Sebastiana Barráez archivos - Runrun

Sebastiana Barráez

FAES detiene a exdirector de la Policía del estado Táchira
César Pérez Vivas, exgobernador del estado Táchira, reaccionó ante la detención de Berro y calificó el hecho como “desaparición del estado de derecho”

Funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) detuvieron este lunes 3 de febrero al abogado Jesús Berro Velásquez, exdirector de la Policía del estado Táchira.

De acuerdo con la periodista Sebastiana Barráez, los funcionarios allanaron las oficinas del bufete de Berro, ubicadas en el edificio Colonia de San Cristóbal.

Según la comunicadora, las FAES detuvieron a Berro, también al hijo y a la nuera. “Simultáneamente Freddy Bernal subió con cinco hombres armados del FAES a la presidencia del Circuito Judicial”, alertó.

Berro Velásquez fungió como director de la Policía del Táchira cuando César Pérez Vivas fue gobernador de la entidad. El exgobernador reaccionó a la detención del abogado para rechazar este acto.

“La brutalidad con la que actúan evidencia la desaparición del estado de derecho. Freddy Bernal comanda actuación arbitraria. Exigimos respeto a los DDHH del doctor Berro”, escribió Pérez Vivas en Twitter.

 

Por su parte, Walter Martínez, exdiputado y profesor jubilado, informó que acudió a la sede de las FAES en San Cristóbal Paramillo junto a la directiva del colegio de abogados; esperando información sobre la detención de Berro.

“Berro es miembro de la Fundación El Amparo y abogado asistente en mis denuncias contra Maduro en la CPI”, agregó Martínez.

Denuncian en redes sociales la supuesta detención del coronel Yover Andrade
La periodista Sebastiana Barráez denuncia que Andrade fue presuntamente detenido por funcionarios de la Dgcim

Sebastiana Barráez, periodista de la fuente militar, denunció este miércoles 22 de enero la presunta detención del coronel activo de la Aviación Yover Jesús Andrade Morales.

A través de su cuenta de Twitter, Barráez señaló como “responsable directo” de esto al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López.

En otro de sus tuits, Barráez indicó que Andrade habría sido detenido por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) “sin ninguna orden”.

“Este Coronel Yover Andrade tiene años denunciando el problema de mafias corruptas dentro de la Aviación militar. Incluso denunció el robo de vehículos”, agrega Barráez.

Los #Runrunes de Bocaranda de hoy 16.07.2019: MEDIO: Con el ojo puesto
MEDIO
CON EL OJO PUESTO: 
 

El pasado 2 de julio en el portal LaPatilla.com apareció esta nota como introducción a un trabajo de Bloomberg sobre el mismo tema: “Los esfuerzos de Estados Unidos para expulsar del poder a Nicolás Maduro, sancionando a los estadounidenses que compran y financian el petróleo de su país, hasta ahora han fracasado en parte debido a personas como Dragoslav Ilic, un serbio con una empresa panameña que comercializa petróleo venezolano en la sombra y ayuda a apuntalar al asediado régimen”. Luego la agencia de noticias financieras detalló el caso investigado por su periodista Lucia Kassai. Aquí parte de su trabajo: “En los cinco meses transcurridos desde que Washington aplicó sanciones a Petróleos de Venezuela SA, los principales actores se han retirado del mercado, privando a Caracas del muy necesario efectivo. Pero media docena de incógnitas, como Ilic y su MS International Corporation, han entrado en la brecha. De acuerdo con cuatro personas en la industria, Ilic ha realizado acuerdos por valor de $ 130 millones con PDVSA, enviando el crudo principalmente a Asia. Los nuevos comerciantes evitan los trucos de sanciones en el sistema financiero global mediante el trueque del petróleo y la reventa a terceros. MS Internacional intercambia el petróleo por gasolina y componentes de gasolina, lo que ayuda a Maduro a mantener a sus seguidores leales a través del suministro de combustible altamente subsidiado. Hasta hace poco, nadie en la industria había oído hablar de Ilic o su compañía. A través de un abogado, Ilic se negó a ser entrevistado o comentar sobre su negocio con Venezuela.

