comida archivos - Página 2 de 17 - Runrun

comida

Canciller de Portugal: Tenemos la disponibilidad de apoyar a Venezuela con alimentos y medicinas

AugustoSantosSilva_

 

El ministro de Negocios Extranjeros portugués Augusto Santos Silva indicó este lunes que su país manifiesta su disponibilidad para “apoyar en los nuevos proyectos de cooperación bilateral y áreas como alimentación, medicinas y otros bienes de primera necesidad”.

Augusto Santos destacó que la principal relación entre Venezuela y Portugal es a nivel humano. “Hay 200 mil personas que nacieron en Portugal y viven en Venezuela, hasta la fecha ha aumentado la población con nacionalidad portuguesa a 500 mil habitantes en Venezuela”.

“El mercado venezolano ha sido muy importante para los portugueses en tiempos difíciles de nuestra economía”.

Por otro lado indicó que “respetamos y apoyamos los resultados positivos que surjan del diálogo político en Venezuela”.

En el caso de los empresarios y comerciantes portugueses que están en Venezuela indicó que “será muy apreciado todas las mejoras” en cuanto a las condiciones estables para sus comercios y redes de distribución.

Asimismo agradeció a Venezuela el apoyo en el Consejo de Seguridad de la ONU nuestra candidatura en el 2016.

 

Liberaron a periodistas que cubrían protesta en Margarita por escasez de comida

protestamargarita

 

En horas de las tarde de este miércoles fueron liberadas las dos periodistas del canal por sucripción de Unicable TV Canal 5 tras permanecer 3 horas detenidos por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Naleida León y Gladifer Albornoz, fueron arrestadas tras cubrir las protestas en la avenida Juan Bautista Arismendi en el estado Nueva Esparta por escasez de alimentos y las promesas incumplidas por parte del Gobierno Nacional.

El sindicato de la prensa publicó a través de su cuenta en la red social Twitter y confirmó la liberación de las periodistas.

 

Zonas populares protestan para reclamar el Clap navideño al gobierno

Tranca-redoma-de-la-india-exigiend-clap

Caracas. Los habitantes de la parroquia La Vega, por más de tres horas, cerraron la redoma de La India en reclamo por de las bolsas del Clap navideño. Pero también en El Amparo de Catia, El Valle, Coche y Antímano, faltando cinco días para la Navidad, se quejan porque no han recibido los productos que, según el presidente de la República Nicolás Maduro, se empezarían a distribuir el 15 de noviembre.

A finales de octubre de este año, Maduro dijo que ordenaría a los Comités locales de abastecimiento y producción, Clap, la entrega de alimentos típicos de la Navidad y los ingredientes necesarios para hacer hallacas.

Aseguró que “trabajará” para que los combos sean entregados cada 15 días, a partir del 15 de noviembre. El pernil por familia pesaría 5 o 6 kilos. La estimación era dar 12 millones de Clap en noviembre e igual cantidad en diciembre”, dijo en una alocución. El combo de 9 productos costaría 49.730,00 bolívares.

“Yo pagué por la bolsa navideña 149.000 bolívares en noviembre. Estaban apurando para que pagáramos y nada que llega”, dijo una de las vecinas de La Vega.

¿Dónde están nuestros combos? ¿Dónde están las bolsas navideñas? ¿Dónde están las autoridades? “Freddy Bernal queremos hablar contigo”. Se leía en las pancartas que los afectados exhibieron la noche del lunes 18, mientras trancaban la redoma de La Vega.

Dos meses tienen que no reciben la caja y del pernil no saben nada.

Continúa leyendo la nota de Mabel Sarmiento en Crónica Uno

Misiva secreta a Lorenzo Mendoza, por Eduardo Semtei

LorenzoMendoza8

 

Entregar en sus manos por favor:

Estimado Noamigo/Noenemigo: Solo quiero decir, como para empezar aclarando vainas, que se sepa que no somos ni amigos ni enemigos. Por allí anda un ex hablando de que aquellas personas que le han dado la bienvenida a la política al señor Mendoza somos sus enemigos. No señor, para nada. Luego hizo lo mismito que Falcón: lo invitó a la política pero como outsider. Nosotros lo invitamos como insider. ¿De dónde viene esa propuesta? ¡Es la economía estúpido! (the economy, stupid, fue una frase muy utilizada en la política estadounidense durante la campaña electoral de Bill Clinton en 1992 contra George H. W. Bush padre, que lo llevó a convertirse en presidente de Estados Unidos).

