precios del petróleo archivos - Runrun

precios del petróleo

Ataque de EEUU contra Irán dispara precios del petróleo y el oro
Tras el ataque ordenado por Trump donde resultó muerto el general iraní, Qasem Soleimani el barril del Brent subió 4,4% (a $66,25)  mientras que la onza de oro se elevó 1,3% (a $1.559) en comparación al día anterior
Las principales Bolsas europeas acusan el ataque de EE UU contra el militar iraní y los inversores apuestan por valores refugio como el oro 

El anuncio este viernes de la muerte en Bagdad del general iraní Qasem Soleimani, en un ataque con drones de Estados Unidos, ha provocado una fuerte subida del precio del petróleo y de los valores considerados refugio por los inversores, como el oro, el yen japonés o el franco suizo. El precio del barril de petróleo Brent, el de referencia para Europa, ronda los 68,64 dólares, frente a los 66,25 del cierre de la sesión del jueves, lo que supone un aumento del 3,6%.

En el caso del petróleo Texas, de referencia para EE UU, el precio del barril aumenta alrededor de un 3,5% en el inicio de la sesión en Estados Unidos, hasta los 63,36 dólares, frente a los 61,06 del cierre del jueves.

El oro registra en esta jornada su mayor subida de los últimos cuatro meses, al cotizar la onza a 1.549 dólares, un 1,3% más que la jornada anterior. El yen japonés y el franco suizo, otros de los valores considerados refugio para los inversores en momentos de incertidumbre, registran este viernes su valor más alto en dos y cuatro meses, respectivamente.

La geopolítica vuelve a estar encima de la mesa y eso es algo que tendrá importantes implicaciones sobre la mayoría de los activos”, asegura en una nota Salman Ahmed, jefe de estrategia de inversión de Lombard Odier.

 

“El riesgo geopolítico puede verse exacerbado porque la Administración de Donald Trump, hasta ahora reticente a responder, ha aumentado las apuestas. El riesgo de confrontación directa entre EE UU e Irán puede ser pequeño, pero está aumentando. Como poco, el riesgo de represalia iraní se extiende por toda la región. Como siempre, la carta más peligrosa en Oriente Próximo es quién se involucre en la confrontación”, defiende David Lafferty, jefe de estrategia de mercados de Natixis en una nota.

Los mercados europeos cotizan este viernes a la baja después de inaugurar 2020 con avances de más del 1%. Las principales Bolsas europeas reflejan el temor de los inversores a un enfrentamiento abierto entre EE UU e Irán. La de Fráncfort se deja casi un 2% (1,8%) a media sesión, mientras que Milán baja el 1,24%; Madrid, el 0,99%; París, el 0,70%; y Londres, el 0,68%.

Wall Street también inició el nuevo año con récord en sus tres principales indicadores. Una tendencia positiva que se ha roto tras el ataque estadounidense contra Soleimani.

El Gobierno estadounidense ha defendido que el ataque que ha concluido con la muerte del general iraní se ha realizado “para proteger al personal estadounidense en el extranjero”. El Pentágono, que ha especificado que ha sido el presidente, Donald Trump, quien ha lanzado la operación, ha afirmado en un comunicado que Soleimani “estaba desarrollando activamente planes para atacar a los diplomáticos estadounidenses en Irak y en toda la región”.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, ha amenazado a EE UU con una “dura venganza” por la muerte del general Soleimani, y ha declarado tres días de luto en el país.

Cailin Birch, economista de The Economist Intelligence Unit, sostienen que los mercados temen sobre todo “un conflicto más amplio”. “La importancia deriva menos de la pérdida potencial de los suministros de petróleo iraní  que del riesgo de que se pueda desencadenar un conflicto más amplio que arrastre a Irak, Arabia Saudí y a otros”, dijo en declaraciones a AFP. “También existe un riesgo significativo de que Irán lance un ataque selectivo contra barcos estadounidenses en la región, lo que podría interrumpir los flujos de petróleo en el mar y hacer que los precios sigan aumentando”, añadió.

La presión sobre los precios del petróleo continuará en los próximos meses a causa del paulatino descenso en la producción de Venezuela y la entrada en vigor de las sanciones de Estados Unidos sobre las exportaciones de crudo iraní, predijo hoy la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Pese a esos negros augurios, el organismo reconoció en su informe mensual que la oferta global alcanzó en agosto por primera vez los 100 millones barriles diarios, con un aumento de 80.000 barriles, gracias a una mayor producción de la OPEP, que compensó el descenso en los países que no forman parte del cártel.

