lluvia archivos - Runrun

lluvia

Lluvias en San Cristóbal dejaron 30 damnificados

LAS FUERTES PRECIPITACIONES REGISTRADAS durante la noche de este miércoles causaron la anegación de calles y avenidas de San Cristóbal con saldo de 30 personas damnificadas a causa de la inundación de sus casas. Los ciudadanos fueron evacuados y llevados a refugios solidarios.

“Las zonas más afectadas son 23 de Enero, Madre Juana y Barrio Guzmán Blanco. En este último sector, la quebrada La Bermeja hizo estragos al salirse de su cauce natural. Cuatro vehículos fueron arrastrados y la vía principal del 23 de Enero quedó incomunicada”, dijo Jaiberth Zambrano, director regional de Protección Civil en Táchira.

Aclaró que no se registraron muertos ni herido a causa de las lluvias y el arrastre de materiales.

De acuerdo con el reporte meteorológico, se estima que para las próximas horas se registren lluvias de mediana a fuerte intensidad en Táchira.

Advierten que tormenta tropical María afectarán indirectamente varios estados del país

Lluvia

 

El ministro del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas, Ramón Velásquez, se refirió a las tormenta tropical María y destacó que afectarán varios estados venezolanos.

María es la décimo quinta depresión de la temporada y precisó se ubica actualmente a 1.180 kilometros al este de Güiria, a los 12,5 grados de latitud norte y 50 grados de longitud oeste, cuyas características son parecidas a las que produjeron el huracán Lee, al oeste del oceáno atlántico.

Velásquez explicó que a partir del martes se formará la tormenta tropical María, por lo cual se esperan lluvias intensas para los próximos días en varias partes del país.

Informó que María viene del Atlántico, motivo por el cual los primeros estados que serán afectados en principio serán la región oriental, incluyendo Delta Amacuro, Monagas, Sucre, Nueva Esparta. Posteriormente llegará a la región centro norte costera.

El ministro aseguró que el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología, Inameh, se encuentra monitoreando la actividad de la tormenta. Llamó a estar alertas a los avisos que emitan las autoridades, recordando que la temporada de huracanes y lluvias se extiende hasta finales de noviembre.

Está previsto que los días martes y miércoles la tormenta impacte a islas del Caribe como Santa Lucía, Martinica, Guadalupe, Dominica y al sur de Antigua y Barbuda.

 

https://twitter.com/RVAraguayan/status/909131307229343745

https://twitter.com/RVAraguayan/status/909129953823936513

*Con información de Globovisión y Unión Radio

Varias zonas de Caracas se inundan tras fuertes lluvias

AvVictoria

 

Varios sectores de Caracas se inundaron tras las fuertes precipitaciones que se registraron la tarde de este lunes.

Entre las zonas afectadas están la Cota 905, El Paraíso, los Chaguaramos, la Av. Victoria y El Valle.

El agua cubrió gran parte de los vehículos que transitaban por la zona afectada y las personas trataron de permanecer en lugares altos por prevención.

Los diputados Richard Blanco y Tomás Guanipa y el concejal Jesús Armas denunciaron la situación.

 

*Con información de El Nacional

Tormenta tropical “Don” se aproxima a la costa oriental del país

Lluvía

 

El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh), informó la mañana de este martes que la tormenta “Don” está ubicada a 780 kilómetros del extremo oriente del país.

La Tormenta Tropical Don esta ubicada a 11.4 Norte 57.0 W a unos 760 km del extremo Oriente de País con un desplazamiento al Oeste 29 km por hora,  la presión mínima central está estimada en 1010 milibares.

Los vientos alcanzan una velocidad de 80 kilómetros por hora y se estima que en las próximas 24 horas se encuentre ubicada a 200 kilómetros de la costa oriental venezolana.

Por su parte la Zona de Convergencia Intertropical genera abundante nubosidad con precipitaciones de intensidad variable, algunas de ellas con descargas eléctricas en el Territorio Nacional, siendo más frecuentes en las regiones: Llanos Occidentales, Llanos Centrales, Zuliana y Sur.

Asimismo el pronosticador de guardia de Inameh, Leonardo Bracamonte, informó que la tormenta avanza a 29 km/h hacia el oriente del país. Estimó que para mañana la tormenta “Don” afecte el centro del territorio nacional. Para el jueves pronosticó que este fenómeno esté pasando por el estado Falcón, hasta luego salir del país.

Por su parte, José Contreras pronosticador del tiempo de la  Institución adscrita al Ministerio del Ambiente (Inameh) informó que en el Distrito Capital y Miranda estará el cielo totalmente nublado con “lluvias y lloviznas” durante el día de hoy.

Además mencionó sobre las temperaturas mínimas  las cuales estarán registradas desde “19 a 22 ºC”, mientras que en las temperaturas altas estarán entre “30 a 35 ºC”.  