En ese orden de ideas y analizando algunas encuestas, entre ellas Datanálisis, Venebarómetro y RatioUCAB, podemos observar que entre los principales problemas, miedos, temores y preocupaciones de todos toditos los venezolanos se encuentra el asunto económico, concretamente desabastecimiento de comida, de medicinas y la alta inflación. Más de 75% de los encuestados menciona el problema de los alimentos como el fundamental.

Y es que la procura de la comida es uno de los objetivos fundamentales en la vida. La historia de la humanidad puede muy bien ser descrita como la historia de la búsqueda de la comida; desde las cuevas de los primitivos, recolectando vegetales, pasando por la caza y la pesca, hasta las siembras y cosechas con control electrónico y satelital. Cito a Wikipedia: “Los platos que cocinamos y comemos a diario contienen todos los ingredientes de nuestro pasado y nuestro presente: nuestra identidad, nuestro lugar en la sociedad y el lugar de nuestra sociedad en el mundo. El prestigioso historiador de origen español Felipe Fernández-Armesto, profesor en la Universidad de Oxford y autor de la magistral obra Civilizaciones, nos ofrece esta fascinante Historia de la comida, que aborda este suculento tema desde la perspectiva de la cultura, la sociología, la gastronomía y la relación con el entorno; en suma, una historia global que abarca más de medio millón de años (medio millón, 500.000 años, vergación). A modo de hilo conductor, Fernández-Armesto distingue ocho grandes revoluciones en la historia de la comida, desde que la aparición de la cocina separó el camino de la humanidad del de otras especies animales, hasta la más reciente, cuando la industrialización ha transformado el modo como la comida se obtiene, se consume y se imagina, pasando por el desarrollo del pastoreo, la invención de la agricultura o el aumento de las desigualdades, que hizo de la comida un indicador social”.

Suficiente explicación. Al buen entendedor pocas palabras. El gobierno venezolano sabe lo mismo que nosotros… pero tiene el poder. Sabe que quien controle la comida puede controlar voluntades, y ellos lo hacen sin escrúpulos, en forma chantajista, ventajista, corrupta, con violencia y extorsión, con manipulación social y policial, en fin, y bajo los sabios consejos de cubanos y chinos se apropiaron de todo el sistema de distribución de la comida entre las grandes mayorías mediante el sistema CLAP. Mecanismo parapolicial que perfeccionan cada día más.

Allí están los resultados de la elecciones de gobernadores y alcaldes (claro, a sabiendas de la gigantesca estupidez de AD, VP y PJ de llamar falsamente a la abstención, pues llevaban candidatos a montón). Eso les da un poder enorme, tal como lo describe Fernández-Armesto cuando se trata de la lucha del hombre por el alimento. Para las grandes mayorías el gobierno es garantía de su alimento. Y esa garantía se traduce en votos. Mientras haya más desabastecimiento y más inflación, el gobierno tendrá mayor poder para manipular voluntades y conciencias. Diría la señora aquella, una tendencia irreversible.

Una familia pobre frente a la opción de una propuesta política opositora, de una esperanza, de una promesa de un lado y del otro una caja CLAP no tiene precisamente libertad de elegir. Milton Friedman, en su libro Libertad de elegir, dice que la característica principal de una economía de mercado es que todo intercambio es llevado libremente por las dos partes, sabiendo que obtendrán un beneficio de este. En Venezuela no existe una economía de mercado sino una economía estatizada y bajo control de gobierno. Una especie de ensayo comunistoide. No hay equilibrio en el intercambio. Todo el “bairgaining power” está de un solo lado.

