Informe Otálvora | Brasil moviliza tropas y artillería hacia frontera con Venezuela, por Edgar C. Otálvora - Runrun
Informe Otálvora | Brasil moviliza tropas y artillería hacia frontera con Venezuela, por Edgar C. Otálvora

Brasil moviliza tropas hacia la frontera amazónica con Venezuela. En la gráfica, convoy con componentes del sistema Astros 2020 de lanzamiento de cohetes en foto difundida el 11AGO20. Foto: Ejército de Brasil.

 

@ecotalvora

Brasil está realizando una movilización sin precedentes de tropas y sistemas de lanzamiento de cohetes hacia la frontera amazónica con Venezuela.

Entre el 4 y el 23SEP20 el Ejército brasileño estará desarrollando la “Operação Amazônia” en el estado Amazonas, bajo la coordinación del Comando Militar de la Amazonía con base en Manaos.

El ejercicio para el cual han estado entrenando y calificando tropas de diversas regiones del país, consistirá en acciones orientadas a la “defensa externa en el ambiente operacional amazónico”.

*****

El 12AGO20 llegó a Belem do Pará por vía terrestre, procedente del estado central de Goiás, un convoy de vehículos transportando componentes del sistema Astros 2020 de lanzamiento de cohetes. En el puerto de la capital de Pará los equipos fueron embarcados para su traslado a Manaos por vía fluvial. El convoy incluía lanzadores, vehículos de control de tiro y de apoyo logístico. El Astros es un sistema de cohetería de lanzamiento múltiple construido en Brasil, con capacidad de alcanzar blancos terrestres hasta 300 kilómetros de distancia. Veterano en guerras en el Medio Oriente, es considerado un rival del sistema ruso BM-30 Smerch, operado por militares venezolanos.

Para la “Operação Amazônia” está siendo movilizado personal desde diversas unidades de otras regiones militares. Varias centenas de soldados serán aportados por la Brigada de Infantería de Selva basada en Marabá, Pará.

*****

Durante el mes de julio, el Departamento de Estado de EE. UU. circuló entre gobiernos considerados como aliados un documento que sirviera para reactivar la atención internacional sobre la crisis venezolana.

El escenario venezolano está marcado por:

1. El final en enero del 2021 del mandato de la actual Asamblea Nacional presidida por Juan Guaidó, condición que ha servido de sustento a la presidencia provisional de Guaidó;

2. La amañada convocatoria a votaciones legislativas para el 06DIC20 hecha por el régimen chavista

3. La decisión de los más importantes partidos opositores de abstenerse de participar en la convocatoria electoral,

4. La dispersión de la oposición en cuanto a un acuerdo táctico y programático y,

5. La posición de EE. UU., la Unión Europea y buena parte de los países latinoamericanos sobre falta de condiciones para unas elecciones libres y democráticas en Venezuela.

Las elecciones presidenciales del 03NOV20 en EE. UU., además, se suman como un elemento de incertidumbre para el proceso político venezolano cada vez más influido por las tensiones internacionales.

*****

El 14AGO20 fue difundido el texto respaldado por los gobiernos de Albania, Australia, Austria, Bahamas, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, EE. UU., Ecuador, El Salvador, Estonia, Georgia, Guatemala, Haití, Honduras, Hungría, Israel, Kosovo, Letonia, Lituania, Panamá, Paraguay, Perú, Reino Unido, República Dominicana, República de Corea, Santa Lucia y Ucrania.

Según una fuente del Departamento de Estado consultada para este informe, en los últimos días habrían recibido comunicaciones de Marruecos y Guyana sumándose a la lista de gobiernos suscriptores del pronunciamiento.

Los firmantes hicieron un llamado “a todos los venezolanos, de todas las tendencias ideológicas y afiliaciones partidarias, ya sean civiles o militares” (…) “para participar urgentemente en apoyo de un proceso formado e impulsado por los venezolanos para establecer un gobierno de transición inclusivo que llevará al país a elecciones presidenciales libres y justas”.

