Informe Otálvora: Venezuela se convirtió en tema del Consejo de Seguridad, por Edgar C. Otálvora - Runrun
Informe Otálvora: Venezuela se convirtió en tema del Consejo de Seguridad, por Edgar C. Otálvora

El Secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, en una sesión sobre Venezuela en el Consejo de Seguridad el 26ENE19. Foto: Departamento de Estado EE. UU.

@ecotalvora 

El gobierno de Bolivia anunció el 04JUN20 que procederá a cerrar sus embajadas en Managua y Teherán. “No tenemos nada contra esos países pueblos nobles y hermanos, que respetamos y son amigos, pero vamos a cerrar esas embajadas para ahorrar e invertir ese ahorro en salud y contra el COVID-19” dijo la presidenta interina Jeanine Áñez. La medida de ahorro presupuestario, que se suma a una reducción en la cantidad de ministerios, no deja de tener una orientación política al cerrar misiones, que no significa ruptura de relaciones ante gobiernos amigos del exmandatario y ahora prófugo Evo Morales.

*****

Tras un acuerdo entre el gobierno de España, Juan Guaidó y Nicolás Maduro, el Banco de España transfirió 2,5 millones de euros a la Organización Panamericana de Salud OPS para “para que sean empleados en la lucha contra la pandemia en Venezuela”. Según el Ministerio de Exteriores de España, consultado para este informe, se trata del “saldo remanente de una antigua cuenta del Banco Central de Venezuela en el Banco de España”.

“Previo acuerdo con representantes del régimen y la Presidencia interina, dichos recursos fueron transferidos directamente a la OPS”, reza la nota remitida por la Oficina de Información Diplomática según la cual “esta iniciativa española responde a la misma filosofía de fondo del acuerdo alcanzado esta semana entre OPS, Asamblea Nacional y Ministerio de Sanidad [de Venezuela]”.

*****

Con fecha 01JUN20 fue suscrito un curioso documento entre Geraldo de Cosio como representante interino de la OPS en Venezuela, Carlos Alvarado como  Ministro de Salud del gobierno Maduro y, Julio Castro como representante del gobierno de Juan Guaidó quien suscribió en calidad de “Asesor de temas de salud de la Asamblea Nacional para COVID19”.

Mediante el acuerdo “las partes se proponen trabajar coordinadamente en la búsqueda de recursos financieros” para atender “la emergencia sanitaria”. El “gobierno interino del presidente (e) Juan Guaidó” informó que “tras varios meses de lucha hemos conseguido que la OPS pueda recibir los fondos aprobados para ayuda humanitaria” y “que los actores de la dictadura se comprometieran a no poner obstáculos a la ejecución del programa”. El ministro de propaganda del gobierno Maduro, Jorge Rodríguez, dijo por su parte que habían llegado a un acuerdo con “un sector del antichavismo” y “si el diablo quiere colaborar, le decimos al diablo que firme un convenio”.

El acuerdo firmado permitiría la inyección al sistema de salud venezolano de materiales y servicios financiados con recursos controlados por Guaidó y que permanecen retenidos en el exterior.

*****

La cancillería mexicana, desde la llegada de Manuel López Obrador a la Presidencia el 01DIC18, progresivamente se ha convertido en un activo miembro de la izquierda continental. Maximiliano Reyes Zuñiga, subsecretario para América Latina y el Caribe de la cancillería de México, actúa como principal operador de las alianzas entre el gobierno mexicano y las organizaciones de izquierda en Iberoamérica. El presidente argentino Alberto Fernández y Reyes Zuñiga son altos funcionarios de gobiernos que a su vez son fundadores y miembros activos del “Grupo de Puebla”, la organización que reúne a connotadas figuras de la izquierda iberoamericana en plan de recuperar el poder en Latinoamérica.

Alberto Fernández participa en los eventos del Grupo de Puebla en los cuales abiertamente se involucra en política interna de terceros países, pero el argentino cuida que su firma no aparezca en declaraciones y proclamas del grupo. El mexicano Reyes Zuñiga, en cambio, ha suscrito numerosos documentos opinando, criticando y censurando a gobiernos extranjeros comprometiendo obviamente al gobierno al cual representa. El 31MAY20, Reyes Zuñiga firmó un documento expresando “profunda preocupación” por “la llegada de una brigada del Ejército norteamericano” a Colombia en relación al envío de 45 militares de EE. UU. en tareas de cooperación con el ejército colombiano en tareas antinarcóticos. Obviamente 45 hombres son bastante menos que una “brigada”.

El 02JUN20, a raíz de la ola de protestas en EE. UU. por el asesinato de George Floyd, el vicecanciller mexicano Reyes Zuñiga firmó un documento denunciando “el anuncio del presidente Donald Trump respecto al despliegue inmediato de las Fuerzas Armadas para controlar y “dominar” a la situación” y agregó que “este tipo de acciones recuerdan a los oscuros tiempos de las dictaduras y autocracias en nuestro hemisferio”. Mientras López Obrador mantiene una línea de no confrontación con el gobierno de Donald Trump y alegó el principio de “no intervención” para abandonar el Grupo de Lima sobre Venezuela, la cancillería mexicana está abiertamente enlazada en la red de propaganda de la izquierda continental.