Así que el problema fundamental a dilucidar en las próximas elecciones presidenciales no son las tesis socialdemócratas, ni los principios socialcristianos, ni la descentralización, ni el equilibrio de poderes. El Rerum Novarum no es precisamente la preocupación de millones de venezolanos que sufren la dieta Maduro, muchísimo menos de aquellos que escarban la basura en busca de alimentos.

Se trata de saber quién me ofrece un futuro más seguro justamente en lo relativo a la comida. Para mis hijos, para mis padres, para mí, para mis amigos. El debate es la comida. Y allí es donde calza usted, Sr. Mendoza, al representar un camino seguro hacia el abastecimiento (sin demeritar para nada sus ventajas competitivas y comparativas como gerente exitoso). Garantía y seguridad alimentaria.

Usted no aparece mal en las encuestas, sobre todo sabiendo que no ha entrado en el ruedo de la política con todas las harinas, quise decir, con todos los hierros. Usted ha hecho unas cuantas apariciones en público: televisión, conversaciones con el presidente Maduro, visitas a juegos de beisbol, de básquet. Seguramente hechos sin intenciones de campaña electoral, pero como usted no es ciego, ni sordo, ni mudo alguna idea tendrá de su fuerza como líder de masas.

Usted tiene un tremendo compromiso. Frente a su país y frente a la historia. El gobierno que sabe de su potencialidad como candidato o como figura comprometida con algún candidato, amenaza con expropiarle sus empresas (recuerde además que ser gerente exitoso en el mundo privado no es garantía de ser un buen gobernante, tiene que entender la necesidad de contar con respaldo político, es decir, con líderes partidistas y partidos políticos). Ese es un riesgo cierto. No son conchas de ajo lo que usted arriesga si entra en el mundo político. Es una decisión parecida a la de Sofía, personaje de aquel libro de William Styron que fue llevado al cine. Cualquier decisión que tome tiene penalidades y costos. Pero no tomarla tiene peores consecuencias. En resumen; las presidenciales de 2018 se resumen en una batalla: el CLAP y la tarjeta de la patria contra la harina PAN y la margarita Mavesa. ¿A quién apuesta, querido lector?

 

@eduardo_semtei

El Nacional

Cable a tierra… ¡urgente!, por Jesús

MercadosMilitarizados

 

“¡Aquí no se viene a ver, aquí se viene a comprar, hagan su cola, circulen, circulen, no quiero mirones!”… Así le gritaba un efectivo de la Policía Nacional “Bolivariana” (traje de camuflaje, boina roja, rostro amenazante, ademán violento) a las asombradas, indignadas y asustadas amas de casa que este viernes 24 acudieron al Mercado Municipal de Guacaipuro, ubicado en la céntrica avenida Andrés Bello de Caracas, a tratar de comprar algo de pollo, carne, huevos o granos.

  

EL MERCADO CONVERTIDO EN CUARTEL…

Los vecinos se encontraron con el mercado militarizado, tomado por la PNB y por efectivos de la Guardia Nacional.  Muchos locales estaban cerrados, pues sus propietarios prefirieron bajar sus “santamarías” -quizás de manera definitiva- antes que ser obligados a vender a pérdida agravada, esto es, a precios que están por debajo no ya del costo de reposición sino incluso por debajo del precio al que ellos adquirieron esa mercancía; Otros no tuvieron esa suerte y fueron obligados a liquidar su existencia (la del inventario y la del negocio).  La congoja no era solo de los comerciantes. Incluso quienes estaban en la larga cola de compradores no expresaban alborozo alguno por la oportunidad de comprar jabón en polvo o leche condensada a precios de hace cuatro años:  Saben que, literalmente, ese “operativo” será “pan para hoy y hambre para mañana”…

El gobierno continúa haciendo jugadas de rutina en una situación que ya no es rutinaria: Las “fiscalizaciones cívico-militares” contra el comercio, a escasos días de las elecciones municipales, son el equivalente al “Dakazo” electro-doméstico previo a las elecciones municipales del 2013 y al “Dakazo” alimentario intentando en octubre-noviembre de 2015 antes de las elecciones parlamentarias.  Pero a diferencia de aquellas monstruosas muestras de irresponsabilidad gubernamental, esta de hoy se produce en un país ya agredido por la hiperinflación.  Un país en el que a cada vez menos gente le importa “la construcción del socialismo” o “el retorno a la democracia”, pues todas las energías –las que quedan- están concentradas en un único objetivo: Sobrevivir.