 

Dragoslav Ilic El serbio con una empresa panameña que comercializa petróleo venezolano en la sombra y ayuda a apuntalar al asediado régimen de Maduro.

 

“El régimen de Maduro depende en gran medida del petróleo, que representa el 95% de todas las exportaciones venezolanas. El petróleo también va a Cuba, que proporciona agentes que protegen al presidente y le suministran inteligencia clave, según funcionarios estadounidenses. Mientras que Venezuela redujo los suministros a casi todos sus aliados en el Caribe, Cuba continúa recibiendo al menos tres cargamentos de petróleo por mes. Los buques que se dirigen a Cuba apagan sus transpondedores y navegan por el Caribe bajo el radar para evitar que el gobierno de los EEUU los detecte, según muestran los informes de envío y los datos de seguimiento de barcos. China y Rusia también continúan recibiendo petróleo en pago de viejas deudas”.(fin de la nota de Bloomberg).

En la mira de los investigadores del Norte están supuestos socios de Ilic donde estarían involucradas empresas como Global Fuel&Gas Corp; Inversiones Mora&Carrero; Morapetrol Corp. y otras compañías con cargamentos de diesel y crudo sacados “subrepticiamente” desde Punto Fijo y Puerto la Cruz hacia Aruba, Curazao y Panamá supuestamente. Las alarmas en el negocio petrolero están prendidas. 

 

¿TORTURAS VARIADITAS?: 

 

Lo señala la colega Sebastiana Barráez en el portal Infobae cuyo acceso por las redes esta vetado a no ser con el uso de un VPN para eludir la censura. Ella es una periodista con amplio acceso a las fuentes militares desde hace muchos años. “En el centro de tortura que se ha convertido la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) realizaron el jueves una requisa, como ocurre con cierta frecuencia, pero esta vez les robaron todas sus pertenencias: colchonetas, medicinas, prendas personales, cepillos de dientes, pasta dental, jabón de baño, desodorantes, papel higiénico, sábanas, alimentos, dejando las celdas vacías. Lo único que no se robaron fueron la comida dañada y los libros, que le devolvieron a los familiares obligándolos a firmar un acta de entrega como si les hubiesen devuelto lo que en realidad se robaron. “Tienen que volver a traerle todo lo que necesiten, pero no traigan libros”, fue la recomendación de uno de los custodios. Ya no les van a permitir el ingreso de alimentos a las celdas, sino que van a ser trasladados al comedor. Prohibieron la salida a los baños y les instalaron una poceta sanitaria dentro de algunas celdas para que hagan ahí sus necesidades. Los restantes deben hacerlas en bolsas plásticas. Por ahora, hay militares desaparecidos, torturados, sin derecho a visitas familiares, sin llamadas telefónicas, sin acceso a sus abogados, sin audiencias de presentación y sin derecho al debido proceso”. Y después Maduro acusa a la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos de haber “firmado un informe redactado por Elliot Abrams”. No se cuida del tamaño de sus mentiras y ofensas. Con ello da crédito indirecto al general Cristopher Figuera exjefe del SEBIN que lo acusó de ser perverso en sus órdenes contra quienes considera sus enemigos. Por cierto que este general ha desfilado en Miami y Washington por mas de veinte medios en los que repite lo mismo y pareciera querer aparecer como un impoluto jefe, no solo de la dirección del SEBIN, sino también de la subdirección del DGCIM. Ambos organismos donde se han comprobado varios y sofisticados tipos de tortura. El dice que mientras estuvo de jefe no se llegaron a cometer esas violaciones. Con cada aparición suya lo que se reitera es que el complot del 30A tuvo varias cabezas rojas muy comprometidas. Siempre enfatiza que “el 30A no ha terminado”. Queda el beneficio de la duda, pues…

 

 

 

 

Los Runrunes de Bocaranda de hoy 07.02.2019: MEDIO: Militares

 

 

MEDIO

IMPACTANTE: 

