Codhez archivos - Runrun

Codhez

Codhez: Paraguaipoa tiene más de 60 horas sin electricidad

LA POBLACIÓN DE PARAGUAIPOA no tiene electricidad desde hace más de 60 horas, desde las 2:00 a. m. del sábado. Así lo informó la Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez), a través de su Twitter.

Afirma el organismo no gubernamental que Corpoelec argumenta la caída de varios postes como causa de la falta del fluido eléctrico en la localidad perteneciente al municipio Guajira, en el norte del Zulia.

Detalló que actualmente esos postes no han sido sustituidos en su totalidad y las localidades de la Guajira permanecen sin energía eléctrica.

En un boletín de Codhez correspondiente a agosto, las fallas eléctricas en la zona son aún más recurrentes y prolongadas en comparación con el resto del Zulia. Añade que ante esas fallas se complica el acceso a servicios como el agua potable, las telecomunicaciones, la educación y la salud.

Recordó que para el 9 de enero, según denuncias, en la Guajira llevaban dos semanas sin energía eléctrica, a diferencia de otros municipios del Zulia.

Tras el apagón nacional del 7 de marzo, que sumó cerca de 100 horas, reportan que en poblaciones como El Cañito, La Punta, Los Filúos, Paraguaipoa y Sinamaica retornó el fluido eléctrico luego de 177 horas.

 

 

Codhez: Un cartón de huevos en Maracaibo cuesta más de dos salarios mínimos

LA COMISIÓN PARA LOS DERECHOS HUMANOS del Estado Zulia (Codhez) divulgó, este martes 01 de octubre, el monitoreo de los precios de alimentos correspondiente a los últimos días del mes anterior.

El monitoreo de la Codhez destacó el incremento del precio de cartón de 30 huevos, que asciende a más de dos salarios mínimos (Bs. 81.244,44), registrando una variación del 8% con respecto a la quincena anterior y representando 203% del salario mínimo vigente.

“Otros productos como la carne de res y el queso blanco semiduro tuvieron un comportamiento similar. El corte de primera de carne de res se consigue en Bs. 71.141,25, presentando una variación de precio del 6%, mientras que el queso blanco semiduro promedia Bs. 68.655,81, representando el 172% del salario mínimo vigente”, dijo Codhez en su informe.

En el monitoreo también se observó que ciertos alimentos mantuvieron su tendencia al alza, con leves incrementos, mientras que otros bajaron su costo: El kilo de yuca (+16%), caraotas (+12%), y muslos de pollo (+9%) fueron los que más aumentaron. En contraste, bajaron de precio el kilo de alitas (-23%), la pechuga (-15%), y el pollo entero (-10%).

Detalló el estudio de monitoreo que “el kilo de cortes de charcutería equivale, en promedio, entre dos y cuatro salarios mínimos. El kilo de jamón de pierna tiene un precio promedio de Bs. 178.264,83; el de jamón de espalda Bs. 165.427,23; el de mortadela de carne Bs. 89.619,50; y el de mortadela de pollo Bs. 91.575”.

A través de este monitoreo de precios, se evidencia que todos los precios de alimentos en Maracaibo como la carne, los huevos, el pollo, el queso, se encaminan a costar dos salarios mínimos o más.

La organización reiteró que “es una obligación del Estado venezolano garantizar el derecho a un salario suficiente que permita a los trabajadores vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales”, tal como lo establece  el artículo 91 de la Constitución nacional.

Codhez: Salario mínimo solo compra 1,72 kilos de harina de maíz

LA COMISIÓN PARA LOS DERECHOS HUMANOS del Estado Zulia (Codhez) publicó el monitoreo de precios de alimentos en mercados de Maracaibo correspondientes a la primera quincena de septiembre.

En este monitoreo destaca el incremento del precio del cartón de 12 huevos que asciende al 57%. A finales del mes de agosto, su precio se ubicaba en Bs. 22.139,00, y pasó a costar Bs. 34.714,00.

La carne de res de primera se consigue en Bs 67.368,18, registrando un aumento del 42% con respecto a la quincena anterior. Por su parte, el precio del corte de carne de segunda se ubica en Bs.42.423,53 contabilizando un incremento de 37%. Mientras tanto, el pollo entero se consigue en Bs. 50.646,77, registrando un incremento de 37%.

El consumo de proteínas se hace cada vez más cuesta arriba para los marabinos. Alimentos como los huevos, que antes eran la opción de las familias para sustituir la carne y el pollo, se están volviendo inaccesibles debido a su alto costo.