  

EL POZO PETROLERO Y EL PUESTO DE BUHONERO

Quien busca pan no va a la panadería pues sabe que allí no lo va a encontrar, va a la casa del “camarada revendedor”;  Quien necesita efectivo no va al banco a buscarlo pues sabe que allí no hay, va a “comprarlo” a quien puede vendérselo con un recargo “socialista” que puede ser del 20 o 30%; En muchos estados del país quien necesita gasolina no acude a la estación de servicio, cerrada por falta de combustible o bloqueada por colas interminables, sino que acude al “pimpinero”:  El régimen no sólo ha destruido el aparato productivo y ha hostigado al comercio que paga impuestos y genera empleo, sino que ha empujado al país entero a la más abyecta informalidad, actividad que siempre esta en el limbo de la ilegalidad y que por eso mismo es permanentemente extorsionable por quienes tienen el poder para abusar de él.

Para algunos burócratas de antes, Venezuela no era un país sino un pozo de petróleo glorificado, fuente de renta para cazar;  Los saqueadores de ahora se dividen en dos grandes subespecies: Los de arriba, que siguen viviendo del maná petrolero, y los de abajo, que con sus mafias roji-verdes viven de chuparle la sangre y el sudor al venezolano trabajador que -como ya no tiene empleo por la quiebra, el cierre o la confiscación de empresas- ha desarrollado “estrategias de supervivencia” y ha sido colocado en situación de indefensión al ser obligado a informalizar su actividad económica.

En Venezuela la inmensa mayoría ya no vive, apenas sobrevive.  Y buena parte de la mafia oficial se lucra haciéndole cada vez más difícil la sobrevivencia a esa mayoría, inventando alcabalas donde no las había:  En la mafia, mientras los de arriba viven de los restos del festín petrolero, los de abajo viven de la impunidad con que roban, invaden, “expropian”, cobran coimas, matraquean…

Esto ya no se aguanta.  Todos lo sabemos.  Pero… ¿De donde vendrán las soluciones?

  

RECOBRAR SENTIDO DE LA REALIDAD

Las soluciones no vendrán del gobierno.  Al menos, no de ESTE gobierno. Su proyecto es empobrecedor. Necesitan aplanar la sociedad venezolana, necesitan que todos estemos en la miseria para allí dominarnos por hambre y por miedo.  Incluso si quisieran rectificar no pueden hacerlo, por la inercia del saqueo y porque las estructuras delincuenciales que viven de la rapiña (los contrabandistas del combustible, las mafias del cemento y de la cabilla, las mafias con y sin uniforme que controlan la distribución de los cada vez más escasos alimentos, las bandas de delincuentes que armaron y entrenaron para garantizarse el control social en las “zonas de paz”…) aunque surgieron al amparo del proyecto político autoritario ya se autonomizaron de él y hoy tienen más poder que el propio Estado.  No.  De un gobierno que tiene cuatro años prometiendo que va a publicar las listas de las empresas de maletín que se han forrado de dólares y no lo ha hecho, no se puede esperar solución alguna.

Tampoco vendrán las soluciones de una oposición dividida, fracturada por egos, convertida en archipiélago de franquicias.

Porque las soluciones sencillamente no “vendrán”:  ¡Tenemos que construirlas! Y esa construcción pasa porque en la sociedad civil salgamos del marasmo y de la tristeza y pasemos a hacer legítima presión ciudadana CONTRA el proyecto autoritario y A FAVOR de que la oposición venezolana se una en torno a una ESTRATEGIA DE PODER, con un proyecto de país claro y con un concepto de LIDERAZGO COLABORATIVO, que permita que quienes son dirigentes y quienes aspiran a serlo cooperen entre si en la construcción del cambio en vez de competir entre ellos impidiendo el cambio, desprestigiándose y destruyéndose mutuamente.

