Corpoelec archivos - Runrun

Corpoelec

Expropiaciones en Venezuela, una estrategia que terminó en fracasos
Salida del aire de Directv derivó posteriormente en su intervención estatal

Vuelven antenas, ganchos de ropa, alambres y todo el mundo en señal abierta. Nos estamos viendo chévere”, ironizó el presidente venezolano,Nicolás Maduro, al comienzo de la embestida bolivariana contra DirecTV ,que finalmente terminó con su expropiación y el encarcelamiento de tres directivos principales. Muy pocos se rieron de su gracia.

La salida del aire de la operadora, perteneciente al gigante estadounidense AT&T, derivó posteriormente en su intervención estatal. Un nuevo dejá-vù revolucionario, con el grito de fondo de Hugo Chávez , el famoso “¡Exprópiese, exprópiese!” con la excusa de que “allí vivía Bolívar recién casado y ahora lo que están son negocios”.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) designó a un poderoso coronel, Jorge Eliécer Márquez, como nuevo director que ya sueña con incorporar los restos de DirecTV a su Corporación Socialista de Telecomunicaciones. Su misión parece hoy imposible: el chavismo no puede restablecer un servicio que depende del satélite de AT&T. Las famosas expropiaciones chavistas no han llegado, al menos todavía, al espacio.

La historia se repite así en Venezuela , pese a que el tiempo fue demostrando que las nacionalizaciones que Chávez comenzó al calor de la bonanza petrolera son una de las principales claves de la debacle económica de Venezuela. Maduro continuó la obra del “comandante supremo” en condiciones muy distintas: poco quedaba por expropiar.

Las estadísticas del Observatorio de Gasto Público de Cedice (Centro de Divulgación del Conocimiento Económico) y de la patronal Conindustria son aplastantes: en 21 años de revolución más de 5000 empresas fueron expropiadas, nacionalizadas o intervenidas por el gobierno; de ellas, solo sobreviven 3000, y la mayoría a muy duras penas . No se conoce un solo éxito económico entre todas.

“Sin duda se trata de un daño cuantioso a la economía nacional. Venezuela es hoy un cementerio de empresas, incluyendo las expropiadas en el sector petrolero, como Exxon Mobil y ConocoPhillips, que han ganado al Estado en los tribunales”, precisa a LA NACION el diputado exiliado José Guerra, uno de los que investigaron en el Parlamento el gran lastre nacional de las expropiaciones. Una empresa quebrada tras otra a ritmo militar, encargados de la gestión de una buena parte de las expropiaciones.

Peor ejemplo del mundo

En Caracas nadie duda de que el sistema eléctrico no sería tan débil si no se hubieran producido las expropiaciones de hace 13 años. Y ese sólo es uno de los casos.

“Venezuela es el peor ejemplo que existe en el mundo”, resume Francisco Martinez, expresidente de la patronal Fedecámaras y buen conocedor de la política expropiatoria de la revolución. “El tema no es tanto las expropiaciones como su resultado, que es el cierre de las empresas. Los gobiernos que se apropian indebidamente de la propiedad privada terminan destruyendo la propiedad privada, pulverizando a las empresas y devastando al país. Un manejo irresponsable que va más allá al promover un marco legal que impide atraer inversiones y levanta un cerco legal a las empresas que no pueden expropiar. Les imponen unas camisas de fuerza que le impiden operar”, sintetiza para LA NACIÓN.

Si algo sobra en Venezuela son los cadáveres de esta política, empezando por Agroisleña, cuya intervención y reconversión en Agropatria horadó profundamente la producción de alimentos. La empresa, creada por emigrantes españoles, comercializaba materiales, insumos y agroquímicos para el agro venezolano, incluso financiaba muchas siembras.

“Chávez tuvo dos etapas, la primera fue agrícola, pensó que iba a hacer una revolución agraria y expropió más de 5 millones de hectáreas, hatos, haciendas, complejos. Agroisleña era la principal proveedor de semillas, una especie de banco agrícola sin ningún tipo de compensación”, explica Guerra. Valorada en 450 millones de dólares, sus propietarios no fueron indemnizados.

Cuando el gobierno se quedó con Hacienda Bolívar abastecía parte del mercado de carne con su ganadería. Hoy sólo quedan sombras. Kelloggs, Aceites Diana, casi todos los centrales azucareros, Lácteos Los Andes, el 60% de los bancos del país, Conferrys para transporte marítimo. La lista es tan larga que haría falta un periódico entero para describir todas las vicisitudes vividas.

La gran paradoja bolivariana, que siempre la hay, es que las primeras expropiadas internacionales resultaron beneficiadas a la vista de la actual situación. “En Venezuela muchas empresas grandes y medianas fueron expropiadas. CANTV (teléfonos), Electricidad de Caracas, Cementos, Sidor (una de los complejos siderúrgicos más grandes de América Latina), Banco de Venezuela y pare de contar. Y los dueños de entonces están ahora aliviados de haber sido expropiados, porque esas empresas no valen nada hoy en día. En su momento les pagaron cantidades razonables, pero no a todos “, describe a LA NACION el economista Urbi Garay.

