Los Cortijos archivos - Runrun

Los Cortijos

#MonitordeVíctimas | Hombre que fue linchado en Los Cortijos se suicidó en comisaría de Filas de Mariches

Foto: Carlos D´Hoy

 
Hebert Escobar fue linchado por vecinos de la zona Los Cortijos al ser, presuntamente, confundido con unos ladrones que atracaron un local del sector. Luego apareció muerto en El Llanito. Funcionarios de la Guardia Nacional le dijeron a su madre que se quitó la vida. La mujer no cree la versión 

 

“No es posible que yo esté por primera vez en la morgue, yo solo la conocía por el noticiero Venevisión. Mi hijo no era un delincuente, él ni siquiera tenía una multa. Yo voy a demostrar su inocencia. No puedo con el dolor, a mi niño me lo van a dar, pero en una bolsa. Exijo justicia, yo voy a buscar justicia”, esas fueron las palabras de Nancy Coromoto Gandica, madre de Hecbert Escobar quien falleció en un calabozo de la Guardia Nacional luego de ser linchado por vecinos en Los Cortijos, municipio Sucre, del estado Miranda.
 
Hebert Giovanni Escobar Garnica, de 34 años se encontraba el pasado miércoles 25 de septiembre recorriendo el sector Los Cortijos con el fin de entregar su resumen curricular en las distintas empresas que conforman la zona industrial. De acuerdo con la versión de su madre, mientras el caminaba por el sector unos desconocidos robaron un local. Hebert salía de una arepera y fue confundido con uno de los atracadores.
 
Trabajadores y vecinos del sector persiguieron a Hebert y lo atraparon, luego lo golpearon y lo amarraron a un portón. Después, para emular la crucifixión de Cristo, le colgaron un letrero que decía: “soy ladrón. Ya estoy cansado de ser el azote de la comunidad”.
 
La madre de la víctima afirma que, según vídeos y fotografías que fueron publicados en las redes sociales, Hebert fue golpeado hasta la saciedad, hasta que los funcionarios de la Guardia Nacional se estacionaron en medio del alboroto y se lo llevaron arrestado a la comisaría de Filas de Mariches en Petare, municipio Sucre.
 
Nancy fue informada de los hechos por unos familiares que vieron los vídeos en las redes, la mujer se trasladó al destacamento de la GN, pero no le dieron información. Al día siguiente nuevamente fue a visitarlo y le llevó comida, le dieron el derecho de recibir los alimentos, pero no le permitieron la visita.
 
La mujer hizo lo mismo el viernes. Preparó comida y se fue hasta la comisaría. A Nancy le dieron una noticia que no esperaba: un funcionario se dirigió a ella y le comentó que “Hebert había sido trasladado al Hospital Dr. Domingo Luciani, en El Llanito, para ser revisado por un médico, pues había sido golpeado por sus compañeros de celda. Al punto, que en medio de la conmoción, él mismo agarró un cuchillo y se degolló”. 
 
Gandica detalla que al recibir esta información de inmediato se trasladó al centro de salud, específicamente, al área de la morgue. Allí preguntó el día y hora del ingreso de su hijo. Una de las funcionarias le indicó que fue recibido el jueves, día en que los funcionarios de la Guardia Nacional se lo negaron. 
 
Hasta la mañana de este martes 1 de octubre la madre se encontraba en la medicatura forense de Bello Monte en espera del informe forense para conocer si el corte en el cuello de su hijo se lo hizo él, o se lo hicieron. 
 
La víctima residía en Río Chico, pero se encontraba en Caracas en búsqueda de un empleo, y se estaba quedando en la casa de su mamá ubicada en los Jardines del Ávila, en Petare. La mayor parte de su vida se ganó la vida como conductor de transporte de mercancía. Deja huérfanos a dos menores de 14 y 12 años.

 

Su familia niega que tenía antecedentes. También afirman que nunca había estado preso. 
 
 
Falla eléctrica afectó a cuatro estaciones del Metro de Caracas

LA COMPAÑÍA METRO DE CARACAS informó a través de su cuenta en Twitter que las estaciones Los Cortijos, La California, Petare y Palo Verde de la Línea 1 no prestan servicio comercial. 

La empresa detalló que la interrupción se debe a una falla de energía en dicho tramo. Resaltó que las líneas 2 y 3 prestan servicio con total normalidad, al igual que el resto de las estaciones de la línea 1.

Un video difundido en la misma red muestra a los usuarios desalojando la estación de La California, debido al problema.