La detención del Teniente Coronel Ovidio Andrés Carrasco Mosqueda -integrante de la Casa Militar se encargaba de las comunicaciones de la Guardia de Honor Presidencial- por supuestos nexos con Julio Borges y la Embajada Americana pica y se extiende. En una ceremonia en el patio de la Guardia de Honor en el Palacio Blanco el mencionado oficial fue degradado frente a sus compañeros con el anuncio de que se pedirían 30 años de prisión para él por esa “traición a la patria”. Este caso debilita y asusta al régimen militar-cívico pues el oficial se había encargado de montar la seguridad en las residencias de Maduro y su mas cercano grupo de confianza. Las casas tanto en el Fuerte Tiuna como en urbanizaciones como Alto Hatillo y Cumbres de Curumo del presidente del TSJ, Maikel Moreno; del ministro de la Defensa; de la familia de Cilia Flores y otros altos personajes muy temerosos de su seguridad preocuparon demasiado al alto gobierno. De allí la acción contra el oficial así como a quienes aparecen o suponen tenían contacto con Carrasco Mosqueda. Demasiado cerca … por eso la desconfianza se aceleró al máximo … 

EN CASCADA: Intermitentes han sido los pronunciamientos de los uniformados -de toda pelambre-activos, retirados, de las FANB o de las policías estatales como la de Trujillo. Uno que otro ha pensado en la Ley de Amnistía, incluyendo los que aunque no tienen delitos de lesa humanidad, si tienen otros como corrupción desde los cargos que ostentan o ejercieron. El malestar interno en los componentes esta latente e in crescendo”. La vigilancia y el espionaje se han incrementado al mismo tiempo. Aunque las delaciones premiadas han disminuido informan fuentes internas. Sebastiana Barráez, periodista conocedora de lo interno militar, viene señalando esas inconformidades desde hace algún tiempo y mucho mas estos días cercanos. La persecución que le han hecho indica que sus contactos e informaciones son ciertos. Hay temores de que vengan otras declaraciones de hombres con uniforme. Y también de algunos ya retirados que irrumpieron contra la democracia con Chávez el 4F92.Uno de ellos Florencio Porras Echezuría, ex gobernador de Mérida y famoso junto a otro de sus compañeros de manejar aquel tanque que subió las escaleras del Palacio Blanco inmortalizando dicha acción en imágenes que dieron vuelta al mundo, lanzó un mensaje a sus compañeros de armas cuestionado al actual gobierno. Ya antes, con Chávez vivo, había marcado distancia del proceso ante las desviaciones del proyecto original. Unas líneas de su reciente proclama: “El proyecto se desvió a una autocracia personalista, alimentada del culto a la personalidad, y hasta para quienes le acompañamos era pecado disentir, criticar, reclamar. En medio de una enorme riqueza y fuerza popular e institucional, se desarrolló la irresponsabilidad, el populismo, la demagogia, la mentira, el abuso, la violencia, el atropello y la orgía de corrupción que hoy llega a niveles groseros y grotescos. Se avanzó inclementemente en la siembra de odio, de antivalores, al patrocinio del lumpen anarquizado, a la irresponsable entronización de una oclocracia miserable, multiplicando el surgimiento de bandas criminales a lo largo y ancho del territorio nacional bajo el amparo del propio Estado, pulverizando la institucionalidad de este, todas estas acciones contrarias a nuestras banderas y propuestas. Hoy, los que abusan y se regodean del poder, que abusan y atropellan arbitrariamente, en su gran mayoría no tienen nada que ver con el 4F”. Clarito.