Venezuela cuenta hoy con una base industrial del 20% y 30% la capacidad instalada del país, pero las operaciones en estas son un 60% menos . “Son niveles muy precarios. La expropiación es la peor ruta y nada que se parezca a Venezuela y que se quiera replicar es un buen ejemplo”, sentencia Martínez.

Vivir con el temor a una oscuridad perenne
Este 7 de marzo se cumple un año del mega apagón nacional y habitantes de Táchira y Zulia, dos de los estados más afectados por el corte eléctrico, coinciden en que temen un episodio similar al de 2019
El presidente de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica, Winston Cabas, dijo que de los 34 mil megavatios disponibles en Venezuela solo están en funcionamiento 8 mil.
De acuerdo al Comité de Afectados por los Apagones, 87.610 fallas eléctricas se produjeron en el territorio nacional durante 2019. En lo que va de este año se han contabilizado 10.210 interrupciones
En Caracas se han producido interrupciones y bajas en el servicio en las últimas horas. También en los estados Portuguesa, Barinas, Mérida, Táchira y Aragua 

 @franzambranor

Para Rosalinda Hernández la cotidianidad en el estado Táchira se divide en antes y después del 7 de marzo de 2019. Luego de esa fecha en la que se produjo un apagón nacional de al menos 96 horas, la vida dio un vuelco para los habitantes de esa región.

Cada vez que hay un bajón de luz, Rosalinda sufre un deja vu. Se traslada automáticamente a marzo del año pasado, cuando la ciudad era un caos por el prolongado corte de servicio eléctrico y la incertidumbre era la principal constante en las calles.

Aunque el gobierno esgrime la tesis de que el mega apagón fue producto de un sabotaje orquestado desde los Estados Unidos, el presidente de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica, Winston Cabas, sostuvo que la falla se originó debido a un incendio en la subestación Malena, cercana a la represa del Guri, luego del sobrecalentamiento de dos de las tres líneas de 765 kilovoltios. 

La falla activó el sistema de protección de la central de Guri e igualmente una salida de sincronización de la represa de Caruachi. También provocó la caída del sistema del bajo Caroní y dejó operando únicamente la central hidroeléctrica de Macagua.

Venezuela en ese momento pasó a depender del sistema termoeléctrico, que representa apenas 2.500 megavatios, los cuales no alcanzaron para que Rosalinda y el resto de los tachirenses tuvieran electricidad en sus casas.

De acuerdo a Rosalinda los apagones no han cesado en San Cristóbal. “El 15 de febrero de este año hubo uno de 18 horas. Que se vaya la luz ahora forma parte de la cotidianidad del tachirense. Está latente el temor de volver a vivir algo como lo del 7 de marzo”.

Según el Comité de Afectados por los Apagones, 87.610 fallas eléctricas se produjeron en el territorio nacional en 2019, un promedio de 240 cortes por día. El estado Zulia se llevó la peor parte con 5.000 horas sin servicio de electricidad. 

De acuerdo al Comité de Afectados por los Apagones, las pérdidas por electrodomésticos dañados a nivel nacional superaron los 20 millones de dólares. 

En lo que va de 2020 han contabilizado 10.210 interrupciones. 

A horas de cumplirse un año de la fatídica fecha, Caracas ha padecido de interrupciones eléctricas en varios sectores. Este jueves 5 de marzo, La Florida, La Campiña, El Bosque, Las Palmas y Bello Monte se quedaron sin servicio por un lapso de 10 horas. La corriente se restableció en la noche, pero en algunas urbanizaciones se volvió a ir en la mañana del 6 de marzo. También en estados como Portuguesa, Barinas, Mérida, Táchira y Aragua se reportaron fallas. 

Tierra del sol no muy amada 

En el mismo eje fronterizo con Colombia, a 438 kilómetros de distancia, en Maracaibo Orlando Aguirre igualmente considera que el 7 de marzo de 2019 marcó un punto de quiebre en el país.  

“Desde ese momento todo cambió de la noche a la mañana. Fue un episodio crítico en Maracaibo. Fue sumamente difícil tener que replantearse el estilo de vida”, dijo Orlando.

A diferencia del Táchira, después del apagón nacional, el estado Zulia quedó con un régimen de racionamiento de 12 horas diarias, divididos en bloques de 6 horas.

“No sé qué será peor”, salió al paso Rosalinda desde Táchira. “Porque al menos ellos tienen noción de cuando se les va a ir la luz, nosotros no”, agregó.

Con un hijo de 9 y una niña de 5 años, a Orlando le tocó hacer malabares para mantener la cordura en esos aciagos días de oscuridad prolongada. “Tuvimos que mudarnos del apartamento por una temporada. La carestía de los servicios hizo más hostil la convivencia en todos los sentidos. El sálvese quien pueda se sentía en la ciudad. Toda la familia tuvo que adaptarse a las circunstancias, incluso los niños”. dijo Orlando.