Cabe destacar que este estudio de precios se realiza en abastos, supermercados, carnicerías, y todos los mercados populares de la ciudad, y en promedio, el precio de la mayoría de los rubros monitoreados sobrepasan el salario mínimo. Los cortes de primera y segunda de carne de res; todos los cortes de pollo (entero, pechuga, muslos, alitas); todos los granos (caraotas, arvejas, lentejas, frijoles); el cartón de 30 huevos, el queso blanco semiduro, la margarina y el aceite vegetal están por encima de los 40 mil bolívares.

Con el salario mínimo que recibe una persona por todo un mes de trabajo, apenas se podrían comprar 6,140 kilos de yuca, o 2,101 kilos de cebolla, o 1,72 kilos de harina precocida de maíz.

Por otra parte, otros de los alimentos que más aumentaron fueron las arvejas (+79%), los frijoles (+59%), el aceite vegetal (+51%), la costilla de res (+48%), las alitas (+46%) y la yuca (+42%). En esta quincena, la organización también hizo un monitoreo de los precios de cuatro frutas: cambúr, lechosa, guayaba y mandarina. El precio promedio del cambúr (Bs. 7.474,21) representa el 19% del salario mínimo vigente, mientras que el de la mandarina (Bs. 22.205,27) equivale a 55% del ingreso mensual de los venezolanos.

Codhez: La Guajira es el municipio más afectado por la crisis de servicios en el Zulia

EN SU BOLETÍN sobre la Situación General de los Derechos Humanos en el Zulia, de agosto de 2019, la Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez), documentó las transgresiones a los derechos humanos de los pueblos indígenas en el actual contexto de emergencia humanitaria que atraviesa Venezuela.

Codhez en conjunto del Comité de Derechos Humanos de la Guajira, observó que de 21 municipios que integran el estado Zulia, La Guajira es el más afectado por la crisis de servicios públicos en la región.

Según el boletín, las fallas eléctricas en la Guajira son aún más recurrentes y prolongadas en comparación con el resto del Zulia, esto complica el acceso a otros servicios como el agua potable, las telecomunicaciones, la educación o la salud.

Codhez informó que, sectores de La Guajira iniciaron el año escolar sin electricidad. Para el 9 de enero de este año, se denunció que algunas zonas llevaban dos semanas sin servicio, mientras que otros municipios del Zulia comenzaron el año con normalidad.

Retraso constante 

Luego del apagón nacional del 7 de marzo, que sumó unas 105 horas sin servicio eléctrico en múltiples sectores de la región zuliana; en poblaciones como El Cañito, La Punta, Los Filúos, Paraguaipoa y Sinamaica el fluido eléctrico retornó transcurridas 177 horas. El retraso en la reconexión persistió durante los meses siguientes, según lo indicó Codhez.

El boletín expone que en abril, Paraguaipoa y Potrerito cumplieron 480 horas sin electricidad, en mayo se registró una falla en el servicio que se extendió por 96 horas. Dos meses más tarde, vecinos bloquearon el paso en la Troncal del Caribe, para protestar por la ausencia de la energía eléctrica y la precaria señal telefónica.

Servicios en emergencia

El agua potable es otro servicio vulnerado en la Guajira, Codhez informó que la zona cuenta con apenas cinco camiones cisterna, cuyo monitoreo sanitario es inexistente. Llenar un tanque de 1.000 litros puede llegar a costar 60% del salario mínimo, como último recurso los pobladores almacenan agua de lluvia o la toman de los jagüeyes; algunos contaminados.

El boletín resaltó que el acueducto «El Brillante», está fuera de servicio, a pesar de reiterados anuncios gubernamentales sobre su puesta en marcha.

Por otra parte, Codhez destacó que para los habitantes del municipio indígena contar con el servicio del gas solo es posible a través del surtido de bombonas y llenar los cilindros de gas es prácticamente imposible, puesto que no llegan a las plantas de distribución. Una bombona de 40 kilos, se vende en 40.000 bolívares, equivalente a un sueldo mínimo.

Las condiciones de los pueblos añú, barí, yukpa y japreria es quizás peor que la de los wayuu. En el caso de los yukpa, la falta de atención gubernamental se evidencia en la casi inexistente prestación de servicios públicos, la pobreza, la desnutrición, la inseguridad por la presencia de grupos irregulares y, en general, la falta de condiciones básicas para un nivel de vida adecuado, refiere el boletín.