MAS CASCADA: Tan solo ayer 5 militares del Batallón de Francotiradores hicieron pública su deserción. La especialista en el tema militar, Rocío San Miguel, Los 5 militares de la Compañía 91-09 -de Mantecal, estado Apure- son un teniente de tropa y 4 sargentos,  y declararon desde Colombia el mal trato a lo interno de las FANB, el hambre que pasaban y la persecución con los soplones y espías, dirigidos por cubanos. Confirman que hay terrorismo a lo interno para delatar a los “traidores” y detallaron las torturas a que los someten para que reiteren en voz alta: “Chávez vive, la patria sigue”. Situación critica. Terror se apodero de los cuarteles. Por pensar diferente los llaman terrorista. “Mientras los generales están buchones pedimos a nuestros compañeros no tener miedo. Nos tratan como miserables”. Reconocieron a Guaidó y explicaron como en sus hogares están desnutridos. “Basta de miseria. Fuimos creados por el pensamiento de Chávez. Estamos del lado correcto de la historia para salir de la dictadura”  Uno de ellos es especialista en tanques rusos T62 y se ofreció para integrarse a los esfuerzos que otros compañeros están haciendo”.

 

EL CULILLO ES LIBRE: Daniel Lozano, corresponsal en Caracas del diario argentino La Nación, escribió en días recientes sobre como un Maduro cada vez mas desconfiado de los cuadros militares buscaba fortalecer a los paramilitares chavistas. Detalla que en medio de su desconfianza sabe que la batalla del poder se juega hoy en los cuarteles. “La connivencia con el generalato le garantiza el control actual, pero las dudas en torno a oficiales y tropa no han remitido. Por el contrario, crecen. De ahí su presencia constante en unidades militares de todo tipo (artillería, anfibias, de asalto) durante las pasadas semanas”. Detalla el llamado de Maduro a dos millones de milicianos a que se inscriban para hacer el servicio militar y pasar a formar parte así de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). También quiere cubrir centenares de deserciones de la Guardia Nacional Bolivariana con los mismos milicianos, temeroso acerca de su lealtad desde que 27 de ellos se sublevaron el 21 del mes pasado en el cuartel de Cotiza. “Ordené incorporar a los milicianos y milicianas como oficiales y soldados activos de nuestra gloriosa FANB. ¡Si queremos paz, preparémonos para defenderla!”, clamó el jefe de Estado. Los milicianos son civiles armados por el gobierno que vienen de sus bases: afiliados al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), consejos comunales y las Unidades de Batalla Bolívar Chávez, sin preparación y que reciben un salario mínimo. El chavismo los utiliza en tareas de orden público, como vigilar hospitales, supermercados y el Cuartel de la Montaña, donde descansan los restos de Hugo Chávez .Se trata en definitiva de una especie de policía amateur, aunque su presencia física no sea muy profesional. Los entrenamientos que realizan de forma esporádica provocan el estupor entre el resto de la población. Las redes sociales se llenan de esos videos, que rozan lo humorístico. Otra de sus funciones es engordar las marchas oficialistas, como sucedió el 4F en Caracas, donde sus uniformes destacaban mezclados entre las camisas rojas. La cifra de dos millones, que el gobierno ha instalado en las últimas semanas en sus discursos, no es real, según los expertos. “Este llamado presidencial revela muchas cosas. La primera es que está mermando aceleradamente el pie de fuerza militar por deserciones y bajas. Los jóvenes no atendieron el llamado previo a inscribirse en el ejército, pues no parece fuente de orgullo ingresar a la FANB y no resuelve tampoco sus necesidades económicas”, sostiene Rocío San Miguel, presidenta de Control Ciudadano para la Fuerza Armada. Las deserciones hicieron mella durante los últimos meses. Al menos 4000 uniformados abandonaron los cuarteles, algunos para marcharse fuera del país y otros para ganarse la vida en otros lados, incluso las minas de oro del oriente. “También están encontrando resistencias a las órdenes de reprimir y esperan reforzarla con el personal de la milicia inscripto en el PSUV”, añade San Miguel. Las masivas marchas opositoras de anteayer por todo el país, que contrastaron con la menguada oficialista de Caracas, así lo confirmaron. No hubo represión por ningún lado. ¿Resultado? Ni violencia ni disturbios. Incluso en Barquisimeto una unidad de la Policía Nacional se retiró sin reprimir cuando hacia ellos avanzaban miles de personas de forma pacífica. Explica Lozano que “la invocación a sus milicias llegó solo unas horas después de que el primer general se rebeló contra Maduro. El general de división Francisco Yánez, director de Planificación Estratégica del Alto Mando Militar de la Aviación, abandonó el país horas antes de exhortar a sus compañeros para que sigan sus pasos. “El 90% de la Fuerza Armada no está con el dictador, está con el pueblo de Venezuela (…). A mis compañeros de armas les pido que no repriman más”, afirmó Yánez desde Colombia. Este alto oficial se encargaba de la importación y la distribución del trigo. Los rubros alimentarios y de productos básicos están en manos de generales por orden de Maduro. Horas más tarde se sumó el mayor general Jorge Oropeza, que fungió como comandante general de la aviación chavista durante cuatro años. Es primo de María Isabel Rodríguez, exesposa de Chávez”. Añado que fue hombre de confianza de Chávez e hizo buenos negocios como todos los militares del proceso chavista. Muchos ven en la Ley de Amnistía una excusa para abandonar el barco averiado de Maduro