 

12 claves del nuevo apagón masivo que sufrió el país el #22Jul

 

La abuela de Orlando falleció el 5 de marzo, dos días antes del apagón. Junto a su hermano Carlos le tocó gestionar el sepelio y el entierro de su familiar en medio de una hecatombe.

Cerca de la casa de la madre de Orlando en la urbanización marabina de Sabaneta, comercios fueron saqueados, la estaciones de gasolina estaban clausuradas, no había agua potable y el transporte colectivo era inexistente. Era como una ciudad del lejano oeste a punto de ebullición.

De acuerdo a estimaciones de Fedecámaras, 20% de los establecimientos comerciales, alrededor de 600, fueron saqueados en el estado Zulia durante el apagón de 2019, generando pérdidas de hasta 1.000 millones de dólares.

En San Cristóbal, la historia tenía grandes similitudes. Uno de los aspectos que más recuerda Rosalinda era la imposibilidad de establecer contacto a distancia. “Cada vez que se va la luz quedamos incomunicados, porque las operadoras de telefonía celular colapsan”, sentenció Rosalinda. 

Sombras nada más

Para Winston Cabas, la posibilidad de experimentar una situación parecida o peor a la de marzo de 2019 es cada día mayor.

“Si no hay inversión, no se hace mantenimiento a los equipos, no hay personal calificado en la empresa eléctrica y se han ido alrededor de 22 mil profesionales de Corpoelec, es obvio que las cosas seguirán en picada”, dijo el presidente de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica. 

A juicio de Cabas, la inversión de 30 mil millones de dólares que se hizo hasta 2016 atendiendo el decreto de emergencia eléctrica de Hugo Chávez en 2010 para supuestamente recuperar el sistema, se perdió.

“Beneficiaron a algunos grupos allegados al gobierno para comprar plantas termoeléctricas a países aliados del chavismo. Muchas de ellas ya estaban usadas y las vendieron como nuevas”, dijo Cabas. 

 

La oscuridad puede prolongarse en Venezuela 

 

De acuerdo al ingeniero eléctrico, de los 34 mil megavatios que posee Venezuela, apenas se disponen de 8 mil para satisfacer la demanda nacional.

Cabas hizo especial énfasis en la central de Tocoma en el río Caroní, cuyo costo se elevó a 9 mil millones de dólares y hasta ahora no ha generado ni un megavatio y también al Parque Eólico de Paraguaná, que sigue sin producir energia electrica.

¿Hay luz al final del túnel?

Con una inversión mil millonaria financiada por organismos internacionales y el cambio de la política administrativa, Winston Cabas considera que se puede recuperar el sistema eléctrico en Venezuela en un lapso de 5 a 6 años.

“Mientras no haya una alteración en la estructura política del país, la vulnerabilidad del sistema lamentablemente va a continuar”, dijo el experto en materia eléctrica.

Cabas debió irse de Venezuela luego que el constituyentista Diosdado Cabello lo acusara de conspirar contra la República a raíz de unas declaraciones que dio sobre la situación eléctrica.

Orlando Aguirre aseguró que el marabino ha buscado formas de sortear el drama de la electricidad en la región. “Aquí es muy común que la gente tenga una planta eléctrica, no tienes que ser una persona de clase alta para contar con una”, dijo. 

Rosalinda Hernández sostuvo que el tachirense se refugia en la cercanía con Colombia para paliar la crisis de los servicios públicos.

“Lo único que nos salva es que Cúcuta queda a 40 minutos. A veces me ha tocado ir a trabajar para allá, porque hay luz y el internet vuela”, indicó la tachirense. 

Por ahora, tanto Rosalinda como Orlando aseguran que seguirán en sus respectivas ciudades, pese a la fragilidad del servicio eléctrico.

“Yo estoy enamorada de este país y tengo fe en que las cosas van a cambiar y vamos a salir fortalecidos de todo esto”, aseveró Rosalinda.

“Me ha pasado por la cabeza irme de Maracaibo, pero las ganas de quedarme y de afrontar esta situación son mucho más fuertes. La clave de todo esto es que para permanecer aquí tienes que tener un plan, de lo contrario el colapso casi que te puede hacer enloquecer. Nos ha hecho crecer mucho el hecho de saber manejar las adversidades y no desesperarse”, sentenció Orlando.

Tarek William Saab anunció la desarticulación de bandas que robaban materiales de Corpoelec y Pdvsa

El fiscal general designado por la asamblea nacional constituyente, Tarek William Saab, informó sobre el desmantelamiento de bandas que robaban material “estratégico” de Corpoelec y también de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

“El día de hoy informamos al país sobre dos golpes importantes ejecutados contra bandas dedicadas al hurto y comercialización ilegal de material estratégico perteneciente a empresas del Estado”, agregó el fiscal en declaraciones a la prensa.