El estudio advierte que la creciente contaminación del Lago de Maracaibo por la falta de mantenimiento en maquinarias y tuberías petroleras, impacta de forma más directa la costa oriental, que comprende los municipios Miranda, Santa Rita, Cabimas, Simón Bolívar, Lagunillas, Valmore Rodríguez y Baralt.

Codhez considera urgente que el Estado venezolano diseñe y ejecute de inmediato una solución óptima para atender a las poblaciones vulnerables en los territorios indígenas y solventar la situación de los servicios públicos en la región.

También exigen la creación de un plan de acción para enfocar la atención a los problemas ambientales, en especial hacia la alarmante contaminación en el Lago de Maracaibo, advertida en reiteradas oportunidades por grupos ambientalistas zulianos.

A 6 meses del mega apagón los zulianos piden fin del

SEIS MESES, MEDIO AÑO, 185 DÍAS CONTINUOS y la crisis eléctrica se mantiene en el Zulia, sin ceder un paso y siendo un verdadero calvario para los ciudadanos que aún no ven luz ni al “final del túnel” para el restablecimiento total del servicio público.

Desde el pasado 7 de marzo, cuando ocurrió el mega apagón que dejó al 100% de Venezuela sin electricidad, el Zulia sigue siendo el estado más golpeado por los planes de racionamientos que se aplicaron desde esa fecha y para estabilizar el Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Seis meses se cumplen este sábado y el estado sigue siendo el mismo. Los racionamientos y bajones son el “pan de cada día” de los residentes de la segunda ciudad más importante de Venezuela y con las mayores reservas de crudo liviano y mediano, aún explotables.

Comercios cerrados, gasolineras con kilométricas colas, servicio telefónico pésimo, falta de agua, toda la cotidianidad de las principales ciudades, hoy, se siguen viendo afectadas por la falta de electricidad. Muchos coinciden en decir -y lo hacen sin remordimiento-  que el estado sigue siendo el “más castigado” por los racionamientos.

“Esto ya es inhumano, esto no tiene nombre. Hasta cuándo nos van a seguir martirizando con el tema de la luz, cuándo tendrá esto fin, que hicimos los zulianos para merecernos semejante castigo. Ya estoy agotada de los bajones y que se me dañen los aparatos”, expresó molesta Victoria Martínez, ama de casa del sector Socorro.

El clamor sigue siendo el mismo, alguna respuesta de las autoridades regionales y el propio Gobierno nacional ante semejante problema.

“No es posible que nadie dé la cara, nos quitan la luz en el día, en la noche, en las tardes, a cualquier hora. Yo sigo sin acostumbrarme, yo exijo como venezolano que se restablezca el 100% el servicio el servicio para tener una vida digna y decente (…) porque esto ya no se aguanta más”, dijo Alejandro Rincón, mientras espera una unidad de transporte público en el casco central de Maracaibo.

DEPENDIENDO DEL GURI 

A la fecha, el Zulia sigue dependiendo del suministro que proviene de la Central Hidroeléctrica  Simón Bolívar, más conocida como El Guri. Por estar al “final de la cola” en el SEN, cualquier inestabilidad en la línea de transmisión central y que atraviesa toda Venezuela provoca constantes apagones y bajones, lo que ha obligado a las autoridades la implementación, aún vigente, de un Plan de Administración de Carga (PAC) de 6×6, aunque los ciudadanos aseguran que es un “saludo a la bandera”.

Los esfuerzos, según comentó personal de Corpoelec a este rotativo, es la reactivación de la totalidad de las unidades de generación de la central termoeléctrica Termozulia, ubicada en la Cañada de Urdaneta, y que permitiría la generación propia de un poco más de 1.000 Mw.

El ingeniero eléctrico y analista del área, Saúl Romero, asegura que “la crisis eléctrica en el Zulia está lejos de resolverse. Se sigue dependiendo del Guri, el Sistema Interconectado Nacional (SIN) sigue estando por el suelo por falta de inversiones y mantenimiento, y los sistemas de generación del estado, antes en manos de Enelven, fueron abandonados”.

“Termozulia por sí sola no puede resolver todo el problema, eso es imposible (…) y se requieren millonarias inversiones y tiempo para que esté operativa al 100%. Para que se estabilice el servicio eléctrico se tiene que reactivar la (planta) Ramón Laguna, incorporar nuevas barcazas eléctricas, terminar de una vez por todas reactivar el cable sublacustre conectado con el Guri, todo esto permitiría la generación de unos 1.500 Mw a 2.000 Mw y eso daría tranquilidad al estado”, apuntó Romero.