En el estudio, la AIE recordó la gran volatilidad en agosto de los precios del barril de Brent -que se sitúa ahora cerca de los 80 dólares-, la cual asoció directamente a la situación de la industria en Venezuela y a la cercanía del 4 de noviembre, cuando se implementarán de nuevo las sanciones estadounidenses a Irán.

La producción en el país suramericano podría desplomarse, de seguir a este ritmo, hasta el millón de barriles diarios: en agosto ya cayó hasta los 1,24 millones barriles diarios.

De igual forma, las exportaciones iraníes ya han caído de forma significativa este año tras la retirada de EEUU del acuerdo nuclear, pero la AIE cree que habrá que esperar para ver si se agrava la reducción de 500.000 barriles diarios que ya ha sufrido.

“Si las exportaciones venezolanas e iraníes continúan cayendo, los mercados se podrían tensar y los precios del petróleo podrían aumentar sin incrementos compensatorios de la producción en otras partes”, indica el informe.

La AIE, por lo tanto, cree que la franja entre los 70 y los 80 dólares por barril en la que se han movido los precios desde abril “será puesta a prueba” por un contexto que “se está tensando”.

Hasta ahora, la presión sobre la oferta se ha compensado con los fuertes incrementos que han vivido dos grandes productores como Arabia Saudí e Irak, que vieron un aumento combinado de 160.000 barriles diarios en agosto.

La AIE apunta que las exportaciones iraquíes superan ya el conjunto de la producción de Irán, y eso que hay una capacidad adicional de 200.000 barriles diarios en el norte del país que no se está explotando por las tensiones con al gobierno autónomo del Kurdistán.

De hecho, los países de la OPEP tiene un colchón de capacidades excedentarias de unos 2,7 millones de barriles diarios, 60 % de los cuales están en territorio saudí.

Sin embargo, no está claro cuánto de ese colchón estará disponible para cubrir las caídas en Venezuela y los efectos de las sanciones sobre Irán.

Otros posibles focos de compensación como Brasil o EEUU ofrecen perspectivas opuestas: mientras que el primero sólo aumentará su producción este año en 30.000 barriles diarios (frente a los 260.000 que se preveían), el segundo continuará su “actuación estelar” y bombeará 1,7 millones de barriles diarios más en 2018.

Por el lado de la demanda, la AIE mantiene sus previsiones de crecimiento en 1,4 millones de barriles diarios más este año y en 1,5 millones en 2019.

El ritmo de incremento se redujo de forma aguda en el segundo trimestre a causa de una menor demanda en Europa y Asia, mientras que los precios frenaron el crecimiento de la demanda de gasolina en EEUU.

La AIE advierte del riesgo que supone, de cara de 2019, la depreciación de las divisas de países emergentes frente al dólar, así como una escalada de las actuales tensiones comerciales.

Rusia y Venezuela entablan consultas sobre los precios del petróleo

Eulogio del pinoEl ministro de Energía de Rusia, Alexandr Novak, y el titular de Petróleo de Venezuela, Eulogio del Pino, mantuvieron consultas sobre la tendencia a la baja de los precios del petróleo, lo que ha puesto en apuros a los exportadores.

“En particular, se habló de la posibilidad de celebrar en breve consultas entre los países productores, sean miembros o no de la Organización de Países Exportadores de Petróleo”, informó en un comunicado el ministerio ruso.

La nota señala que “con ese fin, Del Pino se encuentra de gira exterior, durante la que, además de Moscú, también viajará a Teherán (Irán), Doha (Catar) y Riad (Arabia Saudí)”.

Al respecto, Novak expresó “su disposición a participar en dichas consultas multilaterales”, según informan medios locales.

Recientemente, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó a Del Pino que iniciara una “gira inmediata” por todos los países productores, pues su país pretende presentar una propuesta para recuperar el equilibrio del mercado del crudo.

Maduro ya se reunió el pasado año en dos ocasiones con el presidente ruso, Vladímir Putin, para estabilizar los precios del petróleo y reducir la extracción, pero el Kremlin siempre ha negado alguna clase de acuerdo.

“Cada cierto tiempo Venezuela, Argelia y Ecuador se dirigen a nosotros. Pero nuestra posición no ha cambiado: consideramos que una reducción artificial no traerá ningún beneficio. Al contrario, sólo agravará la situación”, dijo en septiembre pasado Novak.