Saab explicó que el 22 de octubre se descubrió en un galpón de la empresa Instalaciones Eléctricas Jairo Chirinos en Guacara, estado Carabobo, un carrete de cable lineal de cobre de mil metros, con un peso de seis toneladas.

Aseguró que el material encontrado fue sustraído de Corpoelec por Alberto Alzate, quien trabajaba en la empresa como gerente de distribución. Igualmente fue detenido Jairo Chirinos, propietario de Instalaciones Eléctricas.

Luego de las detenciones, el fiscal indicó que también encontraron equipos eléctricos y aires acondiciones, propiedad de Corpoelec en la vivienda de Alzate.

Igualmente denunció que el 23 de octubre se hizo una inspección en la empresa Postes Carabobo 2010 donde encontraron dos mil metros de guaya acerada y 100 toneladas de guaya eléctrica de aluminio y tres mil conectores eléctricos. 

Agregó que ese mismo día fueron descubiertos ocho trabajadores de la estatal Pdvsa intentando robar 302 tubos del Campo Morichal en Maturín, estado Monagas. Saab señaló que estas tuberías son utilizadas para hacer reparaciones en pozos petroleros.

Estos empleados de Pdvsa fueron imputados por comisión de delitos de tráfico ilícito de material estratégico y asociación para delinquir. 

Balance general 

El fiscal impuesto por la ANC señaló que en todo el año han sido denunciadas 581 causas por daños al sistema eléctrico. “Esto nos alerta que pudiera ser todo esto inducido para buscar el colapso del sistema eléctrico nacional”, alertó.

También informó que hay 313 investigaciones por hurto de cableado eléctrico, 268 por hurto de equipos como lámparas para el alumbrado público y que hay 707 personas privadas de libertad. 

“Frente a este tipo de delitos no puede haber contemplación ni medidas sustitutivas”, sentenció.

 

 

Lo único exigible es la liberación, por Pedro Méndez Dager

“EXIGIMOS LA DISCUSIÓN DE UN ACUERDO sectorial de cooperación, para atender la reconstrucción del sistema eléctrico nacional en el que hemos avanzado con los actores políticos, equipos técnicos de la ONU y la Corporación Andina de Fomento”. #SociedadCivilHabla 

Con este tweet y otros, organizaciones como el Centro Gumilla exigían sea puesto en marcha un “mecanismo humanitario (que) ofrece un espacio institucional regido por los principios de humanidad, neutralidad, imparcialidad e independencia que bien podría producir las condiciones para garantizar la claridad, tanto en el manejo de fondos como en la realización de los diversos proyectos prioritarios que aliviarían el gran sufrimiento que atraviesa el pueblo de Venezuela”. Y la implementación de un “acuerdo sectorial de cooperación para atender la reconstrucción del sistema eléctrico” que requiere la “sincera voluntad de todos los actores” y que sería implementado por CAF y ONU.

Para quien escribe estas líneas resulta desconcertante que se “exija” a todos los actores como si se tratase de dos iguales que se pelean en las mismas condiciones por el poder en Venezuela. Pareciera que sigue sin ser evidente que la sociedad venezolana ha sido secuestrada por un grupo de bandas criminales con los agentes cubanos a la cabeza. No discuto los méritos de estas organizaciones, pero hago un llamado a que se haga la interpretación correcta. No nos puede seguir ganando la ingenuidad, estos regímenes no juegan.

Bajo esta lógica, se coloca en los mismos términos y condiciones, al gobierno interino y al régimen usurpador. El primero deriva de un poder legítimo, democrático, constitucional emanado de las facultades de la Asamblea Nacional Venezolana, y el segundo de la imposición por fuerzas transnacionales, con una estrategia que buscan eliminar de raíz la posibilidad misma de disentir. ¿Qué haremos como sociedad? ¿Resistimos o permitimos nuestra aniquilación? ¿Equiparamos poderes y condiciones o somos capaces de ver las diferencias?

Venezuela sufre los embates de una tiranía, de la ocupación cubana y de la presencia de innumerables grupos irregulares en nuestro territorio. Organizaciones que crecieron a la sombra del todopoderoso Estado socialista, hoy se saben independientes, sin lealtad a quienes les colocaron en el centro del poder; autónomos dominan a placer la soberanía, el territorio y los destinos de los millones de venezolanos. No perdamos de vista la naturaleza del régimen, nuestro principal objetivo debe ser liberar al país y reconstruir la República. Solo así millones de venezolanos podrán salir de la miseria, podremos recuperar los servicios, el empleo, la educación y la productividad y ponernos a recorrer, por fin, el largo camino al desarrollo.

Describir las raíces de la descomunal crisis del Sistema Eléctrico Nacional, no es el objeto de esta nota. En efecto, no se trata de una grave obsolescencia de equipos y tecnología: el Sistema Eléctrico Nacional está pulverizado desde las represas y centros de generación, hasta las redes locales de distribución. Los equipos humanos, la capacidad tecnológica que el País fue desarrollando, entrenando y consolidando desde mediados del S. XX, están en proceso de dispersión y en buena medida forman parte de la diáspora que, en busca de la supervivencia, comienza a fortalecer las reservas de recursos humanos en todo el vecindario americano.    