 

*con información de Globovisión y Unión Radio

 

Lluvias desbordaron cauce del río Guaire en Petare

lluviacc2n

 

Las fuertes precipitaciones que se registraron durante la tarde de este miércoles en Caracas dejaron afectaciones en calles y avenidas de la capital, motivado a lluvias con descargas eléctricas además del desbordamiento del río Guaire.

Los efectos de una onda tropical obligaron a Protección Civil Sucre a desalojar preventivamente viviendas ubicadas en La Línea de Petare, el sector más vulnerable cuando se desborda el cauce del río Guaire, tal como ocurrió ayer en la tarde.

La crecida se generó alrededor de las 4 de la tarde de este miércoles, según informó el director de Protección Civil, Gabriel D’ Andrea.

El río llegó hasta las viviendas alcanzando un metro de altura causando algunas pérdidas materiales. En total fueron 61 viviendas y 7 locales comerciales que se vieron afectados.

Además, el río estuvo a punto de desbordarse a la altura de Macaracuay, en Bello Monte, en Paulo Sexto en El Llanito y en Los Ruices.

Árboles caídos en el Km 23 de la Panamericana y en la avenida Principal de Bello Monte fueron otras de las secuelas de las lluvias, además de enormes lagunas y congestionamiento vehicular.

En las avenidas Urdaneta, Andrés Bello, Francisco de Miranda, principal de La Urbina, La Castellana y frente al Centro Sambil se generaron lagunas por drenajes tapados.

El paso en la autopista Mamera-El Junquito se restringió por la acumulación de agua y sedimentos. El acceso en las adyacencias del Tolón estuvo cerrado por una laguna, al igual que el paso por la parte baja de la Av. Libertador.  Frente al Materno Infantil de Caricuao,  una quebrada inundó calles y un estacionamiento.

Organismos de protección ciudadana informaron que se encuentran atentos ante la situación con las lluvias, por ello el equipo de paramédicos del Ministerio de Transporte y Obras Públicas informaron que se encuentran atentos a cualquier situación que se genere.

lluviaccs_2

 

 

 

*Con información de El Universal y Globovisión

Falla eléctrica en Chacao afecta varios sectores del municipio

Chacao

 

Ramón Muchacho, alcalde del municipio Chacao, indicó que las lluvias de las últimas 48 horas que se han presentado sobre la capital afectaron el servicio eléctrico en el municipio Chacao.

Muchacho indicó que al comunicarse con el personal de Corpoelec, le indicaron que “trabajan en solventar la falla y calculan máximo 18 horas para restablecer el servicio eléctrico.”

El alcalde indicó que las zonas afectadas son El Rosal, La Castellana, Altamira y Bello Campo.

Precisó que Corpoelec ha recibido más de 561 por fallas de alumbrados en el municipio y 63 por averías.

Muchacho indicó que la compañía eléctrica se tardará alrededor de 18 horas en restablecer el servicio de luz eléctrica.

El Director de Tránsito Terrestre del municipio, Juan Solano, informó que la red de semáforos está afectada en algunas zonas.

“Una falla eléctrica afecta zona central del municipio Chacao para el momento y deja sin servicio red de semáforos”, informó Solano a travès de su cuenta @solanojuanc.

Detalló que los semáforos averiados por falla eléctrica son: Av. principal de la Castellana con Av. Francisco de Miranda , la primera avenida con la primera transversal de Los Palos Grandes y Av. Libertador con la Joya.

 

*Con información de El Nacional y El Universal

Crónicas del colapso por Víctor Maldonado C.

Venezuelas

 

Llueve en Caracas. Y de inmediato caemos en cuenta que de tanto desear el comienzo de la temporada lluviosa se nos olvidó prepararnos para las lluvias. Las calles lucen anegadas mientras que las oficinas y colegios dan cuenta de las inasistencias cuya excusa es una ciudad que amenaza con ser intransitable.

Vivimos sin poder resolver ese acertijo de la modernidad que nos coloca como amos y señores de la creación, y por lo tanto ajenos al curso arbitrario y poco propicio de la naturaleza. Aquí ocurre todo lo contrario. La naturaleza nos domina sin que nosotros podamos hacer ninguna otra cosa que esperar.  Esperamos las lluvias para atajar la crisis eléctrica, pero mientras eso ocurre tenemos que lidiar con las consecuencias previsibles de los chaparrones. Llueve la mitad del año, pero cada inicio es una tragedia que se nutre de la negligencia de los que deberían estar atentos a paliar sus peores efectos. Lo cierto es que no terminamos de salir de los rigores de la sequía cuando debemos afrontar las consecuencias del invierno tropical. Para los integrantes del rimbombante puesto de comando presidencial todo es cuestión de un cambio fugaz de camiseta para afrontar un nuevo capítulo de la misma tragedia nacional, con la misma impericia y el mismo cinismo.

