COVID-19 y la mujer, por Luis Oliveros - Runrun
Jul 30, 2020 | Actualizado hace 5 días
COVID-19 y la mujer, por Luis Oliveros

@luisoliveros13

De los resultados publicados hace unos días por la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (ENCOVI), resalta la alta feminización de la jefatura de los hogares venezolanos. Entre las causas estaría la migración y las ayudas sociales gubernamentales que están más enfocadas en la mujer.

Ese dato contrasta con los niveles de participación en la actividad económica: mientras entre los hombres se ubica en un 71 %, en las mujeres apenas alcanza un 43 %. Con la llegada de la COVID-19 estos números deben empeorar. Recordemos que el ENCOVI fue realizado antes de la aparición de la pandemia.

Kristalina Georgieva, Stefania Fabrizio, Cheng Hoon Lim y Marina M. Tavares presentaron un informe para el FMI donde analizan los efectos de la COVID-19 en la brecha de género.

Afirman que la pandemia está teniendo efectos desproporcionados sobre las mujeres y su situación económica.

La primera razón es que ellas tienden a trabajar en los sectores más afectados por las medidas de mitigación y distanciamiento social, como industrias de servicios, comercio minorista, turismo y hospitalidad.

Por otra parte, las autoras explican que más mujeres que hombres trabajan el sector informal en los países de bajo ingreso. Y la situación de los trabajadores informales se ha visto afectada de manera negativa por la crisis de COVID-19.

Una tercera causa es que las mujeres realizan más labores domésticas no remuneradas que los hombres. Estas responsabilidades han aumentado por el cierre de colegios, restricciones a actividades recreativas/deportivas, precauciones para los padres mayores y vulnerables, etc.

A pesar de que en muchos países ya están ocurriendo levantamientos de las medidas de paralización, la evidencia indica que la vuelta al trabajo de las mujeres está siendo más lenta

El informe recomienda que las autoridades adopten medidas que limiten los efectos de la pandemia en las mujeres. Entre estas destacan crear transferencias directas a familias vulnerables, preservar los vínculos laborales, ofrecer incentivos para compaginar el trabajo con las responsabilidades del cuidado familiar, mejorar el acceso a la atención sanitaria y la planificación familiar y ampliar el apoyo a las pequeñas empresas y trabajadores independientes.

También destaca el informe que se deben formular políticas que aborden la desigualdad de género. Al respecto, sugiere establecer condiciones e incentivos para que las mujeres se introduzcan en el mercado de trabajo formal. Hay sólida evidencia de que políticas fiscales con perspectiva de género, como la inversión en educación e infraestructura, los subsidios para el cuidado de los hijos y los permisos de parentales son eficaces para lograr el objetivo.

¿Qué se está haciendo en Venezuela en tal sentido?

Un dato de la encuesta que llamó mucho la atención es que el 16 % de las niñas que no van regularmente al colegio lo hacen porque están embarazadas.

Sin lugar a dudas hay muchas cosas por hacer en Venezuela en cuanto a la brecha de género. Y preocupa mucho que desde el Estado sea muy poco lo que se esté haciendo.

 

Las opiniones emitidas por los articulistas son de su entera responsabilidad. Y no comprometen la línea editorial de RunRun.e