Dgcim detuvo a mayor Rafael Oropeza, hijo de ex ministro de Chávez

Según la periodista Sebastiana Barráez, la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) detuvo al mayor del Ejército, Rafael Oropeza, hijo del ex ministro de Alimentación y General del mismo nombre durante el gobierno de Hugo Chávez.

La detención sucedió el pasado viernes 31 de agosto y hasta ahora no se conoce el paradero del militar, informó Barráez a través de su cuenta de twitter.

Se conoció que el otrora aliado de Chávez, acudió al ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, y al mayor general, Jesús Suárez Chourio, pero no obtuvo respuesta alguna.

Aseguran que hay indignación en las FANB por operativo contra Óscar Pérez

FANB

Texto publicado originalmente en Punto de Corte

Lo que pudo haber sido un operativo exitoso para los cuerpos de Inteligencia venezolanos, que demostrara la eficiencia de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y de los órganos venezolanos de Seguridad Ciudadana, en la captura del piloto Oscar Alberto Pérez y el grupo de rebeldes que lo acompañaban, terminó demostrando la pobreza de un hecho carente de organización, abundante en acciones erráticas, policialmente lleno de vicios y con presencia de tropas de varios cuerpos en descoordinación. Así lo considera parte importante de oficiales en la FANB.

Privó el odio personal, las ansias de complacer a quienes pedían la cabeza del joven inspector y piloto del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), Oscar Alberto Pérez, quien el 27 de junio 2017 secuestró un helicóptero que sobrevoló Caracas y lanzó bombas sonoras sobre el TSJ y la sede del Ministerio del Interior y que, luego, el 18 de diciembre 2017, tomó por asalto el Comando de la Guardia Nacional Bolivariana (CZGNB-44), perteneciente al Cuarto Pelotón de la 1ra Compañía, ubicado en el estado Miranda. Dos acciones limpias, sin heridos y sin muertos.

Cuando Pérez accedió a la entrevista en el canal CNN, quizá selló su destino. Subestimó el poder de los cuerpos de Inteligencia venezolanos, asesorados por extranjeros, quienes lo localizaron. Se expuso. Vulneró lo más importante de un fugitivo: la seguridad. Tomó a la ligera ser considerado el enemigo público Nro. 1 del gobierno y que sobre él pesara una recompensa. Y quizá jamás consideró que alguien cercano lo pudiera traicionar.

Es así que los cuerpos de inteligencia tenían todas las de ganar sometiendo a quien el Gobierno señaló como el enemigo más buscado.

Ni el mismo Oscar Pérez podía saber que lo ocurrido el 15 de enero 2018 se va a convertir en un caso para estudio en las universidades de periodismo del país. Ante el silencio de los medios de comunicación, acosados por la presión y la censura, de páginas web a las cuales no se podía en ese momento acceder por razones desconocidas, el piloto se convirtió en el principal reportero de su historia. La llevó a las redes y así se difundió en el mundo. Nada impacta más, lo sabemos los periodistas, que cuando un evento se observa en vivo. Millones de personas siguieron minuto a minuto lo que ocurría con Pérez y su grupo. Desde muchos países llamaban a Venezuela para confirmar lo que se veía al instante.