La pasada semana Novak aseguró que Arabia Saudí propone ahora un recorte de la producción de petróleo del 5 %, lo que podría ser tratado en la próxima cumbre de la OPEP.

Las informaciones de que Rusia y Arabia Saudí estaban dispuestas a abordar dicho recorte para revertir la tendencia a la baja desde mediados de 2014 ha sido uno de los factores tras la recuperación de los precios de los últimos días.

Novak insistió en que antes de acordar un recorte en la extracción es necesario que todos los países productores y exportadores alcancen un “consenso” base.

No obstante, el viceprimer ministro ruso, Arkadi Dvorkóvich, matizó el viernes pasado que Moscú sólo disminuirá la extracción si los precios se mantienen excesivamente bajos durante largo tiempo.

En caso de aceptar la propuesta saudí, Rusia rebajaría en unos 500.000 barriles su producción diaria, según las estimaciones de los expertos. 

El petróleo en tiempos de revolución por José Toro Hardy

pdvsa revolucion petroleoLa última reunión de la OPEP concluyó con un acuerdo para mantener los niveles de producción. Con esto, las aspiraciones del gobierno venezolano de convencer a la Organización de reducir las cuotas se vino al suelo.

Desde 1982 -cuando por primera vez la OPEP  recurre a la aplicación de cuotas para provocar aumentos en los precios- los recortes se habían transformado en una política habitual de cartel. Esa política parece por los momentos haber llegado a su fin, porque se han producido cambios estructurales en el mercado petrolero.  La nueva política de la OPEP consiste en conservar mercados y los productores más ineficientes, con mayores costos o con práctica de mercado más irracionales llevarán las de perder.

La voz cantante la llevan  Arabia Saudita y los miembros árabes del Golfo Pérsico.  Son mayoritariamente sunitas, una rama del islam históricamente enfrentada por razones religiosas a los shiítas, que representan el 95% de la población de Irán.

Venezuela siempre se había declarado neutral, no sólo en todos los recurrentes conflictos del Medio Oriente, sino en el enfrentamiento religioso entre los miembros islámicos de la OPEP. Esa posición, cargada de prudencia y beneficios, fue abandonada por el régimen. El actual gobierno tomó partido del lado de Irán, inmiscuyéndose en un conflicto que surge cuando en el año 680 de la era cristiana Hussein, nieto de Mahoma, es asesinado en Karbala. Desde ese entonces sunitas y shiítas se han odiado apasionadamente.

En años recientes, Irán emprendió el desarrollo de un programa nuclear. No sólo Israel, sino también Arabia Saudita y las demás monarquías teocráticas del Golfo Pérsico están convencidas de que los iraníes están desarrollando armas atómicas. Esto llevó a los EEUU y a Europa a aplicarle sanciones que han golpeado duramente la economía iraní y han dado lugar a una fuerte caída en la producción petrolera de ese país.

Pero ahora, bajo el mandato de Hasan Rouhani – más moderado-  las negociaciones con Irán parecen marchar por buen camino, lo cual le permitiría al país persa retomar su producción petrolera.

Arabia Saudita desconfía de los iraníes y no luce dispuesta a hacer nada que pudiese ayudarlos. En ese mismo paquete meten hoy en día a Venezuela.

En anteriores reuniones de la OPEP, Venezuela e Irán –conocidos como los halcones- exigían un recorte en los niveles de producción para propiciar un aumento en los precios del petróleo. Ahora Venezuela se quedó sola y su importancia dentro de la Organización ha disminuido radicalmente. Irán le está pidiendo a la OPEP un aumento de su cuota, ya que se apresta a incrementar su extracción petrolera.

Arabia Saudita tampoco está dispuesta a permitir un recorte en los niveles de producción porque está convencida de que eso redundaría en beneficio del fracking. Adicionalmente, consideran los sauditas que un aumento del precio del petróleo inducido por vía de recortes de producción afectaría en estos momentos de manera negativa  la débil economía mundial y en consecuencia también la demanda del producto.

Lo cierto es que tanto Arabia Saudita como los demás productores árabes del Golfo se habían preparado para una situación como esta y contaban con fondos que ayudarán a estabilizar sus economía ante esta crisis. No es ese el caso de Venezuela.

Aunque al-Naimi, ministro de petróleo de Arabia Saudita sostiene que la demanda está aumentando y que ello contribuirá a fortalecer los precios, en los mercados surgen noticias inquietantes: inesperadamente la economía estadounidense –el mayor consumidor mundial de petróleo y que hasta ahora venía creciendo moderadamente- experimentó una leve contracción del 0,7% en el primer trimestre del 2015.