Después de desperdiciar, a lo largo de los últimos veintiséis años, la más brillante oportunidad de liquidar el subdesarrollo energético y eléctrico en Venezuela, contribuyendo así de manera esencial a evitar que la pobreza volviera a enseñorearse de los venezolanos; después de hacer desaparecer los sucesivos y sustanciales fondos asignados a proyectos sin producir resultados, los representantes del oficialismo cubano-chavista no están en posición para ser invitados a la reconstrucción inicial del Sistema, excepto para la entrega de cuentas y el suministro de la información inicial requerida.

El único acuerdo pensable, es uno que garantice el reconocimiento de una nueva administración surgida de la dirección del Presidente (e) Juan Guaidó, bajo un eficaz control final de la Asamblea Nacional y sin la participación de CORPOELEC. No estamos en condiciones de conceder nuevos puntos a la ingenuidad y arriesgarnos a destruir la esperanza y la incipiente confianza de los venezolanos, en la reconstrucción. ¿Estarán en disposición, los directivos y gestores del Sistema Eléctrico actual, en cenizas, acudir a este esfuerzo conjunto? ¿Podrán omitir las dramáticas circunstancias y la radical incidencia de la crisis eléctrica, en la vida diaria de los venezolanos, en los sistemas de salud, en los sistemas de producción, en los medios de comunicación, en toda la vida de la sociedad venezolana? Es con ellos con los que tienen que hablar y a quienes tienen que convencer las personas que, probablemente de muy buena fe, abogan por un encuentro entre las fuerzas democráticas y los responsables de la gestión del Sistema Eléctrico Nacional.

Exponer los escasos recursos, la confianza y la fe del pueblo, a la rapacidad demostrada por más de veinte años sería acercarse a una hecatombe sobrevenida, sólo que esta vez, seríamos todos o casi todos, cómplices. Solamente si el control minucioso e íntegro desde la etapa de diagnóstico y proyectos, hasta la normalización de operaciones de las nuevas obras, queda en manos de un nuevo funcionariado, perfectamente supervisado y evaluado, podría hablarse de un entendimiento. Y eso supone la transferencia inmediata de la administración y de los recursos, al gobierno interino y a la democracia.

Entender la dimensión existencial de la tragedia en que nos metió el Chavismo, no es fácil, ¡pero no es tan complicado!

@pedro_mendez_d

Codhez: Paraguaipoa tiene más de 60 horas sin electricidad

LA POBLACIÓN DE PARAGUAIPOA no tiene electricidad desde hace más de 60 horas, desde las 2:00 a. m. del sábado. Así lo informó la Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez), a través de su Twitter.

Afirma el organismo no gubernamental que Corpoelec argumenta la caída de varios postes como causa de la falta del fluido eléctrico en la localidad perteneciente al municipio Guajira, en el norte del Zulia.

Detalló que actualmente esos postes no han sido sustituidos en su totalidad y las localidades de la Guajira permanecen sin energía eléctrica.

En un boletín de Codhez correspondiente a agosto, las fallas eléctricas en la zona son aún más recurrentes y prolongadas en comparación con el resto del Zulia. Añade que ante esas fallas se complica el acceso a servicios como el agua potable, las telecomunicaciones, la educación y la salud.

Recordó que para el 9 de enero, según denuncias, en la Guajira llevaban dos semanas sin energía eléctrica, a diferencia de otros municipios del Zulia.

Tras el apagón nacional del 7 de marzo, que sumó cerca de 100 horas, reportan que en poblaciones como El Cañito, La Punta, Los Filúos, Paraguaipoa y Sinamaica retornó el fluido eléctrico luego de 177 horas.

 

 

Tribunal de EEUU condena a prisión a empresario que dio sobornos a Corpoelec

UN TRIBUNAL DE LOS ESTADOS UNIDOS condenó a 51 meses de prisión al empresario venezolano Luis Alberto Chacín Haddad, quien participó en un esquema de corrupción que involucró sobornos a funcionarios de Corpoelec, principalmente a su antiguo jefe Jesús Motta Domínguez.

De acuerdo con un comunicado de prensa, Chacín Haddah pidió al juzgado que considerara una pena de 18 meses, pero el tribunal no accedió.

El acusado, de 54 años, dio sobornos a funcionarios de Corpoelec a cambio de 60 millones de dólares en contratos para negocios con sede en Florida que poseía con otro empresario considerado como un conspirador por las autoridades del país norteamericano.

Según la nota, la actuación del empresario viola lo establecido en la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero. Para estos casos la legislación contempla una pena máxima de 60 meses.

Lea también: Delsa Solórzano sobre Comisión de la ONU: El tiempo de la impunidad terminó

Por otra parte, además de los 51 meses de prisión, Chacín Haddah tendrá que cumplir dos años posteriores de libertad supervisada y deberá perder 5.5 millones de dólares.