 

 

En 79% de las estaciones del Metro de Caracas hay fallas de aire acondicionado
En un par de recorridos hechos por Runrunes en febrero y noviembre de 2017 se constata que en nueve meses el servicio ha experimentado un deterioro en sus instalaciones
De 10 estaciones que presentaban fallas en la iluminación a comienzos de año, ahora hay 14, y de seis que tenían pisos deteriorados en los andenes hoy son 37

 

Francisco Zambrano | @franzambranor

Yeannaly Fermín | @yeannalyfermin

Infografía: @ideografiko 

ESCALERAS MECÁNICAS QUE NO FUNCIONAN, retraso de trenes, escasez de personal, fallas eléctricas, suciedad por doquier, mendicidad y buhonería, falta de aire acondicionado en estaciones y algunos vagones, piso de los andenes deteriorados y un aumento considerable de la demanda han decantado en el colapso del Metro de Caracas, sistema de transporte conocido en el pasado como “la gran solución para Caracas”.

En 2017, el Metro ha experimentado un desaceleramiento en la calidad de su servicio. Un recorrido hecho por el equipo de Runrunes en febrero y otro en noviembre permitió establecer una comparación y evidenciar como 42 estaciones que conforman las Líneas 1,2 y 3 muestran una cara similar o incluso peor.

En los resultados de la evaluación hecha por Runrunes, una cifra que aumentó considerablemente fue la correspondiente a la carencia de aire acondicionado, de cinco estaciones que en febrero tenían temperaturas elevadas, hoy en día son 33, es decir, un 79% de las estaciones de las Líneas 1,2 y 3 parecen un horno.

Se puede notar cómo al menos una escalera mecánica en cada una de las 42 estaciones que forman las Líneas 1,2 y 3 está fuera de servicio. Mientras en febrero de este año, en 11 estaciones de las 42, las escaleras operaban con normalidad. Según datos emanados de la ONG Proiuris, de 151 escalinatas que posee la Línea 1, 54 están fuera de servicio, es decir, el 36%.

unnamed

Además, en diez de las estaciones visitadas, los torniquetes para acceder a los andenes no estaban completamente operativos, cifra similar a la de hace nueve meses.

Las fallas de iluminación se agravaron de febrero a noviembre, de diez estaciones oscuras ahora son 14.

Igualmente el piso de los andenes del Metro, elaborado de un material plástico, luce más deteriorado que hace meses, de seis estaciones donde habían huecos y deformaciones en la superficie ahora hay 37, lo que significa un 88% de las 42 estaciones de las Líneas 1,2 y 3.

Aunado a eso el usuario debe lidiar con la ausencia de personal del Metro. Al momento del recorrido, de las más de 30 casetas que tiene la Línea 1, diez estaban cerradas y sin funcionarios.

Mientras sucede todo ese descalabro, el boleto simple para trasladarse en el subterráneo sigue costando la módica suma de 4 bolívares (0,001 dólares a tasa Dicom), 175 veces menos de lo que cuesta el transporte superficial (700 bolívares).

El Estado destinó 156.759 millones de bolívares del presupuesto nacional 2017 de 8,48 billones para servicios públicos (incluyendo el Metro), según un informe de Transparencia Venezuela. Al transporte le fueron asignados 87 mil 552 millones de bolívares, incluyendo 37 mil 972 millones de Bs al subterráneo de la capital, un 35,6% más que en 2016.

Captura de pantalla 2017-11-24 a la(s) 12.45.17 PM

478d3295-9892-497d-8b9f-842ca93b7965

Estación Carapita 

Celia Herrera, presidenta de la Sociedad Venezolana de Ingeniería de Transporte y Vialidad, dijo que el Metro registra actualmente una mayor intensidad de uso debido a múltiples factores.

“Primero tenemos a un sistema con las mismas líneas y después a una población que migró del empleo del transporte en la superficie al subterráneo porque hay menos unidades que prestan servicio en vista de la escasez de repuestos y a personas que no tienen para pagar un pasaje a 700 bolívares y optan por uno que es casi gratuito”, dijo la especialista.

“El Metro traslada a diario alrededor de 2 millones de personas. La Línea 1 debería estar operando con 25 trenes y actualmente tiene 13 o 12”, manifestó un trabajador del sistema de transporte que no quiso identificarse. “Esta no es una situación nueva, esto viene agravándose desde hace seis meses por la falta de mantenimiento del servicio”, agregó quien alega haber sido despedido injustificadamente junto a otros 48 compañeros por el simple hecho de “pedir aumento de sueldo y condiciones laborales dignas”.

