Crisis archivos - Runrun

Crisis

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) dijo este miércoles que debe recaudar 255,9 millones de dólares para llegar en el 2020 a 2,7 millones de niños y niñas necesitados en Latinoamérica y el Caribe, donde “varias crisis afectan los derechos de la infancia”.

“UNICEF hace el mayor llamado de recaudación de fondos para ayuda humanitaria en Latinoamérica y el Caribe”, indicó el organismo en un pronunciamiento público divulgado por su oficina regional en Panamá.

Los fondos permitirá a UNICEF dar asistencia urgente a niños y niñas afectados por emergencias en Venezuela (153,2 millones de dólares), países afectados por la migración de Venezuela (64,6 millones) y Haití (18,6 millones).

La acción humanitaria de UNICEF en 2020 es la de proporcionar acceso a servicios de agua, saneamiento, nutrición, educación, salud y protección a los niños afectados por conflictos y desastres.

De la mano con sus socios, los objetivos de UNICEF en América Latina y el Caribe incluyen atender a 2,7 millones de niños en la región, de los 7 millones en situación de necesidad.

 

También alcanzar a 2,6 millones de personas en Venezuela afectadas por los desafíos económicos y políticos, de los cuales 2 millones se beneficiarán del acceso al agua potable, y llegar a 1,3 millones de personas en países afectados por el flujo migratorio venezolano en América Latina y el Caribe, incluidos más de 630.000 niños.

 

Bernt Aasen, director regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, recordó que en 2019, el número estimado de personas que necesitaban asistencia humanitaria en América Latina y el Caribe “se duplicó en comparación con el año anterior”.

En los primeros 8 meses de 2019, UNICEF y sus aliados llegaron a 226.000 niños en América Latina y el Caribe, quienes recibieron educación, salud, nutrición, agua y saneamiento, asesoramiento o inclusión social como parte de la respuesta a los flujos migratorios desde Venezuela.

 

“Estimamos que la violencia, la desigualdad, la migración y los fenómenos meteorológicos extremos llevarán a unos 7 millones de niños, niñas y adolescentes a buscar y depender de la ayuda de emergencia en 2020. A menudo ellos son quienes sufren primero y sufren más”, indicó Aasen.

 

La directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, señaló que “hoy, en todo el mundo, estamos viendo la mayor cantidad de niños que necesitan asistencia en situaciones de emergencia desde que comenzamos a tener registros”.

“Uno de cada cuatro niños vive en un país afectado por el conflicto o los desastres”, afirmó Fore, tras presentar la mayor solicitud a los donantes hasta la fecha, que representa 3,5 veces más fondos que los solicitados en 2010.

Fore remarcó que los conflictos, el hambre, las enfermedades infecciosas y los fenómenos meteorológicos extremos relacionados con el cambio climático “fuerzan a millones de personas a buscar ayuda para salvar sus vidas”.

Guaidó ratifica que AN investigará a diputados mencionados en trama de corrupción
El presidente del Parlamento invitó a ONG, periodistas y sociedad civil para investigar a los parlamentarios
Anunció que habrá reestructuración de la Comisión de Contraloría

El presidente encargado y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó aseguró que el Parlamento iniciará una investigación a la Comisión de Contraloría y también a los diputados mencionados en el reportaje de investigación de Armando.info, que indica que están implicados con Alex Saab y su grupo.

En rueda de prensa, Guaidó indicó que una de las primeras acciones es declarar la invalidez de las “cartas de buena conducta” otorgadas a ciudadanos investigados en corrupción de las cajas y tiendas CLAP.

Igualmente ratificó la remoción de estos diputados de la Comisión de Contraloría y la reestructuración de la misma, aunque no aclaró si nombrará a otros parlamentarios.

Guaidó invitó a organizaciones no gubernamentales, sociedad civil y periodistas a formar parte de esta investigación.

Además en el consejo del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, del próximo martes, el comisionado de relaciones exteriores, Julio Borges, llevará los nombres y se ratificará denuncia e investigación de implicados en corrupción.