*Con información de El Pitazo

A 6 meses del mega apagón los zulianos piden fin del

SEIS MESES, MEDIO AÑO, 185 DÍAS CONTINUOS y la crisis eléctrica se mantiene en el Zulia, sin ceder un paso y siendo un verdadero calvario para los ciudadanos que aún no ven luz ni al “final del túnel” para el restablecimiento total del servicio público.

Desde el pasado 7 de marzo, cuando ocurrió el mega apagón que dejó al 100% de Venezuela sin electricidad, el Zulia sigue siendo el estado más golpeado por los planes de racionamientos que se aplicaron desde esa fecha y para estabilizar el Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Seis meses se cumplen este sábado y el estado sigue siendo el mismo. Los racionamientos y bajones son el “pan de cada día” de los residentes de la segunda ciudad más importante de Venezuela y con las mayores reservas de crudo liviano y mediano, aún explotables.

Comercios cerrados, gasolineras con kilométricas colas, servicio telefónico pésimo, falta de agua, toda la cotidianidad de las principales ciudades, hoy, se siguen viendo afectadas por la falta de electricidad. Muchos coinciden en decir -y lo hacen sin remordimiento-  que el estado sigue siendo el “más castigado” por los racionamientos.

“Esto ya es inhumano, esto no tiene nombre. Hasta cuándo nos van a seguir martirizando con el tema de la luz, cuándo tendrá esto fin, que hicimos los zulianos para merecernos semejante castigo. Ya estoy agotada de los bajones y que se me dañen los aparatos”, expresó molesta Victoria Martínez, ama de casa del sector Socorro.

El clamor sigue siendo el mismo, alguna respuesta de las autoridades regionales y el propio Gobierno nacional ante semejante problema.

“No es posible que nadie dé la cara, nos quitan la luz en el día, en la noche, en las tardes, a cualquier hora. Yo sigo sin acostumbrarme, yo exijo como venezolano que se restablezca el 100% el servicio el servicio para tener una vida digna y decente (…) porque esto ya no se aguanta más”, dijo Alejandro Rincón, mientras espera una unidad de transporte público en el casco central de Maracaibo.

DEPENDIENDO DEL GURI 

A la fecha, el Zulia sigue dependiendo del suministro que proviene de la Central Hidroeléctrica  Simón Bolívar, más conocida como El Guri. Por estar al “final de la cola” en el SEN, cualquier inestabilidad en la línea de transmisión central y que atraviesa toda Venezuela provoca constantes apagones y bajones, lo que ha obligado a las autoridades la implementación, aún vigente, de un Plan de Administración de Carga (PAC) de 6×6, aunque los ciudadanos aseguran que es un “saludo a la bandera”.

Los esfuerzos, según comentó personal de Corpoelec a este rotativo, es la reactivación de la totalidad de las unidades de generación de la central termoeléctrica Termozulia, ubicada en la Cañada de Urdaneta, y que permitiría la generación propia de un poco más de 1.000 Mw.

El ingeniero eléctrico y analista del área, Saúl Romero, asegura que “la crisis eléctrica en el Zulia está lejos de resolverse. Se sigue dependiendo del Guri, el Sistema Interconectado Nacional (SIN) sigue estando por el suelo por falta de inversiones y mantenimiento, y los sistemas de generación del estado, antes en manos de Enelven, fueron abandonados”.

“Termozulia por sí sola no puede resolver todo el problema, eso es imposible (…) y se requieren millonarias inversiones y tiempo para que esté operativa al 100%. Para que se estabilice el servicio eléctrico se tiene que reactivar la (planta) Ramón Laguna, incorporar nuevas barcazas eléctricas, terminar de una vez por todas reactivar el cable sublacustre conectado con el Guri, todo esto permitiría la generación de unos 1.500 Mw a 2.000 Mw y eso daría tranquilidad al estado”, apuntó Romero.

Mientras tanto, residentes marabinos de La Trinidad, Socorro, Bella Vista, Pomona, La Paz, Las Veritas, La Paragua y La Limpia aseguraron que el racionamiento eléctrico y los “bajones” no ceden espacios ni respiro cada día que transcurre.

Los ciudadanos en los últimos días vienen alertando que “los cortes eléctricos se están ampliando”. Antes eran planes de 6 horas continuas, pero ahora la falta de luz puede extenderse entre 10 y 15 horas continuas, problema que también coincide con las altas temperaturas.

“Es inhumano que quiten la luz al mediodía o en la tarde cuando la temperatura puede sobrepasar los 50 grados y el calor es agobiante, muy fuerte. Por favor, le pido de corazón a los gobernantes que ya no quiten más la luz, que se apiaden del Zulia”, dijo María Alejandra Sánchez, madre de tres niños en el sector La Macandona.

COMERCIO PARALIZADO 

Pero, ante la espera de soluciones el sector empresarial asegura que la crisis eléctrica le ha pasado una “fuerte factura” a la actividad comercial regional.

