aumento de salario archivos - Runrun

aumento de salario

Primero Justicia propone aumentar a 20 dólares el salario mínimo del sector público

EN BRASIL, UN TRABAJADOR GANA, como mínimo, 296 dólares mensuales. En Chile, 452 dólares; en Colombia, 265 dólares; y en Haití, el país “más pobre del hemisferio occidental”, 78 dólares.

En Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de petróleo del mundo, un trabajador de la administración pública apenas percibe 5,4 dólares al tipo de cambio oficial, que el Banco Central de Venezuela lo sitúa en 3.302,24 bolívares. Por esta razón, se encuentra en situación de “pobreza extrema” de acuerdo con Naciones Unidas, pues percibe menos de 1,25 dólares diarios.

Por este motivo, el diputado José Guerra, del partido Primero Justicia (PJ) y miembro de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (AN), propuso aumentar en mayo a 20 dólares el salario mínimo del sector público, así como también llevarlo en 3 meses a 1 dólar diario “para que el trabajador pueda comer”.

Señaló que quienes devengan poco más de 5 dólares son los 3 millones de pensionados y jubilados del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) y los cerca de 500.000 trabajadores públicos. “Son casi 4 millones de venezolanos que ganan 5 dólares. Desde Primero Justicia constituimos lo que llamamos el Observatorio de Salarios”, dijo el parlamentario desde la sede de PJ, ubicada en Los Palos Grandes.

Entretanto, el ingreso mínimo de un trabajador que labora en el sector privado es de, aproximadamente, 20,60 dólares, tres veces más el salario de la administración pública. “Estos no son salarios adecuados, son muy deficientes. Nosotros estamos claros de que con este nivel salarial no hay reactivación de la economía. Las empresas pueden producir, pero quiénes les compran a las compañías. La economía enfrenta una restricción de demanda porque el salario es absolutamente insuficiente”, expresó Guerra.

Ni un préstamo
El parlamentario indicó que en el mes de marzo la banca nacional no pudo prestar ni un bolívar por la política “draconiana” de encaje bancario marginal que el gobierno de Nicolás Maduro elevó a partir del 11 de febrero de 60% a 100%, aumento que imposibilitó a la banca otorgar créditos.

Guerra aseguró que la medida ha causado un problema serio de parálisis de la actividad económica. “Se está congelando el tipo de cambio a expensas de una contracción brutal de la actividad económica que amenaza con paralizar y liquidar lo que queda vivo del aparato productivo venezolano. Esta restricción monetaria que aplica el Banco Central está secando totalmente de bolívares a la economía”, explicó.

El gobierno ha limitado la capacidad de la banca para otorgar créditos con la implementación del encaje legal, una política monetaria que obliga a las instituciones financieras mantener un porcentaje de los depósitos totales en el BCV, y que no les permitirá cumplir con la nueva sentencia de la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban), de aumentar el límite máximo de las tarjetas a crédito a 775.00 bolívares.

Acceso a la Justicia: ¿Qué ocultan los decretos de los nuevos salario mínimo y cestaticket?

 

Por Acceso a la Justicia 

Dos semanas después de haber sido anunciado por el Ejecutivo, se concretó en la Gaceta Oficial n.° 6403 Extraordinario y con fecha de 21 de agosto de 2018 el ajuste del salario mínimo, que fue fijado en Bs.S 1.800 al mes. También se actualizó el monto del cestaticket, establecido en Bs.S 180, con lo cual el salario mínimo mensual tuvo un incremento de 3.364 % y el cestaticket de 720% desde el 1 de septiembre.

Publicados los decretos con los que se reguló la remuneración básica y el bono de alimentación para los sectores público y privado veinte días después de su anuncio, los mismos dejan dudas y vacíos legales importantes referidos a su aplicación que es necesario aclarar.

¿Qué pasó con el anclaje del salario al petro y su fluctuación?

Aunque el Gobierno anunció un sistema de anclaje de la remuneración mensual al petro –supuesto criptoactivo cuyo valor es el precio de un barril de petróleo–, en el decreto no se hace mención a este valor referencial.

¿Qué pasó con el uso de la unidad tributaria para calcular el pago del cestaticket?