“A los diputados señalados les digo, pónganse a disposición de la investigación, el que no la debe no la teme”, señaló.

El presidente reconoció que tenían información sobre un supuesto saboteo, con compra de diputados, de cara a la elección de la Junta Directiva el próximo 5 de enero.

Aseguró que luego de la investigación, si hay lugar, se le allanaría la inmunidad parlamentaria a esos diputados y serían removidos de sus cargos.

“Esta investigación está aún en curso, pero si quiero advertir a todo el país que esto no es simple corrupción: es corrupción y conspiración para mantener a Maduro en el poder”, recriminó el mandatario.

Apoyo a la prensa

Guaidó expresó su apoyo a la prensa y periodistas venezolanos.

Aseguró que los medios de comunicación libres son un contrapeso al poder. Igualmente invitó a los periodistas de Armando.info a aportar toda la información que tengan sobre este caso.

“Es fundamental la investigación y es vital la información que podamos obtener”, agregó.

De los dineros del Estado venezolano se ha enriquecido casi toda la llamada clase política venezolana. Ha hecho lo mismo que la casi todos los grandes empresarios venezolanos, quienes se desarrollaron a partir de los grandes negocios con el Estado. No es extraño que así haya ocurrido, pues en Venezuela la riqueza, luego del advenimiento del petróleo, ha sido casi exclusivamente estatal.

Si analizamos desde 1958, en los dos momentos de gran acumulación ocurridos se han fortalecido los capitales existentes y se dio paso a nuevos grupos burgueses: los identificados con Carlos Andrés Pérez y recientemente los generados alrededor de Hugo Chávez Frías y sus herederos. Nada nuevo sobre la tierra.

En el caso de la corrupción, que involucra la dilapidación y sustracción de recursos públicos por parte de los funcionarios, con participación privada, los mecanismos instrumentados en este largo período fueron alrededor del control (¿descontrol?) de cambios y de los contratos de importación con el gobierno. Nada diferencia a las administraciones adeco copeyanas y chavecistas en esta materia.

Ambas actuaron en el mismo sentido, tanto en la instrumentación de un modelo económico basado nada más en la producción de combustible fósil sin mayor valor agregado, como en el reparto de las riquezas generadas por la vía de la adjudicación de divisas y de los contratos. Otras explicaciones son simple cháchara.

Era entonces muy fácil saber lo que iba a ocurrir con los partidos opositores de la Asamblea y su dirigencia, una vez autoproclamado Guaidó como doble presidente, de la Asamblea y de la República, con el respaldo total del gobierno estadounidense.

Su acceso a los activos venezolanos en el exterior, CITGO entre ellos, y al financiamiento gringo de todas sus actividades políticas, sin control de nadie y con el beneplácito de una parte de la población venezolana, necesariamente tenía que conducir a la entronización de la corrupción como actividad fundamental de esta “clase” política. Así lo dije desde el mismo momento que se habló de “ayuda humanitaria” y de asumir el control de CITGO. “Zamuros cuidando carne”, pensé.

Por todo eso, no me extrañó la francachela del diputado Superlano en Cúcuta, ni que le hubieran robado 250 mil dólares destinados a la ayuda humanitaria, hechos reseñados públicamente por la prensa y confirmados por Calderón Berti en su informe. Tampoco me sorprendí de que unos rateros designados por Guaidó hubieran hecho negocitos, con el dinero destinado a mantener a los militares venezolanos sedicentes en Cúcuta. Un periodista conocido, serio hasta donde sé, llegó a increparme y casi a defender estas atrocidades exigiéndome pruebas, cuando lo que hice fue denunciar hechos que requerían una investigación y deducir que ésta sería la conducta de toda esa mafia de politiqueros corruptos. Ahora tiene las pruebas.

Otro tanto pasó luego con los bonos que fueron legalizados por la propia AN que los había declarado ilegales. Y luego vino CITGO y la designación ilegal de su directiva y su manejo discrecional por la banda de Guaidó. Pero no contentos con esto, con el mayor cinismo posible designaron como Procurador Especial para defender CITGO al abogado utilizado por la empresa que nos la quiere arrebatar.