“Los empleados del Metro trabajan con las uñas, no hay siquiera herramientas y mucho menos repuestos, anunciaron en cadena nacional importaciones para dotar al servicio y no ha pasado nada, los equipos que se han reemplazado se han hecho con stocks antiguos que tenía la compañía”, informó el empleado anónimo.

Ni Aquiles en La Odisea

Trasladarse de El Valle a su sitio de trabajo en Los Cortijos se ha convertido en una especie de pesadilla para Virgilio Hernandez. Montarse en un vagón a las siete de la mañana es un suplicio; siempre ingresa a empujones al tren, a veces ni se mueve, la gente detrás de él casi lo empotra en el interior junto a una amalgama de personas que sudan y transpiran el amargo néctar de un servicio que pareciera no dar para más. No conforme con eso debe hacer transferencia en Plaza Venezuela y volver a someterse a una vorágine salvaje.

“Salgo bañado y perfumado de mi casa todos los días y aquí en segundos todo eso se pierde”, manifestó con una sonrisa de resignación. “Siempre ha sido un desastre, pero últimamente el servicio está peor, hay como más gente o menos trenes”, dijo.

Herrera confesó que la crisis económica ha agudizado la penosa situación del Metro.

“Alguien por ejemplo que viva en Guarenas prefiere dejar su carro estacionado y someterse a la travesía del Metro, a perder un caucho que está por el orden de unos 3 millones de bolívares”, reflexionó la experta en vialidad.

Si a la hecatombe financiera que vive el venezolano, agregamos las absurdas tarifas del Metro y la nula inversión del Estado para el mantenimiento y apertura de nuevas rutas, el resultado es el desplome del servicio.

“No hay una cultura de mantenimiento, ni de inversión de recursos, por eso vemos fallas eléctricas a cada rato y retrasos, porque el sistema necesita una inyección de dinero que no se la ha dado, es un servicio que no es autosustentable, porque al final todo parte de una política populista”, sentenció Herrera.

“El Metro no es estático, es un asunto dinámico, que debe renovarse constantemente para ofrecer un mejor servicio, es perentorio crear políticas públicas coherentes”, agregó.

“¿Qué cuesta ‘ahorita’ 4 bolos?”, preguntó Virgilio. “Que cobren más, pero ofrezcan un mejor servicio, desde hace tiempo han debido aumentar, lo mismo pasa con la gasolina”, acotó el usuario.

Pese al irrisorio precio del boleto de Metro, algunos usuarios acceden a los andenes por las puertas preferenciales, en algunas ocasiones por decisión propia y en otras porque no hay operadores en las casetas para adquirir boletos o cambiar los dañados.

Uno de los expendedores asomó que ya no están vendiendo boletos multiabono “porque viene el aumento”.

“Yo digo que un ticket debería costar entre los 2 mil 500 y 5 mil bolívares porque es la manera de garantizar un buen servicio”, advirtió el trabajador de la compañía que prefirió omitir su nombre. “Pero eso tiene que venir acompañado con una buena administración de los recursos y un cambio en la dinámica. No puedes hacer un incremento tan sustancial y seguir prestando el mismo servicio”.

“Si no haces una reforma, si tienes a un mal gerente que te va a botar los reales, entonces no tiene sentido un incremento. Entiendo que en la Línea 1 se hizo una inversión en el pasado cercano ¿Donde se ve reflejado eso? ¿Cuál es el beneficio para el usuario?”, puntualizó Celia Herrera. “Nosotros además pagamos impuestos, se supone que ese dinero va dirigido a mejorar los servicios públicos en el país”.

cec13507-e8de-4d7d-87c9-7b207a99be35

Estacionamiento de Metrobuses en La Paz

Más chatarra y menos operatividad

En la terminal de Las Adjuntas, un cementerio de vagones adorna la escena. Algunos están desvalijados e incluso rayados con  grafitis. A escasos kilómetros de distancia, en la estación La Paz, un camposanto de vehículos de Metrobús se encuentra al borde de la autopista Francisco Fajardo. En ambos sitios ningún funcionario ofrece información sobre la cantidad de unidades paralizadas. Preguntar es casi un delito.

“La mitad o más de la mitad de los trenes que operan en este momento sacan repuestos de esos que están estacionados. Asimismo sucede con las unidades de Metrobús que cada día son menos en la calle”, indicó el trabajador del Metro que espera por reenganche laboral.