Contrario a lo establecido en el artículo 7 del decreto del Cestaticket Socialista para los Trabajadores y Trabajadoras del 23 de octubre de 2015, aún vigente, se desaplicó la referencia de la unidad tributaria (UT), pues el beneficio pasó a ser un monto fijo de Bs.S 180.

La decisión de suprimir el uso de la UT resta la posibilidad de que la cantidad varíe con los ajustes de la misma, lo que pasa a depender exclusivamente de que el Ejecutivo modifique la cifra.

Las condiciones sobre la cancelación no variaron, pues debe seguirse haciendo igual en los primeros cinco días del mes siguiente (octubre).

Es de hacer notar que los Bs.S 180 del nuevo cestaticket, que actualmente compran apenas ½ kg de jabón en polvo, tendrán un poder adquisitivo mucho menor al cierre del mes cuando comenzará a ser pagado, ya que las últimas estimaciones arrojan que en agosto la inflación estableció un nuevo pico histórico, al marcar saltos de 50% semanal.

¿Qué pasó con el pago adelantado de una porción del nuevo salario?

Un asunto que había generado preocupación entre los empleadores era el anuncio del presidente Nicolás Maduro sobre el pago anticipado y fraccionado del nuevo salario. El jefe de Estado presentó un calendario que ubicaba para este 7 de septiembre la cancelación de 25% del sueldo, es decir Bs.S 450, pero el decreto no lo establece, por lo que quedó sin efecto legal el pago de esa porción salarial.

¿De qué forma se reguló el subsidio salarial de 90 días a las empresas?

El anuncio del Gobierno de asumir el pago de la nómina de la pequeña y mediana empresa por noventa días no aparece en el decreto relativo al salario mínimo. En el documento nada se regula con relación a si es o no aplicable el subsidio salarial anunciado desde hace dos semanas.

También queda la incógnita sobre el efecto de la medida en casos como los colegios y trabajadores residenciales, ya que afectará el pago de matrículas o mensualidades y el condominio, respectivamente.

¿Cuál es el impacto del alza salarial en tabuladores y beneficios indexados?

Las empresas cuyos tabuladores de cargos se ajustan o están indexados a la referencia de salarios mínimos, serán las que enfrenten mayores dificultades para adaptar sus escalas, pues las subidas podrían ser difíciles de cumplir. Por ejemplo, en una empresa donde el gerente general ganó hasta el mes pasado entre veinte y treinta sueldos básicos, difícilmente esta compañía podrá replicar este modelo de cálculo.

Lo mismo ocurrirá con beneficios convencionales como útiles escolares, primas por hijos, juguetes, medicamentos, los cuales también se ajustan con base a dicha referencia.

El Gobierno poco había señalado sobre el impacto que tendrán sus medidas sobre los escalafones de la administración pública, pero el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, informó que fue aprobada la nueva tabla salarial, la cual evidencia que la brecha entre las escalas es mínima, pues el cargo más bajo recibirá el ingreso mínimo de Bs 1.800, mientras que el más alto no llegará a dos salarios mínimos, al ubicarse en Bs 2.790.

¿Se ha publicado una modificación de tarifas o monto en UT para el pago y/o retención del ISLR?

Los empleadores como agentes de retenciónse verán obligados a hacer fuertes retenciones de pago del impuesto sobre la renta (ISLR), pues se anticipa que podrían llegar a ser por el equivalente a 34% del ingreso salarial del trabajador. Lo elevado de la cifra responde a que si bien el Gobierno aumentó el sueldo, no hizo lo mismo con los parámetros a partir de los cuales los trabajadores deben pagar el impuesto.

¿Qué tanto se verá afectado el aporte y retención parafiscal social y empresarial?

Atendiendo al nuevo salario mínimo, el pago del seguro social y el régimen prestacional de empleo (Instituto Venezolano de los Seguros Sociales), además del Fondo de Ahorro Obligatorio para la Vivienda (Banavih) y el Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (INCES) aumentará en proporción al ajuste salarial al menos 6.000 %, debido a que sus aportes y topes de pago están ajustados al sueldo base.

