Redes de trata captan a venezolanas con ofertas engañosas - Runrun
Redes de trata captan a venezolanas con ofertas engañosas
A propósito de estas redes de trata, la ONG Mulier Venezuela reportó, a finales de marzo, el rescate de 1390 mujeres venezolanas durante 2022

Bajo ofertas engañosas de trabajo o una supuesta relación amorosa, las redes de trata de personas captan a las venezolanas en los últimos seis meses, algunas, incluso, son menores de edad.

De acuerdo con un reportaje publicado por EFE, las víctimas, quienes buscan un sueño de una mejor vida, pasan a sufrir una pesadilla de explotación sexual y laboral.

En muchas ocasiones, los tratantes captan niñas y mujeres a través de las redes sociales, vacíos legales y hasta de las necesidades de las víctimas para convencerlas de trasladarse a otro país.

Por ello, debido al incremento de casos en los últimos tres años, las autoridades han intensificado la búsqueda de proxenetas, esclavistas y traficantes de personas en general.

Trabajo convertido en esclavitud

La ONG Tinta Violeta ha documentado denuncias de desapariciones de adolescentes y adultas venezolanas. Todas dejaron de tener contacto con sus familiares después de emigrar.

A estas jóvenes, se les engaña ofreciéndoles trabajo de camareras, promotoras de marca, aseadoras domésticas, entre otros oficios. Posteriormente, la organización descubrió que se documentaban casos de trata.

«En Venezuela, la forma más usual de captación es la oferta de trabajo engañosa. Incluso quiénes aceptan ir a hacer trabajo sexual están siendo engañadas y víctimas de trata», explicó a EFE Daniela Inojosa, directora de la ONG.

Niñas y adolescentes no escapan de la situación

A propósito de estas redes de trata, la ONG Mulier Venezuela reportó, a finales de marzo, el rescate de 1390 mujeres venezolanas durante 2022.

De acuerdo con su monitoreo de medios, de todas las víctimas, 284 son niñas y adolescentes. Además, la organización apuntó que solo 157 casos se registraron en el primer semestre del año.

Un dato preocupante es que, con respecto a la cantidad de víctimas que son niñas y adolescentes, la cifra dobla la de 138 que reportó la ONG durante el año 2021.