses en los sótanos de otro edificio del Sebin en Caracas, conocidos como “La Tumba”.

“‘La Tumba’ está en el sótano 5, en lo que eran las bóvedas de un banco”, explicó su madre, Yamile Saleh, que relata las condiciones de reclusión bajo tierra de su hijo.

“El aire acondicionado muy alto, de modo que ellos no pudieran pararse ni siquiera de la cama. Son celdas 2×3, con una cama de concreto”.

Saleh nació en 1988 y fue entregado en septiembre de 2014 al Sebin por el gobierno del presidente colombiano Juan Manuel Santos.

Pese a las acusaciones de paramilitarismo y terrorismo del chavismo contra él, los cargos que le mantienen preso son por violar una restricción de movimientos dictada por la justicia por poseer tirachinas para usarlos en las protestas.

Yamile denuncia los más de 40 aplazamientos de la audiencia previa al juicio a su hijo, y relata cómo era su vida en “La Tumba”.

“Sin un lápiz, sin un papel, sin un libro ni un reloj”.

Con las luces encendidas 24 horas y sin escuchar más ruido que los trenes del metro de Caracas, cuya interrupción cada jornada a las 11 de la noche era la única referencia del paso del tiempo y la vida afuera.

Cerca de Andrea y Lorent cuentan las horas esperando la libertad dos alcaldes opositores, Daniel Ceballos, de San Cristóbal, y Alfredo Ramos, de Iribarren, localidades del oeste del país.

Ambos fueron detenidos por promover y no impedir las protestas que en 2014 y 2017 llenaron de barricadas las calles de Venezuela.

Después de que el presidente Nicolás Maduro dijera en televisión que le tenía preparada una celda “más fría” que la que entonces ocupaba Leopoldo López, Ceballos, que ahora tiene 33 años, fue apresado el 19 de marzo de 2014.

Tras varios cambios de cárcel, recaló en El Helicoide, donde lleva más de dos meses aislado, sin visitas ni explicaciones de las autoridades sobre el motivo.

La detención de Ramos llegó el pasado 28 de julio en su ayuntamiento, el Sebin se lo llevó mientras los funcionarios trataban de impedirlo cantando el himno nacional en señal de protesta.

Ramos tiene 62 años y sufre de hipertensión severa crónica. Los medicamentos llevan tres meses sin hacerle efecto, y no ha sido trasladado a un hospital como piden los doctores que le han visto, que le califican de paciente de alto riesgo.

“Tiene morados en todas las piernas y está muy hinchado”, dijo Natasha, una de sus hijas, que cuenta cómo la familia teme por su vida.