*****

Se da como un hecho que el gobierno de México formará parte del Consejo de Seguridad de la ONU a partir del 01ENE21, con lo cual los dos representantes de Latinoamérica en ese organismo serán de filiación izquierdista.

Actualmente la representación latinoamericana en el Consejo de Seguridad la ejercen República Dominicana y San Vicente y las Granadinas. El gobierno de San Vicente y las Granadinas está encabezado por Ralph Gonsalves, el operador más activo del castrochavismo dentro de la comunidad de países del Caribe. Al concluir el año 2020 finaliza el lapso de dos años para la representación dominicana mientras que San Vicente y las Granadinas aún permanecerán hasta el 31DIC21.

La elección de los miembros no permanentes del Consejo de Seguridad está prevista para el 17JUN20 aunque la fecha podría ser modificada. No habrá la usual sesión plenaria para la elección de los cinco nuevos miembros no permanentes. El proceso de votación se realizará mediante el depósito de la boleta electoral de cada país por uno de sus representantes quienes ingresarán a la sala de votación en pequeños grupos, siguiendo un estricto horario que impida la concentración de personas. Mediante ese mecanismo, que responde a las medidas de protección ante la COVID-19, elegirán al reemplazo de República Dominicana que será México al presentar su postulación sin contrincante.

Canadá, por su parte, está pugnando por entrar al Consejo de Seguridad y se enfrenta a Irlanda y Noruega por los dos asientos que actualmente ocupan Alemania y Bélgica.

La presencia de México en el Consejo Permanente, muy seguramente, ampliará la imposibilidad de alcanzar acuerdos en ese organismo sobre Venezuela.

*****

La representación de EE. UU. en la ONU solicitó la realización de una sesión del Consejo de Seguridad para tratar la situación en Venezuela, la cual deberá realizarse a mediados de junio vía teleconferencia.

La crisis venezolana se está volviendo un tema recurrente en el Consejo de Seguridad desde que la entonces representante de EE. UU., Nikki Haley, impulsara el 17MAY17 una sesión de carácter informativa sobre Venezuela. Aquella sesión fue rechazada por Rusia y China alegando que la situación venezolana no ameritaba ser incluida en la agenda del Consejo. Ese mismo año, el 13NOV17, tuvo lugar una sesión del Consejo de Seguridad, mediante la fórmula Arria, en la cual se debatió sobre la situación venezolana. El 10SEP18 la embajadora Haley, en calidad de presidenta del Consejo, convocó a una sesión sobre la crisis migratoria venezolana. A lo largo del año 2019 el mismo organismo realizó varias sesiones para conocer la situación humanitaria venezolana. En todas las sesiones quedó patente la posición de Rusia y China, como miembros permanentes del Consejo de Seguridad, de impedir la aprobación de cualquier resolución en contra del régimen chavista.

En el año 2020 el “tema Venezuela” ha sido abordado por el Consejo de Seguridad en tres ocasiones, ahora con Rusia interesada en utilizar activamente el organismo como plataforma propagandística a favor de su socio chavista. El “tema Venezuela” se ha convertido en parte de las municiones rusas en su confrontación con EE. UU., por ello Rusia ya no intenta bloquear que el Consejo de Seguridad atienda la situación venezolana. El representante ruso introdujo el tema Venezuela en la sección de “otros asuntos” de la sesión del 22ABR20. Ese día Rusia quería denunciar una supuesta decisión de EE.UU. para desplegar barcos de guerra “cerca de las costas de Venezuela”.

El 28ABR20, por solicitud de Bélgica, Estonia, Francia y Alemania, tuvo lugar una sesión privada en videoconferencia sobre la situación humanitaria en Venezuela. Posteriormente, a solicitud de Rusia, fue convocada una sesión sobre Venezuela, cumplida como teleconferencia pública el 20MAY20. En esa ocasión Rusia asumió la vocería del régimen chavista en el organismo presentando una carta en la cual Nicolás Maduro acusaba a “grupos armados de mercenarios y terroristas organizados, entrenados, financiados y protegidos por los Gobierno de Colombia y Estados Unidos” que habrían realizado el 03MAY20 “una incursión armada en las costas venezolanas” denominada “Operación Gedeón”. Rusia y el representante de Maduro en la ONU, Samuel Moncada, de esa manera abrieron fuegos no solo contra EE. UU., la oposición venezolana encabezada por Juan Guaidó, sino que atacó al gobierno de Colombia. Subiendo la apuesta, Rusia hizo suya la expresión “actos de guerra” para señalar a Colombia. El representante ruso intentó la aprobación de una “nota de prensa” la cual finalmente no llegó a ser considerada por el Consejo.

Mediante la Fórmula Arria, que permite la participación de personalidades no representantes de gobiernos miembros, el Consejo de Seguridad nuevamente tratará sobre la crisis venezolana durante la segunda quincena de junio de 2020. Será una reunión informativa pública en la cual los aliados de Juan Guaidó expondrán las actuales dimensiones de la crisis venezolana. No parece viable que en el Consejo de Seguridad se produzca algún acuerdo sobre Venezuela.

Diario Las Américas 

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad y no comprometen la línea editorial de RunRun.es