El texto, si bien no rechaza explícitamente las votaciones convocadas por el régimen, afirma que “las elecciones a la Asamblea Nacional por sí solas no presentan una solución política y, en cambio, pueden polarizar aun más una sociedad ya dividida”.

El documento, sin mencionarlo, promueve unas negociaciones entre el régimen chavista y la oposición democrática al afirmar que “las discusiones y los avances logrados en las conversaciones dirigidas por Noruega en Barbados también deberían informar el camino a seguir”.

Además, se refieren a “la voluntad de todos los países que mantienen sanciones económicas de discutir el alivio de las sanciones en el contexto del progreso político”. “Una transición rápida y pacífica a la democracia es la ruta más eficaz y sostenible hacia la estabilidad, la recuperación y la prosperidad en Venezuela” aseguran los firmantes, quienes reiteran el apoyo a la propuesta de Juan Guaidó de establecer un gobierno de transición. En procura de un amplio apoyo internacional, el texto del Departamento de Estado lució genérico.

*****

En paralelo a la declaración internacional sobre Venezuela, el 14AGO20 circularon pronunciamientos de EE. UU. y del Grupo de Lima.

Según el Departamento de Estado de EE. UU. “esta declaración conjunta demuestra que no estamos solos en nuestra determinación de fortalecer el apoyo a un gobierno de transición en Venezuela y el fin de la dictadura de Maduro” a la cual acusó de “destruir sistemáticamente la capacidad de Venezuela para realizar elecciones libres” ya que “los estándares internacionales para elecciones libres y justas ni siquiera están cerca de cumplirse”.

El Grupo de Lima, inactivo en los últimos meses, sostuvo ese día una reunión vía Internet de la cual emanó un pronunciamiento acogido por los representantes de Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y del venezolano Julio Borges actuando como enviado del gobierno Guaidó.

Como es usual, el representante de Guyana se abstuvo de firmar la declaración por representar un reconocimiento a Guaidó como jefe del Ejecutivo venezolano. Argentina, por su parte, cuyo canciller no participó delegando la representación en el secretario de Relaciones Exteriores Pablo Tettamanti, emitiría un comunicado confrontando al propio Grupo de Lima.

El comunicado del Grupo de Lima del 14AGO20 reafirmó su respaldo al “Presidente encargado Juan Guaidó” y “rechazo al anuncio del régimen ilegítimo de celebrar elecciones parlamentarias sin las garantías mínimas y sin la participación de todas las fuerzas políticas”.

*****

El gobierno de Argentina´, encabezado por Alberto Fernández, asumió la representación de la izquierda continental intentando neutralizar desde adentro los esquemas de apoyo internacional a la oposición democrática venezolana. Argentina se dispone a representar y defender al régimen chavista en diversas instancias internacionales. Fernández es miembro fundador del “Grupo de Puebla”, la organización creada alrededor de líderes políticos y celebridades de la izquierda iberoamericana en procura de recuperar espacios en el Continente.

*****

El 10AGO20, el Servicio Exterior de la Unión Europea informó que la cancillería argentina se sumaba al denominado Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela, impulsado por la Unión Europea, alegando que sería “otro paso más hacia la búsqueda de soluciones pacíficas y democráticas a la crisis que viven los venezolanos”.

El GIC está ahora formado por Alemania, Argentina, Bolivia, Costa Rica, Ecuador, España, la Unión Europea, Francia, Italia, Países Bajos, Panamá, Portugal, Suecia, Reino Unido y Uruguay. Antes del ingreso de Argentina, el GIC se había pronunciado rechazando la designación de autoridades electorales afines al régimen chavista.