Prevaricación se llama eso y es penado en todos los países del mundo. Pero aquí, callan todos los líderes opositores y muchos de sus seguidores, abogados algunos que en el pasado enfrentaban este tipo de depravaciones. Y allí está el señor Hernández, protegido y actuando en los futuros grandes negocios de la reconducción de la deuda y los empréstitos, que ya saborean.

Nada me extrañó entonces la destitución de Calderón Berti luego de su informe, persona a quien no conozco ni tengo cerca política ni ideológicamente, pero cuyas declaraciones son más que claras para quienes quieran ver. No es el Fiscal General de Maduro quien lo dice; es un hombre de ellos mismos y a confesión de parte, relevo de pruebas. No me equivoqué entonces al vaticinar todo este desastre. Ni al decir, como hoy repito, que si son éstos quienes van a salvar al país, Dios salve a Venezuela.             

Autoridades del pueblo pemón denuncian ante instancias nacionales e internacionales la masacre de Ikabarú
Los indígenas exigen respeto a su territorio y una investigación sobre lo ocurrido en Ikabarú
Exhortan al Gobierno a llevar a cabo una investigación conjunta con la Jurisdicción Especial Indígena

Las autoridades del pueblo indígena pemón del sector VI denuncian ante instancias nacionales e internacionales, la masacre de Ikabarú, donde fueron asesinadas 8 personas, entre ellos un indígena de la comunidad Manak Krü.

En un comunicado recordaron que la Constitución establece en su artículo 119 el reconocimiento por parte del Estado de los pueblos indígenas.

Igualmente reclaman que su dignidad es violada constantemente, “cuando se nos trata como raza inferior en documentos, investigación social, trabajos periodísticos, noticias infamantes, así como también autorizan sin nuestro consentimiento la ejecución de obras o incursión militar, turismo nacional e internacional, tomar fotografías en nuestras viviendas con fines comerciales y pretenden sacar todo tipo de beneficio personal y económico en nombre nuestro”.

Exhortan al Gobierno a llevar a cabo una investigación conjunta con la Jurisdicción Especial Indígena. Por eso señalaron que el artículo 132 de la Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas, da la potestad a los indígenas de investigar, decidir y ejecutar las decisiones en cuanto a controversias o conflictos que susciten en su territorio.

Las autoridades del pueblo pemón también rechazaron la militarización del aeropuerto y la instalación de una alcabala móvil antes del 5102 Escamoto, cerca del puente dirección La Línea (Brasil)- Santa Elena de Uairen.

Repudian el amedrentamiento por parte de efectivos militares hacia su cuerpo de seguridad indígena “y la incursión que se pretende realizar en las comunidades indígenas de algún órgano de seguridad”.

Por lo tanto los indígenas piden que el Estado cumpla y aplique todos los instrumentos internacionales sobre Derechos Humanos y lo que se refiere a los pueblos indígenas.

Más de 70 mil personas con VIH no cuentan con atención adecuada en Venezuela

Foto: Acción Solidaria

Sobre el VIH y el Sida en Venezuela solo hay datos parciales: no se sabe con exactitud cuántas personas viven con el virus y cuántas se complicaron. Tampoco se conoce con precisión cuántas han fallecido en 2019. La información epidemiológica acerca de esta situación permanece en la opacidad y solo se compara con las oscuras condiciones en las que sobreviven los diagnosticados, al menos los que aún están en el país, en la nación que desde 2017 atraviesa por una emergencia humanitaria compleja. 

Hoy, cuando se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, apenas se conoce que 72.893 personas con el Virus de Inmunodeficiencia Humana han sido atendidas este año en centros de salud del Estado. Pero no hay estadísticas confiables acerca de los fallecidos por el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.

Lo que se sabe  

Las cifras más recientes fueron expuestas en el informe oficial presentado hace un mes por Raúl Leonett, jefe del Programa Nacional de Sida del Ministerio de Salud de Venezuela, durante el acto de apertura de la Misión Técnica Conjunta Organización Panamericana de la Salud y la Oficina de las Naciones Unidas para el Sida (ONUSida).