¿Baja momentáneamente la cotización del paralelo por efecto de pago de nómina?

El mercado paralelo muestra en los últimos días una revalorización del bolívar sobre el dólar –la media pasó de Bs.S 120 a menos de Bs.S 100–, como efecto de una inesperada demanda de bolívares con el objeto de cubrir el pago de las nóminas salariales, cuyo monto no está disponible en el flujo de caja o compromisos corrientes en igual proporción al ajuste. Dicho impacto es similar al que ocurre cada año en marzo al requerir las empresas más liquidez para cancelar el ISLR.

Atendidas estas interrogantes, quedan otras que también generan dudas, pero que por ahora quedan sin respuesta: ¿Qué van a hacer las empresas con los beneficios adicionales entregados al salario? Por ejemplo las bolsas de comida, primas adicionales sin carácter salarial. ¿Será que las empresas podrán mantener dichas ayudas, además del pago del ajuste salarial? ¿Cómo quedan las escalas salariales luego de pasar prácticamente toda la nómina a salario mínimo?

 

¿Aumentó el salario?, por José ToroHardy

 

El presidente Maduro anunció un nuevo aumento del salario mínimo integral del 58%, pasando de Bs 288.510 a 392.646 bolívares que, por cierto, sólo llega al sector formal de la economía.

Ese salario luce irrisorio cuando por otra parte el Cendas declara que la Canasta Alimentaria Familiar de enero de 2018 se ubicó en  Bs 24.402.767,10. Se requerirían 98.2 salarios mínimos para poder adquirir la canasta para que una familia de cinco miembros  pudiera satisfacer sus necesidades de calorías.

Pero nada se gana con aumentar el salario cuando el beneficio que aporta tal aumento es menor que el perjuicio inflacionario que acarrea.

A nadie le importa cuántos bolívares gana. Lo que importa es cuántas cosas se pueden comprar con los bolívares que se gana. Es decir, lo que importa es el salario real.

Habría que enfrentar con urgencia el problema al menos por dos vías de choque: la primera es atacar de frente las causas de la inflación y la segunda concentrar los mayores esfuerzos para estimular aumentos en la producción.

Veamos el primer ángulo, la inflación. La causa fundamental de que Venezuela se esté hundiendo en la vorágine, no ya de la inflación sino de la hiperinflación, es el déficit fiscal. Con una brutal caída de la producción petrolera y en manos del populismo y de un monstruo de mil cabezas en que ha devenido un aparato burocrático corrupto, ineficiente y politizado, el gasto público venezolano crece desenfrenadamente. Quizá el caso más dramático es el de PDVSA que enfrenta un inmanejable déficit en su flujo de caja y que, incapaz de generar más ingresos, sobrevive sólo gracias a los auxilios financieros del Banco Central de Venezuela.

Los auxilios financieros que recibe esa empresa se incorporan al sistema monetario a través de sus gastos. Esa liquidez (no se confunda con efectivo) demanda bienes en el mercado pero debido a la perniciosa escasez imperante, el único efecto que produce es un aumento en el precio de los productos. Al final del día esos excedentes monetarios se desvían hacia lo único que se puede comprar: dólares en el mercado paralelo. Ello da lugar a una insostenible devaluación del Bolívar en ese mercado, lo cual a su vez termina por retroalimentar la inflación.

Este año Venezuela padecerá una hiperinflación nunca antes conocida en el Hemisferio Occidental. Si la inflación promedio mensual fuese de un 70%, la hiperinflación del año alcanzaría a un 58.000%.

Un problema de esa magnitud no se resuelve con decretos de aumentos de salarios. A la hiperinflación hay que liquidarla de cuajo, regresando a la racionalidad fiscal y acatando la Constitución cuyo Art 220 le prohíbe expresamente al Banco Central financiar el  gasto público.

La otra vertiente tiene que ver con los aumentos de producción y de productividad. Es indispensable pasar de una economía de controles a una economía de estímulos.  Hay que abrir la economía. Hay que olvidarse del control de cambios. Es vital estimular las inversiones, abundantes inversiones, y para ello no hay otra vía que devolverle la confianza a los inversionistas, la seguridad jurídica, el respeto a la propiedad privada y el respeto a la Constitución y a las instituciones, pasando por el equilibrio de los Poderes Públicos.