Mientras tanto, residentes marabinos de La Trinidad, Socorro, Bella Vista, Pomona, La Paz, Las Veritas, La Paragua y La Limpia aseguraron que el racionamiento eléctrico y los “bajones” no ceden espacios ni respiro cada día que transcurre.

Los ciudadanos en los últimos días vienen alertando que “los cortes eléctricos se están ampliando”. Antes eran planes de 6 horas continuas, pero ahora la falta de luz puede extenderse entre 10 y 15 horas continuas, problema que también coincide con las altas temperaturas.

“Es inhumano que quiten la luz al mediodía o en la tarde cuando la temperatura puede sobrepasar los 50 grados y el calor es agobiante, muy fuerte. Por favor, le pido de corazón a los gobernantes que ya no quiten más la luz, que se apiaden del Zulia”, dijo María Alejandra Sánchez, madre de tres niños en el sector La Macandona.

COMERCIO PARALIZADO 

Pero, ante la espera de soluciones el sector empresarial asegura que la crisis eléctrica le ha pasado una “fuerte factura” a la actividad comercial regional.

Recientemente, la Cámara de Comercio de Maracaibo (CCM) aseguró, en un informe y balance, que los establecimientos registraron “caída significativa” en las ventas sobre el 60% debido a múltiples factores, en especial, la crisis eléctrica en el estado.

La CCM insistió que “Maracaibo sigue inmersa en una oscuridad que lejos de tener una solución a corto plazo, se encrudece cada día que pasa. Reconocemos que en algunos circuitos eléctricos de la ciudad, la aplicación del racionamiento eléctrico decretado por el Ejecutivo regional el pasado 8 de abril y ratificado el 25 de julio por el gobernador del Zulia, se cumple pero en otros, dicho horario no es respetado por los funcionarios de Corpoelec. Esto ha impedido a los maracaiberos y empresarios que residen y trabajan en esos sectores  recuperar su ritmo de vida social y laboral”.

La falta de electricidad en el Zulia no es una problemática coyuntural, sino estructural. Los habitantes de la región más poblada de Venezuela, y que cuenta con temperaturas que ascienden los 45 grados, no reciben ninguna orientación del Estado o programas de apoyo, salvo la donación de plantas eléctricas a algunas comunidades, asegura en un informe la Comisión para los Derechos Humanos del Zulia (Codhez).

 

“Los episodios de apagones generales no culminan para los zulianos. Entre 1,7 y 4,3 millones de personas se quedan sin electricidad de manera intempestiva por varias horas. En perspectiva, si se considera la proyección poblacional del Instituto Nacional de Estadística, entre el 5% y el 13% de la población total de Venezuela resulta afectada de manera directa y simultánea”, recalcó Codhez.

Otros que han levantado su voz han sido la fracción Zulia Humana del Clez y el propio economista Rodrigo Cabezas. Esta semana, en una rueda de prensa, el también exmininistro de Finanzas aseguró a PANORAMA: “El estado vive hoy una de las tragedias más grandes de su historia, en material social, económica, de salud, en servicios públicos. El problema de la electricidad ya va para dos años sin resolverse y nadie da respuestas, no se realizan inversiones, y como eso castiga y deteriora más que nunca el bienestar de las familias, así como las actividades económicas”.

Desde la AN, el diputado por Primero Justicia, Juan Pablo Guanipa, asevera que “el colapso en servicios públicos se siente en el Zulia”.

“Hemos denunciado insistentemente que el Zulia lleva la peor parte de la desgracia nacional. Es histórico el odio de este sistema a nuestro estado por ser siempre un referente de lucha, coraje y dignidad. La destrucción de los servicios públicos se siente desde el Zulia hasta Nueva Esparta y por ello, es urgente la activación de un gran movimiento social que ejerza la presión interna necesaria”.

 
RESPUESTA EN MANOS DE LA PRESIDENCIA 

Desde el sector oficial, el gobernador Omar Prieto ha insistido que en el estado se vienen realizando distintos trabajos en materia eléctrica y con el objetivo de estabilizar el servicio público, aunque no revela fecha de cuánto tiempo durarán las labores. Insiste en que está en manos del presidente Nicolás Maduro o en las del ministro para la Energía Eléctrica, Freddy Brito, el levantar el plan de administración de carga (PAC) en la entidad.