Llueve donde no tiene sentido para los sesudos planificadores. Cae agua en Caracas mientras que en las riberas de embalses y complejos hidroeléctricos se retarda el debut del invierno. Esa circunstancia le da un toque de extravagancia a las declaraciones del ministro Motta Domínguez, sin otro remedio que asumir la condición pre-moderna del régimen al anunciar que no hay otra alternativa que administrar con más rigor lo único que se les ha ocurrido hacer en todo este tiempo: desconectar al país, solo que a partir de este momento los apagones serán más generales y más severos. Cuatro horas sin energía eléctrica será el tributo de una población que no entiende por qué tienen que acatar esa nueva exigencia de la revolución cuando los “bolichicos” trajinaron más de 30 mil millones de dólares invocando una emergencia eléctrica que no resolvieron, pero que si les sirvió para acumular una inexplicable fortuna.

María está en una cola. No tiene empleo formal y es solo una más de los 5 millones de venezolanos que han sido arrojados al sector informal de la economía. Ella y sus hijos están pasando hambre, al igual que el 50% de las familias venezolanas. Hambre de comida, medicinas, seguridad, y ahora también hambre de electricidad. Desde su puesto en la cola la salida se ve muy lejos, ambigua y difusa. ¿Habrá salida a esto? ¿O será una caída constante a un abismo de necesidades insatisfechas en donde todo siempre puede empeorar? ¡El piso de la crisis es la propia muerte! Pero ahora llueve.

José está en su casa. Lleva seis meses tratando de encontrar una forma para tratarse el cáncer de esófago. Seis meses del timbo al tambo, porque en toda Caracas no hay una institución que pueda salvarle de lo que ahora parece inevitable. En estos últimos 180 días le han contado varias veces “el cuento del gallo pelón” y otras tantas ha podido experimentar en qué consiste eso que llaman “el infierno venezolano”. Su cáncer sigue realengo mientras escucha que el presidente se reunió con su homólogo de Bolivia para discutir sobre el cambio climático.

Aura lo perdió todo en 10 minutos. Esa noche vio cómo su hijo cerraba la puerta de su casa, en El Cementerio, y como siempre lo despidió entre oraciones y buenos deseos. “No te quedes mucho. Mira que las cosas están cada día más peligrosas”. Al rato comenzó la balacera. Cuatro horas después cesó y de nuevo el silencio se hizo dueño de la situación. Una pesada carga de presentimientos se apoderó del ambiente al filo de la media noche. El timbre de la puerta despejó toda dudas. A cincuenta metros de la casa yacía muerto el único hijo de Aura que se había topado con un operativo de la OLP. El acta de defunción dice que su muerte fue resultado de un enfrentamiento con la policía. La mamá llora mientras asegura que su hijo fue acribillado aun estando desarmado e indefenso. Desconsolada se queja de la ausencia de derechos y de que nadie esté dispuesto a garantizarle la vida a nadie. Vivimos una desgraciada guerra donde los que terminan muertos son víctimas inocentes y gente poco peligrosa. “Disparan primero y luego resuelven sus propios entuertos, pero ya no hay nada que hacer. Era mi único hijo y no tengo ni fuerzas ni recursos para reclamar justicia”. Desde esa noche la afligida madre no ha vuelto a su casa.

Antonio es uno de los 10 mil trabajadores de Empresas Polar. Es un supervisor que lo ha visto todo. Decenas de inspecciones cuyo único objeto es el amedrentamiento y la obstaculización del trabajo. Horas enteras de cadena nacional y de propaganda oficial acusándolos de ser la mejor expresión de la conspiración y de la guerra económica. El gobierno les ha impuesto una guerra de asedio que poco a poco los ha agotado en términos de paciencia e inventarios. Él vive de su trabajo. Él se siente orgulloso de ser parte de una industria -la industria cervecera- que tiene más de 170 años de historia y a lo largo de todo este tiempo ha contribuido de manera importante con la actividad productiva del país y con el bienestar de los venezolanos. Antonio sabe que la guerra es con él y con sus 10 mil compañeros de trabajo. Antonio es contrincante obligado, campo de batalla ineludible y víctima, siempre víctima de los delirios de esta política. ¿Tiene algo de malo el progreso? ¿Es malo ser productivo y próspero? ¿Se puede poner en peligro la estabilidad de 250.000 clientes a nivel nacional, 1.500 franquiciados que forman parte de la Red de Distribución Polar y los cientos de proveedores nacionales que de manera permanente proporcionan materia prima e insumos producidos localmente? ¿Se va a tirar todo eso por la borda? ¿Quién gana apostando a la miseria?

Antonio teme por su familia, su empleo y su empresa. Ya no hay materia prima con que trabajar. Ya no hay productos que ofrecer. El cierre es inminente porque la falta de acceso a las divisas para importar las materias primas e insumos que requieren los está afectando cada día a más. El gobierno, mientras tanto, no se da por aludido. Prefiere arrancar motores ficticios que mantener encendido los que existen, producen y generan empleo. El socialismo es una puesta en escena de quimeras cuyos efectos siempre son perversos. Antonio tiene las garras afiladas y el corazón expectante. Vive tiempo de descuento. El país también.

 

@vjmc