La hiperinflación está provocando una mortandad sin precedentes de empresas y generando un desempleo desmedido. De cumplirse la estimación del FMI de una caída del PIB de un 15% en el 2018, nuestra economía se habrá contraído en más de un 50% en apenas tres años. El empobrecimiento no tiene paralelo. Según la encuesta ENCOVI  (UCAB, UCV y Simón Bolívar) el 87% de las familias viven por debajo de la línea de la pobreza y el 61% en pobreza extrema.

La hiperinflación, la pobreza, el desempleo y la escasez pueden conducir a un desgarre del tejido social.

¿Podrá Venezuela superar tan dramática situación!? La respuesta es sí. Ahora bien, la velocidad con la cual el país pueda sobreponerse guarda relación directa con el cumplimiento de las metas antes señaladas y con la magnitud de las inversiones que seamos capaces de atraer.

Es evidente que para ello se requiere un cambio de modelo económico lo cual, inevitablemente, sólo puede lograrse a través de un cambio del modelo político.

@josetorohardy

Maduro anuncia aumento de 40 % del salario mínimo

nicolasmaduro12-11

Nicolás Maduro aprobó este domingo un incremento de 40 % del salario mínimo a partir de este 1º de enero, con lo que el ingreso pasa de 177.507 bolívares a 248.510.

Asimismo, anunció el aumento del ticket de alimentación de Bs 279.000 a 549.000. Este beneficio será calculado sobre la base de 61 unidades tributarias y será restituido por talonarios.

De esta manera, el salario mínimo integral quedó en 797.510,4 bolívares.

Maduro anuncia aumento de salario mínimo y de cestatickets

Maduro

 

Un nuevo aumento salarial de 30 % fue anunciado por Nicolás Maduro la tarde de este miércoles, junto con el aumento de 10 unidades tributarias para el bono de alimentación, lo que ubica al salario mínimo integral en Bs. 456.507.

Con este incremento el sueldo pasó de Bs 136.543 a Bs 177.507. Por su parte, el bono alimentación al calcularse a 31 unidades tributarias, pasa de Bs. 189.000 a Bs. 279.000. 

El incremento se hará efectivo de inmediato, aseguró Maduro, y el nuevo monto deberá ser depositado a los trabajadores a partir del jueves 2 de noviembre y tendrá “impacto directo en los aguinaldos”.

El aumento también influye en el monto recibido por los jubilados y pensionados. En su caso, el salario integral será de Bs. 230.759. Bs 177.507 por concepto de sueldo más un bono “de guerra” Bs. 53.252.

5 veces en un año

Este sería el 5to aumento que se anuncia en lo que va de 2017. El salario mínimo en enero, con el aumento que hubo de 50%, pasó de Bs. 90.812 a Bs. 131.450. Luego se decretaron los incrementos de mayo (60%), julio (50%) y septiembre (40%).

Otros aumentos

Maduro igualmente anunció aumentos en ‘tarjetas de hogares de la patria’ y ‘tarjetas de chamba juvenil’ , ambas parte del sistema del sistema carnet de la patria.

“Las tarjetas de hogares de la patria (…) van a pasar de 140.000 Bs a 190.000 Bs, al igual que las tarjetas de chamba juvenil (…) he aprobado los recursos para entregar un bono navideño especial a 4 millones de hogares de 500.000 Bs, a través del código QR”, anunció.

Trabajadores podrán recibir bono de alimentación en efectivo

leycestaticket

El ministro del Trabajo, Francisco Torrealba, aclaró que los trabajadores podrán decidir si recibir el bono de alimentación en su tarjeta de cesta ticket o si lo prefieren depositado en sus cuentas nómina.

La medida fue tomada atendiendo “un planteamiento de la clase obrera venezolana, que estaba registrando problemas con su cesta ticket” señaló Torrealba durante una entrevista en Venezolana de Televisión. Declaró que de esta forma también se evitaría ” la acción de usureros que cambiaban el valor de lo cesta tickets cobrando 15%”.