“No quieren dejar que nos entreguemos”, dice en cámara un Oscar Pérez con marcado nerviosismo, ya convencido que las posibilidades de salir con vida de esa odisea parecen remotas. “Estamos negociando para entregar, porque aquí hay inocentes, civiles”. Minutos después dice resignado: “Venezuela, no quieren que nos entreguemos, literalmente nos quieren asesinar, nos lo acaban de decir”. Y se oye la voz de un hombre desesperado llamando al mayor.

El mayor (GNB) Rafael Enrique Bastardo Mendoza, le dice a Oscar Alberto Pérez: “Ahorita estaba hablando con Pimentel y le dije que la orden del Presidente, y se extrañó, es resguardarle la vida”.

Ese mayor, desconocido para muchos, perteneció al Grupo de Acciones de Comando de la GNB, donde “tuvo un desempeño regular, – confiesa un general de su componente- un poco indisciplinado y arbitrario”.

Bastardo también estuvo en Guárico con el ex gobernador Rodríguez Chacín y luego fue enviado como Director de Operaciones y Acciones Tácticas de la Policía Nacional en tiempos del general Juan Francisco Romero Figueroa.

No es casual que al día siguiente del operativo, es decir hoy 16 de enero, sea sustituido el comandante general de la Guardia Nacional, MG Sergio Rivero Marcano por su compañero de promoción y compadre el MG Richard López Vargas, Viceministro de Servicios, Personal y Logística del Ministerio de la Defensa.

Ya estaba rendido

Uno de los más comunes argumentos entre militares de la FAN es que el operativo contra Oscar Pérez presentó “fallas en el comando y control”, revela un alto oficial.

“Eso fue un pobre operativo”, manifiesta un oficial entrenado en comando.

“¿Cómo no íbamos a dar ese triste espectáculo, cuando en el lugar de los hechos todos querían dar órdenes? Allí no hubo un equipo con autonomía para actuar. Políticos que se creen militares, funcionarios civiles dando órdenes allí y otros por teléfono, pretendiendo que se cumplieran sin remota idea de lo que significa un escenario como el que se vivió ahí. Demasiado aficionado experto en películas de guerra. ¡¡Claro!! Que eso tenía que salir mal”, nos comenta un oficial enfatizando cada palabra.

Para un comandante del Ejército “ese error lo vamos a pagar caro, a nivel de opinión pública internacional. Dimos un pobre ejemplo de descontrol, falta de pericia y mal manejo de un evento al que solo había que aplicarle el manual. Eso ocurre cuando se desvirtúa la actuación profesional porque la única intención era matar al piloto y a su grupo, en lugar de considerar a tanta gente entrenada que hay en el país. El hombre ya estaba rendido y no era necesario asesinarlo. Eso lo estipula las leyes de la guerra con los prisioneros, está enmarcado en el Convenio de Ginebra, es lo que se llama honor al caído”.

“Le explico esto licenciada, -me comenta uno de los oficiales activos del Ejército y que en el 2002 participó en el 4F- aunque sea doloroso decirlo, fue un procedimiento policial lleno de vicios. No hubo interés de negociar y mucho menos generar la certidumbre que debe privar en un estado garantista de los derechos humanos, tampoco del cumplimiento del Código Procesal Penal que se preocupe de los contrapesos, transparencia, dignidad, fe religiosa. Fue un procedimiento judicializado que encuadró su ejecutoria en la Corte Internacional Penal y en la Corte Interamericana de los Derechos Humanos”.

Agrega “ese operativo tuvo daños colaterales con muertes de civiles, que aún no salen a la luz pública. A eso se le suma el reconocimiento de Freddy Bernal de la participación de civiles armados pertenecientes a colectivos del 23 de Enero con complacencia o participación de los órganos de seguridad que estaban allí”.

“Y sin duda que hubo uso excesivo de la violencia, con inclusión de lanza granadas y vehículos de guerra. No hubo un negociador, que era esencial, más aún cuando a través de las redes se vio la clara intención de negociar por parte de los rendidos, porque estaban rendidos. Además, la presencia de un fiscal del Ministerio Público como garante de la legalidad y la acción penal, tampoco se evidenció. Ni siquiera el acceso a la prensa”.