A pesar de lo anterior, la producción petrolera estadounidense no ha caído como se esperaba, lo cual ha llevado a que la reserva estratégica de petróleo de ese país haya alcanzado sus mayores niveles históricos. Algunas cifras muestran que EEUU ha pasado a ser el principal productor mundial de petróleo.

Al analizar la decisión de la OPEP de mantener sus niveles de producción, la intención de Irán de incrementar la suya, la desaceleración de la economía China, la inexistente recuperación de Europa, el enfriamiento de las economías latinoamericanas y en particular de Brasil (su peor momento en 25 años), la debilidad de la economía global  y otros factores igualmente indicativos, se concluye que existe la posibilidad que el próximos meses los precios del petróleo puedan retroceder.

Aunque no retrocedan, una cosa es segura, por ahora los precios ya no volverán a alcanzar los niveles de los últimos años, ya que el “fracking” parece haberles puesto un “techo”. Más allá de los setenta dólares la producción petrolera vía esta tecnología se incrementaría rápidamente.

Todo esto parecen ser malas noticias para el gobierno de Venezuela que en este año electoral necesita desesperadamente del oxígeno de los precios de un producto que aporta el 96% de los dólares que recibimos. Ningún otro país de la OPEP desperdició tantas oportunidades y ningún otro está tan mal preparado para enfrentar esta crisis. Es el miembro de la Organización cuya economía y cuyas reservas internacionales menos han crecido en los últimos tres lustros, con el mayor déficit fiscal, además de padecer una inflación que J.P.Morgan considera llegará al 175% y un PIB que el FMI estima caerá en un 7%.  Cosas de la revolución.

@josétorohardy

Eddie Ramírez Abr 28, 2015 | Actualizado hace 5 años
El energúmeno por Eddie A. Ramírez S.

Maduro2

 

El presidente de facto está furioso, alborotado.  Tiene motivos para estar hecho un energúmeno. El difunto lo encargó que condujera un navío que hacía agua, pero no está capacitado ni para achicar un bote de remos.  Mentor y pupilo apostaron a que se podía destruir al sector privado, porque las caídas de la producción y de la productividad se podían compensar con importaciones gracias a los elevados precios del petróleo.  Como estos se derrumbaron, Maduro inventó la guerra económica y despotrica en contra de empresarios y de quienes se atreven a poner de relieve la gran farsa de la revolución.

Los resultados no son inesperados. Desde mediados de la década de los setenta era evidente que el modelo económico no era sustentable. Entre esa fecha y la llegada del teniente coronel los diferentes gobiernos  lograron que el deterioro tuviese una caída poco inclinada, quizá de unos 30 grados, pero con la estupidez revolucionaria esa pendiente ha llegado a ser de 70 grados y, de no producirse un cambio de gobierno, pronto será de 90 grados, es decir una caída vertical muy difícil de remontar.

Si queremos alcanzar un desarrollo sustentable, tenemos que dar un giro de 180 grados a la manera de pensar de muchos de nuestros dirigentes y de los ciudadanos en general. El Estado no puede atender los  problemas de salud, educación, seguridad e infraestructura mientras no se desprenda de las innumerables empresas que maneja, las cuales devoran  una enorme cantidad de recursos. Retamos a los rojos a que, con las propias cifras de los ministerios  de Petróleo y Minería y  de Agricultura, de la CVG, Cantv, Corpoelec, cementeras  y centrales azucareros presenten cuentas a los venezolanos, lo cual evidenciará que no se cumplieron los planes y que las empresas están quebradas y endeudadas.

En reciente entrevista de Schemel al  profesor Juan Triana de la Universidad de la Habana, este reconoció que los principales errores de la revolución cubana fueron  privilegiar la distribución sin preocuparse por aumentar la producción y que el Estado se apoderó de los medios de producción.  Desde luego, el profesor  Juan tardó más tiempo en este descubrimiento que el que le tomó a su  tocayo  don  Rodrigo divisar la tierra americana,  pero Maduro, Jaua y otros rojos todavía no se han percatado.

