José Virtuoso archivos - Página 2 de 2 - Runrun

José Virtuoso

Rectores de universidades vigilarán proceso plebiscitario del 16 de julio

Plesbicito_1

 

Parte de la junta directiva de la Asamblea Nacional, la Mesa de la Unidad Democrática y rectores de distintas universidades del país dieron los detalles técnicos de la consulta popular organizada para el domingo 16 de julio.

El primero hablar fue el presidente de la Asamblea Nacional (AN) Julio Borges. Indicó que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) nombró a un conjunto de rectores universitarios que se encargará de que el plebiscito del 16 de julio se cumpla con “transparencia”.

Cecilia García Arocha de la UCV, José Virtuoso de la UCAB,  Benjamín Scharifker de la Unimet, Raúl López de la UPEL y Jessy Divo de la Universidad de Carabobo, son los rectores encargados de vigilar el proceso.

Durante su intervención, García Arocha expresó su agradecimiento por haber sido elegida para ser garante de este proceso que, asegura, está enmarcado en los artículos 333 y 350 de la Constitución de la República.

“Estaremos muy pendientes de lo que ocurra ese día, sin ninguna parcialidad (…) por Venezuela y dentro del marco de los artículos 333 y 350”, indicó la rectora.

 

Los detalles técnicos

El vicepresidente del Parlamento, Freddy Guevara, indicó que todos los venezolanos mayores de edad están convocados a participar en el proceso que contará con más de 14 mil mesas habilitadas, 640 electores por mesa, en más de mil 700 edificios civiles y religiosos a lo largo el país.

Acotó que los venezolanos en el extranjero también podrán votar en más de 200 ciudades. “Venezolanos en el exterior que quieran organizar punto de votación envíen un correo a [email protected]”.

Añadió que el plebiscito se realizará desde las 7:00 a.m. hasta las 04:00 p.m. y que el proceso estará supervisado por personas destinadas para ello. Cualquier venezolano que cumpla con los requisitos, cumplir 18 años hasta el sábado 15 de julio o estar inscritos en el Registro Electoral e ir con su cédula laminada, podrá ir a votar en cualquier de los “puntos soberanos”

“Este acto que estamos convocando para el 16 de julio es la aplicación en esencia de 333 y 350 (…) Es el acto de desobediencia civil más grande que haya visto la humanidad”, expresó el diputado.

El primer vicepresidente del Poder Legislativo mencionó que habrá dos cuadernos electorales, un acta de escrutinio y una urna electoral por cada mesa donde el votante deposite la boleta

El primer vicepresidente del Parlamento aseguró que garantizarán el secreto al voto, así como la identidad de los participantes. Señaló que la información no será revelada al gobierno nacional.

 

¿Cómo va ser el proceso?

La “herradura” del proceso constará de cuatro pasos: entrega de la cédula de identidad laminada al miembro A, el cual le hará entrega de la boleta al lector para que este decida su opinión “si o no”, se introduce la decisión en la papeleta y, por último, el miembro B recibe la firma y huella del elector en el cuaderno.

Votación#16Jun

De acuerdo con la coalición opositora, las preguntas que se les realizará a la población durante ese proceso son: ¿Rechaza y desconoce la realización de una Constituyente propuesta por Nicolás Maduro sin la aprobación previa del pueblo venezolano?; ¿Demandan a la Fuerza Armada Nacional y a todos los funcionarios públicos obedecer y defender la Constitución de 1999 y respaldar las decisiones de la Asambleas Nacional?; y ¿Aprueba que se proceda a la renovación de los poderes públicos de acuerdo a lo establecido en la Constitución y la realización de elecciones libres y transparentes, así como la conformación de un Gobierno de unión nacional para restituir el orden constitucional?

 

¿Y después?

Quienes participen el mencionado proceso referendario se adherirán con su firma al artículo 350 de la Carta Magna que establece que “el pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos”.

Guevara agregó que toda la información adicional de la consulta popular se dará a través de la página www.unidadvenezuela.org,  en la cual las personas pueden introducir su número de cédula para conocer su centro de votación más cercano.

