Asilo político archivos - Runrun

Asilo político

La nota informativa fue suscrita por los ministerios de Defensa y Relaciones Exteriores 

El gobierno de Brasil recibió las solicitudes de asilo de cinco militares venezolanos que participaron en el asalto al Batallón de Infantería de Selva 513 “Mariano Montilla”, en Luepa, municipio Gran Sabana del estado Bolívar.

Mediante un comunicado publicado este 29 de diciembre de 2019 por los ministerios de Relaciones Exteriores y Defensa de ese país, se detalla que los uniformados fueron localizados en territorio brasileño hace tres días por el Ejército brasileño durante un patrullaje de rutina. 

Dice la nota que los militares “fueron recibidos por la ‘Força Tarefa Logística Humanitária Operação Acolhida’ (Grupo de trabajo logístico humanitario Operación Acogida), donde iniciaron los procedimientos para la solicitud de refugio en Brasil, al igual que otro militares venezolanos en situación similar”.

Los uniformados fueron presuntamente parte de un asalto a la unidad militar mencionada el pasado 22 de diciembre, en la que también participaron 12 indígenas pemones, con el fin de “iniciar el cese de la usurpación”.

De acuerdo con reportes de medios de comunicación, en el hecho, los rebeldes tomaron como rehén al comandante de este fuerte.

El Comando de Zona 62 del estado Bolívar informó horas después en un comunicado que habían arrestado a un militar: Darwin Malaguera Ruiz.

El exmandatario Boliviano agradeció al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, por permitir su ingreso a ese país con asilo político

Evo Morales, quien renunció a la presidencia el pasado domingo, llegó este martes 12 de noviembre en México donde recibió asilo político de ese gobierno.

El avión de el avión de la Fuerza Aérea Mexicana aterrizó en el país centroamericano, específicamente en el hangar presidencial, a la 1:13 de la tarde.

“El presidente López Obrador me salvó la vida. Los militares me hicieron leer mensajes y había ofrecido una recompensa por entregarme de 50 mil dólares”, dijo Morales a su llegada a México.

Asimismo, agradeció a México por colaborar con s salida de Bolivia, añadiendo que sigue en “lucha” y que los pueblos “tienen derecho a liberarse”.

“Pensé que habíamos terminado con la humillación, pero hay grupos que no respetan la vida. Si algo de delito tengo es que soy indígena, hemos implementado programas sociales para los más desposeídos, el peor delito es que ideológicamente somos antiimperialistas”, dijo.

 

Más temprano

Durante una conferencia desde Palacio Nacional previa, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, detalló las dificultades para sacar a Morales de Bolivia y las negociaciones con varios países de la región.

Familiares de Óscar Pérez recibieron asilo político en Estados Unidos

LA MADRE, ESPOSA E HIJOS del exinspector Óscar Pérez, asesinado en enero de 2018 por el régimen de Nicolás Maduro, recibieron este jueves 10 de octubre asilo político por un juez de inmigración de California, en Estados Unidos. 

El abogado de la familia, Julio Henríquez explicó que el beneficio se produjo después de dos años de un largo proceso. “Ya que llegaron a Estados Unidos por la frontera con México, en lugar de entrar con una visa, estuvieron en proceso de deportación desde el principio, incluyendo un tiempo en detención. Por eso el caso fue atendido por un juez en lugar de un agente de asilo”, dijo. 

La madre del ex funcionario, Danahís Vivas, señaló que pocas personas sabían sobre las penurias a las que estuvieron expuestos.

“Poca gente sabe que estuvimos detenidos en la frontera, que pasamos un tiempo en centros de detención de inmigración desde septiembre de 2017, cuando Óscar estaba en la clandestinidad. Mis hijos no olvidan lo que implicó estar encerrados”, dijo Vivas.

Óscar Pérez fue ejecutado junto a otras seis personas más a pesar de haberse rendido durante la “Operación Gedeón”. 

