Informe Otálvora | Castrochavismo toca la puerta de la Casa Blanca, por Edgar C. Otálvora - Runrun
Informe Otálvora | Castrochavismo toca la puerta de la Casa Blanca, por Edgar C. Otálvora

El enviado argentino Sergio Massa posa con el asistente especial de la Casa Blanca Juan González. Foto: @sergiomassa

Servir como intermediario entre Washington y los regímenes de Nicolás Maduro y Daniel Ortega, es parte de la oferta que está presentando el gobierno de Argentina a la Casa Blanca

 

@ecotalvora

Alberto Fernández, en su condición de presidente argentino y de miembro fundador del izquierdista Grupo de Puebla, está difundiendo la especie según la cual él cuenta con capacidad de actuar como puente con los regímenes izquierdistas del continente. El gobierno argentino muestra como activos políticos su entronque con los gobiernos y movimientos de izquierda continental, su relación especial con el gobierno mexicano de Manuel López Obrador y su no disimulado activismo político regional con públicas injerencias en los recientes procesos electorales en Bolivia, Ecuador y Perú; así como en los motines registrados en Colombia.

*****

Alberto Fernández personalmente, y mediante el aparato de su gobierno y del sindicalismo kirchnerista, prestó apoyo a sus aliados bolivianos encabezados por Evo Morales, a quien permitió organizar acciones desde territorio argentino contra el gobierno de transición de Jeanine Añez. El gobierno de Fernández se negó a reconocer al gobierno de Añez y la ahora exmandataria fue encarcelada el 12MAR21, pocas horas después de que el canciller argentino, Felipe Solá, visitara La Paz para conversaciones políticas con el actual gobierno boliviano.

Fernández apadrinó al ecuatoriano Andrés Arauz, el candidato de Rafael Correa y del Grupo de Puebla en las elecciones de Ecuador celebradas el 07FEB y 11ABR21. La principal oferta de campaña de Arauz consistía en el ingreso masivo de vacunas contra la COVID-19 a Ecuador, procedentes de Argentina, en caso de resultar triunfador el candidato castrochavista.

El 25MAY2, en medio de las violentas protestas, ingresó a Colombia un grupo de militantes de izquierda asociados con el gobierno de Argentina encabezados por Alejandro Rusconi “secretario de relaciones internacionales” del “Movimiento Evita”. Rusconi es un operador internacional del kirchnerismo en el marco del Foro de São Paulo. El propósito del grupo autodenominado “misión internacional de solidaridad” era servir como soporte político y comunicacional a los organizadores de las violentas acciones que ocurrían en Colombia.

Como parte de la delegación se encontraba el militante Juan Grabois cuyo ingreso a Colombia fue impedido por las autoridades migratorias ya que carecía de pasaporte e intentaba ingresar con un documento digitalizado en su celular. La reacción del entramado de propaganda izquierdista se produjo en minutos denunciando en las redes sociales que a Grabois le habían negado el ingreso.

Ernesto Samper, expresidente colombiano y activo en el Grupo de Puebla, tuiteó que Grabois “viene presidiendo una delegación de líderes de derechos humanos” y “es muy cercano al presidente @alferdez”. El propio Samper fue quien dejó ver la relación directa entre el grupo argentino que llegaba a Colombia y que no se trataba de un grupo de “líderes de derechos humanos” sino de militantes de izquierda, quienes desde Buenos Aires ya habían anunciado su intención de acompañar las protestas callejeras. Por cierto, Samper califica a Fernández como “el líder de la resurrección suramericana”.

El 10JUN21 Fernández se comunicó telefónicamente con el candidato castrochavista peruano Pedro Castillo y poco después tuiteó calificándolo como “presidente electo del Perú”. Para ese momento las autoridades electorales peruanas no habían concluido la contabilización de las actas electorales y no habían comenzado a considerar sobre centenas de actas objetadas por ambos candidatos. Al día siguiente, el Grupo de Puebla emitiría un comunicado ofreciendo “al presidente Castillo” apoyo y colaboración “para el buen suceso de su gobierno”.