 

*Con información de El Universal

Ugalde: “El Gobierno está tratando de sembrar la idea de que el Papa no está con la Iglesia venezolana”

Luis-ugalde

@MariaAlesiaSosa

 

Apenas el Papa Francisco aterrizó en Roma el 30 de abril de 2017, proveniente de su viaje a Egipto, saltaron todas las alarmas por sus declaraciones sobre Venezuela durante el vuelo. Así lo relata el padre Luis Ugalde, exrector de la Universidad Católica Andrés Bello.

El Papa había declarado que la oposición venezolana estaba dividida, o al menos ése fue el titular que la mayoría de los medios destacaron de su informal alocución. “A mi también me saltaron las luces. Recibí una carta del rector José Virtuoso pidiendo que, inmediatamente, la Iglesia venezolana debía comunicarse con el Vaticano. Recibí también al Cardenal. Nos reunimos con urgencia y sacamos un documento”.

Cuenta Ugalde, que Pietro Parolín, secretario de estado de la Santa Sede, entregó ese documento al Papa, y fue entonces cuando el sumo pontífice supo que sus declaraciones habían sido sacadas de contexto. Lo mismo opina Ugalde. quien explica que la gente ignora muchas acciones que ha tomado el Vaticano en esta situación, y que no tienen la misma resonancia.

 Francisco fue duramente criticado por hablar de las divisiones de la oposición y no condenar la represión.

El Papa está muy claro de lo que sucede en Venezuela. Hay que entender el contexto: Regresaba de Egipto, de un encuentro que ocurre cada 500 años, de reunirse con los dos Papas de las iglesias ortodoxas, y de un complicado encuentro con los musulmanes en su universidad. Llega al avión, viene cansado. Le preguntaron del diálogo y dijo dos cosas claras: Que no se cumplieron las condiciones para que el diálogo funcionara. Y además, sobre el diálogo, dijo que la misma oposición está dividida. El Gobierno desde hace unos seis meses, está jugando sistemáticamente a difundir el siguiente mensaje: “Los obispos venezolanos han traicionado a la Iglesia y  funcionan como un partido político, por eso están en contra de nosotros; en cambio el Papa quiere el diálogo, y nosotros estamos con el diálogo”. Efectivamente, al Gobierno le interesa que la oposición diga que el Papa no está con los obispos venezolanos.

¿Hubo alguna aclaratoria del Santo Padre?**

El Ángelus del domingo siguiente, que se llama Regina Celis (Reina del Cielo), lo comenzó hablando sobre Venezuela y las terribles noticias que estaban recibiendo, como completando o corrigiendo el malentendido. Es el Gobierno quien está tratando de sembrar la idea de que el Papa no está con la Iglesia venezolana.

¿Cree que el Vaticano ha sido una postura clara en este tema?

Hay cosas que deben conocerse: Cuando se dió el mal llamado diálogo, que no ocurrió, el Vaticano, a través de Parolín, mandó una carta durísima en la que reclamó que no se habían dado las condiciones ni respetado los acuerdos. El Vaticano exigía los cuatro puntos que pedía la oposición. La respuesta del Gobierno de Venezuela fue terrible, y eso no se publicó. Furiosos en Caracas, Diosdado Cabello dijo que un tal Parolín les había enviado una carta, sin embargo, insistía en que esa no era la respuesta del Papa, “porque el Vaticano está con ellos”. Pero evidente el secretario de Estado del Vaticano, no escribe ni un párrafo en temas tan trascendentales, sin acuerdo con el Papa y la Conferencia Episcopal. Lo cierto es que el diálogo no se dió, y en diciembre de 2016 fueron a Venezuela los otros facilitadores, nombrados unilateralmente por el Gobierno, y el del Vaticano dijo “No voy”.

Algunos tachan a Francisco de comunista…

Pesa contra el Papa la idea de que él no acaba de entender la economía liberal, y eso está bien. No tiene por qué estar de acuerdo con esos  principios, son cosas que se discuten. Pero es bueno no mezclar las dos cosas, porque él está muy claro de que en Venezuela hay una dictadura. Hay que separar las dos cosas.