 

 

La organización Venezuela Awareness Foundation (VAF) destacó este lunes que los venezolanos fueron los solicitantes de asilo más numerosos en EEUU en 2018 y también en enero de 2019, mes en el que presentaron 2.064 peticiones.

La organización de derechos humanos planteó su preocupación por la situación de esas personas o grupos familiares, pues deben esperar en promedio cuatro años para el inicio del trámite de su solicitud.

En 2018, según datos oficiales recogidos por VAF, las peticiones de asilo en EEUU por parte de venezolanos sumaron 26.302 y fueron los venezolanos los solicitantes más numerosos mes a mes.

La organización con sede en Miami urgió a no deportar a los venezolanos llegados a EEUU huyendo de la persecución política y la crisis humanitaria y reclamó que se mantenga el esfuerzo para lograr un Estatuto de Protección Temporal (TPS) para ellos.

De acuerdo a testimonios de recién llegados venezolanos, “la persecución política los obliga a abandonar Venezuela, y esta se extiende a su grupo familiar cuando quien los persigue se entera que ya escaparon, lo que ha llevado al resto del grupo familiar a también a salir rápidamente buscando cualquier destino para buscar protección”, indica VAF en un comunicado.

VAF señala que además “estas familias han padecido de la falta de medicinas para atender problemas de salud y la altísima inflación no les permitía adquirir alimentos básicos”.

“Es unánime escuchar a los recién llegados venezolanos explicar la gravedad y profundidad de la crisis humanitaria”, agrega VAF.

“Urgimos a los congresistas que se sigan sumando a apoyar el (proyecto de ley de) TPS para los venezolanos presentado el pasado enero (H.R.549-Venezuela TPS Act of 2019)”, dijo la organización de derechos humanos.

El objetivo es que puedan permanecer aquí de forma temporal “por la grave crisis que atraviesa Venezuela y se pueda llegar a la estabilidad política, se permita juzgar a quienes cometieron delitos de lesa humanidad, violación a derechos humanos entre otros”.

Por otro lado, VAF se hizo eco de la preocupación que suscita la posibilidad de que Juan Guiadó, quien se juramentó presidente interino de Venezuela y es reconocido por medio centenar de países, EEUU incluido, inste a la ex fiscal general Luisa Ortega Díaz, exiliada en Bogotá, a volver a su cargo.

Fue “precisamente ella quien se encargó judicialmente de perseguir y encarcelar a miles de venezolanos y fue la autora de dejar crímenes impunes”, dice.

“En una época de fuerte persecución y represión política registrada entre 2014 y 2018, se registraron 78.066 peticiones de asilo político de venezolanos, que en su gran mayoría fue dirigida amparada con total impunidad por Ortega Díaz”

Venezolanos lideran solicitudes de asilo en EEUU con más de 21mil en 2018

Los ciudadanos de ese país desplazaron a los chinos en peticiones de protección al país norteamericano. Desde 2017 están en el primer lugar. En el año fiscal 2018 van más de 21,000 aplicaciones. La prioridad para casos recibidos este año decretada por el gobierno ha dado algunos frutos: el expreso político Gustavo Sánchez acaba de recibir su estatus.

Tamoa Calzadilla y José Fernando López

Univisión

GUSTAVO SÁNCHEZ TENÍA 19 AÑOS cuando cayó preso en El Helicoide, una de las sedes de la policía política en Caracas, Venezuela. Gustavo Sánchez había cumplido 23 cuando salió por una trocha (camino de tierra) y cruzó la frontera hacia Colombia. De ahí tomó tres vuelos que lo llevaron a Washington a reunirse con Luis Almagro, secretario general de la OEA. Pero la foto de ese encuentro fue usada por Diosdado Cabello –segundo a bordo del gobierno venezolano– para acusarlo públicamente de conspiración, y ya Gustavo Sánchez no pudo volver a su país.

