Obtener recursos para el Covid-19 pasa por una negociación - Runrun
Obtener recursos para el Covid-19 pasa por una negociación
Aunque Nicolás Maduro mantiene el control a lo interno, Guaidó es quien tiene legitimidad a nivel internacional para ayuda del exterior
En un acuerdo la oposición podría afianzar su legitimidad con el reconocimiento de la Asamblea Nacional

@saracosco

El 10 de marzo el plan del presidente encargado y de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, era la de volver a ganar terreno en las calles y reavivar las protestas, de forma unificada, a nivel nacional. 

Pero 3 días después esos objetivos fueron cambiados, porque la vicepresidenta, Delcy Rodríguez confirmó los primeros dos casos de coronavirus en el país. 

Ante este nuevo escenario y con el decreto de una cuarentena nacional por parte de Nicolás Maduro, el presidente Guaidó también se ha concentrado en solventar esta situación. Sin embargo la bicefalia y su actuación política se ponen a prueba de nuevo, en un país donde las crisis se van sumando. 

Analistas políticos recuerdan que el control a lo interno del país, lo mantiene Maduro y su gabinete. Pero también indican que el punto clave para Guaidó, es que tiene la llave para abrir la puerta a la ayuda internacional.

Para la analista Carmen Beatriz Fernández, Maduro tiene cierta ventaja ahora con la acción del aislamiento social, porque es además una medida aprobada a nivel internacional. “Pero está aprovechando para meterle un zarpazo a los restos de reserva democráticos”.

Igualmente el politólogo, Luis Salamanca, reconoce que a lo interno Guaidó no tiene el control y tampoco se lo van a dejar. “Pero tiene la capacidad de actuar internacionalmente, aunque necesita ciertas garantías de que lo van a respetar y que Maduro no va a utilizarlo de forma oportunista”.

Fernández señala que un buen ejemplo de esta situación, es la carta que envió Maduro al Fondo Monetario Internacional (FMI), solicitando un financiamiento por 5 mil millones de dólares. “Básicamente no tiene acceso a los mercados, cosa que sí tiene Guaidó”. 

Igualmente Salamanca expone que el mundo se va a mover en función de las señales que emita Guaidó. “Se van a activar si Guaidó propone, de hecho, ya dijo que quiere ayuda humanitaria. Para mí eso es lo correcto ahora, porque se necesitan medidas de urgencia”.

Un obstáculo llamado negociación

Aunque el presidente Guaidó pueda solicitar ayuda a nivel internacional, porque es reconocido por al menos 60 países, a la hora de ejecutar un presupuesto o llevar acciones dentro del país, necesitará de una negociación con Maduro o, al menos, para Carmen Beatriz Fernández, con el sector militar.

“Salvo que se llegue a una negociación con algunos elementos del sector castrense, que acepte ayuda humanitaria o unos créditos extraordinarios, no podrá ejecutarlos”, reafirma fernández.

Para Salamanca también se debe dar un proceso de negociación, donde el primer paso lo de Maduro y que sea de reconocimiento al Parlamento, para que desde allí se pueda solicitar la ayuda. 

“Maduro tiene que dar el primer paso, porque es el que tiene la carga ahora de manejar el país, por vía de hecho”, indica.

Además considera que de los actores políticos, el que tiene legitimidad en el país es Guaidó. “El FMI no le da plata a Maduro. Pero qué tal si la pide Guaidó, proponiendo un acuerdo, ahí el Fondo sí se movería”.

Lo ideal, para Salamanca, es que se reconozca a la Asamblea Nacional, se levante el presunto desacato – que no existe jurídicamente – y desde allí hacer la solicitud, con Guaidó a la cabeza. Además la propuesta debería incluir que los recursos sean vigilados por organismos internacionales.

Sin embargo considera que el país está “muy trancado” para lograr un acuerdo político, en estos momentos. Aunque no lo descarta por completo. Dependerá del manejo que haga Maduro de la crisis, en cuanto al acceso a la información.

“Son capaces de ocultar información y decir que la gente se muere por otras cosas. Pero si genera muchos fallecimientos, Maduro va a tener que enseriarse con el manejo de Venezuela”, expresa. 

Igualmente Carmen Beatriz Fernández, no descarta del todo un proceso de negociación, para lograr ayuda internacional. 

“Dentro de los actores que apoyan a Maduro, deben pensar que la situación es insostenible. Porque al final no puedes poner soluciones científicas, en manos de quienes operan los fusiles. Eso lo saben quienes operan los fusiles”, explica Fernández.

La vocería y sus ventajas

Los analistas también reconocen que otra ventaja con la que cuenta Guaidó, en medio de la pandemia del Covid-19, es la vocería. 

“En Venezuela no se cree en Maduro, entonces todo lo que él diga, la gente se pregunta si es verdad o mentira. De hecho ya apareció el “Covid-19 negro” vs el “Covid-19 oficial”, como si fuera el dólar. Eso va a seguir siendo así”, explica Salamanca.

La Organización Mundial de la Salud incluso ha empezado a utilizar el término Infodemia, para explicar el exceso de información que circula sobre el Covid-19. Por eso Fernández señala la importancia de la información veraz en manos de expertos, en tiempos de crisis.

Agrega que en estos momentos, la vocería de Maduro no goza de legitimidad ni de confianza entre la gente.

“Para tener información fidedigna, no solamente debes actuar con la verdad por delante, si no que debes actuar con el emisor de la información, tiene que ser alguien confiable. Es decir, tiene mejor reputación y es mucho más confiable, unas declaraciones del doctor Julio Castro, que unas declaraciones de Jorge Rodríguez, son incomparables”, explica la analista.

Por eso también considera que Maduro, en lugar de utilizar la información como fortaleza, se apalanca en la represión.

“Es decir, el perseguir con fiereza todas las informaciones alternativas o que desmientan la información oficial, con tal severidad. El caso del periodista Darvinson Rojas es muy claro”, puntualiza.