“En términos generales quiero decir que, posiblemente, surjan algunas excepciones, pero más del 90% vamos a inclinarnos porque nos den ese dinero en efectivo, el trabajador tomará la decisión”, acotó el ministro y recordó que “el trabajador tomará la decisión”.

Torrealba también se refirió al bono especial de Bs 19.506  otorgado a jubilados y pensionados. “Y ahora no solamente se homologan al salario mínimo nacional de Bs 65.021, sino que pasan a recibir una bonificación especial de 30% por la guerra económica  para un gran total de Bs 84.527”.

Respecto al aumento de salario que Nicolás Maduro ordenó, el ministro comentó que “antes se decía que, para que no existiera inflación, no se aumentara los salarios, esa no es una política socialista y por eso el presidente se preocupa e incrementa cada vez que sea necesario”.

 

*Con información de Unión Radio y Panorama

Incrementos salariales no serán incluidos en el pago de aguinaldos

monedabolívares

El Ejecutivo anunció el lunes y el martes el incremento y ajustes de salarios para médicos, empleados públicos y militares. Sin embargo, representantes de los gremios y los sindicatos consideran la medida insincera porque no toma en cuenta otros elementos como los aguinaldos.

Servando Carbone, coordinador de la Unión Nacional de Trabajadores, denunció que el gobierno “le hace trampa” a los trabajadores de la administración pública al fijar el aumento salarial de 30% a partir del primero de noviembre, lo que significa rebajar el monto de los tres meses del pago de aguinaldo correspondiente a 2015.

Explicó que el Ejecutivo calcula el pago de fin de año con base en el sueldo de octubre y decretó un ajuste a la escala de sueldos del sector público, por lo que no se debe hablar de un aumento salarial como tal. “De todas maneras el ajuste de 71,6% dado durante 2015 a los empleados públicos es insuficiente porque está por debajo de la inflación de 200%”, dijo.

Precisó que 95% de 2 millones de funcionarios de la administración pública centralizada y descentralizada están en el paso I, nivel I, pues los organismos prefieren dar primas y otras compensaciones antes que ascender al trabajador dentro de la tabla.

A su juicio, la medida de modificar el tabulador de los empleados públicos es electoral ya que busca captar entre los trabajadores el voto a favor de los candidatos a diputados del oficialismo para las elecciones legislativas del 6 de diciembre.

Carbone rechazó que los ajustes de sueldo se den exclusivamente por la vía del decreto en lugar de la contratación colectiva, y recordó que el contrato colectivo marco vigente del sector público tiene once años vencido. Agregó que las negociaciones de la nueva convención están congeladas aunque, también con fines electorales, hay rumores de reanudar la discusión en los próximos días.

Aumento devaluado.

El presidente de la Federación Médica Venezolana, Douglas León Natera, cuestionó el cambio de fecha para el pago de los aumentos salariales de 50% y 25%, correspondientes a mayo y septiembre de 2015, dados por el Ejecutivo a esos profesionales.

Refirió que la vicepresidente de Desarrollo Social, Graciela Requena, anunció que se cancelaría el retroactivo de las alzas salariales a partir de noviembre del presente año. “No obstante, un periódico pro gubernamental publicó que, según dijo el presidente Nicolás Maduro, la fecha será diciembre y enero próximos”.

Recordó que desde hace dos años los médicos no cobran aumentos de sueldo alguno, lo cual hace que ya estén devaluados los incrementos de 2015 del Ejecutivo y más depreciados aún porque se los pagarán con atraso.

León Natera consideró inconveniente que el incremento del Ejecutivo, el cual ampara a 64.000 profesionales a nivel nacional, se haya dado por decreto pues lo correcto es haberlo acordado dentro de la discusión del contrato colectivo del gremio, vencido desde 2003 y que el gobierno se ha negado a sentarse a negociar.

“El gobierno quiere acostumbrar a los trabajadores a que los aumentos se hagan vía decreto y no por la contratación colectiva como lo dispone la Constitución, la Ley Orgánica del Trabajo y los convenios con la Organización Internacional del Trabajo”, sostuvo.

Sigue leyendo este trabajo de Carmen Sofía Alfonzo y Ana Díaz en El Nacional.