¿Cree que la Constituyente es una solución como plantea el Gobierno?

Cuando el Gobierno cayó en la cuenta de que las decisiones 155 y 156 prendieron las luces de alarma nacionales e internacionales, Maduro dijo que había un “malentendido”. Pero no corrigió nada en lo sustancial: la Asamblea Nacional no existe, y reparten sus atribuciones entre el TSJ y el Ejecutivo. Eso es dictadura.

El Gobierno primero trató de suavizar esa decisión, aunque la gente no le creyó y salió a la calle. Ellos dijeron: “les vamos a meter miedo”, y sacaron 500 mil milicianos con fusiles, y miles de motos armadas de sus grupos y la gente no se asustó. Fuimos a las marchas. Siguiente paso del Gobierno: deseos infinitos de elecciones regionales ¡Otra mentira! Nadie le paró. El Gobierno pensó que con eso desactivaba la calle, pero no fue así. Tuvieron que inventar otra cosa: la constituyente. Si se ha dicho nacional e internacionalmente que esto es una dictadura, ¡continuemos la secuencia! ¡No empecemos de cero!

Ahora nos ofrece este otro plato, pero todo lo que te ofrece el dictador es para afianzar la dictadura, no nos engañemos, es una trampa, y una trampa mortal. Los obispos lo dicen claramente en su último pronunciamiento, y el Papa está de acuerdo con ellos.

Justamente esta semana se cumplieron 60 años de la Pastoral de Monseñor Arias Blanco, que fue determinante en la caída de Pérez Jiménez, ¿Son estos pronunciamientos de los obispos el equivalente en la Venezuela de hoy?

Efectivamente esa pastoral que salió el 1 de mayo de 1957 irritó mucho al Gobierno, pero si se compara con lo que han sacado los obispos, los de hoy son mucho más duros. En aquel momento de gran silencio dictatorial, todos los analistas ponen ese momento de la Iglesia como un detonante. La reacción del Gobierno fue muy negativa, y fue la inspiración del movimiento. Eso es muy importante, porque cuando se ve la contradicción entre los principios cristianos y lo que un régimen está haciendo, aunque no tengas fusiles, la legitimación moral del régimen se derrumba. Y eso es lo que está pasando en Venezuela: la gente deslegitima al Gobierno.

¿Qué tan importante son las decisiones de los líderes en un momento en que el pueblo está desbocado en esa deslegitimación al Gobierno?

Si usted me hace esa pregunta hace dos meses, la situación hubiera sido muy distinta. En este momento, los líderes están en primera fila, en la calle, amenazados y a veces golpeados. Ahora tienen una gran claridad en los documentos que sacan, en las decisiones que toman. Se ve una unidad que no existía hace diez años. Están activados, están unidos, y además tienen claridad. No se van a dejar engañar cuando el Gobierno les ofrezca falsas salidas, están claros que la lucha es por la restauración total de los derechos humanos y de la constitución. También sienten que se ganaron la confianza de la gente que habían perdido. Todo el mundo responde a sus convocatorias, no porque sean de ese partido, sino porque los ven definidos y claros.

Usted habla de tender puentes, ¿a qué sectores hay que incluir sin caer en la trampa del diálogo?

El tema del diálogo, con los facilitadores que había nombrado el Gobierno unilateralmente, hay que cerrarlo. Ahora, pensando en la reconstrucción, es un esfuerzo formidable lo que hay que hacer, y allí hay que invitar a todo el mundo. Por supuesto, si alguien es un delincuente, para eso están los tribunales. Pero hay que abrir las puertas a toda la gente que, de buena fe, pensó que esto era la esperanza y hoy ha visto que es un desastre. No sólo arriba, también en las comunidades. Todas las familias que no se hablaban, que se comiencen a hablar cuando caigan en cuenta que esto ha sido una desgracia que se ha vivido, y que para salir de ella hace falta una especie de primavera de la conciencia, eso vendrá.