Hoy el oficialismo es una “federación de verdugos” y la oposición un “todos contra todos”.  Los venezolanos tenemos que hacer presión por convertir a este gobierno en un mal recuerdo, y a la oposición en alternativa de poder. 

Eso no ocurrirá “espontáneamente”. Los ciudadanos tenemos que presionar para que pase. Tenemos con que. ¡Palante!

@ChuoTorrealba

Radar de los Barrios

Hercon: 94,1% de los venezolanos usarán aguinaldos para comprar comida

MercadoVzla

 

La encuestadora Hercon reveló este lunes que, en su más reciente estudio, el  94,1% de los venezolanos utilizarán sus aguinaldos o utilidades para comprar alimentos durante estas navidades, mientras que las opciones de ahorrar, viajar, comprar ropa, zapatos no pasan del 1%, a excepción de “otras” que apuntó un 1,5% de las personas consultadas.

Con mil encuestas telefónicas realizadas a nivel nacional, entre el 1 y el 10 de noviembre de 2017, a personas que aseguraron estar inscritas en el Registro Electoral, Hercon publicó que el 85,2% de los venezolanos no cree que la situación del país pueda mejorar en el futuro.

En este punto, solo 13,2% sí cree que mejorarán y 1,4% no contestó. Para el 73,1% de la población encuestada, la solución es que “Nicolás Maduro debe salir cuanto antes del poder central”, mientras que 20,1% considera que el Presidente debe mantenerse en Miraflores hasta el 2018 y solo el 0,7% quiere que el mandatario sea “eterno”. El 5,1% restante no sabe o no respondió la pregunta.

“¿Usted cree que presidente Nicolás Maduro es líder que necesita el país para salir de la actual crisis económica, política y social…?”, el 71,5% contestó “No creo”, el 21,3% “Si creo” y el 7,1% no respondió.

Elecciones municipales

La encuestadora agregó que 45% de los encuestados manifestó estar “muy dispuesto” a participar en las próximas elecciones municipales, mientras que 5,5% “algo dispuesto”, el 40,0% “nada dispuesto”, y el 9,4% no contestó.

Carnicerías deciden no trabajar para evitar acoso de la Sundde

sectorcarnico

Los dueños de las carnicerías de varias regiones del país como Zulia, Caracas y Táchira decidieron no subir las santamarías de sus negocios ayer en respuesta a las intermitentes inspecciones de la Superintendencia para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos que quiere forzarlos a vender la carne de res a un precio por debajo de su estructura de costos.

La presidenta de Consecomercio, María Carolina Uzcátegui, considera lógico que las carnicerías cierren o estén de brazos caídos ante las constantes inspecciones de la Sundde, pues los propietarios de los negocios no pueden vender el producto a pérdida. “En lugar de los excesivos controles hay que incentivar el sector”, indicó.

Para la dirigente empresarial, el precio de venta al público que se fijó el viernes pasado para la carne de res en 41.000 bolívares el kilo, es irreal porque no cubre los costos de los comerciantes. “En lugar de afincarse en los controles, el gobierno debe elaborar políticas que incentiven la producción nacional”, resaltó.

Insistió en que los excesivos controles gubernamentales no han resuelto el problema de la caída de la producción nacional ni de la escasez general de los alimentos y los productos esenciales que sufren los venezolanos desde hace bastante tiempo.

Continúa leyendo en El Nacional 

EFE Oct 14, 2017 | Actualizado hace 2 años
El VIH-sida se alimenta de la crisis venezolana

stopvih

En Venezuela no existe una campaña para prevenir nuevas infecciones de VIH y los preservativos son muy costosos, mientras la escasez del tratamiento antirretroviral se mantiene, así como la de los medicamentos para atajar las enfermedades oportunistas que atacan a los portadores del virus.

El virus avanza y sigue transmitiéndose en un país que en los 90 llegó a ser líder en la región por poseer uno de los mejores programas públicos de entrega gratuita del tratamiento antirretroviral y por contar con aguerridos portadores que se convirtieron en reconocidos activistas.