Recientemente, la Cámara de Comercio de Maracaibo (CCM) aseguró, en un informe y balance, que los establecimientos registraron “caída significativa” en las ventas sobre el 60% debido a múltiples factores, en especial, la crisis eléctrica en el estado.

La CCM insistió que “Maracaibo sigue inmersa en una oscuridad que lejos de tener una solución a corto plazo, se encrudece cada día que pasa. Reconocemos que en algunos circuitos eléctricos de la ciudad, la aplicación del racionamiento eléctrico decretado por el Ejecutivo regional el pasado 8 de abril y ratificado el 25 de julio por el gobernador del Zulia, se cumple pero en otros, dicho horario no es respetado por los funcionarios de Corpoelec. Esto ha impedido a los maracaiberos y empresarios que residen y trabajan en esos sectores  recuperar su ritmo de vida social y laboral”.

La falta de electricidad en el Zulia no es una problemática coyuntural, sino estructural. Los habitantes de la región más poblada de Venezuela, y que cuenta con temperaturas que ascienden los 45 grados, no reciben ninguna orientación del Estado o programas de apoyo, salvo la donación de plantas eléctricas a algunas comunidades, asegura en un informe la Comisión para los Derechos Humanos del Zulia (Codhez).

 

“Los episodios de apagones generales no culminan para los zulianos. Entre 1,7 y 4,3 millones de personas se quedan sin electricidad de manera intempestiva por varias horas. En perspectiva, si se considera la proyección poblacional del Instituto Nacional de Estadística, entre el 5% y el 13% de la población total de Venezuela resulta afectada de manera directa y simultánea”, recalcó Codhez.

Otros que han levantado su voz han sido la fracción Zulia Humana del Clez y el propio economista Rodrigo Cabezas. Esta semana, en una rueda de prensa, el también exmininistro de Finanzas aseguró a PANORAMA: “El estado vive hoy una de las tragedias más grandes de su historia, en material social, económica, de salud, en servicios públicos. El problema de la electricidad ya va para dos años sin resolverse y nadie da respuestas, no se realizan inversiones, y como eso castiga y deteriora más que nunca el bienestar de las familias, así como las actividades económicas”.

Desde la AN, el diputado por Primero Justicia, Juan Pablo Guanipa, asevera que “el colapso en servicios públicos se siente en el Zulia”.

“Hemos denunciado insistentemente que el Zulia lleva la peor parte de la desgracia nacional. Es histórico el odio de este sistema a nuestro estado por ser siempre un referente de lucha, coraje y dignidad. La destrucción de los servicios públicos se siente desde el Zulia hasta Nueva Esparta y por ello, es urgente la activación de un gran movimiento social que ejerza la presión interna necesaria”.

 
RESPUESTA EN MANOS DE LA PRESIDENCIA 

Desde el sector oficial, el gobernador Omar Prieto ha insistido que en el estado se vienen realizando distintos trabajos en materia eléctrica y con el objetivo de estabilizar el servicio público, aunque no revela fecha de cuánto tiempo durarán las labores. Insiste en que está en manos del presidente Nicolás Maduro o en las del ministro para la Energía Eléctrica, Freddy Brito, el levantar el plan de administración de carga (PAC) en la entidad.

 “Estamos trabajando de manera acelerada para estabilizar el sistema y devolverle la tranquilidad del Zulia. Se está trabajando en la TZ-1 y TZ-7 (unidades de Termozulia), con el apoyo del personal de Corpoelec. Estamos esperanzados y optimistas que (…) pronto tendremos estabilidad en el sistema eléctrico, en el agua, en la distribución de la gasolina”, dijo recientemente el gobernador en una actividad.

La Corporación Eléctrica de Venezuela (Corpoelec) también aseguró, en una nota de prensa, que “con  la finalidad de incrementar la generación eléctrica, personal (…) en Zulia realiza trabajos de rehabilitación y mantenimiento a las unidades de generación de la planta termoeléctrica Termozulia, ubicada en el municipio La Cañada de Urdaneta”.

Al respecto,  el gerente regional de generación de Corpoelec en Occidente,  Neuro Leal, informó que “gracias al gobierno bolivariano se han activado varios frentes de trabajo para ejecutar labores de mantenimiento preventivo y correctivo,  así como rehabilitación de las unidades: TZ01, TZ02, TZ04, TZ05, TZ07, TZ08, TZ10 y TZ11 del complejo termoeléctrico Termozulia”.

Leal expresó “trabajamos para a corto plazo incrementar la generación termoeléctrica  e incorporar al sistema eléctrico nacional más de 1.000 megavatios, que representará una mejora importante para el estado (…) y esto permitirá atender el 50% de la demanda local”.  

Mientras tanto, la crisis eléctrica ya suma seis meses en el principal estado del Occidente. La población sigue esperando por las “buenas noticias” en materia eléctrica, tal como lo prometió la vicepresidente de la República, Delcy Rodríguez, en una entrevista   el pasado 5 de agosto. “En los próximos días se verán resultados importantes en materia eléctrica y el estado Zulia”, afirmó  en esa oportunidad.

