Aumentan los casos de depresión, pánico e intentos de suicidio en Venezuela - Runrun
Aumentan los casos de depresión, pánico e intentos de suicidio en Venezuela
Profesionales alertan que es necesario comunicar las emociones, apoyarse en seres queridos y buscar ayuda profesional ante el aumento de pánico, depresión e ideaciones suicidas en la población venezolana

Psicólogos y psiquiatras sostienen que la salud mental debe ser prioridad como asunto de salud pública durante la alarma sanitaria por la pandemia de COVID-19, en un momento en el que aumenta la ansiedad, el pánico, la depresión y las ideas suicidas conforme se agudiza la emergencia humanitaria compleja.

Venezuela atraviesa una crisis multinivel. El venezolano debe enfrentar duelos continuos, no solo de muertes físicas. La cada vez mayor restricción de acceso a los derechos básicos como la salud y la vida también ocasiona sentimientos de pérdida, lo que genera impactos psicológicos que amenazan la salud mental por sentir que no se tiene el control sobre situaciones complejas, así lo explica la psicóloga y miembro de Psicólogos Sin Fronteras, Siboney Pérez.

La psicóloga informó que en los últimos dos meses hubo un aumento de los casos de depresión, pánico, ideación suicida e intento de suicidio en sus consultas, de las 17 personas que atiende semanalmente, al menos cinco tienen ideas suicidas y dos han intentado suicidarse.

“Ahorita el aislamiento también contribuye con la depresión y la tristeza, eso lleva a que la gente piense que es mejor quitarse la vida. Muchas personas se sienten incapacitadas incluso para pedir consejo y asesorías”, explicó Pérez.

94 suicidios fue el saldo que contabilizó el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) durante el primer semestre de 2020 en el país. A partir de marzo —con el inicio de la cuarentena por COVID-19— los casos aumentaron exponencialmente, en abril hubo 14 suicidios, en mayo hubo 36 y hasta el 29 de junio la organización contabilizó 17 casos más.

El estudio del OVV determinó que 35% de las personas que se quitaron la vida, lo hicieron por motivos vinculados con la emergencia humanitaria compleja que atraviesa el país, 29% de las personas tenían depresión clínica, y 27% tenía problemas con su pareja.

Los expertos en salud mental señalan que el contexto venezolano es bastante complejo, y por ello requiere que el Estado reconozca que la salud mental de la mayor parte de la población en el país está en riesgo para implementar políticas públicas adecuadas.

*Lea más en Correo del Caroní