Runrunes de Bocaranda: ALTO – FARSA&FALSA - Runrun
Runrunes de Bocaranda: ALTO – FARSA&FALSA

“La dictadura de Nicolás Maduro tiene demasiadas aristas innobles, inhumanas y tramposas”. Imagen original: fotograma de El gran dictador, de Charles Chaplin.

 FARSA&FALSA

A pesar de querer aparentar legalidad, democracia, liberación magnánima de presos políticos y atención a los llamados que en este sentido han hecho desde la comisionada de los Derechos Humanos de la ONU en Ginebra hasta el papa Francisco, pasando por la Conferencia Episcopal Venezolana y la Unión Europea, esta tramoya montada por la globalmente reconocida dictadura de Nicolás Maduro tiene demasiadas aristas innobles, inhumanas y tramposas.

Por un lado concede la libertad a presos con varios meses y años de cárcel sin juicio ninguno, sin una jurisprudencia válida o reconocida en las instancias nacionales e internacionales, con acusaciones lanzadas al voleo en mensajes presidenciales sin las necesarias pruebas o los debidos procesos para mostrarse como un perdonavidas.

Dice el ancla de una televisora en Miami: “El todopoderoso erigido en juez y parte para demostrarle al mundo que hace lo que le da la gana con los poderes públicos en los que no hay separación alguna y donde todos le obedecen a pie juntillas. El rey está desnudo tras esta roja escaramuza”.

A quien acusa de magnicida, sin prueba alguna, lo perdona porque le da la gana. A los diputados a los que obligó a exiliarse acusándolos de golpistas ahora les abre las puertas (¿giratorias?), como si no hubieran pasado años de mengua, sin trabajo ni ingresos y separados de sus familiares.

Erigido en el zar de la exrepública petrolera se lanza una audaz jugada para lavarse la cara ante la Unión Europea, para romper la cohesión en torno al gobierno “encargado” y así demolerlo a sus anchas; para hacerle creer al mundo que llamará a un proceso electoral limpio cuando ya se sabe la trampa montada y los resultados que arrojaría esa convocatoria con las condiciones que ya se establecieron entre gallos y medianoche.

Desde una empresa montada por rojos civiles y dos militares que reemplazará a la icónica Smarmatic (narrado desde Madrid por el exdiputado Carlos Tablante en su portal @cuentasclarasdigital.org) hasta los cambios de registro y circunscripciones para los electores que no están identificados con el pernicioso, corrupto y destructor socialismo del siglo XXI.

Por cierto, con el hambre de varias décadas saciada por algunos capitostes en estos veinte años, se van descubriendo tramas y corruptelas a medida que surgen confidentes, soplones o colaboradores en varios países. O imágenes de regalos de relojes de miles de dólares a los empleados de confianza en La Guaira. O casas y mansiones al mejor estilo de la película Lo que el viento se llevó en el cerro Galipán hacia Caracas o hacia Macuto.

Con todo esto Maduro quiere ganar tiempo, montar parapetos electorales y así disminuir los impactos de tantos informes sobre violaciones de derechos humanos -como el de la comisionada de la ONU, Michelle Bachelet-, y de la enorme corrupción demostrada en investigaciones muy adelantadas en distintos países…

 ¿SE LES OLVIDÓ?

El pasado 14 de agosto el Grupo de Contacto, el Grupo de Lima, la Unión Europea, Estados Unidos, el Reino Unido y 30 países (donde se añadieron Georgia, Hungría, Israel, Lituania, Corea y Ucrania) emitieron un comunicado conjunto en el que exigieron elecciones presidenciales libres y justas en Venezuela, para conllevar a un gobierno de transición.

Señalaban: “Hacemos un llamado a todos los venezolanos, de todas las tendencias ideológicas y afiliaciones partidarias, ya sean civiles o militares, para que pongan los intereses de Venezuela por encima de la política y participar urgentemente en apoyo de un proceso formado e impulsado por los venezolanos para establecer un gobierno de transición inclusivo que llevará al país a elecciones presidenciales libres y justas, más temprano que tarde. Las elecciones a la Asamblea Nacional por sí solas no presentan una solución política y, en cambio, pueden polarizar aun más una sociedad ya dividida”.

Enfatiza el documento: “Hacemos un llamado a todas las instituciones del Estado venezolano a participar en tal proceso. Dicho proceso debería incluir la capacidad de la Asamblea Nacional para desempeñar plenamente sus funciones y el restablecimiento de la independencia y de la Corte Suprema y el Consejo Nacional Electoral.

Luego reiteran la “voluntad de todos los países que mantienen sanciones económicas de discutir el alivio” de las mismas en el contexto del “progreso político”. Reiteraron la necesidad de un gobierno de transición para administrar las elecciones presidenciales, de modo que “ningún candidato tenga una ventaja indebida sobre los demás…”.

“Estamos comprometidos a continuar nuestros esfuerzos para ayudar a los venezolanos que enfrentan la pandemia -y la crisis humanitaria previamente existente- sobre la base de la necesidad. No de la afiliación política”.

El comunicado también hace un llamado a que se ponga fin a toda persecución política y a los actos de represión. “Defensores de derechos humanos, actores humanitarios, trabajadores de la salud, periodistas, miembros de las comunidades indígenas de Venezuela, miembros de la Asamblea Nacional bajo el liderazgo de Guaidó y la población venezolana en general han enfrentado una creciente represión en Venezuela”.

Cierran el comunicado advirtiendo que “Una transición rápida y pacífica a la democracia es la ruta más eficaz y sostenible hacia la estabilidad, la recuperación y la prosperidad en Venezuela. Seguimos comprometidos con ayudar al pueblo venezolano a lograr un futuro pacífico, próspero y democrático”. 

Un diplomático me llamó y me dijo esta frase: “¿Cómo te ayudo si tú no me dejas? en referencia a la desunión y zancadillas dentro de la oposición democrática…