#MonitorDeVíctimas | Masacre en Valles del Tuy: 20 muertos deja operativo policial - Runrun
#MonitorDeVíctimas | Masacre en Valles del Tuy: 20 muertos deja operativo policial

Los uniformados se desplegaron en los seis municipios de los Valles del Tuy 

 

La incursión abarcó seis municipios del estado Miranda y contó con la participación de más de 900 uniformados. Las autoridades aseguran que todos los fallecidos estaban vinculados con hechos delictivos y que se enfrentaron a las comisiones. Sin embargo, familiares de las víctimas niegan esa versión y denuncian que fueron ejecutados por los cuerpos de seguridad

 

Foto: Fuente policial 

 

Especial Valles del Tuy .-  20 muertos y al menos 30 personas detenidas, entre ellas, dos funcionarios policiales, fue el resultado de un despliegue policial en los Valles del Tuy, estado Miranda.

La operación, que se extendió por cuatro días, desde el jueves 8 de septiembre hasta el domingo 11, estuvo dirigida por uniformados de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) de Caracas.

La incursión no solo sorprendió a las bandas armadas que operan en esta subregión mirandina, sino también a los cuerpos de seguridad locales. La idea era evitar que se fugara información, debido a la presunta vinculación de policías con líderes hamponiles. Por ello los oficiales que comandaron los procedimientos eran foráneos.

Operación «Trueno»

La información oficial indica que en el operativo, denominado «Trueno», participaron unos 900 policías, quienes recorrieron sectores puntuales de cada uno de los seis municipios de los Valles del Tuy. 

De acuerdo con la información policial, en Ocumare del Tuy se registró el mayor número de muertos. En total fueron seis hombres. La policía identificó a cinco de ellos como Walter Alexander Rondón Briceño, de 24 años, quien era conocido como “El Walter”; Gabriel José Blanco Romero, apodado “Poco Pelo”; y otros tres hombres a quienes identificaron con los alías de “El Chelo”, “El Fido” y «El Parro». 

Cuatro de estos hombres son señalados por la PNB de integrar la banda de Deiber Johan González, alias «Carlos Capa». Encontrar a González era uno de los objetivos del procedimiento. Pero al finalizar la intervención policial no había sido detenido.

A la banda de Carlos Capa se le responsabiliza del asesinato del supervisor jefe Richard José Rondón Ortega (43), adscrito a la Policía de Municipal de Charallave, y de su esposa, el domingo 4 de septiembre, en San Francisco de Yare. Este hecho había motivado el procedimiento policial, con la finalidad de desmantelar la organización delincuencial que tiene más de siete años operando en Valles del Tuy.

Además se le atribuye el aumento de las estafas a través de falsas ventas de vehículos por la plataforma Marketplace en Ocumare del Tuy y las amenazas que han recibido algunos organismos de seguridad.

Otros fallecidos 

En el marco de la incursión policial también murieron otros supuestos delincuentes que fueron identificados como Yeferson Alejandro García Lorca, de 20 años, conocido con apodo del “Chuky”, ultimado en la calle principal del sector La Soledad en San Francisco de Yare; Lewis Joel Banquez López, de 23 años; Edward Eduardo Álvarez Palacios, de 24 años, alias el “Gordo Maniático”, en el sector El Yagual de Nueva Cúa; Tomás Enrique Hernández Meza, de 20 años; Víctor José Alfonzo Pérez, de 41 años, conocido con el remoquete de “Piraña”, en Santa Lucía; José Miguel Monasterio Moreno, de 33 años, en Cúa.

Entre las víctimas también se cuentan otros jóvenes identificados solo por apodos: “el Menor”, a quien mataron en la invasión de la zona industrial del sector Tomuso del municipio Independencia; «Ricardito», supuesto integrante de la banda de «Barrigón», que opera en la comunidad La Mata de Charallave; alias “Tomasito”, en la comunidad El Murciélago en Cúa; dos hombres aún por identificar en la urbanización Cartanal del municipio Independencia y otros cuatro en Santa Lucía.

En total fueron identificadas ocho víctimas con nombre y apellidos, cinco solo con supuestos alias y otras siete víctimas no fueron identificadas.

Ejecutados y sin «derecho» a un funeral 

Aunque las autoridades aseguran que todos los fallecidos estaban vinculados con hechos delictivos y que se enfrentaron a las comisiones; algunos de sus parientes niegan esa versión.

A las afueras de la morgue de Ocumare del Tuy, Rosalía, hermana de una de las víctimas, aseguró que su familiar no estaba armado. «La policía lo asesinó a sangre fría, sin permitirle que dijera una palabra», aseguró Rosalía a Monitor de Víctimas.

La mujer, quien no quiso revelar su apellido, reconoció que su hermano estaba en malos pasos, pero cuestionó que no se le respetara su derecho a la vida. «Debieron detenerlo y que un juez decidiera su destino», indicó.

A través de las redes sociales, habitantes del sector El Dividive de Charallave también se quejaron de la actuación policial. En esta comunidad mataron a Lewis Joel Banquez López, quien poseía registro por el delito de robo genérico, ante la Delegación Municipal del Cicpc de Ocumare del Tuy, según el expediente PMCR916, de fecha 16/01/2018.

«Lo sacaron de su casa esposado, con el rostro tapado. No dejaron que su abuela lo acompañara y, al cruzar la vereda, lo asesinaron. Ahí no hubo ningún  enfrentamiento», aseguró Andrés Nuñez en su cuenta en Twitter.

La versión del enfrentamiento igualmente fue desmentida por otro vecino de El Dividive. «Por más delincuente que sea, si es el caso, todos tenemos derecho a ser juzgados y a la defensa», consideró.

Los deudos además denunciaron que no les permiten velar a sus familiares. «La orden es que los enterremos, apenas nos entreguen el cadáver en la morgue», señaló Luisa Contreras, prima de uno de los fallecidos.

30 detenidos

Unas 30 personas fueron detenidas durante estos operativos. Dos de los arrestados eran funcionarios policiales: La supervisora Patricia Eliana Rodríguez López, directora de la Policía Municipal de Simón Bolívar; y el supervisor jefe Osmel González, jefe de operaciones de la Policía Municipal de Urdaneta. 

A Rodríguez López la relacionan con «Carlos Capa». Las autoridades aseguran que le suministraba información sobre los operativos que se coordinaban para ubicarlo. Su orden de detención la emitió el Juzgado Primero de Primera Instancia de Control del Área Metropolitana de Caracas. Le imputan los delitos de terrorismo, corrupción y delincuencia organizada. 

A González, por su parte, lo vinculan con las bandas del “Cámara” y del “Chuo Sutil Marrero”, que operan en Cúa, luego de la información encontrada en su teléfono celular.