Advirtió que de no tomar las previsiones pertinentes, pudiese inclusive suceder una tragedia de dimensiones colosales.

“Los trenes antiguos usan zapatas de frenos, los nuevos discos, en ambos casos hay carencias, aunado a eso no se están rectificando los trenes, no hay ruedas para cambio”, dijo el empleado del Metro.

Herrera asomó que el aislamiento económico de Venezuela, el control de cambio, los elevados costos y la corrupción conspiran contra cualquier iniciativa de mantenimiento, reparación y construcción.

“Nosotros siempre estamos desfasados, todo aquí es más costoso que en el resto de Latinoamérica. Por ejemplo ,Venezuela tiene el kilómetro de autopista más costoso del mundo. Es insólito”.

Según el empleado del Metro, hace cinco años había 4.600 trabajadores en la nómina de la compañía. Hoy en día existen once mil.

“La mitad han sido metidos por cuestiones políticas y no hacen nada, están allí para ‘sapear’, luego de la consulta popular del 16 de julio el acoso al personal fue terrible”.

El trabajador denunció que en el departamento de recursos humanos hay más de mil cartas de renuncia. “Las tienen engavetadas para no dar liquidaciones porque no hay dinero, todo allí parte del populismo y la politiquería”.

Herrera sentenció que todavía hay tiempo de tomar los correctivos, siempre y cuando haya voluntad.

“Algo hay que hacer, no podemos pensar que los problemas del Metro, evidentes para todo el mundo, sean ajenos a los prestadores de servicio. El inconveniente aquí es gerencial, de hacer la inversión que corresponde, mucho podría avanzarse”, dijo Herrera.

Aseguró que aún hay esperanzas de rescatar el sistema de transporte, que en alguna oportunidad estuvo a la vanguardia en América Latina. “Todavía hay reserva humana en el Metro y queda gente intentando hacer cosas, todo es cuestión de voluntad de quienes ostentan el poder”.

 

Cerradas ocho estaciones del Metro de Caracas

MetrodeCCS

 

Este miércoles fueron cerradas ocho estaciones del Metro de Caracas por orden del Ministerio de Interior, Justicia y Paz.

De la Línea 1 está suspendido el servicio en las siguientes estaciones: Chacaíto, Chacao, Altamira, Miranda, Los Dos Caminos, Los Cortijos y La California. En la Línea 3 no presta servicio Bello Monte.

La compañía alega que debe resguardar a los usuarios y las instalaciones. El Metro de Caracas también notificó que se suspendieron todas las rutas de Metrobús y Buscaracas.

Para hoy la oposición convocó a una marcha hacia el Consejo Nacional Electoral (CNE) en “Defensa del voto”.

 

 

La historia de siempre, Caracas este miércoles nuevamente sin Metro

metrocaracas

 

Ya los caraqueños están acostumbraron a que cuando hay convocatorias de la oposición, no hay Metro de Caracas.  El argumento siempre suele ser el mismo: resguardo de usuarios, personal e instalaciones.

La empresa alega que cada vez que hay protestas opositoras se producen destrozos. Poco importa que millones de usuarios no puedan desplazarse

El pasado jueves santo se produjo un hecho inédito en la historia del Metro; 27 estaciones suspendidas hasta altas horas de la noche. La Línea 1 prácticamente no existió el 13 de abril; solo funcionaron Propatria, Pérez Bonalde, Plaza Sucre, Gato Negro y Agua Salud.

De acuerdo con un trabajador del Metro que pidió no ser identificado por razones obvias, en la Línea 1 estarán cerradas las estaciones de Caño Amarillo, Capitolio, La Hoyada, Parque Carabobo, Bellas Artes, Colegio de Ingenieros, Plaza Venezuela, Sabana Grande, Chacaíto, Chacao, Altamira, Miranda, Los Dos Caminos, Los Cortijos, La California y Petare. “Eso es algo seguro”, declaró a El Nacional.

 

En la Línea 3 con seguridad estará cerrada Ciudad Universitaria, aunque podrían agregarse más. De Línea 2 no funcionarán Capuchinos y El Silencio; en la Línea 4 Teatros, Nuevo Circo, Parque Central y Zona Rental no prestarán servicio y de la Línea 5, Bello Monte. El empleado aseguró que ninguna ruta de Metrobús estará operativa.

 

Diputados trancaron la Francisco de Miranda para exigir democracia

diputadosloscortijos

 

Este lunes un grupo de diputados opositores tranca la avenida Francisco de Miranda, a la altura de la estación Los Cortijos del Metro de Caracas, para protestar en contra de las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), las cuales delimitaron la inmunidad parlamentaria e hicieron que el máximo tribunal asumiera las competencias de la Asamblea Nacional.