El documento es un requisito exigido por ONUSida para la evaluación e implementación del programa a través del cual la ONU envía insumos y aprueba recursos, vía cooperación técnica, al Estado. Conocido como Plan Maestro para el fortalecimiento de la respuesta al VIH, tuberculosis y malaria en Venezuela, este se ha convertido en la única forma de abordaje e inversión del gobierno venezolano para atender a los infectados por el virus. 

Con datos hasta el pasado mes de octubre, al principio del informe se revela que 66.071 personas habían sido diagnosticadas con VIH o se encontraban en la última etapa de la enfermedad, denominada Sida. Sin embargo, en los párrafos siguientes se contradice esta cifra, al agregar que 67.381 personas es el total de diagnosticados.

Puede seguir leyendo en El Pitazo

Se estima que en 2020 habrá 6,5 millones de migrantes venezolanos en el mundo

La escasez de alimentos, la situación de derechos humanos en Venezuela, la violencia y las amenazas ha provocado que más de 4,6 millones de venezolanas y venezolanos huyeran de su país para buscar una vida mejor en otros países del mundo, según la Plataforma de Coordinación para Refugiados y Migrantes de Venezuela.

La agencia Deutsche Welle (DW) entrevistó a Olga Sarrado Mur, la portavoz de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) sobre la situación actual de los refugiados venezolanos y las perspectivas para el futuro.

“Calculamos que para 2020 habrá 6,5 millones de refugiados venezolanos en el mundo. La gran mayoría de ellos, unos 5,5 millones, en Latinoamérica y el Caribe. Es muy difícil comparar este fenómeno con otras crisis en el mundo. Pero observamos que este éxodo continúa”, dijo Sarrado. 

 

Hay cerca de 3.000 a 5.000 venezolanos que continúan saliendo cada día de su país, y cada vez en una situación de mayor vulnerabilidad, con más necesidades de acceso a la salud, a los alimentos y a la educación, y con altos niveles de trauma y estrés por la inseguridad y la violencia que están dejando atrás”, dijo en la entrevista.

 

Insistió en que “también se trata del desplazamiento interno más grande de la historia reciente de América Latina, y se lo puede comparar con otros grandes éxodos actuales en el mundo. Lo que nos preocupa es que, a pesar de la magnitud que tiene, se lo está invisibilizando. Se necesita más apoyo de la comunidad internacional, no solo para los venezolanos, sino también para los países que los están recibiendo, para que puedan mantener esa solidaridad”.

 

Sarrado Mur explicó que el plan de atención para la migración en América Latina requiere  “de 1.350 millones de dólares hasta 2020”.

 

“El plan requiere de 1.350 millones de dólares hasta 2020, para poder asegurar esa respuesta. Lo más importante es que esos fondos lleguen pronto para poder iniciar esas actividades coordinadas a lo largo de la región. Este año, a finales de noviembre, solo se ha financiado un 50% del plan. Eso significa que las actividades consideradas claves para cubrir esas necesidades básicas de los migrantes no se han podido llevar a cabo, dejando a personas sin la seguridad ni la protección que necesitaban”, apuntó en sus declaraciones.

 

*Con información dw.com

La disposición de los venezolanos a seguir protestando en las calles del país se mantiene, según el más reciente estudio de Hercon Consultores.

Según la encuesta, 72.7% de los consultados está “dispuesto a seguir protestando” contra la crisis económica; mientras que el 13.5% dijo que sus razones son contra la crisis social y 9.6% contra la crisis política.

Cabe destacar que estos resultados fueron recogidos luego de la convocatoria del pasado 16 noviembre, realizada por el Presidente (e) de Venezuela, Juan Guaidó.

El estudio de Hercon Consultores reveló que ocho de cada 10 venezolanos manifestó que existen “muchas razones” para haber salido a protestar el 16N.

 

De las 800 personas consultadas, el 70.8% señala a Nicolás Maduro como el responsable de la crisis que se vive en Venezuela; el 9.8% dice que es el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv); y un 7.2% habla de las sanciones.