Hay oficiales que no se explican la presencia de un tanqueta militar con una punto 40, que es una ametralladora para la guerra. “Con la lanzagranadas antitanque RPG-7 ruso se evidenció una gran descoordinación, donde cada mando fue promoviendo recursos innecesarios, lo que habla de una defectuosa labor de inteligencia. ¿No se sabía cuántas personas había? ¿Cómo se instrumentó ese procedimiento? No se delimitaron ni los recursos ni el personal que participó, para desplegar el cerco”.

Lecciones de Academia

Hubo tres puntos de coincidencia en oficiales de la Guardia y el Ejército, en torno a lo sucedido en El Junquito:

  • Si bien es cierto que Oscar Alberto Pérez cometió el delito del helicóptero y el robo de las armas en el comando de la GNB, no cometió ningún asesinato ni hubo heridos en esas dos acciones que ejecutó.
  • El grupo Soldados en Franela que acompañó a Oscar Pérez manifestó claramente en voz alta y video que estaban rendidos, se declararon rebeldes, con oposición al gobierno, y aún así fueron asesinados.
  • La participación del jefe del colectivo “Tres Raíces”, Heyker Vásquez, quien tiene investigación por cinco homicidios. “Es el uso de civiles armados para hacer el trabajo sucio de la FANB”.

En la Academia Militar se les ha enseñado históricamente que al enemigo rendido deben respetarle su condición humana. “Matar a alguien rendido es indigno, es nazi”, comenta un mayor.

Oscar Pérez le dijo al mayor Bastardo Mendoza: “Pero nosotros no somos delincuentes, nosotros somos patriotas que estamos luchando por una convicción de vida”. A la par que una temblorosa mujer vestida de oscuro, apareció en un video, anunciando ser la madre de Oscar Pérez y advirtiendo que él está tratando de entregarse y rogando que le permitieran hacerlo.

Un hombre, cuya voz se escucha al fondo, en uno de los videos, hablándole al oficial que se supone comanda el grupo o es el negociador, se dirige a él como “mi mayor”, por lo cual se interpreta que quien habla es un militar.

Si en algo tiene razón uno de los hombres de Oscar Pérez es cuando le dijo al oficial: “usted va a hacer historia con este procedimiento”. Y el militar se compromete a hacer el cambio, se entiende que la entrega, “con Ministerio Público, periodistas y nosotros”.

El reporte de la Policía Nacional Bolivariana da cuenta que los supervisores de la PNB muertos son: Andreu Garate (impacto de bala en el tórax) y Roger González (tres impactos de bala). Pero el ministro Néstor Reverol dice que son: S/J Adrián Domingo Ugarte Ferrera y O/A Nelson Antonio Chirinos La Cruz.

Los policías heridos son: Ramón Escalona (presenta dos impactos de bala), Jesús Navas (disparo rasante a nivel de la columna), José Gregorio Hernández (impacto de bala en el abdomen), Freddy Ramírez (recibió disparo en el antebrazo derecho), Eliot García (tito en el muslo derecho) y Williams Tovar (disparo en la mano derecha).

Aunque el Gobierno Nacional no ha dado información precisa sobre los rebeldes fallecidos, habrían sido: Oscar Alberto Pérez, Daniel Enrique Soto Torres, Abraham Israel Agostini, José Alejandro Pimentel, los hermanos Jairo y Abraham Lugo Ramos y una mujer no identificada.

Que no se haya resguardado la escena de los hechos y más bien se haya procedido a demoler la vivienda donde Oscar Pérez y su grupo estaba refugiado en El Junquito, dice mucho de lo desatinado que resultó todo el procedimiento.

Luego de los sucesos, redoblaron las alcabalas del Fuerte Tiuna, incluso están siendo controladas por oficiales superiores con el grado de teniente coronel y 15 integrantes de tropa en los diferentes grados.