Usted ha dicho que sin una decisión de los militares, no hay salida, ¿eso lo ve posible?

Sin, llamémoslo, resquebrajamiento del apoyo militar al Gobierno, no hay salida. Porque esto es una dictadura militar. Pero no es una dictadura tan cerrada como la de Cuba o Alemania Oriental. Efectivamente nos agrava la cosa, la presencia de cubanos expertos en vigilancia, y por eso, cualquier conversación entre militares está más vigilada que las demás. Pero ese resquebrajamiento está, y si hubiera un modo o termómetro para medir dónde estaba hace seis meses, dónde está hoy y dónde estará mañana, se darán cuenta que el resquebrajamiento inicial es una grieta tremenda. Pero de eso nos enteramos al día siguiente.

Pérez Jiménez hizo el plebiscito y a las semanas tuvo que tomar el avión, porque los militares le dijeron: “No tienes apoyo”. No echaron tiros, hizo las maletas y se fue. Cuando Pinochet quiso continuar, el de la aviación, Matthei, le dijo: “Nosotros no te apoyamos”, y se dio la transición.

Son ejemplos de dictaduras de derecha, ¿no es diferente con regímenes comunistas?

Alemania Oriental, ningún analista podía predecir que el muro iba a caer, y el muro cayó sin disparos, teniendo un Estado policial terrible, teniendo la Fuerza Armada, todo. Pero al final, el desafecto es tal que viene mentalmente y en cada conciencia. Es la deslegitimación. La gente dice: “Para mí, no tiene legitimación”. Y eso está pasando en Venezuela en toda la sociedad.

La fuerte represión aún no refleja eso en el sector militar…

En las encuestas, los militares están en el sótano. En cambio, la empresa privada que fue atacada exitosamente por el gran predicador, y bajó, ahora está de segunda después de la Iglesia. No porque alguien lo predique, sino porque la gente se pregunta por qué no hay productos. Porque no hay empresa, y saben que no hay trabajo, porque no hay empresa. Si no hay empresa creativa y exitosa, ni hay trabajo, ni hay productos. Y eso lo entienden los militares también. Y cuando llegan a su casa, la mujer le dice que estuvo haciendo cola, el muchacho le pregunta cuándo van a actuar, eso va minando. Y la calle, cuando ven cientos de miles en la calle, decididos, eso va minando. Eso va minando mucho más que un ejército en frente echando tiros. Estoy convencido que ese resquebrajamiento hay que manejarlo con muchísimo cuidado, pero está ocurriendo.

¿Y los más leales?

Hitler decía lo siguiente: “Si el pueblo alemán no es capaz de defender este régimen, no es digno de seguir viviendo”. Luego del desembarco en Normandía, y cuando se vieron caídos, Hitler dio orden de, a medida que se iban retirando, destruir todas las infraestructuras: industria, ferrocarriles, vías, todo. Y Albert Speer que había sido el gran arquitecto de confianza de Hitler, se negó a ello. Le dijo que no a Hitler.

¿Todo Allende tiene su Pinochet?

Siempre hay gente que cree, pero cuando llega la hora de la verdad se dan cuenta de que están haciendo una monstruosidad. Esa actitud última de Speer, de negarse a la petición de Hitler, que era totalmente suicida, le salvó de la ejecución en Nuremberg.

¿Entonces la historia le da esperanza a Venezuela?

La historia nos da mucha esperanza, las dictaduras no duran para siempre.

 

 (**Esta entrevista se realizó horas antes de que el Papa Francisco publicara una nueva carta alertando sobre la situación de Venezuela, el 6 de mayo de 2017.)