Además de sumarse al GIC, Fernández y su canciller Felipe Solá optaron por no retirarse del Grupo de Lima pese a las divergencias existentes. En un comunicado emitido inmediatamente luego de la reunión del Grupo de Lima del 14AGO20, el gobierno argentino dijo “que no comparte la decisión de la franja de partidos políticos que expresaron su voluntad de no participar en las elecciones parlamentarias de diciembre próximo”. De esta manera Argentina se convirtió en el único gobierno suramericano que “apoya la realización de las próximas elecciones parlamentarias de diciembre”, aunque “con el criterio de que sean libres, justas e imparciales y con participación de todos los partidos y movimientos políticos”.

El comunicado argentino contiene un párrafo de alto cinismo en el cual asegura que “entiende el rechazo de amplios sectores de la oposición, acompañados por una parte de los países del Grupo de Lima, respecto de una serie de medidas que acompañaron el proceso de convocatoria y preparación de la próxima elección parlamentaria, en alusión a la designación de los directivos del Consejo Nacional Electoral, las autoridades de algunos partidos políticos y la inhabilitación de cambios en el número de diputados y las circunscripciones electorales”.

Si bien el largo listado de la Cancillería argentina demuestra la falta de condiciones para la celebración de elecciones en Venezuela, el comunicado “subraya una vez más la importancia de la participación de todos los sectores en las próximas elecciones”.

Todo indica que el gobierno argentino se dispone a ser parte de un grupo de gobiernos que convalidarían las votaciones convocadas por el régimen en Venezuela.

*****

Nicolás Maduro, mediante una carta suscrita por su canciller Jorge Arreaza, habría ofrecido posponer las elecciones convocadas por el régimen para el 06DIC20 a cambio del envío de una delegación europea en condición de “acompañamiento internacional”.

La versión se desprende de la declaración suscrita por el Alto Representante de la Unión Europea, Josep Borrell, difundida el 11AGO20. Borrell, quien se mantiene directamente y mediante emisarios en contacto con diversos sectores políticos venezolanos informó que en sus contactos sugirió “la posibilidad de ampliar los plazos electorales para dar respuesta a los requerimientos de la oposición. En respuesta he recibido una carta del Ministro de Asuntos Exteriores en la que me informa de un acuerdo en ese sentido con parte de la oposición. Es un paso en la buena dirección, pero insuficiente para que la Unión pueda estar en disposición de desplegar una misión de observación electoral”. La “oposición” a la cual hace referencia la carta de Arreaza sería en realidad partidos aliados con el régimen o los partidos opositores entregados por el régimen a socios políticos.

El contenido de la carta fue distribuido por Borrell entre los miembros de la Unión Europea y de los gobiernos que integran el Grupo Internacional de Contacto. Borrell develó que “la Unión Europea recibió una invitación del gobierno de Nicolás Maduro para desplegar una misión de “acompañamiento electoral”. Borrell adelantó que se trata de “un concepto que, como señalé a los interlocutores del gobierno, es ajeno a la práctica de la Unión. La Unión Europea necesita, para desplegar una misión de observación electoral, unas condiciones y garantías mínimas de credibilidad, transparencia e inclusividad, y la capacidad de observar sin interferencias con acceso completo a todo el proceso electoral”.

Tres días después, en una reunión digital del Consejo de Ministros de Exteriores de la UE, Borrell informó de sus gestiones sobre Venezuela. Tras un debate sobre el tema, los ministros en general estuvieron de acuerdo con que la UE podría desplegar una “Misión de Observación Electoral” en Venezuela pero no enviar una “misión de acompañamiento” como la solicitada por Maduro. En todo caso el envío de observadores electorales requeriría “condiciones mínimas de credibilidad, transparencia e inclusión, y la capacidad de observar el proceso electoral sin interferencias” lo cual según informó Borrel son condiciones que no están presentes en Venezuela.

*****

El respaldo de Guyana al comunicado promovido por EE. UU. sobre Venezuela difundido el 14AGO20, reflejó un giro en la posición de ese país luego del cambio de gobierno del 02AGO20.

