Runrun.es: En defensa de tus derechos humanos

Noticias

Madres de víctimas de desaparición en la frontera entre Colombia y Venezuela piden celeridad en sus casos

Redacción Runrun.es
30/08/2023
De acuerdo con la ONG Fundaredes, más de 531 personas han desaparecido en la frontera, todos estos casos están impunes hasta ahora

Foto: Provea

El Comité Esperanza de Madre (desaparecidos), una asociación de 40 mujeres venezolanas, reclamó que el  Estado venezolano debe tomar acciones de búsqueda en favor de los desaparecidos en la frontera entre Colombia y Venezuela en una protesta en las inmediaciones del Panteón Nacional, en Caracas, en la mañana del 30 de agosto. 

En conmemoración al Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, tres representantes del comité protestaron para exigir celeridad en 41 casos registrados de jóvenes desaparecidos entre Venezuela y Colombia: 27 en la frontera, 7 en el país caribeño y 10 en el país neogranadino.  

Ninguna de esas denuncias tiene el acompañamiento del Estado.

«A nuestros hijos como que se los succionó la tierra», dice Lisbeth Zurita, coordinadora del grupo. Ella organizó el comité en el año 2021, dos años después de que su hijo, Enisael Job Contreras, desapareciera en Cúcuta de camino a Venezuela. 

Enisael viajó a 2019 a Colombia y se dedicó a la venta de víveres, cigarros y artículos de higiene en las minas de Puerto Inírida, en el departamento de Guainía, en la frontera con el estado Amazonas (Venezuela). El primero de julio de ese año se comunicó con su madre y le dijo que iba a cruzar por el puente Santander (estado Táchira) para regresar al país. Desde ese día Lisbeth Zurita no sabe de su paradero.

«He colocado las denuncias, como todas. Ya la Fiscalía está al tanto del caso y otros comités nos están ayudando, como el Comité de la Cruz Roja internacional. Y pido respuestas. Mi hijo desapareció, es como si Cúcuta se abrió en dos y se lo tragó», afirmó. 

Incertidumbre estatal 

Zurita, al igual que Human Rights Watch reconoce que grupos paramilitares como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) están en la frontera entre Colombia y Venezuela, pero tampoco puede afirmar si el paradero de su hijo está ligado a ese contexto. 

Yaneth Villarreal, otra madre del comité, pidió que busquen a su sobrina, una mujer de 26 años que en octubre de 2021, cuando trabajaba en Colombia, dejó de comunicarse con su familia, entre ellos un hijo pequeño que vive en el estado Mérida (oeste) bajo el cuidado de familiares.

En todos los casos que denuncian no existe información sobre los adelantos de la investigación o no existen esos esfuerzos. Los familiares no pueden reconocer si la desaparición está ligada a actores delictivos o de los dos Estados. 

La ONG Fundaredes, documentó 531 desapariciones de venezolanos en las zonas fronterizas del país desde 2019 hasta 2022. El año año pasado documentaron los casos de 80 mujeres que se trasladaban hacia la frontera para emigrar a otros países «huyendo de la emergencia humanitaria compleja».

Por su parte, el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) registra 211 casos de desapariciones forzadas entre los años 2000 y 2021, «casi en su totalidad impunes». Algunos casos, como el del dirigente social Alcedo Mora, llevan más de 8 años sin ninguna información por parte de las autoridades. 

A finales de junio, los gobiernos de Colombia y Venezuela constituyeron una Comisión de Vecindad e Integración para, entre otros asuntos, comenzar los trabajos de investigación sobre las denuncias relacionadas con la desaparición de personas.

DDHH Olvidados | Hugo Marino cumple cuatro años de desaparición forzada

DDHH Olvidados | Hugo Marino cumple cuatro años de desaparición forzada

El paradero del buzo profesional sigue siendo desconocido y los requerimientos de información de su familia se hunden ante el silencio oficial Al menos 201 personas son reportadas bajo la desaparición forzada en Venezuela bajo…

Con información de EFE

Una base de datos de mujeres y personas no binarias con la que buscamos reolver el problema: la falta de diversidad de género en la vocería y fuentes autorizadas en los contenidos periodísticos.

IR A MUJERES REFERENTES