Iglesia católica condenó represión desmedida en manifestaciones

represion21

 

A través de un comunicado, el Cardenal Jorge Urosa Savino y el rector de la Universidad Católica Andrés Bello, Francisco José Virtuoso repudiaron los actos de violencia suscitados recientemente en el país. El máximo representante de la UCAB leyó el enunciado en la sede del recinto educativo en La Castellana en el que condenan la represión de los cuerpos de seguridad del Estado y reivindican el derecho a la protesta pacífica que poseen los venezolanos. “Rechazamos la represión desmedida y tenemos una gran preocupación en ese sentido, la gente tiene derecho a manifestar”, dijo el Arzobispo de Caracas. Asimismo Urosa Savino condenó la actuación de grupos civiles armados que apoyan al gobierno “llamados por algunos colectivos”. Pese a que el comunicado cita una ruptura del orden constitucional, el prelado aseguró que no le corresponde a él “decir si hay un gobierno de facto”. “En Venezuela no hay separación de poderes, no nos parece apropiado que el presidente tenga súper poderes”, argumentó.  

Confesó que le parece apropiado que algunos diputados convoquen a las iglesias. “Enhorabuena, sin embargo nosotros no politizamos el culto religioso, eso no es apropiado”.

En el comunicado repudiaron los disparos con perdigones a quemarropa, el lanzamiento de bombas lacrimógenas desde helicópteros y el asedio de civiles con armas desde edificios de entidades públicas.

También condenaron la arremetida contra las zonas más desfavorecidas por parte de la Guardia Nacional y la Policía Nacional Bolivariana.

“La situación del país es mala en todas partes y los sectores populares son los más afectados”.

Por su parte, el padre José Virtuoso calificó de inconveniente la reciente inhabilitación del gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski.

“Esa inhabilitación excede los límites de la Constitución. El país vive una gran crisis política y las medidas que se han tomado son insuficientes”, manifestó.

 

 

Iglesia pide al gobierno de Maduro que cese la represión y criminalización de la protesta  on Scribd

José Virtuoso: “Lo único bueno que dejó el diálogo fue al Vaticano como aliado”

Padre José Virtuoso

El rector de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), José Virtuoso, aseguró que lo único bueno que dejó el diálogo entre el Gobierno nacional y la oposición fue un aliado que, a su juicio, es el Vaticano.

Virtuoso aseveró que hay temas importantes en Venezuela que se deben atender con premura. “El tema de la ayuda humanitaria es un tema clave y fundamental”, dijo.

“Lo único que hemos ganado los venezolanos con esta crisis es que tenemos al Vaticano como aliado y que el Gobierno sabe que su responsabilidad no es equiparable con la responsabilidad de la oposición porque sabe que se le están pidiendo respuestas a la situación”, manifestó Virtuoso en el programa Con Todo y Penzini que transmite Globovisión.

José Virtuoso: O el gobierno da respuestas o tenemos que dejar el diálogo hasta aquí

Jose-Virtuoso635

El padre José Virtuoso, rector de la Universidad Católica Andrés Bello, señaló que la democracia en Venezuela está en paréntesis porque el gobierno ha “administrado de forma arbitraria las elecciones”. Indicó que con ocasión de la plenaria el 6 de diciembre, la oposición debe fijar un plazo para decidir si continúa o no en la mesa de diálogo.

“El gobierno ha violado los procedimientos constitucionales, se ha negado a reconocer el referéndum, está en mora con la sociedad venezolana y debe responder, si hay que evaluar la necesidad de estar o no en la mesa del diálogo. La MUD no puede estar dando largas. Sin explicación se postergaron los plazos para los comicios de gobernadores y el pueblo tiene derecho de evaluar la gestión presidencial. El gobierno tiene que subsanar esa grave falta para que volvamos a tener democracia. O se responde a esto o tenemos que dejar el diálogo hasta aquí y buscar otros mecanismos”, afirmó Virtuoso en entrevista realizada en su despacho.

Señaló que la oposición está a tiempo de convertir el diálogo en esperanza: “El principal reto es que la gente sienta que pudiera haber una verdadera salida democrática, pacífica; un verdadero reconocimiento de los problemas y que hay una gradualidad para resolver los problemas. En las primeras reuniones no podía haber fecha de elecciones generales”.