Las noticias económicas más importantes de hoy #4Sep

Bloomberg: Chevron podría dejar de operar en Venezuela antes que expire la exención

Chevron Corp. parece estar sentando las bases para abandonar Venezuela en el caso de que Estados Unidos se niegue a extender una exención que le permita continuar operando en el país. La Patilla

 

Detenidos 17 funcionarios de Pdvsa, Corpoelec y la GN por contrabando de combustible

17 ciudadanos de los estados Táchira y Mérida fueron detenidos por el desvío de combustible de la Planta Táchira, ubicada en La Fría, municipio García de Hevia, hacia la frontera con Colombia. Entre ellos se encuentran involucrados funcionarios de Pdvsa, Corpoelec y de la Guardia Nacional (GN), así como el grupo paramilitar Los Rastrojos. El Pitazo

 

En julio la producción de petróleo de Brasil fue 3,7 veces mayor que la de Venezuela

La producción petrolera brasileña aumentó a 2,77 millones de barriles por día (bpd) en promedio en julio, un 7% más que el año anterior, dijo el lunes el regulador brasileño de petróleo y combustibles, ANP. Contrasta el aumento de la producción de crudos de Brasil con la de Venezuela, que se encuentra en una caída sostenida por años de desinversión, impericia y corrupción extendida. La Patilla

 

Gobierno de Macri ajustó precios de combustibles en mayoristas

La Secretaría de Energía de Argentina informó que hay cambios en el congelamiento de los combustibles. Los precios en las estaciones de servicio de todas las naftas y gasoils continúan congelados y solo se liberan los precios del canal mayorista. La medida comenzó a regir a partir del 2 de septiembre. Como la liberación de las ventas mayoristas generará ingresos extras, se aumentará el valor del dólar de 45,19 a 46,69 pesos para la fijación del precio del barril a los productores, un aumento de 3,3%, explicó la Secretaría. Petroguia

 

PDVSA eliminó a los trabajadores y a sus familias el seguro HCM

El dirigente sindical del sector petrolero venezolano, Iván Freites, denunció a través de las redes sociales que “PDVSA elimina a los trabajadores y sus familias el HCM (sicoprosa) y amplían el seguro funerario”. Descifrado

 

Gobierno de Guaidó contrata a Sullivan & Cromwell LLP para restructurar deuda externa

La Asamblea Nacional y el gobierno interino de Juan Guaidó contrataron a Sullivan & Cromwell LLP como asesor principal para la restructuración de la deuda externa venezolana. “Sullivan & Cromwell LLP es una reconocida firma de abogados experta en transacciones de capital de deuda en EE.UU. y en el mundo. Su experiencia incluye calificación de inversión, alta rentabilidad, bonos de mediano plazo y el manejo de deudas soberanas a nivel mundial. El equipo estará dirigido por Sergio Galvis, el jefe del equipo de Prácticas de Finanza Soberana en Latinoamérica, y Jim Bromley, el jefe del equipo de reestructuración de deudas de la firma”, informó en un comunicado la AN. Descifrado

 

Guerrilla ataca a sector agropecuario en Apure y expulsa a productores

El diputado a la Asamblea Nacional y ex gobernador, Luis Lippa, denunció que la producción en Apure ha disminuido debido a la presencia de grupos irregulares amparados por el régimen de Maduro. Lippa alertó que estos grupos se han expandido de la línea fronteriza a todo el territorio nacional. “Han provocado la salida de los productores, han provocado miedo, ahora un elemento más para que la producción disminuya”. Banca y Negocios

 

Los precios en el mercado inmobiliario cayeron un 75 % en los últimos 20 años

Los precios en el mercado inmobiliario de Venezuela han caído un 75 % en los últimos 20 años, con lo cual se mantienen entre «los más bajos de toda América Latina», informó este martes el presidente de la Cámara Inmobiliaria del país suramericano, Carlos Alberto González. Banca y Negocios

 

Empleados públicos piden indexar salario mínimo a 2,5 petros, un aumento de más de 8.000%

Si el gobierno de Nicolás Maduro decidiera complacer la solicitud de la Federación Unitaria Nacional de Empleados Públicos, el salario mínimo se elevaría a 3.312.356,4 bolívares, equivalente a 2,5 petros, cuyo valor de cambio más reciente, reportado por la Superintendencia Nacional de Criptoactivos (Sunacrip), fue 1.324.942,56 bolívares por unidad. Banca y Negocios

 

Venta de calzado escolar disminuye un 50% según comerciantes

Padres y representantes deben pagar al menos 600 mil bolívares para calzar a sus hijos de cara al nuevo año escolar, sin contar zapatos deportivos, los cuales están fuera del alcance de la mayoría por los altos costos. Muchos padres optan por comprar un zapato deportivo de color negro que le pueda servir a sus hijos para vestir con el uniforme escolar y para actividades deportivas. Descifrado