Hoy, con 24 años, luego de dormir sobre alfombras en casa de otros venezolanos en Miami, Gustavo Sánchez muestra un papel cuadrado con su nombre, datos y un sello que en inglés dice “Estatus de asilo”. De estudiante de tercer año de Derecho en la Universidad Central de Venezuela pasó a lavar inodoros y a hacer trabajos de todo tipo hasta llegar a las ventas. “El venezolano ayuda, gracias a eso logré salir adelante. Estoy muy agradecido”, cuenta a Univision Noticias vía telefónica después de una larga jornada de trabajo y llegar a su casa después de las 9 pm.

En junio de este año, recibió el documento que decide su destino: asilado político en Estados Unidos y de esa manera se convirtió en uno de los favorecidos por la orden del gobierno de resolver de inmediato las aplicaciones de asilo político que se recibieran a partir del 1ro de enero de 2018.

Pero otros paisanos que llegaron antes no han corrido la misma suerte y por lo menos hay acumulados 70,000 casos, entre 2015 y 2018, equivalentes a unas 200,000 personas porque las aplicaciones se hacen por familia.

Su caso tardó tres meses en resolverse. Aplicó formalmente en marzo de 2018 y forma parte de la cifra histórica que tiene a los venezolanos como protagonistas de las peticiones en este país.

El cerco
Gustavo Sánchez fue uno de los más de 300 jóvenes venezolanos que se instaló en tiendas de campamento frente a la sede del PNUD (Programa de la ONU para el desarrollo) en Caracas, en 2014, para exigir pronunciamiento y ayuda “sobre la crítica situación que ya estábamos viviendo, ya había muertos, presos políticos, represión”, explica. Pero una madrugada, a las 2 am, fueron sorprendidos por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana quienes los apresaron, golpearon y encarcelaron.

Él pasó cuatro días detenido en el Core 5, una dependencia militar que usó el gobierno para esos casos, y luego tres meses más en la sede de la policía política (Sebin), donde sufrió torturas y malos tratos. “Cuando fui liberado, otros compañeros quedaron presos y fue cuando decidí acompañar a los familiares y luchar por la libertad de ellos y otros presos políticos”. De esa forma, se ganó que el entonces presidente de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges, lo nombrara comisionado de Derechos Humanos de la presidencia de la AN.

70,000 casos acumulados
El asilo es una figura de protección contemplada en las leyes estadounidenses y permiten darle refugio a cuidadanos de otros países que pueden demostrar ‘miedo creíble’ por haber sido perseguido en su país de origen –por estas razones– o mostrar evidencias de que lo será si regresa.

Hay dos formas: el asilo afirmativo y el defensivo. El primero se hace frente al departamento de migración (Uscis) voluntariamente durante el primer año después de la entrada a Estados Unidos. El segundo lo procesa el departamento de Justicia y es cuando la persona debe defenderse de una potencial deportación ante las cortes de migración.

En ambos casos, cuando una persona obtiene su condición de asilado en Estados Unidos, puede obtener su permiso de residencia permanente (green card) al cabo de un año y en cinco años más solicitar la ciudadanía.

Es un proceso que en vista de la cantidad de solicitudes que recibe el gobierno de Estados Unidos se ha vuelto muy lento y no siempre satisfactorio para el solicitante venezolano. De las cifras disponibles se desprende que en 2014 se aprobaron 318 asilos de 1,844 peticiones; el año siguiente solo 466 de 5,603 solicitudes y en 2016, cuando los casos contabilizaron 14,727, el gobierno solo otorgó el estatus a 328 personas con nacionalidad venezolana.

Aún no se tienen cifras de 2017 ni lo que va de 2018.

El abogado Julio Henríquez, director de la fundación con sede en Boston ‘Libertad pararefugiados’ (Refugee Fredom Program), se especializa en casos venezolanos y ha ganado por lo menos dos este año, mientras espera la resolución de otros.

Explica que los lapsos de espera por una respuesta a caso de asilo, de entre tres y cuatro años, se debía entre otras cosas a la presentación de casos falsos que producían el atasco en el sistema estadounidense, mientras que los solicitantes tenían el incentivo de lograr un permiso de trabajo y emplearse por esos años para luego volver a casa o a otro país con ese dinero.
Continúa leyendo el reportaje en Univisión

Alfredo Romero, director de la ONG Foro Penal denunció a través de sus redes sociales haber recibido denuncias sobre la deportación de más de 80 venezolanos en Trinidad y Tobago.

