Ocho años de impunidad lleva el asesinato de periodista Jhonny González - Runrun
Ocho años de impunidad lleva el asesinato de periodista Jhonny González
Nada se sabe de posibles culpables del profesional de la comunicación social luego que lo asesinaran en mayo de 2013 cuando salía de la desaparecida Cadena Capriles
Su madre, Luz Marina González dijo que lo único que la ata al país es el deseo de conocer la identidad de los responsables del crimen que le quitó a su hijo 

@franzambranor

UN 3 DE MAYO Caracas amaneció sin el carisma y la jocosidad del periodista deportivo Jhonny González.

Casualidad fatídica que el reportero de la sección de boxeo del diario Líder en Deportes fuese asesinado en la madrugada de la víspera del Día de la Libertad de Prensa Internacional, luego que saliera de una guardia nocturna en la sede de la extinta Cadena Capriles en La Urbina.

Ocho años han pasado y el expediente del caso de González sigue engavetado en las oficinas de Homicidios del Cicpc y del Ministerio Público.

González de 33 años fue asesinado de seis disparos a la 1:40 de la madrugada del pasado 3 de mayo de 2013 mientras conducía su vehículo. El periodista fue interceptado por hombres a bordo de un sedan oscuro y al menos una motocicleta de alta cilindrada en la calle 4 de La Urbina. Adyacente a la sede del Grupo Últimas Noticias.

En un principio, la División contra Homicidios del Cicpc mantuvo su línea de investigación bajo las hipótesis del intento de robo del carro o una posible venganza por razones pasionales, pero tiempo después el caso fue archivado y hasta la fecha no hay siquiera sospechosos.

Nicolás Maduro dijo entonces en una transmisión de Venezolana de Televisión desde el estado Miranda que González fue víctima de un sicariato y asomó como posible responsable al ex presidente colombiano, Alvaro Uribe Velez. “El muchacho iba saliendo en su carro. Lo pararon y le dispararon. Fue sicariato. No intentaron robarle nada. Fue el mismo día que habíamos anunciado que íbamos para Petare. En todas estas cosas puede estar la mano de Uribe Velez y los paramilitares”, manifestó. “Era un muchacho famoso entre la juventud por los trabajos de periodismo deportivo que hacía. No habían razones para ser atacado por un sicario”.


Robo, crimen pasional, homicidio para generar zozobra en la población y hasta una medida de presión para vender el emporio de la Cadena Capriles son las teorías que han manejado policías y periodistas.

En sus últimos años al frente de la sección de boxeo de Líder, González estuvo especialmente enfocado en el crimen cometido por el pugilista Edwin Valero, quien asesinó a su esposa el 17 de abril de 2010 y se quitó la vida dos días después. González se había centrado en el destino de la herencia del campeón mundial y los hijos de la pareja.

“Ha habido muy poco avance en el tema. Inicialmente se manejaba la tesis de una venganza. No solo porque no fue despojado de objeto alguno, sino porque no hubo ni siquiera intento de hacerlo”, dijo Zair Mundaray, Director General de Actuación Procesal del Ministerio Público de la Fiscal General, Luisa Ortega Díaz

“Se supo que tenía varias relaciones sentimentales a la vez. Se hizo un trabajo bien importante de telefonía. Se trabajó mucho con la División de Homicidios del Cicpc. Ciertamente algo faltó. Fue pasando el tiempo y lo dejaron así. El problema es que ahora ya no hay direccionalidad en la investigaciones que se hacen”, mencionó Mundaray.

Sin respuesta policial y en Últimas Noticias

Luz Marina González, madre de Johnny, afirma que hasta la fecha no ha tenido respuesta de las autoridades. “Me lo mataron y ni siquiera sé por qué. He acudido a todas las instancias y no me dicen nada. No he obtenido respuesta. Mi hijo hoy tuviese 40 años”, dijo quien perdió a otro hijo víctima del hampa en Caracas.

Luz Marina deplora las declaraciones de Maduro posterior al homicidio de su hijo. “Todavía no entiendo por qué dijo eso, mi hijo nada tenía que ver con política, a él le gustaban sus deportes y bueno todo el mundo sabía que le gustaba la rumba, pero hasta ahí, como cualquier muchacho”, sentenció

A González solo le sobrevive una hija que emigró del país. “Ya no tengo nada acá, lo único que me impide irme de Venezuela es mi hijo que está en el cementerio. Pero no quiero marcharme con esta incertidumbre, sin saber quién y por qué lo hicieron”.

La madre de Jhonny asegura que en Últimas Noticias (diario perteneciente a la otrora Cadena Capriles) no le brindaron la colaboración requerida en el caso de su hijo.

“El entonces director (Eleazar Díaz Rangel) me sacó de su oficina y me dijo que el caso ya estaba esclarecido. Le dije que estaría esclarecido para él porque para nosotros no. Nos trató muy mal, tanto a mi esposo como a mi”, dijo.

Denunció que ni siquiera le han pagado los pasivos laborales acumulados por su hijo luego de años de trabajo en Líder.

“Valdría la pena hacer un nuevo análisis. Llevar a cabo una nueva línea de investigación. Hacer comparación de proyectiles o conchas con hechos que hayan sucedido después para establecer paralelismos. Buscar de nuevo a personas para que declaren, que de repente en esa época tenían temor a hacerlo”, dijo Mundaray.

Exactamente un mes después del asesinato de González, el 3 de junio de 2013, se hizo el anuncio de la venta de la Cadena Capriles al consorcio Latin Media Group, perteneciente al grupo británico Hanson Asset Management. La transacción vino con un cambio editorial en los tres productos de la otrora Cadena (Últimas Noticias, Líder y el desaparecido Mundo, Economía y Negocios). El viraje causó una purga forzada y también voluntaria de periodistas, fotógrafos, diagramadores, diseñadores, editores, coordinadores y hasta personal administrativo.

Jhonny se marchó antes por razones ajenas a su voluntad, pero su familia y amigos aseguran que pese a la censura, probablemente aún estuviera escribiendo hasta tarde en la redacción alguna historia vinculada a un boxeador. La campana del último round aún no ha sonado.

 

Con la colaboración de Manuel Lira 

@manuellira