 “Estamos trabajando de manera acelerada para estabilizar el sistema y devolverle la tranquilidad del Zulia. Se está trabajando en la TZ-1 y TZ-7 (unidades de Termozulia), con el apoyo del personal de Corpoelec. Estamos esperanzados y optimistas que (…) pronto tendremos estabilidad en el sistema eléctrico, en el agua, en la distribución de la gasolina”, dijo recientemente el gobernador en una actividad.

La Corporación Eléctrica de Venezuela (Corpoelec) también aseguró, en una nota de prensa, que “con  la finalidad de incrementar la generación eléctrica, personal (…) en Zulia realiza trabajos de rehabilitación y mantenimiento a las unidades de generación de la planta termoeléctrica Termozulia, ubicada en el municipio La Cañada de Urdaneta”.

Al respecto,  el gerente regional de generación de Corpoelec en Occidente,  Neuro Leal, informó que “gracias al gobierno bolivariano se han activado varios frentes de trabajo para ejecutar labores de mantenimiento preventivo y correctivo,  así como rehabilitación de las unidades: TZ01, TZ02, TZ04, TZ05, TZ07, TZ08, TZ10 y TZ11 del complejo termoeléctrico Termozulia”.

Leal expresó “trabajamos para a corto plazo incrementar la generación termoeléctrica  e incorporar al sistema eléctrico nacional más de 1.000 megavatios, que representará una mejora importante para el estado (…) y esto permitirá atender el 50% de la demanda local”.  

Mientras tanto, la crisis eléctrica ya suma seis meses en el principal estado del Occidente. La población sigue esperando por las “buenas noticias” en materia eléctrica, tal como lo prometió la vicepresidente de la República, Delcy Rodríguez, en una entrevista   el pasado 5 de agosto. “En los próximos días se verán resultados importantes en materia eléctrica y el estado Zulia”, afirmó  en esa oportunidad.

Codhez: Salario mínimo no alcanza ni para comprar un kilo de caraotas

LA COMISIÓN PARA LOS DERECHOS HUMANOS del Estado Zulia (Codhez) publicó el monitoreo de precios de alimentos que difunde cada quince días para dar a conocer las condiciones de disponibilidad y accesibilidad de alimentos en Maracaibo.

En el monitoreo correspondiente al 29 y 30 de agosto de 2019, se destaca el incremento de siete presentaciones de alimentos que ya superan el salario mínimo vigente. Para el estudio, esto representa una novedad, puesto que desde que se inició el monitoreo en octubre de 2018, la organización se enfoca en buscar los precios más económicos del mercado.

En tan solo 15 días, las caraotas registraron una variación de precio mayor a 57%. Para la primera quincena de agosto se podían adquirir en Bs. 26.430,80 y en la actualidad su precio promedio está en Bs. 41.382,80. Además de los granos, otros productos de la canasta alimentaria tuvieron una conducta similar.

El corte de primera de carne de res registró un incremento de precio del 26%, pasando de Bs. 37.629,17 a Bs. 47.581,82. El corte de segunda ahora se consigue en Bs. 42.423,53, cuando hace quince días costaba Bs. 32.895,56.

El pollo entero, por su parte, sigue siendo uno de los productos más costosos de los mercados, registrando una variación de precio mayor a 24%. Esto representa un incremento significativo con respecto a la quincena anterior, pasando de Bs. 29.724, 64 a Bs. 36, 840,09. Mientras que la pechuga pasó a costar Bs. 52.750,00.

Por otro lado, el cartón de huevos ahora se consigue en Bs. 56.603,85, y el kilo de queso blanco semiduro en Bs. 49.749,37.

Otro de los alimentos más relevantes para el consumo, como la leche en polvo, se puede conseguir a Bs. 26.000,00 en efectivo en el mercado popular Las Pulgas. Cabe destacar que la venta de esta presentación de leche en polvo es ilegal, pues es la contenida en las cajas CLAP, cuyos productos está prohibido revender. Entre tanto, el precio de la leche en polvo en otros establecimientos oscila entre Bs. 57.000,00 y Bs. 175.000,00. La leche líquida, por su parte, se vende entre Bs. 17.910,00 y Bs.51.250,00.