*****

El 15JUN21 tuvo lugar una sesión del Consejo Permanente de la OEA cuyo único propósito era considerar un proyecto de resolución sobre la situación en Nicaragua, donde el gobierno de Daniel Ortega adelantaba una nueva ola represiva con el encarcelamiento de al menos cuatro precandidatos presidenciales y líderes opositores.

La resolución que fue aprobada por 26 de los 34 miembros condenó “inequívocamente el arresto, acoso y restricciones arbitrarias impuestas a los precandidatos presidenciales, a los partidos políticos y a los medios de comunicación independientes; y pedir la inmediata liberación de los precandidatos presidenciales y de todos los presos políticos”. Solo el representante del propio gobierno de Nicaragua, y los enviados de Bolivia y San Vicente y las Granadinas votaron contra la resolución. Pero cinco miembros, Argentina y México entre ellos, optaron por abstenerse.

Una vez más la diplomacia argentina y mexicana actuaron en concordancia con la línea del Grupo de Puebla brindando su apoyo tácito a la dictadura nicaragüense.

Poco después de concluir la reunión de la OEA en Washington, los gobiernos de Argentina y México emitieron un comunicado conjunto justificando su voto: “no estamos de acuerdo con los países que, lejos de apoyar el normal desarrollo de las instituciones democráticas, dejan de lado el principio de no intervención en asuntos internos, tan caro a nuestra historia”. Los gobiernos de Alberto Fernández y Manuel López Obrador que intentan desplazar a Luis Almagro de la Secretaría General de la OEA, se arroparon en el argumento de la “soberanía” para no votar la resolución que exigía a Ortega que las elecciones sean “transparentes, libres y justas”.

*****

Tras la salida de escena de Hugo Chávez, el castrochavismo quedó huérfano de un vocero oficial de peso, posición que el uruguayo Pepe Mujica se negó a asumir cuando le fue asomada por Lula da Silva a principios de 2014. Pareciera que Alberto Fernández busca convertirse en ese operador de alto nivel, asumiendo la vocería izquierdista continental y, simultáneamente, procurando acceso directo a la Casa Blanca como Lula da Silva lo tuvo durante su presidencia y con acceso a los gobiernos de España y Portugal como puertas a la Unión Europea.

Ese fue uno de los mensajes asomados por Fernández en su viaje a Europa a mediados del pasado mes de mayo que lo llevó a Portugal, España, Roma, París y el Vaticano. Oficialmente el periplo de Fernández tenía como objeto ganar aliados para la renegociación de la deuda que Argentina mantiene con el Fondo Monetario Internacional. Además de sus encuentros con los mandatarios, con funcionarios del FMI y con el papa Francisco, Fernández sostuvo un encuentro en Roma el 14MAY21 con el exsecretario de Estado de EE. UU., John Kerry, quien ahora actúa como comisionado presidencial de Joe Biden para el cambio climático. Según la versión de Fernández, en su conversación con Kerry fue comentada la situación venezolana y presumiblemente el argentino habría ratificado su oferta de mediar entre Washington y el gobierno de facto de Venezuela.

*****

Venezuela “es un tema tóxico que no puede ocupar tanto espacio” comentó el Ministro de Exteriores de Argentina, Felipe Solá, al periodista del diario Clarín que volaba junto con la delegación de Alberto Fernández a Europa el 10MAY21.

Solá, quien es miembro fundador del izquierdista Grupo de Puebla, ha ejecutado desde su cargo la línea de reaproximación argentina hacia el gobierno de facto de Venezuela y de desmontaje de iniciativas internacionales de presión contra el régimen chavista.

Incluso durante propia ceremonia de toma de posesión de Fernández, el 10DIC19, el aparato diplomático kirchnerista, liderado por Solá, se las ingenió para privilegiar al gobierno de Nicolás Maduro en detrimento de los intentos de aproximación a EE. UU. que Fernández había iniciado desde cuando fue electo dos meses antes. Sin anuncios previos, fue incluido Jorge Rodríguez, como enviado de Maduro, en la lista de invitados al besamanos dándole mayor jerarquía que al jefe de la delegación de EE. UU.