Es imposible que este régimen  coloque  a Venezuela en la senda del progreso, pero tampoco es posible que lo haga la oposición si toma el gobierno. Para que haya gobernabilidad se requiere una transición con participación de  algunos de los que están  o han estado con el régimen. Esto no es fácil, ni para ellos, ni para nosotros, pero es condición necesaria, aunque no suficiente, para lograr desarrollarnos en paz. Los nuestros tendrán que olvidar algunos pecados menores de los rojos y estos tendrán que entender que es necesario, entre otras cosas, que el Estado se desprenda de las empresas que quebró, que se desmilitarice la administración pública,  que el Banco Central recupere su autonomía y deje de imprimir bolívares, que se establezca la independencia de los Poderes del  Estado   y que las relaciones internacionales se manejen de acuerdo a los mejores intereses del país.

El punto crítico está en identificar quiénes pueden conformar este equipo de transición,  así como el momento propicio para iniciarla. Lo ideal es que fuese de inmediato  pero, ante un evento electoral,  las partes solo apuestan a que saldrán victoriosas. La realidad que visualizamos es que la oposición puede ganar la mayoría simple de la Asamblea, pero ello no resuelve el problema. El juego está trancado, pero ninguno de los jugadores lo admite. Ojalá no tengamos  que esperar que pasen las parlamentarias  para que la dirigencia opositora    se percate de que las elecciones no produjeron el cambio necesario y que algunos  rojos   reaccionen antes de que  se sientan avasallados por las demandas de una población cada día más pobre,  con pocas esperanzas de un mejor futuro y que clama silenciosamente  por un cambio. Los rojos fracasaron con su modelo económico, pero han sido exitosos en el control político y social. El energúmeno saldrá, pero se requiere algo más que votar.

Como en botica: Según el Informe Financiero 2014 de Pdvsa, la deuda financiera de la empresa es de 46.153 millones de dólares, a este monto  hay que sumar  compromisos con proveedores, empleados, impuestos  y con otros organismos por  39.520 millones, para una deuda total de 85.673 millones de dólares.  El Alcalde Antonio Ledezma fue operado exitosamente por los excelentes cirujanos José Luís Elías y Leopoldo Aguilera. Le deseamos pronta recuperación y que el tribunal dictamine libertad incondicional. Tarek El Aissami reconoció que es un vulgar encubridor del delito. El energúmeno presidente de la Asamblea  se siente envalentonado  porque cualquier demanda suya cuenta con el visto bueno de jueces y fiscales sumisos.  Nuestra solidaridad con El Nacional, La Patilla y Tal Cual.    ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

[email protected]

Gobierno paralítico por José Vicente Carrasquero A.

Altamira10MFotoDonaldoBarros1SMALL-

 

Desde que llegó al poder, el gobierno de Nicolás Maduro ha demostrado no tener las habilidades necesarias para enfrentar la crisis que empobrece día tras día a los venezolanos. Ha habido un debate sobre si el propósito es llevar el país a la situación menesterosa que vive en este momento o si es solo una cuestión de ineptitud para el desempeño de los cargos que ostentan.

Particularmente me inscribo en la segunda opción. El país está en manos de la clase política más incapaz que haya tenido la responsabilidad de manejar la república desde su fundación. Además hay que sumarle otras características nefastas. Junto a la incapacidad estamos frente a una ausencia total de escrúpulos que les permite mentir de forma descarada y trasladar sus culpas a otros sectores. Si todo esto fuese poco, han promovido y protegido la corrupción de una forma verdaderamente alarmante.

Viendo unas cifras publicadas por un importante analista del negocio petrolero venezolano, sostengo que a Venezuela le entró mucho más dinero en estos últimos dieciséis años que la sumatoria de todos los ingresos del país desde 1811 hasta 1998. Incluyendo cuando fue parte de la Gran Colombia.

Unos incapaces sin plan alguno de gobierno se emborracharon con semejante cantidad de dinero y comenzaron a gastar a diestra y siniestra sin ningún plan que dirigiera sus acciones hacia el logro de una visión de país previamente establecida. El único objetivo era mantenerse en el poder. Ignorantes como Jorge Giordani llegaron a decir que Venezuela tenía todos los dólares que necesitaba. Otra estupidez, producto de la incapacidad manifiesta, fue la de suponer que los precios del petróleo se mantendrían altos indefinidamente a pesar de las señales que estaba dando el mercado.

El manejo alocado y hasta ridículo de las finanzas públicas nos ha traído a la situación que está viviendo el país. Una que ya raya en la ingobernabilidad. Ésta entendida como la ruptura de la relación de gobierno entre quienes detentan el poder y la población. Venezuela se encuentra en una situación de anomia en la cual el crimen está a la orden del día.