El abogado informó en un principio que a los detenidos se les habría negado el acceso a un abogado, por lo que se mantuvo en contacto con organizaciones de Derechos Humanos en Trinidad. Sin embargo, Romero luego informó que los detenidos en el Centro de Detención de Inmigración de Trinidad y Tobago fueron deportados hacia Venezuela.

Según la prensa local, una aeronave militar venezolana aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Piarco para repatriar a 53 hombres y 29 mujeres que habían sido presentados en la embajada de Venezuela el viernes en la tarde.

Los migrantes fueron repatriados voluntariamente, según declaraciones de la embajadora de Venezuela ante Trinidad y  Tobago Coromoto Godoy, por medio de un comunicado emitido por el Ministerio de Seguridad Nacional de ese país.

Alfredo Romero informó que 20 de los venezolanos habrían solicitado asilo, por lo que serían presentados ante un tribunal migratorio para evaluar sus casos.

Acnur: Más de 100 mil venezolanos han solicitado asilo en el extranjero

aeropuerto- maiquetia

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) destacó el crecimiento de solicitudes de asilo de ciudadanos venezolanos en el extranjero, que supera ya las 100.000 peticiones.

La situación de desabastecimiento que ha vivido Venezuela en los últimos años ha provocado un nuevo fenómeno en el país, el del desplazamiento forzado, según Acnur. Y a esos 100.000 solicitantes de asilo, hay que sumar 130.000 personas que optan por otras alternativas migratorias.

Durante una conferencia sobre el Pacto Global de los Migrantes celebrada en Madrid, el representante de Acnur para América Central, Cuba y México, José Samaniego, reconoció que el número de solicitantes de asilo venezolanos “ha aumentado en toda la región” americana.

“Panamá, México y Costa Rica reciben números crecientes de solicitantes venezolanos, que han llegado en los últimos años”, explicó.

A su juicio, “la falta de medicamentos y de alimentos”, así como el problema para recibir las pensiones y la “polarización del país”, ha llevado “a mucha gente a salir”, unido “a la violencia y la criminalidad”.

“Hay más de 100.000 solicitantes de asilo, fundamentalmente en Estados Unidos, en los países vecinos -de Venezuela- y en Europa, principalmente en España”, precisó.

Según dijo, son una parte porque, en el caso de América del Sur, “muchos no solicitan asilo, ya que hay “otras herramientas migratorias”.

“La visa de Mercosur permite tener residencia en otros países”, citó como ejemplo antes de revelar que al menos 130.000 personas han optado por alternativas a la petición de asilo.

Samaniego hizo hincapié en que este fenómeno migratorio plantea una situación nueva en el continente americano, donde “antes no había solicitudes de venezolanos”, y pidió que los países traten esta situación con atención y “con más información”.

Julio Borges: Haré una gira muy importante para buscar apoyo y lograr las condiciones para unas elecciones presidenciales justas

JulioB_1

 

El diputado a la Asamblea Nacional y jefe de la delegación opositora en el diálogo, Julio Borges aseguró mediante una carta que no ha pedido asilo político.

“Comparto mensaje para Venezuela. No he pedido ni pediré asilo en ningún país”, dijo en un comunicado.

Borges informó la realización de una gira internacional por Brasil, Chile, Argentina, México, Panamá entre otros países para conquistar las condiciones que permitan unas elecciones libres, justas y dentro de la Constitución.

Con respecto a los resultados del diálogo, Borges reiteró que el gobierno mintió al decir que estaba cerca de un acuerdo que permitiera elecciones justas.

“Su delegación siempre se negó a aceptar las condiciones más importantes planteadas por la facilitación internacional para asegurar que los resultados electorales reflejen la verdadera voluntad de los ciudadanos”.