La cancillería del gobierno Fernández inicialmente anunció que se mantenía en el Grupo de Lima pero nunca aprobó los documentos acordados en ese mecanismo de presión regional para la democratización de Venezuela. Finalmente, el 24MAR21 la cancillería argentina emitió un comunicado informando su retiro del Grupo de Lima “al considerar que las acciones que ha venido impulsando el Grupo en el plano internacional, buscando aislar al Gobierno de Venezuela y a sus representantes, no han conducido a nada».

Al día siguiente, el 25MAR21, el gobierno argentino remitió a la Corte Penal Internacional una comunicación mediante la cual dejaba sin efecto la solicitud presentada el 27SEP18 por el gobierno de Mauricio Macri junto a Canadá, Chile, Colombia, Paraguay y Perú para que se abriera un proceso por crímenes contra la humanidad cometidos por el gobierno chavista desde el año 2014.

El 18MAY21, en declaraciones a la estación bonaerense Radio 10, Alberto Fernández aseguró que su gobierno había ayudado a la instalación en Caracas de un equipo de la alta comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet. Según Fernández las violaciones de DD. HH., documentados ampliamente, es un “problema” que “poco a poco en Venezuela fue desapareciendo”. Se trataba de un nuevo espaldarazo del argentino a favor del régimen chavista.

*****

Juan González, el colombo-estadounidense que sirve como “asistente especial” presidencial de Joe Biden y como director para el hemisferio occidental del Consejo de Seguridad Nacional, visitó Argentina a mediados de abril. Se trató de la primera misión formal del gobierno Bien que viajaba a Latinoamérica y que sólo incluyó a Bogotá, Buenos Aires y Montevideo. El mandatario argentino ofreció a González servir como intermediario con el régimen chavista.

Aparte de los compromisos oficiales, González y la Subsecretaría (encargada) de Asuntos para el Hemisferio Occidental en el Departamento de Estado Julie Chung, asistieron en Buenos Aires la noche del 13MAR21 a una cena informal que les ofreciera el presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa. Pareciera que Alberto Fernández, ante la imposibilidad de su canciller para distender relaciones con Brasil y EE. UU., está procurando a Massa como interlocutor con Jair Bolsonaro y ahora con el gobierno de Joe Biden. También pareciera que el gobierno argentino ha identificado a Juan González como el enlace necesario para acceder directamente a la Casa Blanca. Mientras Nicolás Maduro se queja en una entrevista, difundida por Bloomberg el 18JUN2, por no recibir señales positivas de Washington, su aliado Alberto Fernández está tocando directamente en la puerta de la Casa Blanca.

*****

Sergio Massa viajó a EE. UU. el 13JUN21 y su primer evento público consistió en un almuerzo privado, en un hotel de la capital estadounidense, justamente con el joven asesor de Biden. El gobierno argentino dejó circular abundantes imágenes del encuentro de Massa con el funcionario de la Casa Blanca, incluyendo una donde sonrientes posan mientras González muestra el disco Reunión cumbre de Astor Piazzolla y Gerry Mulligan que le obsequiara Massa.

En este encuentro, según las filtraciones del propio gobierno argentino, Massa ofreció en nombre de Fernández no solo actuar como enlace con Maduro, sino además ante el régimen nicaragüense. El funcionario estadounidense, siempre según las versiones dejadas saber por Argentina, se habría mostrado interesado en la oferta; e incluso habría sugerido que la Casa Blanca planea invitar a Fernández para una visita a Washington.

*****

Por cierto, una operación del Grupo de Puebla se propone imponer al argentino Christian Gonzalo Asinelli, actual funcionario de la presidente de Argentina, como presidente ejecutivo de la Corporación Andina de Fomento CAF. Por semanas, de forma coordinada, los principales voceros de la alianza castrochavista ejecutaron una campaña de desprestigio contra el postulado colombiano Alberto Carrasquilla, acusándolo incluso de provocar la violencia en Colombia por haber propuesto una reforma tributaria. Colombia retiró la candidatura de Carrasquilla y ha presentado el nombre de Sergio Díaz-Granados.

Artículo publicado previamente en Diario Las Américas

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es