Y ese es otro punto. Muchas personas sostienen que el auge criminal es un asunto diseñado por el gobierno. Nuevamente estoy en desacuerdo. El hampa se ha constituido en un poder que reta la capacidad del estado de monopolizar la violencia con la finalidad de garantizarles a los ciudadanos seguridad. En estos momentos, es innegable que la criminalidad desbordada es una grave amenaza a la estabilidad del régimen chavista. Es difícil pensar que alguien se meta en semejante problema si no es por su profunda ignorancia de los fenómenos sociales.

Las policías están siendo diezmadas y penetradas por el hampa. Sobre ese proceso el gobierno luce inerme. Montaron otro show con un súper-policía que supuestamente iba a poner orden. El asunto no ha hecho sino empeorar. Para eso están las estadísticas que desde ya, indican que Venezuela tendrá más muertos este 2015 que el año pasado. Una guerra perdida para la cual no tienen respuesta.

En su copia barata del discurso de los Castro, el problema de la escasez de dólares se lo atribuyen a una guerra económica con enemigos desconocidos. Su incapacidad se la atribuyen a un hecho que ningún ser racional es capaz de dar por válido. Si la guerra económica fuese una realidad, el presidente y todo su tren ministerial debiera renunciar inmediatamente. La triste realidad es que como dijo su ignorancia magnífica Jorge Giordani, entre empresas de maletín y gastos exorbitantes para garantizar ganar las elecciones de 2012, se endeudaron más allá de sus posibilidades.

Paralíticos como son, han decidido darle prioridad al pago de los vencimientos de deuda y su servicio por encima de la satisfacción de las necesidades de la población. He ahí la explicación de la guerra que ellos mismos se empeñaron en perder.

Otra guerra perdida fue la de la Cumbre de las Américas. Momentos que Maduro busca olvidar rápidamente entablando otra pelea de gallera ahora con los españoles. Luego vendrán los colombianos, los chilenos y todo aquel que cuestione las atrocidades que están sucediendo en Venezuela.

La triste verdad es que un gobierno paralítico como el actual tiene pocas posibilidades de salir de la trampa en la cual se metió gracias al ejercicio pleno de su incapacidad e ignorancia. Y con esto creo abonar a la idea de que lo que está pasando no es por diseño.

Las encuestas están demostrando que el gobierno es minoría. Eso tiene a la secretaría electoral del PSUV (CNE) haciendo triquiñuelas para ver cómo le quita diputados a las circunscripciones que gana la oposición. Avizoran la pérdida del poder e impiden que se realicen elecciones al Parlamento Latinoamericano, sin tomar en cuenta la gravedad del mensaje que están enviando a otros países sobre la calidad dictatorial del régimen.

No podemos esperar nada de este gobierno. Es un gobierno paralítico, es decir, sin capacidad de hacer lo necesario para salir de la crisis. Ya hay por ahí quien dice que los problemas con Estados Unidos y España le darán votos al gobierno para mantener la Asamblea. En mi humilde opinión están equivocados. La gente no está para posiciones que desconozcan el trabajo que están pasando. Está muy equivocado el gobernador de Nueva Esparta cuando trata de emular a Chávez diciendo que la gente se va a restear con revolución a pesar de las penurias.

Como van las cosas, no hace falta ser brujo para ver una pérdida de la AN por parte del gobierno. Eso explica el tiempo que se han tomado para convocar las elecciones. De ahí en adelante vendrá el despeñadero. Lo siguiente será un revocatorio que mandará a Maduro a las duchas. A partir de ahí le tocará a otra gente tomar las riendas de la nación, ojalá que para bien de todos.

Los paralíticos seguirán haciendo lo que saben hacer: perseguir a los opositores difíciles, inventar historietas de malvadas maquinaciones que crean problemas que no saben resolver, reprimir violentamente las manifestaciones de descontento. No se puede esperar otra cosa que quienes vieron su cerebro paralizado por la ideología del fracaso.

@botellazo

Las relaciones públicas amenazadas de convertirse en propaganda: el caso Venezuela

RelacionesPúblicas

 

por Juan Carlos Molleda

 

Desde hace más de medio siglo la profesión de relaciones públicas en todo el mundo ha incrementado su profesionalización, legitimidad y diferenciación como ejercicio estratégico, distanciándose de la pura propaganda. Organizaciones profesionales tales como la Sociedad de Relaciones Públicas de América (PRSA), la Asociación Internacional de Relaciones Públicas (IPRA) y la Alianza Global para las Relaciones Públicas y Gestión de Comunicación han contribuido a este logro. Sin embargo, parece que todavía quedan reductos donde se pone en cuestión la profesionalización y sus estándares éticos.