Cinco meses después de realizarse las elecciones parlamentarias en Guyana, el 02AGO20 las autoridades electorales emitieron los resultados que marcaron el triunfo del opositor Irfaan Ali, del Partido Progresista del Pueblo, derrotando al presidente David Granger candidateado por la coalición APNU/ AFC.

Tras una inusual convergencia de presión internacional desde Washington, Londres y La Habana, Granger finalmente permitió que fueran oficializados los conteos de votos que habían sido supervisados por enviados de la Comunidad del Caribe con el respaldo de la OEA y la Unión Europea. EE. UU. ya había iniciado la imposición de sanciones a altos funcionarios guyaneses por impedir la proclamación de Ali, pese a una campaña de lobby en Washington pagada por Granger para convencer al gobierno Trump sobre la tendencia procubana de su rival.

Pocas horas después de difundirse los resultados, Irfaan Ali juró el cargo y el acto de inicio del gobierno se realizó el 08AGO20 con la presencia del vecino mandatario de Surinam, Chan Santokhi, quien asumió el cargo el 16JUL20. En Guyana y Suriname, dos potenciales grandes productores de petróleo, se han establecido gobiernos que se muestran amistosos con EE. UU. De hecho, el 04AGO20 el nuevo gobierno guyanés anunció su respaldo a la candidatura del estadounidense Mauricio Claver-Carone a la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo, y el 19AGO20 firmó junto con otros 16 países una declaración rechazando posponer la elección en el BID.

La escogencia de Claver-Carone se ha tornado tema de controversia en Latinoamérica. Y un grupo de países (Argentina, Costa Rica, Chile, México y probablemente un grupo de gobiernos europeos) intentan suspender por falta de quorum la elección prevista para el 12SEP20.

El hecho de que Guyana se sumara al comunicado sobre Venezuela promovido por EE. UU. marcó un cambio de la posición guyanesa ante la crisis venezolana. Guyana participa en el Grupo de Lima, pero no firma declaraciones que signifiquen un reconocimiento al gobierno transitorio de Juan Guaidó, alegando que existe un proceso judicial entre los dos países y Guyana no debe pronunciarse sobre quién ejerce la representación del Estado venezolano.

*****

El cambio de enfoque hacia la crisis venezolana por parte de Guyana, en todo caso, no significa una modificación de la posición del gobierno de Granger, que demandó a Venezuela ante la Corte Internacional de Justicia en relación al diferendo territorial existente entre ambos países. El gobierno Maduro se ha negado a presentarse en el proceso seguido en la CIJ alegando que Venezuela no reconoce esa instancia, lo cual no ha impedido que el juicio esté en marcha.

Pese a las diferencias partidistas e incluso en medio de la crisis vivida por la indefinición de los resultados electorales entre marzo y agosto, las dos grandes fuerzas políticas de Guyana mantienen una posición común ante el reclamo venezolano. El 30JUN20 la Corte Internacional de Justicia realizó una audiencia vía digital para tratar sobre la jurisdicción de esa corte en el tema de la titularidad del territorio Esequibo.

Carl Greenidge, quien fue canciller del gobierno de David Granger y actuaba ese día como agente guyanés ante la CIJ, se hizo acompañar de la parlamentaria Gail Teixeira, en representación del entonces partido opositor PPP. Tras el cambio de mando del 02AGO20 que convirtió al PPP en partido de gobierno, Irfaan Ali invistió a la señora Teixeira como su ministra de Asuntos Parlamentarios y al profesor Hugh Todd como nuevo ministro de Asuntos Exteriores. Entre sus primeros anuncios, Todd designó al ahora opositor Greenidge como su asesor en asuntos fronterizos y lo confirmó como agente de Guyana ante la CIJ para garantizar la continuidad en el juicio contra Venezuela.

Diario Las Américas

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.es