La Bonanza archivos - Runrun

La Bonanza

#MonitorDeVíctimas | Otra familia acudió a la morgue para descartar relación con hallazgos en La Bonanza
Nelson Ardila y su amigo Gerardo Galaviz están desaparecidos desde el 12 de septiembre cuando regresaban de Caracas hacia el pueblo Coloncito, en Táchira. Ambos hacían una entrega de carne en Petare. El último rastro que se tiene de ambos es en la vía de Charallave

Denis Ardila trata de encontrar noticias de su hermano Nelson Ramiro Ardila Núñez, quien desapareció el jueves 12 de septiembre. Tiene fe en que esté vivo, aunque teme que forme parte de las 11 osamentas halladas en el relleno sanitario de La Bonanza.

Acudió a la medicatura forense de Bello Monte, este jueves 14 de noviembre, para descartar que esté entre las víctimas. Le pidieron que llevara información de su hermano como placas dentales, que sirvan en los estudios que les practican.

La última persona que habló con Nelson, de 37 años, fue una de sus hermanas a las 5:30 p. m. Le avisó que estaba en el mercado de Mesuca, en Petare, repartiendo carne y que en pocos minutos retornaría a su casa en el pueblo de Coloncito, estado Táchira. Lo acompañaba Luis Gerardo Galaviz, de 67 años, un amigo de la familia a quien cariñosamente apodan “el Tigre”.
Los 11 cuerpos carbonizados fueron localizados en distintas zonas del relleno sanitario La Bonanza, el pasado lunes 4 de noviembre. Los trasladaron hasta la morgue de Bello Monte, donde les practican exámenes no rutinarios de odontología y antropología forense para su identificación.

Fuentes extraoficiales informaron que algunas víctimas tenían tiros en la nuca y que luego les arrojaron cauchos encima y les prendieron fuego.

Era la segunda vez que Nelson y Gerardo viajaban desde los Andes a hacer entrega de mercancía en Petare, precisamente en el mercado.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) dijeron a la familia que la última triangulación de su celular fue aproximadamente a las 6:30 p. m. en la Autopista Regional del Centro, a la altura de Tazón.

Y la de su acompañante, Luis Gerardo, fue momentos después en la vía de Charallave. La antena repetidora que captó la señal fue la del Aeropuerto de Caracas.
Nelson trabaja en una finca en Coloncito con su hermana y su cuñado, se encarga de repartir la mercancía en los Andes a bordo del camión marca Chevrolet, modelo NPR, color blanco, placa A57BV5D, que hasta el momento tampoco aparece.

Vive en Coloncito con su esposa y dos hijos varones, de cuatro años y dos meses de nacido.

Parientes de 3 desaparecidos también buscan noticias
El viernes 8 de noviembre fueron a la morgue de Bello Monte los familiares de Jhonny Barquero, de 39 años, su hijo Josmel Barquero, de 16 años, y de un amigo de la familia Jowell Serven.

Los tres están desaparecidos desde el 22 de octubre cuando regresaban de Caracas hacia Mariara, en el estado Carabobo. Hacían una entrega de electrodomésticos en la capital.

En el último contacto que tuvieron con ellos avisaron que ya estaban de regreso. También iban a bordo de un camión que no se ha localizado.
A Alonso Barquero, hermano de Jhonny, le pidieron que se practicara un examen de ADN para ayudar a la identificación de las osamentas, que se practicó el lunes 11 de noviembre y aún espera los resultados.

Según fuentes extraoficiales, las víctimas localizadas en La Bonanza se encontraban enterradas en zonas distintas, distribuidos en grupos de tres, cinco y dos. Un solo cuerpo estaba cerca de un barranco.

El lunes 4 de noviembre los funcionarios también localizaron una camioneta marca Toyota, modelo Pick Up, color blanco; dos conchas de bala calibre .39, un cartucho de escopeta sin calibre visibles deformados y un manojo de cinco llaves en el relleno sanitario.

Cuando los uniformados estaban en la zona se escucharon detonaciones, presuntamente de las bandas que tomaron ese sector, pero la situación fue controlada por la Brigada de Acciones Especiales (BAE).

Fuentes internas de la medicatura dijeron que otros parientes han acudido tratando de descartar que sus seres queridos estén en la lista de 11 víctimas de La Bonanza.

El Cicpc encontró los restos enterrados y carbonizados en cuatro áreas distintas del relleno sanitario. Se conoció extraoficialmente que solo uno de los cadáveres tiene data de muerte reciente

Las 11 osamentas localizadas en el relleno sanitario de La Bonanza, el lunes 4 de noviembre, se encontraban carbonizadas y distribuidas en distintas fosas de la zona.

Según información policial dos estaban enterradas en un área boscosa del relleno. En otro lugar había una sola, de un tercer sitio desenterraron cinco osamentas y del último, las tres restantes.
En la morgue de Bello Monte trabajan para identificar a las víctimas. Se conoció extraoficialmente que solo uno de los cadáveres, en avanzado estado de descomposición, tiene fecha de muerte reciente.

La investigación comenzó luego de que en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) recibieran varias denuncias por robo de vehículos y personas desaparecidas.

En el relleno sanitario La Bonanza localizaron una camioneta marca Toyota modelo Pick Up blanca. También dos conchas de bala calibre .38 percutidos, un cartucho de escopeta sin calibre aparente, dos proyectiles deformados y un manojo con cinco llaves.

Tarifas del aseo urbano subieron casi 11.000% en apenas un mes

 

VECINOS DEL MUNICIPIO LIBERTADOR Y BARUTA DENUNCIARON un nuevo aumento en las tarifas del aseo urbano que sobrepasa el 10.000%, específicamente en o que respecta a la disposición de los desechos en el relleno sanitario de La Bonanza, servicio cancelado a través de Serdeco a la empresa Cotécnica.

Tanto el concejal por Baruta Héctor Urgelles como el coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, Carlos Julio Rojas, expresaron que los aumentos son desproporcionados, al punto que para algunos vecinos el alza es de 10.800% en el mes de octubre respecto a septiembre.

“El aseo es el servicio más caro que pagamos, es superior su costo al de televisión por cable, internet, teléfono móvil o fijo, más costoso que la electricidad y el gas pero tan ineficiente como cualquiera de los otros servicios. No se justifica, que mientras tengamos salarios paupérrimos se nos cobre por servicios ineficientes sumas superiores a varios salarios mínimos”, dijo el edil al diario El Universal.

Rojas, entretanto, recordó que mientras se da el aumento, la ciudad sufre una emergencia sanitaria caudada por la falta de recolección de desechos, muestra inequívoca de la ineficiencia del servicio.

Destacó que gracias al alza, un apartamento pasó a pagar Bs.S 700, una casa supera los 1.200 bolívares y un comercio pequeño tiene que cancelar 3.000 soberanos por la recolección de basura.