 

A la pregunta de ¿quién hace más daño a la economía?, 81.2% dijo que Maduro siga en el poder; mientras que 13.0% respondió que las sanciones.

Ante esta situación; el 57.6% de los encuestados dijo que “confía más” en Juan Guaidó para resolver la crisis; y sólo un 18.2% en Maduro; mientras que el 24.2% restante, prefirió no responder.

La encuesta fue telefónica y sobre una base es de 800 personas mayores de edad e inscritas en el Consejo Nacional Electoral; la fecha de la recolección de datos fue entre el 18 y 22 de noviembre en todo el país. El nivel de confianza de la encuesta es del 90%.

 

B. BFincheltub Nov 24, 2019 | Actualizado hace 2 semanas
Ser venezolano hoy, por Brian Fincheltub

Esta semana viendo lo que pasa en la región confirmaba lo difícil que es ser venezolano. Difícil para quienes están dentro, pero también para quienes sufren nuestro gentilicio afuera. Aclaro que no es un tema de sentirse menos o más orgullosos de donde venimos, se trata de la pesada carga que significa haber nacido o crecido Venezuela en plena era socialista. Si, la carga económica es pesada, pero me atrevería a decir que la emocional lo es en mayor medida. Si algo nos ha robado el socialismo es la tranquilidad y es que estés donde estés nunca escapas a la situación país. Si lograste escapar del drama nacional buscando nuevos horizontes fuera, tu cabeza sigue junto a tu familia y si has tenido la suerte de lograr salir con tu familia, tus recuerdos siguen donde naciste.

Es cierto que en épocas de inestabilidad interna el estado de ansiedad aumenta, sobre todo para quienes estamos lejos. Nos preocupamos por los nuestros, por su integridad. Pero en el fondo de todo el caos, nos da esperanza ver a la gente luchando, nos da seguridad ver a la gente de pie porque sabemos en la medida que siga siendo así no lograrán imponerse. Otro sentimiento es el que al menos a mi me producen situaciones como la actual. No hay estado que me desespere más que ese donde una una calma se apodera del país. Digo que no es calma porque tal cosa no existe en Venezuela. Lo que se ha impuesto es la paz de fusiles, la gente no ha normalizado necesariamente la tragedia que vive pero frente al alto costo de protestar y la ausencia de resultados inmediatos, quienes están dentro se refugian en su vida privada, una estrategia de supervivencia frente a un entorno donde ciertamente sobrevivir es la prioridad.

En el exterior vemos la situación con pesar, sobre todo porque muchos aspiramos a volver a Venezuela una vez la libertad y la democracia sean reconquistadas. No se trata de una posición cómoda, muchos no hemos tenido otra opción. Nuestra promesa es ayudar a reconstruir el país y así pagar nuestra deuda con quienes adentro no dejaron de luchar. Desde afuera muchos no hemos dejado de luchar, de trabajar y prepararnos  pensando en el momento en el que nos toque regresar. Siempre teniendo en mente que todo lo aprendido y vivido fuera de nuestras fronteras nos va a ayudar a poder servirle más y mejor a Venezuela. Para lograr que se acabe esta pesadilla y todos pronto podamos volver es clave la presión nacional e internacional.

Mientras esta espera se hace interminable, en muchos países de la región nuestros connacionales sufren las consecuencias de las migraciones masivas. Nunca antes fue tan difícil ser venezolano dentro y fuera del país, esto lo han comprobado sobre todo quienes han sido  víctimas de discriminación y xenofobia, en países donde se ha instalado un discurso que culpa a nuestro gentilicio de todos los males habidos y por haber.

Como millones más que esperan volver, solo espero que esto termine pronto. Que no haya inocentes que teman decir de dónde vienen y que nacer en un determinado lugar no te condene para siempre a la miseria. Para que esto se acabe, todos tenemos que trabajar, sin descanso, por más agotador que parezca y aunque los resultados no sean evidentes. Es la sola opción que tenemos, la otra es rendirnos.

@BrianFincheltub