La situación hiperinflacionaria en Venezuela ha llegado al punto de que con el salario mínimo vigente no es posible adquirir ni siquiera un alimento de la canasta alimentaria. El alto costo impide que los hogares maracaiberos puedan acceder a una alimentación suficiente, variada y saludable.

Ante esta situación, Codhez reitera que ponerse en práctica medidas para fomentar la producción nacional de alimentos y revertir la hiperinflación, además de la aplicación de programas de alimentación que atiendan a la población más vulnerable.

Ago 29, 2019 | Actualizado hace 2 meses
Marabinos no están consumiendo carnes rojas ni blancas

La Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia hizo un monitoreo de los precios de los alimentos en la ciudad. El pollo, la carne, los huevos y el pan son los productos que más subieron de precio.

La Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez) hace un monitoreo cada quincena en Maracaibo, estado Zulia, para mostrar disponibilidad y precios de los alimentos. En el último estudio, que presentaron para los días 14 y 15 de agosto, se muestra que el precio de la pechuga de pollo con hueso aumentó 81% en apenas 15 días, indica El Pitazo.

Hasta esta semana, por un kilo de pechuga de pollo hay que pagar 43.020 bolívares. Lo mismo sucedió con el precio del muslo de pollo, que subió 60% de acuerdo con Codhez. El kilo está en los mercados y los supermercados en 39.240 bolívares; mientras que por un kilo de carne de primera hay que pagar 37.629.

Con estas cuentas, el informe de Codhez precisa que los marabinos no están consumiendo carnes ni rojas ni blancas porque se les hace cuesta arriba adquirir estos productos. “El acceso a las proteínas es cada vez más limitado con el salario mínimo vigente, que resulta insuficiente para comprar más de un producto de la cesta alimentaria”.

El salario diario que se gana un marabino no alcanza ni para comprar un cartón de huevos. El monitoreo de los precios destaca “el incremento del precio de huevos por unidad, que asciende a 125%. En la última quincena de julio, se podían adquirir, en promedio, por Bs. 1.162,50, pasando ahora a costar Bs. 2.610,00”.

Codhez: Salario diario de venezolanos no rinde ni para comprar un huevo

La Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez) divulgó el monitoreo de precios de alimentos correspondiente al 14 y 15 de agosto, para dar a conocer las condiciones de disponibilidad y accesibilidad de alimentos en Maracaibo.

En este monitoreo, se destaca el incremento del precio de huevos por unidad que asciende al 24 por ciento. En la última quincena de julio, se podía adquirir, en promedio, por Bs. 1.162,50, pasando ahora a costar Bs. 1.440.

Esto evidencia que la compra de un huevo excede el pago diario del salario mínimo de Bs. 40.000 vigente en Venezuela (un día de salario se ubica en Bs. 1.333,33). A su vez el precio promedio del pan ya excede la barrera de los mil bolívares al ubicarse en Bs. 1.085.

El acceso a las proteínas es cada vez más limitado con el salario mínimo vigente, que resulta insuficiente para comprar más de un producto de la cesta alimentaria. El precio del kilo de la pechuga con hueso se contabiliza en Bs. 43.020, el muslo de pollo en Bs. 39.240 y la carne de primera en Bs. 37.629, representando un incremento del 81 por ciento, 60 por ciento y 27 por ciento con respecto a los precios de la quincena anterior.

En este monitoreo, se añade además la muestra del precio de verduras como la cebolla (Bs. 15.688,89) y el tomate (Bs. 20.328,85), que evidencian aún más el alto costo de los productos de la canasta alimentaria con respecto al ingreso mensual que reciben los trabajadores en Venezuela.

De los 24 rubros consultados por Codhez que comprenden los alimentos más relevantes en el consumo de los maracaiberos, como la carne, el pollo, los granos, huevos, queso, harina, arroz, pasta, margarina, entre otros, se registró un incremento promedio del 33 por ciento.

La escalada del aumento de los precios es una constante en el escenario de hiperinflación que atraviesa la economía del país, mientras que el salario mínimo de los venezolanos, sea calculado a tasa oficial o paralela, no supera los tres dólares al mes. El ingreso diario actual coloca a los venezolanos por debajo del límite de pobreza extrema fijado por el Banco Mundial, que estima un ingreso diario superior a los 1,9 dólares.

Ante esta situación, Codhez reitera que deben tomarse medidas urgentes para revertir la hiperinflación y fomentar la producción nacional de alimentos, para preservar a la población del hambre y garantizar el acceso a una alimentación variada, adecuada y suficiente para los venezolanos.