Sigue leyendo esta nota de Sofía Nederr en El Nacional

Cofavic: Para las víctimas, el silencio no es una opción

violencia-

 

Decenas de ideas y de proyectos conjuntos surgieron del Encuentro Nacional de Víctimas que organizó COFAVIC y que se llevó a cabo el pasado 7 de julio en la Universidad Católica Andrés Bello.

El evento fue un espacio de interacción e intercambio entre víctimas procedentes de distintos lugares del país. No hubo una única conclusión, pero sí una reflexión privó por encima de otras durante la jornada de discusión: el silencio no es una opción válida para las víctimas.

Así lo han entendido las personas que, pese al dolor de una pérdida, del miedo paralizante que pueda generar la denuncia, han optado por el camino largo de la justicia y la reparación.

Los participantes, durante el espacio de interacción, reiteraron la necesidad de que haya un sistema de justicia garante de los Derechos Humanos. Pidieron investigaciones efectivas e independientes de las denuncias que se hacen de detenciones arbitrarias, ejecuciones extrajudiciales, tortura, violencia de género. Recordaron la importancia de procurar medidas de protección adecuadas y garantías de todo tipo a la hora de denunciar.

Las víctimas también solicitaron programas continuos para la recuperación emocional y la promoción de un lenguaje de Derechos Humanos en todas las instancias de la sociedad.

Liliana Ortega, abogada fundadora de COFAVIC, organización que nació hace 27 años durante los sucesos de febrero y marzo de 1989, en el llamado Caracazo, dijo durante su intervención que las víctimas deben reconocerse como actores fundamentales de la lucha por la justicia y que su participación es fundamental en la reconstrucción de la memoria histórica de cualquier suceso.

El padre José Virtuoso, rector de la Ucab, introdujo dos elementos fundamentales en el proceso de justicia: la verdad siempre debe estar por delante en cualquier intento de reconstrucción del país, y destacó el hecho de que el encuentro de víctimas se perfile como una posibilidad más que contribuya a la reparación de Venezuela.

La investigadora y profesora universitaria, Magally Huggins, estremeció a los asistentes con su presentación. Su ponencia, con enfoque de género, movilizó, sobre todo, a los hombres que asistieron al encuentro. Algunos son víctimas directas de violaciones a los derechos humanos, otras son padres de jóvenes asesinados en distintas circunstancias. A ellos les dijo que la emoción es humana, no femenina: y que es muy importante el enfoque de género en la vida familiar. “Hay que permitirle al hombre el goce del hijo. Si vamos juntos en la calle, codo a codo, somos muchos más que dos. Eso necesita Venezuela”, reiteró.

Huggins llevó una presentación muy visual, con muchas fotos desgarradoras de madres que lloran a sus hijos muertos en la morgue de Bello Monte. Imposible mantenerse indiferente ante ese reflejo de la realidad. A los que se conmovieron, Huggins les dijo “el dolor cambia, nunca desaparece. Se aprende a vivir con él”.

La psicóloga insistió en el derecho que tienen las víctimas a elaborar y vivir su duelo. “El camino del duelo hay que transitarlo. El duelo es un derecho”, reiteró.

Por eso es tan importante y oportuna la ayuda psicológica y recordó que hay lugares en Caracas donde se ofrece en forma solidaria. “El miedo hay que asumirlo y enfrentarlo”, dijo la investigadora social.

Se refirió a la violencia como un aprendizaje y la creencia de muchos de que es una forma válida de relación entre los seres humanos y de resolución de conflictos. “La violencia debe convertirse en el tema número 1 de las organizaciones sociales”, dijo, y debe incorporarse en ese estudio a la corrupción como una forma de violencia institucional. “La violencia es el líquido amniótico de Venezuela”, señaló.

Las víctimas tuvieron la oportunidad de constituir un panel y de hablar de su participación en los procesos de justicia y reparación de sus propios casos. En efecto, la voz colectiva de las víctimas puede potenciar una suma de voluntades hasta convertirse en organización

La participación de las víctimas se perfila como un ejercicio de ciudadanía que contribuye a combatir la impunidad y a fortalecer el sistema democrático.  Las víctimas han entendido que son el poder que impide sostener la historia oficial y falseada.