“Estamos protestando ahora en la Francisco de Miranda. Todos los días hay que alzar la voz y reclamar nuestros derechos. Unidos podemos”, expresó Miguel Pizarro, parlamentario al Parlamento por Primero Justicia.

En el lugar también se encuentran los legisladores Brian Fincheltub, José Manuel Olivares y Juan Requesens. Piden a la población sumarse a la manifestación de mañana, que iniciará en Plaza Venezuela a las 10:00 am y culminará en el Palacio Federal Legislativo.

“Aquí estamos trancando la avenida Francisco de Miranda a la altura del Metro Los Cortijos, por supuesto siempre con nuestro pueblo. Nadie nos va a quitar el derecho a protestar. Ni Nicolás Maduro, ni sus fuerzas represivas, ni mucho menos los colectivos paramilitares que tienen”, expresó Juan Requesens, quien recordó que mañana serán sancionados en el Parlamento los magistrados del TSJ.

 

Según Vitalis, menos de 25% de aguas residuales en Venezuela son tratadas

 

 

agua

Planta de tratamiento de agua residual 

Este miércoles 22 de marzo se celebrará el Día Mundial del Agua, pero en Venezuela no hay muchas razones para celebrar.

Según Zoila Martínez, directora ejecutiva de Vitalis, en suelo venezolano menos de 25% de las aguas contaminadas son debidamente tratadas. A juicio de la especialista, las aguas residuales constituyen uno de los grandes problemas ambientales que confronta el país.

“La ciudad capital sólo cuenta con la planta de tratamiento de aguas residuales de tipo experimental, ubicada en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Central de Venezuela y con la de Empresas Polar, en la zona industrial Los Cortijos”.

Este año el lema que asumirán los gobiernos, ONGs, empresas, medios de comunicación social y la sociedad en general será “Aguas residuales, ¿por qué desperdiciar agua?”.

Para Diego Díaz Martín, Presidente de Vitalis y fundador de la Asociación Venezolana para el Agua, en lugar de desperdiciar las aguas residuales, necesitamos disminuir la cantidad que generamos y debemos hacer todo lo necesario para reusarlas.

“En nuestras ciudades, también podemos tratar y reusar las aguas residuales para espacios verdes como plazas y jardines, y en la industria y la agricultura podemos tratarlas, reciclarlas y usarlas para sistemas de enfriamiento y riego”, afirma Martínez.

En el caso de Caracas, donde se localiza la mayor concentración urbana del país, existen pocas plantas de tratamiento. Por ello, las aguas residuales son vertidas en la cuenca del Río Tuy, que desemboca en el Mar Caribe.

“Recordemos que en nuestras casas podemos aprovechar las aguas grises, de lavamanos y la ducha, para lavar el piso, y dependiendo de su condición, hasta para lavar la ropa”, agregó.

“Es necesario impulsar   la   construcción   y   puesta   en   funcionamiento   de   plantas   de tratamiento de aguas servidas a nivel municipal, a fin de disminuir el impacto que las aguas residuales ocasionan sobre los distintos cuerpos de agua del país. Después de todo, el agua es un Derecho Humano fundamental”, salió al paso Martínez.

 

Hieren a esposa e hijo de PNB en intento de robo en Los Cortijos

pnbb

 

La noche de ayer lunes, antisociales hirieron a la esposa de un oficial de la Policía Nacional Bolivariana y a su hijo de un año y seis meses, cuando se resistieron al robo de sus pertenencias.

El hecho se produjo en la avenida Francisco de Miranda a la altura de Los cortijos, frente al KFC, donde el oficial Carlos Sojo fue interceptado por sujetos que intentaron robarle su vehículo.

El funcionario se resistió y aceleró por lo que efectuaron varios disparos alcanzando a su esposa Daniela Del Carmen Castellano en la región cráneo encefálica y en el brazo izquierdo; y a su hijo de 1 año y 6 meses en el estomago.

Los sospechosos que dispararon al PNB y a su familia andan a bordo de un vehículo Renault (S/I Modelo) color negro con emblema taxi, según reportaron varios periodistas de sucesos en las redes sociales.

 

WhatsApp-Image-20160726

ç7e5cb44c-8975-4cd0-9c05-bb92e70eb01c

9c252a53-1aa1-4b0d-b28b-f16c9d4ca1d5