“Al principio cuando apareció la enfermedad en Estados Unidos había 150.000 casos, después subió a 400.000 y nosotros (Venezuela) teníamos 20.000 casos y ahora ellos tienen los mismos 400.000 y nosotros tenemos 1.200.000”, dijo a Efe el médico especialista en VIH-sida Martín Carballo.

El médico es coordinador de la consulta de VIH-sida en el Hospital Universitario de Caracas (HUC), que es centro de referencia nacional en el país caribeño.

En la actualidad, activistas y médicos especialistas libran una dura batalla, pues aseguran que el Gobierno de Nicolás Maduro promete la llegada de un tratamiento que nunca llega, mientras los portadores del virus ven pasar el tiempo sin consumir los antirretrovirales y ven asimismo empeorar sus condiciones de salud.

Ángela Delgado, de 56 años, es una activista que supo que era portadora del VIH en el año 95. Hace una semana fue dada de alta en el HCU, donde estuvo internada por ocho días, un lapso en el que vio morir a ocho personas en una sala de 14 camas para personas que viven con el virus.

“Se murió una de 32 (años), una de 26, una de 43 y otra que no llegaba ni a 20 años”, dijo Ángela a Efe desde la cama del HCU donde pasó más de una semana y tras asegurar que en la sala contigua, la de varones con VIH, fallecieron cuatro pacientes más.

“La doctora (Ana Carvajal) quiere que me vaya rápido porque aquí en el hospital hay mucha tuberculosis, hay mucha malaria y es mucho riesgo para mí”, comenta Delgado, que asegura que ya habían pasado 8 años desde la última vez que la hospitalizaron, justo después de que le cambiaran el tratamiento.

En la sala, junto a la activista, el doctor Carballo dice que “los pacientes están desesperados” porque no hay tratamiento antirretroviral, y señala que, si bien un portador de este virus puede pasar hasta cinco meses sin recibir la terapia en buenas condiciones, tras pasar ese período puede empezar a decaer.

Ángela es activista de la Red Venezolana de Gente Positiva y gracias a ello ha logrado exigir y con éxito conseguir medicamentos, sin embargo, señala que hay muchos portadores que no se movilizan, entre otras cosas, porque “tienen hambre”.

De esta forma hizo mención a otro de los graves problemas que sufre Venezuela, la escasez de alimentos que, cuando se consiguen solo se pueden adquirir a un alto costo.

“Nosotros tenemos 5.700 pacientes solo en el Clínico (HCU)”, dijo a Efe Carballo y señaló que hace diez días el hospital no contaba con nada de terapia para los portadores de VIH y que hay pacientes que tienen “meses sin tratamiento”.

La especialista en enfermedades infecciosas Ana Carvajal dijo a Efe que en el servicio en el que se atienden los casos de VIH-sida del HUC “han aumentado las muertes” porque “no hay medicamentos para las enfermedades oportunistas”, y resaltó que, mientras tanto, “los nuevos casos se han incrementado”, sobre todo en jóvenes.

“Una o dos personas llegan a la consulta diariamente con un nuevo diagnóstico (de VIH)”, dice Carvajal.

La especialista asegura que en venezolanas jóvenes se ha detectado la presencia del virus por estar embarazadas y estar en la obligación de practicarse este examen, y apunta que en Venezuela es prácticamente inexistente el tratamiento para prevenir que se transmita la infección al bebé.

“Estamos en una crisis humanitaria de todo, desde 1984 estoy en este hospital y es la primera vez que veo una crisis de esta naturaleza”, apunta.

El director ejecutivo de la organización no gubernamental venezolana Acción Solidaria Contra el Sida (ACCSI), Alberto Nieves, dice que a todo lo anterior se suma “el tema de la falta de prevención, la falta de acceso a los métodos de prevención, entre esos el condón”.

Nieves asegura que el Ministerio de Salud de Venezuela no compra preservativos, “y son sumamente caros en las farmacias privadas, cuando los consigues”