“Justicia no es sinónimo de venganza, sino de reconciliación”, reflexionó Liliana Ortega, mientras hacía referencia a las historias de Eloísa Barrios, miembro de una familia de Aragua de la que han sido asesinados 11 miembros;  Ignacio Landaeta, un padre,  también de Aragua, que perdió a dos hijos; Luis Uzcategui,  activista y defensor de Falcón que pidió mantener la lucha; Alejandra Blanco, del estado Vargas, que aún espera justicia en la desaparición forzada de su esposo en 1999  e Yris Medina, fundadora de @COFAVIC, cuyo esposo fue asesinado en el Caracazo.

Todos dijeron que la clave está en mantener la lucha, en ser pacientes, en perseverar, en nunca perder la fe.  Por eso en psicología se habla de la personalidad resistente, esa que suele aflorar luego de un suceso traumático, y esa ha sido la clave de las víctimas.

 

Cofavic

Rectores de UCV y UCAB afirman que el revocatorio es la vía para superar la crisis sin violencia

UCV-

Las máximas autoridades de las universidades Central de Venezuela y Católica Andrés Bello, Cecilia García Arocha y José Virtuoso, avalan que se active el mecanismo previsto en el artículo 72 de la Constitución para destrabar el juego político

La escasez, la galopante inflación –que el Fondo Monetario Internacional (FMI) calcula que este año cerrará en 720%– o la violencia criminal que ya se ha cobrado más de 100 mil vidas en los últimos tres lustros, son para las universidades síntomas de la enfermedad que padece el país: la crisis legitimidad. Como remedio para curarla en paz apuntan al referendo revocatorio.

“La crisis venezolana tiene un origen político, es una crisis que afecta a las instituciones y al liderazgo político”, afirmó el rector de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), José Virtuoso.

“El Gobierno está profundamente cuestionado por amplios sectores de la sociedad, así lo revelaron los resultados del 6 de diciembre y ello le impide tomar las medidas necesarias para superar las consecuencias que esa crisis política tiene en lo económico y lo social. El revocatorio es la vía idónea para destrabar la actual situación porque, sea cual sea el resultado que arroje ese referendo, ataca la crisis de legitimidad”, agregó.

En similares términos se pronunció la rectora de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Cecilia García Arocha. “La crisis que padece Venezuela es muy fuerte y al Gobierno se le ha ido de las manos. Las autoridades han demostrado ser incapaces de dar respuestas a problemas como la inseguridad, la escasez de alimentos y medicinas o la inflación, de tal manera que es necesario que se produzca un cambio y quienes creemos en la democracia debemos apoyar el revocatorio”, afirmó.

La rectora aseveró que las casas de estudio forman parte de esa mayoría que desea un cambio de timón en el Palacio de Miraflores. “Estamos sufriendo los embates de la violencia, la asfixia de la falta de recursos y el agotamiento por decisiones que buscan paralizarnos como la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de impedir la celebración de nuevas elecciones de autoridades y de estudiantes”, afirmó.

¿Pero ese mecanismo se podrá poner en marcha vistos los obstáculos que el Consejo Nacional Electoral (CNE) está imponiendo? “Hay que poner todo el empeño en esa solución, porque el otro camino es el de la confrontación y la guerra y allí ganará el más fuerte. Este es un camino más tortuoso y difícil, pero así son todos los caminos democráticos”, replicó Virtuoso.

El mismo argumento ofrecen los rectores cuándo se les consulta sobre las garantías de que esa eventual consulta permita superar la crisis, visto lo que ha ocurrido con los resultados de las pasadas elecciones parlamentarias. “Si el Gobierno y la oposición siguen aceptando resultados solo cuando les convienen no avanzaremos nunca”, dijo el rector de la UCAB, mientras que su colega de la UCV agregó: “El liderazgo debe entender que el país necesita un Gobierno de entendimiento, donde se llame a los mejores para resolver los problemas”.