El 15 de marzo de 2015, la presidenta cubana de la Confederación Interamericana de Relaciones Públicas (CONFIARP), una organización miembro de la Alianza Global, distribuyó una declaración escrita para todos sus miembros y colaboradores, enviada sin consultar a los miembros de su junta directiva, quienes representan asociaciones en otros países latinoamericanos. La llamada “DECLARACIÓN DE CONFIARP a favor de la paz y la integridad de Venezuela como nación” expresa en un claro tono propagandístico, que “[e]s injusto y nada serio pretender convencer al mundo del peligro de Venezuela para la seguridad nacional de los Estados Unidos y de la necesidad de emitir una orden de emergencia nacional para el país más poderoso del mundo”.

También dice que Venezuela enfrenta “una guerra económica sin tregua para provocar descontento en el pueblo”. La declaración después resalta “el sospechoso desplome de los precios del petróleo en el mercado internacional condimentada con una campaña mediática a través de los más diversos soportes y medios que tuvieron en las guarimbas [barricadas] el primer episodio para justificar supuestas violaciones de los derechos humanos”. Finalmente, CONFIARP “llama a todos los relacionistas públicos y comunicadores sociales del Continente a aplicar su capacidad profesional para hacer uso, una vez más, de las herramientas que dominamos para despertar conciencia, movilizar voluntades y desatar la participación ciudadana en defensa de la patria de Bolívar, que es también la defensa de la integridad y soberanía de nuestros países”.

Esta declaración es una clara violación al Código de Estándares Profesionales para el Ejercicio de las Relaciones Públicas de la Alianza Global. Aún más serio, es una amenaza para la reputación y legitimidad de la profesión y del área de conocimiento académico. Si no se frena a CONFIARP en este tipo de acciones de marcada posición ideológica, asociaciones nacionales e internacionales de relaciones públicas corren el riesgo de convertirse en herramientas de propaganda de gobernantes en varios países del continente y del mundo. Las relaciones públicas han batallado durante 70 años por desvincularse de actores como Joseph Goebbels, jefe del ministerio Nazi para la ilustración pública y propaganda. ¿Vamos a dejar que alguien nos despoje de los logros que ha alcanzado nuestra profesión?

El papel de una asociación profesional es representar, abogar y trabajar para el avance de la profesión y sus profesionales. Su rol incluye la promoción de debates, entrenamientos, investigación y educación sobre las estrategias y tácticas empleadas por la función e impacto gerencial y social de las relaciones públicas en todo tipo de organizaciones. Por el contrario, tomar parte de un conflicto político y económico internacional, sin información fiable de todas las partes, es una proposición peligrosa que se excede a su misión, más aún cuando se realiza sin el consenso de los asociados. Esto es aún más contraproducente en una profesión que se esfuerza por dejar atrás una reputación negativa asociada a la manipulación y en la que el mutuo interés y los procedimientos democráticos se consideran como fundamentos de su legitimidad en nuestros días.

Una asociación de relaciones públicas debe entonces esforzarse por aumentar la profesionalización de todos sus miembros y debe tener como centro de acción el interés de la profesión. Esto es por naturaleza una posición universal y neutra, que es indispensable cuando los profesionales se encuentran en el medio de una crisis nacional. Es por eso que se debe amonestar a los profesionales que perjudican a una profesión por sus acciones y conductas. Aunque hay profesionales que trabajan para gobiernos y sus agencias, no debemos permitir que ningún gobierno ejerza excesiva influencia sobre una asociación profesional de relaciones públicas y gestión de comunicación, menos si esta tiene alcance continental.

Debemos hacer todo lo que este en nuestro poder para rechazar y evitar cualquier intento de hacer de la profesión de relaciones públicas y gestión de la comunicación un instrumento de propaganda. Debemos velar por la supervivencia y avance de nuestra profesión, así como por su legitimidad e identidad como función estratégica de las organizaciones e instrumento de desarrollo social.

El ejercicio y la naturaleza de las relaciones públicas se investigan y enseña en muchas instituciones de educación superior del mundo, incluyendo programas ¿estelares? en Latinoamérica. Sin embargo, a creadora o creadores de la declaración de CONFIARP parecen ignorar que las relaciones públicas están basadas en principios democráticos y que prosperan en sociedades donde reinan las libertades económicas, políticas y sociales, así como también en las sociedades donde múltiples voces tienen participación en el debate público y compiten por la atención y el respeto.

A pesar de las respuestas y argumentos contundentes de profesionales y académicos denunciando lo inapropiada y lo perjudicial de la declaración, CONFIARP no se ha retractado de su posición o emitido una nueva declaración sobre la gravedad de la crisis venezolana y las complejas relaciones entre ese país y los Estados Unidos; una posición que sea más conciliatoria y constructiva. Es una farsa tener una confederación regional que toma una posición política/ideológica desafiante y sesgada como representante de una profesión en todo un continente.

¿Qué podemos hacer? Esta situación no nos puede dejar impasibles. Las asociaciones miembros de CONFIARP deben considerar seriamente su vinculación con una entidad que utiliza la propaganda ideológica al margen del consenso de sus asociados. La Alianza Global debe tomar medidas al respecto y evaluar la membresía de CONFIARP. Aún más, las asociaciones profesionales nacionales e internacionales deberían ratificar una declaración universal que reafirme la independencia de las asociaciones de relaciones públicas y gestión de comunicación que permita evitar cualquier afiliación con propaganda de gobiernos.


* El Dr. Juan Carlos Molleda es profesor y jefe del Departamento de Relaciones Públicas de la Facultad de Periodismo y Comunicaciones en la Universidad de Florida, Gainesville. También es miembro de la junta directiva del Instituto para las Relaciones Públicas, del Comité de Asuntos Educacionales de PRSA y evaluador académico de la Certificación en Educación para las Relaciones Públicas de PRSA. Su área de investigación son las relaciones públicas globales y latinoamericanas. Hadado conferencias en todo el continente y ha trabajado como evaluador extranjero de programas educativos en Suramérica que han logrado la certificación internacional de PRSA, tales como carreras de relaciones públicas y gestión de comunicación en Argentina, Colombia y Perú.

OPEP: seguirán los bajos precios en mercado mundial

preciosdelpetróleo

 

De acuerdo con el último informe de la Opep, el crecimiento de la demanda mundial de petróleo se estima para este año en 1,17 millones de barriles diarios, lo que supone una cifra modesta.

Se espera que el crecimiento de la oferta de petróleo de países no miembros de la Opep, crezca este año sólo en unos 850 mil barriles diarios, para ubicarse en una media de 57,16 millones de barriles por día. Mientras tanto, la meta de la Opep es mantener restringida la oferta y, de hecho, durante el mes de febrero se redujo en 140 mil barriles diarios para ubicarse en 30,02 millones de barriles diarios. Tales cifras corresponden al reporte de la Opep de marzo.

Los principales factores detrás de una predicción de crecimiento más lento reflejadas en el informe, están vinculadas a las expectativas de precios bajos del petróleo, y a una disminución del número de taladros activos en Norteamérica, una disminución en los permisos de perforación en los EEUU y la reducción del gasto de capital de las petroleras internacionales acordada para 2015.

Reportes indican que en Estados Unidos ha disminuido en 335 el número de equipos de perforación en febrero. De hecho, se prevé que la producción petrolera estadounidense se ubique en un promedio de 13,65 millones de barriles diarios en 2015, lo que indica un más lento crecimiento, de aproximadamente 820 mil barriles diarios.

Como consecuencia, las reservas de petróleo cayeron en enero hasta 2.695 millones de barriles. En términos de cobertura, las reservas comerciales de los países de la OCDE se situaron en 59,3 días, 1,5 días más altas que el promedio de cinco años. Los pozos de petróleo típicos en yacimientos de esquisto disminuyen 60% anualmente, y las pérdidas sólo pueden ser recuperadas mediante la perforación de nuevos pozos.

Pero, los precios mundiales del petróleo más bajos en comparación con años anteriores podrían afectar la producción del barril marginal de fuentes no convencionales como el crudo y líquidos de gas natural.

Mientras tanto, la recuperación económica mundial continúa, pero afectada por algunas de las secuelas de la crisis financiera mundial. La creciente importancia de políticas monetarias, así como altos niveles de deuda continúan en algunas economías clave y una variedad de deficiencias estructurales, sobre todo en los países emergentes y en economías en desarrollo, han llevado a un nivel de crecimiento mundial que aún permanece por debajo de su potencial.